No al pop en la liturgia: reflexiones de J. Ratzinger

Han sido ya varias las veces que en nuestro blog ha aparecido al cuestión del estilo musical apropiado para la liturgia. Sigue estando bastante extendida la idea de que la liturgia debe adoptar el estilo musical que esté de moda o que guste más a los asistentes.

Hoy he querido ofrecer a los lectores un texto a mi juicio muy claro e interesante sobre ello. Es un extracto de un trabajo publicado en 1990 por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, con el título Premisas bíblicas para la música de Iglesia. La versión española que reproduzco puede encontrarse dentro del libro Un canto nuevo para el Señor (ed. Sígueme, Salamanca, 1999).

Ratzinger detecta en nuestra época una suerte de esquizofrenia artística entre el pop, con su pretensión de ser la música “popular”, y un esteticismo elitista que sólo es aceptado por un público minoritario. Ambos son incapaces de cumplir con lo que se espera de la música en el culto a Dios.

Dado que el capítulo referente al elitismo de la música “culta” contemporánea es de interés sólo para un número reducido de lectores, me limito a reproducir aquí las reflexiones de Ratzinger sobre la música pop. Aquí las tienen (las negritas son mías):


(…) Si el elitismo estético es incompatible con la misión de la música de la Iglesia, también lo es el pragmatismo pastoral que busca sólo el éxito. Cuando en una conferencia anterior sobre “liturgia y música de Iglesia” señalaba yo la incompatibilidad del rock y el pop con la liturgia eclesial, alzaron la voz todos aquellos que se sentían obligados a demostrar una vez más su actitud progresista. Apenas he oído verdaderos argumentos al respecto.

Pero mis referencias valían fundamentalmente para la música rock, cuya oposición antropológica radical a la imagen del hombre y a la vocación cultural de la fe han aclarado ya otros detalladamente y con gran competencia. Sólo me referí al pop de pasada, y por eso mis palabras pudieron adolecer de cierta fundamentación.

El pop -lo dijimos ya-  pretende ser música popular frente a la música elitista. Y es comprensible la pregunta: ¿no es eso lo que necesitamos? ¿no ha sido siempre la Iglesia el hogar de la música popular? ¿no se ha renovado siempre su expresión musical a partir del suelo nutricio de la música popular?

Debemos ser rigurosos en el análisis. El pueblo al que se refiere el pop es la sociedad masificada.

La música popular en sentido originario, en cambio, es expresión musical de una comunidad sin fronteras, aglutinada por la lengua, la historia y el modo de vida, que elabora y configura sus experiencias por medio del canto: las experiencias hechas con Dios, las experiencias del amor y del sufrimiento, de nacimiento y muerte como participación en la naturaleza. Su modo de plasmación musical puede calificarse de ingenuo, pero viene de un contacto originario con las experiencias básicas de la existencia humana, y es por eso una expresión de la verdad. Su ingenuidad pertenece a ese modo de simplicidad que puede dar lugar a la grandeza.

La sociedad masificada es algo muy diferente de la comunidad de vida que sustentó la música popular en sentido antiguo y original. La masa como tal no conoce experiencias de primera mano, sino experiencias reproducidas y estandarizadas. Por eso la cultura de masas se orienta a la cantidad, a la producción y al éxito. Es una cultura de lo mensurable y lo vendible. En esa cultura se inscribe el pop. Es -como ha formulado Calvin M. Johansson (Music and Ministry. A Biblical Counterpoint, Peabody Massachusetts, 1984, pag. 50) - el espejo de lo que es esta sociedad: la materialización musical del kitsch.

Nos llevaría demasiado lejos glosar aquí los excelentes análisis de Johansson, a los que me remito expresamente. Se hace popular, en el sentido del pop, algo que tiene demanda.

Se fabrica pop en una producción industrial como se fabrica mercancía técnica en un sistema totalmente inhumano y dictatorial, según expresó Paul Hindemith (A Composer’s World, citado por Johansson).

Para la melodía, la armonía, la orquestación, etc., el pop cuenta con especialistas propios que montan el conjunto conforme a las leyes del mercado. “La característica fundamental de la música pop es la estandarización”, observa Adorno (citado por Johansson).

Y Arthur Korb, cuyo libro How to Write Songs That Sell ( “Cómo escribir canciones que vendan” ) ya es bastante revelador en el título, constata con franqueza que la música popular “se escribe y se produce primariamente para ganar dinero”.

Por eso hay que ofrecer lo que a nadie disgusta y a nadie exige en el fondo, conforme al lema “dame lo que ahora deseo sin costes, sin trabajo, sin esfuerzo”.

Por eso Paul Hindemith habló de “lavado de cerebro” a propósito de la presencia constante de este género de ruido que apenas cabe llamar música; Johansson añade que nos incapacita gradualmente para escuchar, para oír; nos vuelve musicalmente inconscientes.

¿Hace falta mostrar aún en detalle que este enfoque es incompatible con la cultura del evangelio, el cual intenta rescatarnos de la dictadura del dinero, de la producción, de la mediocridad, y llevarnos a la disciplina de la verdad, que precisamente el pop rechaza?

¿Es un éxito pastoral dejarnos llevar por el vendaval de la cultura de masas y hacernos así corresponsables de la reducción del hombre a la minoría de edad?

El medio de comunicación y su contenido deben guardar entre sí una relación congruente y que tenga sentido. Pero este medio -dice Johansson- mata el mensaje: “kills the message”.

