Mons. Osoro versus Mons. Reig Pla


Últimamente hemos visto algunos cambios en la Iglesia en España. Cosa lógica dado que esos cambios han tenido lugar en la Iglesia en todo el mundo. Por ejemplo, nunca como ahora -o al menos nunca desde que existen medios de comunicación masivos- ha habido tantos cardenales y obispos arremetiendo públicamente contra la fe de la Iglesia en temas tan fundamentales como el sacramento del matrimonio, la eucaristía y la confesión. Sin ir más lejos, hace poco el cardenal Kasper repitió ese argumento tan manido de que hay un cisma entre la doctrina de la Iglesia en temas morales y la vida de multitud de personas.

Si se habla de la Inmaculada Concepción, o de san José, la gente dice ‘qué bueno’… Pero quizás no son temas que tocan la vida. Pero, si se habla de la sexualidad, la familia o el matrimonio, es otra cosa, es muy importante. Si no logramos reconciliar el cisma entre la vida concreta de las personas y la doctrina, es algo muy malo para la Iglesia.”

¿Cómo se reconcilia? ¿ayudando a las personas a vivir por gracia las exigencias que planteó Jesucristo -léase Mt 5-? 

“Este Papa conoce la vida. Sabe de la vida de la gente, no vive en otro mundo, tiene los pies sobre la tierra. Con este Sínodo tengo la impresión de que él quiere una cierta apertura, no una revolución doctrinal; esto no es posible, él es católico. Pero sí sabe que hay que hablar sobre cuestiones como las relacionadas con la encíclica Humanae Vitaese sabe que no es un problema central, pero es un problema“.

Cuando ustedes lean “apertura", interpreten cambio en la moral. Se da por hecho que la mayoría de los cristianos son incapaces de mantener una vida sexual conyugal conforme a la voluntad de Dios. Y ciertamente lo son si no viven una vida de gracia. La solución no es bajar el listón de la moral, sino aumentar el listón de la predicación del poder de Dios para transformar la vida de los que creen en Cristo y quieren serles fieles en todo. La santidad no es una utopía irrealizable que alcanzan solo unos cuantos elegidos que luego acaban en los altares, sino el llamado de Dios a todo cristiano. Un llamado que va acompañado del don que permite ponerlo en práctica. 

Entre esos cambios notables que ha experimentado la Iglesia en este país, está el de la llegada de Mons. Carlos Osoro como pastor de la archidiócesis de Madrid. Antes estaba el cardenal Rouco. Evidentemente no hay dos obispos iguales, como tampoco hay dos papas calcados. Pero hasta ayer mismo se daba una circunstancia que parecía bien asentada en la Iglesia que peregrina por España. A saber, que un obispo no se sumaba al ataque de los medios de comunicación anticlericales contra otro obispo. Pues bien, Mons. Osoro hizo exactamente eso en uno los medios más radicales: La Sexta. Véanlo ustedes mismos. Está al principio:


Transcribo:

- ¿Qué le parecen las declaraciones de obispos como Reig Pla?

- Mire, un obispo en su diócesis… él verá porqué lo dice. Yo no me meto en porqué dice él desde su diócesis, desde la catedral (*)…. lo que dice. Yo digo lo que dice el catecismo de la Iglesia Católica.

Muy bien, don Carlos. Sigue usted haciendo méritos entre sus colegas de episcopado. Los mismos que estuvieron muy cerca -apenas un par de votos- de elegir a Mons. Reig Pla, y no a usted, para ir al próximo Sínodo.

El arzobispo de Madrid consigue el aplauso del mundo -en el sentido bíblico del término- aun a costa de menospreciar públicamente al obispo más odiado por ese mundo aquí en España. Y encima mencionado al Papa cada dos por tres. Ese mismo papa que, siendo cardenal, dijo que el “matrimonio” entre homosexuales era una movida del padre de la mentira, o sea, de Satanás.

Tomen nota todos los obispos españoles de lo que ha ocurrido ayer. Es lo que les espera a los obispos más molestos para el “sistema” si en un futuro deciden votar al arzobispo de Madrid para la presidencia de la CEE.

Luis Fernando Pérez Bustamante

(^) Todo este tema tiene que ver con la homilía que predicó Mons. Reig Pla hace tres años en la catedral de Alcalá de Henares

1 comentario

  
Luis Fernando
La cosa se estaba desmadrando y no me apetece moderar comentarios, así que cierro.
29/09/15 2:43 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.