Un libro francés desentraña la técnica esotérica del eneagrama

El eneagrama no es un simple producto más en el actual mercado, saturado y algo sospechoso, del “desarrollo personal”. Lo demuestra un libro que acaba de salir a la luz en Francia, titulado Zoom Back Camera! La face cachée de l’ennéagrame, escrito por Daniel Lafargue y publicado en formato electrónico por Éditions Book-e-Book.

El eneagrama pretende englobar, e incluso legitimar, no sólo todas las técnicas de desarrollo personal, sino también las pseudociencias como la astrología, la numerología o la morfopsicología, que ya han encontrado en él su sitio, según explica el director de la colección, Henri Broch (del que extraemos estos comentarios editoriales). Este libro se propone echar una mirada sobre la cara oculta del eneagrama, como lo había (quizás) sugerido en su tiempo Alejandro Jodorowsky antes de volverse hacia otros cielos, parece, más rentables.

En efecto, a quien haya visto el film La montaña sagrada (a lo largo de la cual el eneagrama impone su presencia) no le es fácil olvidar, al final de la película, la célebre orden de Jodorowsky para extender el campo de las cámaras. Por eso Zoom back camera!, de Daniel Lafargue, sirve para descubrir un sorprendente reverso del decorado.

Con esta nueva luz, la pequeña editorial Book-e-Book, fundada en 2002, persigue lo que se parece a una verdadera aventura editorial de difusión de la Zetética, método bastante poco conocido en nuestros días –con la notable excepción del autor-compositor-intérprete Stromael– cuando Immanuel Kant en el siglo XVIII declaraba ya explícitamente: “El método propio de la enseñanza filosófica es la Zetética, como la llamaban algunos antiguos, es decir, la investigadora”.

He aquí –señala Bloch– por qué el principio básico de la editorial es poner siempre a disposición este método de investigación, y hacer de él el más extenso reparto. No para ganar cualquier “lucha por la razón”, sino por el placer de descubrir y aprender. No olvidando nunca que, como dice el adagio, más vale encender una vela que maldecir las tinieblas.

Sinopsis de la obra

Desde hace algún tiempo asistimos a una verdadera explosión del mercado del “desarrollo personal”. Las diferentes técnicas psicológicas de “comunicación” o de “conocimiento de sí mismo” florecen un poco en todas partes: en la formación profesional, en algunos medios educativos y actividades paraescolares e incluso en ejercicios espirituales. Son extremadamente numerosos. Abarcan desde la programación neurolingüística al análisis transaccional, de la hipnosis a la respiración holotrópica, pasando por la sofrología, la kinesiología…

Entonces, ¿para qué dedicar un estudio crítico sólo al eneagrama, que no parece sino un producto más en este mercado saturado y un poco equívoco o sospechoso?

Porque el eneagrama (con su aspecto innegablemente esotérico de nueve puntos equidistantes situados en un círculo y ligados entre sí por flechas, como un símbolo oculto, un sello mágico con propiedades misteriosas…) no se sitúa en el mismo plano. En efecto, la relación entre el eneagrama y las otras escuelas de desarrollo personal no es tanto de contigüidad como de inclusión: pretende englobar, incluso legitimar, no sólo todas las técnicas de desarrollo personal, sino también las pseudociencias como la astrología, la numerología o la morfopsicología, que ya han encontrado en él su sitio.

Para saber más:

- Roberto A. Federigo, “¿Un católico puede utilizar el el eneagrama?”, Aleteia, 2013.

4 comentarios

  
Gustavo Lino
Como en esto del eneagrama la gente habla de oídas voy a intentar explicar lo que es, sus aciertos y sus peligros.

El eneagrama no es más que un técnica, entre muchas otras, de conocimiento personal. Es como hacer un test que te revela alguno de los rasgos de tu carácter, y que te da una serie de recomendaciones para solventar tus taras psicológicas.Y punto, no es más que eso, para quienes hayan leído cualquier libro razonable de eneagrama.

