¿Debemos pedir perdón a los homosexuales?

Cardenal Reinhard Marx

El año pasado el cardenal alemán Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga, había asegurado que la Iglesia Católica tenía que pedir perdón a los homosexuales. Ante estas declaraciones preguntaron también al Papa Francisco si estaba de acuerdo en que la Iglesia tenía que pedirles perdón por haberlos marginado, y el Papa respondió que “no solo a ellos sino a cualquiera que pueda haberse sentido de esa forma”. En una entrevista publicada el día de hoy en REL, el Cardenal Cañizales también se le preguntó si estaba de acuerdo y respondió: “Lo acepto completamente. Hay que pedir perdón a los gays, pero no sólo a ellos, a mucha gente”. Ante todo esto es justo preguntarse:

¿Pero exactamente por qué debemos pedir perdón?

Porque si se trata de pedir perdón por haber sido protagonistas de cualquier tipo de trato injusto con los homosexuales, ciertamente habría que pedirles perdón. No dudo que los homosexuales hayan sido objeto de trato injusto por muchas personas, tanto católicas como no católicas, pero si estudiamos las declaraciones del Cardenal Marx, no se refería exactamente a esto.

Y es que el cardenal Marx hablaba específicamente a que debíamos pedirles perdón por la enseñanza oficial de la Iglesia respecto a la homosexualidad: porque esta afirma que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y también que estos actos no deben recibir aprobación en ningún caso. Enseñanza, que aunque políticamente incorrecta, sigue vigente en el Catecismo Oficial de la Iglesia Católica.

Para el Cardenal Marx en cambio, “no se puede decir que una relación entre dos hombres, si son fieles, no tiene ningún valor“.

El problema consiste entonces que mientras para la doctrina católica dichas relaciones son pecaminosas, para el cardenal alemán son “valiosas“, o lo que es lo mismo, tienen “algún” valor.

El problema

Entiendo que los miembros de los colectivos LGTBI puedan sentirse ofendidos por la enseñanza oficial de la Iglesia, después de todo, está claro que quisieran que enseñáramos que las relaciones homosexuales no son pecado, sino un tipo de relación que debe ser aceptada como normal en la “diversidad” del mundo moderno. Enseñar cualquier otra cosa es para ellos una “ofensa” o inclusive “discriminación“.

La pregunta sería si el hecho de que ellos se sientan ofendidos porque enseñemos lo que ha sido parte de la enseñanza de la Biblia y del Magisterio bimilenario de la Iglesia es razón suficiente para dejarlo de hacer.

Lo cierto es que si de verdad la Iglesia ha tenido razón en enseñar esto, debería seguirlo enseñando a pesar de que esta enseñanza resulte molesta e incluso sea tomada como ofensiva por estos colectivos. Ceder ante estas presiones nos llevaría a dejar de ser sal de la tierra y luz del mundo. La Iglesia aunque siempre debe acoger al pecador nunca debe traicionar su misión de denunciar el pecado. El libro del profeta Isaías nos recuerda la advertencia del Señor que pesa sobre aquellos que llaman al mal bien y al bien mal. Estos colectivos pretenden hacernos ceder en este punto y con algunos lo logran

Hipocresía de la sociedad

En otras áreas políticamente correctas nadie pretende que la Iglesia traicione su mensaje. ¿Acaso vemos a la mafia ofendida porque la Iglesia enseña que el asesinato y el tráfico de drogas es pecado? ¿O a los ladrones por enseñar que robar está mal? Sinceramente creo que ni el propio Robin Hood se hubiese ofendido porque enseñemos lo evidente.

La hipócrita sociedad actual ve con buenos ojos que arremetamos contra aquello que es políticamente correcto. Contra los “avaros” capitalistas, contra los pedófilos y pederastas. ¿Pero acaso si degeneramos a un estado similar al que vivieron los antiguos griegos, cultura en que la pederastia era aceptada, tendremos que también dejar de enseñar sobre esto? ¿Se ofenderán acaso Aquiles y Patroclo? ¿O nos mandará a la hoguera el propio Alejandro Magno?

Por otro lado, de poca ayuda sería una Iglesia que solo acoge pero no suministra el remedio para el enfermo. Y es que aunque hoy está muy de moda hablar de “acogida” y de las “periferias", del “olor a oveja” y todo lo demás, y se olvida que una verdadera misericordia es la que busca la conversión del pecador, no dejarlo como está.

Si a un hospital llega un enfermo con un cuchillo clavado en la espalda, los doctores seguramente no se limitarán a darle una aspirina. Lo mismo, no tiene sentido, si alguien tiene una herida grave en el alma (el pecado mortal lo es) dejarlo permanecer en ese estado con la excusa del “respeto“. Y es esta precisamente otra de los graves problemas de hoy en día. Se comprende el respeto como una actitud excluyente de la corrección fraterna.

