12.04.17

Educatio Servanda: adoctrinamiento en ideologías ilegales y clases de ganchillo

 

“Porque se dicen discurriendo desacertadamente: «Corta es y triste nuestra vida; no hay remedio en la muerte del hombre ni se sabe de nadie que haya vuelto del más allá. Por azar llegamos a la existencia y luego seremos como si nunca hubiéramos sido. Porque humo es el aliento de nuestra nariz y el pensamiento, una chispa del latido de nuestro corazón; al apagarse, el cuerpo se volverá ceniza y el espíritu se desvanecerá como aire inconsistente. Caerá con el tiempo nuestro nombre en el olvido, nadie se acordará de nuestras obras; pasará nuestra vida como rastro de nube, se disipará como niebla acosada por los rayos del sol y por su calor vencida. Paso de una sombra es el tiempo que vivimos, no hay retorno en nuestra muerte; porque se ha puesto el sello y nadie regresa.

Venid, pues, y disfrutemos de los bienes presentes, gocemos de las criaturas con el ardor de la juventud. Hartémonos de vinos exquisitos y de perfumes, no se nos pase ninguna flor primaveral, coronémonos de rosas antes que se marchiten; ningún prado quede libre de nuestra orgía, dejemos por doquier constancia de nuestro negocio; que nuestra parte es ésta, ésta nuestra herencia.

Oprimamos al justo pobre, no perdonemos a la viuda, no respetemos las canas llenas de años del anciano. Sea nuestra fuerza norma de la justicia, que la debilidad, como se ve, de nada sirve.

Tendamos lazos al justo, que nos fastidia, se enfrenta a nuestro modo de obrar, nos echa en cara faltas contra la Ley y nos culpa de faltas contra nuestra educación. Se gloría de tener el conocimiento de Dios y se llama a sí mismo hijo del Señor. Es un reproche de nuestros criterios, su sola presencia nos es insufrible, lleva una vida distinta de todas y sus caminos son extraños. Nos tiene por bastardos, se aparta de nuestros caminos como de impurezas; proclama dichosa la suerte final de los justos y se ufana de tener a Dios por padre.

Veamos si sus palabras son verdaderas, examinemos lo que pasará en su tránsito. Pues si el justo es hijo de Dios, Él le asistirá y le librará de las manos de sus enemigos. Sometámosle al ultraje y al tormento para conocer su temple y probar su entereza. Condenémosle a una muerte afrentosa, pues, según él, Dios le visitará.»

Así discurren, pero se equivocan; los ciega su maldad; no conocen los secretos de Dios, no esperan recompensa por la santidad ni creen en el premio de las almas intachables. Porque Dios creó al hombre para la incorruptibilidad, le hizo imagen de su misma naturaleza; mas por envidia del diablo entró la muerte en el mundo, y la experimentan los que le pertenecen.”

Sabiduría, 2

 

El pasado 22 de marzo, Lola González firmaba un artículo en Infovaticana, titulado “La Fundación Educatio Servanda, en el punto de mira del lobby LGTB”, en el que afirmaba que la Asociación Arcópoli exigía al gobierno regional de Madrid que investigara los “valores e ideario” de la Fundación Educatio Servanda, tras el apoyo de esta institución a Carlos Martínez, director del Colegio Juan Pablo II de Alcorcón.

De la noticia me llamó especialmente la atención este párrafo:

“La asociación LGTB señala que el director de este colegio católico podría estar transmitiendo una “ideología ilegal” en los centros de la Fundación Educatio Servanda y “adoctrinando” al alumnado con el respaldo de la dirección”.

Leer más... »

11.03.17

Breaking News: Nuevos hallazgos en Qumrán harán que se tambaleen los cimientos de la Iglesia

El Reverendo Aetandi Gos, teólogo islandés, experto en estudios bíblicos y en paleografía griega, latina y aramea, acaba de hacer público un descubrimiento transcendental que puede hacer que se tambaleen los cimientos de la Iglesia Católica. En una cueva cerca del Mar Muerto, en Qumrán, acaba de aparecer una nueva colección de vasijas con decenas de manuscritos en un excelente estado de conservación. Al parecer los manuscritos contienen comentarios a textos del Antiguo Testamento, pero también aparecen glosas a los evangelios sinópticos, al evangelio de Juan, al Apocalipsis y a las cartas de San Pablo. Pero lo más asombroso ha sido el descubrimiento de un quinto Evangelio: el Evangelio de Judas. Se conocía su existencia por los escritos del obispo Ireneo de Lyon en el año 180, pero no se había encontrado hasta ahora el texto original.

