Trento y la cuestión de los divorciados vueltos a casar

Este post fue publicado por primera vez el 10 de mayo del 2014. Los dos sínodos sobre la familia y la exhortación apostólica Amoris Laetitia han provocado no pocas dudas e inquietudes en multitud de fieles. Tal es así, que cuatro cardenales han considerado su deber pedir aclaraciones al papa Francisco. El silencio hasta ahora del Pontífice, ha llevado a dichos cardenales a hacer pública su petición. El cardenal Burke ha concedido dos entrevistas para explicar su proceder. Es por ello que considero oportuno republicar el post.

En febrero de este mismo año (2014), dimos cuenta de una noticia cuya entradilla empezaba así: El cardenal y arzobispo de Utrech (Holanda), S.E.R Willem Jacobus Eijk, ha asegurado en una entrevista concedida a la revista protestante “Calvinist Reformatorisch Dagblad” que “la doctrina y los anatemas del Concilio de Trento están plenamente vigentes”.

En diciembre del año pasado, recogimos también como noticia la Misa por los 450 años del concilio de Trento, presidida por el cardenal alemán Walter Brandmuller, enviado especial de Su Santidad Francisco. En la homilía, el cardenal alemán se interrogó sobre cuál es el mensaje nos llega del concilio hoy en día a través de los siglos: “¿O quizás tenían razón quienes consideraron al Concilio Vaticano II como una despedida del de Trento?". Bastaría solamente recordar que “la constitución Lumen Gentium del Concilio Vaticano II, que expone la enseñanza sobre la Iglesia en 16 pasos, hace referencia explícita al documentos doctrinarios del Concilio de Trento. O sea después de 450 años éste está presente en la doctrina de la Iglesia“.

El 5 de febrero del 2009, el Papa Benedicto XVI aseguró en una audiencia de los miércoles que “el Concilio de Trento, entre 1545 y 1563, interpretó profundamente la cuestión de la justificación y encontró en la línea de toda la tradición católica la síntesis entre ley y Evangelio, conforme al mensaje de la Sagrada Escritura leída en su totalidad y unidad“.

Pues bien, dado que está en debate la cuestión de si los divorciados vueltos a casar pueden comulgar, me ha parecido oportuno citar las enseñanzas de ese Concilio que afectan a este tema.

Concilio de Trento. Canon XI sobre la Eucaristía:

CAN. XI. Si alguno dijere, que sola la fe es preparación suficiente para recibir el sacramento de la santísima Eucaristía; sea excomulgado. Y para que no se reciba indignamente tan grande Sacramento, y por consecuencia cause muerte y condenación; establece y declara el mismo santo Concilio, que los que se sienten gravados con conciencia de pecado mortal, por contritos que se crean, deben para recibirlo, anticipar necesariamente la confesión sacramental, habiendo confesor. Y si alguno presumiere enseñar, predicar o afirmar con pertinacia lo contrario, o también defenderlo en disputas públicas, quede por el mismo caso excomulgado.

Canon VII sobre el sacramento del matrimonio.

CAN. VII. Si alguno dijere, que la Iglesia yerra cuando ha enseñado y enseña, según la doctrina del Evangelio y de los Apóstoles, que no se puede disolver el vínculo del Matrimonio por el adulterio de uno de los dos consortes; y cuando enseña que ninguno de los dos, ni aun el inocente que no dio motivo al adulterio, puede contraer otro Matrimonio viviendo el otro consorte; y que cae en fornicación el que se casare con otra dejada la primera por adúltera, o la que, dejando al adúltero, se casare con otro; sea excomulgado.

Trento, sobre la contrición como requisito para recibir la absolución sacramental:

La Contrición, que tiene el primer lugar entre los actos del penitente ya mencionado, es un intenso dolor y detestación del pecado cometido, con propósito de no pecar en adelante. En todos tiempos ha sido necesario este movimiento de Contrición, para alcanzar el perdón de los pecados; y en el hombre que ha delinquido después del Bautismo, lo va últimamente preparando hasta lograr la remisión de sus culpas, si se agrega a la Contrición la confianza en la divina misericordia, y el propósito de hacer cuantas cosas se requieren para recibir bien este Sacramento. Declara, pues, el santo Concilio, que esta Contrición incluye no sólo la separación del pecado, y el propósito y principio efectivo de una vida nueva, sino también el aborrecimiento de la antigua, según aquellas palabras de la Escritura: Echad de vosotros todas vuestras iniquidades con las que habéis prevaricado; y formaos un corazón nuevo, y un espíritu nuevo.

Resumiendo:

1- Los divorciados vueltos a casar viven en adulterio. Lo dice Cristo. Lo enseña la Iglesia.

2- Los adúlteros, como el resto de pecadores, no pueden recibir la absolución si en ellos no hay contrición que conlleva el propósito de no volver a pecar.

3- Los que no reciben la absolución de un pecado mortal, y el adulterio lo es, no pueden comulgar.

4- Para recibir la absolución es necesario que el pecador tenga al menos la intención de hacer aquello que Cristo le dijo a la adúltera a la que evitó ser lapidada: “Vete y no peques más".

No creo que sea necesario añadir más. Si acaso, recordar el magisterio pontificio reciente de San Juan Pablo II en la exhortación post-sinodal Familiaris consortio:

84. La experiencia diaria enseña, por desgracia, que quien ha recurrido al divorcio tiene normalmente la intención de pasar a una nueva unión, obviamente sin el rito religioso católico. Tratándose de una plaga que, como otras, invade cada vez más ampliamente incluso los ambientes católicos, el problema debe afrontarse con atención improrrogable. Los Padres Sinodales lo han estudiado expresamente.

….

La Iglesia, no obstante, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su práxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía. Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía, los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.

Eso es doctrina de la Iglesia Católica. Ni más ni menos.

Luis Fernando Pérez Bustamante

99 comentarios

  
Fran
Lo siento, voy a ser duro.

Cualquiera que se oponga a la misma, tiene un problema evidente.

Cualquiera que haga lo anterior de forma consciente y sabiendo lo que hace es un demoledor.

Ya basta de intentar confundir al pueblo de Dios.
10/05/14 12:15 PM
  
Charo
Los progres "católicos" se ríen mucho cuando les hablas de Trento, es como si citaras a los Cromañones. Yo sólo puedo decirles que la Ley de Dios no cambia nunca, creo que es fácil de entender si se tienen dos dedos de frente, pero no te hacen caso; sólo quieren acomodar la religión a su conveniencia para así justificar sus actos. No sé si es mala fé o pocas luces por su parte. Pero es lo que hay. (Y abunda). Por lo visto el único Concilio que tiene validez es el Vaticano II. E interpretándolo también a su manera.

---

LF:
Precisamente por eso he señalado lo que han dicho recientemente dos cardenales sobre Trento y lo que dijo hace unos años Benedicto XVI. Ya sé que eso les da lo mismo a los "progres", pero aunque pueda parecer lo contrario, tiendo a escribir pensando en los católicos fieles a la Iglesia, que son los que me interesa que aumenten su capacidad de argumentar conforme a nuestra fe. Cuanto más sepamos todos, mejor.
10/05/14 1:51 PM
  
ramiro
D. Luis Fernando: sigo con interés su estupendo blog. Pero en su atención siempre documentada al tema de los divorciados vueltos a casar siempre echo de menos dos cosas: una llamada a la misericordia para los pecadores y sus víctimas (no siempre todos son culpables en un divorcio de la misma manera) -y todos lo somos- y alguna orientación sobre la pastoral que estas personas necesitan pues no siempre llega información sobre esto: cómo pueden participar en la vida de la Iglesia al estar apartados de los sacramentos. Un placer saludarle a vd. y a todos los lectores desde Valladolid.

---

LF:
El problema es que no hay duda ni discusión alguna sobre el hecho de que hay que obrar con ellos con misericordia, pero sí respecto a la cuestión de si pueden o no comulgar y recibir la absolución.

De hecho, en repetidas ocasiones he dicho que en un divorcio no siempre hay dos culpables. Muchas veces hay sólo uno. Y el no culpable no puede sentir que ha hecho algo mal. Eso sí, debe entender que no puede volver a casarse.
10/05/14 2:10 PM
  
Maga
LF, de verdad crees que a Kasper le impirta Trento y sus Anatemas? Personalmente, pienso que este Cardenal es de los de la hermeneutica de la ruptura. No nos engañemos.

---

LF:
He escrito el post sin hacer referencia al cardenal Kasper y no voy a hablar de él en los comentarios. Ya tocará en otro momento.
10/05/14 2:20 PM
  
Javier 82
Entiendo (y seguramente me equivoque) que según Trento el Cardenal Kasper debiera ser excomulgado, np solo por estar en contra de la Doctrina sino también por pertinaz y constante.
10/05/14 3:17 PM
  
Franco
Luis Fernando
Más claro, imposible. Pero hay un pequeño error: pusiste Juan Pablo XII.

---

LF:
Je, je. Ya lo corregí.
10/05/14 4:37 PM
  
luis
Me parece que aquí lo que está en cuestión es algo más general: la noción de pecado mortal, estado de gracia y aptitud para comulgar. Leyendo a partidarios de la comunión a divorciados juntados como Kasper queda claro que lo que subyace es una distinta doctrina del pecado mortal. No lo puede explicitar porque son teorías condenadas (en especial en C.V.), pero está claro que la idea de pecado mortal es sustituida por la de una opción fundamental, por el consecuencialismo moral y por la teoría de la reducción de daños. Se trata de una moral globalista y antropocéntrica, que no considera cada pecado mortal como una ofensa a Dios, sino que analiza la vida en términos de balances globales y males menores, que sería lo que en definitiva afianza la relación con Dios. Sólo así puede entenderse que se admita que personas viviendo en pecado habitual y sin contricción puedan comulgar, está claro que no se cree en la doctrina tradicional del pecado mortal.
10/05/14 4:42 PM
  
Joaquín
No veo tan claro que las dos intervenciones del cardenal Kasper estén contra la doctrina. Ni tampoco he leído que ninguno de vosotros haya dado una réplica apropiada a las dudas y objeciones que plantea a la práctica actual. Recapitulémoslas:

1)A menudo no es posible volver al primer matrimonio.
2)Muchos son sencillamente incapaces de vivir "como hermano y hermana".
3)El dejar el nuevo matrimonio en muchos casos supone crear problemas adicionales (abandono de los hijos).
4)Falta de fe en los matrimonios religiosos (algo habitualísimo hoy pero a lo que el C.I.C. simplemente no da respuesta: creo que aquí habría que hacer algo).
5)No se entiende por qué se puede hacer comunión espiritual y no sacramental.
6)Riesgo de que una nulidad facilitada se convierta en divorcio por la puerta de atrás.
7)Inexistencia o deficiente funcionamiento de tribunales eclesiásticos.

Soy consciente de que la respuesta que da Kasper es insatisfactoria y débilmente fundamentada (muchos ya se lo han señalado así). Pero los problemas que plantea son muy reales y de nada sirve que insistamos en que la doctrina dice esto y aquello si no somos capaces de darles respuesta (y de momento no lo somos).


---

LF:
En este post me limito a exponer la doctrina de Trento y de la Familiaris Consortio. Los que tienen que explicar cómo encaja dicha doctrina con sus posturas, por las que pretenden dar vía libre a la comunión de los adúlteros, son los que sostienen esas posturas. Es decir, no me toca a mí decir por qué hay que acatar Trento y el magisterio pontificio.

En todo caso, buena parte esos puntos que señala usted han sido respondidos de forma bastante contundente por los cardenales fieles al magisterio que han hablado y escrito sobre este tema. El último, Velasio de Paolis.

No es este el post para debatir sobre Kasper. Creo que pronto habrá posts en InfoCatólica dedicados a él. Tenemos buenos teólogos capaces de escribirlos.
10/05/14 5:06 PM
  
JacinTonio, desde Madrid
Voy a comentar algo a propósito de lo que, me parece, muchos opinan:

Es tradicional la supuesta incompatibilidad entre fe y razón, contestada ya de mil maneras por la Iglesia. Pero se adivina otra supuesta incompatibilidad, que hace mucho daño a las gentes y a la Iglesia: la supuesta incoherencia (según la ven muchos) entre “experiencia” y “fe”.

Es con respecto a la situación en que se encuentran ciertas personas en su matrimonio. Por ejemplo, el de no admitir que puedan existir errores en una decisión seria de casarse, o de casarse con cierta persona, ya que “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”, y que son errores descubiertos al cabo del tiempo de vivir juntos.

Es una «supuesta» incompatibilidad que debería ser abordada, como se ha venido haciendo tradicionalmente con la también pretendida o supuesta incompatibilidad entre fe y razón. Existen muchos sufrimientos por no entender la postura de la Iglesia, a la que muchos ven como cuadriculada y obsesiva.

