Pertinaces anticatólicos - Arturo Pérez Reverte

Por la libertad de Asia Bibi y Youcef Nadarkhani.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Por pertinaz entendemos aquello que es obstinado, terco o muy tenaz en su dictamen o resolución. Así se define en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Nos atenemos, pues a lo que tal palabra significa para aplicarla a las personas que muestran una actitud propia de la obstinación, de la terquedad o mucha tenacidad en zaherir a la Iglesia católica, bien a la misma en cuanto institución, a sus fieles o a alguno de los miembros de la jerarquía. A esto se puede sumar la ceguera y sordera que muestran cuando se trata de ver lo que de bueno y benéfico tiene la institución zaherida o las personas a las que se les pone el dedo en el ojo con intención de causar malestar.

Esta serie, pues, va dedicada a ciertos cazurros anticatólicos.

Arturo Pérez Reverte

Empiezo diciendo que, en otra ocasión, escribí de este personaje lo siguiente:

“La verdad tengo a Pérez Reverte por una persona cabal que, cuando escribe, lo hace desde un punto de vista personal y muchas veces lo hace de una forma muy cruda y dura que a los afectados no puede gustar lo más mínimo”

Pues me arrepiento de lo escrito entonces porque según lo escrito por el susodicho individuo me parece, más bien, que tiene poco de cabal y que, en todo caso, es un ser impresentable además de estar haciendo oposiciones a dictador que trata, con sus palabras, de zaherir a la Iglesia católica y lo hace en uno de sus miembros.

Arturito Pérez Reverte que es malo, malo, malo es, también, torpe, torpe, torpe. Se mete en camisas de muchas varas cuando destila, por sus poros, ahora de Twitter, su mala baba y su hediondo pensamiento anticatólico. Merece, por lo tanto, ser el que aparezca en primer lugar en esta nueva serie dedicada a las personas que muestran un anticatolicismo destacable y que bien podría emparentar con las que ocupan otra estancia de este blog titulada “Tontos de capirote”.

Pues bien, a tenor de la ya más que conocida, famosa y difundida homilía de Monseñor Reig, a la sazón pastor de la diócesis de Alcalá de Henares, tuvo a mal difundir, por tal medio de comunicación caracterizado por su inmediatez y su escasez de palabras, algunos, digamos, exabruptos. Me refiero a Arturo Pérez Reverte.

Digamos que se ha lucido el gachó.

Empieza suave:

Pérez Reverte

Es, no concurriendo lo que este individuo dice, la impunidad y la falta de vergüenza lo que lo caracteriza diciendo tales cosas del Monseñor Reig. Es impune tal actitud porque sabe que nada le va a pasar y que, incluso, algún descerebrado le reirá la gracia; es desvergonzado lo que dice porque ni es objetivo ni nada de nada y porque, además, no parece que se le haya turbado el ánimo cuando lo ha escrito. Luego es, simplemente, un sinvergüenza y seguro que le gusta serlo.

Pero sigue mal:

Pérez Reverte

Parece mentira la forma que tiene tan exacta de retratarse a sí mismo: Pérez Reverte es fanático de sus ideas ateas; estúpido por mostrar una clara falta de inteligencia; arrogante por chulo y porque se cree el loro laicista que repite el mantra de siempre.

Y acaba como tiene que acabar quien es como es:

Pérez Reverte

Este comecuras, clásico mamarracho de la izquierda y doméstico del poder establecido cuando es de su cuerda, tiene la convicción de que alguien con dos dedos de frente (que no es su caso, por cierto) puede tomarse en serio lo que dice. Quiere, este tipejo malcarado, poner entre rejas a quien dice la verdad o, si eso no es posible, librarlo de sus ojos enviando, allende nuestras fronteras, a Monseñor Reig porque no gusta, al delicado escritor, que diga que ciertos monflorismos no son ni buenos ni recomendables si es que llevan a la perdición del alma de quien lleva a cabo tal tipo de comportamientos.

Y se permite el lujo de llamar al pastor de Alcalá de Henares alelado o escaso de razón o, lo que es lo mismo, imbécil.

Debería hacerse ver, por un profesional del ramo, la extraña manía que tiene de hablar de sí mismo en la persona de otros. Eso no ha de ser bueno y seguro, seguro, que termina mal de la olla.

Bueno, peor aún de lo que está.

Pero lo más gracioso es que ocupa, en la Real Academia Española de la Lengua, el sillón T. Vamos, de … que cada cual ponga lo que quiera.

Eleuterio Fernández Guzmán

…………………………….
Para leer Fe y Obras.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:


Y da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

41 comentarios

  
Anónimo...
Perdone, Sr. Ele, pero no lo tenga en cuenta... y no por lo que dice sobre el Sr. Obispo (que también) sino por lo que piensa y da a entender sobre Dios.

El Sr. Pérez Reverte no es mala persona... cuando no está en trance.

: )
18/04/12 1:06 AM
  
Adrián
Buenos dias Sr. Eleuterio.
Como laico respetuoso que me considero, siempre que el respeto se mantenga por ambas partes, he de decir que me parece tremendamente desmesurada su reacción.
Es obvio que el señor Reverte hace referencia a aquellos cristianos que se piensan por encima del bien y del mal, y con su actitud arrogante pretenden desterrar la homosexualidad a cualquier precio, por poner un ejemplo reciente.
Estoy seguro de que usted como hombre de Dios y pensador que demuestra ser, meditará sobre ello y rectificará. Que tenga usted un buen dia.


---
EFG


Pues a mí no me parece tan obvio porque se refiere en concreto a una persona y es Monseñor Reig. Por otra parte, el obispo de Alcalá de Henarés no quiere desterrar la homosexualidad sino, en todo caso, señalar dónde puede llevar la misma que es lo mismo que si a una persona se le dice que bebiendo mucho acabará mal. Eso no querrá decir que quien eso diga quiera terminar con la bebida sino que deberá tener cuidado con lo que hace porque se le dice por su bien.

Lo que aquí pasa es que hay personas como Pérez Reverte que no pueden con la Iglesia católica y con su doctrina. No debería olvidar este señor que ha habido pocos mártires entre los escritores pero muchos entre los que han seguido y defendido a Cristo y a Dios. Y eso debería contar algo.
18/04/12 8:58 AM
  
Juan Mariner
Sr. Pérez Reverte: No hay suficientes manicomios, destierros, cárceles y muertes contra la VERDAD.
18/04/12 10:31 AM
  
Luis el canario
Eleuterio, Reverte será todo lo que tú quieras, pero el obispo ha delinquido. La homofobia es delito. Y alentar a ella en medios públicos es aún más delito.

Por otra parte, el pensamiento anticatólico no es necesariamente hediondo ni cazurro. Es otro pensamiento y sus razones de ser tendrá. Ustedes siguen en la peregrina idea de que los católicos y su ideología son intocables, y que ni siquiera se puede discrepar de ella o criticarse. Es curioso que, en medio de tu texto, que es total y absolutamente subjetivo, acuses a Reverte de falta de objetividad. ¿Es que vosotros no miráis nunca hacia dentro? Por ejemplo, ¿qué es eso de que el obispo "ha dicho la verdad"? ¿Puedes demostrarlo o reconoces que no es más que la mera opinión subjetiva de la Iglesia (y de unos poquitos católicos) sobre la homosexualidad?

---
EFG


Sí, la cosa es así de sencilla: primero se legisla con ideologías extremistas de izquierda y luego, claro, se aplica la ley. Si lo que interesa es hacer lo propio con normas como las relativas a la de la homosexualidad (imposible matrimonio entre personas del mismo sexo, por ejemplo) se hace lo que le le viene en gana al mandamás izquierdoso y luego, claro, todo el que dice algo contra lo legislado (siendo leyes intrínsecamente perversas) es esto y lo otro.

Y, por cierto, la doctrina católica al respecto de la homosexualidad es la que es. Además, es propia de la Ley natural y, por lo tanto, está por encima de la ley humana y, en efecto, es intocable porque procede de Dios.

