(27) Lenguaje del P. Castellani – Teilhard

–Primero el lenguaje de Cristo, luego el de San Pablo, ¿y ahora el de Castellani? Pero bueno…
–Los dos posts anteriores, con tantas citas bíblicas, me dieron mucho trabajo. Éste de ahora es un descanso para mí y espero que también para los lectores.

El padre Leonardo Castellani, argentino (1899-1981) fue uno de los más grandes escritores del siglo XX en lengua hispana. (cf. biografía.obras) Al analizar yo aquí su lenguaje, siempre lúcido y lleno de humor, me limitaré a destacar su ortodoxia y su valentía para combatir a los más venerados ídolos de su tiempo. Elijo como ejemplo la crítica que Castellani hizo de Teilhard de Chardin (1881-1955), admirado entonces por la mayoría de la intelligentsia católica, no solo la progresista.

Los errores teilhardianos. Ya en 1950 –parece increíble– se atreve Castellani a escribir en su obra ¿Cristo vuelve o no vuelve?: «quien dudare (de que se está formando ante nuestros ojos una nueva y vasta religión herética) puede leer las obras de […] o recorrer los numerosos opúsculos a mimeógrafo y sin imprimatur del P. Teilhard de Chardin, […] mezcla detonante que constituye un vasto y complejo programa de neocatolicismo profundamente heterodoxo y “modernista”». Y cinco años más tarde ofrece una lista de los principales errores de ese autor, presentes en sus obras de modo implícito o explícito:

«1.- El transformismo darwiniano dado como verdad cierta. 2.- La negación de la Parusía o Segunda Venida de Cristo tal como la entiende la Iglesia. 3.- La negación de la Redención por la obra personal de Cristo. 4.- La negación del pecado original, a la manera de Pelagius. 5.- Monismo materialista evolucionista parecido al de Spencer y Haeckel. 6.- Panteísmo sutil a la manera de Bergson. 7.- Interpretación modernista de todos los Sacramentos, empezando por la Eucaristía, a la manera de Guenther. 8.- Negación del fin primario del Matrimonio y constitución del fin primario del matrimonio en la “ayuda espiritual mutua de los esposos”. 9.- Aprobación de los medios contraconcepcionistas en el matrimonio, a la manera de Malthus. 10.- Negativa implícita de la autoridad de la Iglesia para definir, a la manera de Loisy, Tyrrel y otros» (Dinámica Social, nº 63, Buenos Aires, noviembre 1955).

La Iglesia reprobó los errores de Teilhard poco tiempo después:

la Sagrada Congregación del Santo Oficio (6-12-1957), en tiempos de Pío XII, ordena en un decreto que «los libros del Padre Teilhard de Chardin, S. J., deben ser retirados de las bibliotecas de los Seminarios y de Instituciones religiosas; no deben ser puestos a la venta en Librerías Católicas y no es lícito traducirlos a otras lenguas». De hecho, sin embargo, sus escritos, mimeografiados, se difundieron ampliamente traducidos a muchas lenguas.

la misma Congregación del Santo Oficio (30-6-1962), ya en tiempos del Bto. Juan XXIII, publicó un Monitum muy severo:

«Varias obras del P. Pierre Teilhard de Chardin, algunas de las cuales fueron publicadas en forma póstuma, están siendo editadas y están obteniendo mucha difusión. Prescindiendo de un juicio sobre aquellos puntos que conciernen a las ciencias positivas, es suficientemente claro que las obras arriba mencionadas abundan en tales ambigüedades e incluso errores serios, que ofenden a la doctrina católica.

«Por esta razón, los eminentísimos y reverendísimos Padres del Santo Oficio exhortan a todos los Ordinarios, así como a los superiores de institutos religiosos, rectores de seminarios y presidentes de universidades, a proteger eficazmente las mentes, particularmente de los jóvenes, contra los peligros presentados por las obras del P. Teilhard de Chardin y de sus seguidores» (AAA 54, 1962,526).

En el mismo número de L’Osservatore Romano (30-6-1962) se publicó el Monitum acompañado de un estudio muy amplio. En éste se describían y reprobaban detalladamente graves errores y ambigüedades, la mayor parte de ellas ya señaladas por Castellani. La Creación del mundo no es para Teilhard un acto libre de Dios, y la evolución mundana, infaliblemente progresiva, en la que, de alguna manera, Dios se va perfeccionando, conduce necesariamente hacia el Punto Omega. Por eso, «el Cristo de la Revelación no es otro que el Omega de la Evolución»… «Cristo salva. Pero ¿no es preciso añadir inmediatamente que él es también salvado por la Evolución?» (Le Christique, ensayo inédito 1955). Ese mismo texto afirma que hay en Cristo, «en sens vrai», una «tercera naturaleza», no humana, no divina, sino «cósmica».

La gnosis de Teilhard, su teología-evolutiva, rinde al Mundo una veneración suprema. En 1934 (Comment je crois) confesaba: «si se diera el caso de que yo sufriera una revolución interior (renversement), si llegara yo a perder sucesivamente mi fe en Cristo, mi fe en un Dios personal, mi fe en el Espíritu, pienso que continuaría creyendo en el Mundo. El Mundo (el valor, la infalibilidad y la bondad del Mundo), tal es, en último análisis, la primera y la única cosa en la que yo creo».

