30.11.16

Conferencia episcopal japonesa: humor amarillo

Desgraciadamente, los católicos en Japón son la nada, en torno a quinientos mil, que no llegan ni siquiera al 0,5 % de la población. Dieciséis diócesis y supongo que una veintena de obispos, entre residenciales y eméritos. La situación de la Iglesia católica nada floreciente. Incluso disminuyendo el número de fieles. Pues trabajo tienen los obispos.

Tienen, o deberían tener. Porque me da que sus excelencias reverendísimas están bien ociosos, bien despistados, desganados o con ganas de titular. Eso sí, humor, a raudales.

Acaba de publicar la conferencia episcopal japonesa un mensaje dirigido, nada menos, que “a todos los pueblos del mundo, habitantes de la casa común de nuestro planeta”. Una revolución mundial comenzando por Estados Unidos y Rusia, que ha provocado una conferencia por teléfono directo entre Putin y Trump que han quedado impresionados. Creo que en Krakatoa no salen de su asombro y en la selva amazónica han parado hasta las más humildes barcas de pesca para escuchar tan solemne proclama.  

Leer más... »

29.11.16

Pío Vito Pinto: no me amenaces, no me amenaces...

Amenaza. A eso ha sonado lo que ayer mismo monseñor Pío Vito Pinto, Decano de la Rota Romana, máxima autoridad de la Iglesia católica en procesos de nulidad, afirmó en su conferencia en la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid. De manera enérgica y empleando un tono fuerte, ha dicho que los cuatro cardenales que han escrito al Papa Francisco, pidiendo que aclare algunas dudas sobre su exhortación apostólica Amoris Laetitia, han incurrido en un grave escándalo al hacer pública esta carta a través de los medios de comunicación. Nos lo cuenta Religión Confidencial.

Tela. Y no acaba ahí la cosa. Porque se desató hasta llegar a decir que el papa podría incluso despojarles del cardenalato, aunque no piensa hacerlo. Pero lo ha dicho. Aviso para navegantes. Ojo, que aquí el que se mueve no sale en la foto (Alfonso Guerra dixit).

Leer más... »

28.11.16

Crónica de la primera misa ad orientem en la parroquia

El día en que anuncié que comenzábamos una misa semanal ad orientem en la parroquia, no faltaron comentaristas que me pidieron que hiciera el favor de contar cómo había ido. Pues encantadísimo de hacerles llegar noticias del evento.

A mi modo de ver hubo una asistencia más que notable de fieles. Tengamos en cuenta que se trataba de la primera misa del domingo, la de las 9:30 h., a la que suelen asistir entre treinta y cuarenta personas. Ayer no exagero si digo que andaríamos rondando los cien asistentes, si no más. Es decir, que había expectación y ganas. En las fotos se ven huecos. Normal. Sentados caben en la iglesia más de trescientos fieles.

Al acabar la celebración, fueron numerosos los fieles que se acercaron a dar las gracias por la celebración y a dar rienda suelta a sus emociones. Al menos los que se acercaron a dar su parecer, muy contentos con la experiencia, sin más pega que la hora, que las 9:30 de un domingo para mucha gente resulta temprano.

Leer más... »

26.11.16

Estoy bien. No se preocupen

Agradezco a mis lectores la preocupación por la salud física, moral y eclesial de un servidor. Además de todos aquellos que tienen a bien pasar por este blog, que son unos cuantos miles cada día, los comentaristas, decenas y decenas, luego están los que se dirigen de manera más personal a uno a través de mensajes privados en Facebook o directamente vía mail o incluso teléfono.

Bien, pues de todos estos, no pocos muestran preocupación por un servidor de manera ordinaria, y unos cuantos especialmente desde este pasado miércoles cuando hice saber en el blog que este domingo comenzamos a celebrar una misa dominical “ad orientem”. Preocupación que se resume en un “Jorge ten cuidado, sé prudente a ver si te van a decir algo”. Debe ser porque servidor tiene la mala costumbre de soltar lo que piensa de las cosas y de hacerlo con claridad para que no haya dudas y en un blog con nombre y apellidos.

Leer más... »

25.11.16

El día en que don Senén quiso ingresar como novicia en las expeditinas

Tan tranquila estaba sor Visitación de la Santísima Trinidad junto al torno, repasando unos purificadores mientras rezaba sus consabidos padrenuestros por las ánimas del purgatorio e incluso daba una cabezadita de cuando en cuando. Invierno, braserito a la antigua, silencio… y hasta el gato ronroneando.

Se sobresaltó con el sonido de la campanilla y sobre todo con un vozarrón entre estibador de puerto y camionero curtido que soltó un educado “Ave María Purísima”. Soy Senén García de la Pompadour.  

-          Sin pecado concebida, hermano… ¿qué desea?

-          No soy hermano, sino hermana.

-          Perdón, me debí confundir por la voz, respondió mientras abría la celosía aneja para descubrir un tiarrón de dos por dos, provisto además de muy poblada barba. ¿En qué puedo servirle? Tenemos unas yemas exquisitas de san Expedito y los mantecados de san Anselmo.

Leer más... »