(76) La verdad de las Escrituras –I. José Antonio Pagola

–Perdone, las Sagradas Escrituras…
–Sí, así es, porque «la revelación que la Sagrada Escritura contiene y ofrece ha sido puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo» (Vat. II, DV 11).

Reforma o apostasía. Este blog viene señalando en el edificio de la Santa Iglesia los lugares afectados por aquellas ruinas más peligrosas, que con más urgencia exigen remedio. Por eso he tratado con especial insistencia de los errores doctrinales, porque son los más ruinosos para la Iglesia, ya que afectan a su propio fundamento.

De los 75 artículos publicados en este blog, más de 30, los últimos, han tratado de los errores doctrinales más difundidos hoy en la Iglesia: teólogos disidentes y teólogos ortodoxos no combatientes (42-44), reprobaciones tardías (45-47), indigenismo teológico desviado (48-50), errores en cristología, liturgia y moral (Olegario, Borobio, Flecha, 51-55), grandes rebajas arrianas y pelagianas del cristianismo (Schillebeeckx, modernistas, etc. 57-60), voluntarismos pelagianos o semipelagianos (61-65), luteranismo y quietismo (66). Es necesario reafirmar hoy la verdad católica sobre gracia-libertad (67-71), como lo hace Sta. Teresa del Niño Jesús (72-75). Sin embargo, por algunas consideraciones prudenciales, he ido demorando hasta ahora un tema que de suyo habría que haber examinado al principio: las interpretaciones falsas de la Sagrada Escritura.

Analizaré, pues, ahora como ejemplo la obra de Pagola sobre Jesús. Pero aviso desde el principio que sus errores no son propiamente suyos, personales. Los hallamos ya formulados de modo casi igual en sectores liberales protestantes del siglo XIX. Los encontramos también en González Faus, S. J., Jon Sobrino, S. J., Torres Queiruga y en un gran número de teólogos actuales españoles y extranjeros. Son errores ampliamente difundidos en parroquias, catequesis, comunidades de religiosos o de laicos. El «caso Pagola», por tanto, es sólo una anécdota en esa selva de innumerables errores. Y únicamente elijo analizarlo por la extraordinaria difusión de su obra.

Don José Antonio Pagola (Añorga, Guipúzcoa, 1937), sacerdote diocesano de la Diócesis de San Sebastián, ha sido profesor en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Vitoria. Durante el episcopado de Mons. José María Setién en su diócesis, hasta el 2000, fue muchos años Vicario General, y algunos, Rector del Seminario. Siendo Obispo de la diócesis Mons. Juan María Uriarte, Pagola ha sido director del Instituto de Teología y Pastoral. Ha publicado un buen número de obras, y sus escritos tienen una amplísima difusión en diversos diarios y revistas, así como en internet.

Jesús. Aproximación histórica (Editorial PPC, Madrid septiembre 2007, 542 páginas) ha sido sin duda la obra más notable de Pagola, y tuvo en pocos meses ocho ediciones. Ya en diciembre de 2007, Mons. Demetrio Fernández, entonces obispo de Tarazona, publicó una nota reprobatoria: El libro de Pagola hará daño, y un cierto número de autores publicamos también poco después artículos en el mismo sentido. La Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, con la autorización de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, hizo también graves objeciones a la obra (18-VI-2008) en una Nota de clarificación sobre el libro de José Antonio Pagola, «Jesús. Aproximación histórica». Posteriormente, en septiembre de 2009, con el nihil obstat de Mons. Uriarte, se publicó en PPC una «9ª edición renovada»; pero poco después la misma Editorial mandó retirarla de las librerías. Los comentarios míos que siguen remiten a la edición 4ª, de 2007.

Un método histórico y exegético inaceptable. La aproximación histórica a Jesús implica necesariamente una exégesis bíblica, ya que los datos fundamentales que el investigador tiene sobre Jesús están en la Sagrada Escritura. Ahora bien, como no sea de la mano de la Iglesia, no es posible entrar en el jardín de las Escrituras sin pisotear las flores. Por eso el Concilio Vaticano II afirma un principio fundamental para la interpretación verdadera de la Sagrada Escritura: Tradición, Escritura y Magisterio «están unidos y vinculados, de tal modo que ninguno puede subsistir sin los otros» (DV 10). Pagola, por el contrario, prescindiendo del marco tradicional y eclesial, busca a Jesús ateniéndose al historicismo racionalista y a una cierta exégesis crítica, que se quedan al servicio de su propia ideología teológica. La Nota de la Comisión de la Fe señala en esta mala metodología

«a) la ruptura que, de hecho, se establece entre la fe y la historia [él hace con frecuencia que la historia niegue lo que la fe afirma]; b) la desconfianza respecto a la historicidad de los evangelios [la niega siempre que afirman algo que él quiere negar]; y, c) la lectura de la historia de Jesús desde unos presupuestos [ideológicos] que acaban tergiversándola» (nº 3). Es, pues, un libro, según Mons. Demetrio Fernández, «que presenta a un Jesús vaciado y rellenado, según la técnica de la desmitologización promovida por R. Bultmann, y que otros autores han seguido en las últimas décadas: E. Schillebeeckx, J. Sobrino, etc., cada uno a su manera… Por ese camino podemos presentarnos un Jesús a nuestra medida y a nuestro gusto, según la moda del momento, y hacerlo además con argumentos de crítica histórica… Es como si la Iglesia hubiera adulterado el mensaje y tuviéramos que acudir a las fuentes más puras para reencontrar al Jesús perdido, y todo ello so pretexto de historicidad. Esto me suena a prejuicio de A. Harnack, historiador protestante liberal [1851-1930], maestro de R. Bultmann [1884-1976]».

Benedicto XVI, en el prólogo de su libro Jesús de Nazaret, después de valorar debidamente el método exegético histórico-crítico, advierte que las «reconstrucciones de Jesús» que se intentan a veces ateniéndose a tal método, sin otros apoyos mayores, son falsas. «Quien lee una tras otra algunas de estas reconstrucciones puede comprobar enseguida que son más una fotografía de sus autores y de sus propios ideales que un poner al descubierto un icono que se había desdibujado». Así sucede en este caso. La aproximación histórica del libro que ahora examinamos no nos muestra el verdadero rostro de Jesús, sino el rostro de don José Antonio Pagola.

Los Apóstoles dan testimonio de lo que han «visto y oído» (Jn 19,35; 1Jn 1,1-3; Hch 2,22; 4,20; 5,32; Catecismo 126 y 515)). Pagola, por el contrario, estima que si se busca la verdad histórica de Jesús, es preciso prescindir de todo testimonio de la fe. Es por tanto necesario ignorar la luz que da sobre Jesús la Iglesia, todavía indivisa, en los siete primeros Concilios ecuménicos. Antes, es preciso ignorar todo lo que sobre Él dicen los profetas del Antiguo Testamento. Y más aún, ni siquiera hay que tener en cuenta lo que dicen de Jesús en el Nuevo Testamento aquellos que convivieron con él durante años, como Pedro, Juan y Mateo. Pagola contra-dice sus testimonios siempre que no encajan en su personal cristología. Si los Apóstoles, por ejemplo, afirman que «vieron», que «tocaron» a Jesús, y que «comieron» con él después de su resurrección, él no tiene ningún inconveniente en negar la veracidad de esas afirmaciones apostólicas.

Y es que estima que estos modos de hablar de Cristo, al proceder de creyentes, no son neutrales, no dan, pues, la verdad histórica de Jesús, sino que, desde el punto de vista estrictamente científico, están ya contaminados por la fe católica, que se fue desarrollando en los primeros discípulos después de la resurrección. Una investigación rigurosa de la figura histórica de Jesús exige no tenerlos en cuenta.

