La feria BioCultura de Madrid incluye sectas, Nueva Era y pseudoterapias

BioCultura, la Feria internacional de productos ecológicos y consumo responsable, arrancó ayer, 9 de noviembre, en la Feria de Madrid (IFEMA) su 33ª edición ampliando su espacio expositivo en un 56 % y con más de 400 actividades paralelas, según informa la agencia Efe. La ampliación ha incrementado las previsiones de asistencia, que podría superar los 74.000 visitantes.

“Son 33 años seguidos en Madrid, que se dice pronto”, han comentado fuentes de la Asociación Vida Sana (AVS) que organiza este salón desde el jueves 9 hasta el domingo 12 de noviembre y que han señalado que “el consumo ecológico está más que consolidado en la capital, la comunidad autónoma y gran parte de la zona centro”.

“Una revolución invisible”

Sin embargo, BioCultura es mucho más que una feria, es el germen de una revolución invisible que nos hace corresponsables del futuro del planeta”, ya que no sólo incluye intercambio comercial sino “información consciente” y “sin ideologías” para una fiesta en la que hay “muchas ganas de construir un futuro mejor para todos”.

Hasta 820 expositores tienen la oportunidad de mostrar al público asistente los atractivos de unas 20.000 referencias sólo en artículos de alimentación ecológica, punto fuerte de un certamen que ofrece también muchos otros productos respetuosos con el entorno.

Cosméticos ecológicamente certificados, moda confeccionada con género orgánico, bioconstrucción, talleres de reciclaje, oferta de turismo rural, demostraciones de energías renovables, artesanías locales, publicaciones especializadas y conferencias de expertos sobre todo tipo de asuntos medioambientales forman parte de su guía de actividades.

A ello se suma la 11ª edición de MamaTerra, un festival ecológico especialmente dirigido a los niños y que la organización considera “un proyecto de referencia” en el desarrollo de materiales educativos relacionados con el huerto escolar, la alimentación ecológica, la salud y el consumo responsable.

El negocio de lo “bio”

Los organizadores del evento insisten en el aspecto revolucionario y alternativo de BioCultura. En una entrevista concedida a El Asombrario, la directora de la feria, Ángeles Parra, asegura que su objetivo original ya fue “mostrar a la opinión pública que existen alternativas a la alimentación convencional, tóxica y nociva en muchos aspectos, no sólo en el terreno de la salud”. E insiste en que “se está viviendo una revolución silenciosa y pacífica” en cuanto a la alimentación ecológica.

Es innegable el aspecto comercial de todo este mundo, ya que, como reconoce Parra, el sector bio y su expansión son la punta de lanza de todo un cambio de paradigma que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida (energía, salud, urbanismo, transporte, productos de higiene y cosmética, textil, construcción…) y que ya no hay nadie que lo pare y que ya ha llegado a todos los rincones de la Tierra”. Es más: “el futuro será ecológico, bio, orgánico…”, subraya.

Y a continuación, la directora de BioCultura revela lo verdaderamente central: “hay una parte comercial en la feria que es muy importante: stands, etc.; pero hay otra parte, casi más relevante todavía, que es todo el tema de las actividades paralelas. Este año serán más de 400, nada más y nada menos”.

Entre la Nueva Era y el esoterismo

Entre los cientos de expositores y actividades, pueden encontrarse cosas que van más allá de lo meramente natural y ecológico. Desde propuestas de espiritualidad difusa propia de la New Age hasta pseudoterapias que pueden poner en riesgo la salud y la vida de las personas que padezcan una enfermedad y se fíen, en un momento de vulnerabilidad, de las promesas que hacen gurús y terapias fraudulentas.

Echando una ojeada a los expositores (más de 800 stands), pueden observarse algunos que ciertamente llaman la atención. Como la Asociación ADA, que “muestra el Agni Yoga de Nicolás Roerich, la entrega de banderas de la paz cultural en defensa del patrimonio arquitectónico y paisajístico de preservación natural, evaluando los equilibrios energéticos con los medios de la radiestesia y la radiónica. Es decir: el uso del péndulo desde planteamientos mágicos.