¿Irrespetamos a los sicarios cuando enseñamos que asesinar está mal? ¿Irrespetó Juan el Bautista a Herodes cuando le dijo que vivía en adulterio? ¿Por qué habría que suponer que la enseñanza del Catecismo es irrespetuosa, cuando señala una verdad objetiva?

¿Por qué entonces pedir perdón?

Y si a pesar del Cardenal Marx y de la opinión de la decadente y moribunda Iglesia alemana no tenemos que pedir perdón a los homosexuales por lo que dice el Catecismo, cabe preguntarse, ¿por qué entonces tendría la Iglesia que pedir perdón?

Porque no es verdad revelada que se pueda atribuir a la Iglesia los pecados de sus miembros. Los políticos que están tan ávidos de poner a la Iglesia de rodillas pidiendo perdón por los pecados de algunos de sus miembros, ni por error atribuyen, por ejemplo, a todos los musulmanes los atentados terroristas que perpetran los fundamentalistas islámicos.

¿Han visto a ustedes alguno de estos políticos hipócritas exigirles a los musulmanes que pidan perdón por los atentados terroristas que cometen sus correligionarios? ¿No es esto precisamente lo que se conoce como doble moral? 

Y a diferencia de los musulmanes, cualquier injusticia que se haya cometido contra un homosexual no fue precisamente por obedecer la enseñanza católica, sino más bien por desobedecerla

Como católico pido y pediré perdón por cualquier injusticia que haya cometido contra algún homosexual, pero no pediré perdón por creer la enseñanza de la Biblia y de la Iglesia, porque esta es justa.

Si en nuestra decadencia cada vez más obispos se suman a esta vorágine políticamente correcta de pedir perdón por todo lo que molesta a cualquier colectivo, aunque no tengan razón, pues no cuenten conmigo.

Poco ha servido a la decadente Iglesia alemana pedir perdón por haber sido católica. Poco sirve quedar bien en la foto pero convertirse en una iglesia insulsa que solo se limita a la amabilidad y a hacer unas cuentas obras sociales. La Iglesia alemana es modelo de en lo que no debemos convertirnos. Deberíamos darles las gracias por haber hecho el experimento.   

——————————————————————————————————————

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

59 comentarios

  
La Revolución Por Hacer
grandisimo artículo que comparto ahora mismo en mi cuenta oficial de twitter por decir la verdad.
30/03/17 1:23 AM
  
milton
Pues los homosexuales también deberían pedir perdón por los millones de niños abusados en todo el mundo

------------------
JM: Pero a diferencia de ellos no achacamos a todos los homosexuales los pecados de unos cuantos. De hecho, como también enseña el Catecismo, los homosexuales pueden llegar a ser muy santos.
30/03/17 2:59 AM
  
Miriam de Argentina
Sos un genio! Sos un valiente! Sos un catolico fiel. Dios te lo pague. Gracias.
30/03/17 3:08 AM
  
Leonardo
Impecable y valiente argumentación, José Miguel. Investigando en internet encontré un informe en inglés, elaborado por enemigos de la Iglesia Católica, que recopilaba y documentaba todos los casos de supuesta pederastia cometidos por "sacerdotes" católicos... ¡Oh sorpresa! La inmensa mayoría de los casos se trataba de relaciones homosexuales con púberes y adolescentes varones, por lo que no es pedofía sino homosexualidad cobardemente disfrazada, en términos médicos, efebofilia. ¿Que dirán los que se rasgan las vestiduras en defensa de la homosexualidad, pero condenan de manera inmisericorde a cualquiera que se confiese católico? No, no son "sacerdotes católicos pedófilos", son homosexuales infiltrados en la iglesia para intentar validar sus perversiones, como claramente define su conducta el diccionario de la RAE y esto hay que denunciarlo con valentía. Mucho se habla de la agenda LGTB, pero muy pocos conocen documentos como el "Manifiesto Gay", que textualmente en su tiempo expuso: "Usted se asombrará y asustará cuando se encuentre que sus presidentes y sus hijos, sus industriales, sus senadores, sus alcaldes, sus generales, sus atletas, sus estrellas de cine, sus personalidades de televisión, sus líderes cívicos, sus sacerdotes no son el fortín de la familia, burguesa, heterosexual que usted asumió. Estamos por todas partes; nos hemos infiltrado sus filas." Que el Señor te siga colmando de sus dones para dar testimonio de la verdad de Cristo. Si Dios está contigo, ¿Quien contra Ti? QDTB.

-------------------
JM: Por supuesto, pero eso no quita que personas de la jerarquía eclesiástica hayan sido culpables y/o negligentes al permitir que estos homosexuales se ordenaran de sacerdotes. Y sus crímenes, más allá de que se califiquen como pederastia o efebofilia, igualmente son abominables.
30/03/17 4:49 AM
  
José Miguel
Muy cierto, felicitaciones por la claridad de la exposición. Bendiciones.
30/03/17 5:45 AM
  
Mariana Coronado
Muy bien artículo, muchas gracias. [....]

