Cuando toca celebrar sin pueblo

Todo depende de cómo entendamos la misa. La verdad es que lo que más se nos ha transmitido en los últimos años ha sido la idea de misa como celebración de la comunidad, cena de hermanos. Así comprendida, el sacerdote es oficiante de una ceremonia esencialmente para otros. Se dice misa porque hay gente que la pide, porque hay un horario establecido, porque se da una circunstancia que así lo requiere.

Comprendida así, no tendría demasiado sentido celebrar si no hay una comunidad. La idea del sacerdote celebrando en soledad parece anacrónica y fuera de todo lugar. Para algunas personas es incluso un escándalo: ¿tiene sentido celebrar el sacerdote solo?

Convendría mirar la eucaristía desde otro punto de vista. La eucaristía es sacrificio actualizado del calvario, es fuente y culmen de la liturgia, fuente y culmen de la vida cristiana. Para el sacerdote, de una manera especial, es clave en su espiritualidad y fuente de vida sacerdotal.

Con pueblo, sin pueblo, no deja de ser cuestión menor. Eucaristía en la parroquia, cada día si se puede, o cuanto más se pueda, porque eso significa que en esa comunidad se celebra constantemente el sacrificio de Cristo, se pide por la parroquia, por sus intenciones, y el calvario se reproduce sin descanso por la salvación de las almas.

Eucaristía cada día el sacerdote, que sabe que en ese misterio sacramental Cristo se entrega especialmente por él, por todos, y en ese misterio bebe la gracia y la vida. Haya gente, o no haya gente, la gracia de Cristo se derrama en el sacramento.

Nos puede pasar a los sacerdotes acudir a una de nuestras mínimas parroquias, tocar las campanas, preparar el altar, revestirnos… y estar solos. Gran equivocación. No estamos solos. Estamos unidos a Cristo de forma intensa, en ese momento en que solos los dos entablamos un hondo diálogo de fe y comunión con el Misterio. No estamos solos porque en esa celebración todo el mundo se incorpora místicamente, porque en ella toda la parroquia recibe los frutos del sacrificio desde ese tesoro de solidaridad que es la comunión de los santos.  

Celebrar la eucaristía sin pueblo no es perder el tiempo. Desde la mentalidad pragmática y de cuenta de resultados, nos puede parecer que celebrar en soledad es una pérdida de tiempo. Podemos caer en la trampa de que mejor estamos en el bar visitando a la gente, saludando por la calle o en la plaza con los niños. También hay que hacerlo. Pero el testimonio del sacerdote que acude a su pequeña población, abre la iglesia y toca las campanas, y en su aparente soledad celebra la eucaristía en la profunda comunión con su Señor, los dos solos, rezando por la parroquia, es signo y es fuente de gracia y vida para la comunidad. Otra cosa, por cierto, que valoramos poco, la oración, y que es la clave para hacer cristianos.

Quizá algún día aparezca alguien por la iglesia para la misa. Quizá dos. Qué importa. Nadie, uno, dos, doscientos. La misma misa. Fuente de gracia. Culminación de la vida cristiana. La misa de la parroquia, la que nos hace santos. 

54 comentarios

  
Ramvel
Fuente de gracia. Es la realidad sobrenatural que nuestros sentidos corporales no pueden percibir. Sin embargo en cada misa, sin pueblo o con él, desbordan ríos de agua viva, torrentes de gracia que no solo alcanza a los presentes en la celebración.
Los ángeles y los santos están allí y se realiza de manera admirable la comunión de lo santos.
¡Adelante con las misas sin pueblo!
El Señor no mira la cantidad, eso lo sabemos bien.
¡Gloria a Dios por cada misa celebrada con o sin pueblo!
14/11/17 8:14 PM
  
María López
Padre la misa es ante todo rememoración del Sacrificio de Cristo en aras a nuestra Salvación, Comunión con el Cuerpo de Cristo, haya o no pueblo, el Sacrificio es el mismo y tiene el mismo valor, Él se sigue ofreciendo por su mano cada día en el Altar por la Salvación de cada uno de nosotros, cuando no haya nadie con usted, piense en todos los que le acompañamos espiritualmente y que le seguimos a través de las Redes, háganos presentes en su ofrenda y encomiéndenos ante el Señor, no dude que aunque sólo sea con el deseo más de uno le acompaña.
14/11/17 8:29 PM
  
Luis Enrique
Pensaba que al menos una persona debía de asistir para que se pudiera conmemorar el sacrificio incruento de Cristo.

