« ¿Por qué decimos que la fe es un don de Dios?El blog más leído »

24.08.10

¿Qué significa creer?

A las 12:29 PM, por Guillermo Juan Morado
Categorías : General

La fe es la respuesta del hombre a la revelación divina (cf Dei Verbum 5). Dios ha querido comunicarse a sí mismo, darse a conocer, para invitar a los hombres a participar de la vida divina. La revelación, que tiene su punto de partida en la misma creación y que se ha ido desplegando en la historia de la salvación, encuentra su centro y plenitud en Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre. A través de la mediación de la Iglesia, la revelación divina llega a nosotros.

Creer a Dios significa escuchar y obedecer. Escuchar a Dios, oír su palabra. La escucha es posible porque la predicación de la Iglesia hace resonar de modo vivo, hoy, en el mundo, la palabra de Dios. San Pablo recuerda que “la fe viene de la predicación, y la predicación, a través de la palabra de Cristo” (Rm 10,17). Pero, en la fe, la escucha se convierte en obediencia, en sumisión libre a la palabra escuchada y en abandono a Dios que se revela.

En el creer se entrecruzan el asentimiento, la confianza, la obediencia y la entrega. Estas actitudes las vemos reflejadas en los grandes modelos de creyentes que nos presenta la Sagrada Escritura. Por ejemplo, en Abraham, que no se limitó a escuchar lo que Dios le comunicaba, sino que, inmediatamente, lo puso en práctica: “Por la fe, Abrahám obedeció y salió para el lugar que había de recibir en herencia, y salió sin saber a dónde iba” (Hb 11,8).

En la Virgen María se unen, igualmente, la escucha y la obediencia. A las palabras del ángel, que le transmiten lo que Dios espera de ella, contesta con un asentimiento obediente: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38). Por eso, el Catecismo de la Iglesia Católica enseña que “la Virgen realiza de la manera más perfecta la obediencia de la fe”.

Solamente Dios, que es nuestro Creador y nuestro Señor, puede pedir una entrega tan plena y absoluta, un acto de expropiación de uno mismo motivado por el reconocimiento hacia Él, por la adoración a Él. En realidad, en el sentido teológico del término, el creer está dirigido únicamente a Dios. No sería sensato depositar una fe semejante en una criatura.

Le creemos a Él. La fe se apoya, se fundamenta, en la autoridad de Dios revelante; es decir, en la autoridad de la Verdad. Dios ni se engaña – porque es infalible – ni nos engaña, porque es veraz. Se da, pues, en el creer una entrega sostenida por la confianza. La “autoridad de Dios” no es una magnitud abstracta, sino que se hace concreta y toma forma visible en la figura de Cristo. No tiene sentido desconfiar de Cristo, que merece infinitamente toda nuestra confianza. Como los apóstoles, los creyentes de todos los tiempos pueden decir: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn 6,68).

Creemos a Dios y creemos en Dios, porque Él constituye el centro y el contenido de la fe. La revelación divina nos da a conocer, ante todo, el Misterio de Dios - el Misterio que es Dios - , en el cual el hombre encuentra la salvación. Cristo hace presente este Misterio en medio de nosotros, haciéndonos saber, por la fe, que Dios es la comunión trinitaria del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Las formulaciones de la fe – como las fórmulas de los diversos artículos del Credo – son mediaciones lingüísticas necesarias para expresar el misterio divino, pero el acto del creyente no se finaliza en la fórmula, sino en la realidad expresada en ella.

Creer supone un dinamismo que tiende hacia Dios, hacia la plena comunión con Él en el cielo. Creer en Dios es caminar hacia Él, en un compromiso creciente, en un vivo anhelo que no se sacia más que con Dios mismo. La fe se une, de este modo, a la esperanza y a la caridad, porque, como decía San Agustín, “quien cree en Cristo, espera en Cristo y ama a Cristo”.

La escucha y la obediencia a Dios inauguran en el hombre una existencia nueva que tendrá su culminación en la gloria del Cielo.

Guillermo Juan Morado.

_________

Comienzo una nueva etapa en el blog, después del relativo parón estival. Elaboraré una serie de posts sobre el tema de la fe, que me parece de gran importancia.

Deseo saludar personalmente a cada uno de los lectores y comentaristas. Lo hago ya desde aquí, por si resultase complicado hacerlo a lo largo de los comentarios.

68 comentarios

Comentario de Yolanda
¡Albricias!

Me apresuro a hacer el primer comentario de la nueva etapa.