Pagola intenta, pues, a veinte siglos de distancia, una «aproximación histórica» a Jesús, que emplea únicamente el método histórico-crítico y otros métodos complementarios –el acercamiento sociológico, la antropología cultural, algunas claves de la teología de la liberación y del feminismo–. Solo deja que le acompañen en su tarea un cierto número de exegetas de su elección y algunos teólogos progresistas. No ignora «el testimonio neutral de los escritores romanos» (485), como Flavio Josefo y Tácito, que hacia el año 100 hablan de Jesús. Y también tiene en cuenta los Evangelios apócrifos. Pero preserva escrupulosamente el carácter científico de su investigación histórica, protegiéndola de todo testimonio de la fe, aunque éste proceda de los propios compañeros de Jesús, como Juan o Mateo, o de discípulos directos de los Apóstoles, como Clemente Romano o Ignacio de Antioquía, o casi directos, como Justino o Ireneo.

Por otra parte, tengamos claro desde el principio que Pagola, a esta «aproximación histórica» a Jesús, une la exposición de muchas doctrinas de teología dogmática y moral, que con bastante frecuencia son inconciliables con la fe católica. Sus errores, pues, no se circunscriben a la cristología. Lo iremos comprobando en seguida.

Jesús nunca pensó en fundar la Iglesia. Lo afirma Pagola como si fuera una verdad científica, históricamente demostrable. «Jesús no dejó detrás de sí una “escuela”, al estilo de los filósofos griegos, para seguir ahondando en la verdad última de la realidad. Tampoco pensó en una institución dedicada a garantizar en el mundo la verdadera religión. Jesús puso en marcha un movimiento de “seguidores” que se encargaran de anunciar y promover su proyecto del “reino de Dios”» (467). «Jesús no pretendió nunca romper con el judaísmo ni fundar una institución propia frente a Israel. Aparece siempre convocando a su pueblo para entrar en el reino de Dios» (474-475). Menos aún pensó en establecer una comunidad con autoridades sagradas propias.

«En el movimiento de Jesús desaparece toda autoridad patriarcal y emerge Dios, el Padre cercano que hace a todos hermanos y hermanas. Nadie está sobre los demás. Nadie es señor de nadie. No hay rangos ni clases. No hay sacerdotes, levitas y pueblo. No hay lugar para los intermediarios. Todos y todas tienen acceso directo e inmediato a Jesús y a Dios, el Padre de todos […] Sus seguidores, hombres y mujeres, se sientan en corro alrededor suyo; nadie se coloca en un rango superior a los demás; todos escuchan su palabra y todos juntos buscan la voluntad de Dios» (291). «Por eso en ninguna de las tradiciones evangélicas se presenta a alguien desempeñando algún tipo de función jerárquica dentro del grupo de discípulos. Jesús no ve a los Doce actuando como “sacerdotes” con respecto a los demás» (292).

Omite Pagola que Jesús, de entre todos sus discípulos, constituyó mediante elecciones personales el grupo de los Doce, encabezados por Pedro, dándoles una especial autoridad de «atar y desatar» (Mt 16,19; 18,18). Ese dato, por lo visto, no tiene para él fuentes históricas suficientes que lo acrediten. Sin embargo, es un dato que no sólo es cierto en la Escritura, sino que también está confirmado por el hecho de que hallamos ya al principio iglesias locales regidas por Obispos, presbíteros y diáconos. Por eso, de ser cierto lo que Pagola afirma, habría que concluir que Pedro, Pablo, Clemente romano, Ignacio de Antioquía, o veinte siglos más tarde, el Vicario General de San Sebastián, malentendieron o traicionaron «el proyecto de Jesús», ostentando abusivamente una autoridad espiritual falsa.

Consta, en efecto, que ellos presidieron y gobernaron pastoralmente sus Iglesias, que afirmaron su autoridad apostólica (2Cor 10,1-11), y que llegaron a excomulgar en casos extremos (1Cor 5,1-5), cumpliendo lo dispuesto por Jesús (Mt 18,15-18). Desde el mismo inicio de la Iglesia, rompieron, pues, «el corro» igualitario proyectado por Jesús, estableciendo una Jerarquía apostólica (hier-archia, sagrada-autoridad; del griego, hieros, sagrado, y arkhomai, yo mando).

Por el contrario, en la visión de Pagola, no es Cristo el fundador verdadero de esa gran institución sagrada que es la Iglesia, «sacramento universal de salvación» (Vat II: LG 48; AG 1). Él nunca pensó en fundarla. La Iglesia nació de los hombres, de ciertas necesidades históricas concretas. Por eso Pagola omite el acontecimiento de Pentecostés, contrario a su tesis:

«Jesús ni pudo ni quiso poner en marcha una institución fuerte y bien organizada, sino un movimiento curador que fuera transformando el mundo en una actitud de servicio y amor» (292). «Nunca pensó en un grupo cerrado y excluyente. No quería formar con ellos una comunidad de “elegidos” de Dios» (293). «Lo que más le interesa a Dios no es la religión, sino un mundo más humano y amable» (465). «Pertenecer a la Iglesia es comprometerse por un mundo más justo» (466). «Seguir a Jesús pide desarrollar la acogida. No vivir con mentalidad de secta. No excluir ni excomulgar» (467).

Jesús «no quiso, ni pudo» impulsar una fuerte institución, una Iglesia… Pero resulta que muy pronto una Iglesia, cada vez más fuerte y extendida, se formó de hecho en gran parte del entorno mediterráneo.Ya ven ustedes: quienes excusan el Jesús de Pagola, alegando que un estudio histórico es algo muy distinto de un tratado teológico, tendrían que comenzar por reconocer que su aproximación histórica es en gran medida arbitraria. Está al servicio de unas doctrinas teológicas y morales falsas. Dios mediante, lo seguiremos comprobando.

José María Iraburu, sacerdote

Índice de Reforma o apostasía

44 comentarios

  
Blanca Guerrero
Como en anteriores ocasiones, su análisis ayuda a entender qué es lo que está en juego en estas "aproximaciones", "relecturas" y cosas parecidas. Nos jugamos la fe, la vida de los católicos y la existencia de nuestra sociedad. Si Jesús de Nazaret no fundó la Iglesia, si el núcleo de su mensaje es la compasión, si la Resurrección es una "experiencia progresiva que tuvieron las discípulas y discípulos de Jesús"... ¿en qué fundamento mi fe, esperanza y caridad? ¿por qué pertenezco -y financio- a mi Iglesia y a mis misioneros, pudiéndose hacer lo mismo tal vez más cómoda y eficazmente desde una ONG laica? ¿por qué sostiene la catequesis que tengamos unos sacramentos de salvación como el bautismo o la reconciliación-penitencia o la eucaristía? Es una pena, pero le pongo un ejemplo:

En mi parroquia, no precisamente vasca, en la Vigilia Pascual (señalo este dia por ser el día más grande del Año Litúrgico, creo, pero es SIEMPRE que preside el párroco y no alguno de sus coadjutores) tanto los powerpoints que ilustran la Eucaristía, como la homilía, como las oraciones propias y la oración de los fieles, como -esto fue especial de este año- el prefacio y plegaria eucarística (salvo la oración de Consagración) fueron "compuestas" de acuerdo con la predicación de este tipo de enseñanzas "aproximativas"). Es un abuso grave, que ya he hecho conocer a mi obispo, quien tiene otras denuncias sobre este y otros varios sacerdotes párrocos, y que va cambiándolos, poco a poco, bendito él.

Lo que quiero decir es que Pagola, Torres Queiruga o Aguirre, además de González Faus etc etc, siguen siendo, llevan siendo demasiados años, décadas, los "verdaderos maestros" de un número demasiado grande de sacerdotes con puestos de responsabilidad, superiores-as religiosos-as y "laicos comprometidos" también en la enseñanza, la pastoral y la catequesis.
09/04/10 12:58 PM
  
David
Buenas tardes padre.

De nuevo darle las gracias por el artículo.

