Ambrosio y Lorena

Antes que nada quiero aclarar que ni soy lo que se conoce como creacionista, ni creo que todas las teorías sobre le evolución sean incompatibles con la fe cristiana. Pero como de vez en cuando me gusta ser políticamente incorrecto y acaba de ser San Valentín, he acá la historia de dos ratoncitos enamorados:

Érase una vez un ratoncito llamado Ambrosio al que por razones de comodidad y de supervivencia, le interesaba volar para que escapar en caso de que un depredador mayor que él quisiera comérselo. Como quiera que el pobre Ambrosio había nacido sin alas decidió buscarse una novia, llamada Lorena, a quien de sus costado le salían unas protuberancias. El bueno de Ambrosio pensó:

¡¡Uy!! Si me caso con Lorena entonces mis hijitos tendrán sus protuberancias y quizás en un futuro encuentren a otras Lorenas con protuberancias mayores y mejor desarrolladas y poco a poco, tras decenas de miles de Ambrosios y Lorenas conseguiremos que esas protuberancias se conviertan en alas que nos permitan volar y escaparnos de esa panda de asesinos que son los gatos salvajes.

Entonces se acerco a Lorena y le contó su bonita idea pero esta le dijo:

- Un momento Ambrosio, ¿y qué van hacer nuestros hijos y nuestros nietos con esas protuberancias antes de que les sirvan para volar? ¿no te das cuenta de que hasta que no sirvan para volar son un estorbo en nuestras carreras huyendo de los gatos asesinos?.

Entonces, Ambrosio, muy enfadado le respondió:

- Lorena, ¡NO ME REPLIQUES!, la selección natural dice que tenemos que ir desarrollando estas protuberancias para que algún día nuestros tatatatatatatatatatatataranietos puedan volar. Y si lo dice la selección natural es que las cosas son así y punto.

Lorena, que era una ratoncita muy lista le volvió a plantear otra pregunta:

- Pero amado Ambrosio, ¿cómo vamos a conseguir que nuestro material genético cambie de acuerdo a las necesidades de unos ratoncitos voladores que todavía sólo están en tu imaginación? ¿no crees que es más lógico el que nos pongamos de acuerdo y tengamos directamente un ratón con alas por hijo?.

Ambrosio, que no era tan tonto como pueda parecer a primera vista, respondió:

- No es mala idea, Lorena, pero… ¿cómo conseguimos eso? ¿acaso no sabes que para eso se necesita un milagro? ¿no sabes que lo que estás pidiendo es que se produzca una mutación bestial de nuestros genes y que encima lo que nazca de tu seno sea viable? Además, Lorena mía, necesitaríamos el milagro por duplicado y que nos saliera un ratoncito y una ratoncita.

Entonces Lorena le miró sonriente y le replicó:

- Eso mismo pienso yo, Ambrosio, ¿qué hacemos entonces?

Ambrosio, un poco enfadado, la miró con el ceño fruncido y gritó:

- ¡YA TE LO HE DICHO! ¡CONFIAR EN LA SELECCIÓN NATURAL!

Lorena, un poco triste por la cerrazón de su novio, le habló en un tono dulce y melodioso:

- Pero amado Ambrosio, ¿no te das cuenta de que necesitamos el mismo milagro que tú decías aunque la selección natural nos apoye animosamente en nuestra misión? ¿no ves que necesitaremos tener al menos dos ratoncitos de diferente sexo que tengan la misma variación genética consistente en un ligero aumento de mis amadas protuberancias? ¿y qué pasa si nuestros hijos salen parecidos a ti que no tienes protuberancias? Además, ¿no crees que la amadísima y digna de adoración SELECCIÓN NATURAL, necesitará cambiar sus reglas de juego hasta que nuestros tatatatataranietos puedan volar? Porque como ya te he dicho antes. mis amadas protuberancias, aparte de para adorno, no me sirven para volar o para correr más rápido cuando los malvados gatos salvajes corren detrás de nosotros.

Ambrosio, desesperado, la espetó:

- ¡Ratoncita de poca fe! ¡Tienes que ver para creer!

Luis Fernando Pérez Bustamante

18 comentarios

  
*Jinx
¡Mardito roedore!
15/02/07 9:33 PM
  
juvenal
Muy bueno Luis Fernando.
15/02/07 10:48 PM
  
Silveri Garrell
Tiene que ser aburridísimo, no ya por los mismos animalitos sino tambien para el Mismísimo Dios, el tener que esperar millones de años para que unas protuberancias se conviertan en alas para volar. El Evolucionísmo somete a Dios Creador en el más profundo aburrimiento puesto que, no permite de que el Creador plasme sus obras de arte de manera instantánea. El Darwinismo requiere una fe ciega tambien en sus propias teorias, puesto que el fondo tenebroso de un lejano pasado de millones de años, es de un misterio atroz y terrible, tan terrible como si quisíeramos adentrarnos en una caverna obscura de millones de kilometros de profundidad.
16/02/07 8:53 AM
  
nachet
El argumento preferido por los seguidores de la teoría del diseño inteligente (no confundir con creacionismo) para atacar la teoría de la evolución, es que el microorganismo más antiguo que se conoce (una termobacteria) es tan complejo (los seres humanos apenas somos un 50% más complejos que ella, tras 2000 millones de años) que es estadísticamente imposible que todos sus sistemas y órganos, estrechamente interrelacionados entre sí, aparecieran por azar.
16/02/07 10:24 AM
  
Luis Fernando
Nachet, Michael Behe, bioquímico molecular, escribió un libro -La caja negra de Darwin (Darwin´s black box)- intentado demostrar la teoría de que es prácticamente imposible que una simple célula haya llegado a existir por la evolución.

