InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: Sin categorías

10.02.17

(157) Minimalismo mariano -de blasfemias y sacrilegios tolerados, consentidos y promovidos-

soledadDebemos profesar una ferviente devoción a la Santísima Virgen, si queremos conservar esta hermosa virtud; de lo cual no nos ha de caber duda alguna, sí consideramos que ella es la reina, el modelo y la patrona de las vírgenes […]. San Ambrosio llama a la Santísima Virgen señora de la castidad; San Epifanio la llama princesa de la castidad; y San Gregorio, reina de la castidad"[..]

(S. Juan M. Vianney, Sermón sobre la pureza).

La virginidad de María tiene tanto más valor y belleza cuanto que Cristo no sólo se la reservó celosamente después de haber sido concebido en ella sino que eligió por madre a una Virgen que previamente estaba consagrada a Dios 

(S. Agustín Sobre la virginidad).

A veces uno necesita callar un poco a fin de recobrar fuerzas para seguir adelante, porque se hace muy cuesta arriba mirar para uno y otro lado y encontrar aquí un enemigo, allá un traidor, allí un tonto útil a este circo romano redivivo…

Leer más... »

18.01.17

(156) Defensa del pudor y pedagogía del corazón (A.Caponnetto) II: Educación para un amor casto

viviendaEn la segunda parte de esta conferencia -a nuestro juicio la más sabrosa-, Antonio Caponnetto se refiere al pudor en el lenguaje, el vestido y la vivienda, desembocando en la relación íntima entre pudor y ateísmo, por su abolición de la intimidad, imprescindible para la relación con el Creador.

Tras revisar los pecados contra el pudor, especialmente en nuestra cultura, culmina refiriéndose al amor casto, y a la defensa de ellos por medio de la educación del pudor entre niños y jóvenes, tarea urgente como pocas entre las familias cristianas.

Leer más... »

13.01.17

(155) Defensa del pudor y pedagogía del corazón (Antonio Caponnetto)

alegoria del pudorGracias a la generosa disponibilidad de algunos colaboradores del C.F. San Bernardo de Claraval -en este caso, de mi querida ahijada Manuela Pinzón-, estamos tratando de digitalizar algunas de las muchas conferencias que integran los ya 19 Encuentros de Formación Católica de Bs.As., y que hasta ahora sólo disponíamos en archivos de audio (* al pie el temario completo).

Dado que en Buenos Aires estamos en pleno verano, en que campea la impudicia en modas y costumbres, parece oportuno que sea ésta la primera que publiquemos, correspondiente al Encuentro de diciembre 2016.

De paso, a quienes conociéndolo poco, creen que Antonio Caponnetto sólo se ocupa de temas históricos y polémicos, valga esta muestra de una temática moral y espiritual para profunda edificación y regocijo de nuestros lectores.

Leer más... »

12.01.17

(154) El Calvario y la Misa (Mons.Fulton Sheen)

FSheenRecientemente hemos reeditado -Ediciones del Alcázar-  “El Calvario y la Misa", una obrita de Mons. Fulton Sheen que viene muy bien en esta época para meditar sobre el misterio de la Santa Misa, centro, fuente y culmen de nuestra vida cristiana.

Ante las frecuentes adulteraciones y profanaciones a las que asistimos, sus páginas son como una ráfaga de aire fresco ante el calor sofocante de desánimo que amenaza a muchos.

La reciente (2014) aprobación del milagro necesario para la beatificación de su autor, nos ha hecho pensar que la difusión de algunas de sus obras contribuirá también a ella. 

El modelo de pastor celoso de sus ovejas, que supo aprovechar los medios de comunicación para hacer llegar el mensaje del Evangelio a millones de fieles sin por ello claudicar ante el mundo y sus máximas, manteniéndose intachable en la transmisión fiel de la doctrina católica, es muy digno de tener en cuenta a la hora de proponer modelos “actuales” a quienes orientan su apostolado al ámbito de las Comunicaciones Sociales.

Leer más... »

8.01.17

(153) Preparando las estampitas...o Lutero contra sí mismo (y II)

 testigo1En el segundo post sobre este tema presentamos algunos testimonios más -que revelan su pensamiento y actitudes- de este personaje, al que hoy se pretende reconocer como “testigo del Evangelio”, acoplándose así a la pérdida de sentido común del mundo, que hoy impone el absurdo como norma de pensamiento universal.  En defensa no sólo de la fe, pues, sino del principio lógico de no contradicción (algo no puede ser blanco y negro al mismo tiempo, y por tanto, no se puede odiar lo católico siendo a su vez “modelo” para los católicos), esperamos contribuir sencillamente a la Verdad, que es Una.

Y como una condición de la unidad y el entendimiento mutuo debería ser, entre otras, la univocidad de los términos que empleamos, habría que preguntarse ante todo qué se entiende por “testigo del Evangelio”. Viendo la historia, vemos que quienes así son reconocidos se han destacado en todos los tiempos especialmente por su humildad, pues “Dios resiste a los soberbios” (1 Pe 5,5; Sant 4,6).

En el personaje que nos ocupa, por el contrario, si hay una nota que lo caracteriza es

Leer más... »