En realidad aún no he leído el post pero me he dicho: el primer comentario lo hace la Abadesa, ¡faltaría más!

(SPH)

Voy a leerlo...

24/08/10 12:54 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Vamos a tener que darle el premio a la constancia!

24/08/10 12:57 PM
Comentario de Yolanda
¿A la constancia? Premios sí, venga, muchos premios, pero no a la constancia.

Los cristianos creemos en Dios, creemos a Dios, por Cristo. Pero San Pablo recuerda que “la fe viene de la predicación"

En el Desierto o en la Puerta de Damasco, la predicación nos es tan necesaria que, escucharla tanto como se pueda, no requiere constancia.

La fe: confianza, fidelidad, obediencia. Y obediencia -una palabra que chirría en la mentalidad moderna- en sus sentidos originales: oboedire, hypakoè: saber escuchar.

Consecuencia de escuchar a Aquel en quien confiamos absolutamente y merece también fidelidad absoluta es la obediencia entendida como acoger, dar permiso a la Palabra de Quien nos merece toda la confianza, para actuar en nosotros.

Desde jovencita me repelió la palabra obediencia. He tardado décadas en entenderla desde la fe. Más vale tarde que nunca.
24/08/10 1:20 PM
Comentario de Vicente
gracias, padre Guillermo! La fe es la respuesta de la criatura a Dios que se revela y nos invita a entrar en amistad con él.
24/08/10 1:30 PM
¡ Que alegria saludarle de nuevo!

Esperando el primer comentario de la abadesa han pasado unos minutillos.

Solo tengo una cosa mia, que no me dió Dios, el pecado. Todo lo demás, un mal administrador.
Pero de ambas cosas soy incapaz de "expropiarme". ¿Es la única medida de mi Fé?
24/08/10 1:40 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Dos temas importantes:

- cración-fe (como plantea Vicente)

- y creación- conversión (tal como plantea Ángel).
24/08/10 1:46 PM
Comentario de antiguo alumno salesiano
Se abre La puerta de Damasco en este día de san Bartolomé (o Natanael), apóstol, el que preguntó si de Nazaret podía salir algo bueno y al que Jesús vio debajo de una higuera.
Y se abre también de nuevo la puerta de los nombramientos episcopales, ya que Bilbao vuelve a tener obispo residencial, el mismo que hasta ahora ha sido auxiliar y administrador apostólico "sede vacante" de esta joven diócesis, que por ahora sólo ha contado con media docena de obispos residenciales: Morcillo, Gúrpide, Añoveros, Larrea, Blázquez e Iceta.
Situación actual: Siguen vacantes Huesca, Jaca, Orense y Tarazona. El obispo de Solsona cumplió 76 años el pasado 11 de julio, el de Sigüenza-Guadalajara, 75 el 30 de octubre del año pasado, y el de Cádiz y Ceuta, 75 el 31 del mes pasado.
Sigamos rezando para que las cuatro sedes vacantes tengan pronto nuevos obispos.
24/08/10 2:05 PM
Disculpe D.Guillermo. No tengo claro en mi pantalla:
Cración-fe (¿creacion u oración?)
24/08/10 2:07 PM
Comentario de Maricruz Tasies
Yolanda,
Les decía a los adultos que se preparaban para el bautismo que para llegar a la obediencia previo estaba la confianza: obedece quien confía.

Decir eso fue una atrevimiento mío, padre? Porque a mi me suena lógico, un niño obedece a su padre porque éste se ha ganado la confianza del niño.

Claro, para que el niño descubra lo digno de confianza que es su padre, también debe de darle su adhesión, es al final, un asunto en el que se pone en juego la libertad.

Pero lo que digo, es que si alguien desea aprender a obedecer, que primero aprenda a confiar y que si no lo consigue, que pida la gracia.
24/08/10 2:15 PM
Comentario de Fredense
Saludos, Pater, y gracias por el post sobre la fe, que es simplemente delicioso de leer. Hay siempre algo en la intervención divina que invita al movimiento, a iniciar un camino como Abraham, con una palabra de esperanza como único equipaje. A mí ese momento inicial siempre me ha parecido muy emocionante, puesto que requiere mucha valentía y coraje.

