Rehabilitado civilmente el cardenal Mindszenty

Card. MindszentyMi amigo Germán Mazuelo escribía en febrero de este año:

En 2009, los obispos de trece países de Europa Central y del Este que anteriormente estuvieron tras el Telón de Acero consideraron que es muy importante recuperar la memoria de los mártires del comunismo, para que las nuevas generaciones conozcan la historia reciente: En los años de la persecución comunista y de falta de libertad para la iglesia se nos dieron mártires y profetas… con su sacrificio, unido a los sufrimientos de Cristo, han ofrecido un testimonio extraordinario, que con el paso del tiempo no pierde su elocuencia, sino que sigue irradiando luz e infundiendo esperanza.

No podía imaginarse que mes y medio más tarde el cardenal Mindszenty era completamente rehabilitado a efectos civiles, morales y políticos. El 29 de marzo de 2012, tras una ley del Parlamento y una resolución del Tribunal Supremo se cerraba la investigación de la fiscalía, promovida a instancias del cardenal húngaro Péter Erdõ. Un proceso jurídico que ha durado 23 años.

Queda ya lejos, pero muy presente, el József Mindszenty portada de la revista Time de febrero de 1949. Símbolo de la resistencia de un pueblo a los dos regímenes que más muertes han provocado en la historia de la humanidad: el nacionalsocialista y el socialista, a secas. Camino de imitación de cómo llevar la Cruz.

Fue un pastor a la altura de los tiempos, su nombre ha quedado unido al de otros obispos, gigantes de la fe y con una fortaleza fruto sin duda de estar muy pegados al Señor: Stepinac (1898-1960), Wyszynski (1901-1981), Beran (1888-1965), Tomáseck (1899-1992).

Sobrevivió al comunismo, al nazismo y de nuevo al socialismo en Hungría. El 26 de diciembre de 1948, volvió a ser detenido, arreciaba la persecución contra los cristianos y fueron a por la cabeza. Nada más llegar a la cárcel, le quitaron el traje talar, le desnudaron y le dieron un traje a rayas, mientras le decían entre risas: ¡Eh, perro, hemos estado esperando esto desde hace mucho tiempo! Se negó a firmar una declaración que le autoinculpaba, y los guardias le desnudaron y comenzaron a golpearle con porras hasta que perdió el conocimiento. Mientras le pegaban, el cardenal Mindszenty rezaba los salmos: ¡Señor, que me acosan, sal fiador por mí! Así pasó el primer día de cautiverio. Lo que siguió fue un largo período de siete años de acoso, humillaciones y falsos juicios, pero en sus Memorias, el cardenal Mindszenty define la cárcel como una escuela de oración: «En el interior de los hombres recluidos en las celdas alienta en lo más profundo la nostalgia de Dios» [1].

El 3 de febrero de 1949 comenzó el juicio contra Mindszenty, en cinco días fue condenado a la pena de muerte, luego conmutada por cadena perpetua. El gobierno socialista húngaro desoía el clamor internacional, resolución de Naciones Unidas incluida.

Liberado en la revolución húngara de 1956, asumió un papel protagonista en la lucha de su pueblo. Cuando los tanques soviéticos apagaron «los sueños de libertad», Mindszenty hubo de refugiarse en la embajada de los EE.UU. Allí estuvo 15 años. En 1971, Pablo VI negoció la salida del cardenal con el gobierno de Budapest. Abandonó el país por obediencia.

Desde el exilio de Viena daba aliento a sus compatriotas, oponiéndose con ahínco a la «Ostpolitik» del Vaticano. Durante toda su reclusión, llevó consigo una estampa que representaba a Cristo con la corona de espinas, y la siguiente leyenda: Devictus vincit (Vencido, vence). En sus Memorias, escribe: «Aún hoy esta imagen es mi constante compañera. La primera parte de la leyenda, ser vencido, se ha cumplido en mi vida; la esperanza de la victoria está en el futuro, en manos de Dios».