Sobre lo que dice al principio: "Sin embargo, por algunas consideraciones prudenciales, he ido demorando hasta ahora un tema que de suyo habría que haber examinado al principio: las interpretaciones falsas de la Sagrada Escritura.", quería preguntarle, si una vez acabado este tema, y si no han salido en los artículos que publique, pudiera usted dedicar algún tiempo a algunas interpretaciones falsas que se suelen usar para, por ejemplo, ser desobedientes.
Estoy en un grupo juvenil y a veces saltan con algunas citas que parece que les da la razón, y me cuesta bastante encontrar una respuesta.

Gracias de todas formas, y esperando me quedo al siguiente artículo.

Un abrazo en Cristo y María.
---------------------------
JMI.- Mire en http://www.gratisdate.org/nuevas/sintesis/ch4.7.htm
En esa "Síntesis de espiritualidad católica" se dedica un capítulo a la Obediencia, donde espero halle las respuestas que necesita.
09/04/10 3:31 PM
  
David
Y de paso pedir permiso (no sé si ya lo hice alguna vez) de poder imprimir sus artículos y entregarlos.

Un abrazo en Cristo y María.
--------------------------------
JMI.- Claro que puede imprimir mis artículos.
Pagando, por supuesto: 3 Avemarías + el IVA.
09/04/10 3:34 PM
  
Airalo
Pues ¡ójala! siguieran muchos años más. Hacen falta en la Iglesia personas, discípulos de Jesús, enamorados de su mensaje pero sobre todo de Él y que transmitan no sólo verdades sino sobre todo convencimiento y frescura en la praxis cristiana.
Hace falta despojarse de alforjas y volver a caminar los senderos donde el polvo muerde los pies pero tambiñen donde está el ser humano en todas sus expresiones.
Eso valoro de este hombre y algo así nos falta para ser la Iglesia profética que los apóstoles y otros discípulos y discípulas de Jesús comunicaron con tanto gozo y en lo que parece que tanto nos cuesta creer.
No nos hace bien dividir, nos hace mejor el sumar y tratar de DIALOGAR sin cuestiones pre-fijadas. La Iglesia es plural, guste o no guste, y aquí no sobra nadie.
--------------------------
JMI.- Muy bonito todo. Pero ¿Cristo fundó la Iglesia o no?
Al grano, y menos literatura.
Divide el que enseña doctrinas inconciliables con la doctrina católica. Y une el que afirma la verdad católica y combate a quienes la niegan.
Solo en la enseñanza de la Iglesia puede darse la unión de todos.
09/04/10 4:04 PM
  
Jordi Morrós
Como de costumbre le felicito por el post.

Pero no me gusta el hecho de que se publiquen listas de teólogos a los que se critica a "grosso modo". Todo se puede criticar sin duda en esta vida y como no en cuestiones tan volátiles como la formulación intelectual de los misterios de la fe, pero entiendo que nunca mediante listas genéricas sino mediante análisis concretos y pormenorizados.

Y la crítica a Pagola es la de siempre. Se le crítica por lo que no ha escrito más que por lo que ha escrito. Su libro sobre Jesús de Nazaret no es un tratado de cristología sino tan solo una aproximación histórica, y una persona con una cultura tan amplia como la suya sabe sin duda las diferencias que hay entre ambos tipos de publicaciones.

Y ahora volviendo al terreno de la fe. A mi me sorprende bastante como el libro de Pagola que no es explícitamente un tratado de fe haya ayudado a muchas personas a acercarse o quizás a volverse a acercar a la figura de Jesús. Para mi eso sólo ya justifica y recompensa la obra, aunque probablemente se le puedan hacer críticas des del terreno de la dogmática católica.

Le reitero el agradecimiento por sus rigurosos análisis dogmáticos.
---------------------------
JMI.- Doy muchas citas textuales de Pagola. No le critico por lo que no ha dicho sino por lo que sí ha dicho.
09/04/10 4:53 PM
  
Benigno Soto
El otro día vi un montón de Jesús. Aproximación histórica en la Librería Diocesana. Estaban junto al mostrador, como los chicles Trident y los caramelos Halls suelen estar junto a la cobradora del Supermercado. ¿De verdad PPC ha "retirado" la 9ª edición del Jesús de Pagola o es solo una leyenda urbana? ¿Alguno los ha visto también en la/las librerías religiosas de su lugar?
09/04/10 5:04 PM
  
Hector
He asistido, como oyente personal a la Facultad de Teología de la "Universidad Católica" de la capital de mi país. allí para personas que tenían un pre-grado y quisieran aprender un poco de Teología, abrieron un "Diplomado en Estudios Avanzados de Teología" y con eso uno puede optar por un Magister (Master, Maestría), en dicho diplomado, imparten Cátedra, tanto miembros del clero, como "fieles" laicos, las cosas que uno escucha allí son lamentables verdaderamente, cada vez, está mas y mas extendida la idea de que Jesús no fundó la Iglesia, que fue idea de Pablo, Algún Apóstol, o algún Concilio por allá en el siglo IV, con la figura de un famoso emperador (venerado como Santo en la Iglesia Ortodoxa) que lleva unos cuantos años de moda, hasta he escuchado declaraciones del profesor como que "El Purgatorio y el Infierno no existen", "La Piedad y devociones son ridículas, hay que tener una fe madura", Gracias a Dios esta idea parece estar mas extendida en los "fieles" que en los miembros del clero que imparten clases, aunque cuando se les pregunta directamente a los miembros del clero, cuestiones de esta índole, prefieren "irse por la tangente" (en especial los SJ, exceptuando afortunadamente al Profesor-Sacerdote que enseña Historia de la Iglesia), no se si porque en el aula existen miembros de otras creencias (protestantes y judíos), o porque no se lo creen mucho, después de todo, mandan a leer a Marina, Kung, entre otros, que enseñan estas aberraciones, las referencias recomendadas parecen abandonar a los autores que van en linea con el Magisterio. y evidentemente la figura del mismo Jesús no se escapa de eso... Gracias padre por el post. es lamentable todo lo que estamos viviendo.
09/04/10 5:51 PM
  
Luis Fernando
Una cosa sí es cierta. Pagola no se inventa sus errores. Los recoge de otros, los asume y los difunde.

Por eso necesario que la Iglesia vaya más allá de este libro concreto de Pagola. Hay mucho material que necesita igualmente ser puesto en evidencia. El hecho de que Pagola tenga más difusión no es excusa para no hacer lo otro.
09/04/10 7:03 PM
  
Sócrates
Ha dado usted respetable sacerdote de la Santa Iglesia Católica de Jesucristo, en el epicentro en el núcleo principal de la cuestión. En el meollo.

La roca de Pedro, debe ser destruida y erradicada desde la demolición de su Santa Doctrina.

La cuestión actual y principal consciente por inteligencia criminal diabólica e inconsciente por ignorancia errada y culpable, es destruir a Jesús de Nazaret desde sus cimientos.

Dios debe ser errado y destruido, por orden de los poderes ocultos, de las mafias y de las sectas de la nueva era acuario.
Es destruir y demoler la Sagrada Escritura. Destruir y demoler la Santa Iglesia y sus Dogmas y Liturgia y sana Doctrina. Y por supuesto el Papado, el Vaticano y su Curia y las Jerarquías de toda la santa Iglesia.

Hace extraordinariamente bien DEFENDIENDO SU DOCTRINA.
Si la sana Doctrina permanece, NO PODRÁN CON DIOS NI CON LA SANTA IGLESIA.

Felicidades por su inteligente, claro, rotundo y lúcido artículo de hoy. Que ya verá como trae cola dentro de la perversa progresía.

Atentos saludos y beso respetuosamente su mano.