"Dónde haya dos personas ahí estoy yo"; aunque en la Iglesia (Templo-edificio) siempre está presente Cristo en el Sagrario.

14/11/17 8:39 PM
  
Carlota
Hombre, cuando en la misa el sacerdote hace las veces de coach hablando de superar metas, pensar en positivo y confiar en uno mismo, pues el número de feligreses sí que importa, ¿o no?

No nos engañemos, cuando la misa se convierte en un paripé, aunque haya consagración y sea igual de válida que cualquiera, la gente se cansa y deja de acudir.
14/11/17 8:52 PM
  
Grego Bagon
Solo me queda decir ¡Amén!
14/11/17 9:09 PM
  
Alma
Gran verdad. Me recuerda una oración en que se recuerda que al mirar el crucifijo del altar se ve a Jesús, pero ahí no está, y cuando se mira a la Hostia consagrada, no se le ve, pero ahí si estáEl. Nuestros ojos y demás sentidos nos engañan, por que muchos hemos perdido el sentido sobrenatural de la Misa.Gracias pater.
14/11/17 9:20 PM
  
maru
Muy bien dicho D. Jorge. Efectivamente no está solo sino en la mejor compañia y la eucaristia es el culmen de la vida cristiana. Por lo tanto, vd siga celebrando misa, actualización y conmemoración del sacrificio de Cristo. DIOS LO BENDIGA!!!
14/11/17 9:29 PM
  
Jj
Ya nos contarás a ver qué pasa
14/11/17 9:38 PM
  
Haddock.
Qué hermoso post, D. Jorge.
La Eucarístia más inolvidable de mi vida fue en un altar lateral de la catedral de Sevilla en el que estábamos una mujer con una bolsa de hortalizas, el celebrante, mi mujer y yo. Se conoce que a Dios le importa poco la búsqueda de votos o el éxito social y mediático. Que a Él lo que le gusta es tratar con nosotros personalmente en nuestra soledad de pantuflas. Cuando un cura celebra con devoción los Sagrados Misterios estando solo o pobremente acompañado, estoy seguro de que el Señor sonríe con ternura.
Por cierto: Después de esa misa sevillana y contra los pronósticos de los "sabios" que negaban la posibilidad, nuestra familia pasó de manera natural (o quizás sobrenatural) de dos a tres miembros.
¡Qué guapa eres, Macarena!

14/11/17 9:39 PM
  
Philosophia Naturalis
Siga dando gloria a Dios con las misas diarias, don Jorge. Santifican a sus feligreses, aunque no vayan.

He hecho el ejercicio de mirar las webs de los ayuntamientos de Braojos, La Serna y Gascones y compruebo que sólo la primera se hace eco de la noticia de su toma de posesión, en una ventana que tiene con actualizaciones de Facebook:
facebook.com/DeLaSierraBraojos/posts/1796258720672180

También anuncian visitas guiadas y gratuitas a la Iglesia de San Vicente Mártir, para viernes, sábados y domingos de 12:00 a 12:45. Reservar plazas:
braojos.org/turismo

Lo que no veo aún es el horario de misas diarias de las tres parroquias en misas.org

Son muy rápidos y tardan un día o dos en actualizar los datos desde que se les comunican los cambios. Nunca se sabe, quizá tenga Ud. la sopresa de que alguien de Madrid se acerca a participar en sus misas.

Que Dios lo bendiga.
14/11/17 9:39 PM
  
Palas Atenea
D. Jorge, tiene usted la fe y la razón, que diría Benedicto XVI. Su misa solitaria es para todos bendición multitudinaria.
14/11/17 9:59 PM
  
Auspiciado
Canten:
“La misa es una fiesta muy alegre
La misa es una fiesta con Jésus
La misa es una fiesta que nos une
La misa es una Fiesta con Jésus

Cada Domingo Celebramos
que nuestro amigo nos salvo
que por amarnos dio su vida
y resucito...(2 veces)

Con su palabra nos enseña
nos alimenta con su pan
nos compromete a ser amigos
y a caminar...(2 veces)”
14/11/17 10:00 PM
  