La rehabilitación de Teilhard de Chardin es imposible, considerando la enorme gravedad de sus errores. Puede darse en alguna ocasión una expresión, dicha al paso, de admiración en alusión a una expresión feliz de su pensamiento. Pero no más que eso. Pondré un ejemplo al contrario. La Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida por el Cardenal Ratzinger, con muchas precisiones y explicaciones, reconoció que el sistema filosófico-teológico de Antonio Rosmini es compatible con la fe católica, teniendo en cuenta tanto las investigaciones más recientes, como el cambio histórico-contextual en el que aquellas «cuarenta proposiciones» suyas reprobadas se formularon (Nota 1-7-2001). Pues bien, una rehabilitación análoga nunca podrá darse en referencia a Teilhard, y nunca, concretamente, el Cardenal Ratzinger, en sus 23 años al frente de la Doctrina de la Fe, la ha realizado.

La anécdota siguiente es significativa. Una carta del Cardenal Casaroli al rector del Instituto Católico de París, que celebraba el centenario del nacimiento de Chardin (L’Osservatore Romano, 10-6-1981), produjo tantas y tales protestas, que la Oficina de Prensa de la Santa Sede hubo de publicar un mes después una nota aclaratoria, asegurando que el Monitum de 1962 seguía vigente, «después de haber consultado al Cardenal Secretario de Estado [Card. Casaroli] y al Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, quienes, por orden del Santo Padre [Juan Pablo II], habían sido debidamente consultados de antemano acerca de la carta en cuestión» (L’Osservatore Romano 20-7-1981).

Escuchemos de nuevo al P. Castellani. El teilhardiano P. Luzzi, S. J. –ignorando el Monitum de 1962 y algunas obras críticas excelentes, como la del sacerdote argentino P. Julio Meinvielle (1965)–, canta la gloria de Teilhard en un artículo ¿Mundo y Dios en controversia? Y lo publica nada menos que en la revista paolina, de grandísima difusión popular, Familia cristiana (abril 1968). Poco después, el bueno de Castellani comenta adecuadamente el artículo. Pero antes de cederle la palabra, hago notar que con frecuencia él habla de Telar de Chardon, alegando que «éste es su nombre español, créanme, así lo hubieran llamado Cervantes y Luis de Granada»:

«El trabajo de este profesor constituye un intento de presentar a Telar en forma sinóptica y panegírica, para uso de la familia cristiana indefensa; a la cual la parta un rayo, si se fía de las “paolinas” […] Si Luzzi dijera palmariamente: “Nuestro Dios es un dios que se hace”, saltaría a los ojos una herejía patente […] Pero no lo dicen así: lo dicen amontonando la Cristogénesis, la centreidad, la morfología, la superconciencia, el punto Omega, el espacio-tiempo de forma cónica, la noosfera y cien más. Así, que te entienda Las Vargas.

«Las “ambigüedades” hormiguean en este escrito. Tomemos un ejemplo: Telar y su heraldo [el P. Luzzi] llaman conciencia a la afinidad química de los minerales, a los tropismos de las plantas, a la percepción del animal y a la conciencia del hombre; y por si fuera poco, también al hecho –si es hecho– de que “el portuario de Londres, el de Buenos Aires, el de Santa Fe reaccionan del mismo modo [?]. Hay algo que los hace manifestarse así, hay una conciencia común… ¿No notamos en esto una unificación de las conciencias?”. O sea una “superconciencia” destinada a unificarse en un bloque e ir a parar al Punto Omega en forma cónica.

«Esto pasa ya de la ambigüedad; es un bruto sofisma. El profesor dice que es “analogía”. Nones. Es un bruto equívoco, es equivocación. Nos toma por memos.

«Y así se podrían traer seis “ambigüedades” más. Como la que el espacio-tiempo-energía (Trinidad chardoniana) tiene necesariamente forma de cono. Risum tenete, amici! [amigos, aguanten la risa].

«Ellas [las ambigüedades] tiran a persuadir que en la Iglesia hay y había muchas cosas mal, que una buena inyección de Telar curaría como por ensalmo. Los que se opongan a eso, el Luzzi los amenaza con una cantidad de males que resumiremos en esto: se quedarán atrasados en las tinieblas de la Edad Media y no podrán convertir obreros –de los cuales Telar y el Luzzi deben haber convertido millares–; mientras los que se incorporan al movimiento gozarán de una cantidad de bienes tal que recuerdan el aria Ciarlatano en L’elisir d’amore de Donizzeti» (Jauja, nº 18, Buenos Aires, junio 1968).

Reconozcan ustedes, por favor, que hoy estamos urgentemente necesitados de la irreverencia bien documentada del lenguaje del P. Leonardo Castellani ante la manga de sabiazos elevados en nuestro tiempo, frente al Magisterio apostólico, como grandes ídolos teológicos.

Los admiradores actuales de Teilhard de Chardin siguen siendo en la Iglesia, por supuesto, los modernistas y progresistas supervivientes, cada vez más viejos y desencantados –y cada vez más fuera de la Iglesia–. Pero no deja de ser significativo que los principales enemigos actuales de la Iglesia rinden especial culto al P. Pierre Teilhard de Chardin. Por ejemplo:

La New Age admira a Teilhard de Chardin.El Pontificio Consejo de la Cultura y el Pontificio Consejo para el Diálogo interreligioso, colaborando con otros altos organismos de la Santa Sede, elaboraron un amplio documento sobre la New Age, titulado «Gesù Cristo, portatore dell’acqua viva. Una riflexione cristiana sul “New Age”» (2-3-2003). El documento analiza el conjunto de tendencias gnósticas, panteístas, evolucionistas, naturalistas, esotéricas, etc. que confluyen en la New Age, y señala también su afinidad con el pensamiento de Teilhard, cuando dice en la nota [15] del documento:

«A fines de 1977, Marilyn Ferguson [una de las principales teóricas de la New Age], envió un cuestionario a 210 “personas empeñadas en la transformación social”, que ella llamó “Aquarian Conspirators” […] Cuando se solicitó a los encuestados que dieran el nombre de los individuos cuyas ideas les habían influido, bien a través del contacto personal, bien por medio de sus escritos, los más nombrados, por orden de frecuencia fueron éstos: Pierre Teilhard de Chardin, C. G.. Yung, Abraham Maslow, Carl Rogers, Aldous Huxley, Roberto Assagioli y J. Krishnamurti». A estos siete nombres principales, añade el documento otros 30 nombres significativos (The Aquarian Conspiracy. Personal and Social Transformation in Our Time, Tarcher, Los Ángeles 1980, pg. 50, nota 1 y pg. 434).

La masonería admira a Teilhard de Chardin. Jacques Mitterrand, Gran Maestre de la Masonería, declaró en la Asamblea General del Gran Oriente de Francia (3/7-9-1962):

Teilhard de Chardin, «quizá sin que se diese cuenta de ello, ha cometido el crimen de Lucifer de que la Iglesia de Roma con frecuencia ha acusado a los masones: él ha afirmado que en el fenómeno de la hominización […] es el hombre quien tiene la precedencia y no Dios y es el artículo principal de este proceso. Cuando esta conciencia colectiva alcance su apogeo en el punto Omega –como dice Teilhard–, entonces habremos producido el nuevo tipo de hombre, como lo deseamos: libre en su carne y sin trabas en su mente» (Roca, XV, nº 171, 3-1982). Probablemente el Gran Maestro masónico no interpreta bien a Teilhard, pero sí es cierto que la masonería halla una afinidad profunda entre su visión y la gnosis teilhardiana. Y en todo caso, sí queda claro que tenía razón Castellani cuando entre los errores principales de Teilhard señalaba «la negación de la Parusía». Si Teilhard «profetiza» la eclosión final histórica y triunfante de la Evolución, la Iglesia católica, enseñada por Dios, muy por el contrario, nos asegura que ese advenimiento glorioso del Reino no se dará «en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal» (Catecismo 677).

Actualidad de Castellani. El lenguaje que Castellani, estando él muy solo, emplea contra tantos falsos profetas venerados en su tiempo, y concretamente, como hemos visto, contra la gnosis panteísta-evolucionista de Teilhard, es semejante al lenguaje de Cristo y de San Pablo contra letrados y fariseos. Y ése es el lenguaje que hoy queremos recuperar en la Iglesia católica. Tiene razón Castellani: nos toman por memos.

José María Iraburu, sacerdote

Índice de Reforma o apostasía

32 comentarios

  
Teon
Me autorizaron de joven a leer los libros de Pierre Teilhard de Chardin y me entusiasmaron. Me pareció una teología mística que integraba los principales conocimientos, daba sentido al universo y conciliaba Fé y razón. Hay que tener un profundo amor por Cristo para ponerlo en el centro del devenir de todas las cosas. Me pareció inspirado por Dios.
09/09/09 2:13 PM
  
Luis Fernando
En mi breve pero intenso paso por la Nueva Era, cuando rondaba los veinte años de edad, "Telar de Chardon" estaba en todas las estanterías de las librerías esotéricas de Madrid. A mí, supongo que por obra de la gracia divina, nunca me gustó.

Cualquiera que dude, siquiera mínimamente, que sus escritos son católicos, es que desconoce por completo lo que signifique ser católico. Y no hay más.
09/09/09 2:39 PM
  
Atilano
El P. Castellani tenía la buena y castiza costumbre de castellanizar los nombres extranjeros. Rusó por Rousseau y así, como hacían nuestros clásicos. Pero éstos, a Teilhard de Chardin le habrían llamado Telar de Chardén (o Chardán acaso), pero no Chardón que es como maliciosamente le llama Castellani, aludiendo a que era deagradable como un cardo.
09/09/09 2:39 PM
  
Fray Daniel
Muy buen articulo- El P. castellani es un Maestro.
09/09/09 3:51 PM
  
Genjo
En contraste con el contenido de su artículo de hoy aparecen las referencias que he leído a que Benedicto XVI ha elogiado a Teilhard y lo ha presentado como modelo de sacerdote. Si es posible le ruego que me aclare esto.
+++ Genjo, intento aclararle:
yo sé que el Papa recordó una vez con elogio la visión de T. de Ch. de que "al final, tendremos una verdadera litúrgia cósmica, en la que el cosmos se convierta en hostia viva". Así es, ciertamente, y en el Nuevo Testamento se afirma muchas veces esa gran verdad: "Dios lo será todo en todas las cosas" (1Cor 15,28). En todos los textos referentes a "nuevo cielo, nueva tierra", viene a expresarse ese maravillosa verdad, especialmente en el Apocalipsis. Pero en la enseñanza de T. de Ch. hallamos muchísimas tesis que son inconciliables con la doctrina de la Iglesia, y concretamente con las enseñanzas de Benedicto XVI.
Desconozco, por otra parte, que le haya puesto como "modelo de sacerdote". En todo caso, el post trata de la gnosis filosófico-teológica de T. de Ch., no de su calidad personal. JMI
09/09/09 5:32 PM
  