Saludos

M.C.

----------------
JM: Gracias por avisar. Corregido.
30/03/17 7:00 AM
  
Ernesto Chajòn
Creo que primero hay que ubicarse en el contexto. La globalización trae mucha información pero hay que saber que si el Papa ha recalcado la importancia de las Iglesias particurales y loa obispos es porque cada una tiene sus particularidades culturales y religiosas. Yo no me atrevería a hablar así de un cardenal, primero porque es de otro continente de un país del que poco conozco sus costumbres. Así mismo la situación de los homosexuales es muy diferente acá en latinoamérica en comparación con Europa. Finalmente, lo que nos guían son los documentos creadoa desde la sinodalidad. Una opinión es una opinión y no por eso debe quitarnos el sueño. Bendiciones

---------------------
JM: La doctrina católica se llama así porque es universal. Si el Catecismo que imprimen en mi país (Venezuela) enseña que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y no deben recibir aprobación en ningún caso, eso es válido aquí y en Alemania, aunque en el Catecismo que impriman allá esté en Alemán. Por tanto, aunque las costumbres de Alemania sean la de las propias Sodoma y Gomorra, eso no justificaría que un cardenal "católico" enseñe lo contrario al Magisterio.
30/03/17 7:04 AM
  
María
Los homosexuales si en su búsqueda de relación sexual, pecan y además a veces doblemente porque en esa búsqueda inducen y seducen muchas veces a otro hombre que no se le había pasado por la imaginación ser homosexual. Pongo el caso heterrrrrrosexual, un hombre o una mujer muy promiscuos, peca doblemente porque inducen y seducen a personas a tener relaciones sexuales ¿no?
30/03/17 8:25 AM
  
ECF
Gracias por ayudarme con su artículo. Más voces de la Iglesia deberían ser valientes en condenar el pecado, no al pecador, a los pecadores nos juzgará el Señor. Gracias
30/03/17 8:43 AM
  
un lector
Sin duda, la Iglesia sí metió la pata cuando apoyó/promulgó las leyes contra la sodomía. En Roma incluso se ejecutaron a homosexuales.

--------------------
JM: Habría que estudiar el contexto y la época de tales condenas, pero está claro que la petición de perdón del Cardenal Marx no trata de eso.
30/03/17 8:54 AM
  
Javier Ejías
Bastaría con que dejarais de perseguirlos

--------------------
JM: Enseñar que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados no equivale a perseguirlos.
30/03/17 9:10 AM
  
chico
A San Pelayo, chico de 15 años lo mató el Califa de Córdoba, creo ,porque no se dejó sodomizar por él. A los Mártires de Uganda, los mataron por la misma razón. Etcétera. Pero aquí hay otro tema muy importante: Y es el mal arreglo, mal orden de la razón. Por falta de conocer la filosofía tomista, la razón de muchos Eclesiásticos anda muy debilitada. Buena voluntad, sí tienen. Pero eso no basta en la vida. Hay que razonar bien, y para eso hay que tener previamente muy bien ordenadas las ideas. Porque, si no, pues ocurren cosas tan ... chocantes, tan extravagantes como éstas. ¡ Ay, Santo Tomás, Santo Tomás de Aquino, cuánta, pero cuantísima falta nos estás haciendo en estos tiempos tan... idiotas !.
30/03/17 9:13 AM
  
Frayescobabcn
Si se pidió perdón por las Cruzadas, la Inquisición y por la Conquista y Evangelización de América (asumiendo el paradigma cultural torticero y mentiroso de los enemigos de Cristo y su verdadera Iglesia tras el CVII) siguiendo esta lógica esquizofrénica y derrotista, veremos sin duda esto Y MUCHO MÁS
30/03/17 9:37 AM
  
Juan S.
Jose Miguel, leyendo tu artículo se da uno cuenta de como se valen del equívoco para traicionar la enseñanza del último concilio y no abrazar sólo al pecador sino también al pecado. Esto es más que retorcido, pero lleno de habilidad, y parece demasiado orquestado para ser espontáneo. Pienso que estamos ya ante la máxima argucia anticristiana: el poder seductor que les hace creer en la mentira (2ª Ts 2, 7). No creo que haya nada tan perverso, ni nunca lo haya habido, como invocar todo el rato el amor y la misericordia para ir contra la misma moral del Evangelio. Tenemos que apretarnos los cinturones porque se vienen curvas...
30/03/17 9:37 AM
  
Frayescobabcn
Y tal como están la mitad la los seminarios desde hace tiempo preparemos...
30/03/17 9:38 AM
  