El proceso de beatificación está incoado. Y la intercesión por su pueblo, «a distancia», se nota, ya se ve que tenía práctica. Como dice el Cardenal Erdo:

Esta decisión tiene una gran importancia para la recuperación espiritual de Hungría.

Un ejemplo para nuestros pastores. Los tiempos no le van a la zaga.


Nota:

[1] Alfa y Omega, nº 655

25 comentarios

  
Norberto
Si "fueron a por la cabeza", es que molestaba y mucho; tal vez no contaban sus captores que este hombre era un cooperante de la gracia sobrenatural, sin conservantes ni colorantes, y claro su figura se agiganta con el paso del tiempo.

Tres hurras por Mindszenty.
23/04/12 4:49 PM
  
olivares
Lei hace años su autobiografía publicada por Ayuda a la Iglesia Necesitada. Me ha asombrado, hasta ahora, que su figura haya quedado olvidada. Me alegro que esté en proceso de beatificación, pues su vida fue martirial.
23/04/12 5:48 PM
  
Ostpolitik
Pablo VI, en vez de apoyar a Mindszenty, lo traicionó y abandonó.
23/04/12 8:59 PM
  
pacococo
Está bien que se haga justicia y la verdad resplandezca, pero hay que más lejos, hay que haceles justicia a todos los que desde el anonimato mantivieron la fe y sufrieron persecución.
23/04/12 10:33 PM
  
Alfonso Carles
Que interesante y admirable la vida de este Cardenal. La primera vez que oí de él fue en esta nota http://infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1112041227-martir-de-la-fe-y-de-la-diplo
23/04/12 10:36 PM
  
César Fuentes
Un ejemplo de fe y de buen pastor. Bendito sea mons. Mindszenty. Espero que desde donde Dios lo tenga nos ayude a todos.

23/04/12 10:57 PM
  
Santi
Creo que no deben temer nada, al menos en España, obispos y sacerdotes. Porque la firmeza del cardenal Mindszenty, si se da, es en casos aislados.
Mucha pose para la galeria en temas de moral familiar y demás, para mantener "clientela", y poca resistencia en otros temas, mirando para otro lado si es preciso, incluso si hay que dar la Comunión a un pecador público.

24/04/12 7:09 AM
  
Juanjo Romero
Norberto
Sí, a por la «cabeza», el corazón lo tenían en el Señor. Creo que merece la pena recuperar la memoria de estos pastores, no como héroes de la lucha por la libertad, más bien como santos (lo otro era consecuencia)

olivares, no conocía esa edición. Yo leí «Memorias» en Ed. Palabra, si mal no recuerdo.

Ostpolitik, tampoco fue así. Pero ese comentario que Vd ha hecho es oportuno para resaltar todavía más la virtud de la obediencia, ¿no le parece?
24/04/12 11:54 AM
  
Juanjo Romero
pacococo, como decía antes, intentaré buscar la ocasión para ir rescatándolos. Ganamos todos.

Alfonso, no recordaba ese enlace, resume muy bien la vida del Cardenal. Lo incluyo también en el texto. Muchas gracias.

César, sin duda lo hace. Creo que además es un ejemplo de martirio «sin muerte» (como la pesca), que nos puede hacer mucho bien en estos tiempos.

Santi, a veces también tenemos nosotros la culpa de no exigir y de no rezar por ellos.
24/04/12 12:01 PM
  
PEDRO
Me alegra mucho la rehabiltación del Cardenal Primado de Hungria. Con su ejemplo de fidelidad a la Iglesia.
La actuación de la Santa Sede fue de auténtica verguenza en el caso del Primado de Hungria. Jozsef, Cardenal Mindszenty abrazo la Cruz con la misma fe que Cristo. Como escribió otra Martir, esta del nazismo, judía, católica y carmelita, Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), asesinada en Aushwitz, el 9 de Agosto de 1.942, "Cuanto más oscuro se vuelve aquí todo para nosotros, tanto más tenemos que abrir el corazón a la luz que viene de arriba". Mindszenty siempre abrió su corazón a la luz que viene de arriba, los que estaban obligados a defenderlo, por egoistas intereses políticos, se quedaron en la oscuridad de aquí abajo.