La secta vizcaína Amalurra está presente con un stand en el que se publicita con el nombre de Natural Resort Amalurra, un “espacio en plena naturaleza especializado en grupos, talleres alternativos y encuentros de empresa”. Algunos ex adeptos han señalado que en este grupo “existe un adormecimiento de la conciencia y una parálisis de la voluntad”, como se señala en el blog Mis 15 años con Irene Goikolea en Amalurra.

Otro fenómeno preocupante que divulga sus actividades en la feria es el del acompañamiento a la maternidad ejercido por las polémicas doulas, que están presentes, por ejemplo, en el stand de Amana Doula, una asociación que busca “dar apoyo, tanto emocional como logístico, durante el embarazo, el parto y el postparto”. También están unas autoproclamadas “Mujeres Sabias” que ayudan a tener “nacimientos acuarianos” (de la Nueva Era de Acuario, se entiende). Otra entidad presente es la Red Circular de Doulas.

Algunas propuestas comunitarias de la New Age también están presentes en BioCultura, como la Comunidad Los Portales, de la provincia de Sevilla, que propone un “cambio de conciencia” a través de la educación holística, la meditación, el estudio de la energía de los sueños, la biodanza, la técnica EMF Balancing, los círculos de mujeres, la cocina viva, la alquimia cosmética, la yogaterapia hormonal y otras técnicas espirituales diversas.

Se promociona en otro stand el festival Estivalia, cuyos promotores buscan “promover una concepción holística del ser humano y el universo, un nuevo paradigma social y un autoconocimiento que se nutre de lo vivo y se integra en la vida cotidiana”. Entre las actividades que desarrollan en sus encuentros están la astrología vivencial, chi kung, biodanza, ecstatic dance, arteterapia integrativa, meditación, danza instintiva, Shakti dance, etc.

Hay un restaurante macrobiótico vegetariano, La Biotika, que además de dar comidas, imparte formación en cocina macrobiótica, I Ching, feng shui, tantra, yoga…

La Antroposofía, siempre presente

No podía faltar en BioCultura la presencia de productos procedentes de la agricultura biodinámica, un sistema de cultivo basado en la Antroposofía, la doctrina esotérica inventada por Rudolf Steiner cuando se separó de la Sociedad Teosófica, en el origen del esoterismo contemporáneo. Así, encontramos stands como el de Alieco (representante en España del sello Demeter, de productos biodinámicos), el de la plataforma multisectorial B2Bio, el de la empresa agrícola Cal Valls, el de la empresa Cosmoética, etc.

También está presente la Editorial Rudolf Steiner, que difunde la doctrina antroposófica. Y la pedagogía Waldorf, dependiente del mismo sistema esotérico, en el stand de la Escuela Waldorf Girasol, localizada en Mairena del Aljarafe (Sevilla), que ya cuenta con Educación Infantil y quiere ampliar a Primaria. Y otro stand lo ocupa el proyecto Flor de Azahar, “integrado por padres, madres, amigos y profesionales de la educación con la voluntad de asentar en Valencia un proyecto educativo basado en la pedagogía Waldorf-Steiner”.

Y, cómo no, está presente el Triodos Bank, que se presenta como “el referente europeo en banca ética y sostenible” y que, como ya es sabido, depende de las doctrinas antroposóficas de Rudolf Steiner.

La influencia antroposófica no queda ahí, sino que incluye otras iniciativas como Ing Edicions (y su revista Campanada), “una pequeña editorial que publica libros para acompañar a los niños y niñas en su crecimiento y libros que sirvan a los padres y educadores de ayuda en la transmisión de valores y en la comunicación con los niños”. Su responsable pedagógica es maestra de Primaria de la Escuela Waldorf-Steiner El Til·ler de Bellaterra, y participa en el Posgrado en Educación Infantil Waldorf en La Salle (Universidad Ramon Llull).