Creo que no ha podido elegir mejor el tema para este inicio de curso "virtual". Un saludo muy cordial a toda la parroquia.
24/08/10 2:34 PM
Comentario de antiguo alumno salesiano
Eduardo: ¿Quién ha dicho que tú no eres nadie para decir quién debe ser obispo? Todo el pueblo cristiano es alguien para decirlo. Repasa la historia de la Iglesia y verás que más de cuatro veces el pueblo ha elegido y ha acertado. Un ejemplo: San Ambrosio, obispo de Milán, padre de la Iglesia latina y doctor de la Iglesia.
Un saludo.
24/08/10 2:38 PM
Comentario de Carmen

Muy buen post. Me alegro de la vuelta. Aunque confieso que he sido lectora asidua en los post cerrados a comentarios. Ahora me animo a dejar un saludo. ¡Qué menos!,
24/08/10 2:47 PM
Comentario de Eduardo Jariod
¡Hombre! Saludos cordiales, D. Guillermo, y saludos cordiales a todos los compañeros y amigos de LPD. Por fin, hemos dejado de entrar por la portezuela, para volver a la puerta principal.

Y qué tema para volver... Vuelve con fuerza, Padre. Muy profundo su post de hoy. Yo volví a la fe (en realidad, entré por vez primera) a través del encuentro personal con un maestro y amigo que me influyó muy poderosamente. Las mediaciones son fundamentales; ha de haber escucha, pero para escuchar algo debe haber quien te hable; lo mismo la confianza, la espera o el amor: ha de haber alguien quien despierte todo esto en nosotros. El mensaje de Dios se encarna en Cristo, y desde entonces así debe seguir siendo en la persona de cada cristiano que predica la Verdad. La fe siempre surge de un encuentro personal. Las modalidades de ese encuentro pueden ser infinitas, pero siempre son, eso, encuentro con un otro que, abriéndose a nosotros, nos abre al misterio de Dios en un misterio de fe, de esperanza y de amor.

-------------------

Aas

Siempre tan atinado. Es verdad. Tendría que haber dicho para ser más correcto que no me sentía capacitado para formular semejante apreciación, aunque, en rigor, se pueda manisfestar como cristiano católico que soy.
24/08/10 3:28 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Queridos amigos: Muchas gracias. A este post seguirán bastantes otros sobre la misma temática.

Ángel, es creación-fe.


Carmen, un saludo.

Y lo mismo a Eduardo, aas, Fredense, Maricruz...
24/08/10 3:36 PM
Impresionante. Me había acostumbrado a leerlos sin comentarios pero al menos dar las gracias.
24/08/10 4:25 PM
Padre, felicitarle por el tema, muy interesante. Y para serle franco últimamente ando por esas meditaciones. De modo que al leer su post me he llevado una grata sorpresa. Vd. bien ha dicho que es un tema importante para nosotros.
Este comentario es de introducción, quiero volver a leerlo y comentarlo con todos.
Oportuno el comentrio de Yolanda: Y obediencia en sus sentidos originales: oboedire, hypakoè: saber escuchar.
24/08/10 4:26 PM
en la fe, la escucha se convierte en obediencia, en sumisión libre a la palabra escuchada y en abandono a Dios que se revela.

--------------------------------------------

Padre, es que creo que ahi esta el meollo de por donde debe andar nuestra fe. La fe con respuesta en nuestras vidas. Respuesta que es: sumisión y abandono confiado en Dios, se me olvidaba, como Vd. bien dice: por Cristo que es la plenitud de la revelación de Dios.
Y también me ha gustado aquello que dice de que no tiene sentido desconfiar de Cristo, El se merece toda nuestra confianza.
Un saludo a todos.
24/08/10 5:08 PM
Comentario de Amfortas
Gracias D. Guillermo por esta nueva etapa del blog y un saludo a todos los parroquianos.

En cuanto al tema de la obediencia comparto lo dicho por Yolanda. Parece que por obediencia se entendiera una especie de ceguera fatal como la que los dioses griegos enviaban a algunos mortales. De ahí, tal vez, algunos abusos que se cometen. Cuando la obediencia debiera estar fundada, sobre todo, en la lucidez, que es contraria a la ceguera.
24/08/10 5:16 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Gracias, Ana y Pablo.

Como decía, pienso dedicar a este tema - aunque no sea de forma seguida - unos 25-3o posts.
24/08/10 5:16 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Amfortas, nos hemos cruzado!

Saludos,
24/08/10 5:17 PM
Comentario de Yolanda
Figúrate, Amfortas, que yo en mi adolescencia anduve inmersa en un ambientillo ácrata-hippy-progre o algo así, de que pronto, muy pronto, me desgajé. A los 17 años ya no andaba en esas tonterías. Pero dejaron su poso. Y la palabra obediencia mantenía connotaciones de sumisión indigna. Y la palabra autoridad, connotaciones de abuso e injusticia.

