La usura como pecado contra natura (2/2)

Enrique de Zwart

Con usura se peca contra la naturaleza,

Será tu pan como un harapo

Será tu pan seco como el papel,

No habrá abundante cosecha, ni harina fuerte…

Usura es un parásito
mella la aguja en manos de la doncella
y paraliza el talento del que hila


Usura mata al niño en el útero
Contra naturam
Trajeron putas a Eleusis[1]
Sientan cadáveres a su banquete
por mandato de usura.

Canto XLV. Con usura, Ezra Pound

 

 

Precio justo

Sin caer en los errores comunistas es necesario algún tipo de sindicato, o una forma efectiva de protección a los trabajadores. De lo contrario los salarios terminan por el piso y la economía naufraga como ocurrió en Florencia en del siglo XV. El capitalismo fuera de control se apropia de la plusvalía en su totalidad llevando al trabajador a la miseria con salarios por debajo de la subsistencia. ¿Cómo se sabe cuándo se cruzó ese umbral? Cuando la clase trabajadora declina debido a no poder mantener una familia, que es precisamente lo que ocurrió en la Florencia de aquel entonces. Los Medici terminaron por matar la gallina de los huevos de oro. Poder mantener una familia es el último criterio para una sociedad exitosa y justa.

Notamos aquí que importar trabajadores mediante inmigración masiva, como ocurre ahora en EEUU y Europa occidental, es otra treta del capitalismo especulativo (y de gobiernos liberales/masones anticristianos con intenciones de ingeniería social). Esto también ayuda a explicar el triunfo de Trump y la popularidad de Le Pen, Orban y tantos otros. Es un hecho que en varios países occidentales la población nativa está disminuyendo bajo la presión de la inmigración musulmana y sus efectos en el mercado laboral.

El precio justo puede ser definido como el costo de la oferta. Parece una definición a ojo de buen cubero, pero reconocidos economistas como P.A. Samuelson y Wilhelm von Kettler pensaban así. Llegar al precio justo no implica la necesidad del “libre mercado”. Solo se necesita la voluntad moral de no cobrar de más. Ahí es donde el capitalismo tambalea y la razón por la cual precios altos y salarios bajos son el común denominador en la era capitalista. Todo el mundo más o menos reconoce esto, excepto quienes pretenden estar estudiando una “ciencia” como la física o la química en lugar de cuestiones mejor entendidas por principios morales. Es en realidad filosofía moral, porque en su esencia se trata de dos personas acordando un intercambio. Nada que ver con la física, sino con la voluntad del hombre de elegir el bien.

Gesellschaft y Gemeinschaft

Ferdinand Tönnies dividió a las sociedades en dos tipos: las Gesellschaft son asociaciones de individuos y las Gemeinschaft son genuinas comunidades sociales. La “ciencia” económica trata de individuos e interés personal, como en una logia. La Iglesia católica trata de comunidades de personas relacionadas mediante el Logos. La economía de la Gemeinschaft está en el hogar, y para exportarla a la sociedad en su conjunto hace falta la voluntad de elegir el bien común en el mercado. La economía de Gesellschaft es la de individuos como Adam Smith o David Hume. Es la economía que enseña tanto la izquierda marxista como la derecha neoconservadora/liberal. Si la religión de la Gemeinschaft es el catolicismo, la de la Gesellschaft es la masonería.

Barren Metal explica la creación y al desarrollo de la Gran Logia. Muchos se asocian a la Logia para mejorar sus oportunidades de hacer negocios, pero Jones no confunde el bosque con el árbol y ve más allá. En particular el rol de la masonería en contrarrestar a la Iglesia, por ejemplo en la supresión de las reducciones jesuitas en Paraguay. Ciertamente que la organización social y económica de las reducciones, una Gemeinschaft por excelencia, y su éxito, es algo que la Logia no estaba dispuesta a tolerar.

Igualar capitalismo con masonería es una simplificación demasiado grosera, a pesar de que el individualismo prevalente en ambos facilita la conexión, y Jones no comete ese error. Simplemente se limita a apuntar hechos bien documentados sin especular acerca de las ulteriores intenciones de la Logia y sus seguidores. Lo que sí los caracteriza es una notable carencia de solidaridad y apreciación del largo plazo.

Una constante del capitalismo financiero es la explotación del presente. Las burbujas especulativas son clásicos ejemplos de beneficio a corto plazo a expensas de una necesaria calamidad futura.

Opciones de moneda

En estos tiempos de volatilidad financiera algunas voces han propuesto volver al oro como moneda real. El oro tiene cierta fuerza filosófica y su comercio está estrechamente relacionado al valor del trabajo. El problema es cuán seriamente se puede tomar a la “teoría del valor-trabajo”, la cual considera que el valor de un bien o servicio está determinado por la cantidad de trabajo necesario para producirlo, más allá de su utilidad. Esta teoría fue bastante aceptada hasta el siglo XIX, y luego perdió favor ya que no pudo explicar la renta de tierras, el beneficio empresarial y la usura. Jones le da cierto crédito a la teoría del valor-trabajo, pero la rechaza en su formulación marxista ya que no puede obtener un precio basado en el monto de trabajo puesto en el producto.

¿Qué opciones hay? En general hay tres opciones de moneda: garantizada por metal, basada en deuda y dinero fiduciario (fiat). Por evidencia y lógica la primera opción es descartada en Barren Metal. El dinero fiduciario es emitido por el gobierno y su uso depende de la confianza que tenga la comunidad y de la moderación con que el gobierno imprima.

La moneda basada en deuda es el sistema que ha venido a dominar las economías occidentales mediante los bancos centrales. Para muchos no es sino dinero fiduciario más caro. El gobierno puede pedir prestado tanto como quiera, lo que en general resulta en una cantidad de dinero tal que no es acorde con la economía real. Por cada peso recibido se debe pagar interés. Y este interés es sencillamente usura a nivel nacional. Sin controles serios el dinero basado en deuda tiende a la inflación, que es otra forma de degradación monetaria, y a una deuda nacional más grande.

En este panorama dominado por las deudas y la usura que ésta conlleva, no es una sorpresa que el entusiasmo por el oro esté creciendo. Lamentablemente a lo largo de la historia este remedio ha sido a veces peor que la enfermedad.

El problema con el oro, aparte de su degradación, es que una vez que el estado da su garantía la gente pierde interés en saber si se trata realmente de oro. Además con el papel moneda, originalmente creado como un recibo por cierta cantidad de oro depositada en lugar seguro, las posibilidades de hacer trampa se incrementaron enormemente. Emitir más “recibos” de lo que realmente estaba guardado mediante préstamos es una vieja treta y también una forma de degradación.

La Iglesia y el islam

La Iglesia nunca renegó de sus enseñanzas sobre la usura. Sostuvo y sostiene que el préstamo a interés es pecado. Esto está en la encíclica “Vix Pervenit” de 1745. Este es un documento del magisterio, emitido por un Papa, y es lo que la Iglesia enseña. Nunca jamás ningún Papa la contradijo. Pero históricamente nunca fue implementada del modo en que el islam implementó su sistema bancario.