¡¡¡ FUERZA Y ADELANTE CON GRACIA, VALOR Y MUCHA FE ¡¡¡.
09/04/10 7:22 PM
  
Luis I. Amorós
Efectivamente, el estudio histórico de Pagola es arbitrario, pobre y parcial. En el punto concreto que trata en este artículo, padre, se le puede refutar de muchas formas. Jesús tiene un grupo de discípulos, y las Escrituras dan testimonio de que entre ellos selecciona a 72 para hacer misión (para lo cual no envía a los demás), y que entre estos escoge a 12 para ser apóstoles, y entre ellos a uno elige por encima de los demás para ser la piedra sobre la que se sustente la comunidad. Además hay un grupo específico de mujeres que le seguían a donde iba.
Tras su ascensión, los apóstoles eligen a un sustituto para Judas, precisamente para mantener el número simbólico de 12 que Cristo ha establecido. En los Hechos y las cartas se aprecia como las comunidades están regidas por diáconos y jefes, los cuales se comunican entre sí y resuelven sus problemas. Tenemos el concilio de Jerusalén del año 50, donde se convoca a los "apóstoles y ancianos". Fuera de los canónicos, pero casi contemporáneos, tenemos los testimonios de la Didajé, el Pastor de Hemas, las cartas de san Ignacio y san Clemente... un auténtico aluvión de testimonios de que las primeras comunidades cristianas se organizaron con los profetas, los ancianos (presbíteros) y los obispos (epískopos), y progresivamente más funciones específicas (diáconos, viudas, y un largo etcétera).

Por supuesto que el fin de la Iglesia no es una organización humana concreta, sino llevarnos a todos al amor de Dios, pero argumentar eso desde la negación de la comunidad real fundada por Cristo y continuada por sus mejores amigos y más firmes testigos de su Palabra, es sonrojantemente pobre para un teólogo. A menos que niege veracidad al testimonio apostólico en su conjunto (no sólo al evangélico), con lo cual él mismo se cerraría la posibilidad de saber nada auténtico del mensaje de Cristo, puesto que la fuente de la que bebe estaría contaminada (según su visión).

Creo que los que defienden a capa y espada este tipo de visiones, porque les hace sentir más cómodos con una mentalidad modernista, deberían reflexionar seriamente sobre lo absurdo de la posición supuestamente "historicista" y a la vez de fe de Pagola, que niega la veracidad de los textos históricos sobre los que se funda su fe.
09/04/10 8:22 PM
  
José Luis Mangado Arteche
250 curas guipuzcoanos firmaron hace poco una carta solidarizándose con Pagola, cuando retiraron su libro de las librerías.
¿250 curas guipuzcoanos creen que Cristo no fundó la Iglesia? Me parece un poco increible.
------------------------------
JMI.- Yo tampoco me lo creo.
09/04/10 11:04 PM
  
Luis Fernando
En muchas ocasiones, cuando se produce una recogida de firmas de apoyo a un teólogo heterodoxo o cuasi-heterodoxos, los firmantes no sostienen necesariamente las tesis teológicas del "apoyado", pero sí defienden su supuesto derecho a expresarlas y difundirlas entre los fieles.

Hablo de supuesto porque mientras que un ciudadano libre, en un estado de derecho, puede escribir lo que le venga en gana, si es un teólogo o sacerdote que quiere tener la condición de católico, no puede ser tan libre para separarse del magisterio de la Iglesia. Y si se separa, lo honesto que él mismo se separe oficialmente de aquella en cuya doctrina no cree. Y si no lo hace voluntariamente, es deber de la jerarquía el separarle, dejando siempre la puerta abierta a la acogida en caso de arrepentimiento y corrección de los errores.

El problema es que llevamos demasiado tiempo en que no se hacen así las cosas. Este blog y este portal tiene su razón de ser en combatir esa triste realdiad.
09/04/10 11:41 PM
  
Blanca
Añado. Cuando se produce una recogida de firmas entre sacerdotes del clero secular o religioso y entre profesores o profesoras, de apoyo a un teólogo heterodoxo o cuasi, o de rechazo a un obispo ortodoxo o cuasi, los firmantes no siempre se encuentran en circunstancias en puedan libremente firmar o no firmar. En particular, si ello sucede en el País Vasco o Cataluña.

Añado. Como he narrado en mi comentario anterior, es casi más grave lo que estos teólogos no dicen que lo que dicen.

-Si un sacerdote en la homilía de Navidad o del Domingo de Resurrección afirmase que María no fue virgen y que Jesús fue el primero de los hijos de José y María; o que la Resurrección de Jesús no sucedió de hecho sino sólo en la mente de las mujeres y demás discípulos, y que todas las apariciones de Jesús hasta su Ascensión son relatos imaginados y repetidos por ellos... nos levantaríamos todos y nos saldríamos de Misa.

-Pero si un sacerdote en la homilía o la catequista de mis hijos afirma una y otra vez, durante días, semanas, años, que un cristiano adulto es el que sabe que, como todos los estudios bíblicos han mostrado, lo más importante del Nacimiento de Jesús es que nosotros sus seguidores estamos metidos en el gran movimiento de la compasión de Dios y desde donde nos encontremos, agnosticismo, liberalcristianismo, budismo o la nada, nos unamos para compadecernos mutuamente en una IGLESIA UNIVERSAL de ministerios compartidos y sin jerarquía ni leyes ni privilegios; y lo más importante de la Resurrección de Jesús es que nosotros sus discípulas y discípulos sigamos sintiendo la vida nueva de Jesús resucitado y liberemos de la opresión YA a todos los marginados y oprimidos por los poderes políticos y religiosos malísimos de nuestros días... ocurre que poco a poco sacerdotes religiosos y seglares nos creemos lo que dice el bondadoso predicador, nos olvidemos del 99% de la fe y la moral de la Iglesia católica... y nuestra sociedad se seculariza y desmoraliza hasta el punto en que nos encontramos.

------------------------------
JMI.- No sé si será Ud. una santa, Dios lo quiera; pero desde luego "tiene más razón que un santo".
10/04/10 11:35 AM
  
Ricardo de Argentina
A mí me parece que ha sido muy grave que algunos obispos de la Iglesia encubriesen los casos de pederastia, en lugar de deslindarse clara y terminantemente de esa "suciedad" moral en tiempo y en forma.

A mí me parece que es gravísimo que la Iglesia deje sin la condigna sanción a aquellos de sus ministros que intenten deformar a NSJC, en lugar de deslindarse de la "suciedad" doctrinal que esos predican, a fin de que no queden dudas sobre algo tan esencial para nuestra Fe.

En ambos casos, menudo escándalo para "los pequeños".

Y en el caso de la disolución doctrinal, jamás vamos a tener a los medios mundanos señalando a los disolutos, al contrario, por lo que será necesario actuar de motu proprio y a contramano de esos medios.¡Vaya tarea!

Considero que sus denuncias y clarificaciones, muy admirado P. Iraburu, son un importante aporte en ese sentido.
10/04/10 4:18 PM
  
David
Buenas padre.

Gracias por responder. Sobre el precio de las fotocopias, espero que sea por cada impresión masiva :D.

Estuve escuchando sus audios sobre la Obediencia, y, que yo recuerde (puede ser por torpeza mía o porque no logré sacar la respuesta) no se me resolvió la duda.

La expongo aquí por si más adelante usted la pudiese tener en cuenta:

El caso es que para desobedecer alguna ley/norma de la Iglesia (p.e. asistir a Misa el domingo) sacan el pasaje donde supuestamente Jesús infringía la ley del sábado tal como se lo reprobaban. Luego comparan diciendo que uno puede desobedecer una norma si lo ve conveniente (p.e. normas litúrgicas).