Bueno, purificar y limar todo eso lleva años. Interiorizar la obediencia desde la fe, como algo realmente hecho vida, algo personal e íntimo, es un proceso que pasa por muchos alambiques.

Padre: vamos a acabar todos teólogos. 25-30 posts sobre el tema...¡Qué bien!(dan diploma o certificado al final de la serie? SPH)
24/08/10 5:31 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Se estudiará lo del diploma!
24/08/10 6:11 PM
Amfortas, tienes toda la razón en cuanto a la obediencia, nunca me la había planteado así.
24/08/10 6:28 PM
Yolanda que ocurrente eres, me estoy riendo con tus comdentarios SPH.
Que diferente te veo en este blog con respecto a otros donde te ponías de los nervios. :-)
24/08/10 6:30 PM
Comentario de César Fuentes
Hoooooola D. Guillermo,bienhallado, hoooola a todos.

Parece que Su Santidad está escribiendo una enciclica sobre la Fe. Ardo en deseos de leerla y la segunda parte de su "Jesús de Nazaret".
24/08/10 6:48 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Hola, César.

Todos esperamos esos documentos del Papa.
24/08/10 6:49 PM
Comentario de César Fuentes
A Abraham le fue computado como justicia la Fe. Qué sencillo y a la vez tan lleno de misterio,no nos pide Dios que obremos sacrificios constantes,tan sólo atender a su llamada y seguirle,como niños que confían en su padre-¿en quién confiar sino en el Padre?-y ,hablando a la pata llana,no fastidiar mucho el tesoro que nos regala,ni quedarnoslo para nosotros.

Pues me alegro que la Fe ocupe un destacadísimo lugar en los post de esta temporada.

Acabo de hablar con una mujer-muy buena persona- D. Guillermo,sobre mi conversión,pero el router de las narices me la ha jugado. A lo que iba, ¡cómo no fiarse de quien te llama,del que Es,ha Sido y Será,del Que no ves pero sientes,del que ha obrado el más milagroso de los milagros-y el más inmerecido por uno-,ese que dice déjalo todo y sígueme.
24/08/10 7:03 PM
Comentario de Yolanda
Cielos, pablo, ¿de qué época me hablas? Si yo he sido siempre una persona dulce y sosegada... óò

SPH

La inquietud y desasosiego que los seres humanos padecemos mientras no nos adherimos a Dios, pablo, creo que también tiene algo que ver con la resistencia a la obediencia que, al menos en nuestros tiempos tiene mucho que ver con el exceso de racionalismo. Los creyentes de nuestro tiempo necesitamos estar seguros de que la fe, siendo fe, es razonable.

Porque al descanso que se obtiene en el abandono confiado de la fe le viene luego, como a San Agustín, la inquietud del deseo de comprender, sin abandonar por ello el asentimiento de fe.

En fin, lo que dice la frase final de post: "La escucha y la obediencia a Dios inauguran en el hombre una existencia nueva que tendrá su culminación en la gloria del Cielo"

¿Un cierto grado de inquietud nos acompañará hasta que veamos cara a cara?
24/08/10 7:03 PM
Solamente Dios, que es nuestro Creador y nuestro Señor, puede pedir una entrega tan plena y absoluta, un acto de expropiación de uno mismo motivado por el reconocimiento hacia Él, por la adoración a Él. En realidad, en el sentido teológico del término, el creer está dirigido únicamente a Dios. No sería sensato depositar una fe semejante en una criatura.

--------------------------------


San Francisco Borja, antes de ser religioso era Duque de Gandía, cortesano de Carlos I. Al morir en 1539 la emperatriz Isabel, le tocó al Duque de Gandía acompañar al féretro hasta Granada. El 17 de mayo, para certificar que el cadáver era el de la emperatriz, se abrió el féretro. Al contemplar aquel cadáver, el de una de las mujeres más bellas de Europa, pronunció la siguiente frase: No más servir a señor que se me pueda morir.

=======================================

¡Qué bueno, una serie de artículos sobre la fe!