Maris
Cuando yo tenía 12 añitos -en mi cole de monjas dominicas de la anunciata- en la asignatura de religión católica -ejem- nos panfletaron abiertamente con la reivindicación del jesuita Chardin presentado como víctima incomprendida e injustamente censurado por el aparato eclesial... una especie de revival del mito progre de Galileo. Esto fué por el 73. Por alguna parte de mi superpoblada librería doméstica han de andar todavía las "fichas" de religión en cuestión con el rollo del cristo omega. Claro que los mismos cuadernos de religión católica ¿¿¿??? dedicaban loas a Ernesto Cardenal -ejem- y otras faunas heroicas de la época , incluida la foto del Ché en el apartado "rostros de Cristo hoy" -ejem, ejem-. Así hizo su presentación "el nuevo rostro de la Iglesia".
Dos añitos más tarde... en la clase de "religión católica", tan obligatoria y puntuable cara a la nota final como la epc socialista de hoy día, el cura se dedicaba a panfletarnos con las bondades del marxismo y la "indiscutible compatibilidad" de la fe cristiana con el materialismo dialéctico... y todo así por el estilo.
Adivine ud. el efecto de todo ello en mi promoción de adolescentes y en las siguientes...
Pues los cuadernos de marras no carecían del nihil obstat entonces inexcusable...y su editorial era católica, como las monjas... y los curas¿¿??
El mal ya está hecho. Por acción y por omisión.Los cantos de sirena de "la novedad" que entusiasma a tantos y tantos como el comentario de Teon muestra nunca tienen otro objetivo que perderte.
Lo que yo me pregunto ahora es cómo obrará Dios misericordioso para volver a la vida a tanta ovejita muerta espiritualmente a manos de los mismos pastores. Va a tener que hacer un milagrón.
09/09/09 5:51 PM
  
Ricardo de Argentina
P. José María:
Como admirador del P. Castellani, un santazo a mi juicio, suscribo todo lo que Ud. dice.
Le agradezco especialmente la parte donde Ud. señala la anticipación de este verdadero Profeta, ya que entiendo que el ataque solapado pero despiadado a la Iglesia había comenzado casi contemporáneamente con la IIGM. Estoy persuadido que los enemigos de la Iglesia se lanzaron contra ella apenas acomodaron sus cuestiones bélicas, enviando "misiles humanos" adecuadamente pertrechados con abundantes apoyos de afuera y con estratégicos apoyos de adentro.
Es cuanto menos curioso que esta avanzada de "comandos" de los que Telar formaba parte, y que el P. Castellani quedó ronco denunciando, no hayan sido tomados en cuenta como causa de las dificultades que tuvo el CVII para sesionar, y del desmadre disciplinar que se desató tras él. También es llamativa la poca reacción de la Iglesia de entonces para advertir la existencia de una maniobra concertada. Mientras emblemáticamente Karl Rahner ascendía escalón tras escalón, se estaba gestando de manera solapada una contestación que haría eclosión en ocasión del CVII. Creo que para entender lo que sucedió en el Concilio y luego, hay que estudiar detenidamente qué pasó en el período previo, desde la IIGM.
Castellani vio la maniobra pero no fue escuchado. Dios le ha de reconocer no sólo haber empleado bien los inmensos dones conque lo ungió, sino su inquebrantable amor a la Iglesia, que no se amenguó frente al cruel y desconcertante maltrato de que fue objeto por parte de la Jerarquía de entonces.
09/09/09 7:28 PM
  
Virginia
"...la Oficina de Prensa de la Santa Sede hubo de publicar un mes después una nota aclaratoria, asegurando que el Monitum de 1962 seguía vigente..." y luego " no deja de ser significativo que los principales enemigos actuales de la Iglesia rinden especial culto al P. Pierre Teilhard de Chardin.."
Teon: no olvidemos que muchas veces el "malo" engaña bajo aspecto de ángel de luz, y que muchos herejes de la historia han sido muy seductores por sus maneras, o por sus formulaciones, y sin embargo... No somos nosotros ni nuestro "parecer" los que hemos recibido la promesa de infalibilidad.
Si se analiza con recta intención su doctrina, es inevitable reconocer que está muy lejos de la ortodoxia y claridad del lenguaje genuinamente católico... Personalmente, además del padre Castellani, me permito recomendarle muchísimo el análisis que realiza también de la obra de Theilard el padre Julio Meinvielle (como cualquiera de sus otras brillantes obras!):http://www.juliomeinvielle.org/libros.asp?ID=617&seccion=577&titulo=La+Cosmovisi%F3n+de+Teilhard+de+Chardin
En María Reina
Virginia

+++ JMIraburu: el artículo que cita Virginia es una de las mejores síntesis críticas sobre T. de Ch. Se publicó en "Estudios teológicos y filosóficos", año II, tomo II, nº 2, Buenos Aires, 1960, 107-133. Dos años antes del Monitum de la Santa Sede, 1962. Y más amplia y perfecta es su obra "Teilhard de Chardin o la religión de la evolución", Ed. Theoría, Buenos Aires, 1965, 287 pgs. Estamos orgullosos de Castellani, Meinvielle, Derissi, Alfredo Sáenz, Caturelli, etc. Hermanos nuestros argentinos.
09/09/09 8:41 PM
  
Genjo
Mis agradecimientos.
09/09/09 10:33 PM
  
JCA
No me extraña que se condenara su obra, y que los enemigos de la Iglesia lo ensalcen: es una Teosofía disfrazada de Cristianismo.
09/09/09 11:10 PM
  
Luis R.
Muchas gracias por tan claro y lucido articulo.
09/09/09 11:30 PM
  
Alejandro Holzmann
Adelante con la "irreverencia bien documentada"; es urgente.
10/09/09 5:37 AM
  
Eleuterio
Por mi parte, que soy tan ignorante en tantas cosas, agradezco mucho que, por parte del Padre Iraburu (a quien leo y a quien admiro) haya clarificado este punto porque, a lo mejor, a muchas personas les ha puesto, negro sobre blanco, que a ciertas personas hay que admirarlas por lo que, en verdad son y no por lo que puedan parecer.