Un abrazo en Cristo y María.
----------------------------------
JMI.- Hay normas que NUNCA pueden ser desobedecidas: "no cometerás adulterio". Hay normas positivas, ir a Misa los domingos, que A VECES, si hay una causa grave proporcionada (cuidar a un enfermo que no puede dejarse solo) es lícito no cumplir.
De todos modos yo le remitia no a los audios, sino al libro Síntesis de Espiritualidad Católica, cap. La obediencia.
10/04/10 4:22 PM
  
Dan
Vd. trata un tema complicado.Pues cuando se habla de Jesus, hay dos vertientes bien definidas: el jesús histórico, sometido a las principios y leyes del estudio cientifico-histórico, que no es igual que el de la física, quimica y biologia, y el Jesus de la Fe que escapa de todos los anteriores procedimientos y que está sometido a diversas interpretaciones, como sucede con todos los teólogos que ha citado en su escrito. Por eso hay que diferenciar que cuando se somete uno al Jesús de la Fe es un tema personal e intransferible y que entra dentro del campo interno y no científico.
¿Alguien la leído de Juan Arias: "El gran secreto de Jesús? Me gustaría conocer opiniones. Muchas gracias.
----------------------------
JMI.- Así piensan los que que siguen a Pagola.
¿Pero Cristo quiso o no quiso fundar la Iglesia?
¿No se sabe? ¿Da igual? Pagola dice que no.
10/04/10 7:40 PM
  
M. Angeles
La deformación doctrinal es algo gravísimo que no se tolera en ninguna parte. ¿Por qué debe ser tolerada en la Iglesia? Si un médico se niega a tratar con un antibiótico potente, vía EV y a altas dosis una meningitis, se cae con todo el equipo y puede despedirse de su profesión, porque no se tolera una omisión de ese calibre. Si un ingeniero, para simplificar los cálculos, toma como valor del número Pi 3,00 en lugar de 3,141599... puede dar por seguro que no le encargarán más proyectos.
¿No debe haber vigilancia en la Iglesia? ¿Vale menos la Fe y la salvación eterna de los débiles que la salud o la seguridad de un puente? ¿Cómo puede un obispo dar el nihil obstat a un libro que dice que Jesús no quiso fundar la Iglesia? ¿Puede una librería diocesana difundirlo? ¿Puede un sacerdote solidarizarse con quien escribe semejante cosa? ¿Como se entiende que dé clases, año tras año, en una Facultad de Teología? ¿Con qué cara nos dicen que apuntemos a nuestros hijos a clase de Religión o los llevemos a catequesis si salen con ese buenismo confuso-profuso y difuso viscoso y solidario que tanto se lleva en ciertos sectores eclesiásticos y los restos de lo que fueron Congregaciones religiosas?
Dios le bendiga, Padre, por su claridad. Y nos dé Obispos que tengan más temor al Juicio de Dios que a un los periódicos.
10/04/10 8:01 PM
  
Raúl
El Jesús de la fé y el Jesús histórico son un mismo ser. Es un gran error tratar de diferenciarlos.

Los dos se basan en los mismos textos y en los mismos documentos, es decir, en los Evangelios. Y no sé por qué van a tener que ser aceptados sólo parcialmente, en lo que nos interesa, o en lo que más facil nos resulta creer.

Si se cree que Jesús nació en Belén o que su madre se llamaba María, no entiendo por qué no se va a tener que creer que Jesús resucitó de entre los muertos o que su madre era Virgen. Todo ello se basa en los mismos textos. Y en ellos se pone en boca de Jesús muy claramente que Simón Pedro es la roca sobre la que fundó su Iglesia.
11/04/10 12:46 AM
  
Pablo
¿So las librerías libres de retirar dicho libro? Yo sigo viendólo en las librerias. Y por internet también se consigue. Ya saben, la ley de la oferta y la demanda.
11/04/10 11:41 PM
  
Liliana
Los artículos que el Señor le elige, nos hace clamar al cielo, gracias Padre JMI
Con dolor en el alma, pero con la esperanza de una tierra nueva y un cielo nuevo, porque en estos personajes, que son muchos y ya extendidos en todo el mundo, se cumple lo que se nos dijo, llegara el anticristo.
No hay duda, Cristo volverá a su Iglesia, la que eligió el Padre para que naciera, la que estaba construida sobre arena, porque muchos no reconocieron al Mesías que venia a construirla sobre piedra, con rostro, nombre y universal. Los que hicieron posible esta voluntad del Padre, fueron los que creyeron y adoraron, a Yahvé, el Dios invisible, los Profetas, Simeón, María con su familia, los Apóstoles, pero tan fuerte era el orgullo, la soberbia, el interés de poder, mataron al dador de Vida y Autoridad, pero que no fue vencido, Resucito y quedo como Sumo Sacerdote del Reino hasta que vuelva a juzgar.
Es increíble como leuda la masa del mal espíritu, como aprovecha el demonio al que ignora las Escrituras, al incrédulo, al investigador de los hechos bíblicos, al súper teólogo, es decir, abundan los falsos cristianos, como abundaban los falsos sacerdotes cuando Dios se manifestó hecho Hombre en la tierra, hasta cuando engañaran, no lo se, lo que si se es que no tienen poder, con los que han dado lugar a la Gracia del Señor, cuando mora en el hombre produce astucia y sabiduría para entender y discernir.
La gran babilonia esta contaminando al pueblo de Dios, lo decapita, lo saca del canal de gracia, para ponerlo contra Jesucristo. ¡Que pena ser desgraciado!
Salva al hombre que esta siendo oprimido y esclavo de si mismo.
Rey de Reyes si quieres Tú puedes, devolver la Cabeza, al cuerpo de tu Iglesia, en Ti confió, porque no hay nada imposible para Dios.
Bendito y Alabado sea Jesús Sacramentado. ¡Aleluya! ¡Aleluya!


12/04/10 3:12 AM
  
Jordi Morrós
El téologo y jesuita José Ignacio González Faus ha escrito una reflexión sobre el llamado caso Pagola.

Se puede leer en esta dirección:
http://www.cristianismeijusticia.net/bloc/?p=2790&lang=ca

Supongo que es un tipo de discurso no habitual en este portal de "Infocatolica", pero al menos creo que merece una lectura tan serena como la que se merece los planteamientos de José María Iraburu.
------------------------------
JMI.- Defensas entusiastas del JESÚS de Pagola pueden encontrarse innumerables en las páginas web de Atrio, Religión Digital, Redes Cristianas, etc. etc.
12/04/10 5:57 PM
  
paula
A mí me gustaría saber si Jesús pensó en algo así como la Ciudad del Vaticano o no?
No lo digo por decir, es que necesito saberlo o puedo pensar que eso ha sido un desarrollo histórico y humano como no podía ser de otra manera. Y más o menos acertado, como no podía ser de otra manera.
Puede parecer un disparate pero para mí no lo es.
12/04/10 7:14 PM
  
Ricardo de Argentina
Jordi Morrós:
De la serena lectura de la reflexión de Gonzáles Faus acerca del libro de Pagola, se deduce muy serenamente que se trata de un quintacolumna metido a defender a otro quintacolumna.

Y de la sibilina sofisticación y erudición de sus refinados argumentos, se deduce el lamentable desperdicio de recursos de formación de la Iglesia, los cuales fueron aplicados en ilustrar y en dar valiosas herramientas dialécticas a esta mente tan extraviada.
12/04/10 7:27 PM
  
pedro
hasta aqui todo perfecto, por lo leido parece que hay una conspiracion cotra la Iglesia, pero creo que alguien olvida que la Iglesia somos todos y no solo el estamento eclesial. Por cierto que creo recordar que hay una parabola de Jesús en la que hablaba de un rico que daba comidas para sus amigos y un pobre que solo comia las sobras y quiero recordar que una fue a un sitio y el otro a otro y no se porque me suena que los pobres del mundo (en particular los de America, que son catolicos)son los de las sobras y los magnates y
gran parte de la curia que se codea con ellos los que se asemejan al rico.
Yo particularmente, estoy muy preocupado por dende estare yo, por que creo en Jesus y no me cuadran determinadas actitudes de los que estan es la cupula eclesial, me recuerdan mucho al gran inquisidor de Dostoyevski
un saludo

------------------------------
JMI.- Siga buscándose. "El que busca, halla".
¿Pero Cristo quiso fundar la Iglesia o no lo quiso ni lo pensó? Tisis te cuestion.
12/04/10 10:34 PM
  
Jordi Morrós
Para "Ricardo de Argentina".