Jones elogia al exitoso modo islámico de lidiar con la usura. El islam prohíbe la usura y esto se refleja en su sistema bancario. Hasta Benedicto XVI, crítico del islam en muchos campos, ha reconocido esta ventaja mahometana. De hecho la gran expansión musulmana, histórica y en nuestros días, se debe en parte a su abolición de la usura. Esto es lo que la Iglesia debería haber hecho, esto es lo que estaba en los libros pero nunca se logró implementar.

¿Cómo funciona el sistema bancario islámico? En suma, se puede cobrar una legítima tarifa por los servicios bancarios pero el préstamo a interés está prohibido. Esta tarifa se paga inicialmente y no hay una deuda que crece geométricamente con el tiempo.

El judaísmo tiene un método tribal similar al islam, pero de una notoria duplicidad. Se prohíbe a los judíos usar la usura en el trato con otros judíos; sin embargo se les permite cobrar intereses sobre préstamos a quienes no son judíos.

Falsas razones de los usureros

El capitalismo tiene sus méritos también, ya que provee los medios. Pero esta versión corriente definida por los especuladores de Wall Street, que tienen a políticos como Hillary Clinton (gracias a Dios ahora desactivada) en el bolsillo, es la peor posible.

Se dice a menudo que los usureros –que se benefician con el préstamo a interés– merecen un pago por sus préstamos debido a las oportunidades que pierden al no usar el dinero de otra manera (lucro cesante). Pero eso asume que serían capaces de ganar dinero de otra manera. Más aun, asume que realmente tienen dinero para prestar. La verdad es que la mayoría de los prestamistas son incapaces de generar algo productivo para la sociedad por si mismos. Dependen totalmente de aquellos que saben como generar riqueza con trabajo, bienes y servicios reales. Peor aun, la gran mayoría de los préstamos son creados mediante artilugios financieros como el sistema contable de partida doble y la infame reserva fraccional. Es decir que los banqueros crean de la nada documentos Pagaré. Luego nos prestan sus Pagarés como si fuera dinero. Prestan algo que no tienen.

La usura se compone de varios substratos que la presentan a primera vista como algo misterioso y complejo, pero en el fondo es solo un espejismo, una gran cortina de humo para confundir y amedrentar. Sea

a) el interés compuesto (pedir lo que no se puede devolver),

b) el sistema de reserva fraccional (prestar lo que no se tiene),

c) la creación de dinero ex nihilo por los mal llamados ”bancos centrales” que están en manos privadas (proyectar el problema a escala nacional y global),

d) los mal llamados “bancos de inversión al estilo Goldman Sachs (bancos puramente especulativos sin ningún vínculo con la economía real),

e) los “hedge funds” mejor conocidos como fondos buitres (cuya rapacidad especulativa envidiaría el mismo Shylock);

son todas facetas de la misma mentira usuraria. No por nada Henry Ford dijo “está claro que la gente no entiende nuestro sistema bancario y monetario, porque si lo entendiera, habría una revolución mañana por la mañana". Y esto antes que existieran los fondos buitres.

¿Oponerse a la usura implica que si un amigo (o una caja de ahorros, o una cooperativa de crédito o un banco hipotecario local) tiene cien mil pesos ahorrados no me los puede prestar para que yo pueda ampliar mi casa? Por supuesto que no. ¿Significa que solo le tengo que devolver cien mil pesos y ni un centavo más? Sin duda que no. Pero las condiciones del préstamo y su devolución tienen que estar reguladas por otra concepción y modo de entender la sociedad y la gente, diferente de los mecanismos y entidades usurarias antes mencionadas.

La usura es magia negra financiera. Una inversión de valores que destruye el orden natural. Un caos manufacturado que luego contagia otros campos de la sociedad. La conexión contra natura de la usura está muy bien personificada por sujetos como George Soros o Paul Singer. Este último jefe del fondo buitre Elliott Management Corporation, quien es al mismo tiempo un furioso promotor de la degeneración sexual y los “derechos” de la comunidad “LGBTQ". Por un lado saquea desvergonzadamente las arcas de países endeudados al punto del default en África y Latinoamerica. Por otro hace lobby para que el “matrimonio homosexual” sea reconocido en el estado de Nueva York

Conclusión

Detrás de todo sistema dependiente de mecanismos usurarios, que pretenden crear algo de la nada, está la razón de nuestros males presentes. En su actual versión financiera y especulativa, el capitalismo laissez-faire es esencialmente usura promovida por el estado, como lo definiera el economista jesuita Heinrich Pesch.

Contrarrestar el actual sistema usurario especulativo y el mal llamado “libre mercado” será necesario para cualquier sociedad que quiera salir adelante. Barren Metal lo expone claramente y con coraje. Tal paso no será fácil, y si nos guiamos por la historia de aquellos que lo intentaron antes, tampoco pacífico. Pero sucederá tarde o temprano ya que los Dioses del Mercado al final caerán y los del Sentido Común con terror y estrago retornarán:

…Then the Gods of the Market tumbled, and their smooth-tongued wizards withdrew

 And the hearts of the meanest were humbled and began to believe it was true

 That All is not Gold that Glitters, and Two and Two make Four

 And the Gods of the Copybook Headings limped up to explain it once more.

[…]

 And that after this is accomplished, and the brave new world begins

 When all men are paid for existing and no man must pay for his sins,

 As surely as Water will wet us, as surely as Fire will burn,

 The Gods of the Copybook Headings with terror and slaughter return!

…Cayeron entonces los Dioses del Mercado, y desvanecieronse sus brujos de meloso hablar

 Y los corazones de los más soberbios fueron humillados y comenzaron a creer que era verdad

 Que todo lo que brilla no es oro, y dos y dos son cuatro

 Y los dioses del Sentido Común se levantaron para explicarlo una vez más.

[…]

 Y que luego que esto suceda y comience el bravo nuevo mundo

 Cuando todo hombre sea pagado por existir y ninguno pague por pecar,

 Tan seguro como el agua moja, tan seguro como el fuego quema,

 ¡Los Dioses del Sentido Común con terror y estrago volverán!

 

…Que no te la cuenten.

Enrique de Zwart

Referencias

Barren Metal: A History of Capitalism as the Conflict between Labor and Usury. Fidelity Press, South Bend, Indiana. 2014. 1456 p.

Santelli, Anthony. What is Usury? Publicado originalmente en Culture Wars. Se puede leer acá: https://netarchydotcom.wordpress.com/2011/12/29/what-is-usury/

 



[1] Eleusis era el templo de ritos y misterios iniciáticos en la Grecia pagana cerca de Atenas.