Palas Atenea
No, la Iglesia no tiene que pedir más perdones. Ya está bien de pedir perdón a todo el mundo. Nadie exige al colectivo musulmán que pida perdón por el terrorismo generado por alguno de ellos y bien se cuidan de decir que no tienen ninguna culpa.
El estar continuamente pidiendo perdón da la idea falsa de que la Iglesia Católica está errada en todos sus presupuestos. Si el desmadre generado por el postmodernismo nos lleva a una situación de desastre total nadie se hará cargo de la debacle. Lo mismo que el liberalismo no pide perdón por la descomposición social que ha generado, por el capitalismo salvaje y por la destrucción del Planeta.
Ahora al Papa le ha dado por la ecología, pero la situación en la que estamos tiene culpables que se esconden y jamás piden perdón. La polución atmosférica empezó con la industrialización y fueron los países más industrializados los que contribuyeron a la degradación de la Tierra, arrastrando a otros que tuvieron que competir con ellos.
No fue el Imperio Austro-Húngaro, con una economía agraria y bastante retrasada el que contaminó la atmósfera y la tierra, fueron Alemania, Gran Bretaña, EE.UU y después la URSS (que tiene ciudades absolutamente degradadas) los que empezaron el desastre. ¿Piensan pedir perdón? Pues entonces basta ya de perdones a troche y moche. La situación de los homosexuales en el pasado estaba generada por la sociedad, cualquier tipo de sociedad, y sigue estándolo en algunos países, pero ellos también tienen que parar ya con su excesivo protagonismo porque hay otros dramas además de los suyos (que por cierto son generados por la biología).




30/03/17 9:48 AM
  
Alfonso desde Córdoba
Completamente de acuerdo con lo expresado en el artículo. Ya está bien de complejos ante el mundo. Nosotros somos de Cristo y pertenecemos a su Iglesia. Ahí está el Catecismo. Que nos digan en qué atenta contra nadie respecto al tema que nos ocupa. Si personalmente, como muy bien dices, he cometido alguna falta pediré perdón por ello cuando sea necesario. Pero lo que no pienso es alinearme con aquellos que pretenden imponer criterios que van contra mi fe simplemente porque ésta no les gusta y transmitirles la sensación de que el equivocado soy yo por adherirme a los postulados de mi Iglesia y de lo revelado en las Santas Escrituras, a pesar de muchos teólogos y pastores de pacotilla que intenten retorcerlas para acomodarlas a esta sociedad secularizada y pecadora.
30/03/17 9:55 AM
  
Alma Ávalos
Con mucho respeto, quiero dar mi opinión.
No quiero que nadie me pida perdón por nada, afortunadamente nunca he sido víctima de violencia por mi orientación sexual, pero sí he sido testigo de varios actos violentos en contra de homosexuales.
Por otro lado, los ejemplos que ponen, del narcotráfico, pedofília, corrupción, terrorismo, etc. Son actos inhumanos, donde se afecta directamente a otra persona. Una persona homosexual (monógamo y fiel), no está afectando a otra persona. Una pareja homosexual, no le hace daño a nadie más.
Y mi punto era ese. Sí, sé que como iglesia, ofrece una conversión, pero no se necesita una cura para algo que no es una enfermedad.
Saludos.

--------------------
JM: El que comete actos homosexuales se daña a sí mismo y al otro con quien comete el acto, porque pecan ambos contra la ley de Dios. La principal víctima del pecado es quien lo comete, por lo que eso de que "no hace daño" a nadie más no se cumple ni con él mismo, si con la "pareja".
30/03/17 10:34 AM
  
ECF
Adelante con su valentia. Gracias por animar nuestro espíritu.
30/03/17 10:55 AM
  
Chimo Viñes
Excelente artículo, José Miguel, gracias. [...]
30/03/17 11:02 AM
  
Luis López
El perdón lo debe solicitar una persona que haya ofendido a otra. Si hablamos de Estados, prácticamente todos los países del mundo hasta bien entrado el siglo XX consideraban delictiva la sodomía. ¿Tienen que pedir perdón uno tras otro?

Lo decisivo es que por decir la verdad- esto es, que la sodomía es una conducta antinatural y un pecado que clama al cielo- no hay que pedir perdón a nadie.

Es más, el mundo debería dar gracias a la iglesia Católica por ser la única institución mundial -por lo menos hasta ahora-que recuerda la gravedad moral y el peligro de condenación de los que practican la sodomía.
30/03/17 12:40 PM
  
Francisco de México
La Iglesia y la ciencia están de acuerdo: la sodomía está íntimamente relacionada con múltiples enfermedades: Sida, Hepatitis, etc. Al punto que en países que tienen sistemas de salud adecuados, el sida está en camino de desaparecer en todos los grupos de riesgo, solo los contagios entre sodomitas continúan a la alza: 92% de los hombres de la edad más vulnerable. En Estados Unidos se puede decir por las estadísticas de los nuevos contagios que el sida es casi sinónimo de sodomía.