Inmejorable inicio de etapa.
24/08/10 7:17 PM
Yolanda: Que forma tan hermosa de hablar de la obediencia....y tan profunda...y tan vivida.
24/08/10 7:17 PM
Comentario de César Fuentes
A mí la única inquietud que me asalta de vez en cuando es el hecho de fastidiarla a menudo.
La verdad es que San Agustín era un sabio como pocos,con gran fe,pero el y otros sabios y teólogos,sean de la época que sean,palidecen al lado de Mateo,Marcos,Lucas y Juan-me refiero en cuanto a teología,no a fe,claro-,como le dijeron muy acertadamente a D. Guillermo-escrito está en su anterior post- y cito todo el párrafo:
"Cuando redactaba mi tesis doctoral le expresé una duda a un compañero de estudios - un hombre intelectualmente muy brillante - . Le decía yo: “Me parece que no aporto nada original". Y él, muy sabiamente, me tranquilizó: “La originalidad está en el Evangelio"." Es decir,para lo bueno,la Palabra,las interpretaciones ayudan y mucho,pero sin la Palabra,por mucho que se maree una interpretación,no hay quien confíe ciegamente,como Dios quiere.

Pero es lógica alguna inquietud,o muchas,dada nuestra pequeña naturaleza. Me recuerda a la Abadesa de "Historia de un otoño" de Jiménez Lozano,cómo se enfrenta a la muerte,las dudas que le asaltan,pero al final es un sí,un fiat.
24/08/10 7:24 PM
Comentario de Norberto
Acabo de llegar, tras conducir 1000 km del tirón, y me encuentro con el blog abierto, todo un buen regalo de vuelta.

Os encomendé a todos a la Virgen Blanca y en la ermita de S. Martín, camino de Santiago Vasco, barrio de Askizu, municipio de Guetaria (Guipuzcoa).

Voy a deshacer el equipaje y a por algo para la cena.

¡ Bendito sea el Señor y su Santa Madre!
24/08/10 7:25 PM
Comentario de César Fuentes
Benditos sean,Norberto,benditos sean. También tu lo seas.
24/08/10 7:26 PM
Comentario de César Fuentes
Es una buena pregunta que hacerse,cómo se enfrentará uno a la muerte,el momento final,donde ninguna experiencia previa vale. ¿Qué pasará por nuestra mente,nuestra alma? Como decía D. Pablo en la "Ultima cima",en los ejercicios espirituales que dio poco antes de morir,lo imporante no es la puerta-la muerte-sino qué hay tras ella. Conviene ester siempre preparados y entregarnos a El de continuo.
----------------------
Bueno,bueno,hoy me salgo,vaya rollazos que os estoy soltando.Voy a leeros un rato,y a pereparar un café.
24/08/10 7:32 PM
Norberto. ¿Que pasó el quince de agosto?. ¿Se puede contar o es privado?. Pedí por usted ese día. Que la virgen siga protegiéndolos a usted y a su familia
24/08/10 7:33 PM
Padre, al leer a Tineo me acorde de una palabra que me llegó al corazón al leer su post: adoración. Dedíquenos un post sobre esa palabra, no se como es, ni como puedo adorar.
Creo que Cristo se merece nuestra adoración.
24/08/10 7:35 PM
Comentario de rastri
La escucha y la obediencia a Dios inauguran en el hombre una existencia nueva que tendrá su culminación en la gloria del Cielo.
________________________

-La sentencia tiene notables tildes de espiritualidad sí. Pero una cosa es decir y otra cosa es sufrir lo dicho. El dilema está en saber en cómo y cuándo esto de la "escucha y obediencia que precede a la existencia nueva" es de Dios y no del Demonio.

-Sabemos sí que, cumplido el sacrificio del carnero, Dios prometió a Abraham ser padre de todos los creyentes.

¿Y hasta entonces? Hasta que Abraham en sus soledades de padre casi extinto, se decidiera a sacrificar a Dios el único hijo que él tenía; el que Dios le prometió; el que Dios le dió: ¿"cómo fue esa escucha y esa obediencia"? Porque Ismael, cuestión de genética, aquí no contaba.

-Le cabe a alguno admitir que Abraham pudiera pensar que aquella voz que él oía; Y que por lo mismo le pedía el sacrificio del hijo, no fuera otra que la voz del Mal. Y que aquello era un ardid del Demonio para arrebatarle lo que Dios le dió.




24/08/10 8:30 PM
Comentario de antonio grande
Creer es dos cosas: Creer en lo que no veo y no entiendo; y vivir de acuerdo con eso que no veo y no entiendo.
24/08/10 8:33 PM
Comentario de Norberto
...que tendrá su culminación en la gloria del Cielo.

Pero, recordando a Theresita, empieza aquí en la tierra.