La trivialización de la fe no es una nueva inculturación, sino la negación de su cultura y la prostitución con la incultura.

40 comentarios

  
iker
La misa es la renovación incruenta de la pasión y muerte de Cristo en el Calvario.
La consagración separada del cuerpo y de la sangre de Cristo actualiza sacramentalmente el derramamiento de la sangre en el sacrificio cruento de la Cruz.
Antes de comulgar el sacerdote deposita una pequeña porción de pan (cuerpo) en el cáliz: La reunión de cuerpo y sangre es la resurrección.
Comulgamos con pan vivo, a Jesús resucitado.

Todos esos misterios no deben acompañarse de cualquier música. La misa no es el festival de Eurovision, es el sacrificio incruento de Cristo para nuestra salvación.
30/08/15 5:56 PM
  
JuanM
Impresionante análisis. Bien podría hacerse uno análogo referente a como han derivado en los últimos años las procesiones. En muchas de las cuales parece ser que lo significativo es la masificación y la explosión sentimental que algunos confunden con devoción.
30/08/15 8:53 PM
  
Benigno Soto
Y lo dicho del pop, del rock, etc. debe aplicarse también, creo yo, a otros estilos de música popular, que aun teniendo a veces una larga tradición y una calidad notable, como el flamenco, no tienen las condiciones propias de la música sacra. Una misa flamenca, interpretada durante una Eucaristía por cantaores excelentes, acompañados por un coro flamenco de primera calidad, con guitarras, con sus palmeos y solos como saetas, y quizá incluso con orquesta, todos instalados en el presbiterio, puede ser un espectáculo formidable, pero que de ningún modo ayuda a la acción litúrgica. Más bien minimiza y oculta la celebración sagrada, dificultando así gravemente la participación espiritual de los fieles en el Mysterium fidei.
_____________________
RdT: cierto.
30/08/15 10:39 PM
  
Una oyente de Radio María
Como oyente de Radio María, pues me acompaña y hacer gran bien, digo que lo peor y más insoportable es la música.

Mucha música pop que no tiene nada que ver con lo que quiere ser la emisora. ¿Alguien podría ayudar a irla cambiando y elevando? Seguro que evangelizaba mucho mejor.

30/08/15 11:27 PM
  
Tulkas
En Tra le sollicitudine (no sé italiano, por más que sea la neo lengua oficial de la neoiglesia) queda bien claro cómo ha de ser la música litúrgica: gregoriano (y lo que se le parezca) y polifonía.

En España la cuestión de la música litúrgica me parece más difícil de resolver porque hemos sido más cutres que en otros lugares.

La solución es una dieta purgante: gregoriano solamente durante unas décadas y luego... purificado todo, ya veremos.
30/08/15 11:30 PM
  
Blas de Murcia
Pues le tengo que dar la razón a tulkas, ayer acompañé al organo dos misas una tridentina y otra ordinaria, la diferencia fue tremenda, en la tridentina utilicé la misa " fon Bonitatis " ofertorio un coral de Brahms en la comunión un canto de Beobide " Oh Señor yo no soy digno " y al final Salve Regina tono simple. En la forma ordinaria: misa Reunidos en su nombre, y cantos de Gabarain, salmo del libro del salmista, sinceramente y con todos los respetos.... la diferencia era grande.
__________________
RdT: Sin duda, la diferencia es grande. Pero podría no serlo tanto. La forma extraordinaria también se puede celebrar chapuceramente, leyendo para cumplir los textos del propio y cantar o tocar después cualquier tontería. Esto se ha hecho mucho históricamente. Lo que pasa es que ahora, por reacción ante el desastre general de la forma ordinaria, la extraordinaria se cuida mucho.

Por otra parte, no olvidemos que el modo más correcto y mejor de celebrar la forma ordinaria es con el introito propio del día, la misa fons bonitatis u otra que convenga, sin problema para tocar el coral de Brahms y el canto de Beobide, etc.

Los aspectos feos de la forma ordinaria, que la hacen palidcer para muchos ante la extraordinaria, no pertenecen a su esencia: la vacuidad de las moniciones continuas, las cancioncillas cuyo carácter litúrgico está traído por los pelos, el protagonismo detentado ilegítimamente por la persona del presbítero celebrante, etc.

Dicho esto, no sigamos con la oposición novus/vetus, que no es el tema del artículo.
31/08/15 1:01 AM
  
Curro Estévez
Opino exactamente igual que "una oyente de Radio María":
¿La música y canciones que se oyen a todas horas en esa emisora no pueden ser más inapropiadas!
¿Es que no hay otra música cristiana?
¡Por favor!
31/08/15 1:25 AM
  
Lusa
La Musica debe un acompañamiento para profundizar en la Espiritualidad de lo que se está celebrando. El acontecimiento mas trascendental en la vida de un Cristiano Católico, como es la Sagrada Eucaristía: Donde se hace el memorial de la muerte y la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Por tanto esta debe ser de acuerdo a momento que se celebra dentro de la Misa, Alegre, elegante y espiritual.
31/08/15 5:06 AM
  
