InfoCatólica / Mater et Magistra / Categoría: Religiosidad popular

27.09.17

Cuando un libro de caballerías evangeliza mejor que cien teólogos

El libro es la Novela de Caballerías “Tirant lo Blanch” (Tirante el Blanco), escrito por el caballero Joanot Martorell de Gandía en la década de 1460, pero no publicado hasta 1490 en su primera edición valenciana, para luego ser traducido a muchas otras lenguas. Es la última de una larga tradición de novelas de caballería en la península ibérica, como el Amadís de Gaula, el Curial e Güelfa o el caballero Zifar, inspirados en los grandes ciclos artúrico y rolándico provenientes de Francia. Martorell bebe explícitamente del poema anglonormando Guy de Warwick y del Libro del Orden de Cavallería de Raymon Llull, así como de Séneca y del valenciano Corella, coetáneo del autor. Fue traducido al castellano en una edición anónima en 1511, y su éxito contemporáneo fue discreto. Tal vez sea más conocido por ser uno de los pocos libros de caballerías que se salvan de la expurgación de la biblioteca de Alonso Quijano en la primera parte del inmortal “Don Quijote”, mereciendo elogios del cura Pero Pérez por su naturalidad e incluso sentido del humor.

Leer más... »

3.04.12

Los mártires de Córdoba (y II)

La gran persecución de Mohammad I y la rebelión cristiana.

Pese a los manejos de la sultana Tarub, el elegido para suceder al emir omeya fue su primogénito Muhammad, bien conocido por su odio a los cristianos. La cuestión de los mozárabes cordobeses se había convertido en la principal preocupación de los últimos años de su padre, y el nuevo emir decidió desatar una gran persecución para acabar con ellos. Ordenó clausurar numerosos monasterios, entre ellos el de Tábanos, y demoler varias de las principales iglesias que les quedaban a los cristianos. La comunidad mozárabe se quebró. El conde Gómez Antonino y muchos cristianos apostataron al islam, pero la resistencia de los fieles se exasperó.

Leer más... »

1.04.12

Los mártires de Córdoba (I)

Los cristianos en el emirato de Al Andalus

La conquista del reino de España por el califato de Damasco fue una guerra de raíz fundamentalmente religiosa, y en su mayoría se llevó a cabo por medio de pactos de rendición con los nativos. La Iglesia hispana perdió casi todas sus posesiones y sus principales templos, que fueron convertidos en mezquitas. Muchos nobles hispanogodos huyeron al reino de los francos, o se unieron a los rebeldes astures y cántabros en las montañas del norte, pero la inmensa mayoría prefirió pactar con los invasores, allanándose a su dominio, a cambio de conservar sus posesiones y fe.

Leer más... »

18.03.10

Un milagro en Empel

Entre los lectores que hayan servido en Infantería, es probable que muchos hayan oído hablar de este episodio, pero me consta que la mayoría de los españoles lo ignora. Los hispanos mostramos en general un gran desconocimiento de nuestra historia, incluyendo el llamado “Siglo de Oro español”, período durante el cual nuestra patria fue la más influyente nación del mundo. La publicación de la serie de novelas del personaje “el capitán Alatriste”, de Arturo Pérez-Reverte, seguidas por algunas películas y una serie de televisión de ínfima calidad documental, han despertado un cierto interés por paliar ese olvido. A pesar de la minuciosidad con la que se documenta Pérez-Reverte para escribir sus relatos, su recreación descansa sobre todo en detalles, fechas y hechos, y es notorio, para quién conozca y ame nuestra historia, que le cuesta penetrar en la mentalidad de los españoles del barroco. Tal vez el fracaso más notorio en este sentido sea la lógica incomprensión que el autor, ateo y declarado anticristiano, sufre a la hora de entender la profunda religiosidad de nuestros compatriotas en aquellos tiempos. Así, en los libros de la serie, este aspecto es resumido groseramente como hipocresía de los poderosos, fanatismo de los clérigos y superstición de los sencillos. Resulta paradójico que secunde tan fielmente la leyenda negra sobre la religiosidad española quien proclama que las andanzas de su personaje tratan de rescatar el periplo español de los tópicos vertidos por sus enemigos. Un yerro que los católicos de hoy en día debemos reparar, puesto que nuestra Comunidad trasciende el tiempo igual que el espacio, y tan hermanos en la fe son nuestros contemporáneos católicos de China o Mozambique como los españoles de siglos pasados. No hay mejor manera de hacerlo que conociendo su historia.

Leer más... »