El lobby gay se hace la "victima".... pero en realidad no lo es.
30/03/17 12:45 PM
  
Hugo
La homosexualidad no es una enfermedad en el sentido patologico, pero si es un transtorno de la sexualidad. No voy a entrar en la discusion de si es algo de nacimiento o adquirido, pues es complejo eso, personalmente creo que se dan ambos casos, y en buena parte de casos hay un componente psicologico muy importante. El drama es que muchos de los transtornos de la sexualidad que hasta hace poco se reconocian como tales, ahora no solo ya no se reconocen, sino que se impulsan y fomentan como conductas deseables, incluso como algo de lo que estar "orgulloso". Cuando el error no se corrige, este se expande y las consecuencias siempre son malas. Asi vemos vemos que cada vez mas transtornos sexuales se unen en la formacion del colectivo que en un principio de denominaba LGBT, y ahora tiene ya no se cuantas letras mas. Homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales, genero neutro, ......
30/03/17 2:42 PM
  
Ramvel
La gracia de sobreponerse a la práctica de la homosexualidad solo viene de Dios, a fuerza de arrepentimiento, caídas y perseverancia. Tal podría decirse de tantísimos pecados que hoy en día son considerados "imposibles", no porque falte la gracia, sino porque ya no la pedimos, ya no confiamos en ella.
El homosexual pueder muy santo, cierto... tan cierto como que el narco, el pederasta, el asesino, también pueden serlo... siempre y cuando, con humildad, reconociendo y oponiéndose al mal, acojan la gracia de Dios.
A los que están en pecado grave habitual hay que acogerlos como personas con el alma enferma, y darles esperanza, porque Dios difícilmente abandona, siempre anda buscando un resquicio para penetrar en el alma.
El Venerable Fulton Sheen dice que el sufrimiento es una de las puertas por donde Dios penetra, y esa puerta no puede ser cerrada, al igual que la desesperación y el encierro en sí mismo, es la otra puerta que nunca se puede cerrar.
30/03/17 3:21 PM
  
Luisfer
JM
"El que comete actos homosexuales se daña a sí mismo y al otro con quien comete el acto, porque pecan ambos contra la ley de Dios."

Eso se puede afirmar desde la perspectiva de un católico pero no desde la óptica de no creyentes o simplemente no acordes a la moral católica. Es un daño no reconocido por los actores del mismo. Por añadidura, cada cual tiene potestad para dañarse a sí mismo nos guste o no nos guste.
Por lo tanto , no es comparable con actos como la pederastia u otros delitos nombrados porque en estos, el daño es a terceros, no buscado y reconocido por todas las partes.
Como bien ha dicho, se condena la homosexualidad pero convendría dejar en paz a los homosexuales, seguir la doctrina de la Iglesia pero no intentar cambiar la vida de nadie.
No se trata de lobbies de poder ni nada parecido sino de gente que en general se encuentra feliz con su vida y que como es lógico no quiere que nadie se la amargue constantemente.
Juzguen la homosexualidad pero hay que dejar vivir a los gays. ¿Se han planteado que quizá no quieren ser salvado?

---------------------
JM: Todo católico tiene el deber moral de instaurar el Reinado de nuestro Señor Jesucristo y de velar por el bien del prójimo, y eso implica enseñar firmemente que todo aquello que está mal, lo está. Y como ya dije, el homosexual no solo se daña a sí mismo sino también a terceros cuando comete actos homosexuales.

Ahora, lo que señala de que "se condena la homosexualidad pero convendría dejar en paz a los homosexuales, seguir la doctrina de la Iglesia pero no intentar cambiar la vida de nadie" solo puede venir o de un no creyente, o de un creyente sin caridad, sin vida de gracia y con la conciencia muy adormecida. Esto, porque si de verdad alguien ama a su prójimo y lo ve por ejemplo, golpeándose con un martillo en la cabeza, es natural que le diga: "Oye, eso te hace daño. Dios no quiere eso para ti". Pero pensado como usted habría que dejarlo en paz para no meterse en problemas.

Ahora bien, eso no quiere decir que tengamos que ponerle una camisa de fuerza para que no se golpee. Una cosa es "obligar" por medios coercitivos a otro para que no cometa ciertos tipos de pecado, y otra la corrección fraterna que bien puede rechazar o aceptar.

Y precisamente por eso, no se puede decir que la Iglesia "persiga" a los homosexuales. La Iglesia no les impide que cometan sus actos homosexuales, simplemente enseña que son intrínsecamente desordenados. Ellos aún así pueden abusar de su libre albedrío y seguirlos cometiendo.