Jose Diaz
¡Felicidades por el artículo! Para arreglar el desaguisado musical en particular y litúrgico en general sólo necesitamos aplicar sin contrapisas las instrucciones del Magisterio y de la autoridad de la Iglesia: Sacrosanctum Concilium, Novus Ordo Missae y Mysterium redemptionis, entre otros documentos. El texto reproducido de Joseph Ratzinger es un ejemplo de lo que, como Papa, él mismo llamó "hermenéutica conciliar de la continuidad". La música litúrgica deberá tener en cuenta la rica tradición musical de la Iglesia, pero puede estar abierta al espíritu creativo de los artistas cristianos, siempre y cuando éstos tengan en cuenta el carácter sacro y cultual que deberán tener sus producciones. Entre los compositores postconciliares -autores de piezas para ser cantadas por toda la asamblea- siempre me ha parecido que quien mejor ha sabido conectar tradición con renovación es Lucien Deiss, aunque por desgracia sus cantos no siempre se interpretan en parroquias y comunidades del modo y forma en que él los compuso. En cualquier caso, un criterio de permanente validez es la "actuosa participatio" de la que habla la Sacrosanctum Concilium, pero sin perder de vista que, como ha señalado en otro lugar el mismo J.Ratzinger, participar no equivale a intervenir, sino a vivir, esto es, a participar en la ofrenda de Sí mismo de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, a Dios Padre, que por el poder de la Iglesia se renueva sobre el altar de nuestros templos de modo misterioso pero real.
Un abrazo y Dios bendiga a todos, particularmente al blogger y sus intenciones
31/08/15 10:31 AM
  
Blas de Murcia
Llevas toda la razón Raúl y pienso como tu... pero voy muy condicionado por los celebrantes; ni me admiten sugerencias.
_____________________
RdT: Te comprendo perfectísimamente.
31/08/15 12:44 PM
  
Tikhon
Lo de Radio Maria es insoportable.

No exagero si digo que llevo unos diez años comentandolo, escribiéndoles sugerencias, hasta les envié un montón de discos para que tuvieran algo decente y digno que emitir. Pero nada... Son incombustibles... Perseverantes en la ordinariez...

Los que controlan la música no tienen el menor sentido de lo sagrado y ni tan siquiera el menor gusto estético o sentido de la oportunidad (por ejemplo poner una horterada a ritmo de bolero después de completas...).

Y los directores no se atrven a ejercer su autoridad a pesar de que alguno de ellos me manifestó su acuerdo con mis comentarios... Típico...

No tiene remedio esta emisora. Es insoportable. Hace ya tiempo que dejé de escucharla.

31/08/15 3:32 PM
  
JuanM
Otra cosa que hay que señalar es que la arquitectura del Templo es parte esencial no sólo para la claridad de la música, de un tipo de música e instrumentos, sino también para la voz de los oficiantes.
Es claro que las "naves"-templo modernos no están preparados ni para lo uno ni para lo otro (al menos los que he podido ver). La música suena a eco y hueca. Al cura, amén del nulo cultivo de la dicción, no se le entiende la mitad de las cosas porque los altavoces están colocados de cualquier manera, solapándose las vibraciones de unos con los otros. En fin, una dejadez palpable. Uno tiene la sensación a veces que lo "importante" hoy es ir a "fichar" los domingos.
31/08/15 3:49 PM
  
Longinos
Ahí Ratzinger no sólo argumenta contra el pop en la liturgia, sino que lo ve como algo intrínsecamente malo, escrito sólo para ganar dinero.

Es evidente que no le gusta esa música. A mí me gusta muchísimo precisamente el buen pop, el que no es un producto comercial, hecho con la intención primordial de ganar dinero.

Con lo cual, el argumento que esgrime el buen cardenal Ratzinger en este texto seleccionado, se cae.

Con música pop y rock se pueden hacer verdaderas maravillas que elevan el espíritu a Dios y mueven a detestar el mal. Evidentemente, no es un mal en sí mismo el pop, ni está destinado a alimentar la avidez de las masas. El pop, incluso el rock, y el pop-rock, son una verdadera forma musical, una verdadera forma de expresión, útil para expresar el amor a Dios y el amor de Dios. En las propias canciones de pop-rock hay muchos temas aprovechables, que contienen temas buenos, experiencias humanas bien expresadas por verdaderos artistas. Piensen en un tema como "Let it be", escrito por Mc Cartney, odiado por Lennon, que contiene una profundidad nacida de la herencia cristiana y expresada por un verdadero artista.

Y por supuesto, esta forma que es el pop-rock, puede ser muy buena para la evangelización y la oración. Obviamente, no hablo del "Juntos como hermanos..." ni de reutilizar canciones como "Blowin in the wind" poniéndoles letra eucarística. Lo simple y lo mal hecho es simple y mal hecho, aunque se extienda. Tampoco hablo de "utilizar" el pop-rock para llegar a las personas. El arte no se "utiliza".