¡Claro que lo que Dios ha unido no debe separarlo el hombre, claro que el que se divorcia y se casa con otro (otra) comete adulterio, claro que el que está en pecado mortal no puede comulgar! Pero el que siente que se ha equivocado, no lo ve como un divorcio, con el significado que le da la Iglesia. Excluyo los casos de malicia sobrevenida, la cual no pasa desapercibida al que la tiene: para esos está claro lo mandado por Cristo y su Iglesia.

Pero se da el caso de verdadera ausencia de malicia por parte de otros muchos, que se sienten sinceramente víctimas y no comprenden la “insolidaridad” de la Iglesia para con ellos. Ni entienden que su reacción ante "cierta" relación matrimonial frustrada, pueda contradecir la unión entre Cristo y su Iglesia, ni tampoco que la solución de un error (según ellos lo ven), pueda generar confusión acerca de la doctrina de la Iglesia. Más bien, lo ven como una insolidaridad poco caritativa de la Iglesia, que los eligen como cabeza de turco para defender el buen entendimiento de su doctrina.

Ocurre que la solución a estos problemas viene con el fallecimiento de uno de los dos. Triste solución, que depende de la muerte y no de la vida.

De todas formas, se adivina aquí la existencia de una pastoral que está por desarrollar, y no hay por qué pensar que todo el que obra así lo hace maliciosamente.

Tenía que decirlo. :-)

Saludos en Cristo.
10/05/14 6:11 PM
  
Josafat
Si el Vaticano II deja claro el asunto de los divorciados y la comunion no me parece pertinente acudir a Trento.

Mientras que el Vaticano II es aplaudido por una mayoría aplastante del orbe catolico , Trento no levanta las mismas pasiones.

----

LF:
Si, ya. Y Calcedonia no tiene un club de fans.
¿Alguna otro argumento de mayor calibre?
10/05/14 6:19 PM
  
Maria Teresa
Me ha encantado este artículo. Lo más importante que puede hacer un católico, en este momento, es dedicar tiempo para formar su conciencia adecuadamente y tu blog ayuda mucho. Gracias.
Lo que no entiendo es la razón por la cual en el Consistorio de preparación para el Sínodo de la familia la ponencia la ha hecho Kasper. La doctrina de la Iglesia está clara, me gustaría saber qué se quiere conseguir planteando una cuestión que ya está resuelta por completo. No veo la razón de "meterse en la boca del lobo".
10/05/14 7:04 PM
  
peruga
Si he contado bien, el actual Catecismo de la Iglesia Católica cita el Concilio de Trento 70 veces (por si el dato dice algo).
10/05/14 7:07 PM
  
Maga
Quería avisar a todos aquellos que atacan el Concilio de Trento que son enemigos, aunque no lo sepan, del Vaticano II. Lo siento, pero decir que un Concilio supera y abroga a otro Concilio Ecuménico es herejia. Punto. El que no lo entienda, el problema es suyo y es muy gordo, por cierto.
10/05/14 9:18 PM
  
Alf_3
Verdaderamente es muy triste la situación de quien cometió un error al casarse con cierta otra persona. Y la Iglesia rebosa misericordia. Pero ¿quién cometió el error? ¿Somos responsables por nuestros actos?
Después de caer en un primer error, al casarse; se cae en un segundo error, casándose o 'arrejuntándose', a sabiendas de que NO debe ser.
¿Y queremos pretender que La Iglesia tenga 'misericordia' de nosotros por equivocarnos repetidamente?
Seguramente algo positivo resultará de estos estudios. Esperemos a ver las definiciones. No falta mucho.

---

LF:
Pues es que esto ya se estudió y llegaron definiciones.
10/05/14 9:44 PM
  
pablo velasco
Todo el problema está en que se ha casado a mucha gente, la aplastante mayoría, sin que tuvieran el mínimo atisbo de fe.
Debería endurecerse muchísimo más las condiciones para acceder al sacramento del matrimonio, y nos ahorraríamos el 99,9% del problema.


---

LF:
Dado que los ministros del sacramento son los contrayentes, no es tan fácil que la Iglesia endurezca las condiciones.
10/05/14 9:54 PM
  
Menka
Muy bueno.

Y ya que gusta tanto traer a colación el contexto, recordemos la enseñanza de la Iglesia en los primeros siglos, en una sociedad pagana en la que la mujer era un ser inferior y el marido podía despedirla cuando quisiera. La Iglesia ha ido totalmente contracorriente y ha reivindicado sin fisuras el valor y la indisolubilidad del matrimonio. También los últimos profetas antes de Cristo recriminaban repudiar la doncella de la juventud, a pesar de la ley de Moisés.
La Iglesia debe ser con claridad la luz del mundo.

Por último, el Sínodo en todo caso debería dedicarse en cómo promover el matrimonio (de cristianos por supuesto, pero también en general), educación cristiana de los hijos, etc., y no esto, que es un tema resuelto.
10/05/14 11:48 PM
  
Gerardo
La verdad no cambia, es doctrina católica que las declaraciones conciliares son Inspiraciones Divinas, las enseñanzas citadas del Concilio Ecuménico de Trento, son demoledoras, incontestables.
Dios que esta fuera del tiempo, es Providente, demos gracias por ello.
Para un correcto diagnóstico del problema, es indispensable estar consientes de que el problema de raíz, no es la Comunión a los divorciados vueltos a casar, también llamados con otros eufemismos como situaciones irregulares o dolorosas.
La profanación o sacrilegio al dar el Cuerpo y la Sangre de Cristo, a quienes viven en pecado mortal, (en este caso adulterio) es sólo un síntoma, es una manifestación de que en palabras de Santo Tomás de Aquino no se tiene el hábito de la Fe. Quien niega una sola cosa, niega todo, NO TIENE FE, no le cree a Dios, más bien cree en la propia opinión, la Revelación Divina es degradada irreparablemente en los vanos pensamientos de una creatura contingente.
Como ya varios han señalado, se permite ese sacrilegio y se destruye el resto de la fe y moral católica.
11/05/14 12:57 AM
  
Ricardo de Argentina
Excelente artículo, claro y contundente. Católico, sin más.

Ya lo he mencionado antes, no sé si en este blog: años ha me enteré de algunas cosillas que una monjas que ayudan en la parroquia a la que por entonces iban mis hijos, decían acerca de los Novísimos. Hablé entonces con el cura director del colegio adonde ellos concurrían y me entregó un libro sobre el tema para que se lo mostrara a la superiora. Así que fui y le planteé la cuestión a la anciana religiosa. Y le mostré el libro. Pocos y malos argumentos tenía la pobre, y nadie da lo que no tiene. Así que luego de dejar bien en claro que le disgustaba mi interpelación, me despodió diciendo más o menos: "¡Pero eso que usted afirma es propio del Concilio de Trento!"

Reflexión final: ha trascendido que una congregación religiosa ha sido castigada por no adherir con entusiasmo al CVII. Digo yo, ¿y entonces qué hacemos con los católicos que se ríen abiertamente del resto de los concilios?


---

LF:
Decirles que no son católicos. Así de simple.
11/05/14 1:27 AM
  
últi + palabras
LF , si es difícil endurecer las normas, porque los ministros del sacramento son los contrayentes, no deberían ser tan duras las normas que aseguran que realmente hubo un sacramento, cuando los ministros consideren q no lo hubo.
Y el planteamiento de Joaquín es muy cierto y los problemas pastorales siguen ahí. No hace falta contradecir Trento para admitir el privilegio paulino y si hay un caso especial, ¿por qué no 2? Jesús dijo "salvo en caso de..." luego se puede contemplar una salvedad. Al menos se puede hablar del tema.
Y tb tiene razón luis en cuanto a la noción de pecado mortal, pero es que tampoco se puede asegurar que otra persona está en pecado mortal porque te parezca que tu en sus circunstancias lo estarías. De hecho la casuistica sobre el asunto es penosa. Cuando alguien asegura que otra persona está en pecado mortal por ejemplo por no haber ido a misa el domingo, está juzgando el interior de esa persona sin tener por qué. Tú lo estarías, si así lo crees, pero no sabes nada sobre la conciencia de otros y nada puedes asegurar.

---

LF:
La Iglesia tiene el DEBER de proteger la santidad del matrimonio, y no puede dedicarse a decir que no lo hubo cuando los que lo contrajeron se ponen de acuerdo para decir que no lo hubo. Porque de lo contrario, esto sería una gran farsa.

El adulterio es una situación objetiva de pecado mortal, tanto si la persona cree que lo está como si no. Benedicto XVI dejó eso muy claro.

De lo contrario, hasta los asesinos de ETA podrían no estar en pecado mortal... porque ellos no creen que lo que han hecho está mal.

Y las que abortan no podrían ser excomulgadas porque creen que lo que han hecho es un derecho.

Y etc.
11/05/14 1:42 AM
  
Agustín Zamora
¿Sabe alguien que en España tuvieron lugar varios concilios, entre ellos el de Elvira, en la ciudad de Granada en el siglo IV? Ya no sé si de tipo ecuménico o con qué particularidad, el caso es que desde aquel concilio los sacerdotes son (en público) célibes.

Conocemos de sobra el tema del celibato, tanto su presunta necesidad como luego su realización práctica en multitud de casos visibles, pero si saco el tema es porque me gustaría conocer si sabe alguien qué tipo de "obligatoriedad conciliar" o algo así determina que esa costumbre tan tajante como incomprendida se mantenga. Y si es cierto que cualquier día se la quitan de en medio en base a no sé qué cuestión de magisterio o de tradición o de excepción conciliar o vaya vd. a saber la explicación (porque "allá van leyes do quieren reyes", claro).
---


LF:
El celibato siempre ha sido una cuestión disciplinar, no dogmática. Cualquier Papa puede cambiarlo. No tiene nada que ver con asuntos que sí son de naturaleza doctrina y dogmática.
11/05/14 2:22 AM
  
Menka
Esto pasó en el Concilio de Éfeso:
"el pueblo entero de la ciudad de Éfeso, desde las primeras horas de la mañana hasta la noche, permaneció ansioso en espera de la resolución... Cuando se supo que el autor (com.: no ha sido uno cualquiera, ni de "fuera") de las blasfemias había sido depuesto, todos a una voz comenzaron a glorificar a Dios y a aclamar al Sínodo, porque había caído el enemigo de la fe. Apenas salidos de la iglesia, fuimos acompañados con antorchas a nuestras casas. Era de noche: toda la ciudad estaba alegre e iluminada.

San Cirilo de Alejandría, Epistoloae, 24
11/05/14 11:04 AM
  
JacinTonio, desde Madrid
“… Después de caer en un primer error, al casarse; se cae en un segundo error, casándose o 'arrejuntándose', a sabiendas de que NO debe ser.
¿Y queremos pretender que La Iglesia tenga 'misericordia' de nosotros por equivocarnos repetidamente?…”

Comentario:

Creo que hay un mal entendimiento entre la Iglesia y muchas de estas personas, cuando estas personas son sinceras, y una cierta falta de empatía y comprensión de la situación del otro. Cada cual habla desde sus sensibilidades y desde sus anclajes inamovibles, so pena de aflojarse todo el edificio. Hay situaciones reales, perfectamente acordes con la fe, (y aún consideradas imprescindibles), cuyo sostenimiento contra viento y marea generan un anti-símbolo de la vida de la Iglesia, y muchos se preguntan si es esto lo que Cristo quería al predicar su Doctrina.

Esto debe estudiarse con más seriedad si cabe, para que no se convierta en un diálogo de sordos y muchos, desesperados, tiren por la calle de en medio. Y señalar, para los casos claros, los posibles protocolos para, desde la fe y desde la auténtica realidad sicológica de lo que es un ser humano, descubrir, en la medida de lo posible, estas situaciones reales, y llegar a situaciones satisfactorias, tanto para la fe de la Iglesia, como para la sicología que se desprende de la naturaleza humana.

No se trata de hacer trampas con el Evangelio o con las definiciones diversas sobre el tema, sino de profundizarlo desde la Fe, pero no solo desde la Fe, sino desde la Esperanza y la Caridad, y hacerlo de manera meticulosa, para separar lo que contra la fraternidad y caridad se haya adherido inconscientemente desde cualquier punto, por cualquier ventana. La Fe, la Esperanza y la Caridad no pueden contradecirse, y si algo rechina, hay que buscar las causas y poner remedio, sin cerrar los ojos a las incongruencias que otros pueda apreciar en la Iglesia, porque hay ruidos que no desaparecen apoyados, simplemente, en nuestras seguridades doctrinales, sin saber para qué sirve nuestra doctrina o perdiendo el sentido de conjunto, además de que sea ancla de nuestras seguridades. Una doctrina desprovista de su auténtica motivación cristiana, se convierte en ley o letra muerta.

Espero no haber dicho nada contra la Palabra de Dios, enseñada por la Iglesia en cuanto Redil del Rebaño del Buen Pastor, Jesucristo.

Saludos en el Señor.