Chus
Yo siempre he pensado lo mismo, que el número de personas no importa para celebrar Misa. Por eso me da pena que en los pueblos no haya Musas diarias y en muchos tampoco todos los domingos. Hace bien Padre en celebrar a diario, cuando lis habitantes de sus pueblos lo sepan, poco a poco irán yendo a acompañarle. Bendiciones!
14/11/17 10:02 PM
  
josep
a veces hay que celebrar sin pueblo; la eficacia del santo sacrificio es la misma.
14/11/17 10:09 PM
  
Gonzalo Mazarrasa
Yo llevo tres meses y medio destinado en el Valle de Ibias, en el suroccidente asturiano, y tengo seis parroquias y treinta y cinco aldeas, muchas deshabitadas. Pasados los difuntos y llegados los fríos, no creo que lleguen a doscientos los habitantes de otros tantos km2 y, salvo entierros y funerales, muy poca gente acude, pues son mayores y están dispersos, bastante hacen con sobrevivir. Pero no me desanimo, a pesar de que a diario celebro solo, y los domingos, casi. El Evangelio de mi toma de posesión en septiembre me advertía ya de lo que me esperaba pero a la vez me inmunizaba contra el desaliento: "donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy Yo en medio de ellos". No voy a dejar de celebrar porque no venga nadie. Cuántos perseguidos han celebrado misas memorables en la soledad de sus celdas. Además, cada misa se ofrece por muchos, vivos y difuntos, aunque no estén presentes. Los párrocos celebramos por el pueblo encomendado los días de precepto, aunque no acudan. Así que sigamos adelante, que el que siempre acude obediente a mis palabras es El, y si está El, lo demás importa menos.
14/11/17 10:32 PM
  
Simpson
A lo mejor sí hay gente, virtualmente, aunque no se vean. Yo recuerdo unos días que estuve en cama y las campanas me servían para "colarme" en la misa desde lejos.
Eso sin contar a los ángeles que también andarán por ahí...
14/11/17 10:42 PM
  
Albert L
Post bello y verdadero.
14/11/17 11:11 PM
  
doiraje
Hago mías las palabras de Philosophia... Excelente teología la que expone en su post.

Persevere, D. Jorge, con fe, con esperanza y con caridad. No puede estar haciéndolo mejor, no puede comenzar mejor. En la vida ha estado más acompañado o menos solo que en esas misas a las que no acude nadie: la presencia del Señor y de todas las almas benditas en ellas es abrumadora. Y, por otro lado, en espíritu muchos le acompañamos con nuestras oraciones.

Tarde o temprano sus feligreses irán acudiendo, quizá de uno en uno. Da igual. Aquí el reto no es abrir una capilla de Adoración Eucarística Perpetua, sino que sepan que el templo de su pueblo es la casa de todos, abierta a todos, que acoge a todos (quizá algo a lo que no estén acostumbrados).

Un abrazo en el Señor.
14/11/17 11:17 PM
  
Jesus Pereira
Luis Enrique:
En la Misa, además del sacerdote y del Supremo Sacerdote siempre está la corte celestial. ¿Te parece poco? Y más, también la Iglesia peregrina y militante (que mal enseñada ya no sabe que cada Santa Misa es celebrada en comunión con toda la Iglesia).

Por eso me dolió una ocasión (Copa del Mundo de fútbol), cuando el cura anunció la suspensión de la Misa suave la semana, porque, a causa de los juegos, sólo comparecían una o dos personas.
14/11/17 11:24 PM
  
Cualquiera
Este es un buen blog. Así es. Un cura de la cabeza a los pies, con vocación y oficio. De esos que te hacen preguntarte cosas. Que quieres saber más de eso que parece que lo tiene enganchado.

Aquí hay sal y luz.


14/11/17 11:26 PM
  
Residente en Fátima
Don Jorge muchas gracias. Dios es Dios y no necesita mariachis ni aplausos. Y efectivamente la oración hace cristianos. Dichosa soledad que, eso si, requiere mucho abandono en el Señor. Felicidad plena que siempre desconcierta. Pero sólo Dios basta
14/11/17 11:56 PM
  
Mismamente.
Lo mejor para un día de trabajos y carreras...
Al caer la tarde, y cansado de su labor, ha podido recogerse, y celebrar a lo grande. Sin que nadie meta prisa...
Seamos justos, ¡No habrá dejado a su ángel custodio en la sacristía!.
No estaba solo.
Es un privilegio poder asistir a la liturgia.
Y es una bendición que la liturgia se celebre en ese pueblo.
Y mañana, más.