16/02/07 12:06 PM
  
juvenal
A mí lo que me fastidia es lo siguiente, yo no tengo conocimientos científicos como para pronunciarme sobre el tema, pero soy relativamente joven, apenas sobrepaso la treintena, y en todos mis años de escolar, durante la educación básica y el bachillerato los textos de ciencias, y los profesores sólo explicaban la teoría de la evolución como si fuese un dogma de fe, cuando hoy todo lo más llega a una hipotesis.
Espero que al menos los escolares de hoy reciban una información más ajustada a la realidad de la que yo recibí.
16/02/07 12:38 PM
  
sofía
No veo por qué no pueden ser compatibles Dios y la evolución. Son ganas de poner obstáculos adicionales a la fe de los científicos, diciéndoles que si son creyentes tienen que renunciar a determinadas hipótesis científicas.
16/02/07 3:39 PM
  
Luis Fernando
¿y quién está diciendo aquí que sean incompatibles?
16/02/07 6:26 PM
  
sofía
Más o menos, todo el mundo está poniendo pegas y acusando a los evolucionistas de falsear la verdad científica. Por lo menos yo he entendido que se estaba criticando el evolucionismo tal como se ha explicado siempre. Se debería admitir cualquier posibilidad desde el punto de vista de la Ciencia, incluyendo la posible función del azar, que no veo por qué va a descartar a Dios, aunque pueda gustaros más la teoría de un diseño inteligente que no incluya el azar. Se debe optar por unas hipótesis u otras basándose exclusivamente en criterios científicos. Y todas las teorías son compatibles con la existencia de Dios (o su no existencia)
16/02/07 9:20 PM
  
Luis Fernando
Sofía, ni uno solo de los comentarios hace una sola referencia a la incompatibilidad de la fe católica con cualquier teoría evolucionista que no excluya al Creador (obviamente si se le excluye sí). Y que muchas de esas teorías tienen lagunas es cosa difícilmente objetable.
16/02/07 10:24 PM
  
sofía
La cuestión es que si una teoría no incluye al creador, eso no significa que lo excluya. Dios no forma parte de ninguna hipótesis científica. Dios es una cuestión de fe. Y las cuestiones científicas pertenecen a otro ámbito. Y da la impresión de que a veces se exige que Dios forme parte de la teoría científica para aceptarla.
Bueno, no son horas. Buenas noches.
17/02/07 1:01 AM
  
Luis Fernando
La cuestión es que hoy son más los que pretenden excluir al Creador desde la ciencia, que los que pretenden ser científicos interpretando literalmente las Escrituras.
17/02/07 2:02 PM
  
sofía
Pues tanto la fe como la ciencia, tendrían que referirse a sus respectivos ámbitos, sin entremezclar criterios. That's the question.
17/02/07 4:06 PM
  
Luis Fernando
Bueno, yo parto de que la ciencia sólo puede analizar aquello que es propio de ella: el mundo material.
No veo yo cómo meter lo espiritual en una probeta para ser analizado en un laboratorio. Y sin embargo, existe.
17/02/07 4:09 PM
  
sofía
Pues, al final, parece -creo- que estamos de acuerdo.
17/02/07 5:28 PM
  
Pedro Susial
¡Amo a tus ratones Luis fernando!
La simple contemplación de una mariposa sobre el pescuezo de una jirafa, plantea un problema inmenso a una mente despierta: ¿Cómo, desde esa bacteria milagrosa primera ha llegado el ente inicial a crear tan exquisitas protuberancias?
Más fácil aún: la simple presencia del amigo del hombre es una interpelación insufrible, porque...¿Qué pasó?: ¿Primero fue el diminuto chihuahua que se bifurcó para emerger en el doberman, o el mastín del pirineo; o fue más bien al revés, un asunto de encogimiento? ¿Y el echo de la pureza del pedigrí ¿no demuestra una creación genial en cada raza que, por la más simple se mezcla se deteriora?
Y los geniales y preciosos sistemas que dan vida al ser humano y la mantienen... ¿qué?
Si un día se demostrase que la selección natural es la autora (aunque sea en un despacioso hacer en millones de siglos) de la maravilla que son una simple mariquita, un cocodrilo, un tigre, un gorila, una gamba, un...sería á...
24/03/07 8:44 PM
  
Pedro Susial
El texto que sigue completa el final de mi comentario.
(Pido disculpas por no haber contado los caracteres)
....................................

Si un día se demostrase que la selección natural es la autora (aunque sea en un despacioso hacer en millones de siglos) de la maravilla que son una simple mariquita, un cocodrilo, un tigre, un gorila, una gamba, un...sería álguien a quien sería legítimo adorar, porque, cada ser que vemos, grita el talento y el arte de quien los hizo.
El mundo lucha desde siempre por encontrarle una explicación a esto que no precise de Dios, porque si no, muchos habrían de plantearse si han de vivir o no de acuardo que su Palabra.
24/03/07 8:52 PM
  
Luis Fernando
Pues imagínate, Pedro, si en vez de un ratón elijo una de esas orugas que tras un proceso de metamorfósis se convierte en un bichito alado.

A ver cómo nos explican los procesos intermedios para que haya llegado a la existencia un ser vivo así.

En fin....
24/03/07 8:56 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.