Cuestión distinta, sobre la que no se esgrime ningún argumento en el texto citado, -ya que es una descalificación integra y total del pop para cualquier cosa buena-, sería discutir si esta música puede ser adecuada para alguna parte de la Liturgia de la Misa, o bien puede ser adecuada solamente para otro tipo de oraciones.
31/08/15 5:50 PM
  
JOSÉ IGNACIO
"Fray Nelson Medina Ministerio de la música"
(En unos 30 minutos, da unas cuantas claves)
31/08/15 6:08 PM
  
alejandro
Con respecto a Radio María moviendo el dial me he encontrado con una emisora evangélica llamada Radio Nueva Vida y en las dos se encuentra la misma música huera.
Empecé a ir en los territorios del Pisuerga a la Misa Tridentina y debo decir que la teñedora cumplía fielmente las palabras del Evangelio ."Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la mano derecha".
31/08/15 6:36 PM
  
MÚSICA SACRA
Bregando, algo se logra. Pero, la lucha es dura, porque se cante música sacra. Parece que en los Seminarios no les interesa mucho y salen con desconocimiento y muy mal gusto, aprobando cualquier simple canción-copia de corte no sacro. La gregoriana... menos! Y pensar que al pueblo, cuando se le hace muestreo de música gregoriana - Misa de Angelis y Salve Regina- les encanta! definitivamente hay que tener mucho cuidado con la parte musical: que eleve, que llame a la santidad, que sea digno del Altar y de la Santa Misa. Que nos coloque en ambiente de sacralidad, de fervor y reverencia, con silencios, con alegría, pero sin chabacanería.
Otra cosa es cuando los padres "revuelven"... y son felices que la gente grite en el canto, baile, palmotee... Detesto, como mucha gente que ha sufrido por ello, canciones como: "Se encendió la Rumba de mi Señor" ... qué horror ! Parece un calentamiento de baile... terrible!!!
31/08/15 11:50 PM
  
Tulkas
1.-Sobre la música de Radio María: insoportable. Lo que ponen después de Laudes es simplemente infumable. En Radio María de Austria (que escucho a veces) es incluso peor por la cabtidad de música que ponen en inglés y que seguramente los austriacos entienden, claro. Que el beato Anton Bruckner interceda por ellos.

2.(...)
01/09/15 12:31 AM
  
Feri del Carpio Marek
Excelente crítica de nuestro gran Papa Emérito, acierta como muy pocos sobre este tema tan importante y delicado.
01/09/15 2:58 AM
  
Jose Diaz
Estoy de acuerdo con lo que dice el blogger en su respuesta a Blas de Murcia. La forma ordinaria del rito ordinario no se cuida en absoluto. Sí, en cambio, la extraordinaria (¡bendito motu proprio Summorum Pontificum!). También estoy de acuerdo con Blas de Murcia: en cuanto te acercas a un sacerdote y propones dignificar la música litúrgica -no digamos otros aspectos de la liturgia-, en el mejor de los casos te responden con indiferencia, y en el peor te tachan de inmisericorde rigorista preconciliar o, incluso, filolefebvrista. Los que amamos el Novus Ordo y deseamos una música litúrgica digna estamos condenados al pop zafio y chabacano y a la incompresión de nuestros pastores.
Por cierto, un tema interesante a tratar sería el de la formación musical que reciben nuestros seminaristas.
Un abrazo fuerte a todos
01/09/15 10:14 AM
  
Apolinar
A mí me gusta mucho Bob Dylan, pero detesto los acordes de Blowin' in the Wind en la Santa Misa. Suenan horribles. Hay música mucho mejor para el Mysterium fidei. Siguiendo al incomparable Palestrina, véase hasta dónde llega el genio musical de Tomás Luis de Victoria con su O magnum mysterium:

https://www.youtube.com/watch?v=9xPh-fXYAc4

El Renacimiento en España, en música, en filosofía, en las artes plásticas... es distinto. Ciertamente, en música y en pintura le debe mucho al italiano; pero el periodo renacentista español sigue siendo tan «teocéntrico» como en la alta y la baja Edad Media. Y ello, por cierto, sin el presunto menosprecio al ser humano que la ideología de tantos historiadores atribuye al Medievo.
01/09/15 10:55 AM
  
Eduardo Martínez
En principio lo que haga "Radio María" con la música no sería un problema tan principal. Supongo que no harían mal en investigar la edad de su público para poner una música con la que se pueda identificar la mayoría de sus oyentes. Por mucho que haya programas infantiles en la emisora, he de suponer que la edad de la mayoría de oyentes superará los 60 años. Cierto es que hay música religiosa de gran calidad, y mucha de ella ya es de dominio público, y no paga derechos de autor, y puede ser conveniente que los autores modernos puedan ganarse los garbanzos con sus composiciones. Pero creo que sería un tema para meditar por parte de los directivos de la emisora, vistos algunos comentarios.

Otra cosa diferente es la música que suene en las misas, porque no es una música de relleno, o una decoración como pueda ser la arquitectónica o la pictórica de los templos, sino como ya expresaron varios papas, como el caso de PAPA XII en "MUSICAE SACRAE": "8. La música sagrada, en verdad, está más obligada y santamente unida a estas normas y leyes del arte, porque está más cerca del culto divino que las demás bellas artes, como la arquitectura, la pintura y la escultura: éstas se cuidan de preparar una mansión digna a los ritos divinos, pero aquélla ocupa lugar principal en las mismas ceremonias sagradas y oficios divinos. Por esta razón, la Iglesia debe tener sumo cuidado en alejar de la música, precisamente porque es sierva de la liturgia, todo lo que desdice del culto divino o impide a los fieles el alzar sus mentes a Dios."

Sin embargo, cada vez estoy más convencido de que la música que suena ahora es síntoma de otras cosas .Los artículos que en "Infocatólica" ha escrito el padre José María Iraburu sobre el pelagianismo moderno, me hacen creer que, aunque aparentemente dentro de la "legalidad", lo que se predica en demasiados templos, tal vez sea un pelagianismo o neopelagianismo. Y en consecuencia, requiere una música "propagandítsta" de las enseñanzas de Pelagio.