Ahora bien, es absurdo que los jesuitas enseñen eneagrama, porque para resolver las taras psicológicas de las personas está los psicólogos. Los jesuitas están para resolver las taras espirituales de las personas, es decir, los pecados.

Es cierto que el pecado espiritual engendra cierta tara psicológica, pero es absurdo poner el carro delante de los bueyes, por lo que los jesuitas lo que tendrían que hacer son ejercicios espirituales, y dejar el eneagrama a los psicólogos.

Ahora bien, el peligro del eneagrama, que es en realidad el peligro de los psicólogos, consiste en resolver las taras psicológicas de las personas no advirtiendo que muchas tienen un origen espiritual. Luego, aunque el eneagrama resuelva taras, estas u otras similares vuelven a reaparecer, por lo que al recurrir de nuevo al eneagrama se corre el riesgo de hacer un fetiche del mismo, o de buscar nuevas experiencias.

Evidentemente, estas nuevas experiencias lo que van a intentar es dar respuesta a los anhelos del ser humano - su naturaleza espiritual -, siendo ahí en el momento en el que se da entrada al New Age en la vida de las personas, constituyendo idolatría.

En realidad, cuando se critican herramientas como la programación neurolínguística, la hipnosis, sofrología, ...etc, realmente hay una crítica más de fondo que se retrotrae al desarrollo de la psicología y la psiquiatría con Jung, Freud, Skinner, ...y tantos otros. Posteriormente, el cientifismo ha pretendido liberar a la psicología expurgándolas de espiritualidad, pero el resultado es que ha terminado por volverse inútil, porque junto con el agua sucia (la pseudociencia espiritualoide) han tirado al niño (la espiritualidad del ser humano).

Mi recomendación es que en tiempos tan revueltos es mejor no utilizar esta técnica de conocimiento personal porque no sabes quien te la va a impartir.

Y por otra parte, no dejaría que me la impartiera un clérigo porque es indicativo que el clérigo está primando un bien natural -el crecimiento psicológico- por encima de un bien sobrenatural -el crecimiento espiritual-.

A la pregunta de por qué funciona la respuesta está en que es una herramienta que sintetiza hallazgos de la psicología, cuando esta empezó a desarrollarse como saber especializado, y que fue aprovechada por gurús, y refinada por sus acólitos, cada vez más, hasta constituirla como una herramienta eficaz de conocimiento personal.

Antiguamente, estas herramientas no eran tan apreciadas porque el ritmo de vida permitía el auto-conocimiento personal, pero con el ajetreado siglo XX las personas ya no siguen en consejo del oráculo de Delfos -conócete a tí mismo, por lo que aparece la necesidad de herramientas como ésta o similares.
31/03/15 5:59 PM
  
Menka
Por supuesto, eso es muy fácil de ver.
Pero:

"Yo no tengo nada contra el eneagrama, pero cuando vos te encontráis que en un curso de ejercicios espirituales la primera semana de los ejercicios se hace en base al eneagrama para conocerte a vos mismo, decidme dónde termina el coloquio de misericordia con Cristo resucitado."

DOCUMENTO: Discurso del Papa a los obispos del CELAM, 2013

O sea, no es tan malo como para que Francisco no esté en contra. Lo cual, sin embargo, no quiere decir que no sea malo, por supuesto.

(Vuestro artículo ha sido anterior al discurso; también podría ser inmediatamente posterior; lo cual sería lo suyo.)
01/04/15 12:00 PM
  
Jorge
¿Es cierto que no pocos jesuitas son dados al eneagrama?
01/04/15 2:36 PM
  
Menka
¿Os habéis preguntado alguna vez que también en la Iglesia se puede comportar como en una secta, cuando no se atreva a pensar? Cuando el criterio de "conveniencia" (conveniencia, ¿según qué y para qué?) es el criterio y axioma principal.

Entonces se colabora con el mal.
16/04/15 6:21 PM

Esta publicación tiene 4 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.