27.01.15

Educar para la paz

 A lo largo de la historia, la humanidad ha enfrentado innumerables crisis que siempre van ligadas a una carencia de orientación firme y adecuada sobre los bienes de la vida que hoy conocemos con el nombre de valores. El fracaso personal y la falta de sentido de la vida son el efecto del fracaso educativo de una sociedad debilitada en sus estructuras y en sus instituciones. Esto sucede porque sólo al hombre la educación le es intrínsecamente necesaria de modo que si no se educa adecuadamente, acaba por frustrarse.

En la Grecia clásica, sobretodo en la especulación platónica la humanidad alcanzó el límite máximo de estos principios en el orden puramente natural. Tanto Platón como Aristóteles fueron conscientes de que sin una buena educación y la adquisición de todas las virtudes, se llenaría de vicios la república. Aun cuando la Filosofía de entonces carecía de una visión sobrenatural, ya aparecía clarísima la necesidad de una paideia o sea de una educación en función de la naturaleza humana.

Leer más... »

11.01.15

Algo sobre el relativismo

Relativismo

Seguramente todos hemos escuchado alguna vez la palabra relativismo, pero pienso que en un contexto relativista como el que nos encontramos, es necesario hacer algunas consideraciones para conocerlo mejor.

El relativismo es una consecuencia de un error del pensamiento moderno y contemporáneo que ha estado negando reiteradamente las capacidades de la inteligencia humana para conocer la verdad. El relativismo proviene del inmanentismo o principio de inmanencia que al negar las capacidades del hombre para conocer todo lo que en realidad puede conocer, reduce los alcances de la inteligencia al conocimiento de sus propios pensamientos o ideas y de los fenómenos externos sin alcanzar con certeza qué son estos pensamientos y fenómenos en realidad.

Leer más... »