La secta de los cátaros se extiende por España y capta jóvenes

Con el título “Ni sexo, ni carne, ni vida social: así son los cátaros del siglo XXI”, un medio digital español publicó el pasado 20 de junio un reportaje sobre la denominada Asociación para el Estudio de la Cultura Cátara, presente en España. Un grupo que, según asegura en su propia web, “estudia, recupera y promueve los valores universales del catarismo”.

Si uno quiere entrar ahora mismo en el reportaje, a través del link que publicábamos en esta misma entrada, se encontrará con esta información:

¿Qué ha pasado? Lo que puede suponer el lector: desde el grupo investigado en el reportaje han amenazado al medio y al periodista con una demanda. Como pasa tantas veces, estos movimientos no quieren que salga a la luz lo que pasa. Por nuestra parte, agradecemos su trabajo al periodista, y que al menos durante unos días haya podido estar disponible en Internet. 

Mientras tanto, invitamos al lector a leer un material interesante que citaba el reportaje, y que sí sigue a disposición de las personas que quieran leer una información alternativa a la que ofrece el propio grupo.

Juan de San Grial, el nuevo mesías

Vicente Jara, laico dominico y miembro fundador de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), escribió hace unos años un artículo que fue publicado en InfoRIES.

“Juan de San Grial, que en realidad se llama Ioann Bereslavski, ya había fundado un movimiento en Rusia conocido como la Iglesia Ortodoxa Madre de Dios Derjavnaya con cerca de 3.500 seguidores en varias repúblicas exsoviéticas. Los datos que tenemos de él son muy difíciles de encontrar, pero sabemos que está presente en España desde 2006, apunta Jara, quien calculaba entonces que el grupo ibérico no debería superar las 200-300 personas, en su mayoría de origen ruso.

Para el investigador, “es un sinsentido que este señor haya promovido dos movimientos casi completamente opuestos en dos países”, por lo que “o ha sufrido un verdadero cambio en su fe o estamos ante un charlatán que persigue ser idolatrado como una especie de mesías. “Un líder sectario siempre busca crear su movimiento por el impulso que siente de expandirse y adorarse a través de otras personas a los que acaba convirtiendo en una especie de esclavos”, añade con rotundidad.

El sexo con el líder, acto espiritual

“Este señor se considera como un mesías, un iluminado o salvador de la humanidad. Siempre habla de él mismo como un genio, un experto en lenguas, alguien que ha visitado todos los templos del mundo y adquirido su sabiduría. Además, se sitúa él mismo como un unificador de la espiritualidad de Oriente y Occidente”, resume Jara, quien cree que nos encontramos ante “un enfermo que alimenta su egolatría” y que lo califica como “una persona muy peligrosa capaz de dominar las conciencias”.

Otro aspecto que denuncia Jara es el sexual. Si bien los cátaros practican y divulgan la castidad como uno de sus principales valores, una herencia del pensamiento gnóstico, el sexo con el líder espiritual está considerado como una de las prácticas más elevadas. “Estos grupos, en los que sus líderes se creen tan puros, tener sexo con ellos se equipara a un acto espiritual. En el caso de estos neocátaros no lo puedo afirmar, pero es posible que ocurra algo similar”, concluye el investigador con toda la cautela.

10 comentarios

  
Palas Atenea
¡Anda! ¡Yo que creía que, por lo menos éstos iban a conseguir la tan denostada castidad y resulta que no! Aquí el líder hace de macho alfa y los demás a aprendices de gnósticos, porque, si la gnosis es el conocimiento, algunos no van a pasar de aprendices.
20/06/17 12:55 PM
  
Luis López
"Otro aspecto que denuncia Jara es el sexual. Si bien los cátaros practican y divulgan la castidad como uno de sus principales valores, una herencia del pensamiento gnóstico, el sexo con el líder espiritual está considerado como una de las prácticas más elevadas"

Bueno, los cataros, según tengo entendido, repudiaban el sexo por su aspecto generativo, pero se masturbaban sin problemas y practicaban habitualmente la sodomía.

En fin, es una constante que todas las religiones falsas acaban en las sábanas de una cama. Erasmo dijo con bastante gracia que la Reforma luterana, como las malas comedias, al final acababa en una boda (el agustino Lutero y la monja Catalina Bora). Y el Corán, aunque limita a cuatro el número de esposas que pueden tener los musulmanes, hizo una explícita excepción: Mahoma -es decir, el autor del texto coránico- podía poseer mujeres sin tasa. Y desde luego el profeta no desprovechó tan suculenta autorevelación.
20/06/17 1:07 PM
  
c
¡Qué tristeza! El nihilismo de los «perfectos» de los antiguos cataros que viene de nuevo en una Europa que ha perdido su fe católica y como consecuencia su deseo de vivir y luchar y construir el futuro, una Europa que se encuentra confrontada con la inmigración muy importante de pueblos que vienen de África, son en general de confesión musulmana y tienen una ideología conquistadora. Cui prodest
20/06/17 3:25 PM
  
Tulkas
"Poseer mujeres sin tasa".

Déjalos, déjalos... que algo bueno tienen que tener las falsas religiones😜😜😜
20/06/17 3:27 PM
  
conchi
¿En qué se ha convertido el mundo?...En un estercolero lleno de "mierda".
Jesús se preguntaba en uno de sus sermones:" Cuando venga el Hijo de Dios de nuevo a la tierra, ¿habrá Fé en la tierra? "
20/06/17 6:03 PM
  
Vincetore
Tanto va el "cátaro" a la fuente que al final se rompe.
Y es que, como toda secta, te destruye la mente, muchas veces también el bolsillo y, lo más importante, el alma.
20/06/17 9:37 PM
  
Atanasio
Estos herejes son más bien panteistas que dualistas en relación a los Cataros medievales. De hecho, parece que ni defienden el docetismo cristologico.
20/06/17 10:37 PM
  
Anonimo
hombre lo de se extiende por España captando jóvenes.

¿Cuantos han entrado? ¿tres o cuatro?
21/06/17 11:10 AM
  
Carlos
Y el gurú es el semental ¡Por Dios!
23/06/17 2:33 AM
  
Luis
Sin sexo ni carne ni vida social, dudo yo mucho que capten a muchos jóvenes españoles...
26/06/17 7:15 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.