Calificar el trabajo de un teólogo jesuita de más de setenta años de trayectoria con los términos "quintacolumna" y "mente tan extraviada" creo que se comenta por si solo.

La disidencia y la crítica dentro de la Iglesia Católica siempre deben ir a unidas a un respeto que no me atrevo a calificar si de "cristiano" o de "humano".

Ah, y por cierto, muy interesante la reflexión de "Pedro" sobre el "gran inquisidor" de Dostoyevski.

Si don JMI no me hace pagar derechos de autor también diría respecto al "gran inquisidor" eso de "that is the question" sobre cuál debe ser el carisma principal de la Iglesia Católica.

Y por encima de todo, y como que nos encontramos en pleno tiempo pascual, no olvidar el meollo de nuestra fe: Cristo ha resucitado, Aleluya, Aleluya.
13/04/10 11:27 AM
  
javier
FELICIDADES POR LA SANA DOCTRINA QUE NOS ENSE;A EN SU BLOG. Y APROVECHANDO QUE EL PISUERGA PASA POR VALLADOLID A VER SI ME PUEDE EXPLICAR LA DIFERENCIA ENTRE ADORAR,ALABAR Y GLORIFICAR
UN SALUDO
13/04/10 5:43 PM
  
Naftul
Dice Pedro: " Yo particularmente estoy preocupado por donde estaré yo...". leído su comentario estoy de acuerdo con usted. Y también me pregunto ¿donde estará D. Pedro?. ¡Animo, en algún lado reconocible para usted mismo aparecerá! No se preocupe. Sobre la pregunta de Paula , voy a pensármelo también. No es vital para la Iglesia pero no deja de tener su "intríngulis". Padre Iraburu, una vez más interesantísimo.
13/04/10 7:43 PM
  
Ricardo de Argentina
Jordi Morrós:
Tiene Usted toda la razón, huelgan los comentarios.
Si un sacerdote de trayectoria tan dilatada, al final de su carrera defiende los extravíos del quintacolumna Pagola, ¿que duda cabe que comparte su extravío y su quintacolumnismo?

En otro orden, claro que no debemos olvidar el meollo de nuestra fe: ¡Cristo ha resucitado! Aleluya!

(o no estará refiriéndose Usted al cristo de Pagola y Faus, ¿verdad? Pues creo que ése ni ha nacido siquiera.)
13/04/10 11:56 PM
  
Joaquín
Varios de vosotros citáis al "gran inquisidor" de Dostoievski. Paréceme que no lo habéis leído, porque yo sí lo he hecho y francamente no sé qué tiene que ver con lo que se discute aquí (la veracidad histórica de las Escrituras).
14/04/10 11:19 AM
  
Mª Pilar
Estimado José Antonio te felicito por el trabajo y servicios que nos aportas en plan de material y reflexiones sobre el evangelio y la persona comprometida de Jesús, no tienen desperdicio e igualmente va para Sor Bene. Un abrazo eta aurrera, ondo segi.Agur

Mª Pilar
09/06/10 12:40 PM
  
Óscar Jesús Aguilera López
Comentario de Óscar Jesús

Realemente es un libro muy controversial, que ha susitado inumerables quejas de obispos y laicos , yo considero el libro de Pagola una Jesulogía mas que un libro para enfatizar los dogmas de la Iglesia, aunque manifieste claramente muchos aspecto con el que no coincidimos .
Pagola nos dice ; cito tectualmente. “ Me interesa el hombre en el que Dios se ha encarnado, cómo es, a quiénes se acerca, qué critica, cómo trata a la mujer, cómo desenmascara una determinada religión. Es la única forma que tengo de conocer a Dios. Si Jesús es un hombre compasivo, que se acerca a los últimos, que busca la dignidad de la mujer, estoy descubriendo lo que es el Dios encarnado”.

Esto no está mal , reconcoe que Jesús es hijo de Dios , a todos sin excepción, nos entusiasma oir esta definicón, algo nuevo que conmueve los corazones, principalmente de los oprimidos, esto hace justicia a la viuda del evangelio del pasado domingo que reclama justicia al juez despiadado que no teme a Dios , hazme equidad , exige hasta cansar al juez .
Para mi pobre conocimiento, el libro que a muchos inquieta, entra en el campo de lo opinable, yo descarto lo que dice de la iglesia, es su interpretación personal y como teologo lo percibe y lo manifiesta. De Pagola me nutro de lo positivo y del Dios compasivo que me presenta.
Yo creo que Jesús configuroó la iglesia y legó a Pedro su primado. Eso para mi no tiene discusión , no doy merito a Pagola por esto.
Se, además que el tema gira por el metodo historico critico empleado por Pagola en su libro , obvia en muchos aspestos , la tradición, escritura y magisterio. Porque realmente estan unidaos inseparable uno del otro , pero como teologo al fin , puede opinar , cabe a la iglesia , con todo su derecho decir a Pagola , por favor ni una edición más , callaos por ahora , como a muchos la iglesia hizo en su debido tiempo y luego al cabo de los años llamó para aplaudirlos y aceptar sun argumentos.
Por último , Pagola respondiendo a las criticas y emplazamientos dijo , cito textualmente :
“Tratando de encontrar siempre lo que nos pueda llevar a un conocimiento y una adhesión más fiel a ese Jesús en el que el Misterio de Dios se ha encarnado y revelado, me estoy planteando la conveniencia tal vez de redactar en el prólogo de mi obra una NOTA PARA CRISTIANOS, que explique y oriente a los creyentes sobre la naturaleza de mi libro, su propósito, sus virtudes y sus límites.”

Es un postura correcta que nos muestra que está dispuesto al dialogo. Tengamos en cuenta además que desde su esperiencia podemos extraer buenas enseñanzas , la iglesia, podría separar y con todo su derecho lo que no convenga de su ideario o de su Jesusología y poner en manos de los predicadores dominicales, los asspectos más importante para convertirnos cada vez al Dios encarnado.
20/10/10 5:39 PM
  
Javier
Gracias J.A. Pagola por la lozania y frescure de tu libro Jesus una aproximacion historica, hace que uno vuelva a encontrarse con el Jesus compasivo que es capaz de transmitir el Amor del Padre a TODOS sus hijos, y que desde nuestro ser cristianos nos sintamos amados y poder amar a todos sin tener en cuenta religion, nacionalidad, estatus social o condicion sexual. un saludo, y nuevamente Gracias
18/08/11 2:18 PM
  
Francisco Tostón de la Calle
Hola, amigos. Creo apasionante esta discusión sobre el Padre José Antonio Pagola. Porque no solo son sus libros los que se juzgan, sino también su persona, su condición de teólogo y de cristiano. Me parece muy repetable y apreciable el aporte del padre Iraburu. Lo que no me agrada es su falta de caridad y su insufrible arrogancia, en dos aspectos al menos.
1. Decir que lo del teólogo José Antonio Pagola es una anécdota en una selva de errores, es de una soberbia insoportable como de quien se siente dueño de la verdad. Además, es contradictorio: ¿cómo es posible que la obra de Jose Antonio Pagola haya tenido tan extraordinaria acogida, siendo algo meramente anecdótico? ¿No será porque responde a muchas inquietudes y satisface muchas búsquedas de cristianos sinceros y sin prejuicios?
2. ¿Cómo es posible que diga el padre Iraburu que la obra del padre Pagola que comenta, no revela el rostro verdadero de Jesús sino el de su autor? ¿Se le ha revelado personalmente Jesús al padre Iraburu, para que él sí sea el genuino conocedor de su verdadero rostro? Por favor, padre, lea la respuesta del padre José Antonio Pagola a sus contradictores y difamadores como usted, con humildad y caridad, y entonces tal vez se acerque un poco más a la imagen de Jesús.
--------------------
JMI.- Yo en mi estudio voy examinando el texto de Pagola y voy mostrando y demostrando, tema por tema, su incompatibilidad con la Tradición y el Magisterio apostólico. Ni difamaciones, ni arrogancias, ni gaitas.
12/10/11 7:36 PM
  