Hoy he pasado página de un calendario presuntamente católico, editado (o perpetrado) por unos presuntos frailes. El lema del mes de agosto era "Sumando esfuerzos y soñando juntos ... estamos SALVADOS" (este último salvados con la misma tipografía que empleaba ese programa, que en su primera temporada, se dedico a zumbarle o intentarle zumbar a la Iglesia Católica). Supongo que doctrinas como éstas, que no niego puedan ser muy bonitas, pero que con eso de que estamos encantados de habernos conocido, nos privan de muchas otras cosas, precisan de cantos que no nos hagan pensar en otras realidades que desentonan con el moderno pelagianismo.
01/09/15 11:15 AM
  
antonio
La Santisima Misa, que Santisima es, poco!!!!para definir lo que pasa, en ese momento que asistimos, a la Iglesia.
Es el mismo momento, el mismo instante que hace,2015 años, el SEÑOR, se Sacrifica por Nosotros!!!!!!Por la Humanidad!!!!!Por Cada Hombre y Mujer!!!!.Sus sufrimientos ,padecimientos, la "EPOPEYA DEL REY DE REYES!!Su entrada a Jerusalén Hasta el Golgota, la Soledad, la Santisima Virgén,su extrema Majestad,puso la Cara de PEDERNAL!!!Según las escrituras.Se cumplén todas las profecías.El Salmo 22, (LA CRUZ!, el Siervo Doliente(Isaias)!!VARÖN de los DOLORES), acostumbrado al Sufrimiento.Sus Sufrientos inenarrables, su Amor por Cada Creatura, somos migajas caidas de la mesa de su Señor!!!!San Juan de la Cruz.Lleno otro DIOS EL ESPIRITU SANTO!!
Padre Philipon.Quién en Silencio ante Dios, Manifiesta.La Misa debe ser el Centro de mi vida, donde el alma se inmole, en un ión con Jesús. a todos sus Sentimientos de Sacerdote y HOSTIA, por la GLORIA del PADRE!!!.
Primacía del Sacrificio sobre la Co munión.Debe Unirme sobre todo a la Oblación del Corazón de Jesús, a sus Adoración, a su acción de Gracias, y a su oración redentora.
Mi Vida de Piedad , no es demasiado Antropocéntrica!!!!; en ,lugar de ser resueltamente Teocentrica y glorificadora,de la TRIN IDAD!!
Y MI Comunión EUCARíSTICA, es ante todo un comunión con Cristo Crucificado!!!, Adorador del padre y salvador de las Almas.¿Es en Verdad el momento de mi transformación total en Cristo, según la Palabra de San Pablo"No soy Yo sino es Cristo quién vive en Mi?
Padre Philipon.Todo debe tender hacia eso!!!!Es el mismo momento de La Inmolación del SEÑOR!!!Siempre el mismo, está en acto, como dice mi Director, y repite el Padre Iraburu, es decir el mismo Momento,Instante!!!.El Padre Philipon escribe la tendencia que cada uno de Nosotros debe tener!!!!La UNION con el SEÑOR!!!, puede haber bien mád grande!!!Para un Creyente!!!y de ahi parte el Apostolado, En Dios es Amor Benedicto XVI, pone de manifiesto, que nace el AMOR al PÖJIMO, la DOCTRINA SOCIAL DE la IGLESIA!!!!, sin CRISTO como vemos , estoy hablando para creyentes!!!Todo es fracamente IMPOSIBLE!!!SE ha LLENADO de ANTROPOCENTRISMO!!
Padre Philipon!!La Secularización de la IGLESIA, la PEOR!!!!
Un Mundo SECULARIZADO, los Seglares no pueden oponer resistencia a la Vanidades de esté mundo, es uno más.Sin Preparación, el Sacramento de la Reconciliación,sin Saber lo que es pecado Venial y Mortal!!!!Sin SABER, si está en Estado de Gracia y /o no porque nadie se lo advierte!!!Cuantas comuniones Sacrilegas,El Que come de este pan Indignamente bebe su condenación.San Pablo.
Es Evidente que semejante momento, nos tiene que llenar de admiració, de asombro, de extasiar, salir de nosotros mismos.
La Música que Usted describe es la apropiada!!!Sin Cristo nada!!!!!!
La müsica debe facilitar el encuentro personalisimo de cada uno de nosotros con Cristo!!!!
Y las desviaciones, y faltas de respeto ante semejante momento, son de vuelta a Crucificar al Señor!!!La Cumunión Sacrilega, también!!!
La Comunidad, como toda la Iglesia, nace de la CRUZ!!!!La Musíca debe acompañar eso.Años de Caos Postconciliar, han formado generaciones de creyentes, sin la FE de la IGLESIA!!,Esto tiene repercusión en cualquier,obra de la Iglesia, por ejemplo en lo que trata Bruno, el Famoso Sinodo!!!!!Quién arreglar, lo que causarón años, de ignorancia.
En apostolado, en el amor al prójimo, no hay Conversión!!!!que debe ser progresiva, por el murmurometro,la ignorancia, que existe!!!
La Iincoherencia, los voluntarismos.Conozco Gracias a Dios ,Lugares de excelencia!!Pero la Mayoria, está como oveja sin Pastor!!
Y esté tema no es menor, es fundamental,basta de experimentos, condenados por el Magisterio!!!La Sacramentum Caritatis, brilla por su ausencia!!El quirografo de Juan Pablo II, también.En su momento lo envié a donde tuve sque enviarlo, sin respuestas.
Es aburrido!!Manifestó alguién importante, hay que alegrar!!!Y la Conversión Cuando!!!!!!!!Por sus Frutos los conocereís!!!.También la humanidad ve a los Hijos de la Iglesia, como simples concurrentes, que participan para imponer sus criterios personales.Perdone pero es de locos!!!!!La gente no creyente, como va a creer??Lo que veo es así!!
El RESPETO, la ADMIRACIÖN EL ASOMBRO, !!!!!!!!LA VERDADERA BELLLEZA!!!!!No una deformación antropocentrica!!!Falta el Don de temor de Dios, principio de la sabiduria.Se lleno de necedad!!!!!!Temor que es Reverencia, padre Philipon.