---


LF:
Si es que todo es mucho más fácil. La Iglesia no puede estar a lo que cada cual piense. Las cosas son como son. La doctrina católica es clara, nítida. A nadie le obligan a aceptarla, pero no la vamos a cambiar para que la acepten los que ahora no la aceptan, porque si no, los que ahora la aceptamos vamos a empezar a plantearnos si no estamos ante la apostasía previa a la Parousía -algunos ya se lo plantean.

Preguntas:
¿Te casaste por la Iglesia?
Sí.

¿Tienes el convencimiento de que dicho matrimonio fue válido?
Sí.

¿Te has divorciado?
Sí. Pero no por mi culpa.

Como dijo Cristo, da igual si fue por tu culpa o no. No te puedes volver a casar. Y si lo haces, que sepas que según el propio Cristo te conviertes en un adúltero.

Eso se explica en un tono mucho más suave si se quiere que el que uso yo ahora, y a partir de ahí pues la persona lo aceptará o no. Si no lo acepta, ¿qué le vamos a hacer?
11/05/14 11:15 AM
  
Agustín Zamora
¡NO! La 2ª respuesta es NO. O suele ser no en la gran mayoría de los casos. NO me casé convencido/a de lo que hacía (como tampoco llegué al matrimonio inconsciente e "intocable" de lo que es la vida sentimental, ¡por Dios santo!)
Poca gente podía saber en el momento de presentarse en el Altar por dónde les iba a salir esto, y al final la dureza de la vida (y la dureza de corazón) llevan a muchos a no poder seguir juntos Y NO PASA NADA. No necesariamente es que estoy con otro/a, eso puede venir o no después. En cualquier caso, es cosa mía. Del Señor también, de acuerdo, pero no de ninguna vecina, por muy consagrada ella.

Yo de verdad, no sé en qué mundo vivís, o queréis vivir. O queréis hacernos vivir.

Por otra parte, me parece conmovedor que el celibato sea "cuestión disciplinar". O sea, la cama para ellos es disciplinar. Para nosotros, dogmática. No está mal, no está mal... ¿Veis, como es mejor no hacer demasiado caso?

---

LF:
Pues en ese caso, puede que no hubiera matrimonio. Y para eso están los tribunales de la Iglesia. Para discernir si se da o no la nulidad.

Agustín, no seas demagogo con lo del celibato o acabamos mal. Existen otras cosas en el mundo aparte del sexo. Eso no es cosa de cama o no cama sino de servicio a Dios y a su Iglesia.

El celibato SIEMPRE ha sido una cuestión disciplinar. No es un puñetero capricho de unos jerarcas que viven ajenos al mundo. Es San Pablo quien establece que el obispo puede ser casado pero que es mejor que viva célibe. Y la Iglesia decidió que era mejor que fueran célibes. Pero si por la razón que sea, se considera que no hace falta que lo sean, pues se cambia. Aunque en mi opinión, deber mantenerse esa disciplina porque el sacerdote célibe refleja mejor la condición de Cristo.

Sabemos PERFECTAMENTE en qué mundo vivimos. Y sabemos que el mundo rechaza a Cristo y nos rechaza a nosotros. Pero el que quiera ser cristiano, ha de saber que aunque vive en el mundo, no es del mundo. Y o se entiende eso, o no se entiende lo que es ser cristiano. Y si no se entiende lo que es ser cristiano, ¿cómo se va a poder ser cristiano?
11/05/14 11:52 AM
  
Sancho
Creo que es un error plantear el problema de si los divorciados vueltos a casar pueden comulgar. Lo importante es saber que dijo realmente Jesucristo sobre el divorcio.

En primer lugar hay que aceptar que Jesús criticó el divorcio en el Evangelio y mandó a los cristianos que no se divorcien (1 Cor 7,10-11), con una excepción en Mateo 19,9 y 5,32; pero no lo prohibió....

Editado

----

LF:
Su opinión es radicalmente contraria al Magisterio de la Iglesia e incluso a la de aquellos que quieren que se dé la comunión a los divorciados vueltos a casar, así que no pierdo el tiempo publicando el resto de su comentario, porque aquí no está en debate si Cristo prohibió o no el divorcio. Eso no hay católico que lo niegue. Y este es un debate entre católicos.
11/05/14 11:52 AM
  
Sancho
Pensaba que este debate estaba abierto a quien pudiera tener interés por la verdad ... editado.

---

LF:
Este debate es para católicos. Y quien niega que Cristo prohibió el divorcio, no lo es. Por tanto, CENSURO -con todas las letras- sus comentarios.
Al que le guste bien. Al que no, tambén bien.
11/05/14 12:53 PM
  
Justo Isla
La doctrina es muy clara. Muchas gracias por publicarla.

Quisiera saber qué opina Ud. de la acusación de novacianismo que algunos lanzan sobre quienes la defienden. ¿Cómo rebatiría eso? Porque hoy la sombra de la caricatura novaciana pesa sobre todo apologeta católico, lo quiera o no.

---

LF:
Novacianos, donatistas... nos llamarán de todo a los que nos limitamos a defender la sana doctrina.

El novacianismo pretendía que los pecados mortales cometidos después del bautismo, sobre todo el de la apostasía, no podían ser perdonados. Nosotros sabemos que sí, pero siempre que se cumplan los requisitos necesarios del sacramento de la confesión.
11/05/14 12:57 PM
  
Jordi
Joaquín:

5)No se entiende por qué se puede hacer comunión espiritual y no sacramental.


En mi opinión, un católico divorciado recasado no puede recibir comunión de ningún tipo, ni espiritual ni sacramental, ni tampoco la absolución sacramental, sólo puede realizar la presentación ante la misericordia de Cristo para que le ayude en su camino de conversión y pedirle el perdón y sus dones y gracias, tanto durante la misa como en la confesión.

La comunión eucarística sacramental contiene a Jesús como Dios y Hombre verdadero, real y substancial (Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad); se ofrece al Padre en la Santa Misa; es recibido por los fieles en la Comunión Eucarística respetando la norma canónica y moral; y es además una comunión espiritual: participa nuestro cuerpo y alma en la recepción de Jesús-Eucaristía.

La comunión espiritual es una comunión que expresa el deseo de recibir a Jesús-Eucaristía y de estar unidos a Cristo, procura realmente el fruto y utilidad del sacramento y es una experiencia real de unión con Cristo.

La comunión espiritual representa para el alma las mismas características que la recepción eucarística sacramental, excepto la no recepción del Cuerpo y Sangre material de Jesús, dado que solo recibiremos su Espíritu y Divinidad.

El Cristo completo (Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad) se encuentra en la comunión eucarística sacramental, que a la vez es también espiritual.

Una comunión espiritual realizada mediante cualquier fórmula devocional, está beneficiado con una indulgencia parcial. La lógica de la indulgencia indica que se perdona la pena temporal del pecado (remite tiempo de pena de Purgatorio), previo perdón de la culpa del pecado, que si es grave o mortal (castigado con pena de Infierno), debe ser perdonado en confesión con absolución.

Por tanto, la comunión espiritual y sacramental deben de recibirse en estado de gracia.

11/05/14 1:22 PM
  
Alejandro Galván
Un punto muy importante en el debate es que no se debe de confundir el ámbito de la teología con el de la disciplina, esto es, la validez de una doctrina con las medidas que el magisterio ha tomado respecto a la misma. Eso sería confundir dos ámbitos distintos. Debatir con base a esos argumentos tiene la misma utilidad de intentar hacer un agujero en el agua.
11/05/14 5:50 PM
  
Bartimeo
Por si le sirve.

1.- Muchas gracias por sus artículos. Me ayudan mucho.
2.- No entiendo por qué solo se habla de la "experiencia" de los divorciados vueltos a casar y no se habla de los que han sido y somos fieles a nuestros votos matrimoniales en situaciones objetivamente penosas.
3.- A una amiga la abandona el marido y ella, buena cristiana, saca adelante a sus tres hijos. ¿Qué recibió de su párroco? Consuelo, apoyo, dinero cuando lo necesitó. Ella ha sido fiel a su fe. ¿Por qué no hablamos de coherencia, del martirio de la coherencia? Ella pudo seguir comulgando. Ella es feliz, varios años después, porque ha sido fiel. Ha sido célibe sin que esa fuera su opción. Su opción no era algo sentimental, era a favor de Jesucristo. Con su ejemplo nos edificamos.
4.- Servidor. Matrimonio desastroso. 20 años, unos 10 alejado de la Iglesia. El freno en mi caso fue el de no hacer daño a nuestro hijo mientras fuera menor. En medio de mi apostasía personal el rescoldo de una fe mamada desde la cuna. En mí resonó "cumplirás tus promesas al Señor"... y el matrimonio es una promesa al Señor. Pude abandonarme a la misericordia de Dios en el sacramento de la confesión, después de un mes de mayo rezando el rosario todos los días para pedirle a María Auxiliadora, Refugio de Pecadores y Puerta del Cielo que me enseñara el camino de regreso a la casa del Padre. Pensando en mi fracaso matrimonial, quedé en paz cuando fui capaz de rezar "Señor, Tú sabes porqué". Este 31 de mayo hará 4 años. ¿Se ha resuelto mi endiablado matrimonio?: no. Yo lo vivo en la esperanza y como el joven Tobías sé que o nos salvamos juntos o no será. Mi esposa es el instrumento de Dios que me hace más humilde, desprendido, o sea que me pule para la eternidad. Vivo célibe sin que esa fuera mi opción. (Pero hay tantos casos iguales por enfermedad, alejamiento...)
5.- ¿Qué les decimos a los que han sido fieles? (conste que esto no lo digo por mí).
6.- Cuando después del discurso del Pan de Vida, lo escuchamos estos días de pascua, la gente escandalizada se aleja de Jesús Él no rectifica la verdad; apenado pregunta a los suyos "también vosotros queréis iros". La respuesta de S. Pedro es una de las más bellas oraciones que tenemos: "Señor, a dónde iremos, Tú tienes palabras de vida eterna.
7.- El divorcio es una ruina en todos los sentidos. Dios nunca defrauda. En medio de la tormenta (a veces de años) merece la pena confiar en Cristo, Buen Pastor, que nos acompaña en las cañadas oscuras; Él, que aprendió sufriendo a obedecer.

Pax et bonum. Que Dios le bendiga.



---

LF:
Usted, pecador e imperfecto como todos, es ejemplo vivo de lo que la gracia de Dios puede hacer si nos dejamos guiar por ella.
11/05/14 6:59 PM
  
últ + palabras
Me han parecido interesantes el comentario de Joaquín y el de Alejandro Galván.
Y muy hermoso el testimonio de Bartimeo.
No conozco esa oración de "Señor tú sabes por qué", pero la buscaré en la red.
Sé de muchas personas que han tenido experiencias parecidas y han permanecido fieles al sacramento- y de otras que ni siquiera saben si realmente se casaron sacramentalmente o no. Hay de todo, de ahí la complejidad del problema pastoral.
Paz y bien.
11/05/14 8:10 PM
  
Menka
Impresionante testimonio de Bartimeo.
11/05/14 8:44 PM
  
DAVID DIAZ CRIADO
1º...¡¡¡SAL DEL ARMARIO!!!
2º...¡¡¡TU MIEDO ES SU FUERZA!!!
¿recordais estas palabras?
fueron el slogan de los movimientos homosexuales
Cristianos: salid del armario y mostraos publicamente
no tengais miedo -J.Pablo II- porque tu miedo es su fuerza
Necesitamos testigos cristianos, santos y valientes...
11/05/14 11:14 PM
  
Nacho
Muchas gracias por este artículo, tan esclarecedor y oportuno, dadas las confusiones que pululan por estos tiempos.
En ese sentido y yendo a las causas del problema, creo que la catequesis y la pastoral debería hacer más hincapié en la doctrina y vivencia del matrimonio indisoluble. Desde que se aprobó la ley del divorcio en mi país (Argentina, 1987), he oído pocas homilías que toquen este tema. En un ambiente cultural tan adverso al matrimonio indisoluble, me parece que es necesario recuperar urgentemente la evangelización del matrimonio para los católicos de a pie.
11/05/14 11:32 PM
  
Isabel. Granada.
También a mí me ha parecido muy hermoso el testimonio de Bartimeo, que tiene bastantes puntos de conexión con mi experiencia personal. Pero yo si tuve que optar por separarme, que no divorciarme, ya que el seguir con mi marido hacía que entrara en clara confrontación con mi conciencia, y para mí la conciencia está por encima de cualquier cosa del mundo, incluída yo misma. De hecho mi matrimonio ha durado muchos años, siendo desde primera hora un fracaso total. Me dí cuenta enseguida de que no era el hombre con el que yo creí que me casaba. Estuve solamente un año de noviazgo y me casé con diecinueve años, (mis padres tuvieron que ir a firmar el permiso para yo poderme casar, pues en aquellos momentos la mayoría de edad estaba puesta en los 21). Pero a pesar de todo el fracaso de mi matrimonio, del "encierro" en el que prácticamente ha transcurrido mi vida, a los celos patológicos, a los malos tratos hacia mí y en particular hacia mi hijo varón, al abandono en el que hemos vivido mis hijos y yo, mientras su padre disfrutaba de la vida a su manera, y a otras cosas... nunca me hubiera separado, si el seguir con él no hubiera ido contra mi conciencia. Ya llevaba años en esta situación, que por otra parte me provocaba crisis de ansiedad, de las que me ha quedado una ansiedad generalizada de por vida, hasta que ví, que no solamente no había solución posible, sino que cada vez las cosas iban a peor. Y sin pensarlo, un día me viene una carta que hizo posible la separación, pues me veía sin salida de una situación horrible, con mi padre ya fallecido, y sin poder tomar ninguna determinación.
Ahora mis hijos mayores me juzgan por no haberme separado muchos años antes, y haberles ahorrado a ellos tantos sufrimientos como han padecido de niños.
Y aunque gracias a Dios, ahora tengo cierta paz, me encuentro vacía y con un inmensa falta de afectividad, que viene de tiempo atrás, desde que tengo uso de razón, y no porque mis padres, que Dios tenga en Su Gloria, no me quisieran, sino porque yo no me sentía querida, o ellos no me sabían demostrar ese amor.

