Beata Ana María Janer: La caridad hecha sonrisa

Como presbítero de la Diócesis de Urgell creo que es obligado escribir hoy en mi blog una breve crónica sobre el gran acontecimiento que hemos vivido en la capital de nuestra diócesis. Su Eminencia el Cardenal Angelo Amato, en nombre y representación del Santo Padre, ha presidido la solemne Santa Misa y Beatificación de esta nueva Beata.

El día 11 de enero de 1885, en Talarn, histórica Villa situada junto a la Ciudad de Tremp, Ana María Janer Anglarill, poco antes de entregar su alma a Dios, expresó su último deseo de morir sobre el desnudo suelo como penitente por amor a Cristo. Culminaba así una trayectoria vital de probada santidad: de correspondencia fiel al Amor de Dios.

Ana María, la nueva beata, había nacido el 18 de diciembre de 1800 en Cervera. Entró como Hermana de la Caridad en el hospital de Cervera donde se entregó al cuidado de los enfermos y a la educación de las niñas, en momentos especialmente difíciles marcados por las llamadas guerras carlistas y civiles que ensangrentaron la historia de España en el siglo XIX. En 1836 el gobierno liberal decretó la supresión de las órdenes religiosas, la confiscación de los bienes eclesiásticos y la expulsión de las comunidades religiosas de las obras sociales y educativas que hasta entonces sostenían. Nuestra historia es rica en tropelías de éste género.

Acabada la guerra Ana María conoció el exilio en Francia hasta 1844. En 1849 Ana María se ofrece como voluntaria para trabajar como Hermana en la institución de caridad en la casa de Misericordia de Cervera. Durante diez años atendió amorosamente a los huérfanos de aquella casa, a los niños de familias muy pobres, a los jóvenes discapacitados sin esperanza y a los ancianos. En su entrega hacía realidad esta presencia constante de la Iglesia de Jesucristo en la vida de los más pobres.

El gran obispo de Urgell que fue Josep Caixal llamó a Ana María en 1958 para hacerse cargo de la dirección del hospital de la Seu d’Urgell. Allí fundará un año más tarde su propio Instituto y en 1860 recibe la aprobación diocesana del nuevo Instituto dedicado a la asistencia de pobres y enfermos y a la enseñanza de la infancia y de la juventud marginada. Ana María, en una actividad incansable, fundó colegios, hospitales y casa de caridad en las diócesis de Urgell, Solsona y Barcelona.

El período revolucionario comprendido entre 1868 y 1975 representó un duro golpe para las obras de Ana María. Entre 1874 y 1880 afrontó también Ana María otro tipo de luchas y pruebas en las que manifestó su gran sentido de Iglesia, su silencio y obediencia. En 1879, Mons. Casañas, nuevo Obispo de Urgell y posteriormente creado Cardenal, reorganizó la vida del Instituto de Ana María y ésta, a sus ochenta años, en merecido reconocimiento, es nombrada primera superiora general. Pasa sus últimos años en la casa de Talarn siendo ejemplo de luminosa caridad.

El Cardenal Amato, en su hermosa homilía, ha presentado a la nueva Beata como “brújula poderosa que nos orienta hacía Dios” y ha alentado a sus hijas, las Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell, a seguir su estela luminosa y a saber dar respuesta a las nuevas pobrezas inspirándose en la vida ejemplar de su Fundadora.

La Eucaristía, el amor y la contemplación del Misterio del Corazón Traspasado de Cristo en la Cruz y el amor filial a la Virgen María alimentaban a la Sierva de Dios, hoy nueva Beata de la Iglesia, y sostenían su fe. Una fe fundada en la esperanza y sustentada por su caridad heroica hacia los más pobres y abandonados, y también por la práctica de las virtudes de la virginidad consagrada, la obediencia eclesial, la pobreza evangélica y la humildad y amabilidad de corazón.

Un momento profundamente emotivo de la histórica celebración que hemos vivido hoy en la Seu d’Urgell ha sido cuando se ha descubierto el retrato de la nueva Beata. En su rostro aflora una dulce sonrisa, serena y profunda que brota de la profundidad de un corazón que se ha identificado y configurado totalmente con el Corazón de Cristo. La caridad hecha sonrisa.