Un abrazo D. Gullermo, tengo preparado el Había estado III, dígame cuando se lo mando.
24/08/10 8:59 PM
Comentario de Norberto
Ana

Lo conté en Había...,te lo cuento a ti ahora:

"cabo de llegar de misa de 11 h. en el que he proclamado la 2º lectura y he cantado el Aleluia,momento,éste, en el que he encomendado a todos vosotros a Nª Sª.

Además mi esposa ha preparado, por sorpresa, la renovación pública de nuestro matrimonio, 35 años ya, todos habéis estado presentes, en especial los atribulados,los que estáis a prueba.

Feliz día de la Asunción y día del Señor, la Madre primero, hoy, creo que el Hijo está de acuerdo."

Además me sentí muy acompañado, interiormente, por Nª Madre.
24/08/10 9:04 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Bueno, leídos todos los comentarios hasta aquñi.

Imposible re-comentar todo...

Norberto, podría enviar su escrito, si le parece bien, la semana próxima.
24/08/10 9:07 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Hay aspectos que han salido y que, espero, podrán ser tratados en nuevos posts relacionados con la fe.
24/08/10 9:08 PM
Comentario de Norberto
La semana que viene, por tanto D. Guillermo.Gracias
24/08/10 9:19 PM
Comentario de antiguo alumno salesiano
¡Hola, D. Guillermo! En estas semanas de silencio en el blog hice la novena a la Virgen del Carmen, que recibí la víspera de mi santo. Por aquí hace mucho calor ¿En Galicia también?
En algunos comentarios se habla de la obediencia. La divisa episcopal del beato Juan XXIII era "Obedientia et pax".
¿Cómo explicar la fe? A los niños en la catequesis les digo: "¿Creéis que existen las murallas de este pueblo? No lo creéis, lo sabéis, porque las habéis visto. A Dios nadie le ha visto, pero algo nos dice que existe. Ésto es la fe: Creer sin ver.
24/08/10 9:29 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Hola, aas. Me alegro de que haya hecho la novena.


Pablo ha hablado de adoración. La adoración exalta la grandeza de Dios, nuestro Creador y Salvador, desde la conciencia de ser criaturas suyas, salvados por Él.

Puede servir el Sal 95, como ejemplo:

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
2cantad al Señor, bendecid su nombre,
proclamad día tras día su victoria.

3Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones;
4porque es grande el Señor, y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.

5Pues los dioses de los gentiles son apariencia,
mientras que el Señor ha hecho el cielo;
6honor y majestad lo preceden,
fuerza y esplendor están en su templo.

7Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
8aclamad la gloria del nombre del Señor,
entrad en sus atrios trayéndole ofrendas.

9Postraos ante el Señor en el atrio sagrado,
tiemble en su presencia la tierra toda;
10decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente».

11Alégrese el cielo, goce la tierra,
retumbe el mar y cuanto lo llena;
12vitoreen los campos y cuanto hay en ellos,
aclamen los árboles del bosque,

13delante del Señor, que ya llega,
ya llega a regir la tierra:
14regirá el orbe con justicia
y los pueblos con fidelidad.

24/08/10 9:40 PM
Comentario de antiguo alumno salesiano
Gracias, D. Guillermo.
24/08/10 9:44 PM
Comentario de Yolanda
pablo, sobre la adoración:

Yo no soy "experta" en nada, menos aún en esto. Pero te puedo contar cómo lo veo o lo vivo yo. Por ejemplo, el páter te ha ofrecido de ejmplo del salmo 95. Estupendo. En general, el Libro de los Salmos contiene una buena colección de ellos dedicados a la oración de adoración. Hay muchos de súplica y lamento, de acción de gracias, de diversas temáticas, pero también unos cuantos que tratan simplemente de ensalzar a Dios.

Los salmos 102, 91, 103, 89, 18, 22, 41, 148, 98, 112, 144 son salmos de adoración ( o ya sabes que le sumas un número, por eso de la doble numeración del texto masorético o de la LXX y la Vulgata, un lío que nunca he tendio claro del todo). Uno acaba teniendo salmos favoritos, y se aferra a dos o tres que le encanta recitar o leer pausadamente.

Por otro lado, un texto que me encanta, y que está entre " mis favoritos" desde hace años: el llamdo Canto de los tres jóvenes de Daniel (Dn 3,57-88): es una delicia. Impresionante. Irrenunciable.

La Liturgia de las Horas de hoy comienza en Laudes con ese canto precisamente. Verás que no sólo los salmos, sino varios fragmentos de la Biblia como el canto de los tres jóvenes, son cantos de alabanza: sin salir de la liturgia de hoy,Ef 1, 3-10 es un texto de alabanza. ¿Y el Magníficat, qué es si no? O el Canto de Filipenses, especialmente los últimos versículos (Fil 2,6-11).