A pesar de todo lo anterior, estoy en contra del divorcio y posteriores emparejamientos. No son buenos ni para los adultos, ni mucho menos para los niños.

Pero es una desgracia encontrarse en una situación en la que se siente estar en tierra de nadie, y encima criticada por muchos porque eres la rara del grupo, o una radical, o una integrista cristiana.
Pero lo peor es la soledad afectiva, que yo no he buscado, ni que yo quería para mi vida.

Dios os bendiga.
11/05/14 11:41 PM
  
Xaberri
Apoyo totalmente a Jordi en su respuesta a Joaquín: si se está en pecado mortal no puede haber ni comunión espiritual ni sacramental, luego el argumento finamente malicioso de que "si no te dejan sacramentalmente, házlo al menos espiritualmente" es tan falso como el divorciado "inocente" que se vuelve a "casar".
Y ya, escribo la impresión de que el divorcio civil nada tiene que ver, es decir, no rompe el matrimonio, porque leyendo lo que se comenta parece como que se sostiene que quien se divorcia ya no está casado.
Y si alguien está CASADO O NO ESTÁ CASADO, LO DIGA ÉL, SU CóNYUGE o lo que resulte ser, o Agamenón o su porquero, incluídas todas las razonables percepciones sobre el asunto, sólo lo puede decir la Iglesia.
12/05/14 12:41 AM
  
Xaberri
Las personas que no saben si se casaron o no , es decir, si hubo sacramento o no, no creo que pidan los sacramentos para nada hasta que no se interesen en entender el sacramento. Si hay ese interés, desandar y reandar desde esa comprensión con seriedad, el camino desde que se pusieron ante el altar y lo que desde esa comprensión del sacramento nunca hubo de suceder, lo mismo que nunca un cristiano debe de fracasar,--lo siento pero me viene a la cabeza la imagen del infierno cuando se persiste en el pecado mortal y se tira la toalla en la lucha contra el pecado, y ese renunciar a luchar cuando se comprende la importancia de conocer el sacramento o se hace por entenderlo y la seriedad por saber me habla de terreno de pecado mortal--- porque tiene la gracia que le ayuda y nunca dejará Dios al que busca sus caminos sinceramente ser tentando más allá de sus fuerzas, y si hubo algo verdadero de ley natural en esa relación que les llevó al altar, ese gérmen de Dios no puede ahogarse con el desinterés, la comodidad ante lo que sabemos que nos va a costar pero que va a ser posible por la asistencia prometida de Dios.
çCuando hay esta disposición es contradictorio de hablar de problemas pastorales. El pastor debe ayudar a seguir un camino de purificasción, de lucha, de auxiloios espirituales para salvar lo que el conyuge se planeta como importante, nI más ni menos, que la COMPRENSIÓN DEL SACRAMENTO, EN SERIO. y LO PRECONCEBIDO DE "UF, LO VAS A TENER MAL SI QUIERES RECOMPONER ALGO..." rechazarlo como algo diabóloco. La voz que anima en la lucha, la voz que anima en acometer renuncias, en pelear con las manos llenas de responder adecuadamente a las exigencias del sacramento, sobre el cual me planteo un palpitar vital cualquier cosa menos algo que no me afecte vitalmente y , cara a Dios, cuestión de vida o muerte.
En el resto de los casos, parece que no hay problema. Dirán sin trabajar mucho que su matrimonio no ha sido válido y serás la Iglesia, con las asistencia del Espíritu Santo, la que decida, no ellos.
12/05/14 1:18 AM
  
Xaberri
Mi anterior post se refería a uno de últimas palabras, y su manifestar interés en un así llamado problema "pastoral"
12/05/14 1:22 AM
  
Rodrigo
Isabel, leo su comentario y siento una profunda tristeza por su caso, porque es una clara aplicación del "hombre hecho para el sábado", y veo que espiritualmente está usted profundamente abandonada por aquellos que dicen ser sus "hermanos".

Me encantaría hablar con usted de este tema y exponerle otro punto de vista, pero me temo que aquí va a ser imposible. Si encuentra una forma, no deje de decírmelo. Un abrazo. Comprendo su situación y creo que es usted víctima doble. Ojalá pueda encontrar la felicidad. De corazón.

---

LF:
No entiendo bien a qué se refiere con eso de que el caso de Isabel es una clara aplicación del "hombre hecho para el sábado".
12/05/14 10:40 AM
  
Catholicus
"Se trata de una moral globalista y antropocéntrica, que no considera cada pecado mortal como una ofensa a Dios, sino que analiza la vida en términos de balances globales y males menores,"
___________

Principio de Totalidad. Explícitamente condenado en la Humanae Vitae (el principio es trasversal).

En la Compañía de Jesús se seguía enseñando, y por testimonios directos sé que después de la HV confesores jesuitas seguían inoculándolo en la confesión.

Inconsciente o conscientemente, es un principio venenoso sobre todo porque intuitivamente se nos mete dentro. Es muy difícil que no acabemos impregnados de él, aunque sea a ratos.

Sí, claro que subyace en Kasper and Cia.
12/05/14 11:56 AM
  
Catholicus
"vamos a empezar a plantearnos si no estamos ante la apostasía previa a la Parousía"
________

Para ser "técnicos", digamos que la apsotasía es previa a la venida del Anticristo. 2 Tesalonicenses 2:3-12.

---

LF:
Vale, y luego, la Parousía.
12/05/14 12:07 PM
  
Miguel (Granada)
Sr. LF, con todos mis respetos, vd. entiende perfectamente la frase de Rodrigo de que Isabel es un ejemplo manifiesto de lo que puede llegar a significar el "hombre hecho para el sábado", la obnubilación de la razón y la anulación de la persona en base a fundamentos religiosos que también se hicieron para el hombre y no el hombre para ellos.

Por coincidencia de residencia, me gustaría poder ayudar a Isabel simplemente a tomar ese café que quizás pudiese ayudarle a lo que, parece ser, no le está ayudando su entorno no sé si parroquial, como a mí en mi momento sí me ayudó (poquito, pero algo). No conozco la manera de hacerle llegar mi correo, pero por supuesto no es una "quedada" sentimental, yo ya rehíce mi vida gracias a Dios, porque también me quedé solo y con esa negativa al divorcio (nulidad clarísima después) y a "posteriores emparejamientos", como expone Isabel en una apuesta evidente por el "hombre para el sábado".

La vida es muchísimo más sencilla. Incluso el "sábado" puede ser muchísimo más sencillo. Lo que pasa es que cada uno te vende su sábado y para mucha gente es muy difícil saber de lo que va cada uno.

Saludos cordiales.

---

LF:
Nada, nada... que me lo explique Rodrigo, :)
12/05/14 12:19 PM
  
últi + palabras
El caso es que no está tan claro que alguien este' en pecado mortal o no. La casui'stica no es dogma de fe. Y hace falta que alguien crea que es pecado mortal lo que ha hecho para que subjetivamente lo sea, exceptuando las faltas graves contra la caridad q son evidentes para cualquier conciencia normal.

--

LF:
Está muy claro que el adulterio es pecado mortal. Y cuando la doctrina de la Iglesia se explica y se conoce, no hay excusa para decir que no se está en pecado mortal. Es decir, si a mí Criso y la Iglesia me dicen que algo es pecado y yo lo cometo, luego no puede ir por ahí diciendo que no he pecado porque mi conciencia me dice que no he pecado. Solo la ignorancia invencible puede excusar al hombre del pecado.

Por otra parte, san Juan Pablo II advirtió en la Exhortación Reconciliatio et poenitentia que el hombre contemporáneo vive "bajo la amenaza de un eclipse de la conciencia, de una deformación de la conciencia, de un entorpecimiento o de una anestesia de la conciencia".

Y Joseph Ratzinger, hablando de uno de los más grandes teóricos sobre la conciencia, el Beato Henry Newman, escribe:

Para Newman el término medio que asegura la conexión entre los dos elementos de conciencia y de la autoridad es la verdad. No dudo en afirmar que la idea de verdad es la idea central de la concepción intelectual de Newman; la conciencia ocupa un lugar central en su pensamiento precisamente porque en el centro está la verdad. Con otras palabras: la centralidad del concepto de conciencia va unida en Newman con la precedente centralidad del concepto de verdad y se puede comprender sólo partiendo de ésta.


12/05/14 1:22 PM
  
Rodrigo
Efectivamente, Miguel. La aproximación que haces es la correcta. Isabel tiene que sufrir no sólo por una vida marital desgraciada, sino también por la negación a poder rehacerla con otra persona, por una aplicaciòn literalista de una parte de los Evangelios (luego otras son interpretables, en función del interés) hecha por hombres.

Piensen los defensores del rigorismo si estuviesen en ese caso cómo se sentirían sin amor, porque es muy fácil opinar sin haber vivido la situación, y si la Institución a la que pertenecen encima los trata como si fueran basura si se osa saltarse la maraña de disposiciones, normas, cánones y posturas en lo que se ha convertido un Mensaje bien sencillo.

Mi ofrecimiento de ayuda es para esta señora. Si ahora entrase a debatir aquí el concepto de "no se ha hecho el hombre en función del sábado, sino el sábado en función del hombre" (y puedo hacerlo perfectamente) no va a haber debate posible, atendiendo al rigorismo de esta web en cuestiones doctrinales, y al hecho de que (según esa visión fundamentalista) debo ser un hereje de tomo y lomo. Algo que me importa bien poco, por cierto, pero que anula la posibilidad de entendimiento con una parte que no quiere oir ningún argumento de la otra, por pensar que tiene la Verdad Suprema.




---

LF:
¿Quién dijo que esto de ser cristiano es un camino de rosas? ¿quién os ha mentido para que creáis que el cristianismo no lleva una cruz aparejada? ¿a quiénes servís los que decís que para que alguien pueda ser feliz no tiene más remedio que pecar desobedeciendo a Cristo?

Nosotros, en esta web, creemos que la gracia de Dios capacita a todo hombre para vivir en fidelidad a Dios. Eso no es rigorismo. Es saber en qué consiste ser cristiano.

Lo más fácil es decir: peca, que mientras te sientas bien, no pasa nada. Lo que importa es que seas feliz, no que cumplas la voluntad de Dios para tu vida. Si ves que la voluntad de Dios te lleva a la infelicidad, entonces debes creer que esa no es realmente la voluntad de Dios, porque Dios lo que quieres es que sea feliz sea como sea.

Dijo Cristo:
El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí.
Mt 10,37


La cruz puede tener muchos rostros. Puede ser un hijo rebelde, un hijo enfermo, unos padres irresponsables, una enfermedad propia, etc. Y también puede ser un matrimonio desastroso. Pero no podemos tirar la cruz a la cuneta y pretender andar por el camino de Cristo como si tal cosa. Es Cristo quien nos ayuda a cargar nuestra cruz. Pero esa ayuda no va incluida la licencia para pecar. Porque quien para "rehacer" su vida peca contra Dios, está faltando al primero de los mandamientos.

Existen MUCHOS cristianos que han vivido y viven la desgracia de un divorcio y no caen luego en el pecado del adulterio. No porque no tuvieran oportunidad de "rehacer" sus vidas, sino precisamente porque han entendido que la vida "rehecha" en contra de la voluntad de Dios es en realidad muerte y condenación.
12/05/14 1:46 PM
  
Isabel. Granada.
Rodrigo y Miguel.

Gracias por vuestra comprensión, igual a Luis Fernando, con el que coincido en cuanto a la ortodoxia que debe seguir el cristiano, y por eso es que a pesar de mi soledad y de la falta de afectividad que tengo en mi vida, no he intentado nunca buscar la salida fácil, porque sé que mi conciencia no me dejaría vivir tranquila.