Reproducimos a continuación la entrevista que el Reverendo Gos concedió a la prestigiosa revista New theology on the knees.

Leer más... »

4.02.17

Contra el Modernismo

El hereje modernista es el posverdadiano en católico. Obviamente, yo no soy nadie para convertirme en “martillo de herejes” ni para condenar a nadie. Para eso están los Papas y los obispos. Por eso, es preciso recordar lo que San Pio X denunciara en su Encíclica Pasciendi, escrita en 1907. Esa Encíclica lo deja todo muy clarito. Si entonces el Modernismo era un peligro, ahora estamos aún peor. Así empieza San Pío X su Encíclica:

Jamás han faltado, suscitados por el enemigo del género humano, «hombres de lenguaje perverso», «decidores de novedades y seductores», «sujetos al error y que arrastran al error»”. (Pascendi, Introducción).

“En estos últimos tiempos ha crecido, en modo extraño, el número de los enemigos de la cruz de Cristo.[…] Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes.

“Lo que sobre todo exige que rompamos sin dilación el silencio es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados”.

“Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia […]asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre”. (Pascendi, 1)

Ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde fuera, sino desde dentro: en nuestros días, el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto más inevitable cuanto más a fondo conocen a la Iglesia”. (Pascendi, 2).

Leer más... »

15.01.17

La Era de la Posverdad: la razón ha muerto

En 1979, los Monty Python estrenaron La Vida de Brian. Por aquel entonces, nadie había oído hablar, al menos en España, de la ideología de género. Sin embargo, no me negarán que el sketch que les enlazo aquí resulta de una actualidad asombrosa:

Lo que en la España de 1980 provocaba hilaridad ahora, en 2017, es lo “normal” y, si te atreves a cachondearte del tema o lo criticas, acabarás con sanciones administrativas o con denuncias ante la fiscalía por homofobia o por incitación al odio.

“Es un símbolo de su lucha contra la realidad", afirma el líder del Movimiento Anti-imperialista. Stan quiere ser Loretta y defiende su derecho a parir. “¿Donde vas a gestar al feto? ¿En un baúl?". En los años 80, no se habían desarrollado como hoy en día las técnicas de reproducción asistida ni se habían “inventado” los vientres de alquiler. 

Los Monty Python se adelantaron a su tiempo y hoy en día deben ser reconocidos como auténticos precursores de la Era de la Posverdad. Los posverdadianos no se preocupan de la realidad: cuando la realidad no encaja en su marco de ideas preconcebidas, simplemente se inventan una realidad distinta que se adapte a sus preferencias.

Leer más... »

16.12.16

Quiero ser modernista posverdadiano

Está decidido: quiero ser modernista. Después de tantos años, por fin he descubierto mi verdadero caminio. Ya está bien de verdades dogmáticas, propias de fanáticos integristas. Yo pertenezco a la Era de la Posverdad, que es la palabra de moda: la palabra del año para el Diccionario Oxford (registraré el término «posverdadiano» en la Sociedad General de Autores). ¿Que no habían oído hablar de esta palabra? ¿Que no la conocían? Están ustedes out. No están en la onda (ni buena ni mala: si la tienen buena, mándenmela). Han quedado ustedes desfasados, anticuados, carrozas, carcas… Permítanme humildemente que les ilustre: la posverdad significa que los hechos objetivos importan un bledo; lo que cuenta es lo que cada uno sienta o crea.

La posverdad representa el triunfo final del subjetivismo absoluto sobre la verdad objetiva. La validez universal de la norma moral objetiva ha quedado definitivamente abrogada. Algo es bueno si yo opino y siento que es bueno; y es malo, si siento lo contrario.

Otro tanto sucede con la percepción de la realidad. No existe una realidad objetiva, sino tantas realidades virtuales como individuos. Si yo me siento un pez y creo que soy un pez, entonces ¿por qué no voy a ser un pez? ¿Qué más da lo que diga la biología? La verdad científica no importa: solo cuenta lo que yo siento, lo que yo creo, lo que yo opino o lo que yo quiero. Esto es una especie de egolatría narcisista y hedonista. La posverdad, como diría mi buen amigo Néstor Mora, es líquida y poliédrica: es el triunfo de Matrix.

Leer más... »