15/11/17 12:53 AM
  
Mª Virginia
¡¡¡Dios lo siga bendiciendo, padre!! Y por intercesión de S.Manuel González, le multiplique el fruto de su celo pastoral a la luz de Cristo Sacramentado.
15/11/17 2:50 AM
  
Don Sergio
Creo que los más hermosos momentos eucarísticos los he pasado celebrando ad orientem y en profunda soledad, cara a cara con el Señor... es una fuente inagotable de Gracia para el propio sacerdote y para el Pueblo de Dios, aún estando ausente.
15/11/17 3:18 AM
  
Jesus
Son encomiables estas palabras, pero supongo que esa misa en soledad al margen de todo lo sobrenatural que se quiera que ya han abordado otros lectores, lo que está tambien destacando es que sean por las circunstancias que sean, el pueblo no encuentra esa mistica en la misa y no va porque no es sabedor o no se cree lo sobrenatural del misterio en su totalidad, o que directamente pasa.

El pastor puede oficiar solo o no, y suceder todo magníficamente que se pueda producir, pero lo que ha de pensar es porque no tiene ovejas, y las ovejas no le tienen como pastor.

Preocupante.

Igual algo tiene que ver, recién vuelto de Teruel, de como el obispo (ese señor que siempre le da por vivir en Palacios arzobispales), tenia (¿ Tiene?), una celosia desde sus aposentos, para oir la misa de otro oficiante de lejos, sin bajar hacia la zona del altar.

Vamos que mucha cosa sobrenatural , pero si estoy perezoso lo veo de lejos....y eso.


Sobre la actitud del pueblo, durante la misa y ya no digamos en el momento de la comunion, no entro, cada cual saber como ora....pero para convencer a no cristianos, me da a la nariz que mucha grey no convence mucho.

Sea como fuere, si todo es por bien de Jesucristo nuestro Señor, pues fantástico.

15/11/17 8:27 AM
  
maru
Para D. Gonzalo Marrasa
Siga adelante, Padre. Todo mi ánimo y oración.
15/11/17 9:55 AM
  
mauricio
Desde el CVII, y quizá no por él, aunque si desde él, la misa, su celebración, ha perdido gran parte del sentido.

El cura puede estar oficiando la muerte y resurrección de Nuestro Señor, pero el pueblo, oh el pueblo ¿ qué es lo que está celebrando ? ¿ Una celebración-ágape donde el Señor nos invita a su mesa, la mesa de la última cena ?

Cuando asistes a la misa tradicional te das cuenta de la escabechina que hicieron en el CVII con el novo ordo, donde se pierde mucho del sentido de renovación incruenta del sacrificio de Cristo.

Así es como laicos o algunos curas se extrañan de que la Santa Misa pueda ser dicha por el sacerdote solo. ¡ Qué locura ! Dirán.

En fin.
15/11/17 9:57 AM
  
Roberto
Conozco a un sacerdote que pastorea algunos pueblos y en dos de ellos (pueblos pequeños) la gente le dijo abiertamente que no viniera a celebrar Misa entre semana porque no iba a ir nadie, solamente los Domingos.
Ahora solo va los Domingos.
15/11/17 10:53 AM
  
Mateo el publicano
El estar sólo en la Eucaristía, es para pensar que hemos hecho mal y pedirle a Dios que no mire nuestros pecados y que tenga piedad de su pueblo.
15/11/17 11:04 AM
  
Roblete
Lo más hermoso que ha escrito usted nunca, don Jorge. A mi me gusta imaginar que durante la consagración los ángeles y los santos se arrodillan también, aunque yo no pueda verlos.
15/11/17 11:49 AM
  
SR.
Perfecta ocasión para celebrar ad orienten. De todas maneras, ¿por qué no va nadie? ¿No hay gente desocupada que quiera rezar en la Misa? ¿Los horarios los ha puesto usted porque si o lo ha consultado?
15/11/17 12:00 PM
  
Luismi
Me parece que el haber abandonado su parroquia en Madrid donde estaba tan agusto e integrado para irse a unos pueblos donde Cristo dio las tres voces ha sido un error, vamos que a hecho un pan como unas tortas

- - - - -
Jorge:
Estoy feliz.
15/11/17 2:12 PM
  
Fernanda
El señor blogero es muy perspicaz con La foto que ha puesto. Es el santuario del Cebreiro, camino De Santiago. Donde Dios obró el milagro eucarístico que representa el escudo de Galicia. Precisamente porque un sacerdote con poca fe renegaba de celebrar la misa a la que asistía un solo compesino en medio de un temporal de nieve.
15/11/17 2:27 PM
  
