InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Breves reflexiones

19.06.15

Breves reflexiones (VI)



Ve a Misa rezando, preparando el alma para el encuentro con Cristo. Sal de Misa meditando en los misterios que acabas de celebrar. Y llevarás más fruto.

El maná del cielo te llega del Calvario. Cuando te acerques a comulgar, recuerda que estás ante la Cruz y el Crucificado por quien recibes la salvación.

El alma que ama la Eucaristía sabe que pronto llega el terremoto que derriba los edificios de sus pecados y rasga el velo que le impide entrar en plena comunión con el Santísimo.

Cristo te entrega su carne y su sangre para que ruede la piedra que te mantiene en la tumba de tus pecados y vueles libre hacia el Padre.

Adora al que comes. Adora al que se te entrega. Adora a quien te ama, te perdona, te restaura, te da vida. Sé un adorador eucarístico y entrarás en comunión con todos los santos del cielo.

Deja que el que se entregó por ti en la Cruz acampe en tu cuerpo y tu alma por la Eucaristía para convertirte en ofrenda agradable al Padre.

Cristo se sintió abandonado en la Cruz para que tú nunca te sientas solo cuando cargas las cruces que el Padre te concede y permite.

Por la resurrección de Cristo, tú bajas de tu cruz muerto al pecado, pero vivo en el Espíritu Santo, dispuesto a ser recogido en los brazos de la Dolorosa que se te ha entregado por Madre.

Leer más... »

7.06.15

Breves reflexiones (V)

No hay cosa que agrade más a Satanás que una Iglesia que renuncia a evangelizar para que no la acusen de proselitismo.

¿Por qué llaman misioneros a quienes son “evangelizados” por los paganos y renuncian a predicar el evangelio y bautizar bajo la excusa del respeto a los pueblos?

Quien se deja deslumbrar y atrapar por el incienso de las religiones paganas orientales es que ha cerrado los ojos a la luz de Cristo.

¿Cómo vamos a tener el mismo Dios aquellos que llamamos a Dios Padre y aquellos que niegan la paternidad divina?

¿Todavía no hemos entendido que Satanás no busca que dialoguemos con él para alcanzar acuerdos, sino que solo quiere y se conforma con nuestra capitulación y derrota?

El que pretende que los deseos y los aplausos del mundo son la voluntad del Espíritu Santo se convierte en blasfemo y ciego guía de ciegos.

Es preferible la sana doctrina del fariseo hipócrita que el veneno herético del saduceo que se prostituye con el César.

No hay misericordia alguna en impedir la amputación de un miembro gangrenado. Menos la hay en ocultar la gangrena del alma corrompida por graves pecados.

Como el falso amor entre una prostituta y su cliente, así es la falsa caridad que abre las puertas al pecado y la condenación.

Leer más... »

5.06.15

Breves reflexiones (IV)

¿Cómo harás un buen examen de tu conciencia si la has formado conforme al parecer del mundo en vez de conforme al parecer de Dios?

Si no te dejas guiar por Dios, Dios dejará que te guíes por tu necedad hasta que te desplomes y entiendas que sólo en Él andarás en la verdad.

No hay noche oscura en el alma de los elegidos a la que no siga el amanecer en la gloria del Espíritu Santo.

No ama verdaderamente a Dios quien permanece impasible ante el peligro de condenación de tantas almas.

Cuanto más cerca estés del Buen Pastor, más lejos de ti estarán los lobos que buscan devorar tu alma.

A Dios no le cuesta ser santo y si te hace partícipe de su naturaleza y andas por gracia en el Espíritu Santo, la santidad nacerá en ti de forma sobrenatural.

El Señor tu Dios es jardinero de tu alma. Poda y quema tus pecados con el fuego del Espíritu Santo, riega tus raíces con la sangre de Cristo, te abona con el amor y la misericordia del Padre.

No olvides en tus oraciones pedirle a Cristo que bese la mejilla de nuestra Madre y le diga lo mucho que la quieres.

María aparte, de todos los santos que hay en el cielo, solo hay uno que tuvo a Cristo entre sus brazos. San José, regálanos esa mirada embelesada que contempla los ojos del Niño Dios.

Leer más... »

30.05.15

Breves reflexiones (III)

Si te propones ser buena gente por tus propias fuerzas, no lo vas a lograr. Si por gracia dejas que Dios te haga santo, serás santo. Y una vez santo, obviamente serás buena gente.

Pretender la santidad sin dedicar mucho tiempo a la oración es como pretender respirar bajo el agua sin botella de oxígeno.

Es Cristo quien te hace un favor cuando te pones en su presencia ante el Sagrario.

Si Moisés se arrodilló ante una zarza ardiendo, ¿qué haces tú de pie ante Cristo sacramentado?

Todo el oro del Arca de la Antigua Alianza no vale lo que una mirada de amor de nuestra Madre, Arca de la Nueva Alianza.

El dolor que sufres con tus cruces no es sino amor purificador de Dios que te santifica. Que tus lágrimas de dolor sean también lágrimas de gratitud.

Quien huye de la prueba y de la cruz será incapaz de huir del pecado.

Si el Señor te muestra pecados que te eran ocultos, es porque quiere liberarte de ellos por su gracia.

Si te abandonas en los brazos de Dios, te encontrarás.

Confía en la intercesión de la Madre si te quedas sin el vino del gozo de la vida en Cristo. Más eres tú que una boda en Caná.

Leer más... »

28.05.15

Breves reflexiones (II)

El único remedio para el corazón cristiano infartado por el pecado es la conversión por la gracia de Dios.

Si no luchas contra tus pecados, estás de antemano derrotado. Si luchas con tus propias fuerzas, jamás vencerás. Si imploras la ayuda del Espíritu Santo, estás a un paso de la victoria.

Cristo no te regaló a su Madre en la cruz para que solo la tengas en una estampita, sino para que te dejes guiar por su maternal consejo, intercesión y sabiduría.

Fíjate si te ama el Padre, que te da por Madre a la más bella de sus criaturas. Fíjate si te ama Cristo, que te da por Madre a la más bella de las madres. Fíjate si te ama el Espíritu Santo, que te da por Madre a aquella que por su poder concibió a tu Salvador.

Si piensas que la santidad es cosa de unos pocos escogidos y no va contigo, necesitas limpiar los oídos de tu alma para escuchar a Dios diciéndote: “Te concedo ser santo. Sé santo".

Toda iglesia que no solo no ayuda a sus fieles a ser santos, sino que pretende que vivan igual que los incrédulos, no es Iglesia de Cristo sino sinagoga de Satanás.

Frases tales como “Ayúdate y Dios te ayudará” y “Al que madruga, Dios le ayuda” son pruebas inequívocas de que la sabiduría popular está infectada de pelagianismo estéril.

Quien piensa que la gracia es un don que recibimos pasivamente, como si fuéramos perrillos alegres de recibir la caricia del amo, quedando tan presos de nuestros pecados como antes de recibirla, se hace compañero de condenación de Lutero.

Leer más... »