A la luz de Ezequiel 33, usted sería para la Casa de Israel, como el centinela que no da la señal de alarma. Con la diferencia que no sería por quedarse dormido, sino por desidia o cobardía.

30/03/17 3:22 PM
  
Juan Andrés
Esta absurda manía, y hasta blasfema por comprometer incluso lo sobrenatural de la Iglesia, de pedir perdón desde una comunidad in totum considerada -la Iglesia en su aspecto humano y terreno- hacia un universo abstracto -los homosexuales- como si todos los que componen aquella en la Tierra hubieran sido incongruentes con su enseñanza de siempre y todos estos otros hubiesen sido víctimas de algo, es una soberana irracionalidad. El perdón es otra cosa y es necesariamente concreto, esto es, por tal acto a tal persona. Del Card. Marx no hace falta decir mucho, se sabe para donde camina, de Cañízares, ha caído en la trampa. Si ellos tienen que pedir perdón de algo, que no hablen por mi, que se limiten a sus actos concretos y se confiesen de ellos. Lo de la blasfemia a la que hago alusión al principio no es un tema menor.
30/03/17 4:50 PM
  
Eagleheart
Lo bueno es que nadie en la Jerarquía vive para siempre, lo malo es que los que llegan pueden ser iguales o peores.

Pidamos perdón a Dios para que nos envíe pastores Santos y celosos de la Salvación de las almas y no lo que tenemos.

¡Saludos!
30/03/17 5:14 PM
  
Juan Mariner
Inumerables son las sociedades que han perseguido a los homosexuales, y muchas de ellas no sabían ni que era el cristianismo.

La homosexualidad ha seguido un proceso inverso a la drogadicción en estos últimos tiempos: en lo primero, lo que antes se consideraba enfermedad ahora se considera virtud; en lo segundo, lo que antes se consideraba vicio ahora se considera enfermedad.
30/03/17 5:15 PM
  
Feri del Carpio Marek
Pedir perdón por los pecados cometidos por miembros de la Iglesia no es algo nuevo, lo hizo el Papa San Juan Pablo II tras una larga meditación y la Congregación para la Doctrina de la Fe escribió un largo documento fundamentando ese pedido de perdón.

No corresponde en esto comparar con la religión musulmana, ni con ninguna otra religión, pues solo en la religión cristiana se da lo que llamamos la Comunión de los Santos, o sea, las otras religiones son sólo doctrinas, no son una realidad como en la religión cristiana en la que sus miembros no sólo siguen una doctrina, sino que forman el mismo Cuerpo Místico de Cristo, los cristianos somos miembros del mismo Cuerpo, y somos hijos de la misma Madre, que es la Iglesia Católica.

Se debe pedir perdón cuando corresponda, pero siempre aclarando que la Iglesia pide perdón por el comportamiento contrario a la doctrina católica de algunos de sus hijos, no por lo que enseña esta doctrina.

-----------------
JM: La comparación con el Islam corresponde, en cuanto a que en cuanto a que quienes piden que la Iglesia pidan perdón (sin ser católicos ni comprender el dogma de la comunión de los santos) por pecados de sus miembros no hacen lo mismo, por ejemplo con el Islam, aunque muchos de sus actos terroristas los hagan en nombre de su religión. Las comparaciones no tienen que ir en un único sentido, ni menos en el sentido que se le antoje a usted.

Y una cosa es sentir dolor por los pecados que comete un miembro de la Iglesia, y otra muy distinta atribuirlos a la Iglesia. El Papa Juan Pablo II no pidió perdón por los pecados de la Iglesia sino por los pecados de sus miembros. Pero creo que a estas alturas está claro que no hay que pedir perdón por creer lo que enseña el Catecismo, y tampoco estamos obligados a pedir perdón por los pecados que cometa otro católico.
30/03/17 5:21 PM
  
Feri del Carpio Marek
Parece que se te está haciendo costumbre leer mis comentarios a medias, y no leíste el último párrafo.

--------------------
JM: Leí todo el comentario, pero comento lo que considero pertinente.
30/03/17 5:56 PM
  
Feri del Carpio Marek
Con respecto al primer párrafo de tu respuesta, la Iglesia no pide perdón porque lo exijan ciertas agrupaciones. Cuando la Iglesia pide perdón por el comportamiento de algunos de sus miembros, lo hace por el mandato de Cristo de reconciliarse, como Madre, por el prójimo que ha sido ofendido, por alguno de sus hijos. Así, pues, no corresponden las comparaciones.

---------------------
JM: Pero esa comparación no trata de por qué la Iglesia ha pedido perdón, sino de la coherencia de que ciertos grupos pidan que lo haga, cuando no se lo piden por ejemplo al Islam. De esta manera, se pone de manifiesto la falta de coherencia, hipocresía y doble moral de estos grupos. Por lo tanto, desde el punto de vista que he hecho la comparación si aplica, y como soy yo quien la he hecho, y se muy bien en qué sentido la he hecho, caso cerrado. Si lo entendió bien y si no también.