47 comentarios

  
Ricardo de Argentina
A ver si entendí: nuestra sociedad occidental está condenada a perecer, corroída por sus parásitos los usureros.
A menos que demos el salto a tiempo, como han hecho los musulmanes y como ha enseñado en su momento la Iglesia.
28/11/16 12:09 PM
  
Joaquín
Lo de la banca islámica es un cuento chino. Hacen lo mismo que los usureros judíos medievales: piden interés pero recurren a todo tipo de trucos y tretas para disimular, y cuando no pueden, sobornan a un imán para que dicte una fatwa que declare sus productos financieros conformes a la sharia. La clave de su "éxito" está pura y simplemente en los ríos de dinero que están entrando en las arcas de los jeques árabes gracias al petróleo, y que no pueden gastar.
28/11/16 1:39 PM
  
Carlos Reyes
Me gustaría acotar en cuanto al tema lo siguiente:
El Papa Benedicto XV escribió, “Es en el campo económico que la salvación de las almas está en riesgo.” Y Pío XI: “Puede decirse con toda verdad que actualmente las condiciones de la vida social y económica son tales, que grandes multitudes de hombres pueden solo con gran dificultad prestar atención a lo único que es verdaderamente necesario, luchar por su salvación.” (Carta Encíclica Quadragesimo Anno, 15 de mayo de 1931).
Saludos
28/11/16 2:36 PM
  
Carlos Reyes
Un sistema de dinero-deuda, La Isla de los Náufragos
La manera en la cual el dinero es creado por los bancos privados como una deuda se explica bien en la parábola de Louis Even, La Isla de los Náufragos, en donde el sistema económico es claramente dividido en dos partes: el sistema productor y el sistema financiero.
Por un lado, cinco náufragos en una isla, cada uno de los cuales produce cosas diferentes necesarias para la vida y por el otro, el banquero que les presta dinero. Para simplificar nuestro ejemplo digamos que sólo uno, a quien llamaremos Pablo, le pide prestado a nombre de la comunidad. Pablo decide, entonces, pedir prestado al banquero la cantidad suficiente para hacer funcionar la economía de la isla, digamos $100.00 a 6% de interés. A fin de año Pablo tiene que reembolsar el interés, o sea, $6.00. 100 – 6 = 94, se quedan pues $94.00 circulando en la isla. Pero la deuda de $100.00 permanece. El préstamo de $100.00 se renueva y otros $6.00 tienen que pagarse al término del segundo año. 94 – 6 = 88. Quedan entonces $88.00 en circulación. Si Pablo continúa así, pagando $6.00 anuales de interés, después de 17 años no habrá dinero en la isla. Pero la deuda de $100.00 permanecerá y el banquero estará autorizado para embargar todas las propiedades de la isla.
La producción de la isla ha aumentado, pero no así el dinero. No son los productos los que el banquero exige sino dinero. Los habitantes de la isla fabricaban productos, no dinero. Sólo el banquero tiene derecho a crear el dinero. Tal parece que Pablo no tomó una decisión adecuada al pagar anualmente el interés.
Regresemos al principio. A finales del primer año, Pablo decide no pagar el interés, sino pedir prestado al banco para este fin aumentando con esto su deuda a $106.00. “No hay problema, dice el banquero, eso representa solamente 36 centavos más de interés, es una gota sobre los $100.00. A fines del segundo año la deuda entonces será de $112.36. Al cabo de cinco años ésta será de $133.82 y el interés es de $7.57. “No es tan malo, dice Pablo, el interés no aumentó más de $1.57 en este tiempo. Pero, ¿cuál será la situación al cabo de 50 años?
28/11/16 2:37 PM
  
Anticlimacus
¿Y de la neoescolastica española del siglo de oro qué hay? ¿Qué hay del distinto valor del precio con el tiempo? ¿El precio justo se fija por el costo de la oferta? Desgraciadamente eso no es así. Si usted produce una silla al mes y necesita mil unidades monetarias para vivir y yo produzco cien sillas y necesito mil unidades monetarias para vivir, yo venderé mis sillas a diez unidades y usted no podrá vender la suya.

28/11/16 4:34 PM
  
Néstor
El argumento que dice que no necesariamente el prestamista está en condiciones de ganar algo con su dinero, y además, hoy día se presta el dinero que no se tiene en realidad, sobre todo en su segunda parte, querría decir que lo malo no es el préstamo a interés, sino lo que hoy día se realiza con ese nombre, basándose en la posibilidad de prestar mucho más de lo que efectivamente se tiene, de modo que sin esa "reserva fraccionaria" el préstamo a interés será lícito. ¿Puede ser?

Saludos cordiales.
28/11/16 4:36 PM
  
Néstor
Al cabo de 50 años, según ese ejemplo de la isla, la deuda es de $ 1.952,53, si no me equivoco.

Saludos cordiales
28/11/16 4:43 PM
  
Enrique de Zwart
Nestor,
Es un tema delicado donde el criterio cristiano de ayudar al bien común y a la economía real, junto a la virtud de la prudencia deben reglar el marco bajo el cual se va a devolver el dinero prestado.
Un "mero" interés de 1% puede ser usurario dependiendo del contexto y de las circunstancias temporales si se aplica la ecuación de interés compuesto.
Esto es crítico, de lo contrario tantos santos y papas no hubieran tenido una opinión tan fuerte. La encíclica Vix Pervenit no salió de un agüero negro... Lo cierto es que el interés compuesto, donde el interés que se gana se adiciona al principal y crece de manera geométrica con el tiempo no es justificable cualitativamente, más allá de cuan "baja" sea la tasa de interés.
28/11/16 5:02 PM
  
Ricardo de Argentina
Néstor, ya que andas por aquí desearía hacerte una pregunta de tu especialidad, la filosofía:
Dícese que "nadie da lo que no tiene", lo cual sería un postulado filosófico. Pero entonces el prestamista, que da lo que no tiene al sobregirar, ¿qué es en realidad lo que da? ¿Ilusiones?
28/11/16 5:13 PM
  
santir
"De hecho la gran expansión musulmana, histórica y en nuestros días, se debe en parte a su abolición de la usura".
------
O sea, que las oleadas de inmigrantes/refugiados que llegan ahora a Europa se debe 'en parte' a la 'bonanza' proporcionada por la banca islámica... ¡Ya, claro! Y el 711 en España fue una OPA hostil.
28/11/16 5:43 PM
  
Enrique de Zwart
santir
¿Se le ocurrió pensar la razón por la cual las familias musulmanas son numerosas? ¿Por qué hay un oleada de jóvenes musulmanes no solo en Europa sino también en muchos de sus países de origen?
Como bien dijo el finado Coronel Kadafi a modo de profecía o deseo: la conquista será por los vientres, no mediante la espada. Y así y todo sin soldados no hubiera habido 711. Sin familias no hubiera habido soldados. Con usura no hubiera habido familias. Relea los versos del gran Pound con los que comienzo esta entrada.
Ahora en Europa por supuesto le sacan el jugo al estado benefactor, que no es un invento islámico, pero eso es otra historia.
28/11/16 5:56 PM
  
Ricardo de Argentina
Enrique, ¿o sea que habría una relación directa entre Usura => Antinatalidad => Aborto?
El hecho -fácilmente constatable- de que los salarios de un jefe de familia promedio no alcanzan para mantener una familia, ¿sería la consecuencia de una sociedad esquilmada por la usura que por lo tanto, asfixia la formación de nuevas familias?