Presencia del orientalismo

Las propuestas derivadas del hinduismo, el budismo –debidamente desnaturalizados para “vender” más en Occidente– y sus sectas también están presentes en BioCultura. Los seguidores de Amma (Sri Mata Amritanandamayi), conocida como “la santa de los abrazos”, ofrecen en su stand los productos de higiene y cosmética Amrita Organics. Lo hacen como Fundación Amma España.

La secta Brahma Kumaris, que se presenta como “una organización sin ánimo de lucro que ofrece una educación en calidad de vida para el desarrollo del ser humano”, también cuenta con su propio stand.

Son varios los espacios dedicados al yoga, como el de la Asociación Española de Kundalini Yoga, grupo que “vela para la difusión y preservación de la pureza de las enseñanzas de Yogi Bhajan y es la única institución autorizada para certificar a los profesores de Kundalini Yoga en España”. O la Sala de Yoga Espacio Alma, de Madrid, “un espacio para las terapias alternativas, la salud y la conciencia: yoga, reiki y terapias de sonido con cuencos tibetanos”.

La empresa Yoguindia presenta así su stand: “trabajamos en India con viajeros interesados en crecimiento personal. Por un lado una ruta cultural, turística y humanitaria en la que hay espacio para la diversión y el esparcimiento. Por otro, un itinerario que le permite conocer su paisaje interior, a través de la meditación, el yoga, mindfulness o el chikung.

Desde Granada ha acudido a la feria Swami Purohit, maestro espiritual de la India que imparte formación en yoga, mantras y meditación. Swamiji, tal como también lo llaman, “ofrece seminarios, retiros espirituales y enseña crecimiento espiritual, personal y el camino hacia la paz interior”.

Una curiosidad es la presencia de un colegio británico de “educación alternativa”, Brockwood Park School, cuyos promotores aseguran: “no asistimos a la feria a exponer ni vender ningún producto, sólo a informar sobre lo que hace a esta escuela ser considerada alternativa”. Se trata de un centro fundado por Jiddu Krishnamurti, un destacado personaje de la Nueva Era en el siglo XX y del orientalismo, después de haberse criado en un ambiente teosófico.

El reino de las pseudoterapias

No podía faltar en BioCultura la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales (APTN), “una entidad asociativa y profesional de ámbito nacional con 30 años de historia que reúne a más de 10.000 profesionales y a más de 90 escuelas de negocio”. También está presente un portal de Internet dedicado a las terapias alternativas: Buenas Terapias.

El reiki está presente, por ejemplo, en el stand de la Asociación de Servicio Reiki, con sede en Madrid, y que está formada por maestros y practicantes de esta práctica mágica “que canalizan energía universal para equilibrar y potenciar en la persona la capacidad de autosanación y paz interior”.

El Tao Center de Madrid cuenta también con su propio stand, donde publicita su oferta de “Tao Curativo UHT” y la formación en otras técnicas como la aromaterapia, el masaje Chi Nei Tsang, la Terapia de Respuesta Espiritual o TRE, etc. Todo ello desde el convencimiento de que “para el Tao la enfermedad es un desequilibrio entre el Yin y el Yang” y de que “toda enfermedad es un desequilibrio en la energía que puede repararse volviendo al origen”.

Hay varias propuestas de ayurveda, la medicina tradicional procedente de la India, puesta de moda por la sensibilidad orientalista de la Nueva Era. Y así, encontramos los productos que vende la marca comercial Ayurveda Auténtico o la oferta formativa de la Escuela Internacional de la Cultura Ayurveda con sus cursos de “la ciencia holística india de la salud, el bienestar y la belleza”. También hay un stand que publicita “dos acogedores centros turísticos con un sistema de salud holístico” en Sri Lanka: los Barberyn Ayurveda Resorts.

El centro madrileño Hermesan cuenta con su propio stand, donde difunde su formación transpersonal, que incluye “escuela de espagiria, medicina tibetana, chamanismo esencial”, además de otras muchas propuestas de pseudoterapias, astrología y esoterismo. En una línea semejante se mueve otro centro presente en BioCultura: el Instituto Superior de Estudios Holísticos, aunque más en la línea de terapias naturales y “alternativas”. El Instituto Internacional de Qi Gong llega a llamar a éste “la medicina del futuro”.

