26.12.14

(50) De la oración como esperanza en acto, y los horrores de la desesperación.

Hermanos, hemos de orar sin descanso. 

No nos conformemos con las presuntuosas vanidades y falsas promesas de este mundo, planas, feas, sin Dios. En una sociedad desesperada no se reza. Porque se confía en el hombre, y de la vana confianza procede la vana autoglorificación. No te conformes con nada de este mundo, y mucho menos contigo mismo y con tus solas fuerzas.

En este post queremos dejar clara la esperanza, la oración y la eficacia de la gracia, contra la vana presunción, la autoconfianza temeraria y la desesperación radical de la Cultura de la Muerte.

Protejámonos del frío de estos tiempos al calor de la Iglesia. Al amparo de su Santa Eucaristía, y en el calor de los hogares cristianos, en que el Señor ocupa el primer lugar.

__________

Antes de comenzar los aforismos, vamos recordar qué cosa es la esperanza, citando el Catecismo:

1817. La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los Cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas, sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo.

__________

1.- Date cuenta: orar o no orar es cuestión de vida o muerte para el cristiano.

2.- La sociedad desesperada de hoy es ante todo una sociedad que ha dejado de orar.

3.- A veces se contradice al Espíritu Santo y se reza para no tener que orar

4.- Sin oración, la vida intramundana se asemeja a un infierno terrestre.

5.- La falta de oración es desesperación en acto.

Maldito el hombre que confía en el hombre (Jer 17,5).

Leer más... »

24.12.14

(49) Del esplendor del Pesebre, sobre el Abismo del Mundo.

1.- Ningún católico sensato puede ignorar que el esplendor del Pesebre se proyecta sobre el Abismo del Mundo. Y que ser cristiano y ser del mundo es caminar, con el vértigo del pecado, sobre un puente de papel elaborado por el demonio.

2.- El mastodóntico paso del mundo por encima de la Iglesia no es sino una figura fantasmal de la nada, que se desvanece ante el esplendor maravilloso de Cristo Niño.

Leer más... »

17.12.14

(48) Que tu bien consiste en orar

25 ¿A quién sino a Ti tengo yo en el cielo?

Si estoy contigo, no deseo nada en la tierra.

26 Aunque mi corazón y mi carne se consuman,

Dios es mi herencia para siempre

y la Roca de mi corazón.

27 Los que se apartan de Ti terminan mal,

Tú destruyes a los que te son infieles.

28 Mi dicha es estar cerca de Dios:

yo he puesto mi refugio en Ti, Señor,

para proclamar todas tus obras. (Sal 73)

 

1.- Sin oración es imposible la santidad.

2.- No pierdas el tiempo. ¡Ora!

Leer más... »

11.12.14

(47) En que se reflexiona sobre la verdadera y católica doctrina del mérito sobrenatural.

En 1 Samuel 2:9 la Sagrada Escritura nos dice algo impresionante:

“el hombre no triunfa por su propia fuerza”.

A tenor de esta imponente realidad, podemos afirmar:

“el hombre no merece por su propia fuerza”

Porque es….

por la potencia de Dios, que es Cristo,

“fuerza y sabiduría de Dios para los que han sido llamados” (1 Cor 1, 24)

es por su gracia, que el ser humano merece verdadera y propiamente ante Dios.

Reflexionemos sobre ello.

__________

Leer más... »

5.12.14

(46) De nuevos signos de descomposición

En nuestro post anterior analizábamos el grave mal del optimismo de avestruz que invade a muchos católicos inmersos en el espiritu de la época.

En los veinte aforismos de este nuevo post, intentamos detectar nuevos síntomas de descomposición. Nuestro objetivo es diagnosticar con claridad los males que nos aquejan.

Vamos a ello.

__________

1.- Veo el mundo apóstata como un gran cementerio de nasciturus. Cuánto sufrimiento queda sumergido en las cloacas de la posmodernidad, sólo Cristo en la cruz lo sabe.

Leer más... »