Muchas Gracias, y que Dios lo bendiga, y bendiga a la Igesia!!!!
El LO PUEDE TODO!!!!!
01/09/15 12:47 PM
  
Feri del Carpio Marek
¿Conocen la canción "Lord I need you" de Matt Maher? No sé si esa encaja en el género "pop", pero me encanta, e inspira mucha piedad y deseos de santidad. La cantó en la adoración eucarística durante la JMJ en Río de Janeiro.
02/09/15 9:29 PM
  
Eduardo Martínez
Quedo un tanto sorprendido por la última entrada, de Feri del Carpio Marek ¿No se habían desterrado los cantos en latín porque estábamos incapacitados para entender el latín, y ahora se nos propone un canto en inglés, idioma que los españoles solo logramos aprender una vez estamos muertos? (digo esto un poco en plan de broma, porque ningún documento emanado del Vaticano ha prohibido el latín en los cantos).

Por otra parte, fuera de la liturgia, si el canto es adecuado, nadie nos impide utilizar otros cantos devocionales. Siguiendo con el "Musica Sacram", del Papa Pío XII, que cité en una anterior entrada, podemos leer.

"10. Y, sin embargo, también es muy de estimar aquel género de música que, aun no sirviendo principalmente para la liturgia sagrada, es, por su contenido y finalidad, de grande ayuda para la religión, y con toda razón lleva el nombre de "música religiosa". Esta clase de música sagrada —que nació en la Iglesia misma y prosperó felizmente bajo sus auspicios— puede ejercer, como enseña la experiencia, un grande y saludable influjo, usada ya en los templos para actos y ceremonias no litúrgicas, ya fuera del recinto sagrado para mayor esplendor de solemnidades y fiestas. [...]"
03/09/15 11:44 AM
  
Eduardo Martínez
También dentro del antes citado "Musica Sacrae" podemos leer:

" 21[...] Muchos de los pueblos confiados a la labor de los misioneros tienen una afición maravillosa a la música; y realzan con el canto sagrado las ceremonias del culto idolátrico. No es prudente, por lo tanto, que los heraldos de Cristo verdadero Dios menosprecien y descuiden en ninguna manera este medio tan eficaz de apostolado. Promuevan, pues, de buena gana en su ministerio apostólico, los mensajeros del Evangelio en las naciones paganas, este amor al canto religioso, que goza de tal honor entre los que les están confiados, de suerte que dichos pueblos puedan oponer a sus cánticos religiosos, no raras veces admirados aun por las naciones civilizadas, otros semejantes himnos sagrados cristianos, con los cuales, en la lengua y con las melodías a ellos familiares, canten las verdades de la fe, la vida de Jesucristo y las alabanzas de la Santísima Virgen y de los Santos."

Aunque el texto está dirigido a los misioneros, tal vez estirándolo un poco, se podría aplicar a muchos jóvenes que viven alejados de la Iglesia Católica y a los que tal vez, con cantos modernos, se podría atraer a los templos. Ignoramos si estos jóvenes son unos nostálgicos de Bob Dylan y de otros cantantes folk, y el persistir en este tipo de cantos puede atraerlos más, que si se hicieran misas, musicalizando el ordinario de la misa, con las melodías de Rumba Tres, Perlita de Huelva, El Fary y otros cantantes patrios, que vivieron sus éxitos diez años después que los héroes del folk. Sin embargo, el papa Pío XII continuaba con su escrito, empeñado que una vez se hubiera obtenido las conversiones, y se hubiera instruido a los nuevos fieles:

"Recuerden también los mismos misioneros que desde antiguo la Iglesia católica, cuando enviaba los heraldos del Evangelio a las regiones no iluminadas aún por la fe, junto con los ritos sagrados procuraba se les mandasen también los cánticos litúrgicos —entre otros, las melodías gregorianas— a fin de que los pueblos nuevos en el llamamiento a la fe, cautivados por la suavidad de la música, se resolviesen, más fácilmente atraídos, a abrazar las verdades de la religión cristiana."
03/09/15 11:52 AM
  