Mikel arizaleta
Aquí aparece, con claridad, el drama de muchos teólogos de la Iglesia católica: que como estudiosos y entendidos del tema saben una cosa, hacen ciencia, conocen los datos, pero como miembros de la Iglesia les está vedado, con reprimenda y anatema, profesar lo que piensan. Se les exige y obliga a la esquizofrenia. La Iglesia católica y sus maestros oficiales son de una intolerancia bestial. Decir Iglesia católica tolerante, respetuosa con el teólogo investigador honesto, es hierro de madera, pura contradicción. ¡Con su pan se lo coman!
-----------------------------
JMI.- El Sr. Mikel Arizaleta, ya se ve, ha leído mucho a Pagola, Aguirre, Masiá, Queiruga, Sobrino, etc. Pagola, p.ej., dice que Cristo no pensó ni de lejos en fundar una Iglesia, distinta de Israel, y menos establecer en ella unas autoridades espirituales, etc. Y el Sr. Arizaleta se lo ha creído.
Lástima.
18/10/11 4:42 PM
  
Mikel Arizaleta
No, sobre todo he leído a investigadores bíblicos alemanes protestantes, que han gozado de inmensamente más libertad en su investigación bíblica que los católico-romanos. Basta ver las investigaciones de unos y otros en el siglo pasado y su aportación al esclarecimiento. El resultado es que el Jesús de la investigación científica y el Cristo,inventado por la reflexión teológica, nada tiene que ver. Han hecho de un personaje histórico, de un hombre, un dios. Y usted se mueve dentro de estos segundos. Baste como ejemplo la resurrección o el nacimiento de virgen. Hoy son pocos los científicos de la Biblia que defiendan la resurrección real de Jesús y afirman se debe entender "como anuncio", de "modo simbólico, espiritual" etc. ¿Qué resurrección es ésa? Y no hay base bíblica para una resurrección real de Jesús, para un sepulcro vacío. Y le recuerdo que ya Martín Lutero perdió la apuesta, que lanzó, de si el texto más originario dice que Jesús nació de virgen o de mujer joven. Ya entonces quedó claro que se habla de mujer joven y no de virgen. Un saludo
--------------------
JMI.- Ha adivinado ud. bien. Yo soy católico, sí. Y creo lo que enseña desde hace veinte siglos la Iglesia Católica, apostólica y romana. Y creo que son errores y herejías aquellas enseñanzas incompatibles con la de la Iglesia, Mater et Magistra.
19/10/11 8:42 AM
  
Mikel arizaleta
Precisamente ése es el tema: usted cree (y hace bien en creer)lo que la Iglesia enseña, pero respete a quien investiga con libertad y explica con argumentos lo que Jesús fue, hizo y dijo. Eso no es patrimonio de nadie, tampoco de la Iglesia. Eso es patrimonio de la ciencia y la investigación razonada.

Ciencia es en el lenguaje usual un concepto bastante claro, en cambio fe no. Ciencia apunta a revisable, examinable, válido en general, a racionalidad y objetividad. Los filósofos griegos fueron los primeros que distinguieron el verdadero conocimiento de la simple opinión o de la mera creencia. Creer resulta ambiguo. Creer puede entenderse algo como mera opinión, de modo puramente negativo. "Yo creo" equivaldría en este caso a algo así como "yo no sé exactamente". Por otra parte la ambigüedad del concepto fe se muestra allí donde alguien quiere dejar a otro su creencia, es decir, renuncia a convencerle en un caso concreto de si lo contrario es verdadero. Aquí creencia sabe a ilusión. Parecido suena cuando alguien lamenta que él en contraposición a alguien ya no puede creer. Aquí creencia es algo que ya no es accesible al locutor, por lo visto porque la realidad le ha cerrado este camino.

La relativización de la validez de la creencia en los tiempos modernos está estrechamente unida con el alejamiento de las ciencias de la doctrina eclesial. Saber significará en adelante -al menos desde su exigencia- lo fundamentado racionalmente; creencia se ve unido a irracionalidad. El sabor irracional de la creencia lo reflejo el psicólogo de masas, Gustav Le Bon, hace un siglo de la siguiente manera: Los dirigentes religiosos "podían provocar en las almas aquel poder temible que se dice fe, que hace a los hombres en totalmente esclavos de su sueño".

-----------------------
JMI- Yo soy un teólogo católico que, cuando un profesor católico escribe una obra incompatible con la fe de la Iglesia, manifiesto públicamente mi pensamiento, que es el de la Iglesia. Ni falta de respeto ni vainas. Y mi fe no tiene nada de irracional: se alza por encima de la razón, pero jamás la contradice.

Por lo demás, volviendo al tema que antes le señalaba, ya me dirá Ud. si es científico, racional, probado, histórico, según las fuentes documentales que poseemos, afirmar que Cristo ni pensó en fundar la Iglesia, ni un grupo de apóstoles, con autoridad espiritual sobre los discípulos. Vamos, anda, por favor.
19/10/11 1:33 PM
  
Mikel Arizaleta
Jesús tuvo éxito en Galilea. Fueron muchos los que simpatizaron con él. Y fue a Jerusalén para llamar al pueblo y a los dirigentes a la conversión. Cuando criticó abiertamente la situación reinante en el templo la dirección judía pensó que había traspasado la línea roja. Y lo que sucedió ahora no se puede comparar con las discusiones habidas en Galilea entre Jesús y sus críticos. La aristocracia local de Jerusalén calumnió y difamó a Jesús -quien sólo esperaba la instauración próxima del reino de Dios- de querer ser el rey político de Israel. Y se decidió su destino, Pilatos le sometió a un proceso corto.

Pero tampoco se cumplió el sueño de Jesús del reino de Dios, su vida terminó en la cruz en un fiasco.

Pero en lugar del reino de Dios vino la Iglesia. No mucho después del shock de Viernes santo los discípulos más cercanos afirmaron haber "visto" a Jesús; habría resucitado de entre los muertos y habría fundado su Iglesia sobre Pedro (=roca). Como hijo de Dios resucitado les dio algunas consignas personalmente. En adelante ya no fue punto central y básico la llegada del reino de Dios como antes, aparece en primer plano el regreso de Jesús resucitado y su presencia misteriosa en las celebraciones del banquete. De repente Jesús reclamó títulos de dignidad, que en vida los había rechazado: se denominó "Señor", superior a todos los soberanos de la tierra, "Hijo del Hombre", que aparecería en el juicio final sobre las nubes del cielo, el "Ungido", que se sienta a la derecha del padre.

Había nacido la doctrina dogmática sobre Cristo (la "Cristología"), que rebasó claramente toda pretensión de poder del Jesús histórico. Esta cristología de la Iglesia colocó al Jesús histórico, que hacía una clara distinción entre Dios y él, en los aledaños de Dios, a su mismo nivel y altura ("yo y el padre somos uno").

Jesús se había sentido enviado sólo a los coetáneos judíos, a los judíos de su tiempo, sin embargo el campo de visión y actuación de la Iglesia se amplió ahora prodigiosamente. A la primigenia Iglesia, que hablaba arameo, se asociaron y unieron pronto judíos grecoparlantes -que jamás habían visto y conocido a Jesús- y portaron el mensaje cristiano a los paganos. El alumno más famoso y otrora perseguidor, el ex fariseo Pablo, "vio" también, al igual que antes los discípulos más próximos a Jesús, al resucitado y se sintió llamado por éste. Este erudito judío dio un impulso determinante a la misión pagana, organizándola a gran escala y fundamentándola mediante escritos teológicos. Tarea que sigue usted, I. Iraburu, y, según estudios e investigaciones actuales racionales y objetivas, sin base en el Jesús histórico. O, dicho con claridad, el Cristo fabricado por la Iglesia católica es un mito, no responde -según los conocimientos actuales de la Biblia- al Jesús histórico, real. La cristología dogmática que defiende la Iglesia católica no se sustenta en el Jesús histórico, es contraria a él, es tergiversación y falseamiento de Jesús. Y seguir con la farsa,tras el conocimiento actual que poseemos de la Biblia, es denunciable. Suerte.