A mí siempre me ha como fascinado esa gran contradicción del capitalismo: corre cada vez más rápido hacia una concentración que achique los costos y multiplique las ganancias (de los que ya no saben qué hacer con el dinero que tienen), pero al mismo tiempo, mediante la maquinización (que es el instrumento que aumenta las ganancias) y el paro consiguiente e inevitable, destruyen la base del consumo, que está basado en el poder adquisitivo de los trabajadores.

Porque todas las medidas de "incentivación del consumo" que se han ensayado, basadas en "regalar dinero" de mil variadas formas, tienen mucho de onanismo y de buscar índices por la galería.
28/11/16 6:33 PM
  
santir
Estimado Sr. Enrique de Zwart

"¿Se le ocurrió pensar la razón por la cual las familias musulmanas son numerosas?"
-------
-¿Por qué proceden de países pobres?

Creo que identifica, supongo que involuntariamente, usura con prosperidad. Por que las migraciones se producen normalmente en ese sentido, desde países pobres (pongamos sin usura) a los prósperos, con ella. Y si estudia las tasas de natalidad de los países islámicos ricos comprobará que se están acercando a la media occidental.
Es la prosperidad, en forma de supervivencia infantil, de acceso a la educación, de la incorporación de las mujeres al mercado laboral y de la planificación familiar los factores que hacen disminuir el número de hijos por mujer. Y estos factores en efecto, son frutos del tan denostado capitalismo.
Lo puede ver ilustrado aquí ted.com/talks/hans_rosling_religions_and_babies?language=es#t-569587
28/11/16 6:37 PM
  
Enrique de Zwart
"¿o sea que habría una relación directa entre Usura => Antinatalidad => Aborto?"
--------------
Ricardo,
Ud da en la tecla. Esto mismo es lo que apuntaba Ezra Pound.
28/11/16 6:57 PM
  
Néstor
Ricardo: Las explicaciones que he encontrado del asunto de la "reserva fraccionaria" hacen inevitable verla como una especie de fraude, por el que se "crea" dinero de la nada. Es un tema que me gustaría poder profundizar un día. Al parecer, el sistema funciona porque todo el mundo confía en él, pero esa confianza se apoya solamente en sí misma, pues ella es en realidad la única base "real" de ese dinero. Que luego funciona efectivamente como tal, pues con él se compran cosas, sobre la base, obviamente, de que todo el mundo va a seguir confiando.

Saludos cordiales.
28/11/16 7:37 PM
  
Pepito
Señor, ¿quién podrá hospedarse en tu tienda y morar en tu monte santo?: El que no presta su dinero a usura, ni admite soborno contra el inocente.El que así obra nunca fallará. (Salmo 15)

Así pues los banqueros y todos aquellos que prestan con usura ya saben a qué atenerse, pues la palabra de Dios es clara: No podrán hospedarse en la tienda ni morar en el monte santo de Dios, es decir, no podrán salvarse, mientras no se arrepientan y cesen de practicar la usura.

Y no se diga que una pequeña usura sea cristianamente admisible, pues como dijo Cristo, "el que no es fiel en lo poco tampoco será fiel en lo mucho".

Pienso que en una sociedad verdaderamente justa y bien organizada, nadie tendría de sobra ni a nadie le faltaría lo necesario, por lo cual nadie tendría que prestar, pues a nadie le sobraría, ni nadie tendría que pedir prestado, pues a nadie le faltaría lo preciso. Por lo cual la práctica de préstamo, incluso sin usura, es un síntoma de una sociedad injusta y mal organizada. Luchemos por la justicia y acabaremos con el préstamo, la usura e incluso con el dinero.
28/11/16 7:45 PM
  
Néstor
La supervivencia infantil como razón de la disminución de la natalidad supone que las personas tienen muchos hijos para compensar los que posiblemente han de morir jóvenes. Es un argumento relativo, por varias razones. Por un lado, parece obvio que ésa no es la única razón para tener muchos hijos. Por otro lado, si la mortalidad infantil es mayor, al final el resultado debería quedar bastante equilibrado.

Cuando se habla de "educación", se está diciendo "adoctrinamiento anticonceptivo".

Cuando se habla del acceso de la mujer al mercado laboral, se está queriendo decir que los sueldos no alcanzan para que un varón pueda mantener a su familia, y que eso, combinado con el trabajo de la mujer fuera del hogar, es una herramienta excelente para atacar a la familia y disminuir la natalidad.

Y cuando se habla de "planificación familiar", históricamente al menos, se está usando el nombre sustitutivo que encontraron los eugenicistas para su actividad, luego de que ésta quedara "quemada" por Hitler tras la Segunda Guerra Mundial.

En cuanto a que esos factores sean fruto de una estructura abstracta llamada "capitalismo", no tan así. Son fruto de la actividad de personas concretas asociadas en orden a la consecución de un fin llamado hoy día "Nuevo Orden Mundial".

Esas personas de carne y hueso tienen también apellidos: Rockefeller, Rotshchild, Sanger, Gates, Kissinger, Soros, etc. etc.

Saludos cordiales.
28/11/16 7:46 PM
  
Ricardo de Argentina
Bien, todo va cerrando:
La democracia es el reino (con perdón) de la Usura.
La democracia es el reino (con perdón) del Aborto.
Ambos terribles pecados ante Dios.
Uno estaría tentado a preguntarse:¿Y qué pinta un católico definiéndose "demócrata"?
Pero bueno, así andamos en la Iglesia.
28/11/16 8:12 PM
  
Pepito
Ricardo, cierto, la democracia liberal es el reino (con perdón) de la Usura, del Aborto, del Gaymonio, de la Gender Ideology, de la Contraconcepción y de muchas otras vulneraciones graves de la ley divina. Pero no por eso tenemos que renunciar a la democracia, sino hacer una nueva democracia, regenerada moralmente, que no sea liberal y atea en la práctica, sino una democracia teologal y que sea respetuosa con la Ley de Dios.
28/11/16 10:01 PM
  
Ricardo de Argentina
Gracias Néstor.
Ojalá puedas dedicarte a investigar este tema.
28/11/16 10:05 PM
  
Ricardo de Argentina
Pepito, entiendo lo que me dices salvo esto:
---
"Pero no por eso tenemos que renunciar a la democracia"
---
¿Y eso porqué?
Si un sistema de gobierno se prueba, se recontraprueba, y siempre resulta que ofende a Dios y denigra al hombre, entonces se tira a la basura y se baraja de nuevo.
Me parece.
¿O es que soy muy simple?
28/11/16 10:18 PM
  