Enrique
Don Jorge, hace poco la Santa Sede publicó un documento sobre este tema :

vidasacerdotal.org/index.php/otros-documentos/congr-para-el-clero/516-la-celebracion-diaria-de-la-santa-misa-incluso-sin-la-presencia-de-fieles.html
15/11/17 2:36 PM
  
Andrés
Gracias, muchas gracias, por su testimonio y ejemplo
15/11/17 2:55 PM
  
mauricio
Luismi,

"agusto e integrado para irse a unos pueblos donde Cristo dio las tres voces ha sido un error, vamos que a hecho un pan como unas tortas"

Error ha sido el de vd., al escribir, porque aparte de mal gusto en el decir, tiene errores de bulto "agusto" y "a hecho". Vd. sí que ha hecho un pan como unas tortas. Vamos, que se ha lucido !
15/11/17 4:26 PM
  
Fernando Ocampo
La Misa cada día...es un regalo de Dios.
15/11/17 4:34 PM
  
Eunice
Nunca celebrará solo la Misa. Yo acostumbro a rezar cada día una fórmula que me enseñaron de pequeño: "me uno espiritualmente a todas las Misas que se celebran en el mundo etc". y no soy yo solo conozco algunas personas que actuan con esta intención. En cualquier caso convendría que llegase este su escrito a muchos sacerdotes que parece han olvidado los fines de las Misa..
15/11/17 5:33 PM
  
claudio
Estimado Padre. Cómo anda la estufa, el olor a leña es impagable. Solamente el que acepta la enorme, ilimitada, generosidad de Cristo se acerca a comprender la Misa, cuando la Cena se terminó Cristo avisó que se quedaría y lo que había que hacer para obtenerlo, no se lo dejó ni a los Arcángeles, Angeles, Tronos y Dominaciones, se lo a los humanos por medio del Sacerdocio ordenado. No existe Presbítero sin Misa, no tendría sentido su existencia, está para eso. Por eso no puede prescindir de la Misa, la limitación canónica de la cantidad de Misas diarias es de máxima no de mínima (ya se se originó para evitar el estipendio múltiple) pero siempre se refiere al número de Misas diarias y no a la cantidad de personas. Justamente eso es lo que diferencia a la Misa de las "presentaciones artísticas", si hay pocas entradas vendidas no se hace la función, Acá en este Club se enseña que debe haber "función" todos los días y que no se suspende por carencia de participantes. Siempre recuerdo aquél párroco de pueblo chico que contaba que una vez en el Seminario tenían un Obispo que los perseguía con cosas vanas, una vez que se le había ocurrido que tenían que estar en el Templo todo el Viernes Santo las 24 horas sin comer ni dormir hubo una rebelión no fueron y pusieron un cartel en la Puerta que decía Cerrado por Muerte del Jefe.
15/11/17 6:13 PM
  
Anacoreta
Qué post más excelente. Me recuerda al santo cura de Ars, él celebraba muchas veces solo y mire el gran bien espiritual que hizo. Usted bien sabe que nunca se está solo celebrando la Misa, aunque físicamente así parezca, la corte celestial está ahí junto a usted y por la Comunión de los Santos, nosotros, cada uno desde un lugar distante y cercano del planeta le estamos acompañándo; no olvide que nosotros hacemos parroquia con usted. Así entramos en la contemplación de los Misterios de Dios, desde la soledad desnuda, a solas con Dios. ¡Solo Dios! que diría el monje trapense san Rafael Arnaiz. Un abrazo y mi oración desde donde le acompaño.
15/11/17 7:30 PM
  
Mamen Pinedo Noriega
Ánimo y oraciones para los Sacerdotes destinados en pueblos de montaña!!!
Les apoyamos y pueden contar con nosotros para lo que necesiten.