Y, otro por cierto, eso de la homofobia es una gaita muy propia de lo políticamente correcto y, por lo tanto, es tan absurdo como toda la ideología que la sostiene.
18/04/12 10:42 AM
  
El administrador de La novela antihistórca
Como se suele decir, arrepentidos los quiere Dios. Ya era hora de que empezasen a darse cuenta de lo que hay, de verdad, tras una mera fachada.
Si hubieran leído en su día http://lanovelaantihistorica.wordpress.com de 20-07-2010 se habrían dado cuenta mucho antes.
18/04/12 10:58 AM
  
Adrián
En el mismo momento en que equipara usted la homosexualidad y el alcoholismo, está incurriendo en la falta de respeto que tanto critica. Parecía una persona razonable, pero visto lo visto no es mas que otro inquisidor trasnochado con infulas de superioridad moral.
Más academicos de la RAE, y menos profetas con olor a naftalina es lo que necesita este pais para salir de la sombra.
18/04/12 11:25 AM
  
Rafael de María
Luis el Canario, qué, ¿para el señor Obispo no le aplicamos la libertad de expresión, no? Ah, claro, que la ha sobrepasado, dirás. Pues dígame Vd., con qué derecho se puede tildar de fascista, filonazi, nazi o semejantes a todo tropel y no aplicarse la misma vara.

Tan presente y cercana tenemos a Weimar o la malhadada República, pero no aprendemos nada...pueblo ingrato.
18/04/12 12:22 PM
  
Rafael de María
Adrían, pásese Vd. por la mejor universidad trollera que conozca porque anda muy verde en esas artes. Se presenta en un mensaje como un "respetuoso laico" y al siguiente lo hace como un niño protestón y sin argumentos.

18/04/12 12:34 PM
  
Luis el canario
Eleuterio, defender el hecho de que cada uno lleve su sexualidad como quiera no es ser extremista de izquierdas, sino democrático. Empleas el viejo truco de la ultra derecha sectaria: llamar totalitario o extremista a quien no acepta el totalitarismo y extremismo de la extrema derecha. Según la RAE, no se puede llamar matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo. Pero hay que viajar un poco. En otros países, la palabra "matrimonio" sí contempla esa posibilidad, aunque generalmente sea entre hombre y mujer. Si consideras que el matrimonio es un sacramento y que la Iglesia es dueña del término, pues es normal que consideres que la palabra no es apropiada para definir las uniones entre personas del mismo sexo. Pero todo ello se desvanece si reconocemos que, ante todo, el matrimonio es una institución social. Lo de que el matrimonio entre homosexuales sea una ley intrínsecamente perversa es una opinión tuya, de la Iglesia y de 3 o 4 católicos. Y es indemostrable y subjetiva. Por tanto, INÚTIL en un debate racional.

Para que tu discurso tenga un mínimo de sentido y no sea una mera pataleta, debes demostrar, más allá de toda duda razonable, la existencia de las cosas que mencionas como alma, Dios, Ley Natural, etc. Si no lo haces, todo lo que dices no sirve para nada. O sólo te sirve a ti.

La homofobia no es una gaita. Una gaita es un instrumento típico de la música celta que se toca soplando por una boquilla, y que produce notas sobre una nota pedal constante y sostenida. La homofobia, al igual que toda "fobia", es un trastorno evidente que consiste en la aversión obsesiva contra las personas homosexuales. Eso es efectivamente lo que os ocurre a 3 o 4 católicos y la Iglesia. Y para tu información y desgracia, te recuerdo que España (algo bueno tendríamos que tener ¿no?) está entre los países más tolerantes del mundo con la dignidad de las personas homosexuales:

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Societal_attitudes_towards_homosexuality.svg
18/04/12 12:35 PM
  
Adrián
Rafael de María, al igual que yo no le falté a usted al respeto, le ruego que haga lo propio conmigo.
Como señalé en el primer mensaje, mantengo el respeto siempre que este sea mutuo, en el momento en que una parte deja de respetar esa condición que nos hace a todos tan humanos, por mi parte no puede usted esperar mucho mas de lo que ofrece.
Doy por sentado que su mensaje no es mas que un hombre de paja, de esos que tanto gustan a los de su calaña para desviar atenciones.

Aquí solamente hay un asunto claro, sin mas vuelta de hoja, y es que la homofobia es un delito, como lo es la xenofobia, el narcotráfico o la pederastia.
18/04/12 12:56 PM
  
María
Poco les debe importar a los homoxexuales lo que dice el Obispo, no sé a que viene esas palabras de Reverte, ellos no van a cambiar.
A mi modo de entender , el obispo da consejos que más bien van dirigidos a las personas creyentes,para que no se vean confundidos por ciertas corrientes antinaturales y que nos las imponen como naturales.
Pero los niños no tienen la culpa, para ellos su mamá será siempre una mujer y su papá siempre un hombre , y querer cambiar lo que es natural ES UNA ABERRACIÓN .
18/04/12 1:14 PM
  
Luis el canario
María, si la homosexualidad fuese antinatural, no existiría. Porque TODO lo que existe en la naturaleza es natural. La condición homosexual es natural. Y en la Naturaleza no sólo se da entre los humanos, sino en otras MILES de especies. El obispo se dirige a los creyentes, y en los mismos son en los que alienta el delito de homofobia. Pero es que además sale por la TV pública.
18/04/12 1:19 PM
  
Rafael de María

Adrián, ¿Y la católicofobia? Ofender los sentimientos religiosos está tan tipificado como la xenofobia. Eso si que no tiene vuelta de hoja.

¿Es Vd. católico? ¿Donde y en qué palabras se incita al odio al homosexual? ¿No conoce la doctrina católica?. La Iglesia acoge al homosexual por lo que es, una persona humana, con dignidad de hijo de Dios. ¿Hace eso la sociedad? No. El homosexual, como persona capaz de la gracia de Dios, está llamado a vivir una vida recta, igual que tu y que yo. No sé donde está el escándalo, al igual que se advierte de esa conducta perversa, se advierte a los demás de la inmoralidad de otras. ACTO, CONDUCTA. No se juzga a la persona, se le reprende su pecado porque se le ama. ¿Cuantas veces repetimos lo mismo? La doctrina moral evangélica es clara y cristalina, de ahí la reacción de aquellos que se alejan de ella, las tinieblas no quieren obrar en la luz. Quien no recoge, desparrama.

Es lo de siempre, los grupos de poder, lobbys y demás capitostes que desde la tribuna mas alta legislan o financian estas ideologías para sus aviesos fines.


18/04/12 1:24 PM
  
Rafael de María
Botón de muestra, uno de tantos, pero que poco salen en los mass media.

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=11658
18/04/12 1:37 PM
  
Adrián
Rafael de María, se equivoca usted por mucho, no soy ningún "catolicofóbico" (dudo que exista tal término). Respeto a cualquier religioso siempre que profese respeto por el prójimo, por eso no respeto a los católicos que pretenden imponer su propia moralidad sexual y tachan al diferente de enfermo, o al musulman que sentencia a una mujer a ser lapidada por llevar minifalda.
18/04/12 1:43 PM
  
Rafael de María
La verdad se impone por sí misma. Nadie está imponiendo nada a nadie. Es un absurdo intelectual. El comunismo lo intentó durante un siglo. Ni ley positiva, ni la coacción o el chantaje puede con la verdad. Lo mismo en la democracia, que no es un fin en si mismo, sino que debe estar al servicio de la verdad, al menos, de su fiel búsqueda. ¿Promociona eso la democracia? Ni de lejos, mas bien hace apología del prohombre liberticida, que tiene derecho a todo pero ningún deber para consigo y los demás.
18/04/12 1:54 PM
  
Morgana
Sr. Fernández Guzmán:

Sería una lástima que su fe y su objetivdad divina se desperdicieran en esta página, pregunte si hay alguna vacante en la institución católica del Santo Oficio.

P.D.: No creer en la Iglesia Católica, no es no creer en Dios, no se equivoque!


---
EFG


¡Qué ilusión! Supongo que se refiere usted a la Congregación para la Doctrina de la Fe. Pues ahí no me molestaría estar. Lo que pasa es que ni tengo conocimientos ni lo que haya que tener para estar ahí. Aunque es bien cierto que usted lo dice por eso de la Inquisición que es la forma que tienen las personas desinformadas de llamar a la CDF.

Otra cosa: eso de creer en Dios pero no en la Iglesia católica está más que visto. A esto le respondo con una frase muy conocida: "Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por Madre". Es de San Cipriano.

Vamos, más de lo mismo, los mantras de siempre de los anticatólicos.
18/04/12 1:59 PM
  
Luis el canario
Es evidente que ustedes tienen un grave problema con el sexo. No soportáis que el resto de personas puedan disfrutar, porque ustedes no podéis disfrutar. Es una envidia malsana. Si ustedes tienen un problema con el sexo, pues es eso, VUESTRO PROBLEMA:

http://www.que.es/ultimas-noticias/curiosas/201204181204-ateos-disfrutan-sexo-creyentes-porque-cont.html

Rafael de María, al decir que los homosexuales llevan a cabo actos inmorales, poseen una conducta perversa e irán al infierno sin un sustento argumentativo de ningún tipo, pues se está practicando una clarísima y evidente incitación al delito de homofobia por mucho que intentes adornarlo con falsas palabras de amor, y por muchas veces que repitas una y otra vez esa falsedad. Eso es lo que hacen la Iglesia y algunos católicos.