Y como he dicho, no hay deber moral de pedir perdón por un pecado que no nos es imputable. La Iglesia cuando pide perdón lo hace como un "gesto" de reconciliación, más es algo a lo que no está obligada porque los pecados de sus miembros no le son imputables. De ser así tendríamos que pedir perdón por cada pecado que haya cometido cada bautizado comenzando por Hitler.
30/03/17 6:02 PM
  
Feri del Carpio Marek
Ah, es que en el segundo párrafo de tu respuesta dices: «El Papa Juan Pablo II no pidió perdón por los pecados de la Iglesia sino por los pecados de sus miembros. Pero creo que a estas alturas está claro que no hay que pedir perdón por creer lo que enseña el Catecismo» Y es exactamente lo que yo dije:

«Pedir perdón por los pecados cometidos por miembros de la Iglesia no es algo nuevo, lo hizo el Papa San Juan Pablo II»

«la Iglesia pide perdón por el comportamiento contrario a la doctrina católica de algunos de sus hijos, no por lo que enseña esta doctrina.»


---------------------
JM: Lo lamento, tengo muy poca paciencia para gastar energías en una discusión inútil. Última vez que le explico:

- Cuando yo digo: "El Papa Juan Pablo II no pidió perdón por los pecados de la Iglesia" no estoy diciendo que sostiene la tesis contraria. Es cuestión de sentido común que el que yo afirme algo no implica que diga que el otro lo niega. En el mismo párrafo digo. "Pero creo que a estas alturas está claro que..". Lo que sostengo es que como los pecados de los miembros de la Iglesia no se pueden atribuir a la Iglesia, no existe deber moral de pedir perdón por los pecados cometidos por cada miembro de ella.
30/03/17 6:10 PM
  
Feri del Carpio Marek
De acuerdo con todo, menos con lo que tienes muy poca paciencia. A mí me pareces bastante paciente.
30/03/17 6:33 PM
  
José Luis
Fueron los homosexuales que optaron por sus impurezas, haciendo desprecio a los Mandamientos de Dios. Nosotros nunca le hemos empujado a que ofendan al Señor, ellos lo hicieron porque así quisieron. Entonces, no somos nosotros que debemos pedir perdón a los pervertidos y pervertidores. Los que lo hacen, deberían conocer mejor lo que enseña la Sagrada Biblia, bajo la guía de los Santos Padres. El pecar es un acto deliberado, voluntario de la misma persona.

Que algunos pastores insistan que la Iglesia tiene que pedir perdón por los pecados ajenos, ahí se ve si hay amor a la Iglesia o no.

EL Sagrado Concilio Vaticano II, como el Catecismo de la Iglesia Católica conoce muy bien, la santidad de la Iglesia Católica, que también es Inmaculada, la Iglesia Católica no tiene mancha de pecado. Si no, miren atentamente esos documentos. Pero en sus miembros, nosotros los bautizados, estamos llamados a la santidad, a la purificación. Y es la Iglesia quien nos ayuda a ello.

Luego, en una familia normal, una madre cristiana y un padre cristiano, que educan a sus hijos en el Santo Temor de Dios, pero este hijo termina por cansarse y se va por malos caminos, malas amistades, esos padres cristianos no le educaron para eso. Y el hijo comete un sin fin de delitos, ¿Tienen culpa acaso esos padres cristianos? yo creo que no, puesto que le educaron con todo el amor y cariño.

Lo mismo la Iglesia Católica, que siempre educa a los bautizados con todo el cariño, con toda la ternura. Pero aún así, estamos viendo como se la quiere humillar por cualquier tipo de pecado ajeno del que nada jamás ha tenido que ver.

Se dice que no hay que hacer juicios contra nadie. pero qué fácil es hacer juicio a la Iglesia Católica, y la mayoría queda satisfecho. Según la Sagrada Escritura, la Iglesia Católica no puede pecar, porque ha nacido de Dios. Aunque acepta a miembros pecadores, nosotros los católicos, que como verdaderos cristianos, permaneciendo en la Iglesia Católica, nos vamos purificando paso a paso.

------------------------------
JM: No es bueno generalizar. No se debe decir que "fueron los homosexuales que optaron por sus impurezas", porque no todos los homosexuales cometen actos impuros. El Catecismo denuncia como intrínsecamente pecaminosos los actos homosexuales, no a los homosexuales.