Contemplando la vida extraordinariamente ordinaria de esta religiosa buena, humilde y fiel, podemos entender lo que la Iglesia ha plasmado en un gran documento que debe inspirar constantemente la renovación de la vida consagrada en nuestros tiempos: la exhortación apostólica Vita Consecrata.

La nueva Beata es un regalo de Dios. En primer lugar para el Instituto por ella fundado. Ana María es un referente constante de fidelidad y renovación. Pero también es una regalo para la Iglesia de Urgell en particular y para toda la Iglesia en general. Allí donde pasan los santos la vida cristiana se renueva.

La celebración ha sido espléndida. Una inmensa carpa ha sido hoy prolongación de la antigua y bellísima Catedral románica de Urgell, incapaz de albergar los cerca de cinco mil asistentes. El Arzobispo Obispo de Urgell, Mons. Joan Enric Vives, con casi veinte obispos, entre ellos el Nuncio Apostólico en España y todos los de las diócesis de Catalunya, y más de doscientos sacerdotes, presidiendo la Eucaristía Mons. Amato que ha hablado en un perfecto catalán y español, son una buena muestra del acontecimiento vivido en esta pequeña y humilde, pero rica en historia, tradición y santidad, diócesis de los Pirineos.

A Ana María Janer le tocó vivir tiempos muy difíciles y tuvo que superar todo tipo de dificultades. En los difíciles tiempos que nos toca vivir también a nosotros el ejemplo de vida de la nueva Beata nos da coraje y esperanza y nos recuerda que si nos mantenemos fieles al Amor de Dios todo lo superaremos.

Beata Ana María Janer, ¡ruega por nosotros! Y haz que como tu, sepamos “amar y servir a Jesucristo siempre y en todo”.

Una muy cordial felicitación a las Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell, muy especialmente a las que trabajan en el Principado de Andorra.

Dr. Joan Antoni Mateo Garcia
Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Urgell

5 comentarios

  
Estrella
Ha sido grandioso una gracias especialísima para mayor gloria de Dios, nuestra nueva beata Ana María Janer interceda a Dios por todas las necesidades de la sante Iglesia. Hemos seguido la retransmisión de la ceremonia por Radio María que tanto nos ayuda a orar y en todo momento nos acerca los momentos importantes. Muchas gracias por este artículo clarificador.
Necesitamos la ORACIÓN de intercesión a la nueva beata, es importante que la oración resalte, que se vea, por favor puede indicarnos donde hallarla? Solo tenemos una pequeña foto al agua de la beata y la oración allí.
Dios le bendiga!

_____

vea www.anamariajaner.org
09/10/11 12:37 AM
  
Anna
YO ESTUVE ayer en la ceremonia y fue algo precioso, emotivo y entrañable. Es familiar mía. Los voluntarios , sacerdotes, el cardenal....lo prepararon
todo muy bien. Doy gracias a Dios.
09/10/11 1:47 PM
  
IDI
Gracias doctor por silenciar que era carlista. Es lo que tiene compadrearse con los neocons. Que no dejan de ser hijos de aquellos liberales que desamortizaron e intentaron destruir la Iglesia en España.
09/10/11 2:05 PM
  
Marc
Si, la mare Janer era carlista, y atendió con la misma caridad a los heridos del bando liberal que a los carlistas. He visto una biografía en la que dicen que le llamaban cariñosamente "la mare", pero me parece que le llamaban "la mare carlina". Espero que esta media verdad no haya sido intencionada. Sin duda la causa de Dios-Patria-Fueros-Rey ha nutrido de tantos Santos a la Iglesia, que pesa de ver como es olvidada, o peor, omitida, cuando deberíamos honrarla.
09/10/11 9:06 PM
  
Norma
Gracias P.Antonio por su escrito, lo leo después de un año y en tierras muy lejanas-Perú y me llena de gozo,Gracias
28/12/12 4:32 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.