Muchas gracias, pues.
10/09/09 1:19 PM
  
azahar
Muchas gracias, Padre. No me cansaré de repetirle que sus artículos son muy instructivos y es un lujo poder leerle.

Por muy memos que nos tomen, aquí seguimos.
11/09/09 6:35 AM
  
Teon
Luis Fernando:
Me sorprende que alguien clasifique a la obra de Pierre Teilhard de Chardin en el apartado dedicado al esoterismo. No sé lo qué es eso de la "New Age". ¿Me puedo saltar el enterarme sin dejar de estar al día?.
La frase "Cualquiera que dude, siquiera mínimamente, que sus escritos son católicos, es que desconoce por completo lo que signifique ser católico. Y no hay más."
Equivale a "Sus escritos son católicos".
¿Es lo que deseabas decir?
Por otra parte añades: "Y no hay más" que le da una "potestad" importante a esa afirmación. ¿?.
11/09/09 11:08 AM
  
Luis Fernando
A ver, obviamente falta un "no" delante de "sus escritos son católicos".

La "New Age" o Nueva Era es ese mezcla de esoterismo, gnosticismo de baja estofa, mundo de lo paranormal, gurús y orientalismo hecho a medida de occidente, contactados con extrerrestres, tarotistas, adivinadores varios, etc, etc, que tanto éxito tuvo en España en los años 80.
11/09/09 12:34 PM
  
solamente juan
En efecto padre concuerdo con azahar. Leerle, y no lo hago solamente aquí, es un lujo. máxime, cuando este blog lo guarda como un oasis, un refugio de calurosas tormentas.
11/09/09 3:59 PM
  
slamente juan
Luís Fernando,
Buen resumen del New Age, pero para quien no sabe mucho de éste movimieto yo añadiría a tantísimos tentáculos, el panteísmo de ésta filosofía/religión, el que dice que todo es Dios, incluso la Tierra viva y nosotros, y que un día felices y completos seremos cuando lleguemos a realizar (quantum leap) que somos Dios. Por supuesto el cristianismo ha de desaparecer para que éste “salto”.
Como se puede ver 'esta demónica “New Age” no es tan “New”.
11/09/09 4:02 PM
  
Ricardo de Argentina
Padre, desearía aprovechar este artículo sobre el genial Castellani para incluir una reflexión que me parece pertinente:
Luis Fernando en su blog se pregunta si no hay nadie con autoridad en la Iglesia que sea capaz de decirle cuatro verdades a un inicuo gobernante europeo, digno de ser cacique de Sodoma. Pregunta que nos duele a todos, porque sabemos la respuesta. Pues bien, Castellani ya hubiese gritado esas cuatro verdades, ya por su boca hubiese hablado Dios, sin respetos humanos y sí con santo temor por EL QUE ES.
Pues bien, fue la Iglesia la que silenció a Castellani. Fue la Jerarquía (religiosa y episcopal) la que se ensañó con él. Si bien el Papa Juan XXIII le devolvió el ministerio sacerdotal, cosa que él agradeció, se le negaron sistemática y prolijamente todas las cátedras y todos los foros que tiene la Iglesia destinados a cumplir con el mandato evangélico de "Id y enseñad".
El mundo anda absolutamente extraviado y vamos hacia una hecatombe, segura y rápidamente, por haber abandonado su Norte, su Fin y Principio. Síntomas sobran que demuestran esto. Y más sobran razones que demuestran que Castellani tenía razón, y no sus impugnadores, tan numerosos y tan encumbrados entonces.
Queda pues -y no sólo como reparación humana justificadísima- exhumar la profecía castellaniana, como tan acertadamente lo hace Ud., Padre, y enarbolarla como bandera, pues es la bandera de Cristo para estas épocas de tribulación tan brava. Como genio que era y viendo que no le dejaban hablarle al presente, el P. Castellani le ha hablado al futuro, a nosotros. Escuchémoslo pues y difundamos sus enseñanzas, para bien de la Iglesia, del mundo y de nosotros mismos.
+++JMIraburu: corramos un discreto velo sobre el pasado, concretamente de la Iglesia en Argentina con el P. Castellani, y miremos al presente, cuando el premio católico argentino más importante de literatura, instituido si no recuerdo mal por el Card. Quarracino, es hoy el "Premio Leonardo Castellani". Del éste dijo el citado Cardenal Primado de Argentina: "Creo que no es descabellado afirmar que Castellani es uno de los dos talentos que regaló Dios al país en este siglo [XX]. El otro se llamó Lugones".
12/09/09 1:49 PM
  
