Los cursos de mindfulness o autoayuda se contarán como horas de trabajo en Andalucía

Los funcionarios públicos andaluces podrán acreditar como horas de trabajo no presencial –para alcanzar las 37,5 horas semanales– la realización de cursos de mindfulness (meditación de raíces budistas), de autoayuda o de liderazgo personal, según se recoge en el catálogo hecho público por la Junta de Andalucía (España), y del que se hace eco la agencia Efe.

El catálogo, denominado “Sistema de seguimiento del cumplimiento de la jornada de trabajo del personal empleado público de la Junta de Andalucía”, pretende hacer cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), que ha obligado a la Junta de Andalucía a dejar de aplicar las 35 horas semanales y volver a las 37,5.

Este sistema, según ha explicado ayer, 9 de enero, el portavoz del Gobierno andaluz, Juan carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, cumple “escrupulosamente” con la sentencia del Constitucional, aunque a lo largo de los próximos meses se “pulirá” y “mejorará” para conseguir que al final del año se computen las 91 horas anuales de cada trabajador.

La meditación equivale a 30 horas de trabajo

En dicho catálogo se recoge que los cursos de mindfulness, técnica de meditación de raíces budistas para mejorar la productividad de los empleados públicos y evitar situaciones de estrés, computan como 30 horas de trabajo.

Por su parte, el curso de liderazgo personal convalida por 18 horas, aunque en el catálogo hay también actividades formativas como “lenguaje claro para comprender y hacernos entender” –con 10 horas– o “descuentos aplicables en la nómina de la Junta de Andalucía” –60 horas–.

Los funcionarios podrán computar también como horas de trabajo el matricularse en la Universidad, ya sea en un grado o un máster, hacer cursos por internet de formación o asistir a jornadas y congresos específicos.

En total son 113 las acciones formativas por internet que la Junta ofrecerá a los trabajadores de la Administración General y los entes instrumentales, entre los que figuran cursos de idiomas, de ofimática, de prevención de riesgos laborales, de medio ambiente o de violencia de género, entre otros.

Una técnica en entredicho

Recientemente el diario español El País publicaba un artículo firmado por Nicholas Van Dam y Nicholas Haslam, que trabajan en la Universidad de Melbourne, precisamente sobre este tema. En él se hacen eco de un importante estudio en una revista científica que afirma que no existe una definición inequívoca de mindfulness. Esto puede tener repercusiones graves. Si unos tratamientos y unas prácticas muy diferentes entre sí se consideran equivalentes, las pruebas científicas de la validez de uno se pueden emplear erróneamente para defender otro”.

Porque, como señalan, “mindfulness y meditación no son lo mismo”. Y ponen en duda sus supuestos beneficios, ya que se insiste en que “reduce el estrés, algo que pocas pruebas confirman. En cuanto a promesas como la mejora del estado de ánimo y la atención, unos hábitos alimenticios más saludables, mejor calidad del sueño y un control del peso más eficaz, tampoco cuentan con el pleno respaldo de la ciencia.

No sólo eso: según estos investigadores, “mientras que las pruebas de sus efectos benéficos son escasas, a veces el mindfulness y la meditación pueden conducir a la aparición de psicosis, manías, pérdida de la identidad personal, ansiedad y pánico, y provocar que se revivan recuerdos traumáticos. Los expertos opinan que su práctica no es adecuada para todo el mundo, especialmente para las personas que padecen problemas graves de salud mental, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar”.

Un problema para los creyentes

Por otro lado, Religión en Libertad se hacía eco ayer mismo de la aparición de un libro que ofrece pautas de discernimiento para los católicos, ya que no todo vale. Al igual que en otras técnicas de origen oriental netamente espiritual, como el yoga, es necesario hacer un análisis profundo para ver la compatibilidad o no del mindfulness con la fe y la cosmovisión cristianas.

En esta información leemos que Susan Brinkmann ha publicado un libro al respecto, A Catholic Guide to Mindfulness, en el que advierte de los peligros de esta última moda de meditación oriental mientras ofrece a los católicos la oración y la adoración como una alternativa profunda y enraizada en la tradición de la Iglesia.

La autora explica que cuando se hace la “meditación espacial”, el “escaneo del cuerpo” u otras técnicas de mindfulness, “nos estamos aventurando en el ámbito de las prácticas budistas”.  A tenor de su experiencia, “muchos católicos pueden comenzar tratando de mantener estas prácticas separadas pero existe una confusión con respecto a la meditación oriental y cómo difiere de la meditación occidental (uno es un es un ejercicio mental, el otro es un diálogo con Dios), y es por eso que muchos están combinando inadvertidamente los dos, y esto a menudo puede resultar un desastre espiritual, incluso hasta el punto de requerir exorcismos en algunos casos”.

Y es que insiste en que aunque disfrazado, esta nueva moda proviene del budismo y no es compatible con el catolicismo porque sus fines son diferentes. “Cuando uno entiende bien las intenciones de la oración cristiana y la atención plena está claro que, en su raíz, apuntan en direcciones opuestas”, afirma en el prólogo Anthony E. Clark, profesor de Historia Oriental. 