He estado durante cinco años en uno de los movimientos de la Iglesia, que he tenido que abandonar porque en una de las últimas reuniones, se me exigía por parte del catequista, volver con mi marido y pedirle perdón por haberme separado, algo impensable para mí. En una de las últimas convivencias con ese grupo, cuando dije haberme sentido tremendamente dolida de las exigencias que me ponían, se formó un tremendo escándalo, por parte de la gran mayoría del grupo, tanto fue así, que uno de los hermanos tuvo que salir a decir que sólo faltaba que me apedrearan. Fue un auténtico escándalo, y me sentí como si fuera una hereje. Empecé a llorar que no podía parar, hasta el punto en que me tuve que salir de la sala y solamente tres hermanos, entre ellos el responsable de la comunidad, salieron a confortarme. Después y ante su insistencia volví a entrar en la sala y oí algunos comentarios airados de las chicas o señoras, en momentos en los que eché mucho de menos un poco, si no de cariño, sí de caridad para una persona que sufre. Pero no fue así. Se me dio la salida de que visto mi caso, pidiera la nulidad. Pero ya sufrí mucho en el proceso de separación, para meterme sin necesidad en un proceso de nulidad y opté por la salida del grupo, en el que lejos de encontrar el amor que se supone que tenemos que tener por el prójimo, he encontrado por parte de una gran mayoría, una incomprensión y frialdad que no me esperaba de un grupo cristiano.

Dice Luis Fernando que el cristiano lleva la cruz aparejada, como la llevó Nuestro Señor, y lleva razón, pero yo estoy ya muy abatida y cansada, y aunque tengo que reconocer que gracias a Dios hay veces que me encuentro algo mejor de ánimo, tengo otros momentos de verdadero agotamiento psicológico y tocando fondo, hasta el punto de pasárseme cosas graves por la mente, porque siento que mi vida ha sido un autentico fracaso. Además de mi desgraciado matrimonio, tengo tres hijos que son tres problemas grandes para mí. La mayor es una chica estupenda, todos los que la conocen la quieren muchísimo, porque es muy buena, cariñosa y alegre, pero es muy individualista y obstinada, y ha tenido la desgracia de ir a enamorarse de una persona que más que un hombre es un niño; no sé si habéis oido hablar del síndrome de Wendy, pues es el que tiene mi hija, y el marido el de Peter Pan, y no es broma, así es como se conocen estos casos en psicología; hasta tal punto que dejó sus estudios universitarios,(que a mí me dijo que había terminado y hasta me presentó una nota dónde lo decía, con el sello de la Universidad), para ponerse a trabajar en lo primero que encontró, para poder casarse y mantener a su marido. El hijo varón que vive conmigo, es extremadamente violento y agresivo, además de muy egoísta, de las personas que se les habla bien y contestan mal. Y la tercera, días después de mi separación decidió irse a vivir con el padre, que le daba todos los caprichos y le consentía no estudiar ni trabajar. A esa hija, la tuve que dejar con mi madre a los cinco años, porque me obligaron (literalmente) mis padres a coger el negocio de mi marido, que mis padres habían avalado con todos sus bienes, y en poco más de un año que lo tuvo, casi aumentó la deuda al doble, sin saber dar explicaciones concretas de dónde había ido a parar el dinero; esto causó un estado de nervios contínuo a mi padre, que había sido siempre un hombre super responsable con sus negocios, y sufrió un infarto del que murió al año siguiente con 64 años. Y ya me ví totalmente desprotegida, pues la conducta de mi marido fue cada vez a peor. Y yo al frente del negocio, con problemas de todo tipo: matrimoniales, familiares, abandono forzoso de mis hijos, pues tenía que trabajar mañana y tarde, y económicos.

Ocho años después conseguimos dejar ese negocio por una cantidad ridícula, comparada con lo que nos costó, y mi familia tuvo que hacer frente con mi madre ya viuda,al banco que nos prestó el dinero para el negocio, pues amenazaban con quitarles a mis padres todo su patrimonio. Y cuando yo creía que iba a recuperar la normalidad de la vida familiar, me encontré con una hija menor caprichosa, irresponsable, violenta, y que no quería estudiar ni trabajar, y a los dos mayores, en la situación que he referido antes. Y mi marido cada vez peor. Hasta que, llegó la carta antes mencionada y pude separarme, eso sí, buscándome un abogado de oficio, pues ya mi madre no podía seguir ayudándome.

Todo esto, unido a la ansiedad generalizada que padezco ya de por vida, según el médico, consecuencia directa de todo el proceso de mi vida.

Ahora estoy con un proceso inicial, según el médico de agarofobia, y salgo muy poco, casi nada. A misa; un día a la semana a caminar con un grupo del que me habló una de las hermanas de mi marido el día en que falleció mi madre, y me vio como yo estaba. El grupo se llama O.F.E.C.U.M. (oferta cultural mayores universitarios), y a pesar de que tiene multitud de ofertas culturales, sólo salgo a caminar los viernes por Granada, porque no me apetece ninguna otra cosa, debido al gran desánimo que arrastro.

Mi correo electrónico no lo puedo dar en público. Soy, como tengo en mi página de Facebook, católica practicante, y lo único que busco en cualquier persona es amistad, algo que en mi caso se ve que es como querer la luna. Hace años un señor muy católico, me dijo que no podía buscar amistad en un hombre, porque si un hombre se limitara a tener amistad conmigo "iría haciendo el papel de panoli", frase literal.

Os reitero las gracias a los tres, y disculpad este desahogo.

Dios os bendiga.

----

LF:
Isabel, cuenta con mis oraciones. Y gracias por tu testimonio de fidelidad al Señor. No desesperes, que seguro que Él nunca te deja de su mano.
12/05/14 5:29 PM
  
Miguel (Granada)
Me dejas hecho polvo, Isabel, y te pido disculpas si por desconocimiento mi intervención pudo parecerte excesiva. Pido al Señor y a nuestra Madre y Patrona de las Angustias que no te falte su misericordia.

Pienso que hiciste muy bien abandonando el grupo en el que, sumado a tu cruz, no hacían más que crucificarte más todavía. Eso, por muy "oficial" que sea y cuente con todas las bendiciones, no es cristianismo (pudiera ser hasta delito, no entraré en polémicas pero no todo el mundo dejaría pasar eso de la misma manera). Así no hay quien quiera ser cristiano. O gracias a Dios, no es la única manera de ser cristiano. Por eso me niego a resignarme con que la vida tenga que ser tan difícil, queriendo Dios nuestra felicidad. Tomar nuestra cruz puede ser también un camino de gozo y de entrega al Señor... hasta que deja de serlo, y Dios no nos niega que tratemos de mejorar, aunque sea por salud, que también es preceptivo cuidarla.

Sinceramente, y vuelvo a pedirte disculpas, pienso que te mereces encontrar a la persona junto a quien volver a sonreír y a dar gracias al Señor todos los días. La mera existencia por esos mundos de uno que YA NO ES NADIE (asúmelo, Isabel, por Dios santo) no puede condenarte a ti a la vergüenza, a la condena y a la extinción.
Perdóname, pero es que no puedo con eso, yo lo siento.

Un abrazo y muchísima suerte y bendiciones.
12/05/14 6:33 PM
  
Isabel. Granada.
Os vuelvo a dar las gracias por vuestras oraciones y vuestras palabras de aliento, que agradezco con toda el alma.

Y pido a Dios y a Nuestra Señora de las Angustias, que os protejan siempre y os guarden de todo mal.

Un abrazo.
12/05/14 7:58 PM
  
Antonio1
Isabel, un abrazo muy fuerte. Yo debo de ser de esos panolis que tiene magníficas amigas con las que me encuentro muy a gusto sin por eso buscar algo más ni ser menos hombre. Se te puede contactar por facebook? Cómo?
12/05/14 10:35 PM
  
últ + palabras
Querida Isabel, me gustaría decirte que cuentes también con mis oraciones, mi simpatía y mi apoyo.
Un abrazo.
12/05/14 11:51 PM
  
últ + palabras
"Pide y recibirás, busca y encontrarás, golpea y las puertas se te abrirán". (Mateo 7:7-11)
Que Dios te ilumine y te guíe.
13/05/14 12:06 AM
  
Isabel. Granada.
Antonio1. Gracias y felicidades por ser así. Estoy en Facebook, pero no me parece adecuado darlo en público. Espero que lo comprendas y me disculpes.

Últ + palabras. Muchas gracias por tus oraciones, tus consejos y tus buenas intenciones. Dios te lo pague.

Muchas gracias a los dos, un abrazo y que Dios os bendiga.

13/05/14 12:48 AM
  
Xaberri
"..La cruz puede tener muchos rostros. Puede ser un hijo rebelde, un hijo enfermo, unos padres irresponsables, una enfermedad propia, etc. Y también puede ser un matrimonio desastroso. Pero no podemos tirar la cruz a la cuneta y pretender andar por el camino de Cristo como si tal cosa. Es Cristo quien nos ayuda a cargar nuestra cruz. Pero esa ayuda no va incluida la licencia para pecar. Porque quien para "rehacer" su vida peca contra Dios, está faltando al primero de los mandamientos.

Existen MUCHOS cristianos que han vivido y viven la desgracia de un divorcio y no caen luego en el pecado del adulterio. No porque no tuvieran oportunidad de "rehacer" sus vidas, sino precisamente porque han entendido que la vida "rehecha" en contra de la voluntad de Dios es en realidad muerte y condenación."

Y la cruz es una "fuente de gozo y bendiciones" como me dijo el carmelita Marcelino Iragui. Sin que sobre ninguna palabra.
Como -gloria a Dios- no sobra ni una de ésas que he copio-pegado. Son, gracias a Dios, un papel para llevar siempre consigo cuando uno se anda quejando por chorradas, una fuerza que llama al exorcismo de la pereza y nos lleva a lo esencial: reconocer la realidad de nuestra dependencia absoluta de Dios y lo rídiculo de la pretensión de autonomía y la "realización" prescindiendo de esa realidad. No, no, lo que "yo pienso" no cuenta, no es nada , si no está viviendo y comiendo del "pensamiento" de Dios.

¡Qué fácilmente se atajan las cosas con esas dos cosas copiopegadas bien dichas!
13/05/14 12:59 PM
  
Padre Raul Sanchez
Considero que para analizar los casos de los divorciados vueltos a casar y si pueden o no comulgar, se deben tener presente algunas cosas, como por ejemplo. a) No se trata de no tener misericordia con estos hermanos e impedirles la recepcion de la Eucaristia; no es la Iglesia es la misma palabra de Dios que asi lo afirma, fue el mismo Señor Jesus que asi lo dijo. No es pues cosa de un capricho de la Iglesia, es un mandato del Señor. b)Es menester recordarles a estos hermanos que desean comulgar y que ahora no pueden, que la Iglesia los ama y no los trata como cristianos de tercera categoria; es simplemente y por la sencilla razon que fueron ellos los que se buscaron esta situacion; hay que analizar por que se casaron, y por que se divorciaron. Y mas aun por que volvieron a casarse. En todo ello hay mucha responsabilidad y sin pretender juzgar, tambien mucho pecado.
Puedo hablar de algo que cometen los matrimonios y por eso su fracaso, es una de las causales de nulidad matrimonial: grave defecto de discrecion de juicio. Muchisimas parejas llegan al matrimonio sin saber que significa el sacramento; los que se casan por lo general no tienen vida de fe; ni tampoco les importa. No nos debe entonces asombrar porque fracasan. Pero si nos causa perplejidad, que despues acusen a la Iglesia como la culpable de su desgracia o del no estar pleno en la Iglesia. No se tiene en cuenta a Iglesia para casarse bien, para buscar la nulidad, para divorciarse, para volverse a casar por lo civil. No atienden a la Iglesia para recibir de ella su ensenanza y maternidad, se busca para acusarla
20/05/14 8:19 PM
  
Juan de los Palotes
Caramba. Es mucho más fácil conocer la verdad cuando es enunciada como en los cánones de Trento. ¿Sería posible que nuestros pastores tengan misericordia de nosotros y nos hablen así otra vez?
18/09/14 5:34 PM
  
Luis Vargas
Soy mexicano, hay un grupo denominado DVC divorciados vueltos a casar y la iglesia lo llama Dios Vida y Comunidad.
Una de mis experiencias como divorciado, es que sabemos perfectamente que jamás podremos confesar y comulgar. Es una ley de Dios y ningún ser humano podrá dar el consentimiento para hacerlo ( para mi en lo personal, ni el Santo Padre, hoy Papa Francisco ) lo puede autorizar. Pero quien tiene la firme convicción de vivir con AMOR con su nueva pareja, Dios es tan misericordioso que bendice esa unión, porque todos somos sus hijos, no hay católicos de primera y de segunda, El hecho de comulgar no quiere decir que ya tienes el pase libre para vivir en la casa del Señor, son tus obras las que califica el señor, no cuantas veces comulgues, yo me siento bien con mi nueva familia, tengo un hijo ya tiene 21 años ( los cumple en nov. prox. ) y con mi anterior familia hay dialogo no hay ahora pleitos, una de mis tres hijos del primer matrimonio, aún está renuente, pero han mejorado las relaciones, eso sí, no dejo de estar en Oración con Dios y pidiéndole Fe , esperanza y caridad, pero el perdón y el arrepentimiento, siempre está de primero, DIOS ES MUY MISERICORDIOSO, JAMÁS NOS ABANDONARÁ PUES NUESTRO GRAN PECADO, PUEDE SER PERDONADO POR ÉL, SOLO ÉL EL DÍA DE NUESTRO JUICIO , UN GUSTO PODER OPINAR.