24/04/12 12:19 PM
  
jana
mártires de los modernistas (infisionados de la IC) colaboracionista con el comunismo querrá decir usted....los mismos mentecomunista que estaban en la iglesia los martirizaron luego también los comunistas
por favor BASTA de eufemismos...
24/04/12 12:31 PM
  
jana
Se pasan de un extremo al otro, de dejarlo solo a beatificarlo. Seguro este cardenal tenía claro esto.

"CUANDO EL ERROR NO ES COMBATIDO,
TERMINA SIENDO ACEPTADO;
CUANDO LA VERDAD NO ES DEFENDIDA,
TERMINA SIENDO OPRIMIDA"
San Félix III, Papa
24/04/12 12:35 PM
  
susi
O somos de Dios o del mundo.
!Qué ejemplo de amor a Dios!
24/04/12 6:45 PM
  
Nova
Yo también he leído la autobiografía de este heroico Cardenal, publicada hace tiempo por Ayuda a la Iglesia Necesitada. Dios quiera que sea beatificado pronto este Mártir de la fe y de la obediencia (digo también de la obediencia, por el silencio que le impuso la Santa Sede, después de hacerle abandonar Hungría).
24/04/12 11:35 PM
  
Norberto
Hablar de "traición", en el caso de Pablo VI, es una exageración calumniosa y calumniante, me explicaré, si puedo:

a) La Ostpolitik de Casaroli, con la anuencia del Papa, por supuesto, tuvo muchas consecuencias que es necesario ver en el tiempo y no solo en la inmediatez.

b) El término Ostpolitik se aplicó a la política de Willy Brandt, canciller de Alemania en los años 1969-1974, hay cierta ucronía en el tratamiento del asunto respecto de la Santa Sede.

c)Esta política exterior, tan denostada, a veces con razón, la comienza Juan XXIII, que como sabemos conocía el Este europeo, su sucesor continúa por esa senda, asciendo a Casaroli.

d)Esta política, ¿no tuvo nada que ver con la liberación de Mindszenty, dirigiendo alocuciones radiadas en 1956?, ¿nada que ver en ser mantenido ¡15 años! como asilado político en la embajada de EEUU?, ¿tampoco tuvo nada que ver en la salida de Hungría?.

e) Si alguien echa en falta honores públicos, homenajes y condecoraciones a favor de Mindszenty, el solo tuvo la palma del martirio, ¿hace falta algo más?.
25/04/12 9:52 AM
  
Nova
Norberto, lo que pasó lo explicó el propio Cardenal en sus memorias. Él no quería dejar Hungría y lo hizo por obediencia y sin saber que, después, le impedirían hablar.

Eso lo contó él mismo y yo no creo que mintiera en absoluto. Pero el juicio a la Santa Sede y a Pablo VI en relación a este asunto yo lo dejo en manos de Dios.
26/04/12 1:10 AM
  
Norberto
Nova, no siempre se puede elegir entre un bien y un mal, a veces hay que elegir entre dos males y calibrar cuál es el menor no resulta fácil.

El heroísmo de Mindszenty, como casi siempre, no fue fácil de gestionar, la salida de Hungría por obediencia puso fin a 15 años de refugio, ¿eso era bueno o malo?.
26/04/12 11:32 AM
  
Gregory
El caso de Mindszenty conmovio al mundo en su momento incluso su caso fue llevado al cine en una pelicula llamada: El prisionero donde un Cardenal de un país en dictadura era interrogado y sometido a torturas psicológicas hasta hacerle confesar delitos que nunca cometio. Con Mindszenty se agrega lo que algunos denominan traición por parte del Vaticano al negar en la practica al Cardenal Mindszanty al aceptar las condiciones del regimen hungaro al momento de emprender negociaciones diplomaticas para el mejoramiento de las relaciones Iglesia Estado sin duda una maniobra polemica.
26/04/12 7:45 PM
  
tarja
Recuerdo con emoción a este Cardenal de Hungría. Lo admiraba mucho. Y la película sobre su encarcelamiento y juicio y condena por parte de los comunistas fuem una tremenda lección de fe y fortaleza para mí.
28/04/12 10:03 PM
  
Nova
Norberto, pues Pío XII y Juan Pablo II siempre tuvieron muy clarito las cosas y lo que había que elegir. Muy clarito.