Son textos que, bien degustados lentamente, no tienen otro objeto que la consideración, la contemplación de las maravillas de Dios hacia nosotros y la pura adoración.

Los santos son fuente de oraciones que han pasado a los fieles. Hay una oración de san Ignacio que (a lo mejor soy pesada de tanto citarla) pero es la orración con la que me levanto y me acuesto desde hace años. Y en las visistas al santísimo, prácticamente sólo son estas palabras las que me gusta repetir (si te suena extraño el vos, lo pasas al tuteo y ya está):

Tomad, Señor, y recibid
toda mi libertad,
mi memoria,
mi entendimiento y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer;
Vos me lo diste,
a Vos, Señor, lo torno;
todo es vuestro,
disponed a toda vuestra voluntad;
dadme vuestro amor y gracia,
que ésta me basta.

Esta oración no tiene otro objeto que la disolución de uno mismo en Cristo.

Una vez que le coges el aire a esta forma de oración, tu propia ceatividad personal puede crear tu propia oración de adoración, vocal o no.

Bueno, me callo ya.

Son sugerencias.

Seguro que hay más ideas por ahí.



24/08/10 10:22 PM
Luego la adoración va acompañada de bendecir y alabar.
24/08/10 10:23 PM
Comentario de César Fuentes
Creo que era D. Luigi Giussani el que preguntó-no he encontrado el texto,así que citaré de memoria-,a un joven que si había estado en Moscú o así; el joven dijo que no y D. Giussani le respondió que no se le ocurría el poner en duda la existencia de Moscú,pues gente que había estado allí se lo había contado,amen de haber estudiado geografía,etc. Y algo similar ocurre con Cristo,nos fiamos también del testimonio de quienes lo conocieron y vieron sus hechos y escucharon Su Palabra,y así de generación en generación. La confianza,palabra clave. En cierto modo,todos nos hemos encontrado con Jesús corpóreo-no hablo en este caso de la comunión-,no sólo nos hemos encontrado con El en nuestro corazón,espíritu y razón.


P.S: si alguien encuentra un enlace con el texto de Giussani,por favor,que lo ponga,pues me temo que mi memoria me pueda jugar una mala pasada.
24/08/10 10:23 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Entiendo que el matiz propio de la adoración es unir a la alabanza - al reconocimiento de Dios por ser Dios - nuestra conciencia de criaturas, de ser "nada" ante el que es Todo...
24/08/10 10:27 PM
Gracias Yolanda por todos los salmos que me has pasado, que vere poco a poco.
La numeración que me has dado, me dices que ¿tengo que añadir una más para encontrarla en mi Biblia?
Gracias por todo.
24/08/10 10:29 PM
Padre, eso me ha gustado: nuestra conciencia de criaturas, de ser "nada" ante el que es Todo...
que frase más bonita.
24/08/10 10:32 PM
Comentario de César Fuentes
Los salmos 102, 91, 103, 89, 18, 22, 41, 148, 98, 112, 144 son salmos de adoración ( o ya sabes que le sumas un número, por eso de la doble numeración del texto masorético o de la LXX y la Vulgata, un lío que nunca he tendio claro del todo).
------------------
Primera noticia y sí parece un lío monumental,tanto número junto no puede ser bueno,aquí somos de letras. SPH.
24/08/10 10:33 PM
Comentario de Yolanda

Pablo: bendecir y alabra es adorar.

No obstante, por ejemplo, la oración de san Ignacio es adoración y tiene más sentido de entrega(así lo veo yo, de hecho es "mi" oración de adoración eucarística).

Además, cuando uno se curte en bendecir y alabar, eso le lleva a orar de manera más espontánea, más personal, en un sentido más contemplativo.

Una inveterada manera de hacer oración que debería -creo yo- fomentarse desde las parroquias es la Lectio Divina, un método muy apreciado por los Padres de la Iglesia. Hay cuatro pasaos mínimos (Lectio – Meditatio – Oratio – Contemplatio) y, bueno, hay bibliografía y páginas sobre ello. Parte de la Escritura: lectura atenta, meditación, oración, contemplación...Lo suyo es hacerlo en comunidad. Pero...

Busca un texto del siglo XII: La Carta del hermano Guido a su querido hermano Gervasio . Ahí se describe "muy medievalmente" el invento.