---

LF:
Sí podéis volver a comulgar. Basta con que os dejéis guiar de la gracia para arrepentirse primero, confesarse después y luego mantenerse en castidad.
23/09/14 7:44 PM
  
Maga
Hay que decirlo YA claramente: los que dicen que siguen el Vaticano II y consideran desfasado el Concilio de Trento o superado o abrogado, están fuera de la Comunión de la Iglesia Católica, aunque se empeñen en lo contrario.
14/11/14 10:50 AM
  
Rexjhs
Muchas gracias por tu artículo Luis Fernando. Es una alegría leer cada día en Infocatólica la sana doctrina. Me gustaría decir lo siguiente: cuando tantas veces estos días se escucha, como se escuchó en el Sínodo y se escucha en muchos obispos y cardenales, que hay que "acompañar" a los divorciados, homosexuales, adúlteros, etc... se puede caer en una mala interpretación. "Acompañar" sólo puede interpretarse de manera católica como una pastoral encaminada a llevar a la nueva pareja de divorciados a la castidad, o a separarse, o a reconciliarse con sus anteriores parejas (con las que se casaron por la Iglesia). "Acompañar" no puede ser, por tanto, comprender y bendecir su situación pecaminosa (que es lo que el Mundo quiere y por lo que empuja una parte de la jerarquía, como vimos en el Sínodo). Lo digo porque, como dijeron Müller, Caffarra, Burke y otros muchos en el Sïnodo, el lenguaje es ambiguo y no debería serlo. Nuestro Magisterio tiene palabras precisas desde siempre que no se prestan a malas interpretaciones.
14/11/14 11:03 AM
  
antonio
Cuanto más sepamos todos, mejor.!!!!!!!!Claro, eso es ayudarnos unos a otros a Ser Fieles a Dios Nuestro Señor, sabiendo que hay hermanos, que son más débiles,es ayudarnos a Amarlo cada vez, más y más. "El que cumple con mi palabra ,me ama, el que lo obedece, en su Santísma Palabra" y al Espiritu Santo, que os enseñára todo lo que paso y todo lo que va a pasar,y su promesa de establecer morada, la Santisima Trinidad en el alma, que lo ama"""

Es muy GRANDE la IGLESIA,y el mismo SEÑOR, para rebajarlo..
Queridas hermanas, sabeís con quién estaís Tratando, nosotros nada, el TODO, y sigue sus consideraciones,( Mi Madre Santa Teresa,) lo otro es suma barbarie.
Excelentes Luis Fernando tus últimos post.
Que Dios bendiga a Infocatólica, y todos sus comentaristas, también, los que, tienen dudas, en un momento, uno las ha tenido tam,bién.
Pero busquen la Verdad, no tengán prejuicios, no sean atrapados, por sus pareceres,Nuestra Bajeza es muy grande, ni por los falsos pastores.Que abundán en la Ciudad de Dios.


14/11/14 1:38 PM
  
Chimo
No sólo defiende en publico la doctrina verdadera de la Iglesia, sino que tiene la osadía de citar el Concilio de Trento.

Gracias, cardenal Ladaria.

---

LF:
Monseñor Ladaria no es cardenal.
14/11/14 2:09 PM
  
antonio


Sabemos PERFECTAMENTE en qué mundo vivimos. Y sabemos que el mundo rechaza a Cristo y nos rechaza a nosotros. Pero el que quiera ser cristiano, ha de saber que aunque vive en el mundo, no es del mundo. Y o se entiende eso, o no se entiende lo que es ser cristiano. Y si no se entiende lo que es ser cristiano, ¿cómo se va a poder ser cristiano?

Hay un bien superior a todos los bienes, materiales, intelectuales, que nos lleva a tener a todo por basura.:EL CONOCIMIENTO DE DIOS NUESTRO SEÑOR.
14/11/14 2:12 PM
  
Miguel
D. Luis Fernando: No he podido leer todos los comentarios, por lo que ignoro si se ha hablado de esta cuestión. He leído en un articulo de una conocida escritora católica que las parejas divorciadas y vueltas a casar podrían hacer la comunión espiritual en sustitución de la material. ¿Es aceptable esta sugerencia?
Le agradezco de antemano su orientación, y perdóneme si ya se comentó.

----

LF:
No domino el tema de la comunión espiritual "sustitutiva". De hecho, no lo entiendo por más que me lo expliquen.
14/11/14 4:34 PM
  
Cecilia
Soy una Mujer divorciada. Cada vez que me acerco a comulgar, muchos "hermanos" y "hermanas" supercatólicos me miran con desprecio y sin disimulo. Me llama la atención que me taladren con sus miradas. No saben que me confieso, pecadora como todos. No saben que me mantengo en celibato en observancia absoluta a Nuestro Señor. Pero Dios sí sabe. Y que no me cuesta, en amor por su Nombre. Nada más importante que mantenerse en Comunión con Él. Quien me juzgue, al confesionario si así le parece. Es claro como el agua, uno es católico por fe, porque le cree a Dios. Y si le creo a Dios, desde mi circunstancia particular, (cualquiera esta sea) tengo que seguir sus indicaciones, sean estas dogmáticas o no, Tengo que seguir las indicaciones del Papa, de la Santa Iglesia. Si estás casado ante Dios y un juez terreno anuló tu matrimonio, el camino es el abstenerse de pareja. Es así de simple.
O te "anotaste" en alguna secta que se pretende cristiana.


---

LF:
No llame supercatólicos a los que actúan tan miserablemente.
15/11/14 5:43 AM
  
Christian
Ningún radicalismo es bueno y menos aquel que se pretende enarbolar en nombre de Dios. Ya de eso, la Iglesia tiene harta experiencia y no sé puede "dar el lujo" de volver a caer en él. Cada caso es un mundo aparte y más en estos temas tan complejos e íntimos, así debería entenderlo la Iglesia. Cuidado con la soberbia que es el pecado original al que TODOS estamos expuestos.

Por cierto, el lenguaje del Concilio de Trento es propio para la época convulsa de la Reforma y la Contrarreforma. Aunque seguramente necesario en su tiempo, ahora ya no es aplicable. Se mantiene su esencia doctrinaria, obviamente, pero decir ahora que todos los que obramos o pensamos diferente a dichos postulados, somos malditos y expulsados automáticamente de la Iglesia sería, por decir lo menos, una muestra de radicalismo más propia del Estado Islámico que de la Iglesia de Cristo.

A la Sra. Isabel de Granada, le expreso toda mi comprensión y solidaridad. Lamentablemente, no es poco común que en los grupos parroquiales hayan muchas personas que poco o nada tienen de cristianas y católicas, más bien usan a la Iglesia para ocultar sus propias bajezas y pecados, juzgando y condenando la vida de los demás, al amparo falso de La Ley. Pero más allá de la ley y sus interpretaciones, por sobre las "pías" personas de parroquia, de los eminentes sacerdotes y obispos, de los intelectuales editores de páginas católicas, etc. está DIOS, que todo lo ve y todo lo sabe, y que llevado por su infinito Amor, le da consuelo, fortaleza y esperanza para, a pesar de todo, SER FELIZ. Escuche a Dios, a través de su conciencia y la oración. Si le fallaron su marido, sus hijos, o la misma Iglesia, Dios jamás lo hará. Un abrazo con cariño para Ud., apreciada Isabel.


----

LF:
¿El qué dice usted que no es aplicable del lenguaje de Trento?

Resulta que la palabra anatema aparece en la epístola de Gálatas. De hecho en el original se escribe igual, nada más que con las letras del alfabeto griego: ἀνάθεμα

¿Tampoco es aplicable?

Dado que Trento es un concilio dogmático, no se puede rechazar sus enseñanzas. Eso no tiene nada que ver con el Estado Islámico sino con algo tan simple como es el ser o no ser católico.
15/11/14 6:01 AM
  
Christian
Se puede anunciar una Verdad con caridad o con violencia. En ese sentido, la Iglesia en siglos anteriores ha actuado con violencia al pretender imponer el Evangelio por decreto, amenazas y castigos, incluso de muerte. Eran otros tiempos y quizás históricamente puedan ser analizados y enjuiciados estos procedimientos. Sin embargo, nunca podrían ser aprobados. Ya la misma Iglesia, a través del Papa, ha pedido perdón por estas acciones tan distantes del mensaje y el Amor de Dios.
Siguiendo esa lógica, las maldiciones, amenazas y excomuniones al por mayor, en nuestros tiempos, son anacrónicos. Finalmente, todos somos pecadores y la Iglesia no está formada por Ángeles sino por seres humanos, por hombres.
Por eso, en este debate de asuntos tan complejos e íntimos que afectan a católicos que quieren estar en gracia de Dios y en comunión plena con la Iglesia, no caben radicalismos de uno u otro lado del pensamiento.
Si la doctrina de Trento, por poner un ejemplo, es válida en nuestros tiempos se demostrará, luego de estas discusiones. No basta con decir que ya en Trento u otro documento, ya fue tratado y zanjado. La Verdad resistirá este debate en el siglo XXI y mil debates más en cada época. Recordemos que los hombres no son los mismos de hace 4 siglos, ni de dos, ni de 10 siglos atrás. El hombre de hoy también se hace preguntas, también se cuestiona, también analiza, también se confunde y también puede llegar a conclusiones que amplíen e enriquezcan, según la voluntad de Dios, lo que otros hombres concluyeron hace 4 siglos. No somos robotitos, ni Dios quiso que lo fuéramos. Él nos dio el don de la inteligencia, usémoslo con humildad y recta intención. No por usar ese don somos endemoniados, herejes o estamos malditos.
Confiemos con paciencia, en que La Verdad siempre saldrá a flote y que lo hará enriquecida, para dar respuesta a preguntas válidas de mucha gente buena que sufre injustamente.


---

LF:
Los dogmas de fe no se discuten, no se sujetan a votación después de haber sido promulgados. La fe es la misma hoy que hace 20 siglos, cuando se puso fin a la Revelación. Existe una cosa que es el desarrollo del dogma pero siempre es en una dirección. Es decir, no hay vuelta atrás. Por eso el corpus dogmático del catolicismo ha ido creciendo, pero nunca ha variado de manera que algo que se decretara que formaba parte del depósito de la fe ya no forme parte del mismo.

Por tanto, sí basta con decir que Trento ha zanjado esta cuestión, como Nicea zanjó la divinidad de Cristo, el I de Constantinopla zanjó la divinidad del Espíritu Santo, y Calcedonia zanjó la doble naturaleza del Salvador. Es imposible debatir sobre esas doctrinas como no tiene sentido debatir sobre la indisolubilidad del matrimonio, la imposibilidad de comulgar en pecado mortal y la necesidad del propósito de enmienda para recibir la absolución.
Eso no lo puede cambiar ni un concilio ecuménino ni un Papa, como bien se han encargado de recordar unos cuantos cardenales.

Que la Congregación para la Doctrina de la Fe apele a Trento es por ello necesario, conveniente y hasta indispensable. Algunos, que no somos magisterio, apelamos a ese concilio hace meses -este post fue escrito en mayo-. Ahora lo hace la Santa Sede. Bendito sea Dios por ello.
15/11/14 10:30 PM
  
Christian
Nadie niega la validez doctrinal del Concilio de Trento, se cuestiona, en todo caso, el lenguaje y formas de hacerlo efectivo, usados en el siglo XVI. Si quisieramos aplicar Trento en nuestros días, habría que preparar hogueras a cada rato en la Plaza de San Pedro, por decir un lugar, y no precisamente para calentar el invierno.
Asimismo, lo que Ud. menciona como cuestiones definidas por los concilios, son dogmas de Fe, que por cierto estuvieron en cuestión durante siglos en algunos casos, y que luego de ejercitar la inteligencia, el pensamiento, la oración y las experiencias vividas dieron lugar a definiciones contundentes. Pero la materia tratada, en este caso del Sínodo, es sobre cuestiones morales de familia que, con el tiempo, han ido haciéndose más complejas y que es necesario profundizar, a la luz de la experiencia y de la inspiración divina, obviamente.
Por ejemplo, en algún concilio anterior se decretó el celibato para los sacerdotes después de siglos de haberse podido casar, y nada impediría que un decreto del Papa actual lo anulara o modificara. En algún momento, tampoco existió el concepto de nulidad matrimonial y, con el tiempo, se llegó a la conclusión de que era posible declarar la nulidad de un matrimonio, por las causas conocidas.
Es decir la doctrina de la Iglesia no es inamovible. Ciertamente, la doctrina de la Iglesia en el siglo XXI, es muchísimo más rica de lo que fue en el siglo II, por citar un siglo, y esto se logra pensando, analizando, en cada tiempo, cuestiones que merecen, a la luz de la experiencia, de ser revisadas para perfeccionarlas. Eso incluye, como toda ley, la posibilidad de encontrar atenuantes o agravantes. Incluso se me ocurre, en el caso de la comunión a los divorciados vueltos a casar, que no son dignos de ella en contraposición del mismísimo Judas, al que Jesús sabiéndolo traidor, le dio de comer y beber su cuerpo y su sangre.
Por lo tanto, hay que dejar que el hombre proponga que ya Dios dispondrá.