El Cardenal Mindszenty nunca hubiera dejado Hungría de saber que no le iban a permitir hablar, estoy convencida. Porque lo que él quería era estar cerca del sufriente pueblo húngaro.
30/04/12 11:59 PM
  
José Luis Aceves
Creo que la reabilitacion civil de este santo Cardenal, fue necesaria porque en un momento determinado, lo obligaron a firmar un papel declarándose culpable de delitos contra el estado y la sociedad.
Viendo que ya era imposible sostener el tren de torturas, y queriendo permanecer vivo para mantener la fidelidad de su pueblo, firmo el documento, pero puso dos iniciales al final de su firma: C F que en latín es
coactus fecit: Esto lo firme bajo coacción. Por lo tanto, no es verdadero lo que me hacen firmar.

Los comunistas quizá pensaron que ponía iniciales como los religiosos en su firma: OP Orden de Predicadores, etc. y no dieron importancia a esa dos letras......

Debe ser interesante el proceso de reabilitación, porque probablemente haya más documentos con ese tipo de iniciales.

El Cardenal tenía que permanecer vivo para transmitir fortaleza y fidelidad a la fe, llenando de esperanza a su pueblo con su ejemplo, y poniendo por encima de su bienestar el amor de Dios
04/05/12 7:10 PM
  
Eduardo A. Capriotti
Los tanques rusos avanzaban y en las bocacalles los hungaros se les tiraban encima con las bombas molotov.
!HUNGRIA LIBRE! !HUNGRIA LIBRE! bravaban en 1956 las radios de onda corta, pidiendo la intervencion de EEUU y fundamentalmente el reconocimiento como pais libre de parte de Occidente. Nada de eso sucedio y el Primado de Hungria, refugiado 15 años en la embajada de EEUU, no las paso nada mejor de como estaba antes. No me apresuro juzgar las circunstancias de Pablo VI, pues no toda la historia esta a la luz como para emitir un juicio de valor de la problematica de lo que era tras la cortina de hierro. De esos años como chico, llevo en mi rubrica un detalle del Cardenal Mindszenty, a quien siempre admire su constancia y compromiso. Claro que espero que sea beatificado y como estandarte de fe, no solo para el pueblo hungaro.
15/09/13 11:28 PM
  
jose
En mi corazón Mindzenty ya es Santo, no hace falta que la falsa iglesia lo canonice, ya que por "falsa" no tiene valor para Dios.
19/10/14 1:01 PM
  
Raquel, Catequista desde hace más de 70 años...
DESDE los años 1963-4 en que leíamos lo sucedido al Cardenal Mindszenty, y otros tras la cortina de hierro, que han sido canonizados... yo creo SANTO MÁRTIR al Cardenal Mindszenty, . Ahora, leyendo la soledad en que lo dejó el Cardenal Montini - Paulo VI- cuando regresó al Vaticano y la ley de SILENCIO que le impuso al iniciar la segunda parte del Concilio Vat II , le creo al Sacerdote Luigi Villa quien lo abordó en su celda de condena en el Vaticano.
Cosas que Dios permite... Adoro la Divina Voluntad! Santo!!! que sea proclamado! Y creo que los tiempos postconciliares dan la razón de tanta "zarandeada" de la barca de Pedro... Tuvimos un papa masón, es bueno que ya los seminaristas lo sepan para que no se afanen... cuando sean abordados por jóvenes como ellos que saben de información ya a la vista... con un clic.
14/06/16 11:26 PM
  
Rogelio
Una persona tan valiosa no necesita certificación oficial para demostrar su aporte.
Ojalá hoy existieran muchos Mindszenty para que mejorara la convivencia humana.
28/01/17 9:07 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.