Carlos Reyes
Vix Pervenit
El 1 de noviembre de 1754, el Papa Benedicto XIV emitió una carta encíclica Vix Pervenit, dirigida a los Obispos de Italia, referente a los contratos, en donde la usura, o préstamo de dinero con interés está claramente condenada. El 29 de julio de 1836, el Papa Gregorio XVI hizo extensiva esta encíclica a toda la Iglesia:
“La clase de pecado llamado usura, que recae en un préstamo, consiste en el hecho de que alguien, bajo la excusa del mismo préstamo – que por naturaleza requiere que sea devuelto en la misma cantidad en la que se recibió – exige recibir más de lo debido, conservando consecuentemente de este modo, una utilidad. Es por esta razón que cualquier ganancia de este tipo es ilícita y usurera.
Y para no poner sobre uno mismo esta nota infame, es inútil decir que la ganancia no es excesiva sino moderada, que no es grande sino pequeña… Para objeto de la ley, es necesaria la igualdad entre lo que se prestó y lo que se devuelve… Consecuentemente, si alguien recibe más de lo que prestó, está obligado por la justicia conmutativa a la restitución…”
Saludos
28/11/16 11:08 PM
  
Pepito
Ricardo: Creo que hay que tirar a la basura a la mala democracia, es decir, a la liberal y laicista, o a cualquiera otra que se salte a la torera las más elementales leyes divinas.

Pero creo que es posible una buena democracia, una democracia de buena calidad moral, en la que los ciudadanos no sólo eligen a sus gobernantes, sino que tanto unos como otros respetan la voluntad soberana de Dios, teniéndola como superior a la mera voluntad popular y comprometiéndose a ello constitucionalmente con luz y taquígrafos

Pero bueno, es solo un ideal por ahora poco o nada consegible, dadas las circunstancias de ateísmo práctico general que domina a la sociedad: Usura, afán de lucro, anticoncepción, divorcio, aborto, gaymonio, gender ideology, y otras satánicas lindezas por el estilo.
28/11/16 11:22 PM
  
Pepito
!Viva Benedicto XIV y Gregorio XVI¡ Que pena que los católicos no les hayamos hecho el menor caso y nos hayamos entregado sin el menor rubor a la economía del préstamo con intereses.
28/11/16 11:28 PM
  
Luis I. Amorós
Decía mi abuelo que si querías realmente fastidiar (con jota) a un banquero (usurero), nada de hacer pintadas o asaltar sucursales: lo que realmente les hundía es que no pidieras ni un préstamo.

La pregunta es ¿puede una economía funcionar sin préstamos? He ahí la cuestión. Como mínimo, sería una economía ralentizada (poco crecimiento, tal vez deflación), como máximo, entraría en recesión.
Pero, por otra parte, ¿son necesarios todos los servicios y productos de una economía media o avanzada actual, con la demanda de préstamos que exigen? Yo diría que no. Pero ¿podríamos vivir con auténtica sencillez? Es más ¿podríamos resistir la tentación de la economía capitalista de hacerse rico en una sola vida? Parece difícil.

Naturalmente este último párrafo habla de la economía real (intercambio de bienes y servicios) y presupone la eliminación de la voluminosa economía especulativa, con sus balances fantásticos y su dinero imaginario tomado prestado a un futuro incierto.

No parece que los estados (otros que tal con la emisión desbocada de deuda pública) y los bancos centrales estén por frenar la máquina mientras siga funcionando y engordando los bolsillos de unos pocos. Como dice el refrán español "el que venga detrás que arreé".

Una última pregunta, don Enrique: en el caso de que el préstamo fuera indispensable para la economía ¿serían suficientes las cooperativas de crédito y los préstamos prendarios, que son las dos opciones practicadas legítimamente en épocas más cristianas?

Desde luego, todo préstamo que pida interés (es decir, cualquier porcentaje superior a la inflación del dinero) es usura. Y la Iglesia lo ha condenado siempre. Otra cosa es que desde el triunfo del capitalismo salvaje desde hace unos 150 años, papas y concilios hayan dejado de insistir en ello.

El Catecismo, de hecho, censura el tema de forma indirecta y difusa:

CIC 2269: En el punto a propósito del homicidio "Los traficantes cuyas prácticas usurarias y mercantiles provocan el hambre y la muerte de sus hermanos los hombres, cometen indirectamente un homicidio"

CIC 2449: este es el punto que trata directamente el asunto, y sin embargo está expuesto de forma tan confusa y subjetiva que permite cualquier cosa. "En el Antiguo Testamento, toda una serie de medidas jurídicas (año jubilar, prohibición del préstamo a interés, retención de la prenda, obligación del diezmo, pago cotidiano del jornalero, derecho de rebusca después de la vendimia y la siega) corresponden a la exhortación del Deuteronomio: “Ciertamente nunca faltarán pobres en este país; por esto te doy yo este mandamiento: debes abrir tu mano a tu hermano, a aquél de los tuyos que es indigente y pobre en tu tierra” (Dt 15, 11). Jesús hace suyas estas palabras: “Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis” (Jn 12, 8). Con esto, no hace caduca la vehemencia de los oráculos antiguos: “comprando por dinero a los débiles y al pobre por un par de sandalias [...]” (Am 8, 6), sino que nos invita a reconocer su presencia en los pobres que son sus hermanos (cf Mt 25, 40)"

Es un efecto colateral del triunfo del liberalismo católico: ahora la usura ya no es pecado, mientras no provoque un efecto depauperador evidente. O sea, moral de circunstancias.

Gracias por este artículo, don Enrique. En la Iglesia hace falta un debate mucho más fuerte y clarificador sobre los principios de la moral cristiana a aplicar en la economía. Según las olas de la historia, nuestros pastores flojean ante capitalismo o comunismo, como si criticar uno fuese apoyar el otro. como si la Iglesia no tuviera su propia enseñanza sobre el tema, independiente de cualquier otra.
28/11/16 11:45 PM
  
Enrique de Zwart
Luis
Hay muchas alternativas a la usura. La economía real necesita dinero para fluidificar las transacciones. Instituciones sin fines de lucro que dan credito a la pequeña y mediana empresa y a la familia como las cooperativas de crédito o los bancos hipotecarios ayudan mucho y funcionan muy bien.
29/11/16 12:10 AM
  
Ricardo de Argentina
Creo entender que estamos frente a dos concepciones del dinero tan antitéticas como lo son las Gesellschaft y las Gemeinschaft.

En el primer caso prima la concepción del dinero como medio de enriquecimiento, lo que permitiría vivir sin trabajar. O "vivir de rentas" como vulgarmente se dice. El dinero ( y también los bienes de capital) se acumulan y luego se prestan a interés, especulando con la necesidad ajena. Los alquileres y la renta de la tierra responden a esta concepción, que es la generalmente aceptada y que permite a una parte de la población parasitar al resto de la sociedad, pues consume sin producir.

En el segundo caso el dinero se entiende como mero medio de intercambio y jamás como mercadería. Los préstamos tienen una motivación moral y solidaria antes que la búsqueda de una ganancia, por lo cual todo interés se consideraba usurario. Creería que en este régimen no existirían alquileres ni renta de la tierra.