---

LF:
No, hombre, no. Trento no dice que hay que quemar gente en la hoguera. Todos los textos de ese concilio son pura doctrina católica, sin nada que ver con la manera en que la misma debe implementarse por el poder civil.

El celibato SIEMPRE ha sido una cuestión disciplinar. Como tal, es perfectamente derogable. Un dogma jamás puede ser derogado.

La materia que se trata en esta caso sí ha sido definida definitivamente. Es doctrina inamovible la indisolubilidad del matrimonio. En caso de nulidades, no hay nada que disolver pues no hubo matrimonio. Es también inamovible que no se puede comulgar en pecado mortal sin caer en mayor condenación. El ejemplo que me pone usted de Judas es precisamente el menos adecuado, sobre todo sabiendo cómo acabó él. En caso de que hubiera comulgado, que no está del todo claro según el evangelio, ¿de qué le valió? Más bien sirvió para que se cumpliera en él lo que luego enseñó el Espíritu Santo por medio de San Pablo:
Así, pues, quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y de la sangre del Señor.
1 Cor 11,27


¿Es eso lo que se quiere para los adúlteros? Mal asunto.

Respecto a las causas atenuantes, siempre han existido. Por determinadas circunstancias, alguien puede cometer un pecado que en situaciones normales es mortal pero en ese caso concreto es venial e incluso inexistente. Pero en el caso del adulterio, una vez la persona es formada en la fe católica, no cabe atenuante posible. Es decir, una vez que a un fiel se le muestra las palabras de Cristo, no le queda otra que abandonar el adulterio, o se encontrará en pecado grave incompatible con la salvación.

Y todo eso es doctrina firme, segura e inamovible de la Iglesia durante siglos. De tal forma que ni un concilio ecuménico ni un Papa puede cambiarla.

Dios ya ha dispuesto. Cristo ya dispuso. La Iglesia ya acató las palabras de Cristo. Quienes quieran desobedecer al Señor y llevar por ese camino de perdición a la Iglesia, ponen a esta en claro peligro de cisma. Un cisma que, dadas las circunstancias, haría palidecer a los habidos en tiempos pasados.
16/11/14 5:30 PM
  
ANDRES FORASTIERO
MUCHOS DICEN COMO CONCILIAR LA MISERICORDIA CON EL PECADO. EN ESTE CASO EL ADULTERIO. JESUS ES BIEN CLARO EN ESTO."EL QUE SE DIVORCIA DE SU MUJER Y SE CASA CON OTRA COME ADULTERIO". POR LO TANTO NO COMETE ADULTERIO EL QUE SE DIVORCIA, SINO QUIEN UNA VEZ DIVORCIADO SE VUELVE A CASAR. LA SOLUCION ES MUY SIMPLE. SI QUIERES SEGUIR EN LA FE ENSEÑADA POR JESUCRISTO Y TE DIVORCIAS POR EL MOTIVO QUE SEA, NO TE VUELVAS A CASAR Y PODRAS SEGUIR EN PLENA COMUNION CON LA IGLESIA.PERO SIN TRAMPAS.




---

LF:
Bien, pero no escriba solo con mayúsculas.
10/03/15 3:56 AM
  
Jose Ignacio
Que Dios te bendiga Luis Fernando.
10/03/15 1:03 PM
  
José Antonio Aguilar Angeletti
Estamos muy cerca (OCTUBRE 2015), de la reunión (SINODO) en el Vaticano, para tratar temas de máxima importancia en la Iglesia Católica; entonces, algo que no se puede negar: El Papa Francisco tiene la confianza de los católicos divorciados; ASÍ, VAMOS A REZAR POR ÉL, PARA QUE EL ESPIRITU SANTO, LO ILUMINE Y PARA QUE LA PIEDAD DIVINA, ACOJA A LOS CATÓLICOS DIVORCIADOS.--

---

LF:
Eso, vamos a rezar para que el Espíritu Santo ilumine al Papa y acoja a todos los católicos divorciados, a la vez que recuerda a los que de ellos se han vuelto a casar que Cristo les llama adúlteros y, por tanto, deben arrepentirse de ese pecado mortal para poder salvarse.
09/09/15 5:01 AM
  
antonio
Es palabra de Dios, !!!!!!!!!!!Sigue vigente!!!!


Que Dios te bendiga , bendiga a los pastores, a la Iglesia, a los obispos y Cardenales, primero Dios y después los hombres,.(NOSOTROS), siempre, para mi y para todos.
15/04/16 10:22 AM
  
Mateo
Si se emiten documentos en la Iglesia que, ya inequívocamente según interpretación oficial (véase también la carta del papa Francisco a los obispos argentinos), se separan del Evangelio y el Magisterio en relación a los Sacramentos: Matrimonio, Eucaristía, Penitencia, entonces podemos afirmar que se está corrompiendo la Fe Católica.

Y preguntas: si máximos mandatarios de la Iglesia son reos de excomunión ¿quién decide? Y si no se actúa ¿qué tenemos que hacer los fieles?
04/11/16 10:37 AM
  
Luis Fernando
Dado que es un post de hace dos años, no contesten o pidan explicaciones a los comentaristas que escribieron antes de este comentario mío, porque es harto probable que no lean nada.
17/11/16 11:11 PM
  
Ricardo de Argentina
A ver, si es que están vigente Trento y sus anatemas, HAY MUCHOS EN LA IGLESIA QUE ESTÁN IPSO FACTO EXCOMULGADOS.
Desde fieles de a pie, hasta grandes bonetes que están en alturas de vértigo...
17/11/16 11:39 PM
  
Sancho
No creo que lo que voy a decir sea causa de excomunión. Jesucristo mandó que “el hombre no separe lo que Dios ha unido”, pero no dijo que el hombre no pueda separarlo, de hecho, incluso en la Ley mosaica dice que es abominable a los ojos de Dios que alguien vuelva a casarse con la mujer de la que se divorció, si esta ha estado después casada con otro (Deut 24,1-4). Divorciarse y volverse a casar por lo civil, como el homicidio, es un pecado que no tiene vuelta a atrás; solo queda arrepentirse y tener el propósito de no volverlo a hacer. Por lo cual, empeñarse en no reconocer ese nuevo matrimonio, y exigir a quienes lo han contraído y quieren reconciliarse con Dios que vuelvan a divorciarse, o que convivan como hermanos, me parece un grandísimo disparate, que denota falta de sentido común y dureza de corazón.

----

LF:
Dice Cristo que quien se divorcia y se vuelve a casar es adúltero. Dice Cristo que la ley de Moisés permitía el divorcio... pero Él no lo permite. Y resulta que Cristo es Dios. No me venga usted con la ley mosaica. Somos cristianos, no judíos.

Pretender que el ser humano puede romper algo que Dios ha unido, es darle al hombre más poder que a Dios. No le cuento lo que eso significa.

Lo que dice usted es, evidentemente, causa de excomunión. Niega la indisolubilidad del matrimonio, que es dogma de fe.

Respecto a lo de convivir como hermanos, hoy mismo hemos tenido como noticia el testimonio de un matrimonio que, por pura gracia de Dios, hizo precisamente eso:
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=27786

Es decir, no solo se debe. Se puede. Dios hace que se pueda. Por tanto, no hay excusa.
17/11/16 11:45 PM
  
JCA
LF, en un comentario contestaste, y muy acertadamente:

«Existen otras cosas en el mundo aparte del sexo»

El problema es que parece que TODA la cultura del s. XXI (en realidad sobre todo a partir del 68, aunque arranca con Freud) parece que gira en torno al sexo.
18/11/16 1:39 AM
  
Roberto
Aunque esto no va directamente con el tema del post, creo que sí que tiene algo de relación:

Lanzo una pregunta a todos y me gustaría respuesta, por favor; ¿los que se han casado por la Iglesia por tradición o por que queda bonito, sin tener apenas fe o ninguna fe?¿ son matrimonios nulos?

Porque de estos hay cientos y cientos y cientos, por no decir miles o casi todos. Algunos siguen, otros se han separado o divorciado sin saber que son nulos (si es que lo son).

Es que todo esto habría que aclararlo antes de la problemática de los separados vueltos a casar.

---

LF:
La falta de fe no impide necesariamente la validez del matrimonio. El no asumir la realidad del sacramento, es decir, que se contrae para toda la vida y debe darse una apertura a la fecundidad, lo convierte en nulo.
Es decir, un ateo puede casarse por la Iglesia si está de acuerdo en que su matrimonio sea como la Iglesia enseña que es.
18/11/16 9:20 AM
  
Roberto
LF

O sea que la falta de fe o el ateísmo en sus diferentes formas no hace nulo el matrimonio, pero por ejemplo el evitar descendencia sí.
Pues realmente no le veo coherencia al asunto este.
Una vez que no se tiene fe, ya se niega cualquier tipo de sacramentalidad o transcendencia a la union matrimonial, ¿como podemos hablar de sacramento?
Pero no voy a entrar en mas debates y lo dejo ahí.

---

LF:
No soy especialista en causas de nulidad, así que no se debe tomar mi anterior respuesta como algo absolutamente verdadero.
18/11/16 10:23 AM
  
Francisco Javier Sanuy Moya, cpcr
Luis Fernando respondió a Pablo Velasco (10/05/14 9:54 PM): Dado que los ministros del sacramento son los contrayentes, no es tan fácil que la Iglesia endurezca las condiciones.

Comento: Si la dignidad de la vocación del laico es igual a la vocación del sacerdote y del religioso, ¿por qué no puede equipararse el nivel de exigencia para acceder a la etapa definitiva de esa vocación? Si de mí dependiera impondría un catecumenado de tiempo indefinido, con un buen acompañamiento que favorice el discernimiento de los novios y de la Iglesia. Lo mismo haría para el bautismo de adultos y para algunos padres que quieran bautizar a sus hijos. ¿Que mucha gente dejaría la Iglesia por lo incómodo de ese sistema? Sí, ¿y qué?
18/11/16 11:02 AM
  
pablovelasco
LF, tiene ud. razón sobre el sacramento del matrimonio.
De todas formas sigo pensando que un sacramento sin fe es absurdo, y una pareja que se casa, viviendo ya juntos, y sin creer en Dios, lo que escenifica es una parodia. Ahora bien, la culpa de todo esto en gran parte la tienen los sacerdotes, que no desaconsejan el matrimonio. Deberían de decirles, miren uds. no creen en Dios, y esto solo va a ser un problema en el caso de que alguna vez crean... El problema es que sacerdotes con discernimiento son aún más difíciles de encontrar... Y luego, pues tenemos el problema de que alguna (muy muy pocos, no nos engañemos) persona se encuentra con Dios, y resulta que está divorciado y con otra, y con hijos por todos lados, y ya no se puede casar, porque alegar falta de fe, en contra de lo que dice el sentido común, no es motivo de nulidad.
De todas formas este problema se está acabando, ya la gente se está dejando de casar, así que de aquí a unos años, problema resuelto.
18/11/16 11:19 AM
  
rastri
Faltos de ideal teocrático y saturados de paraísos democráticos incluso las enseñanzas de la Iglesia Católica se ven amenazadas de esa claridad doctrinal donde la " misericordia para con Dios y sus mandamientos" ya no es para Él, sino para con el mundo y sus pecaminosos atavismos.

Y aquí el matrimonio dentro de la Iglesia Católica que para llevarlo según la Ley : O se traduce en un calvario cuyo fin es ese martirio donde la muerte es la única disolución del mismo; O no se respeta la enseñanza y compromiso contraído; Y quien así, contrariamente, lo practica y defiende se condena,.. al infierno que sí que existe.

Dios es misericordioso para con el Hombre sí; pero no para que éste trasgreda su ley; sino para que la cumpla dentro de esos límites que solo Dios puede tolerar.

-La Ley es la Ley. Y la Ley de Dios hacia los hombres no la dicta el hombre, sino Dios.