Y un libro actual sobre el tema :

G. ZEVINI, La lectio divina en la comunidad cristiana. Espiritualidad – Método – Praxis, ed. Verbo Divino, Estella 2005

Pero no te vayas a creer que soy una mística, ojalá. A veces rezo con unos apresuramientos
24/08/10 10:39 PM
Comentario de Yolanda
Tienes que añadir o no... es que no creas que lo tengo claro: en tu Biblia verás que cada salmo tiene dos números, uno entre paréntesis; bueno pues la numeración que te he dado la he recortado y pegado de una lista mía, así que ahora no sé si es la que hay que sumar uno o no.

Voy a mirarlo, tenía que haberlo pensado antes, sorry
24/08/10 10:41 PM
Comentario de Yolanda

Comentario de Guillermo Juan Morado
Entiendo que el matiz propio de la adoración es unir a la alabanza - al reconocimiento de Dios por ser Dios - nuestra conciencia de criaturas, de ser "nada" ante el que es Todo...
24/08/10 10:27 PM
_______________________


Fíjate, pablo: eso es lo que yo quería decir, pero mira cómo me enrollo yo y cómo lo sintetiza el páter
24/08/10 10:44 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
A este paso nos encontraremos con una "Mística Ciudad de Dios". II. Escrito por Yolanda.

Hoy he recibido la "Mística Ciudad de Dios" de la Venerable Madre Sor María de Agreda. Es un texto de más de mil páginas. Me ha hecho mucha gracia algunas expresiones del primer capítulo, sobre la humildad que, como mujer - así dice ella - le corresponde...


Claro, escribe en el siglo XVII. Pero escribe. Es mujer, sí. Pero dice que la obediencia se lo pide. Es un personaje muy interesante.
24/08/10 10:46 PM
Jajajaja, sois geniales. Me habeis ayudado mucho. Gracias.
Cada día aprendo cosas nuevas y con vosotros más.
Gracias Yolanda.
24/08/10 11:04 PM
Comentario de Yolanda
Pablo, sí: añádele uno

Páter, eso de la obediencia lo decía todas, no se fíe. Pura captatio benevolentiae>/i>. Y si, encima, las pobres eran mujeres y querían ser santas tenían que decir eso, quisieran o no.

SPH

Bueno, ya quisiera yo algún día escribir algo de la envergadura la Mística Ciudad de Dios. Y en la actualidad, poco se venden los libros de piedad y oración, salvo los suyos que son best sellers en el ranking del género.
24/08/10 11:05 PM
Lo de la lectio divina me interesa. He estado haciendo algo parecido, sin saber lo que era.
24/08/10 11:08 PM
Comentario de César Fuentes
salvo los suyos que son best sellers en el ranking del género.
----------------
Y tanto que se venden,que este año me tendré que ir de vacaciones en auto-stop.
24/08/10 11:10 PM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Ay, ya me voy a dormir más tranquilo. Autor de best sellers...

Veremos a fin de año...
25/08/10 12:26 AM
Comentario de Guillermo Juan Morado
Yolanda, esos textos de la Venerable Madre son estupendos!

Al final, escribe, claro que escribe!

Me encantan estas monjas. Al final, sin desobedecer a nadie, obedecen sólo a Dios.
25/08/10 12:27 AM
Curiosa afirmación suya padre: Al final, sin desobedecer a nadie, obedecen sólo a Dios.
25/08/10 2:32 PM
Comentario de Eduardo Jariod
Exacto, D. Guillermo. Ya sabe lo que tiene que hacer: sin desobedecer a nadie, obedezca sólo a Dios. Así que no pare de escribir...
25/08/10 2:59 PM
Comentario de Yolanda
Exacto, D. Guillermo. Ya sabe lo que tiene que hacer: sin desobedecer a nadie, obedezca sólo a Dios. Así que no pare de escribir...

_______________

Eso, sin desobedecer a nadie.
25/08/10 3:01 PM
Comentario de Yolanda
He olvidado el SPH, aunque era obvio, ¿no?
25/08/10 3:04 PM
Comentario de rafaelseverianomendez
acaso la presuncion serà el arma perpetua de la fe pura. ¿que significa tradicion?
02/10/11 8:08 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
(Los saltos de línea se conviertan a <br />)
(Nombre, email y página web)
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Guillermo Juan Morado

Guillermo Juan Morado

Guillermo Juan Morado es sacerdote diocesano. Doctor en Teología por la PUG de Roma y Licenciado en Filosofía.

En este blog

Abril 2014
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Algunos libros de Guillermo Juan



Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso