Oración de una madre por su hijo

Michael CollinsHe encontrado en el blog Linen on the hedgerow esta magnífica oración de una madre por su hijo y creo que merece la pena traducirla y traerla al blog. En origen, fue escrita para ser rezada por una madre británica, por su hijo, Michael Collins, que había marchado a la Segunda Guerra Mundial, pero vale para cualquier madre (o padre), porque la experiencia de ver que los hijos se marchan es común a todas las familias.

El cabo Collins (ver foto), que se alistó con 17 años, era católico y formaba parte de los Comandos británicos. Fue herido por los japoneses, pero curó de sus heridas y pudo regresar sano y salvo a su casa.

Confieso que la oración me ha emocionado y me ha hecho llorar. Mis hijos son pequeños, pero soy consciente de que un día se harán mayores y dejarán de depender de mí. Y sé que es bueno que así sea, aunque yo quisiera tenerlos siempre cerca. Todos mis hijos llevan nombres de mártires para recordarnos a mi esposa y a mí que no nos pertenecen, sino que son de Dios y están en sus manos.

…………….

Oración de una madre por su hijo

Como caminaste en Galilea, mi Salvador lleno de amor, camina junto a él por mí. Han pasado los años y ha crecido. Ya no puedo seguirle, tiene que caminar solo. Sé Tú mis pies, que han tenido que detenerse, pues Tú puedes ser su amigo dondequiera que vaya. Sé Tú mi voz cuando el pecado quiera seducirle, para animarle a elegir lo que vale para siempre. Sé Tú mis manos, que querrían abrazar siempre las suyas, y todo, todo aquello a lo que una madre debe renunciar. Cuando era un niño, podía caminar con él para guiarle, pero ahora te ruego que permanezcas Tú a su lado. Y del mismo modo que tu Bendita Madre te acunó, mi dulce Salvador lleno de amor, guarda por mí a mi hijo.

27 comentarios

  
Bruno
Para los que hablen inglés, el original, por supuesto, es mucho más bonito (y está en verso):

"As Thou didst walk in Galilee,
So loving Saviour, walk with him for me:
For since the years have passed and he has grown,
I cannot follow; he must walk alone.
Be Thou my feet that I have had to stay,
For Thou canst comrade him on every way.
Be Thou my voice, when sinful things allure,
Pleading with him to choose those that endure.
Be Thou my hand that would keep his in mine
All, all things that a Mother must resign.
When he was little, I could walk with him and guide
But now, I pray Thee, Thou be at his side.
And as Thy Blessed Mother folded Thee,
So, kind and loving Saviour, guard my son for me."

04/01/13 2:10 PM
  
Eduardo Jariod
Preciosa oración.

No hay amor más profundo para un varón que aquella que procede de una mujer, ya sea su esposa o su madre. Son dos amores distintos, pero inabarcables ambos. Los hombres en esto del amor somos, tal vez, si no más descuidados, sí más pudorosos; nos cuesta más entregarnos. Tal vez porque la virilidad siempre se acompaña de una función muy importante: la de establecer el límite, la ley, que en la mujer es más relativo. La mujer cuando verdaderamente ama, ya sea a su hombre o a su hijo, lo hace incondicionalmente. El amor del padre, no menos genuino, siempre es más exigente o más sujeto a ciertos requisitos. Así estamos hechos. Ellas, amándonos como solo ellas saben hacerlo, nos proporcionan la confianza; nosotros, el camino y cómo andarlo, lo que les hace sentirse seguras a ellas y ser un referente para los hijos.
04/01/13 2:24 PM
  
claudia
Qué maravilla, gracias!!
04/01/13 4:14 PM
  
clara
Preciosa. Y no sólo para cuando se van. También cuando dejan de ser niños y sientes que sólo puedes rezar por ellos, y a veces, como Santa Mónica, derramar lágrimas.
04/01/13 7:04 PM
  
Nerea

Apreciado Bruno gracias por el post y gracias Eduardo por el análisis que haces.
De mi madre guardo bellas cartas como este soldado, que son de una delicadeza impresionante que es un tesoro, vale más que toda la herencia que te puedan dejar, cuando ellas parten a la casa del padre. Un día cuando dábamos un paseo le pregunte, ¿cuánto me amas madre? y me contestó ¡Hasta el extremo!


04/01/13 7:53 PM
  
RockyMarciano
Muchas gracias, Bruno.

Conservando más o menos la estructura del original, propongo esta traducción tentativa algo libre, en pareados endecasílabos moderadamente ripiosos:


Como exploraste Galilea un día,
amoroso Salvador, sé su guía.
Con los años ha crecido y no puedo
caminar ya con él, hoy te lo cedo.
Sé Tú mis pies, que con pesar reposan,
sé compañero fiel, por si lo acosan.
Sé Tu mi voz cuando el pecado aceche,
que siembre el bien y contigo coseche.
Sé Tú mi mano que apriete la suya,
renuncio a él, que contigo construya.
Si mis pasos lo guiaban de pequeño,
que estés siempre con él es hoy mi empeño.
Como tu Madre te acunaba a Ti,
Tú, mi Salvador, quárdalo por mí.

(Mis limitadas habilidades -y el hecho de que el inglés sea más compacto que el español- no han logrado encajar la palabra 'hijo' en el último verso, pero creo que queda claro a quién se refiere.)

Ah, según este blog, "Longbows and Rosary Beads",
http://longbowsandrosarybeads.blogspot.com.es/2012/07/a-young-catholic-british-soldier.html

la oración la compuso para su madre el pripio Michael Collins antes de marcharse de casa.
04/01/13 7:57 PM
  
Yolanda
Suscribo el coementario de Clara; a mí, al mismo tiempo que me enorgullece verlos hacerse hombres, me desgarra dejar de tener a "mis niños". A veces me cuesta creer que sea realidad lo que está ocurriendo: ya no son niños, ya no son "míos" de la manera en que antes lo eran. A veces ya les pido yo a ellos ayuda para algo que requiera fuerza o alguna habilidad en la que ellos estén más duchos ya. Y puedo aconsejar pero poco más.

Me encanta la versión de Rocky.

Me han hecho llorar las tres versiones.
04/01/13 8:51 PM
  
Conchi
Emoción y más emoción,al leer este post.
Cuando mi niña se hizo mayor,así lo sentí yo.

"Ventidos cumple mi niña,
mi niña sus ventidos.
¡No sientas hija "morriña"
"morriña" de ser mayor!
¡Alegra esa cara,alegra!
son años de juventud,
que aunque veas noche negra,
al final verás la Luz.

MI HIJA SIEMPRE TENÍA MIEDO DE HACERSE MAYOR

Lo de morrilla es por su raiz gallega de su padre.

No me las doy de poeta,pero era el corazón que hablaba.
04/01/13 10:32 PM
  
maria-a
Hermoso Bruno, yo también lloré.

Bendiciones!
05/01/13 4:18 AM
  
Yolanda
Pues a mí me tiene llorona desde ayer. En tardes como la de hoy, cabalgata, merendar roscón, la emoción por ver a quién le salía la sorpresa, preparar la bandeja con los dulces y el licor para dejar a los Reyes Magos, algo también para los camellos, verles nerviositos, incapaces de dormirse por la emoción. Y, cuando al fin se dormían, envolver, colocar, con tanto mimo y amor todo... ¡Y el despertar corriendo y gritando,"¡Han venido los Reyes!" Hace muy poco de esto, o a mí me lo parece, me parece que fue ayer, no, no hace tanto para mí; y ahora, ¿dónde quedó todo eso? Para ellos es un pasado ya lejano; par mí, los mejores años de la vida.

En fin, mala tarde para ponerse a releer ese poema...
05/01/13 6:12 PM
  
clara
Un abrazo, Yolanda. Los Reyes siempre acaban así, de tanto licor, jerez y cognac que les dejamos en cada casa...
06/01/13 1:33 AM
  
Javiergo
Tu post, Bruno, me recuerda las oraciones de Santa Mónica por su hijo Agustín; lágrimas las de esta gran santa que no fueron en vano pues el Señor la escuchó y su hijo se convirtió. La figura de la madre es absoluta y totalmente resaltada y ensalzada en las Sagradas Escrituras. Y la Madre por excelencia es la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra. ¡Cuánto sufrió ella cuando vio a su hijo colgado en la cruz! ¡Cuánto hemos de meditar en esto los cristianos! Un saludo en Cristo Jesús
06/01/13 10:35 PM
  
Bruno
Claudia:

Qué gran valor tienen las lágrimas de una madre que llora ante Dios rezando por su hijo.

O las de un padre, claro.
07/01/13 9:18 AM
  
Bruno
Rocky:

Impresionante.
07/01/13 9:19 AM
  
Bruno
Nerea:

Gracias por la anécdota personal. Me ha gustado mucho.
07/01/13 9:20 AM
  
Bruno
Conchi:

Me ha encantado el pequeño poema y la historia que hay detrás. Muchas gracias por compartirlo.
07/01/13 9:22 AM
  
CCCP
Gracias por el poema, Bruno. Lo he impreso, y quedará en mi mesa de trabajo.

07/01/13 9:53 AM
  
Yolanda
Javiergo:

ayer de madrugada vi los comentarios en tono desagradable que me dedicabas y no entendía nada.

Así que me fui a una de mis cuentas de correos, una que suelo mirar cada cierto tiempo, pero no a diario... y ya entendí todo.

No obstante, creo que te precipitas el juzgar a la gente. En vez de suponer que tengo varias cuentas, como casi todo el mundo, que en esta fechas entro menos en internet, etc. te has dedicado a llamarme desagrdecida y no sé cuántas cosas más. Es increíble.

Bueno, ayer estaba muy cansada. Hoy leeré ese largo correo que supongo que es, como dices, muy edficante. Aunque me va a resultar difícil leerlo con la mima simpatía que lo hubiera leído si, al ver que no respondo, me dejas aquí mismo un mensaje, como de hecho hiciste, diciendo: Yolanda, tal vez no has visto un correo que te he enviado.

Fíjate qué fácil.
07/01/13 1:41 PM
  
Javiergo
Disculpa, Yolanda. Aunque no soy 'adivino' bien es verdad que tampoco debería haber dado nada por supuesto. Aclarado el equívoco, te pido perdón públicamente y espero de todo corazón que sepas perdonarme. Estoy convencido sea como fuere que te edificará lo que te escribí. Un saludo
07/01/13 1:55 PM
  
Yolanda
No hace falta. Perdonado tú y perdonada yop por no ser tamòco "afdivina"

:D

Equívoco resuelto.
07/01/13 4:14 PM
  
RockyMarciano
Celebro que os guste mi versión española. Naturalmente, pensaba en mi madre cuando me peleaba con las rimas.

Gracias de nuevo por traer esta preciosa oración, Bruno.

Un abrazo a todos y ¡Feliz año nuevo!
07/01/13 5:16 PM
  
Yolanda
Pues a mí me habéis tenido peleando con las lágrimas todos estos días.
07/01/13 6:46 PM
  
Erika
Como caminaste en Galilea, mi Salvador lleno de amor, camina junto a él por mí. Han pasado los años y ha crecido. Ya no puedo seguirle, tiene que caminar solo. Sé Tú mis pies, que han tenido que detenerse, pues Tú puedes ser su amigo dondequiera que vaya. Sé Tú mi voz cuando el pecado quiera seducirle, para animarle a elegir lo que vale para siempre. Sé Tú mis manos, que querrían abrazar siempre las suyas, y todo, todo aquello a lo que una madre debe renunciar. Cuando era un niño, podía caminar con él para guiarle, pero ahora te ruego que permanezcas Tú a su lado. Y del mismo modo que tu Bendita Madre te acunó, mi dulce Salvador lleno de amor, guarda por mí a mi hijo.
26/09/13 1:22 AM
  
ROSA ELENA PULGARIN DE ROMAN
GRACIAS A MI AMIGUITA QUE LA COLOCÓ EN ESTA PAG. DE FACEBOOK, ME CAE COMO ANILLO AL DEDO, PUES HOY LA HE NECESITADO Y LA VOY A USAR CON PERMISO DE QUIEN LA ESCRIBIÓ PORQUE HOY, PARTEN DE ESTE PAÍS A TIERRAS MUY LEJANAS MI HIJO Y MI NIETO, A QUIENES QUIERO ENTRAÑABLEMENTE, PIDO A DIOS QUE LOS GUIE Y LOS PROTEJA POR SIEMPRE. GRACIAS NUEVAMENTE.
18/02/14 1:31 PM
  
mariceli
Preciosa esta oración de una madre por su hijo,ya mus hijos están creciendo y ya no puedo estar con ellos todo el tiempo cuando eran niños,con el permiso de quien la escribió la voy a utilizar,muchas gracias por poner esta bella oración en esta páginas...Saludos Maricelis
23/03/14 1:21 PM
  
adela angélica silva
Brunombendito el Señor que ha inspirado en ti,estas frases tan reales he llorado al leerlas porque llegan a lo profundo del corazón,amo a mis hijos con el elma pero en la csrrera alocada del tiempo no puedo alcanzarlos y estrecharlos en mi pecho como cuando pequeños siempre hay alguno que abandona,soy viuda y cuantas veces me hace falta un poco de tiempo de ellos,ofrezco mis lágrimas a Dios y los bendigo en su Santo Nombre . gracias
07/04/14 4:00 AM
  
adela angélica silva
Bruno,Dios te ha inspirado con su gracia.Tus palabras me han hecho llorar ,son tan acertadas,amo amis hijos con el alma,ya son grandes. la vida va de prisa,no puedo abrazarlos contra mi pecho cuantas veces pudiera,soy viuda y siento la necesidad de sus caricias, de que no me abandonen,siempre hay uno que se aleja y bueno...uno ya no puede disfrutarlos como cuando niños,tienen sus familias yo los bendigo en nombre de Dios y los amaré y bendeciré hasta mi final
07/04/14 4:09 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.