A D. Jorge no le conozco personalmente pero visité su parroquia de Tres Olivos y le sigo desde hace tiempo en su blog y me siento totalmente identificada con sus artículos y comentarios. Le deseo todo lo mejor en su nueva andadura. Cualquier lunes iré a Misa al pueblo donde célebre!!!!
Y a Gonzalo si le conozco pero hace mucho que no le veo, mucho ánimo, estás en un sitio duro pero maravilloso!!!
15/11/17 7:50 PM
  
JM
En consonancia con Haddok, escribo:

"La Eucarístia más inolvidable de mi vida fue..." en una tarde de invierno, en un monasterio perdido en la cordillera... El monje, celebrando cara a Dios, susurrando las oraciones de la ofrenda santa; yo, arrodillado a su lado, asistiéndole; y un fiel, más atrás, contemplando la divina Presencia en el altar.
Y estábamos rodeados de ángeles y de la gloria de Dios; todos en silenciosa contemplación.
15/11/17 7:53 PM
  
Pelusina
Su comentario me ha recordado al cura de Ars. Nunca està solo. Toda la corte celestial asiste a su Misa.
Yo, aunque poca cosa, desde hoy me uno a su Misa.
Feliz estancia en la sierra.
15/11/17 9:37 PM
  
Alejandro Galván
Si alguien dudara si la Santa MIsa "vale" o "se puede celebrar" solo, que se interese por la experiencia del Benerable Card. Van Thuan

https://www.aciprensa.com/noticias/el-cardenal-vietnamita-van-thuan-mas-cerca-de-los-altares-51645

Y, P. Jorge, me creo píamente que su situación no es la misma, pero no me diga que no parece clavada a "Il ritorno di D. Camillo" (la del libro, que no es la misma que la de la película). Claro que D. Camilo no tenía a Socio, eso sí....
15/11/17 9:58 PM
  
Alejandro Galván
Bale, Bale, acabo de escribir "Benerable", alguien me ha camviado la tecla B con la V en el teclado (no cuela, verdad?)
15/11/17 9:59 PM
  
Haddock.
Si yo fuera Dios ( supuesto imposible porque soy más malo y retorcido que un berbiquí) diría:
"Mi buen cura, que en tu aparente soledad me consagraste y me hiciste presente; que administraste mi perdón únicamente a Don Remigio después de dos horas sentado en un gélido e incómodo confesionario.:Quiero que sepas que tu dedicación y oraciones rescató a varias almas del Purgatorio, que evitó el descarrío de una joven y pospuso la muerte prematura del agonizante que iba a perderse. Te quiero mucho y más adelante te lo explicaré detalladamente "
No soy Dios. Pero admiro a sus buenos y fieles ministros.

15/11/17 11:05 PM
  
Oscar
Por que no aprovecha a celebrar la misa tradicional cuando no hay fieles?
Ya no hay riesgo de que no estén acostumbrados
Aunque a lo mejor acaba atrayendo a más fieles, es cuestión de comprobarlo
16/11/17 12:00 AM
  
JOSEAMIGO
Hola, Jorge. Me alegra y admiro tu testimonio que también hago mío. ¡No sabemos, los sacerdotes, cuanta gracia tenemos al poder celebrar la misa diariamente, aunque estemos solos!
¿Cómo puedo ir luego: al bar, salir a la calle, visitar a los convencinos, transmitirles el Evangelio, sin antes haberse llenado en la verdadera Fuente, cuyo centro es la celebración de la misa? Nadie da lo que no tiene.
Parecida experiencia estoy viviendo en esta época mía, en mi día libre, los jueves, celebró solo o con una o dos personas, pero salgo más fuerte a encontrarme después visitando a mis enfermo.
Animo, pues, Jorge.
Saludos cordiales.
16/11/17 9:35 AM
  
JOSEAMIGO
Amigo Jorge, acabo de leer la catequesis de ayer del Papa, sobre la misa. Recojo aquí un fragmento, por si alguno tiene interés n saberlo, o si quiere puede leerla entera: "Cuando Moisés, ante la zarza ardiente, recibe la llamada de Dios, le pregunta cuál es su nombre. Y, ¿qué cosa responde Dios?: «Yo soy el que soy» (Ex 3,14). Esta expresión, en sentido original, expresa presencia y gracia, y de hecho enseguida Dios agrega: « El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob» (v. 15). Así también Cristo, cuando llama a sus discípulos, los llama para que estén con Él. Esta pues es la gracia más grande: poder experimentar que la Misa, la Eucaristía es el momento privilegiado para estar con Jesús, y, a través de Él, con Dios y con los hermanos."
Saludos cordiales