R. Cundre
Dice Longinos: “El pop, incluso el rock, y el pop-rock, son una verdadera forma musical, una verdadera forma de expresión, útil para expresar el amor a Dios y el amor de Dios”.
¡Hasta qué punto lavan el cerebro a los que dicen esto! El pop-rock es una verdadera forma antimusical. ¿Una verdadera forma de expresión? Por supuesto que sí, ya que expresa los instintos más bajos, vulgares, zafios y obscenos. ¿“Útil para expresar el amor a Dios y el amor de Dios”? No, por favor. Útil para expresar el amor a la vulgaridad, a la incultura, a la zafiedad. La música es otra cosa. Decir que eso es música es como decir que los garabatos que pinta una niño de cuatro o cinco años es arte. Es la misma relación.
El pop-rock no es música sino un conjunto de ruidos, gesticulaciones, ritmos vulgares y obsesivos para excitar instintos. Es un subproducto propio de gente que no ha llegado al uso de razón en cuestiones musicales y ahí siguen estancados aunque tengan veinte, treinta o cincuenta años. Y esto siendo benévolos. Pero ya he apuntado antes que en realidad es todo un inmenso y sutil manejo para mantener a la gente en un estado de enajenación e inmadurez cultural.
Este subproducto hecho para ignorantes es totalmente incompatible no sólo con el culto, sino que también es incompatible con todo lo que es arte. Cualquier persona con un mínimo gusto lo sabe. De la misma manera que el fuego y el hielo no pueden estar juntos, así eso que llaman pop-rock no puede estar junto con el culto y muchísimo menos con la misa. Llevar esto a los templos es degradar y dinamitar el secular esplendor que ha mantenido la iglesia en otras épocas en el culto. Si hay que acompañar el culto con cánticos, que sean dignos, que sea música auténtica, no ruidos, palmoteos y cancioncillas dulzonas. En algunos lugares europeos se suelen utilizar en el culto obras sacras de Victoria, Palestrina, Guerrero, Bach, Mozart, Bruckner, Perosi , Bartolucci, etc. Si hay que utilizar un instrumento, para eso está el órgano con un acervo de obras impresionante desde hace varios siglos. Le advierto a Longinos que esos nombres de músicos que he citado no son componentes de grupos rockeros por si no los había visto escritos nunca.
Un último apunte. Lo que piensa Benedicto XVI sobre el pop-rock es cierto. La facultad de pensar escasea mucho entre la gente. En general hay mucha gente que se deja narcotizar con el pop-rock consciente o inconscientemente. Pensar exige esfuerzo.

03/09/15 12:30 PM
  
Maria Jose Alvarez Sauras
Hola,buenos dias!Tengo un hijo que estudia órgano litúrgico en el Conservatorio Profesional devZaragoza.Termina este curso, si Dios quiere,y hemos hablado muchas veces con él y con su profesor de la falta de preparaciòn litúrgica con la que salen los alumnos al terminar sus estudios.
Gracias a Dios hay sacerdotes amigos que le ayudan a preparar misas como deberían de ser,ya que el pobre ha tenido que tocar en alguna boda unas horripilantes versiones solicitadas por los novios con la connivencia del sacerdote pusilánime de turno.
En nuestra parroquia :igual que en todos sitios,coro guitarrero animando unas misas a las que acudimos cuatro gatos.Como echo de menos las misas llamadas solemnes!a mayor gloria de Dios,con procesión de entrada,incienso, monaguillos, órgano y silencio!
Un saludo.
03/09/15 1:04 PM
  
Tulkas
R. Cundre no se ha tomado la medicación hoy....

A mí no me gusta ni el pop ni el rock.
Pero la única música de iglesia que nos "incapacita" son los cantos de (...), pero igual que en este blog hay pase para el insulto como demuestra el comentario de R. Cundre, no lo hay para llamar las cosas x su nombre).
____________________________
RdT: Siempre me obligas a editar algo de tus comentarios.
Una cosa es dirigirse con un tono excesivo a otro comentarista que firma con su nick, y otra cosa es hacerlo a una realidad visible en la que están implicadas muchas personas.
03/09/15 11:28 PM
  
José Ramón
E n Radio María, emiten, sobre todo a ,las cuatro de la tarde, una música insoportable.- Ya el Programa es deficiente, pero acaba cuando el P.Ïñigo , se regodea con la música.-
04/09/15 11:16 AM
  
Eduardo Martínez
He estado pensando sobre lo que algunos de los comentaristas han escrito acerca del pop-rock y creo que en principio, no es malo que la gente cante o compre música pop-rock, como tampoco es malo que se compren o fabriquen cristales de colores o se fabrique ropa interior. Otra cosa es lo que se haga con alguna de estas cosas, pues puede ser ofensivo presentarse en una fiesta de una embajada, a la que asista un jefe de estado, vestido únicamente con ropa interior. O puede ser una imprudencia pasear una noche de invierno por Soria, vestido sin otra ropa que la interior. También se vería con malos ojos, el emplear los cristales de colores para pedir en matrimonio a la novia, y no tener que gastarse en un anillo con un diamante, rubí, esmeralda o zafiro (suponemos que para que el novio regale el importe de la diferencia del precio a los pobres).

A mi me parece muy bien que Coldplay ganara una fortuna con su tema "Viva la Vida", por mucho que este tema consista en una repetición de cuatro acordes, que se suceden de manera casi invariable de principio a fin. Otra cosa sería que algún sacerdote, aficionado al Barça o no, decidiera que dicha composición sonase en alguna misa. Sobre todo si asegurara que hay que hacerlo porque a don Josep Guardiola, le dio suerte el poner "Viva la Vida" antes de cada entrenamiento o partido, y se llenaría la iglesia gracias a emplear este tema (espero que no hayamos llegado a este nivel, que a veces tengo miedo de poner ejemplos porque en ocasiones, alguien me ha hecho saber que lo que yo proponía como ficción imposible ya había pasado en algún lugar).