Todo esto choca de una manera tan frontal contra los hábitos financieros a los que estamos habituados, que cuesta pensar que hayan existido sociedades que se manejaran exitosamente con estos criterios.
Y sin embargo existieron
El gran cambio se produjo, creo, con las revoluciones Industrial y Francesa, fogoneado por las Logias. Y se potención tras la IIGM, luego de la cual ya no hay países sino "mercados"; ya no hay poblaciones sino "consumidores".
Respondiendo a esta mentalidad mercantilista, cuando los países de Europa decidieron agruparse luego de la IIGM, no lo hicieron como una Federación de Naciones sino como un Mercado.
29/11/16 2:38 AM
  
santir
Néstor a usted le parecerá un 'argumento' relativo la relación entre supervivencia infantil y número de hijos por mujer, pero si molesta en contrastar los datos verá que hay una correlación estadística entre ambos.
Es más, lo puede leer directamente en wikipedia
es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_demogr%C3%A1fico-econ%C3%B3mica

Incluso en países sin aborto, para que no vaya alguno por ahí. El descenso importante de la natalidad en España se produce antes de cualquier legislación abortiva (España fertilidad 1890: 4.55- 1970: fertilidad 2.92- 1984: fertilidad 1.73; la ley del aborto es de 1985). Ahora estamos en 1.32
29/11/16 1:43 PM
  
Cacho
Carlos Reyes:

Permítame acotar dos ideas a sus reflexiones. Aclaro que no creo que la banca sea un grupo de santos ni mucho menos.

Su ejemplo del préstamo en la isla tiene un hueco. El banquero también tiene que comprar productos para comer, vestirse, etc. Entonces parece que el dinero circulante serían más que los 100 pesos.

Por otra parte Nuestro Señor parecería apoyar el cobro de un cierto interés en la parábola de los talentos cuando recrimina al último el no haber dado el dinero a préstamos para obtener un cierto interés.
29/11/16 6:16 PM
  
Esron ben Fares
Estimado padre Javier:

¿Cuál es la diferencia entre alquilar dinero y alquilar las otras cosas, como una casa, por ejemplo?
29/11/16 6:44 PM
  
Juan Argento
Néstor, contesto dos de tus preguntas.

"de modo que sin esa "reserva fraccionaria" el préstamo a interés será lícito. ¿Puede ser?"

No, no tiene que ver. La licitud moral del interés depende exclusivamente de la tasa de crecimiento de la circulación monetaria. Cuando esa tasa es, a todos los efectos prácticos, nula, como ocurría hasta hace unos siglos, el interés es moralmente ilícito, como expliqué en mis comentarios bajo el artículo anterior de este tema.

De hecho, en la etapa intermedia entre la situación antigua de moneda exclusivamente metálica y la situación presente de moneda exclusivamente de papel, la de moneda de papel "creable de la nada" por el método de reserva fraccionaria pero con un respaldo fraccinal en metálico, como en ese sistema la circulación monetaria aumentaba más velozmente que la masa de oro físico, pedir interés era lícito. El tema es que el sistema en sí era intrínsecamente inestable, y por eso fue abandonado.

"Las explicaciones que he encontrado del asunto de la "reserva fraccionaria" hacen inevitable verla como una especie de fraude, por el que se "crea" dinero de la nada."

Crear dinero de la nada no es necesariamente un fraude, sino que bien puede ser, y de hecho debería ser, el producto de un consenso colectivo. Por otro lado, hoy todo el dinero es creado de la nada. Primero por los bancos centrales directamente emitiendo, lo cual da lugar a la "base monetaria" M0, y luego por los bancos privados prestando más de lo que tienen en depósito, lo cual multiplica la base monetaria para llegar a la "circulación monetaria", M1 si incluimos solamente cuentas corrientes y M2 si incluimos tambien las cajas de ahorro.

"Al parecer, el sistema funciona porque todo el mundo confía en él, pero esa confianza se apoya solamente en sí misma, pues ella es en realidad la única base "real" de ese dinero."

Aquí hay que distinguir, como dije en el ultimo comentario del hilo anterior sobre el tema, entre la etapa intermedia de reserva fraccional con moneda metálica, y la etapa presente de reserva fraccional con moneda de papel.

En la etapa intermedia el sistema se apoyaba solamente en la confianza de los depositantes, y si esta confianza flaqueaba y se producía una corrida bancaria, los bancos caían, dado que no podían ser asistidos por el banco central porque, para asistirlos, éste debería haber sido capaz de crear oro, lo cual es imposible. Por eso el sistema de reserva fraccional con patrón oro es intrínsecamente inestable. Nótese que eso fue exactamente lo que ocurrió en Argentina en 2001, cuando estaba vigente el régimen de convertibilidad monetaria, que equivalía a un patrón dólar, el cual no podía ser creado por el banco central argentino para asistir a los bancos.

En cambio, si la moneda es de papel y puede ser emitida a voluntad por el banco central, la base de la confianza de los depositantes es la voluntad del banco central de asistir a los bancos privados ante un retiro masivo de depósitos, porque si el banco central está decidido a asistirlos, siempre puede hacerlo simplemente emitiendo dinero. Por eso este sistema es estable.

Nótese que podría existir un sistema en que solamente el banco central puediese crear dinero y no los bancos privados, los cuales de hecho no serían bancos sino simples "almacenes de dinero" y facilitadores de pagos, cuya ganancia sería exclusivamente la comisión que cobrasen por ese servicio. Ese sistema sería perfectamente estable y fue propuesto por dos economistas estadounidenses, Simons y Fisher, en 1934-35 (el mismo Fisher de la ecuación de la teoría cuantitativa del dinero). En ese sistema los préstamos los otorgarían "compañías de crédito" que se fondearían a través de emisión de acciones y bonos, como cualquier empresa privada.
29/11/16 8:17 PM
  
Juan Argento
Esron, si te alquilo una casa, esa casa te da un beneficio directo para tu vida. Por lo tanto, es justo pedirte una renta a cambio.

Si te alquilo un gallinero, ese gallinero te da un beneficio económico, porque las gallinas producen huevos/pollos. Por lo tanto es justo pedirte una renta de n huevos/pollos por mes a cambio, o su equivalente en dinero.

Si, en la situación antigua de moneda metálica, te alquilo un lingote de oro, ese lingote no te da ningún beneficio directo para tu vida ni un beneficio económico, porque el oro no produce oro.
29/11/16 8:32 PM
  
Juan Argento
Voy a tratar de ayudar a ver claro la ilicitud de interés sobre préstamos de moneda metálica.

Supongamos que un entrepreneur de una sociedad antigua tiene una visión de un emprendimiento que permitirá mejorar sustancialmente la nutrición de la comunidad, haciendo aprovechable una extensión de tierra para huertas, granjas y cría de ganado.