Es cierto que la doctrina evangélica es clara y cristalina: y homófoba. Por favor, si estamos entre personas inteligentes deberíamos evitar las frases subjetivas, infantiles y gratuitas como "la verdad", "la vida recta", "la verdadera moral". A ver cuándo entenderéis de una vez que ni vuestro concepto de moral es absoluto ni vuestro estilo de vida es objetivamente correcto. Lo será sólo para vosotros.

Si tú defiendes que es lícito (por ser libertad de expresión) salir en la TV pública diciendo cosas indemostrables y subjetivas sobre la inmoralidad de la homosexualidad, pues yo puedo hacer lo mismo y salir en TV pública diciendo algo también subjetivo, como que la práctica del catolicismo es una conducta inmoral y dañina para la sociedad. ¿Defenderías esa libertad de expresión? Lo que ocurre es que nosotros no hacemos tal cosa porque reconocemos que no estamos en posesión de la verdad absoluta. Vosotros sí lo hacéis. Es básicamente la arrogancia y la prepotencia de creerse en posesión de La Verdad lo que diferencia a los creyentes de nosotros.
18/04/12 2:32 PM
  
Luis el canario
El mayor acúmulo de verborrea se da, precisamente, en mundos donde las palabras no corresponden a hechos de ningún tipo. Es el caso también del pensamiento crédulo. Necesitan envolver las cosas con tal cúmulo y tal aporte de doctrina, de teología, de homilías, de oraciones, de palabra revelada, de dogma, de verdad autoritaria, indemostrada e indemostrable que, a la postre su inexistente realidad queda escondida y ocultada de tal modo que el vulgo abrumado sólo puede atender a tanta palabrería de quienes les engañan: la verdad, el infierno, Dios, el alma, la correcta moral, la palabra de Dios, etc. etc y bla bla bla. TODO GRATIS!

Pero las personas normales que piensan y se guían por el sentido común (y no los engañados y abrumados por la verborrea gratuita) pronto perciben la vacuidad de todo lo que se dice, y que la pretendida salvación de los demás, sólo es salvación de su status, de su modo de vida y de su acopio de riquezas. Que no cuela, Rafael de María, que los cuentos de Blancanieves no cuelan entre la gente medianamente inteligente.
18/04/12 2:46 PM
  
José Jacinto Verde Colinas
Para Luis el canario y todos aquellos que tachan de homófobos a los que estamos en contra de las relaciones homosexuales:

Voy a intentar aportar, como novedad a otros comentarios míos, un razonamiento que, casualmente y de forma aproximada, anoté recientemente a partir de unos comentarios vertidos por monseñor Munilla en su programa “Catecismo de la Iglesia católica” de Radio María, y que creo que puede ser bastante interesante para demostrar que las relaciones homosexuales no son moralmente admisibles:

Los homosexuales intentan defender su posición apelando a una supuesta “ampliación de derechos”. Sin embargo, esta ampliación no puede ni debe hacerse a costa de cuestionar la naturaleza de las cosas, según la cual es evidente que el matrimonio no puede ser más que la unión sentimental entre un hombre y una mujer (matrimonio natural o, como los llaman algunos, tradicional), y debe estar orientado a aumentar el vínculo afectivo (es decir, el amor) entre los esposos y a la procreación.

Muchos no se oponen a las relaciones homosexuales (y, por tanto, al matrimonio homosexual) por no oponerse a esta supuesta “ampliación de derechos”, que en teoría no perjudicaría al matrimonio natural, es decir, por no pasar por el “malo de la película”. Sin embargo, es evidente que SI TODO VALE, NADA VALE, es decir, SI CUALQUIER UNIÓN SENTIMENTAL (independiente del sexo y del número de las personas unidas sentimentalmente) VALE COMO MATRIMONIO, en realidad NADA ES MATRIMONIO, puesto que éste queda devaluado.
En realidad, estamos en uno de los casos de la llamada dictadura del relativismo moral, que actúa secuencialmente, entre otras formas, en las siguientes fases:

1 – Se invoca una supuesta “tolerancia” para que la gente vea con buenos ojos las relaciones homosexuales.

2 – Se impide la enseñanza de la concepción de matrimonio y de relaciones sentimentales según lo entiende la Iglesia católica, y se persigue a los que dicen lo contrario.

Esto es exactamente lo que ha pasado con la homilía de monseñor Reig Pla, y por eso los consejeros de izquierda de RTVE y otros grupos sociales pretenden denunciar a la Iglesia católica, porque no quieren abrirse a la Verdad de la que ésta es depositaria. Ojalá Dios les haga ver su equivocación y se arrepientan de su error.

Por último, me gustaría hacer un llamamiento a los defensores de las relaciones homosexuales (o similares) a que se arrepientan y se conviertan al Dios Verdadero (Jesucristo) y acepten las enseñanzas de la Iglesia católica, ahora que todavía están a tiempo, no sea que, además de encontrar el "infierno" en esta vida, como dijo monseñor Reig Pla, encuentren también el Infierno eterno en la vida futura, es decir, la separación total y eterna de Dios, que no produce más que sufrimiento moral (además de físico, según algunas revelaciones privadas).

En todo caso, como pueden ver, a los católicos no se nos puede tachar de homófobos, puesto que les les estamos llamando a la conversión.
18/04/12 3:07 PM
  
licenciada
A mi siempre me gustaron las novelas de Don Arturo Pérez-Reverte y sus artículos en el cultural de ABC, pero creo que ahora se ha pasado tres pueblos.

Don Arturo, sea civilizado hombre, sobran exabruptos y falta sentido común y educación democrática ¿qué es eso de echar a la gente del país porque a alguien no le gustan sus opiniones? Mucha personas opinan de forma que no me agrada y no por eso creo que deban exiliarse, es más, lucharía por su libertad de expresión, que es un derecho constitucional.
18/04/12 3:14 PM
  
María
En la naturalea cada órgano del cuerpo tiene una funcion , que por mucho que digan no lo van a cambiar.....yo no he visto nunca a un hombre con un útero, ovarios y vagina , ni amamantar a un hijo.
Ni a una mujer con testiculos etc etc...

El día de mañana los niños de parejas homosexuales, le preguntaran al padre biológico....y mi madre quien es y donde está??....y le contestaran....




























El día de mañana un niño le preguntará a su padre biologico......¿ quien es y donde está mi mamá ?
y le responderan....bueno La que te dió a luz, es una mujer a la que yo alquilé su vientre para que nacieras.....entonces el niño le dirá ...¿entonces esa es mi mamá? ....y le responderan NO!....Tú mamá es una mujer que dió un óvulo,(y que no sé quien es )para que lo metieran en el vientre de la primera mujer y nacieras tú...............y el niño no entenderá nada y seguirá buscando a su mamá.

Si a esto le llaman naturaleza ...........y luego que le expliquen tambien las prácticas homosexuales y el niño entenderá menos.........vaya una total aberración










18/04/12 4:49 PM
  
Chema
He leído en alguna otra ocasión a un comentarista de este hilo, del que me llama la atención su apasionada defensa del sexo sin fronteras. Tan apasionada es la defensa, que me da la impresión – he dicho sólo que me da la impresión - que mi apreciado participante tiene un problema al respecto. Y llevado por mi impresión, le diría:

Querido, el que tú tengas una debilidad de ese género, no la hace buena; es más, si con tu elocuencia consiguieras que todos la tuvieran, quedarías mimetizado en ese colectivo – estarías socialmente más cómodo - pero seguiría siendo una tendencia malsana.

Y le diría más:

Sea cual sea tu debilidad o tendencia o vicio, tiene solución; es cuestión de tomar una referencia bien definida y dirigirse a ella con firme propósito de alcanzarla. No es precisa una referencia católica – mala gente esos católicos – sino tan sólo una referencia clara, como la ley natural que ya se, querido comentarista, que te confunde, pero si te centras y estudias entenderás de qué se trata.

Otra cuestión es el discurso de monseñor Reig. Lo he escuchado varias veces, reconozco que con la mayor mala intención posible, pero no he llegado más que a la conclusión que llegó – naturalmente guardando las abismales distancias - el pobre Poncio Pilatos con el buen Jesús; no encuentro delito en monseñor Reig. Por eso no entiendo la postura del Sr. Pérez en cuanto a meter en la cárcel al monseñor. Querido Arturo, si no hemos metido en la cárcel a Griñán, Rubalcaba o Zapatero por expoliar a medio pueblo español (el pobre), ¿vamos a meter a un cura por opinar que le preocupan unos comportamientos que considera inadecuados y más graves cuando afectan a niños o personas indefensas?