----------------------------------
JMI.- Una buena sarta de errores.
19/10/11 3:02 PM
  
Mikel Arizaleta
JMI.- Sr. Mikel Arizaleta
Si mira Ud. en AUTORES, aquí, en InfoCatólica, verá dos artículos míos sobre los "Trolls", y verá que, una vez caracterizados, me preguntaba yo en el II "¿cómo discernir al auténtico troll y cuál es el tratamiento literario que conviene darle? «Comprobando si en sus comentarios 1) muestra tener uso de razón y 2) de fe, y 3) guarda las leyes de la lógica»". A Ud. le falta, para entrar en el diálogo de mi Sala de Comentarios, el elemento 2) la fe.

Y daba yo esta regla en referencia al punto 2).--"Verificar la condición católica del comentarista.– Evidentemente, esa verificación habrá de hacerse de un modo sumamente discreto e implícito, pero no es difícil hacerla. En la discusión que pueda organizarse en la Sala de los Comentarios de un blog católico, como he dicho, no tiene por qué participar un no-católico, a no ser que lo haga con todo respeto y declarando su condición personal. Un comentarista, por ejemplo, que confiese creer en la Biblia y en el Credo, pero que declare que su pensamiento queda por encima de cualquier enseñanza o norma disciplinar dada por la Autoridad apostólica de la Iglesia en Concilios, Códigos, Encíclicas o lo que sea, no tiene derecho, por decirlo de alguna manera, a intervenir en una disputatio intracatólica. Simplemente, no es católico, no piensa al menos según la fe católica, y sabemos por eso a priori que los argumentos católicos en torno a la cuestión debatida han de traerle sin cuidado, le resbalan, van a resultar totalmente inútiles.

"¿Qué objeto tiene, pues, admitirlo a la discusión, sobre todo en aquellos casos en que muestra claramente mala voluntad? ¿Qué sentido tendría que alguno de nosotros entrara en el blog de una comunidad Hare Khrisna para discutir en su sala de comentarios, y a veces con ironías y argumentaciones agresivas, la conveniencia de ciertas normas suyas dietéticas o vestimentarias? Esos temas han de ser discutidos entre «ellos». En las discusiones de ese blog nosotros no pintamos nada. Somos intrusos."

Un saludo y quede con Dios.

20/10/11 1:27 PM
  
Alvaro Orozco Carballo
Padre Irribaru:

Quisiera profundizara en la distincion entre las definiciones infalibles y su fuente en la revelacion en relacion a las pistas,aproximaciones, SIGNOS DE CREDIBILIDAD que con ayuda de la gracia confirman las primeras.Porque el alboroto Pagola es que este procede como historiador positivo (cristiano) y usted como eximio teologo dogmatico
-----------------------------
JMI.-Perdone, pero no voy a ponerme ahora a desarrollar el tema que sugiere. En cualquier manual de teología encuentra Ud. una clasificación entre verdades de fe definida, verdades de fe no definida, doctrinas próximas a la fe, verdades enseñadas por la Tradición unánime de la Iglesia, enseñanzas permanentes del Magisterio ordinario, aunque no definidas, doctrinas comunes entre teólogos, etc.
25/11/11 7:57 PM
  
Maria Isabel
Por casualidad he dado con este articulo de Jose Maria Iraburu, y me he quedado aterrada al ver que eso que en mi parroquia de Mallorca estamos viviendo , no es de mi Parroqui sino que en el Pais Vasco tambien sucede.
Se están impartiendo doctrinas ajenas a la Fé Catolica dentro de nuestras Iglesias y por boca de nuestros parrocos. Todos tienen derecho a pensar lo que quieran de Jesucristo , pero no en las Iglesias Catolicas y con la audiencia de feligreses confiados en que se les imparta la fe que elejimos libremente.
¿qUE TENEMOS QUE HACER? ¿EL VATICANO LO SABE?

---------------------------
JMI.-Mire al final de mi artículo el Índice de REFORMA O APOSTASÍA. Si se anima, entre en el (129), y podrá comprobar que los diagnósticos actuales más graves sobre la situación de las zonas descristianizadas de la Iglesia sin duda alguna han sido hechas por los Papas.

Son "otros" los que no acaban de enterarse.
09/12/11 10:09 PM
  
Alvaro Orozco Carballo
Es claro el origen de la Polemica: El Padre irribaru interpreta a Pagola desde la teologia dogmatica, desde las verdades de la Fe.
Pagola prescinde de la misma 8No por falta de fe) sino porque procura confirmar lo que enseño el Vaticano I: Los efectos historicos de la bondad de Jesus (aunado a los auxilios espirituales)demuestran la Divinidad de Jesus (sin perjuicio de su humanidad) y su resurreccion.
El libro de Pagola: Es una suna de signos de Credibilidad no un tratado de dogmatica....Porque no entienden esto tan claro....?????
-------------------------------
JMI.-Sr. Álvaro Orozco Carballo, debo comunicarle que el Padre irribaru no existe.
En una hora veo que llegan 5 (cinco) comentarios suyos a mis artículos 76-79, y los comento al final, en el 79, que ciertamente -se lo puedo asegurar- es el último.br />
13/12/11 2:37 AM
  
Josue
Me he quedado asustado al leer las contradicciones de esta obra, sobre todo porque en la Universidad Católica de mi pais es el Texto base para la Clase de Cristologia. Será que no se dan cuenta que lo han retirado?

Que Dios nos ampare y nos bendiga+
--------------------
JMI.-Los difusores de graves errores contra la fe no podrían hacer ningún daño sin la complicidad activa o pasiva de párrocos, rectores de Seminarios o de Facultades de teología, catequistas, Obispos, directores de Editoriales "católicas", etc. Y sin el silencio sonoro y compacto de tantos teólogos ortodoxos que no impugnan esos errores, para mantenerse como teólogos "abiertos" y "académicamente correctos".
21/01/12 11:13 PM
  
Alvaro Orozco Carballo
Aunque no puedo honestamente retractarme de que la Obra de Pagola no es formalmente teologica sino una reconstruccion pre-teologica, un elenco de signos de credibilidad. Quisiera CONSULTAR......¿Porque ante tantas Herejias a todo nivel no se organiza un movimiento de S.O.S.por ej: En mi pais se proclaman en cursos, talleres e instituciones y todos contengtos....
09/02/12 3:12 AM
  
Raymundo Tristán
Si Jesús no fundó la Iglesia entonces tampoco quiso que hubiera teología...No he leído a Pagola ni lo leeré por falta de capacidad intelectual. Lo que dicen que dice este hombre sobre el Jesús Compasivo es maravilloso y a veces se nos olvida a los católicos pero existe verdaderamente una contraposición entre la Misericordia de Jesús y el hecho de que la Iglesia exista como comunidad sacramental y jerárquica? Yo pienso que no, creo que la única contradicción que verdaderamente hay está en el corazón de cada uno por eso aunque viviéramos el proyecto de Jesús quitandole su Iglesia de todos modos habría desigualdad y muchos males, porque el mal lo llevamos adentro y la transformación en el bien no se obra por un seguimiento meramente moral de Jesús sino por su Gracia y a que Pagola está de acuerdo con esto.

P.D. Podemos muy vien vivir sin el Vaticano, un día ya no existirá, pero no podemos vivir si el Ministerio Petrino eso es otra cosa y a mi me parece que en el Evangelio Jesús comete muy conscientemente el "pecado" fundamentar su Iglesia en el ministerio apostólico.
---------------------
JMI.-Le recomiendo leer en el Catecismo (748ss) la explicación del "Creo en la Santa Iglesia Católica".
Es buenísima.
27/04/12 2:38 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.