Al inicio, la produccion de alimentos en esa sociedad es de N kg de pan por unidad de tiempo y hay N monedas de oro. El valor del dinero, inverso del nivel de precios, es:

1 moneda de oro = 1 kg de pan.

El entrepreneur pide un préstamo de X monedas de oro. Lleva a cabo exitosamente su empresa, y ahora la produccion de alimentos en esa sociedad por unidad de tiempo son N kg de pan, N kg de verdura, N huevos y N kg de carne. Como la cantidad total de monedas de oro en circulación sigue siendo exactamente la misma, N, ahora el valor del dinero, inverso del nivel de precios, es:

1 moneda de oro = 1 kg de pan + 1 kg de verdura + 1 huevo + 1 kg de carne

Por lo tanto, el que inicialmente prestó X monedas de oro al entrepreneur, al recibir exactamente la misma cantidad X de monedas de oro en pago de su préstamo ha incrementado sustancialmente su poder adquisitivo! (Lo cual es justo, porque ahora toda la sociedad vive mejor.) El ejemplo muestra claramente por qué la licitud o ilicitud moral del interés sobre los préstamos de moneda depende exclusivamente de la evolución de la cantidad total de moneda en circulación.
29/11/16 8:56 PM
  
DH
Juan Argento
Lo que ud dice es que los préstamos tienen que tener una corrección por inflación. Lo cual tiene sentido en nuestros días.
Pero así y todo el préstamo a interés compuesto sigue siendo injustificable.
29/11/16 9:05 PM
  
Ricardo de Argentina
Juan Argento, muy buena tu clase de "educación monetaria", muchas gracias.
29/11/16 11:09 PM
  
Juan Argento
De nada, Ricardo. Un último dato adicional que podría ser útil es una estimación de la evolución de la cantidad total de metales preciosos por persona a lo largo de la historia. Buscando en Internet encontré el enlace siguiente, en el cual por lo menos las estimaciones de población coinciden con las de Wikipedia:

www.gold-eagle.com/article/ancient-prices-and-gold

Resumiendo y corrigiendo ligeramente la tabla, con M = millones, G = miles de millones, Oz = onzas, Au = oro y Ag = plata:

Año ......: -1200 - 500 - 1500 - 1800 - 1900 - 1950 - 2000
Población [M]: 90 - 300 -- 500 - 1000 - 1650 - 2525 - 6070
Oro [M Oz]...: 20 - 190 -- 300 -- 450 -- 810 - 2000 - 4340
Oz Au/pers.: 0,22 - 0,63 - 0,60 - 0,45 - 0,49 - 0,79 - 0,71
Plata [G Oz]: 0,2 - 2,2 -- 4,1 -- 7,4 - 13,2 - 23,2 - 40,9
Oz Ag/pers..: 2,2 - 7,3 -- 8,2 -- 7,4 -- 8,0 -- 9,2 -- 6,7

Si bien entre 1200 a.C. y 500 AD la cantidad de oro y plata por persona se triplicó aproximadamente, ese aumento ocurrió a lo largo de 1700 años, por lo que la tasa anual de crecimiento de la cantidad por persona fue la raíz de orden 1700 de ese aumento:

Au: (0,63 / 0,22)^(1/1700) = 0,06 %
Ag: (7,3 / 2,2)^(1/1700) = 0,07 %

Por lo tanto la tasa no usuraria de interés en ese período era en la práctica cero, situación que continuó a lo largo de la historia excepto en el período 1900-1950 para el oro, durante el cual el stock por persona creció al 1% anual, lo cual es irrelevante porque entonces ya se usaba moneda de papel con reserva fraccional, abandonándose completamente el patrón oro en la década de 1930.
30/11/16 11:47 AM
  
Pepito
Desde mi punto de vista, la inmoralidad de la usura está en que el prestamista usurero da lo que le sobra exigiendo a cambio un precio (interés, foenus) cuando lo que sobra hay que darlo gratis al que lo necesita.

El que da lo que le sobra ni siquiera debería exigir la devolución de lo dado al prestatario, a no ser que el prestamista incurriese en estado de necesidad y al prestatario le sobrase.

A mi juicio, la moral exige que lo que sobra debe darse gratis al que realmente lo necesita (el que tenga dos túnicas que dé una al que no tiene ninguna).

Por el sistema de exigir un precio por dar lo que se tiene de sobra, no haremos otra cosa aumentar lo que les sobra a los que ya tienen de sobra, lo cual es claramente una gran injusticia.

30/11/16 1:12 PM
  
Ricardo de Argentina
Juan, a juzgar por los números que has puesto, entre 1.950 y 2.000 la cantidad de oro/persona no aumentó sino que disminuyó.

Aprovecho a hacerte una pregunta de un dato que en su momento tuve a mano y ya no: ¿cuál era la cotización en dólares de una onza troy de oro en 1.950 y cuál en 2.000?
Ese dato es revelador del nivel sideral de la inflación en los EEUU, que pocos conocen, pues se acostumbra a tomar al dólar como referencia de "valor estable", como si tuviese un poder adquisitivo constante. ¡Que tremendo error!
30/11/16 1:54 PM
  
Juan Argento
Ricardo, entre 1933 y 1967 el oro tuvo un precio fijo de 35 dólares la onza. En 1968 se liberó el precio al público, y en 1971 se liberó también el precio entre bancos centrales. Puedes consultar la evolución del precio aquí:

www.kitco.com/charts/historicalgold.html
30/11/16 2:46 PM
  
Ricardo de Argentina
¡¡35 dólares!!
Leo en un diario reciente que la onza cotiza en N. York a 1.288 dólares.
De lo que se deduce que en relación al oro, ha habido una devaluación del dólar USA de más de 36 veces, o sea el 3.700%. Equivale aproximadamente a una tasa de inflación anual del 8%, si consideramos al oro como referencia de valor constante.
_¿Cómo dice? ¿Que el dólar es una "moneda estable"? ¡Já!

Volviendo al tema de la usura, una tasa de "interés" del 8% anual en dólares no sería, pues, usuraria, sino necesaria para mantener el valor del dinero a devolver.
En nuestra devaluada moneda argentina, estaríamos hablando de niveles del 40 al 50% anual.

