La fe que nos GLORIAMOS de profesar

lafeAmo mi fe católica tanto, tanto, tanto…

Amo cada detalle, cada entresijo, cada pequeño fragmento y el sabor y el olor de sus dogmas.

Amo la armonía perfecta con que cada una de sus verdades encaja, como piezas de un rompecabezas, conformando un todo tan abismalmente vertiginoso como serenante y pacificador.

Amo la fe católica, la verdad católica, la doctrina católica, la Liturgia católica, la Moral católica, la oración católica, cada día más, cada día por más motivos y con más argumentos.

Amo esta Verdad que en el fondo es una Persona, que es Cristo y su “mente", que es el Espíritu que todo lo ilumina.

Amo mi fe católica porque lejos de anular mi pensamiento o mi inteligencia lo amplifica, le da horizontes infinitos, lo hace más profundo, más sagaz, más equilibrado.

Amo mi fe católica porque es capaz de ofrecer una respuesta tan sólida e inmutable como amable y cálida. Porque es Camino y Vida.

Amo esta fe y por eso mismo no cuenten conmigo para ningún intento de destruirla, de rebajarla, de desmerecarla… no me anoten para ningún proyecto ni evento donde se la desmerezca, donde se la oculte, donde se tenga miedo de llegar por ella y desde ella hasta las últimas consecuencias.

Amo esta fe católica porque no existe nada tan concreto, tan vivificador y tan dinamizante como esa doctrina, cuando le permito entrar en juego con mi libertad y fecundarlo todo.

Amo mi fe católica por el perfectísimo equilibrio asimétrico entre Dios y el hombre, entre el varón y la mujer, entre la unidad y la diversidad, entre la libertad y la providencia, entre la justicia y la misericordia, entre la fe y las obras, entre Cristo y María…

Amo mi fe, y quiero vivir sólo para que otros más la descubran, la amen y la abracen, hasta el fin.

9 comentarios

  
Mª Virginia
Bellísimo post, padre, ¡gracias por él, y gracias por su amor y fidelidad a la Iglesia!
25/10/17 8:15 AM
  
Fulgencio
Yo también la amo. Estoy con usted, padre. Y la amo también por los santos que dieron su vida por ella. Y por la Santísima Virgen María. Y porque es el cuerpo de Cristo tan maltratado. Y porque sin la Iglesia no me puedo salvar. Gracias, padre.
25/10/17 8:15 AM
  
Panto Crator
Excelente padre Bonnin, que tristeza que muchos consagrados han sido atrapados por el espiritu del mundo. Muchos que han caído en el engaño de que los tiempos cambian pretendiendo adecuar a Dios a las circunstancias, cuando sabemos que Dios es inmutable. Una oración por ellos y el gozo eterno para el que es fiel hasta el final. Dios le bendiga.
25/10/17 8:26 AM
  
Residente en Fátima
Impresionante grito de amor. Totalmente identifiicado. Gracias padre
25/10/17 9:42 AM
  
Yo2
Amen!
Un saludo en la Fe
25/10/17 9:48 AM
  
Maria-Ar
Como se deja amarla...
+
25/10/17 11:45 AM
  
Maria Prado
Muchísimas gracias. Sus palabras son bálsamo para el alma. Sacerdotes como usted son los que alientan y ayudan a los fieles. Gracias por su fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Que Dios le bendiga
25/10/17 3:10 PM
  
josep
la que salva.
26/10/17 12:30 PM
  
Juan Caballero
El mundo occidental a lo largo del último siglo ha ido aceptando o la moralidad o al menos ciertos comportamientos según los criteriois del hombre burgués y acomodado, respectables. Como la línea de lo aceptable ha ido exteniéndose, sobre todo gracias a la revolución sexual promovida por el marxismo cultural, el hombre burgués ha ido aceptando progresivamente la contracepción, la fornicación, luego el aborto, el adultero y la eutanasia al menos en algunos casos y todo tipo de desviación sexual con tal de que se pudiera pensar que "no hace daño a nadie". La Iglesia Católica ha sido la bestia negra a abatir en este supuesto progreso. Ahora, sobre con el Papa Francisco y sus secuaces, cardenales, obispos teólogos la Iglesia se ha ido entregando a este tipo de pensamiento "líquido" como se nota en las constantes condenas del papa contra los que considera rígidos, fariesos, hipócritas e ideólogos doctrinales. Igualmente se ha entregado a la agenda mundialista aceptando el falso calentamiento global, a no condenar el aborto, aceptar lo que se llama las "uniones civiles" entre homoseduales etc. Entre los aspectos que el mundo secularizado odia y considera una aberración es la tradición del celibato sacerdotal, pero también un gran porcentaje de los pocos católicos practicantes que quedan ha asumido los criteriois mundanos. Con la convocación de un sínodo para las Amazonas, y considerando el verdadero fin de los dos sobre la familia, se puede prever que se va a intentar eliminar el celibato sacerdotal, como ya lo ha ido proponiendo un obispo brasileño. Lo cierto es que si hubiera obispos verdaderamente santos, como todavía hay algunos, no hay escasez de vocaciones. Un ejemplo es Chiapas en México. Allí el obispo anterior ordenó a unos 500 diáconos permanentes con el pland e lograr su ordenación al sacerdocio. San Juan Pablo II puso fin a sus planes. El obispo actual tiene el seminario llena y cada año ordena un buen número de sacerdotes. Curiosamente los que proponen que los sacerdotes sean casados están lejos de mantener la fidelidad al matrimonio y la familia.
10/11/17 3:07 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.