Agradecida
Padre J.Mª.Iraburu: Doy gracias al cielo por conocerle en unos ejercicios espirituales en Palencia,me ayudó mucho, tambien sus escritos y de una manera muy importante"la oración publica de la iglesia" con el que empecé a rezar laudes,gracias, muchas gracias, escucharle por RadioMaría, ha sido muy gratificante y encontrarme en su blog algo inesperado he leido comentarios y deseo seguir agradeciendole que a través de Usd.los escritos del P:Castellani sigan evangelizando, fiel a Jesucrito
a su Evangelio y a su Iglesía.
En el libro azul:""A LOS SACERDOTES HIJOS PREDILECTOS DE LA SANTISIMA VIRGEN""21edición española
extraordinaria especial para el jubileo del año 2000,
Don Stefano Gobbi dice:
En pág.927- Sed fieles al ministerio de la Palabra. Cuántos son hoy los sacerdotes que son víctimas de tantos errores. Éstos son enseñados, difundidos, propagados bajo forma de nuevas interpretaciones culturales de la verdad. Y así son acogidos fácilmente y alejan a un gran número de mis hijos de la verdadera fe. Los vuestros, son los tiempos predichos por la Sagrada Escritura. Surgen hoy muchos falsos maestros que enseñan fábulas y alejan a los fieles de la Verdad del Evangelio. Vosotros predicad siempre y valerosamente a la letra el Evangelio de mi Hijo Jesús. Así permanecéis en la verdadera fe y ayudáis al pequeño resto a permanecer firme en la seguridad de la fe, en estos tiempos de universal apostasía.




12/09/09 11:03 PM
  
Luz
Agradezco mucho el post del autor del blog: desde hace tiempo dialogo sobre Dios con un compañero de trabajo; es una persona religiosa pero no cristiana, él siempre sostiene que Dios "se está perfeccionando" que "está en evolución" y que él forma parte de dicho perfeccionamiento.

Pues bien, este hombre que tiene unos 65 años, siempre dice que la Iglesia anatemizó con Tailard y yo como no había tenido tiempo para profundizar en la obra de este jesuíta no podía contrarrestar con conocimiento de causa. El artículo me aclara el origen de sus ideas y esta experiencia mía real ratifica, a día de hoy, lo revelado en el cuestionario de la New Age que menciona el artículo.
14/09/09 10:49 AM
  
Foix
Gracias. He aprendido mucho.
17/09/09 12:19 PM
En 1980 me topé por casualidad con un ejemplar de "El medio divino" de Teilhard de Chardin. Lo leí y me encantó. En 1988 compré y leí en Madrid "El fenómeno humano", con igual resultado. Hacia 1990-1991 leí muchas obras más de Teilhard. En esa misma época empecé a estudiar teología. Por la gracia de Dios, cuando hoy releo a Teilhard me cuesta mucho entender cómo alguna vez pude juzgar positivamente su amasijo de absurdos y herejías.
26/09/09 3:17 PM
  
José María Iraburu
Daniel,
piense que lo que le pasó a Ud. le pasó a muchos. Y que muchos ya no volvieron a la verdadera fe católica, sino que se quedaron en esa lamentable gnosis, a la que probablemente habrán unido otras gnosis de calidad semejante. Piense, por ejemplo, en los lectores entusiastas del P. Anthony de Mello, S. J., best-seller durante decenios, traducido a tantas lenguas, presente en casi todas las librerías religiosas, aun diocesanas: escritos gravemente reprobados en una extensa Notificación por la Congregación de la Fe... en 1998, once años después de muerto su autor.
Oremos, oremos, oremos. Reforma o apostasía.
26/09/09 4:51 PM
  
marcelo
realmente que necesario es en estos tiempos, pedir a dios que nos de pensadores como el padre castellani, fieles a cristo. necesitamoas de estos faros, como decia el, para guiarnos hacia la verdad. nuestra patria deberia reivindicar al padre castellani
27/10/09 1:44 PM
  
Alfonso
En los escritos de Teilhard encuentro a mi muy humilde comprension, pistas epistemologicas que nos pueden llevar a comprender muchas de las cosas que ocurren en la Naturaleza, al igual que todas las teorias humanas , están a prueba de su comprobación, y errar es de humanos, que talvez , se nos dara al final de los tiempos, ¿Quien tiene la Razón? solo nuestro Dios todo poderoso, nos dara las pistas para poder encontrar la Luz que nos lleva a su conocimiento perfecto , La ciencia , la Razon y la Fe , no pueden estar peleadas, por siempre , Nuestro Maestro el Santo Padre Juan Pablo II cita de manera maravillosa la Constitución conciliar sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo: «Quien se esfuerza con perseverancia y humildad por penetrar en los secretos de la realidad, aun sin saberlo, está como llevado por la mano de Dios» (l.c.). La humildad en que insiste el texto conciliar es una virtud del espíritu tan necesaria en la investigación científica como en la adhesión a la fe. La humildad crea un clima favorable al diálogo entre el creyente y el científico y atrae la luz de Dios, conocido ya o todavía desconocido, pero amado tanto en un cave como en el otro por quien busca humildemente la verdad" Solo Dios es y conoce la Verdad Absoluta, juzgar a un Hombre por su pensamiento es absolutamente anacronico dado que nuestro Maestro Jesús dice en Lc 6:36 Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.
6:37 No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados
Juzgar a Teilhard ,¿ es lo mismo que juzgar a un Ravino , que a un Obispo anglicano , Ortodoxo, o al mismo Luthero? muchas guerras se llevan a cabo por la intolerancia del que piensa diferente Es una neurosis de conflicto crónica y crítica, donde no hay tiempo para organizarse, porque la desconfianza en el propio ser humano es su mejor bandera. Junto con todos los discípulos de Cristo, la Iglesia católica basa en el designio de Dios su compromiso ecuménico de congregar a todos en la unidad.