No sé si Anónimo (comentario 1) cuando habla de que estás en trance, se refiere a lo que nos imaginamos. Pero aún así, no hay excusa… los niños y los borrachos dicen lo que piensan. ¡Qué mal rollo cuando lo que se piensa es tan violento, injustificado e injusto, aunque sea en boca de un niño o de un borracho!
18/04/12 7:55 PM
  
Adrián
Llevas razón María, acabas de convencerme, le resultará mucho más sencillo creér en un ente superpoderoso, invisible, etéreo, y que a pesar de su misericordia infinita permite que se cometan aberraciones a diario. ¿Donde tengo que apuntarme?

Notese el aire irónico y la salida por la tangente, como acostumbran ustedes a hacer. Aqui o todos moros o todos cristianos.


---
EFG


Mejor cristianos...
18/04/12 8:00 PM
  
Adrián
Don Eleuterio, diga que si, que los moros son malos malísimos todos ellos. Y además no comen jamón, no son trigo limpio.


---
EFG


No creo yo haber dicho eso. Serán malos los que lo sean.
18/04/12 8:44 PM
  
A buenas horas habéis calado al notas del Pérez-Reverte...

Pero si el salvajismo anticatólico del plumilla de Cartagena es más viejo que "andar p'alante"... Poned, por ejemplo, en Google:

perez-reverte "beatus ille"

Y veréis. Tela... A Pío XII lo fríe a lo bestia, a Juan Pablo II lo ridiculiza con mentiras y después lo machaca, en fin... Pues el pasquín es de 2002, y lo leyeron cientos de miles pues lo publicó en su columna de "El Semanal". Para que veáis cómo las gastan los de Vocento, por muchos De Prada que tengan en plantilla para sedar a su populosa parroquia ancianita...
18/04/12 9:52 PM
  
Proby

Tal como afirma el comentarista que firma como "A buenas horas...", yo ya me di cuenta hace mucho tiempo de cómo es en realidad Pérez-Reverte porque leí el susodicho artículo, y me prometí a mí mismo no volver a leer nada de lo que publicara este individuo, al menos mientras no pidiera perdón por la inmundicia de ese escrito, en el que literalmente llama "hijo de la gran p..." (otro autorretrato) al gran Papa Pío XII, sobre el que cuenta un montón de mentiras, y pone como un trapo al hoy Beato Juan Pablo II, que Dios bendiga. Ese articulito es un panfleto repugnante y propio de una mente podrida y desquiciada.

Sí, este imbécil ocupa el sillón "T" de la Real Academia Española. La "T" debe de ser de tonto, de tarado o de tarugo. ¡Qué bajo ha caído esa institución!
18/04/12 11:41 PM
  
Luis el canario
José Jacinto, primera falsedad: que el matrimonio no pueda ser más que la unión sentimental entre un hombre y una mujer, eso lo será en tu mundo y en la RAE. Debes viajar un poquito. Y ni que decir tiene que si la premisa es FALSA, desde ya que tu argumento queda descalificado desde el principio. Pero sigamos.

Segunda falsedad: la falacia del hombre de paja. Defender que dos personas del mismo sexo, autónomas y adultas, contraigan matrimonio no significa defender que vale todo.

Tercera falsedad: nadie está impidiendo la enseñanza del matrimonio según el ideario de la Iglesia. No inventes victimismos absurdos. Defender el matrimonio gay no es querer acabar con el que propone la Iglesia. El matrimonio gay no pretende imponerse como el único. Sólo pretende ser permitido. Quienes quieren IMPONER un sólo modelo, sois vosotros. Como siempre, los del pensamiento único, autoritario y totalitario. Y para tratar de disimularlo, acusáis de ser lo que sois vosotros a quienes no recibimos con una sonrisa vuestro totalitarismo. Como siempre.

Cuarta falsedad: A Reig Pla se le denuncia por delito de homofobia. Hablar así de los homosexuales delante de personas que, desgraciadamente, le toman muy en serio es alentar la homofobia y el odio de ese séquito contra los homosexuales.

Quinta falsedad: llamando inmorales a unas personas por sus prácticas (ya que condenar la práctica es condenar a la persona) y diciéndoles que encuentran el infierno en vida o muerte no es una forma muy inteligente de llamar a la conversión. Es más bien una forma bastante torpe. Así estáis. Sólos como la una. En España ya solo sois un grupúsculo despreciable cuyas palabras no son tomadas en serio por ninguna persona cabal.

Así que, no sólo no has demostrado NADA, sino que TODO tu razonamiento está completamente MAL. De cabo a rabo.

María, te guste o no, nada de lo que se da en la Naturaleza puede ser antinatural. Por definición es simple y lógicamente IMPOSIBLE.

Seguimos con los dogmáticos que no saben hacer otra cosa que espetar frases imposibles de demostrar como si fueran verdades evidentes. Chema: nadie ha dicho que una tendencia sexual sea buena ni mala. Tú eres quien dice de forma arbitraria e infantil que es malsana, hablando de cosas indemostrables como la Ley Natural. ¿Alguna vez en la vida o pararéis a intentar sustentar algunas de vuestras gratuitas afirmaciones, o vais a seguir indefinidamente hablando como los niños?
19/04/12 4:49 PM
  
María
Son algunos hombres los que cometen aberraciones a diario.........pero sólo ellos,... porque DIOS le dió libertad al hombre para elegir,los creó Libres....
La mejor guia para vivir ....es seguir las Leyes de la Naturaleza,...vivimos inmersos en la naturaleza.... y si no se la Respeta y Conserva ...ella misma Nos.... AUTODESTRUIRÁ .

Saludos
19/04/12 9:07 PM
  
Chema
Apreciado Luis. Veo mucha seguridad en tus opiniones y me parece que mucha de esa seguridad se basa en el desprecio de las opiniones de los demás, a los que consideras elementales y burdos. Me referiré sólo a lo relativo a la ley natural.

Es evidente que no compartes esa idea. Si no hablases con tanto radicalismo insustancial pensaría que no estás de acuerdo con la filosofía que subyace en esa expresión. Pero ese radicalismo y desprecio me dejan ver que no tienes idea de lo que hablamos cuando nos referimos a la ley natural.

Te dejo dos citas, una más sencilla (la primera) y otra de más difícil digestión (la segunda), sobre la ley natural. Hay mil, he elegido esas dos. Son citas de Benedicto XVI, con el que se podrá estar de acuerdo o no, pero sería de ignorantes tratarlo de superficial o poco reflexivo.

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/speeches/2007/february/documents/hf_ben-xvi_spe_20070212_pul_sp.html

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/audiences/2010/documents/hf_ben-xvi_aud_20100616_sp.html


Sólo un detalle más; dada la cantidad de acepciones de “natural”, tu afirmación de que lo antinatural es “IMPOSIBLE” no es acertada y nos lleva a un relativismo absurdo. El Dr. Margalef (padre), decía que el ecologismo era un absurdo, pues el hombre nunca acabará con la vida, aunque reduzca el planeta a un biotopo único habitado por bacterias sulforeductoras. Es filosóficamente cierto, pero nos lleva a una sociedad ingobernable. La línea entre lo “natural” y lo “antinatural”, entre el “ecologismo” y el “antiecologismo”, lo pone precisamente la ley natural.

Medita lo que dices y fórmate antes de decir. A los demás les dará igual, pues sabes que la gente suele ser muy borde, pero a ti te servirá de mucho.
19/04/12 9:47 PM
  
José Jacinto Verde Colinas
Para Luis el canario y para quien se sienta aludido:

Me da la impresión de que lo voy a decirte va a resultar un diálogo de sordos. Con todo, voy a intentar refutar algunas de tus afirmaciones y aportar nuevas ideas, si puedo.

Afirmas que no he demostrado nada con mi razonamiento (el cual, en realidad, es más de monseñor Munilla que mío; yo simplemente me he limitado a tomar notas y redactar de la mejor forma posible que he podido dichas notas, pero el mérito es del obispo citado). Si te refieres a una demostración de tipo matemático o científico (es decir, basada en comprobaciones experimentales), efectivamente, nada he demostrado. Pero si entendemos por demostración un razonamiento lógico basado en un correcto razonamiento de la mente, creo que mi demostración sí ha sido correcta, porque el razonamiento es correcto y no contiene contradicciones. De hecho, antiguamente, se hablaba de Ciencia Teológica, Ciencia Filosófica, porque estaban basadas en demostraciones que utilizaban la razón en lugar de demostraciones matemáticas o científicas.

----------

En primer lugar, y respecto a lo que tú llamas primera falsedad, me gustaría decir que, a mi entender, cualquier persona o grupo social tiene, aunque crea lo contrario, unas ideas predefinidas o se basa en unos dogmas o verdades admitidas, más o menos implícitos o explícitos. Pues bien, como creyente cristiano católico, yo creo en los dogmas y en las verdades de fe que la Iglesia católica me señala como válidas, y en la Verdad Revelada, que puede encontrarse en la Biblia, cuya interpretación corresponde al Magisterio de la Iglesia católica. De la misma forma que, estoy convencido, tú te basas en la llamada ideología de género, en el relativismo moral, en el secularismo, en el hedonismo, o en cualquier otra ideología o mentalidad mundana, aunque no lo sepas o no seas consciente de ello.

Evidentemente, han existido y probablemente siguen existiendo culturas (por ejemplo, en los países islámicos) en las que el matrimonio puede realizarse entre un hombre y varias mujeres (poligamia poligínica), y quizás exista algunas otras (creo que mucho más raras) en las que el matrimonio se pueda dar entre una mujer y varios hombres (poligamia poliándrica). Lo que no conozco es ninguna cultura en la que el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres se considere matrimonio, ni tampoco se considera tal, por ejemplo, el matrimonio entre dos hombres y tres mujeres, o cualquier otra combinación parecida.

Sin embargo, el sentido común y la Ley de Dios nos dicen que, si el matrimonio debe estar orientado hacia la unión sentimental de los esposos y hacia la procreación, la única opción válida es la del matrimonio es la de un hombre con una mujer (matrimonio natural o, como dicen algunos despectivamente, tradicional), entre otras cosas porque en los matrimonios poligámicos no puede darse la entrega total que exige el matrimonio natural (si un hombre comparte varias mujeres o una mujer varios hombres no puede haber una entrega total hacia el cónyuge).

Además, si no estoy equivocado, aunque determinadas culturas han admitido las relaciones homosexuales en la antigüedad (creo que en momentos en los que dicha cultura estaba ya en decadencia), nunca se han considerado legalmente matrimonio.

----------

Respecto a la supuesta segunda falsedad, creo que desde el momento en el que se admite como matrimonio la unión sentimental de dos personas del mismo sexo, por supuesto que podría defenderse que todo vale. Porque, ¿con qué derecho podría negarse, en este caso, que la unión sentimental de dos hombres y tres mujeres, o de tres mujeres y nueve hombres, por ejemplo, fuera considerado también matrimonio? Sólo se me ocurre como posible argumento en contra la motivación económica, es decir, el hecho de que el Estado no pueda o no quiera pagar pensiones para el caso de matrimonios con un número indefinido de personas, con independencia de su sexo. Pero creo que no hay más argumentos en contra, o hay muy pocos más, y además poco consistentes. Por tanto, admitido el matrimonio homosexual, casi nada puede argumentarse para admitir cualquier otro tipo de matrimonio; incluso, si personificamos a los animales (e incluso sin ello), podríamos llamar matrimonio a la unión sentimental entre una persona humana y un animal (o “persona no humana” como dirían algunos). Por tanto, como se ve, TODO VALE.

----------

Respecto a la supuesta tercera falsedad, pregunto: ¿admitiríamos como válido, por ejemplo, que pudiera llamarse “ingeniero” a quien no ha obtenido el título universitario correspondiente? Creo que casi nadie admitiría tal circunstancia. Sin embargo, si negamos que sea necesario un título universitario par que alguien sea ingeniero, banalizamos el título de ingeniero, ya que dicho título no serviría para ni obtener un puesto de trabajo, ni para sentirse orgulloso de haberlo obtenido, ni para presumir, ni para nada de nada. Y como éste podríamos poner muchos otros ejemplos.

Nos acusas a los católicos de pretender imponer un pensamiento único, autoritario y totalitario. No es verdad. No pretendemos imponer a nadie, por ejemplo, el que sean creyentes católicos, o que practiquen el ayuno o la abstinencia cuando lo manda la Iglesia, o que practiquen la castidad como lo manda la Iglesia, etc. Lo que no nos parece bien es que se considere matrimonio lo que lo que moralmente no lo es, ni lo ha sido, ni lo será jamás, por mucho que la Ley humana legisle en sentido contrario. La concepción del matrimonio, lo mismo que la defensa de la vida humana (es decir, el no incondicional al aborto y a la eutanasia) y otras cosas, no pertenece en exclusiva al catolicismo. Es común a cualquier religión seria y a cualquier persona con unas ideas morales y/o religiosas bien formadas. Además, si la Iglesia enseña que el único matrimonio moralmente válido es el natural, ¿acaso no es persecución cualquier intento de silenciar a la Iglesia católica?

----------

Respecto a la supuesta cuarta falsedad, no creo que Reig Pla pueda ser calificado de homófobo, salvo que también pretendas descalificar a Jesucristo, llamándole, por ejemplo, enemigo de la humanidad, reaccionario, etc., porque llamó hipócritas, raza de víboras, etc. a los fariseos de su época por su pecado de soberbia que les impedía, entre otras cosas, creer en sus milagros, aunque los veían continuamente, atribuyéndoselos a Satanás. Si lees los Evangelios, verás que los fariseos nunca niegan los milagros de Jesucristo, como pretenden hacer algunos pseudo-teólogos sabihondos actualmente. Lo que pasa es que sus intereses económicos, elitistas, clasistas, etc., les impedía abrirse a la Verdad de su Palabra. Monseñor Reig Pla ha dicho lo que tenía que decir, creo que de forma muy educada, llamando a conversión a los homosexuales que no viven en castidad. Quizás lo hubiera hecho Jesucristo si hubiera venido al mundo en nuestros días, en cuyo caso estoy seguro de que muchos se hubieran alegrado de haberlo podido volver a crucificar, si hubieran podido (entre ellos probablemente tú mismo), como lo hicieron o pidieron muchos de sus contemporáneos casi 2000 años.

----------

Respecto a la supuesta quinta falsedad, no recuerdo haber llamado inmoral a nadie. Si es posible (de hecho, es casi seguro) que haya dicho algo así como que su conducta sexual no es moralmente aceptable, pero no he condenado a nadie. Eso, además, no me corresponde a mí, sino a Dios. Yo sólo he intentado argumentar (o demostrar, con el significado que comenté al principio) para defender aquello en lo que creo. De todas formas, creo que estás corrigiendo al mismo Jesucristo, porque Él mismo habló del infierno a muchos de sus contemporáneos cuando lo consideró necesario. De hecho, en el acto de contricción, se dice en algún momento: “También me pesa que puedas castigarme con las penas del infierno...”.

Además, aunque los cristianos (y en especial los católicos) estamos llamados a amar a todo el mundo, conviene aclara que amar no consiste siempre en “pasar la mano” o dar por válido cualquier tipo de comportamiento. A veces se hace necesaria la corrección y el llamar a las cosas por su nombre, aunque ello suponga una persecución por parte de la sociedad moderna, muchas veces ideologizada y satanizada.

Por otra parte, el que exista una mayoría o minoría de personas que defiendan una posición moral determinada no determina que esa posición moral sea cierta o no. Prueba de ello es que, a veces, se han producido errores judiciales en los que la mayoría de los miembros de la Judicatura o de la sociedad ha condenado a una persona, y luego ha resultado ser inocente.

----------

Por último, aunque no creo que sirva de mucho, me gustaría dar una serie de razones por las cuales considero que las relaciones homosexuales no son moralmente aceptables, aunque ya imagino que los que no crean ni en la Ley de Dios, ni en la Ley Natural, ni en el sentido común, ni en la Biblia, etc., las admitirán como válidas. Pero, en fin, aquí están:

1. Son anti-naturales (es decir, contrarias a la Ley Natural, que es aquélla que Dios y, por tanto, la recta conciencia, imprime en el corazón del hombre y que, para que el que dude de su existencia, basta decir que todos, salvo contadas excepciones, tenemos una misma idea, en nuestra conciencia interior, de lo que está bien o mal), y no están basadas en la necesaria complementariedad física y psicológica entre hombre y mujer, cuyo objetivo principal es la procreación, la supervivencia de la especie humana, el amor unitivo del matrimonio, y la sana educación de los hijos. Además, este tipo de relaciones apenas se da ni siquiera en el mundo animal, donde también son una anormalidad. Cada progenitor (padre o madre) aporta algo distinto a sus hijos, propio de su sexo.

2. Como consecuencia de lo anterior, también son contrarias a la Ley de Dios. Podemos encontrar en la Biblia algunos ejemplos que demuestran claramente su inmoralidad. Como ejemplos, podemos citar las siguientes citas: Gn 19,1-29 (sobre todo en combinación con Gn 18,20-21); Lv 18,22; Lv 20,13; Rm 1,24-27; 1 Co 6,9-10; 1 Tm 1,10. Además, el Catecismo de la Iglesia Católica también se manifiesta claramente en contra de estas relaciones: ver puntos 2357 al 2359. Por otra parte, parece evidente que si a Dios le pareciesen bien cualquier tipo de relaciones o “matrimonios”, no nos habría creado con dos sexos distintos y, por otra parte, también habría que dar validez legal a otros tipos de relaciones inmorales, como la poligamia (en sus versiones poliandria y poliginia), e incluso al “matrimonio” mixto (es decir, al “matrimonio” formado por un número cualquiera de hombres con un número cualquiera de mujeres).

3. Como consecuencia de los dos puntos anteriores, también son contrarias a la recta razón y al sentido común.

4. También como consecuencia de los puntos 1 y 2, cualquier religión seria (por ejemplo, cristianismo, islamismo o judaísmo) no tiene una consideración positiva de la homosexualidad, sino que se considera algo reprobable e inmoral.

5. No están orientadas a la procreación, fin primordial para el que Dios ha creado el sexo (ver los primeros capítulos del Génesis), sino al mero disfrute incontrolado de los sentidos y al placer (es decir, al hedonismo, que, como cualquier otro tipo de dependencia, es en realidad una esclavitud, aunque mucha gente no sea consciente de ello, y esto puede demostrarse fácilmente con algunos ejemplos concretos: supongamos que alguien tiene algún tipo de dependencia, por ejemplo, la pornografía, la droga, el alcohol o el consumismo. Si esa persona se considera libre y no esclava, le propongo que se plantee el siguiente reto: prescindir de esa dependencia durante un tiempo suficientemente prolongado, por ejemplo, durante un año. Si lo consigue, será realmente libre; si no, no). Prueba de ello es que estas “parejas” no pueden tener hijos por su cuenta. Además, es evidente que si Dios hubiera creado al hombre para el mero disfrute de los sentidos, no habría establecido diferenciación de sexos.

6. En caso de que a estas parejas se les permita la adopción de hijos (cosa que, por desgracia, ya está aprobada en algunos países) no podrán educarlos de manera sana, ya que no aparecen diferenciadas las funciones del padre y de la madre, que aportan matices distintos y necesarios para la correcta educación de los hijos, debido a la diferente estructura física y psicológica de ambos sexos. Además, estas parejas, en su soberbia, inconsciencia o debilidad en no querer reconocer su problema (que, según muchos psicólogos, tiene curación) proporcionarían una educación inadecuada, aun sin querer, a sus hijos adoptados. Muchos estudios serios corroboran lo aquí dicho: por ejemplo el informe de George A. Rekers.

7. Muchos estudios serios han demostrado que, en muchos casos, los homosexuales caen más fácilmente que otras personas en pecados y delitos como la pedofilia (o, más bien, la efebofilia, es decir, la atracción sexual hacia adolescentes). Entre ellos, podemos citar el informe de la Dra. Judith A. Reisman.

8. Muchos estudios serios han demostrado que estas relaciones son más inestables, por lo que el número de divorcios es mucho mayor que los que se producen en las familias heterosexuales. Como ejemplo, podemos citar el informe de Andersson, G.

9. Estas relaciones solamente tienen cabida en sociedades hedonistas, relativistas, laicistas y contaminadas por la ideología de género, en las que se ha renunciado al conocimiento de la Verdad Revelada por Dios a los hombres por medio de Jesucristo y la Iglesia Católica (que también comparten, aunque de forma incompleta, otras religiones del mundo).

10. Al estar basadas únicamente en lo dicho en el párrafo anterior, estas relaciones no aportan nada positivo o indispensable para la sociedad, por lo que carece sentido su regulación o reconocimiento legal.

11. Para los que se consideran católicos, conviene recordar que, aunque algunos afirman que Jesucristo nunca condenó la homosexualidad, no debemos olvidar que las enseñanzas de la Iglesia se basan no sólo en los Evangelios, sino en la Biblia en general, al igual que en la Tradición. Además, tampoco debemos olvidar las palabras de Jesucristo en el Evangelio: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia... Todo lo que ates en la Tierra quedará atado en el Cielo, y todo lo que desates en la Tierra quedará desatado en el Cielo”. Por tanto, sólo al Papa, de acuerdo con Jesucristo (Palabra de Dios), y a los obispos y cardenales, en comunión con él, corresponde determinar qué es pecado y qué no lo es, qué está bien y qué está mal.

Para terminar, quisiera finalmente decir que, personalmente, no tengo nada en contra de los homosexuales que tratan de corregir su problema, vivir en castidad o reorientar su orientación sexual, pero no me parece nada respetable la de aquéllos que renuncian a vivir de la forma ya indicada y pretenden imponer su visión de la realidad a los demás, especialmente a los que consideramos que la homosexualidad es una anormalidad, un problema psicológico o una enfermedad y tratan de corregirla. En todo caso, procuraré rezar por todos ellos de vez en cuando.

En todo caso, por si alguien tiene alguna duda sobre algunos aspectos, o desea ampliar la información, le aconsejo que consulte el documento “No es igual. Informe sobre el desarrollo infantil en parejas del mismo sexo”, de Mónica Fontana, Patricia Martínez y Pablo Romeu, editado por HazteOír.org en mayo de 2005, y en el que ha colaborado el Foro Español de la Familia.
20/04/12 2:18 AM
  
Luis el canario
Chema, yo, mientras no me demuestren como es debido que es cierto todo lo que dicen sobre dioses, astrologías, almas, espíritus, ángeles, demonios, Leyes Naturales, etc. pues yo estoy legitimado a negarlo. Mientras no demuestres al mundo que existe la Ley Natural, NO HAY RAZÓN ALGUNA para tomarse en serio NINGUNA argumentación que de por sentada la Ley Natural como una realidad. Y cuando hablo de lo "antinatural", sabes perfectamente a qué acepción de "natural" me refiero. Y si no lo sabes, pues te lo explico. Pero el caso es que no hay relativismo que valga. Es algo muy concreto.

Jose Jacinto:

1. Un razonamiento no sólo es incorrecto cuando no contiene contradicciones. También puede serlo si se parte de premisas falsas, como es tu caso. Tú das por hecho que matrimonio es lo que tú dices, y lo que dice la Iglesia, pero yo no tengo razón para aceptar los dogmas de algunos como premisas válidas. En un razonamiento, la premisa de partida no puede ser tanto o más dudosa que lo que se intenta demostrar. Eso es una modalidad de la FALACIA de Petitio Principii (caso b: cuando la conclusión se apoya en una premisa opinable).

http://perso.wanadoo.es/usoderazonweb/html/conten/arca/listado/petip.htm

Si tú no conoces ninguna sociedad en la que no se considere matrimonio a la unión de personas de igual sexo, pues es tu problema. Coge por ejemplo la Encyclopedia Britannica. Mal que te pese, el mundo cambia. Y la concepción de las cosas también.

2. ¿Tú mismo das un argumento para no admitir cualquier tipo de matrimonio y luego dices que todo vale? ¿En qué quedamos?

3. Los católicos, al igual que los musulmanes (con los que estáis muy emparentados), SÍ pretendéis imponer, por ejemplo, vuestro modelo único de matrimonio. Eso es totalitarismo. Los gays no intentar imponer su modelo como el único. Si lo hicieran, como hacéis vosotros, sería totalitarismo.

"Lo que no nos parece bien es que se considere matrimonio lo que moralmente no lo es, ni lo ha sido, ni lo será jamás".

¿Ahora hablo con Rappel? Si tú puedes espetar frases gratuitas, pues yo también ¿no?, así que... el matrimonio gay SÍ es moralmente un matrimonio, y siempre lo será a partir de ahora. ¿Ves? Hablar gratis sabemos todos.

4. Reig Pla no ha llamado a la conversión, sino que ha relacionado a los homosexuales (o a la conducta homosexual, que es lo mismo) con la inmoralidad y con el infierno. Discrimina según orientación sexual. Eso no es otra cosa que HOMOFOBIA. Y además, la azuza en sus corderos, que desgraciadamente le escuchan.

5. Cuando dices que la conducta homosexual no es moralmente aceptable estás ofendiendo a los homosexuales que la tienen. ¿No te ofendería que alguien dijera que la práctica del catolicismo es una conducta inmoral? No se está llamando inmoral a nadie ¿NOOO?

-------------

La mejor arma que hay para refutar la ridiculez de vuestros "argumentos" son vuestros mismos "argumentos" pero puestos en sentido contrario. Se supone que estoy hablando con una persona adulta. Por tanto, evita en un debate tus dogmas de fe, y evita apoyarte en cosas como Dios o Jesucristo. Si tú y yo tenemos un lenguaje común, pues la lógica dice que es más útil hablar en ese lenguaje común. Pero si tú, en vez de usar el lenguaje común a ambos utilizas el arameo, pues no puede haber debate. Si eso es todo lo que pueden aportar los creyentes como base para sus debates (dioses, cristos, almas, ley natural, etc), pues es evidente que no estáis capacitados para debatir racionalmente.

Sigues sin demostrar NADA DE NADA. Lo único que haces es lo mismo de siempre: repetir y repetir vuestros dogmas como si fueran verdades objetivas y absolutas para todos. Qué equivocados estáis los creyentes. Si pretendéis que toda la sociedad os haga caso y se tome en serio vuestras palabras, pues no podéis hablar en "católico", debéis hablar en un lenguaje en el que tanto católicos, como ateos, como musulmanes, como bomberos, como ingenieros, etc, puedan entender. Lo que no podéis hacer es tratar de que se os tome en serio argumentando siempre desde la perspectiva de Dios, de Jesucristo, del alma y de la Ley Natural, ¿entiendes?, porque no todos somos católicos. Por tanto hay muchas personas para las que ese lenguaje no sirve. Por eso todo vuestro discurso sólo seguirá sirviendo para vosotros, los católicos. Jamás en la vida podrá servir para toda la sociedad. ¿Tan difícil es de entender? Esa es la razón por la que no sirve para nada todo tu intento de demostración de que la homosexualidad es inmoral, porque está plagado de Biblias, Dioses, Jesucristos, dogmas, evangelios y "arameos". Eso sólo te sirve a ti y a los católicos, pero NUNCA para toda la sociedad. ¿Lo captas o sigues sin entender? Es fácil!
20/04/12 6:14 PM
  
José Jacinto Verde Colinas
Para Luis el canario y para quien se sienta aludido:

Por cierto, se me olvidó señalar en mi comentario anterior un hecho. Afirmabas en tu comentario del 19/04/12, 9:47 PM que nadie estaba impidiendo la enseñanza del matrimonio según lo que tú llamas “ideario” de la Iglesia y me acusabas de inventar victimismos absurdos. Creo que a tal respecto conviene aclarar dos cosas:

1. La Iglesia católica no tiene “ideario”, porque sus enseñanzas están basadas en las de Jesucristo, segunda Persona de la Santísima Trinidad, Dios y hombre verdadero, y Dios encarnado (es decir, hecho hombre), y, más concretamente, en las Sagradas Escrituras (es decir, en la Biblia), y sobre todo en los Evangelios (que, por cierto, recuerdo, para quien le interesa saberlo, que ES PALABRA DE DIOS Y NO PALABRA HUMANA, porque sus libros están inspirados por el Espíritu Santo), en el Magisterio de la Iglesia católica (cuya cabeza visible en la Tierra es el Papa, Vicario de Jesucristo en la Tierra, que es a quien corresponde la correcta interpretación de las Sagradas Escrituras) y en la Tradición de la Iglesia católica. Las enseñanzas de la Iglesia, por tanto, no están basadas en una “idea”, sino en una Persona divina (Jesucristo), y no pueden variar en lo fundamental a lo largo de los siglos, aunque a algunos como a ti te pese enormemente. Ojalá algún día el Espíritu Santo te abra la inteligencia y te conceda el don de la conversión.

2. Imagino que recuerdas, aunque sea grosso modo como yo, el caso del juez Fernando Ferrín Calamita que salió en diversos medios de comunicación hace varios años. Supongo que recordarás que este juez fue maltratado y “linchado” socialmente, entre otras cosas, simplemente porque tuvo la “osadía” de pedir un informe pericial para decidir sobre la idoneidad o no de la solicitud por parte de una mujer con sentimientos lesbianos de la patria potestad de una niña, hija biológica de su pareja sentimental, a fin de determinar si el entorno social lesbiano en el que se desarrollaría principalmente la vida de la niña durante sus primeros años sería positivo o no para la menor. Pues bien, a partir de ese momento, al juez Ferrín Calamita fue presionado, amenazado, extornionado y, finalmente, expulsado de su trabajo, teniendo que pasar por un verdadero calvario profesional y familiar, incluido el linchamiento mediático y la merma de su salud (consultar la página web http://www.libroslibres.com/ficha_libro.cfm?id=289&).

Ante estos hechos, te pregunto, ¿es éste el victimismo absurdo del que me acusas? ¿Te parece bien que el juez Ferrín Calamita haya tenido que pasar por ese calvario y, finalmente, haya sido expulsado de la carrera judicial, es decir, se le haya impedido ejercer su profesión, sólo por seguir los dictados de su conciencia?

Desde luego, esto no habría pasado hace varias decenas de años, en la época de Franco, tan denostada por muchos en la actualidad, y que conste que no estoy defendiendo al Caudillo de España y Generalísimo durante casi 40 años, porque imagino que también cometería errores (quizás algunos graves), y, además, apenas viví en su época, sino sólo unos pocos años de mi infancia. Pero deberías estar de acuerdo conmigo en una cosa, y es que durante esa época se podía ser católico y ejercer cualquier profesión sin problemas, y actualmente ya no es posible, sino que si quieres ser un católico coherente tienes que abstenerte de ejercer ciertas profesiones, ocultar tu condición de católico (o exponerla con cuidado y miedo) o prepararte para ser insultado, vejado o “martirizado” socialmente, aunque de momento no termines, al menos en España, crucificado físicamente como Jesucristo o asesinado por los fanáticos islamistas u otros, como ocurre en otros países del mundo.

¿Es ésta la libertad religiosa y de conciencia que defiende el Occidente “civilizado”? O no estamos asistiendo más bien al surgimiento de un régimen totalitario, secularizado, apóstata, egoísta, moralmente relativista y hedonista, etc., en el Occidente capitalista y opulento, en el que los que expresamos ideas discrepantes, como los católicos coherentes, somos condenados al ostracismo o tenemos que andarnos con cuidado para no ser acusados de “radicales” entre otras cosas.

No sé lo que tú preferirás, pero, por lo que a mí respecta, creo que preferiría vivir en una dictadura en la que se respete la Ley de Dios, la Ley Natural y el sentido común, que en una supuesta “democracia” o “Estado de derecho” (que cada vez, por cierto, es más “Estado de Torcido”) en la que no se respeta lo anterior. De hecho, conozco a algunos familiares cercanos a mi persona que no me han hablado demasiado mal del régimen de Franco (e incluso me han hablado bastante bien), a diferencia de lo que ideológicamente hacen muchos medios de comunicación actualmente.

Claro que ya imagino que algunos como tú saldrán diciendo que si la Constitución española está por encima de las creencias morales y religiosas, que si la libertad de conciencia no está por encima de lo que decida el supuesto régimen democrático actualmente vigente en España (régimen democrático, por cierto, cada vez más corrupto y en franca decadencia, donde la corrupción moral y política están a la orden del día), que lo que decida el Congreso de los Diputados español es, además de legalmente exigible, “moralmente aceptable”, etc. Sin embargo, te recuerdo las palabras de los Hechos de los Apóstoles: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”, es decir, que la ley humana no está por encima de la Ley de Dios, y no al revés como pretenden algunos (entre ellos los señores Ramón Jáuregui y Gregorio Peces Barga, socialistas ellos y anticatólicos donde los haya), aunque supongo que algunos como tú no lo entenderán. Ojalá me equivoque y algún día el Espíritu Santo os abra el entendimiento.
20/04/12 6:40 PM
  
Adrián
Yo de todo esto la única conclusión que saco es que mas de uno aqui no tiene la capacidad de razonar por si mismo, y por esta razón delega esa función en el pastor del rebaño y acata sus ordenanzas a ciegas sin mediar palabra. Amen y tal.
20/04/12 8:35 PM
  
Luis el canario
Jose Jacinto, voy a seguir hablando con la pared:

1. Quita "ideario" de la Iglesia y pon "enseñanzas" si quieres. Me da igual. No tiene relevancia para lo que digo. No lo cambia en nada. De resto, en tu punto 1 sigues hablando como un niño. Pues yo te digo que no hay ni Dios, ni palabra de Dios, ni Espíritu Santo, ni Jesucristo, ni nada. Ni hay que obedecer a Dios porque Dios no existe. Dios es tan sólo un invento fruto de la cobardía del ser humano. La única ley que existe es nuestra ley, la de los humanos. Es la única que tenemos. No es perfecta, pero la supuesta ley de Dios no es más que la ley de los humanos con ridículos aires de grandeza, y que cae por sí sola con sus contradicciones. Es aún menos perfecta.