16 comentarios

  
Franciscus the first
¿Y el rezo del Santo Rosario no convalida?
10/01/18 2:00 PM
  
PMN
Al ser meditación budista, o sea, de una religión concreta, se está socavando el principio de aconfesionalidad del estado, discriminando a los demás que no practicamos esas técnicas. ¿Se dan cuenta lo que dirían algunos, digo yo, si por ejemplo computara para la jornada laboral hacer ejercicios espirituales?

Confío en que los defensores del laicismo, tan prestos cuando se trata de atacar a la Iglesia Católica, dirán algo al respecto...
10/01/18 5:02 PM
  
Fred
Que todos los funcionarios se pongan a hacer cursos así paralizan la Administración Publica Andaluza, así los políticos ineptos de la Junta quedarían en evidencia, por semejante aberración.
10/01/18 6:04 PM
  
Luis López
La catequista está que se sale...
10/01/18 7:09 PM
  
Manoletina
Será para desestresarse. Lo comprendo. 7 horas al dia, en las que hay que descontar 45 minutos del café de la mañana, otros 45 del desayuno de las 12, 45 más de hora del cigarro a lo largo de la mañana, la hora del descanso, el rato de fichar, etc, hacen una dura jornada real de trabajo de 3 horas al dia (ENTERAS, EH), luego normal que les quiten dos horas y media más para desestresarse.
10/01/18 7:14 PM
  
Alfonso Gerona Lérida
No me extraña que, después de casi 40 años de gobierno socialista ininterrumpido en la Junta de Andalucía, esta región española siga en la cola de todos los índices de desarrollo y progreso económico y social del país.
10/01/18 7:59 PM
  
Mª Pilar
Si hay libertad religiosa, deberían dar igual trato a los ejercicios espirituales.
10/01/18 8:24 PM
  
Pedro Aedo Vielma
Desde Chile observo con bastante asombro y temor lo que se viene para nuestro país, tal como les está ocurriendo en España. Lo sé porque conozco personas que trabajan para que ello ocurra en Chile. Ya puedo ver como en la Universidad Católica de mi ciudad autorizan y hasta promueven la práctica del yoga en ocasiones especiales. Para que decir en muchos colegios católicos ya se hace.
10/01/18 8:48 PM
  
enrique muñoz belmonte
A estos socialistas de Andalucía, así como a la alcaldesa de Castellón, que para distinguir a las iglesias cristianas donde gobierna, las distingue, con el símbolo de la media luna, propia de los musulmanes.
¡¡¡ Que simpatía muestran por los dinstintos signos y formas de vida de otras religiones y que odio a todo lo relacionado con el cristianismo, cuando no tenemos otros fundamentos de nuestra cultura como es la cristiana!!!
¡¡¡ Porque este del Ayuntamiento de Madrid, no dicen nada de esto, y no se meten, como lo han hecho con la Fundación Educatio Servanda de Alcorcón, Guadarrama y otros que tienen ideario cristiano ¡¡¡.enrique.
10/01/18 9:11 PM
  
Lucia
Me apunto a los ejercicios espirituales de María Pilar. Y si pueden ser de mes, mejor.
10/01/18 10:58 PM
  
Carlos R. Entrena Guadix
Este enlace de la Congregación para la Doctrina de la Fe trata sobre este tema y es interesante:

www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19891015_meditazione-cristiana_sp.html
11/01/18 2:28 AM
  
Un hombre que...
Andalucía es la prueba objetiva del desastre socialista. 40 años de gobierno de izquierda han convertido a esta bellísima región española en un coto de atraso económico, endémico fracaso escolar, burocracia elefantiásica, enchufismo, corrupción, y fracaso en todos los índices europeos ( empleo, sanidad, sistema educativo, seguridad jurídica, etc... ). 40 años recibiendo subvenciones han creado una sociedad aborregada, dormida, pobre, que vive de la limosna socialista, con un gobierno que sigue predicando su laicismo ( odio visceral a la Iglesia ), su ideología de género y su ingeniería social. Todo un fracaso absoluto.
11/01/18 10:22 AM
  
Rexjhs
Susana Díaz era catequista en la parroquia de San Joaquín de Triana. Promueve el aborto, la ideología de género y el matrimonio homosexual. Todo un icono de cómo la apostasía cunde entre los bautizados, por someter la fe a la ideología.
11/01/18 10:28 AM
  
Filadelfia
Lo extraño es que no hayan metido un cursillo formativo para ver lo chachi piruli que es el colectivo LGBTWYZ.

Tendríamos cartón lleno... Cursos de práctica budistas (satanistas, que algunas personas han necesitado exorcismos después de estas prácticas); de autoayuda (para sacar el Ego); ecologistas; feminista... Y ya sabemos quién está detrás de todo esto.
11/01/18 11:07 AM
  
Manuel d
Y para cuando se pueden convalidar los ejercicios espirituales? Así se fomentaria la diversidad espiritual, no sólo de las prácticas budistas
Qué pena da este país.
11/01/18 4:09 PM
  
Angélica
Locura y más locura!!!!
11/01/18 7:02 PM

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.