En efecto, « la Iglesia no es una realidad replegada sobre sí misma, sino permanentemente abierta a la dinámica misionera y ecuménica, pues ha sido enviada al mundo para anunciar y testimoniar, actualizar y extender el misterio de comunión que la constituye: a reunir a todos y a todo en Cristo; a ser para todos 'sacramento inseparable de unidad' ».Congregación para la Doctrina de la Fe, Carta Communionis noto, a los Obispos de la Iglesia católica sobre algunos aspectos de la Iglesia considerada como comunión (28 mayo 1992), 4: AAS 85 (1993 ), 840.

Tendremos que avanzar al ecumenismo , y tener la humildad de que por humanos no poseemos la verdad absoluta,(ni una ni la otra ) sino parte de la verdad. , simplemente es que el avance de la ciencia nos propone una evolucion que va compaginada con la fuerza de la fe ,"hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza " esta evolución cosmica nos llevará a tener la sabiduria para dicernir entre lo humano y lo eterno.
--------------------------
JMI.- Pediré al Señor que le haga buen católico, de tal modo que haciéndose como niño, entre en el Reino de la verdad de Cristo, aceptando la enseñanza de la Iglesia Católica, Madre y Maestra.
28/09/10 8:44 PM
  
Miguel
La experiencia -aunque la mía no sea muy larga- ya me ha mostrado que polemizar es inútil. Claro, desde ése punto de vista, no debería opinar cada vez que disiento...
Por un lado, debo admitir que, si los escritos del padre Teilhard llaman a escándalo, él debería haber sido el primero en pedir que no se publicasen. Por otra parte...
Sí, estoy entre los admiradores. Y quiero hacer algunas aclaraciones, aunque sé cuán inútil es: Es cierto que a ratos se parece a la teosofía, pero "parecer" no necesariamente implica "ser". Sí es cierto que no menciona al demonio, y que plantea el mal como el resultado de que los elementos del mundo, creados por Dios, no han terminado de evolucionar. También es cierto que Teilhard afirma intentar hacer "fenomenología", es decir, "descripción del fenómeno", de lo que se puede ver y palpar, no de lo invisible, que sería metafísica, o quizás en algunos casos, teología, ya que, aunque Jesús nos ha mostrado al Padre, nadie ha visto directamente al Padre, con lo cual seguiría PARCIALMENTE escondido, como tengo entendido que afirma Isaías (bueno, el profeta afirma que está escondido, o algo así. Pero si Jesús mostró cómo es el Padre, ya no estaría tan escondido; habría al menos una figuración, creo)
Dicho sea de paso, Teilhard se movía más en círculos de científicos, por lo cual no debería sorprender que hubiese llegado a emplear un lenguaje oscuro. Se habría habituado a un uso del lenguaje diferente del común. Sin duda eso propiciaría malos entendidos. Pero algunas de sus afirmaciones, a mí me parecen claras -no soy un "super lector, claro está- y muchas veces me irrita que defensores y detractores pongan en sus líneas lo que él no dice. Admito que no he leído todo lo que Teilhard escribió.
Esta nota ya es demasiado larga, así que mejor intento abreviar: TEILAHRD NUNCA HABLA DE DESPERSONALIZACIÓN. Nunca niega el carácter personal de Cristo. Nunca defiende que, al unirse al Punto Omega, alguien pierda su condición de persona. Al revés, siempre combate contra ése aspecto del panteísmo -la despersonalización, o lo impersonal- en los escritos en que trata el tema (de los que conozco, no son todos) y afirma que "la Unión diferencia" y "... la unión que personaliza" (El Fenómeno Humano). O, en el ensayo "Cristianismo y Evolución": "... el amor diferencia y personaliza a sus términos al unirlos".
Acerca de que para Teilhard, Cristo esté aún en "proceso de formación", ¿no es el Cuerpo Místico de Jesús la Iglesia? ¿Ha sido la Iglesia concluida? La doctrina quizás, pero la Historia no. Obvio, eso no implica que dab adoptarse el planteamiento de Teilhard. Pero podría haber coherencia. (Otra confesión he de hacer; la brevedad no se me da) Si los textos de Teilhard confunden a muchos, entonces es mejor que esas personas no los lean. Yo, por mi parte, disiento de Teilhard en algunos aspectos, como cuando reduce la importancia EN LA APOLOGÉTICA, de los milagros -pero ése es un esfuerzo que él hace para adaptarse a esos incrédulos modernos y con titulación académica avanzada que ha conocido, y para quienes ensayaba una predicación que pudieran aceptar, y en otros aspectos que, por delicados, prefiero no nombrar. Pero encuentro elementos muy útiles, y con esos me quedo. Por cierto, Teilhard afirma que la evolución es innegable para la ciencia. Y sí, él dejó que la evolución se metiera en su fe, y al menos él sintió que no la destruía, sino que le daba una forma nueva a las mismas verdades de siempre, que él había recibido. Por cierto, Juan pablo II llegó a decir que la evolución parecía ser algo más que una teoría...
Lamento cualquier ofensa que haya producido, y si alguien llega a sentirse herido de cualquier manera, haga de cuenta que son palabras de un idiota, al que no hay que concederle el mérito de la atención. Si mis palabras les ofenden, asúmanlas como falsas y carentes de merecer que se enojen o pierdan la calma, ni por un segundo. (Y lo digo sin sarcasmo)
10/09/11 5:00 AM
  
Iñigo
No estoy de acuerdo con esta condena al pensamiento de Pierre Teilhard de Chardin.