2. Tu victimismo absurdo consiste en insinuar que porque haya matrimonio gay, el matrimonio que enseña la Iglesia vaya a ser destruido.

3. Franco no cometió "errores" sino crímenes de lesa humanidad. Era un genocida, y todo el que no condene a un genocida no debe ser considerado una persona de fiar, sino más bien una persona peligrosa. En el estado tiránico del asesino católico Francisco Franco no sólo se podía ser católico sin problemas, sino que si no eras católico podías ser encarcelado o incluso asesinado. Resulta que yo sí tengo familiares directos que sí han vivido el régimen de Franco, pero desde la otra perspectiva. Y su sufrimiento fue inmenso. Por eso me hierve la sangre que aún hoy haya personas que defiendan un régimen criminal como el del asesino Franco. Hoy nadie sufre de esa manera porque vivimos en democracia, esa democracia que tanto odias, tú y la Iglesia, por eso los ultracatólicos (al igual que los musulmanes) en un estado democrático, deben estar muy controlados.

3. Por supuesto que estamos en un mundo moralmente relativista. Siempre lo ha sido y siempre lo será. Con y sin Dios; con y sin cristianismo. TODA moral es relativa, incluída la cristiana. La moral absoluta no existe. Es un invento que quienes la defendeis nunca habéis podido demostrar y nunca demostrareis. Y sí, la historia pasada y actual demuestra que los católicos integristas, fundamentalistas y ultras (los que tú llamas "católicos coherentes") son peligrosos. Las teocracias nunca han sido buenas para la humanidad, sólo han traído miseria, odio, crimen, sangre y destrucción. Y que conste que esto también vale para los totalitarismos de izquierdas. Por tanto, aquellos que desean una teocracia (como es tu caso) o un totalitarismo, deben estar bien controladitos. Simple y llanamente son peligrosos para la sociedad.
22/04/12 12:54 PM
  
Proby

Luis el canario, no sabes lo que dices. Llamas "genocida" y "asesino" a Franco sin tener ni idea de lo que significa la palabra "genocida". (Lo de "asesino" supongo que sí lo sabes porque eso lo sabe hasta el más lerdo.) Te sugiero que consultes un poquito el diccionario.

Franco no cometió "crímenes de lesa humanidad", como dices tú tan alegremente. En el Régimen de Franco a los criminales se les juzgaba con todas las garantías procesales (al contrario de lo que pasaba en la nefasta II República) y el Jefe del Estado no hacía más que confirmar o conmutar las sentencias (y se produjeron muchos indultos de gente condenada). Aquél era un Estado social y de derecho, un Estado Cristiano, donde había libertad para todo lo bueno y se prohibía lo malo, al revés que ahora. Un Estado con Justicia. Un estado con moral. No era una Dictadura. Lo fue provisionalmente durante la guerra y la posguerra, mientras estaba la II Guerra Mundial y luego el bloqueo de las potencias mundialistas, junto al terrorismo del maquis. Después había un Estado pacífico, tranquilo, próspero y trabajador; nada de dictadura. Las dictaduras, como el quirófano, a veces son necesarias para curar al enfermo grave, sea la sociedad o el individuo. Claro que el ideal no es vivir siempre en dictadura, siempre en el quirófano, pero a veces es necesario.

Y con respecto a lo que dices de tenernos controlados a los que llamas "ultracatólicos", pues... te recuerdo dos cosas: a) Que eso ya quisieron hacerlo en 1931, y por eso pasó lo que pasó; b) Que "si nosotros callásemos, hablarían las piedras".

Los anticlericales no aprendéis, ¿verdad?
25/04/12 11:48 AM
  
Luis el canario
Proby, cómo se nota que nadie de tu familia vivió en sus carnes la represión franquista. Las mujeres de los republicanos eran violadas, los republicanos eran encarcelados o asesinados y los hijos de los republicanos eran robados. Esos son crímenes de lesa Humanidad SIN DUDA ALGUNA, por tanto Franco, quien firmó sentencias de muerte hasta el día antes de palmarla, fue un genocida en toda regla. Pero no es extraño que desde la derecha sectaria se nieguen tales crímenes. Quien defiende a un asesino tiene madera de asesino.

A base de palos y represión no se aprende, por eso los anticlericales no aprenden. Y eso que ya saben que tienen todas las de perder, porque en eso de asesinar a diestra y siniestra y luego escribir la historia a favor de los que ganan, los fachas son insuperables.
25/04/12 12:35 PM
  
Proby

A ver si te enteras de una vez, Luisito: Franco no firmó ni una sola sentencia de muerte. La cuenta es muy sencila: NI UNA.

No las firmaba porque las penas de muerte las dictaban los tribunales de justicia después de un juicio justo (algo que, repito, no se daba en la II República); luego él, en su calidad de Jefe del Estado, las confirmaba o las conmutaba. (Esto lo he escrito en el anterior comentario, pero se ve que tú no te has enterado.)

Dices que yo tengo madera de asesino... Tiene guasa que diga eso alguien que defiende un régimen tan funesto, sectario y anticristiano como fue la II República, en la que se violó, se torturó y se asesinó a mansalva a miles de inocentes por el "terrible delito" de ser sacerdotes, monjas, frailes o católicos practicantes. Y en lo de asesinar no ha habido ningún régimen que supere al nefasto comunismo ateo y anticlerical, que en el siglo XX ha causado la muerte de MILLONES de personas inocentes. ¿Es ése tu ideal de sociedad? Si no aprendéis no es por lo que tú llamas "palos y represión", sino sencillamente porque os empeñáis en olvidar la historia o en reescribirla a vuestro gusto. Pero, gracias a Dios, las puertas del infierno no prevalecieron ni prevalecerán. No lo olvides. Anda, relájate tomándote una taza de tila con tu amigo Pérez-Reverte.
25/04/12 2:30 PM
  
Nombre
Quizás se tendría que haber decidido por referéndum lo del matrimonio homosexual y las leyes del aborto . En ningún país del mundo se trata con respeto la homosexualidad, ni en los países de tipo comunista, mucho menos en el Islam. Sin entrar a juzgar la homosexualidad, los del PSOE, podrían haber aprobado perfectamente una ley de parejas homosexuales, pero escogieron las palabras cuidadosamente , sabiendo que los del partido popular iban a reaccionar en contra. Por otro lado, es perder el tiempo presentar recursos ante el Tribunal Constitucional, porque está muy politizado. Con haber cambiado la ley de matrimonio homosexual, por una ley de parejas homosexuales hubiera sido bastante. Por supuesto aquellas parejas de homosexuales casadas por la ley anterior, seguirían casadas.
15/01/13 3:12 PM
  
Maria Estela
Arturo Pérez Reverte, escribió una novela con el personaje de una narcotraficante mexicana, que sirvió de base para una serie de televisión que transmitieron en España y según supe, con buen éxito. Y ahora que me entero que es anticatólico pertinaz, me explico su contribución a glorificar a esas bestias crueles, del todo deshumanizadas que integran el crimen organizado. Me gustaría que Pérez Reverte viniera a vivir a México; a ver si como ronca, duerme. ¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe!
19/04/13 4:48 AM
  
Comentario
Don Arturo Pérez-Reverte, en mi opinión, por un lado tiene la cabeza muy bien amueblada, una formación clásica sólida, que le ha salvado de las estupideces de la ideología de género, como la memez de las guías de idioma no sexista. La mayor parte de miembros de la RAE le plantaron cara al feminismo de género. Pero, la ideología de género tiene muchas garras; y para las otras zarpas de la ideología de género, matrimonio homosexual, ley de violencia de género Arturo Pérez-Reverte es muy manso. Se doblega con facilidad, todo le parece bien. Pero, no es sólo Pérez-Reverte, son buena parte de los gobiernos occidentales. Estados UnidosIIel Reino Unido, los países Escandinavos, Francia, Italia, España. Es una pena lo que la idellogía de género ha hecho con las Iglesias protestantes: luteranos, anglicanos, evangelistas; las ha dividido , fragmentado.
Hay excepciones como Australia, Rusia, el Este de Europa. No se pliegan mansamente a la ideología de género. La Iglesia Católica tampoco se pliega a la ideología de género: uno de sus pilares es el matrimonio homosexual.
07/01/14 7:27 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.