InfoCatólica / De profesión, cura / Categoría: Señora Rafaela

18.07.17

Vivir de la prudencia de los demás

Me decía Rafaela que hay gente que vive haciendo lo que le da la gana gracias a la educación y la prudencia de los demás. Por eso me llaman deslenguada, me decía, por no callarme como el resto, que encima nos toman por tontos.

Me contaba en una ocasión que unos vecinos suyos empezaron a marchar de dinero estupendamente. Todos sabían la razón: alquilaban habitaciones de un piso en Madrid para que pasaran el rato las pilinguis con los clientes. Todos lo sabían. Todos callaban.

Menos Rafaela. Salían de misa mayor un día de fiesta. ¡Cuánto tiempo! ¿Qué tal os va? Nos va bien. No me extraña, ya se sabe que eso de las zorras deja mucho dinero.  

Leer más... »

5.06.17

Rafaela: para semáforos anti discriminación, los de tiempos de Franco

Es lo que tiene Rafaela, que lo mismo desaparece una temporada, que toma el teléfono y no da tregua. Me dice que acaba de ver en internet, que nunca se imaginó ella lo entretenido que podría llegar a ser un ordenador, que en Madrid, con motivo del día ese de los gays -ella lo dice de otra manera-, van a renovar algunos semáforos para que sean más políticamente correctos. En lugar del muñequito -siempre varón- los va a haber con muñequitos hombres y muñequitos mujeres, que van a ir de la mano entre ellos. En la imagen lo pueden ver.

Rafaela, que es más moderna de lo que parece, y años hace que las tareas de casa las tiene repartidas perfectamente con su marido, está indignada. Lo explica a las mil maravillas. Hay que jorobarse -dice- años llevan explicándonos eso de los estereotipos o como se diga, lo de los juguetes sexistas, lo de no hacer diferencia con la ropa, eso de las etiquetas, y ahora nos vienen los modernos esos del ayuntamiento con los semáforos esos de las narices (su marido lo expresaría de forma más ruda y rotunda). 

Leer más... »

2.06.17

Rafaela: que lo busquen en internet

Rafaela está estupendamente, lúcida, alegre, vital y peleona como siempre. Nos llamamos alguna vez, comentamos cosas, pero sabe que yo ando con mucho lío y ella tampoco quiere quemarse la sangre.

Desde hace dos meses me cuenta que está fuera don Jesús, su párroco. Problemillas de salud y un curso de “no sé muy bien qué”, pero el caso es que no volverá al pueblo hasta después del verano. Atiende la parroquia el P. Efrén, que va lo que puede y que los habla mucho de los pobres y de acoger a los emigrantes y esas cosas, que dice Rafaela que ella no conoce un solo caso de un morito de los que hay en el pueblo que haya tenido problemas. Al revés, siempre se los ha ayudado.

Leer más... »

4.11.16

Rafaela pide la palabra

Tiene la sana costumbre nuestra amiga Rafaela de leerse las lecturas del domingo con días de anticipación, y así cuando va a misa ya sabe de qué va la cosa. Pues bien, me dice, me cuenta que lleva toda la semana rumiando unas palabras de la primera lectura de este próximo domingo: “Estamos dispuestos a morir antes que quebrantar la ley de nuestros padres”.

Explícate…

Me explico.

No he tenido oportunidad en mi vida apenas de estudiar y de formarme como me hubiera gustado, pero en las cosas de la fe puedo decir que tuve una excelente maestra y unos sacerdotes que me supieron explicar el catecismo sin que hubiera duda alguna.

Leer más... »

20.10.16

El DOMUND de Rafaela

Rafaela es tenaz como una mula de las que había antes por su pueblo. Semana a semana asiste impertérrita a las reuniones de mujeres que celebra don Jesús. A estas alturas ni don Jesús comprendería una reunión sin tener frente a sí a la tan siempre peleona como cariñosa en el fondo de Rafaela, ni Rafaela podría faltar a la cita con su párroco. Ya saben eso de que “amores reñidos son los más queridos”, que se dice en su pueblo.

Rafaela ya casi ni me llama. Alguna vez para felicitarme por el santo o preguntar por la familia. Yo, que soy un desastre para las relaciones sociales, cuando buenamente me acuerdo, que siempre es menos de lo que debiera.

Pero anoche sí que hubo llamada y de esas que yo sabía con enjundia. Y claro que la hubo, porque están preparando el DOMUND de siempre y don Jesús quiso reunirse con ellas para hablar de las misiones.

Leer más... »