Creo que cada cosa puede tener su lugar y ser adecuada para una ocasión e inadecuada para otra. Creo que en el tema de la música en la liturgia (me voy a permitir poner una caricatura), se ha actuado de un modo similar, al caso de un cura que hubiera decidido sustituir la lectura de una carta en la misa, por algún párrafo más o menos largo de Juan Salvador Gaviota. Puede que hace 40 años, siendo igualmente digno de condena, hubiera tenido hasta su gracia. Pero que ya entrados en el siglo XXI resultara desconcertante la persistencia de la lectura de la obra de Bach (el escritor de la novela se apellidaba así).

La música pop puede ser tan encantadora como una obra de pintura naif, por mucho que nadie en su sano juicio, incluso con su juicio muy alterado, pretendiera que el Museo del Prado sustituyera su legado por nuevas colecciones de "arte nativo" (por mucho que guardara a buen recaudo en sus almacenes a Velázquez y compañeros), por eso de que esta pintura ha quedado muy anticuada y no se entiende. Ni tampoco creo que ningún padre, que estaría encantado de que su hijo de cuatro años le regalara la huella de su mano estampado en un papel, en el Día del Padre, se sintiera cómodo si recibiera el mismo regalo de su hijo de 30 años, en lugar de recibir como mínimo una corbata (la corbata u otro regalo "tradicional" para esta ocasión).
06/09/15 8:17 AM
  
Grace
Tampoco dice que se tiene que cantar TODO en LATÍN.
_______________
RdT: ¿Que tiene que ver el latín aquí?
07/09/15 5:01 AM
  
Luis
Este artículo sé que no sería bien visto en la parroquía que frecuento. Allí lo que está de moda, son los ritmos pop con su bateria y guitarra eléctrica. Pero la gente se ha acostumbrado a ello y le parece hasta bonito, y no falta el aplauso del celebrante de vez en cuando, ni tan poco los propios músicos están por la labor de mejorar esta circunstancia. Incluso se creen que lo hacen genial.
Menos mal que en verano se toman unas vacaciones, y nos dan un descanso a todos. Ahora la misa es en silencio, o como mucho con algún CD piadoso en gregoriano.
08/09/15 8:39 PM
  
Jacinto
Me ha encantado el artículo. Pero me parecen un poquito fuera de lugar los comentarios sobre la música en Radio María. Que algunos oyentes echaran el cerrojo de sus gustos musicales en los 50 no quiere decir que lo posterior esté fuera de lugar en una emisora de radio, que no es un templo ni tiene que pretender parecerlo.
10/09/15 10:38 AM
  
DJ L
No os perdáis las Misas rockeras del "Padre Jony"....no os olvidéis la cicuta.
13/09/15 9:48 PM
  
Chimo
José Ramón, si el programa de Radio María de las cuatro de la tarde te parece "pésimo", pues escucha otros que son excelentes y que no vas a encontrar en ninguna emisora "generalista". Y respecto a la música, no entiendo tampoco esa descalificación global sin matizaciones que hacen algunos de la música o las canciones que se escuchan en esta emisora. Hay de todo, clásico, gregoriano y popular pero de calidad, y quizás alguna canción que podría sobrar, pero estas últimas son las menos.
14/09/15 8:13 PM
  
Raúl del Toro
Aviso: no publicaré más comentarios referidos a la música emitida en Radio María.
15/09/15 4:44 PM
  
la verdad nos hará libres
Me ha gustado el comentario de longinos. Me parece acertado.
¿Y el soul? ¿el gospel? ¿el folk?
19/09/15 11:04 AM
  
Barón dandy
(...)
______________________
RdT: Ya comenté antes que no iba a dar paso a más comentarios sobre la música en Radio María. En líneas generales comparto lo que se ha dicho, pero no parece justo insistir tanto en ello, dejando de lado el gran bien que hace esta emisora.
10/10/15 12:38 PM
  
Roberto
Yo me pregunto: Si ese rechazo a la música pop en la liturgia viene de la estandarización, de que se escribe y se produce primariamente para ganar dinero se aplicara a otros ámbitos

¿Habría que rechazar las vestiduras que sean de confección industrial en lugar de hechas por un sastre? ¿Habría que rechazar los vasos sagrados que fuesen igualmente 'industriales'? ¿Y las biblias impresas 'como churros' en lugar de hechas por un escribano? ¿Se puede decir lo mismo de las imágenes?

Es decir, si el rechazo al pop viene de su carácter 'industrial' (en el sentido de producido para ser consumido por las masas) ¿cuántas cosas más de las que se usan habrían de ser rechazadas?

Me permito recordar que hasta bien entrado el siglo XIX (o tal vez el XX) la Iglesia Ortodoxa rusa sólo admitía los iconos pintados a mano por personas que cultivaban especialmente su relación con Dios, con unos argumentos semejantes, aunque en su época, a los expuestos en el artículo.
19/10/15 7:52 PM
  
Luis Alexis
Buen día:
Estimado Raúl, quisera aprender a tocar Gloria in excelsis de la missa de angelis en piano, sabes quien es el compositor de la música?
Anticipadamente, muchas gracias.
La paz sea contigo.
________________
RdT: la misa de ángelis es gregoriano. Otra cosa son los acompañamientos que hay, compuestos por diversos autores.
07/11/15 8:24 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.