El Centro de Salud Zuhaizpe, de Navarra, presenta así su carta de servicios: “ayuno controlado medicamente, dietas depurativas, alimentación higienista, medicina antroposófica, espagírica y psicosomática, terapia psicocorporal (bioenergética, gestalt) constelaciones familiares, masaje pressel, enfermería antroposófica, arteterapia antroposófica…”.

La Asociación de Estudios Geobiológicos presenta algo que tiene apariencia de seriedad científica pero que, tal como señalan los propios científicos, no es más que zahorismo en su versión New Age (el uso de ciertas varas o péndulos para encontrar energías o corrientes). Y la empresa Fluir, por otro lado, hace propaganda de su “comercialización de equipos de registro bioenergético, medición de energías electrofotónicas ambientales y del agua”, con herramientas que aseguran ver el aura o cuerpo astral de las personas.

También pueden encontrarse en los stands de BioCultura otras propuestas de terapias alternativas como quiropráctica, aromaterapia, desarrollo personal, acupuntura, homeopatía, macrobiótica, psicobiología, uso del agua de mar para curar, las flores de Bach, kinesiología holística, biodanza, despertar el útero, arquetipos, decodificación integrativa, constelaciones familiares, masaje metamórfico, iridología, mindfulness, diagnóstico según Yin y Yang, círculos creativos de percusión, shiatsu, spinología, dietas curativas, geometría cuántica, terapia Gestalt, cuencos tibetanos, liberación del pericardio, TNDR (Técnica Naturista Desbloqueante Regeneradora), NSA (Network Spinal Analysis), sonidos que sanan, etc. 

5 comentarios

  
felipe
Me parece todo muy interesante.
10/11/17 3:48 PM
  
Lector
Qué chulo: BioCultura ya en grado 33...
10/11/17 5:59 PM
  
MARUCA
Lo lamentable es que usen expresiones como "retiros espirituales",que es una práctica religiosa católica.
"Conocer su paisaje interior", "el cuerpo astral".
ESTO ES LA NUEVA ERA,que re-presenta-vuelve a presentar, antiguas costumbres católicas,como el examen del día, rezar-"conectarse con el más allá"-.
Dicen que las enfermedades surgen de desequilibrios:qué novedad!
Ahora está de moda el vegetarismo-en mi país,fanáticos veganos te fulminan con la mirada si uno come un rico asado!
Desde siempre se tuvo conciencia de la dieta.El aporte de la Nutrición actual es beber mucha agua y comer más hortalizas.
ENSALADAS Y SOPAS,VAYA NOVEDAD!
Y luego el tema de lo ecológico y sustentable!
Antes era tener buenos sentimientos hacia la naturaleza,su flora y su fauna!
Hoy le tuve que explicar a mi sobrino por qué antes había panteones,porque me decía que los cementerios sacan tierra y el mundo la necesita!
POR FAVOR,CUÁNTA CONFUSIÓN.
"TERAPIAS DE SONIDO"...toda la vida la música fue relajante y nos permite soñar sin planos ni mantras.
Qué pena que tanta gente crea en todas estas alternativas que,desde mi interpretación, niegan la presencia de Dios,el Magisterio de la Iglesiayel DERECHO Y LA OBLIGACIÓN DE DEFENDER LAS CONVICCIONES.
10/11/17 8:42 PM
  
Lector 2
Una feria maravillosa tanto en calidad como cantidad. Lo único malo es que hay tanto que ver y comprar que te dejas fácilmente 300 euros.
11/11/17 12:46 AM
  
karl
"y que ya no hay nadie que lo pare y que ya ha llegado a todos los rincones de la Tierra”
De acuerdo con Lector. Grado 33 y contando... ya no hay nadie que lo pare..
El Gnosticismo y sus espléndidos engendros: Masonería y Nueva Era.
Y todos como la piara de cerdos hacia el abismo...
14/11/17 3:52 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.