Frente a estas tasas, uno pensaría que los intereses bancarios por los préstamos no son tan usurarios. Y puede que sea así. Creo que la gran ganancia de los bancos no está tanto en lo que cobran al tomador de préstamos, como en el uso que hacen del dinero ajeno que reciben, que reintegran sin ningún ajuste inflacionario y a su valor nominal. O con un ajuste muy por debajo de la inflación en el caso de los plazos fijos.
30/11/16 3:20 PM
  
Ricardo de Argentina
Enrique, quisiera hacerle una pregunta: cuando los bancos centrales privados -p.ej. la Reserva Federal de los EEUU- prestan billetes de fabricación propia al gobierno, con los cuales éste hace frente a sus obligaciones, ¿eso cómo se contabiliza?
¿Y cómo se salda la obligación generada?
30/11/16 5:55 PM
  
Enrique de Zwart
Ricardo
Al igual que un individuo puede mantener una cuenta en un banco, el Tesoro de los Estados Unidos mantiene una cuenta corriente con la Reserva Federal, a través de la cual se reciben los depósitos federales entrantes y pagos gubernamentales salientes.
El gobierno es un cliente más...
30/11/16 8:03 PM
  
Santiago desde Uruguay
Estimados Enrique de Zwart, Padre Javier y Juan Argento.
He encontrado muy interesantes y cuestionadoras las afirmaciones de estos articulos y sus comentarios.
Ahora bien, siendo que ser un buen catolico y corresponder a la gracia es lo que mas me mueve en la vida, aunque lo haga de a tumbos, y de que para sacar adelante a mi familia trabajo en un banco, prestando dinero, es que todo esto me interpelo bastante....
Lo que no comprendo bien es:

1) porque quien presta plata no puede tener una "recompensa" por el riesgo asumido? es decir, como hay una probabilidad de no recibir el principal a cambio, ademas de la correccion por inflacion de la que habla Juan Argento, hay un pago por el riesgo que corresponde sea recibido por el prestamista. De lo contrario, luego de una serie de prestamos tendria chances de, en buena ley, perder su capital entero.
Entiendo que esto es lo que los intereses tratan de reflejar en el sistema economico vigente (más alla de las disquisiciones entre patron oro y papel moneda).
Enrique de Zwart: Está claro en el articulo que el que presta dinero (asumiendo que realmente tenga ese dinero para prestar) merece una tarifa o pago compensatorio. Pero no usando interés compuesto que es claramente usurario ya que adiciona el interés al principal.

2) si prestar plata con intereses es pecaminoso, entonces como puede ser que el Catecismo de la Iglesia Catolica, ese glorioso tomo que tanto usamos para mostrar lo que la Iglesia enseña sobre la fe, la vida, la sexualidad, las postrimerías, etc.... ni siquiera menciona la palabra intereses, ni define el pecado de usura como se definen los demas pecados graves? San Juan Pablo 2 y Benedicto (y la CDF, etc. etc.,) se lo "comieron"??
EdZ: Respuesta corta: Encíclica “Vix Pervenit”.

3) como puede ser que catolicos que intenten vivir bien su vida de fe puedan estar pecando gravemente sin que nadie se los advierta?
EdZ: Santiaguito querido, nadie que presta a interés, católico o no, lo hace de casualidad. Sabe precisamente lo que está haciendo.

4) trabajar en un banco, según de Zwart, es similar a trabajar en una fabrica de preservativos o en una red de narcotrafico, por poner analogias groseras?
EdZ: No ponga palabras en mi boca. O Ud es intelectualmente deshonesto o tiene un nivel de comprensión muy bajo. Distinciones... ¿Banco de inversión o banco hipotecario? ¿Dueño de un “hedge fund” o empleado de caja en una cooperativa de crédito?

5) si el interes es en si mismo inmoral (salvo para cubrirnos de la inflacion), porque Cristo culpa especificamente al siervo malo y perezoso de no haber puesto su dinero en el banco para cobrar los intereses?
EdZ: Convenientemente Ud se olvida que primero Cristo le reprocha al siervo perezoso no haber trabajado como los otros siervos para hacer producir el talento recibido. Solo como Plan B y casi a desgano le dice que podría haber puesto la plata en el banco.
Cristo no está fomentando la práctica de prestar a interés, simplemente reconociendo una realidad de un mundo imperfecto tocado por el pecado original. En esa realidad existen los prestamistas que se aprovechan de las desgracias ajenas, como existen tantas otras cosas injustas.

Además hay que notar otra sutil pero significativa diferencia. Cristo no le dijo al siervo que tendría que haber prestado su dinero a interés. Sino que le dijo que lo depositara en el banco para recibir los intereses de éste. No toda actividad bancaria es usurera por defecto (algo que remarco varias veces pero Ud no parece entender). El banco pudo haber prestado dinero a un agricultor de modo no usurario. Y luego cobrar una tarifa dependiendo de cuan abundante fuese la cosecha. No hay nada malo en ello. Bajo esas circunstancias el talento del siervo perezoso pudo haber producido sin necesidad de usura.

No creo que Cristo esté a favor de los usureros ya que los sacó a latigazos del templo. Te olvidaste de ese pasaje?


Gracias por vuestras aclaraciones! Un saludo en Cristo.
Santiago
02/12/16 3:47 AM
  
Luis I. Amorós
Juan Argento:

Yo tenía entendido que la masa monetaria se supone que trata de representar al conjunto de actividades económicas productivas (valor de biens y servicios) del área económica donde rige esa moneda.

Eso quiere decir que si el valor del conjunto de actividad económica crece un 2% al año, la masa monetaria debería aumentar un 2% para que la moneda mantuviese ese valor estable. Por contra, aumentar la masa monetaria por encima del 2% disminuiría el valor de la moneda (devaluación) y hacerlo por debajo del 2% aumentaría el valor de la moneda (deflación).

Al ser los bancos centrales (supuestamente asesorados por expertos que valoran lo más exactamente el valor de la economía) los que deciden la masa monetaria, ellos serían a la larga los que apreciarían o devaluarían la moneda (con el beneficio o perjuicio que ello conlleva a prestatarios y tomadores de préstamos).

O sea, que la política monetaria, que debería estar al servicio de la economía real, se convierte en instrumento poderoso para ejercer una política económica en un sentido u otro (o sea, calificable moralmente).

¿Es así?
02/12/16 12:43 PM
  
DH
Sólo cuando un préstamo representa un riesgo compartido se puede decir que es parte de la economía real. Cuando las dos partes "están juntas en el mismo barco" y hay un interés directo establecido entonces el resultado puede ser productivo.
07/12/16 9:20 PM
  
Federico S.
Estimado Enrique:
Muchas gracias por el texto, que me ha resultado de particular interés. Para cerrar mi última materia de ingeniería, economía, tengo que realizar una monografía y me pareció interesante hacerlo sobre las reducciones jesuíticas. Me llama la atención la seguridad con que dice que estas funcionaron.

Quisiera saber por qué lo asegura, y si conoce bibliografía para investigar un poco el tema.
Desde ya muchas gracias!
17/01/17 11:10 PM
  
Enrique de Zwart
Federico,
Sobre las misiones jesuíticas hay bastante información. Quizás el p. Javier pueda recomendar buena bibliografía.
En este libro le recomiendo el capítulo sobre la supresión de las reducciones jesuíticas en Paraguay, donde la masonería tuvo un papel clave.


----------------------
Un clásico que puede comprarse en internet es el libro del padre Peramás: "La República de Platón y Los Guaraníes". Véase acá: https://books.google.fr/books/about/La_Rep%C3%BAblica_de_Plat%C3%B3n_y_los_Guaran%C3%ADe.html?id=G0BGAAAAMAAJ&redir_esc=y
26/01/17 11:50 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.