La ley del Mundo es del mundo y de los que como hijos del Mundo, del Mundo y sus "atavismos" son; y con el mundo se condenan



18/11/16 11:21 AM
  
Almudena 1
El problema planteado es más viejo que la tos. Mucho más que Trento.
En nuestro tiempo esta problemática se está poniendo de manifiesto como algo nuevo, algo que han traído los tiempos, un nuevo reto al que hay que mirar y sobre el que hay que reflexionar.
Esto es un trampa. Bien saben los que más saben que nada hay nuevo bajo el sol del cristianismo, lo que pretenden es ideologizarlo para poderlo modelar a conformidad. Que no haya cristianos seguidores de Cristo, sino cristianos ideologizados para los que Cristo sea una idea, no una Persona a la que te vinculas y sigues en profunda comunión con El. Se pretende un pensamiento cristiano que encaje con el mundo y llegar a una "pacífica convivencia" con el.
18/11/16 11:42 AM
  
Eagleheart
Sobre la Carta de los 4 Cardenales, ha salido una entrevista del Papa, referenciada en inglés por la página OnePeterFive (enlazan a Radio Vaticana), donde dice:

- Que algunas personas persisten en verlo todo en blanco o negro cuando uno debe discernir el flujo de la vida.
- Que lo de Lund fue fruto del Vaticano II.

Y aparentemente el Papa no está contento con la carta.

¡Saludos!

P. D.: Puedes buscar la nota de OnePeterFive con el siguiente término, en Google:

francis-references-the-dubia-some-see-only-black-white/
18/11/16 11:53 AM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Clarísimo post. Muchísimas gracias, Luis Fernando. Me parece que algunos de los miembros de la Iglesia, a los que les compete expresarse o tomar decisiones al respecto, tendrían que repasar algunos temas del Concilio de Trento. Que el Espíritu Santo te siga iluminando.
18/11/16 11:58 AM
  
Ikari
En uno de sus artículos el filósofo Methol Ferré decía que el sustrato de la identidad latinoamericana era precisamente Trento. Tal vez deberíamos ser originales (volver al origen).
18/11/16 1:59 PM
  
Almudena 1
Eagleheart, no he leído aún la entrevista pero si la frase que pones es cierta: " Que algunas personas persisten en verlo todo en blanco o negro cuando uno debe discernir el flujo de la vida"
ya no es que tiemble, es que me quedo de piedra.
¿Y cuál era el flujo de la vida cuando Dios se hizo hombre?
Será ahora que La Palabra de Dios no es ni blanca ni negra, es según el flujo de la vida.
18/11/16 2:10 PM
  
victor
Saludos LF
Yo me case por lo civil con una divorciada con 2 hijos.Cai en el pecado por olvido de Dios tengo una hija de 6 años con ella.
Ahora nos vamos a separar me pesa estar pecando y tambien me pesa el daño enorme que le causare a mi hija por esta separacion.Me encuentro atrapado por el pecado y con remordimientos por el mal causado a mihija y tb a su madre.
Es un sentimiento de que haga lo que haga voy hacer el mal.Las terribles consecuencias para mi hija me atormentan.La costra del pecado me hace avergonzarme ante Dios por tanta infidelidad me escondo de El por verguenza.
La separacion es irremediable y podra permitirme salir del pecado pero para mi hija sera desastroso.
Todo me atormenta

----

LF:
¿No pueden intentar seguir conviviendo sin mantener relaciones sexuales?
18/11/16 2:16 PM
  
Francisco de México
Luis Fernando:

como he comentado anteriormente, creo existe una quinta columna dentro de la Iglesia que busca destruir la esencia del cristianismo, principalmente la divinidad de Jesús. Si una persona asegura ser cristiana, debe creer que Jesús es Dios y, por lo tanto, sabe que lo que dice es infalible para siempre, no conforme a los gustos de cada época.

Tal como se comentó en "Dudas no resueltas de la "Amoris Laetitia" publicada en Infocatólica, existen tres posibles interpretaciones al hecho que se pueda dar la comunión a los adúlteros.

a) Son legítimas las relaciones sexuales de los divorciados y "vueltos a casar". Atenta contra la divinidad de Cristo porque expresamente la condenó dicha situación llamandola adulterio.

b) El divorcio disuelve el vínculo matrimonial. Atenta contra la divinidad de Cristo porque expresamente lo rechazó.

c) Se puede comulgar estando en pecado grave. No atenta contra la divinidad de Cristo porque, hasta donde yo recuerde, no mencionó nada al respecto, pero se carga 2000 años de tradición, a la enseñanza expresa de San Pablo y al concilio de Trento. Peor aún, atenta contra la misericordia de prevenir al pecador de que pudiera resultarle un grande mal.

Se que no es un consuelo, pero la opción c, a pesar de sus enormes consecuencias, resulta menos grave que las dos primeras. Sin embargo, particularmente importante es discutir si no resulta en realidad una falta de misericordia, por permitir que el pecador "coma y beba su propia condenación".

18/11/16 3:09 PM
  
Ikari
Iglesia y familia en la historia de América Latina
Methol Ferré

Parte 1 metholferre.com/obras/articulos/capitulos/detalle.php?id=187

Parte 2 metholferre.com/obras/articulos/capitulos/detalle.php?id=186
18/11/16 3:16 PM
  
jordi
El objetivo final es la eliminación de Jesus-Eucaristía.

Dar la comunión a los adúlteros sin continencia implica perder la plena comunión con la Iglesia Católica.

Esto implica que un consagrado pierde toda jurisdicción.

Los medios instrumentales contra la Eucaristía son el adulterio y la homosexualidad.

Para aplicarlo, deben modificar el numeral 1650 del Catecismo.

Para ello, se debe derogar su base, el numeral 84 de Familiaris Consorcio

Luego, deben fundamentarlo en el numeral 305 y nota 351 de Amoris laetitia.

Mientras no se modifique la única enseñanza oficial, el Catecismo, saben que nada se puede hacer.

No sabía que discernir el "flujo de la vida" era una verdad divina o de doctrina católica.

Me lo apunto.
18/11/16 4:15 PM
  
Catholicus
Ese Catholicus de antes no soy yo. Se debería cambiar de nick que yo estaba antes :-)
18/11/16 5:38 PM
  
Ricardo
Cada vez que aludo a Trento, para lo que sea, los rojiprogres que pululan dentro de la Iglesia me tildan despectivamente de "católico preconciliar" (en el sentido, claro, de que no he "salido" del periodo anterior al Concilio Vaticano II), como si eso fuese un argumento o un insulto. Estoy hastiado de esa corriente izquierdista y agresivamente laicista que anida dentro de la Iglesia, desde hace mucho tiempo, y que la está dejando irreconocible...
18/11/16 6:16 PM
  
WALDEMIR GARCIA
Excelente artículo Luis Fernando.
La verdad es mucho más clara que el agua.
18/11/16 8:29 PM
  
Luis Fernando
Rafael, no pierda el tiempo en este blog.
18/11/16 9:53 PM
  
Alzado
El matrimonio es un sacramento indisoluble. Por lo tanto uno que se separa de su cónyuge, si se casó por la Iglesia Católica, es decir, si contrajo matrimonio, no puede volver a casarse mientras viva el otro cónyuge. Por lo tanto decir que alguien se vuelve a casar tras un divorcio civil es cometer un error e inducir a otros al mismo error. Debería decirse "divorciados en unión ilícita o pecaminosa extra matrimonial". Hay que ser precisos en el lenguaje.

---

LF:
Vale, empiece por convencer a Cristo y luego lo intenta con nosotros:

Luc 16:18
Todo el que repudia a su mujer y se casa con otra comete adulterio, y el que se casa con una repudiada por su marido comete adulterio.
19/11/16 12:13 AM
  
antonio
Lo quieren partir su cuerpo en pedacitos, pero yo no lo veo asi!!!!!!!!
Y ojo que no es ningun tontito!!!!!!
Es Pertener a la Iglesia Católica, desde San Ignasio de Antioquia hasta hoy, pasando por todas las tempestades, que hubo, hasta el Catecismo de la Iglesia Catolica 1993.Hay un orden Magisterial la Veritatis Splendor y la Fides et ratio deben ser leidas juntas de acuerdo a su autor.
Si corre Peligro la Verdad, lo corre la Fe.
Benedicto XVI.Apreciaciones revisadas por Ernesto Martinez y Alonso Gracian a quién le doy las Gracias siempre.
Es decir que hay un orden de obediencia, ahi en Mi mesa de Luz, esta su Palabra Santisima, la Sagrada Escritura, El Commpendio de Doctrina Social y la Agenda Social, como pienso siempre en mi muerte,
Quiero que me traigan el Santisimo Sacramento, a CRISTO, verlo en la tierra, para verlo en el Cielo Tiemblo!!!!!Que la Virgen SAntisima venga en mi ayuda, no Maria, la RESANTISIMA MADRE DE DIOS, y de la IGLESIA!!!!Ruega por la misma:!!!El bien de la humanidad está en juego.Me lo dijo una hija con sentido comun, si la iglesia cede, quién creera en Ella.De todas maneras SE que Existe, y Tiemblo!!!!
Donde me encontrará mi familia, en la Eucaristia, el pan vivo que une el cielo con la tierra!!!!!
19/11/16 1:35 AM
  
antonio
Con relación al comentario de Cecilia, muchas gracias me esta ayudando a ir por la vida su efecto corredentor, como tantos comentaristas fieles al Plan de Dios, les esoy muy, agradecido, como a los niños Down, a los enfermos, que llevan con su carga la cruz, a todo sufrimiento humano corredentor, a los Mártires tan apeciados y queridos, Muchas Gracias a Todos!!!!!Recibo su fuerza en la GRACIA, la inhabitación Trinitaria, a donde voy Yo Va DIOS!!!Aunque no se note.Gracias, y más Gracias.

Que Hermosa es la Iglesia Católica, que Belleza!!!!Que Alegria Interior!!!!!!
19/11/16 1:43 AM
  
Rafael
editado Como usted y yo sabemos el Opus tiene el poder en España. Mejor dicho, tenía, que lo está perdiendo a chorros. ...editado



---

LF:
En serio, de verdad, vaya a un profesional que le trate su obsesión enfermiza con el Opus. Es claramente patológica. Necesita terapia.
19/11/16 2:00 AM
  
Juan Stuse
Francisco de México:
Tu "tercer punto" no es correcto: Comulgar en pecado mortal atenta directamente contra la palabra de Jesucristo, que lo dejó bien claro en la parábola del banquete (Mt. 22, 11-14) Parábola que antecede nada menos al mandamiento principal. ¡¡¡!!!
El invitado que se presente "sin traje de boda" (en pecado) será "atado de pies y manos y arrojado a las tinieblas exteriores, allí será el llanto y el rechinar de dientes".
¡Casi nada!
En cambio, aciertas plenamente cuando dices que el objetivo de la quinta columna es "destruir" la divinidad de Jesús. La identidad del Adversario (con mayúscula) se confirmará cuando NIEGUE AL PADRE Y AL HIJO (1 Jn 2, 22)
Saludos en Cristo
19/11/16 9:48 AM
  
Eagleheart
Almudena 1:

Como lo puse es como lo traduzco de lo siguiente que cita el sitio OnePterFive:

- Some, as with certain responses to Amoris Laetitia, the Pope said, persist in seeing only white or black, when rather one ought to discern in the flow of life

En otros sitios, como en Vatican Insider, puede verse traducido así:

- Algunos siguen sin comprender, o blanco o negro, aunque sea en el flujo de la vida en donde hay que discernir

Y en el original italiano que pone Radio Vaticana (la entrevista original es con el diario Avvenire), dice:

- Alcuni, come certe repliche ad ‘Amoris laetitia’, afferma il Papa, continuano a vedere solo o bianco o nero, mentre nel flusso della vita si deve discernere

Espero te ayuden las citas.

¡Saludos!
19/11/16 10:24 AM
  
Luis Fernando
antonio... tantos comentarios seguidos, ya sabes que no.

Un abrazo.
19/11/16 12:04 PM
  
Isabel. Granada.
He leído el post sin darme cuenta de que era de hacía dos años, y al ver mi nick me digo: ¡Anda, pero si ya me copian hasta la ciudad...! He tenido que seguir leyendo para darme cuenta de que era yo... Y me doy cuenta de que soy demasiado comunicativa. Hay cosas que no debería de contar y hasta me avergüenzo al leerlas después, pero en ese momento me dan bastante paz. Y después de la fe, lo que más deseo es la paz. Las necesito.

Cómo dice Luis Fernando la vida del cristiano tiene variadas cruces, y ha puesto diversos ejemplos. Lo peor es que a algunos nos toca llevar más de una de las cruces que ha citado, (casi todas), con lo cual vamos muy bien servidos. Bueno, agradeciendo al Señor que nos da fuerza para seguir tirando de ellas, unas veces mejor y otras peor, por lo demás, hágase Su Voluntad.

Un afectuoso saludo. Quedad con Dios.
20/11/16 3:54 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.