Orar, como todo verdadero diálogo, es también saber permanecer en silencio – en los diálogos existen momentos de silencio –, en silencio junto a Jesús. Y cuando nosotros vamos a Misa, tal vez llegamos cinco minutos antes y comenzamos a conversar con quien está al lado nuestro. Pero no es el momento de conversar: es el momento del silencio para prepararnos al diálogo. Es el momento de recogernos en nuestro propio corazón para prepararnos al encuentro con Jesús. ¡El silencio es muy importante! Recuerden lo que les he dicho la semana pasada: no vamos a un espectáculo, vamos al encuentro con el Señor y el silencio nos prepara y nos acompaña. Permanecer en silencio junto a Jesús. Y del misterioso silencio de Dios emerge su Palabra que resuena en nuestro corazón. Jesús mismo nos enseña como realmente es posible “estar” con el Padre y nos lo demuestra con su oración. Los Evangelios nos muestran a Jesús que se retira en lugares apartados para orar; los discípulos, viendo esto su íntima relación con el Padre, sienten el deseo de poder participar, y le piden: «Señor, enséñanos a orar» (Lc 11,1). Hemos escuchado en la Lectura antes, al inicio de la audiencia. Jesús responde que la primera cosa necesaria para orar es saber decir “Padre”. Estén atentos: si yo no soy capaz de decir “Padre” a Dios, no soy capaz de orar. Debemos aprender a decir “Padre”, es decir, ponerse en su presencia con confianza filial. Pero para poder aprender, se necesita reconocer humildemente que tenemos necesidad de estar instruidos, y decir con simplicidad: Señor enséñanos a orar.
16/11/17 9:42 AM
  
Julián
Jorge, mucho ánimo en tus nuevos destinos. Ya iremos algún día a hacerte una visita. En relación con el tema de hoy, he de decirte, que, por la gracia de Dios, la verdadera eficacia de la Misa deriva en la Consagración, no de la cantidad de fieles que puedan asistir a la misma. Vosotros, los sacerdotes de pueblo, podéis celebrar la Eucaristía con el pueblo, o sin él, estáis ejerciendo vuestra función sacerdotal del mismo modo que aquellos sacerdotes que tienen multitud de feligreses. Estoy seguro que, conociéndote, con el ejemplo de vida que vas a dar a tus feligreses, va a ir incrementando el número de asistentes a las Eucaristías.
16/11/17 10:52 AM
  
Anonimo
El Padre Jorge Loring decía que aún en sus viajes nunca dejaba pasar un día sin celebrar la misa.

Podía pasar sin comer, pero no sin misa

Porque la gloria que se da a Dios en la misa es mas grande que la que dan todos los santos incluida La Virgen durante toda la eternidad.

Seguramente poco a poco se formara un grupito de misa diaria en cada pueblo, después de años sin misa es normal que la gente este desacostumbrada.
16/11/17 11:06 AM
  
MJA
Nunca tan acertado aquello de "Más vale calidad que cantidad" Siga dando testimonio de CALIDAD que Dios proveerá la CANTIDAD!
Mientras tanto cuente con los que le seguimos y rece con y por nosotros!
16/11/17 2:29 PM
  
x
Si le toca algún día celebrar solo, acuérdese de pedir por los desgraciados habitantes de Madrid, yo el primero.

Aunque le digo que con las cosas raras que están pasando ,y que me parece se van dejando ver por las parroquias, no me extrañaría que se le empezarán a llenar las misas de forasteros madrileños que buscan refugio en las misas que pueda celebrar usted.

Yo no le conozco, pero si por mí fuera, a más de una iría. Seguro que acababa de monaguillo.je,je.
16/11/17 10:58 PM
  
Grace del Tabor- Argentina
Vaya una anécdota , por curiosa e importante para la corta vida de este niño : Hace tiempo, uno de mis hijos (de 10 años) fue invitado por la familia de un amigo a un pueblito en Uruguay, muy pequeño y con pocos veraneantes. El Domingo, habiendo averiguado el horario con anticipación, asistió a la única Misa que se celebraba allí. Fue solo, en bicicleta. Al entrar a la capilla vio que había tres sacerdotes para concelebrar... ¡ y nadie más !
Fue una profunda experiencia para el, acostumbrado a ir con todos nosotros y la iglesia colmada.
Cuando terminó la Misa, los sacerdotes se le acercaron para saludarle. Uno de ellos, español, le espetó : " Pues, hijo, esta debe haber sido la Misa más original de tu vida !"
17/11/17 6:26 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.