Teilhard de Chardin no tenía vocación de teólogo clásico (es bien sabido que en sus años de formación como jesuita, la teología escolástica tradicional le aburría), sino que su síntesis personal de pensamiento toma como punto de arranque sus investigaciones científicas en paleontología.

Será siempre recordado como un genio, mientras que mucho me temo que Iraburu y Castellani, como representantes del "pensamiento hispánico", serán olvidados sin pena ni gloria.
------------------------------
JMI.-Iraburu y Castellani no se afirman en el "pensamiento hispánico" (¡¡...!!), sino en la fe de la Iglesia Católica, defendida en los documentos de 1957 y 1962 que he citado y en el Monitum al que he aludido.

Y tenga ud. la seguridad de que no es "un genio" el que se atreve a hablar de Cristo sin partir de la Escritura, la Tradición y el Magisterio (al revés, contrariándolas), sino desde sus hipótesis "científicas". Es un gnóstico que elabora una gnosis.
12/01/12 9:52 PM
  
Iñigo
Estimado P. Iraburu:

Gracias por su respuesta. Sigo pensando que Teilhard de Chardin, no es un gnóstico (gnosis = pensamiento sin fundamento en la realidad), sino un "pensador metafísico", cuyas intuiciones desarrolladas desde su área de investigación propia (ciencia = conocimiento del mundo), pueden servir para enriquecer otras áreas complementarias (teología = conocimiento de Dios, y existencia = conocimiento de las personas humanas).

La Teología de los "clérigos", cuando sólo habla de Cristo desde la Escritura, Tradición y Magisterio, sin base en la realidad vivida, e ignorando por otra parte los aportes del conocimiento del universo, o los del conocimiento de la existencia humana, también corre el riesgo de convertirse en "un perro que se muerde su propia cola", y de ser al final ella también ignorada por la sociedad contemporánea, lo que le está ocurriendo.

Reciba un cordial saludo.

PD. Acerca del "Pecado Original", pienso que éste se da también en la Naturaleza (desde hace millones de años, antes de que apareciera la especie del Homo sapiens), y no sólo en el ser humano, por la existencia de la muerte y la depredación entre los seres vivos, lo que no debería existir en un universo perfecto. Además de la muerte y depredación en la Naturaleza, habría que demostrar que haya ocurrido una caída histórica adicional en el ser humano, relacionada con un pecado original concreto.
-----------------------------
JMI.-No hay más cristianismo que el fundamentado en Escritura, Tradición y Magisterio. Lo demás es "gnosis" o algo semejante. No vale para nada. Y hace mucho daño.
13/01/12 3:54 PM
  
Iñigo
Estimado P. Iraburu,

Aunque Vd. haga muy bien en fundamentar su teología en "Escritura, Tradición y Magisterio", si desprecia por otra parte la posibilidad de tener también fundamentos sólidos en campos de conocimiento existentes fuera de la competencia directa de la Iglesia, no podrá nunca presentar argumentos convincentes que le permitan enfrentarse o dialogar con los teólogos disidentes actuales.

Por mi parte, considero que lo más daño hace, son las cosas hechas a medias (un rasgo característico del confusionismo de muchos teólogos que se sitúan al margen del magisterio de la Iglesia), sin búsqueda real de coherencia en el pensamiento, y en esto podríamos llegar a estar de acuerdo.

Saludos.

13/01/12 10:58 PM
  
Masterpiece
No me parece que bien que se trate con ese desprecio (ni aunque lo haga el padre Castellani) a un intelectual como el padre Chardin, que intentó mostrar que es un deber para un cristiano luchar por el progreso del mundo y santificar sus actos (no se aleja mucho del pensamiento del Opus Dei, ¿verdad?), y que se le encare que aceptase la teoría darwinista de la evolución (¿y qué científico serio no la acepta ahora?) Es posible, admito, que otras ideas como las del Punto Omega sean algo peregrinas y se puedan ser tachadas de sofismas.
-------------------------------
JMI.-Si lee Ud. de nuevo las notificaciones de la Autoridad apostólica reprobatorias de varias enseñanzas del P. Teilhard de Chardin (Pío XII, Juan XXIII), las que acabo de recordar, comprobará que sus errores son algo más que alguna "idea peregrina" o "sofisma".

En cuanto a hablar con "desprecio" etc., le recomiendo leer mis artículos (24-32) en donde podrá Ud. ver cómo hablaban contra los herejes y contra cualquiera que se distanciara en algo de las verdades de la fe nuestro Señor Jesucristo, los Apóstoles, etc. etc. Hablaban con palabras fortísimas reprobando las doctrinas contrarias a la fe católica.
05/06/13 4:33 PM
  
Jorge Daniel Alberto Cucinelli
Estimado p. Iraburu y hermanos en la fe:
Soy muy poco ilustrado en los magníficos conocimientos que ud. y otros participantes demuestran tener en estas exposiciones en torno al pensamiento del p. Teilhard.
Me alegra sobremanera saber del trabajo del p. Castellani, del p. Meinvielle, y otros hayan podido aclarar tan lucidamente lo que este sacerdote elucubraba , tan alejado de la Verdad, cimiento de nuestra Fe Católica. Feliz de contar con esta fuente de sabiduría, tan al alcance de la mano, trataré de mantenerme en contacto con uds. para beneficio de la catequesis "ambiental" que anhelo seguir haciendo sin sombra de herejía, perversión ni desvío espiritual alguno.
--------------------------
JMI.-Bienvenido a InfoCatólica.
24/08/13 10:57 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.