En esto hay que tener mucho cuidado porque allí sí podemos cometer una injusticia. El Catecismo a este respecto enseña:

CEC 2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

CEC 2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.
30/03/17 7:31 PM
  
josep
debemos pedir perdón a todo aquel a quien hayamos ofendido.
30/03/17 8:02 PM
  
Chimo de Valencia
Josep, pide perdón tú por todo aquel a quien hayas ofendido, yo haré lo propio con los que yo he ofendido - no por los que se "sienten ofendidos" que no es lo mismo - y dejemos en paz a la Santa Iglesia Católica que no ofende a nadie cuando proclama la Verdad de la que es depositaria, y es necesaria para la salvación de las almas.
30/03/17 8:56 PM
  
josé
Mira Milton, no se por qué los homosexuales deberían pedir perdón por abusos a menores cuando la mayoría son cometidos por personas heterosexuales, muchas veces casadas con hijos y que no han tenido nunca relaciones con hombres adultos. Vamos a ver si dejamos de tergiversar y manipular las cosas.

Respecto del artículo me parece muy coherente del punto de vista católico.
Nadie discute el derecho de la Iglesia a hacer lo que quiera dentro de su ámbito, el problema es que quiere que los estados apliquen sus principios.
Es como si el estado español tuviera que prohibir el jamón porque para el Islam es un pecado gravísimo.
Si la iglesia no quiere casar gays que no lo haga, pero no puede pretender imponer a los estados sus dogmas.

----------------------
JM: Los católicos debemos cooperar con la institución del Reinado social de Nuestro Señor Jesucristo, o como dice en otras palabras la Constitución Pastoral Gaudium Et Spes del CVII:

"A la conciencia bien formada del seglar toca lograr que la ley divina quede grabada en la ciudad terrena." (GS 43)
30/03/17 10:54 PM
  
Vladimir
“Se comprende el respeto como una actitud excluyente de la corrección fraterna”.
Ahí está la raíz del problema: que por un falso respeto o misericordia, ya en la Iglesia no se puede corregir a nadie.
Incluso más: por respeto ya no se puede ni anunciar el Evangelio, porque hay que respetar la diversidad cultural de los pueblos.
A como van las cosas se va a optar por no misionar más, y la función de la Iglesia se va a reducir a un puro asistencialismo social.
Cuando oigo que se están formando personas para misionar, evangelizar y/o catequizar, me pregunto ¿para enseñar qué, si en muchos sectores de la Iglesia, las certezas se han reducido a simples opiniones?
30/03/17 11:13 PM
  
P.S.
¿ .. Un padre puede pedir perdón a una persona ofendida por su hijo menor ..?
31/03/17 1:01 AM
  
Javier Ejías
"Enseñar que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados no equivale a perseguirlos."

No.
Pero es que vosotros no os limitáis a eso.
Pretendéis que se les limiten los derechos, tratáis de echarlos de las Iglesias en claro rechazo a lo propuesto or el propio Papa y proclamáis que los gays son los peores demonios del plantea.
Es lógico que traten de defenderse
¡Ay el día que conozcáis un verdadero demonio! Los gays os van a parecer querubines.

----------------------
JM: Luchamos porque sean reconocidos como derechos aquellos que son verdaderos derechos. No es un derecho que yo pueda casarme con un animal, o con una niña menor de edad, aunque no faltará alguno que sometido a esa tendencia quisiera que así fuera. Igualmente no existe el derecho al matrimonio homosexual, porque el matrimonio es entre un hombre y entre una mujer. No entre dos hombres, no entre un hombre y una vaca, o un hombre y un niño.

Otra diferencia consiste en que nosotros luchamos con medios lícitos, los colectivos LGTBI y las feministas utilizan cualquier medio a su alcance, incluyendo la violencia y la delincuencia para conseguir sus fines.
31/03/17 9:49 AM
  
Luis I. Amorós
La clave, como suele pasar, está en la perversión del lenguaje (la moda actual es propalar la perversión en todas sus variantes). la frase “no se puede decir que una relación entre dos hombres, si son fieles, no tiene ningún valor“, sin más especificación, es doctrina católica: yo tengo muy buenos amigos varones con los que mantengo una relación con un gran componente de fidelidad. Y eso no sólo tiene algún valor, sino mucho valor. El amor de filia es cristiano.

Como decía la película, hablan de amor cuando quieren decir sexo. Si dos personas con tendencia homosexual, incapaces de revertirla llegado un punto, viven juntos como hermanos, sin relaciones carnales contra natura, aunque su inclinación sea aberrante, no habrá pecado (aunque sí peligro, pero hablamos de un caso ideal), pues con la ayuda de gracia de Dios han sabido guardar la castidad.

Aquí de lo que se trata es de que la Iglesia católica reconozca el liberacionismo sexual y la coyunda a favor o contra natura, dentro o fuera del matrimonio, a voluntad del individuo autónomo con su cuerpo. Y eso es lo que quiere decir, aunque no lo diga explícitamente (la serpiente es astuta) el cardenal Marx (un cardenal que dice tales cosas es signo evidente de la crisis en la que se halla la Iglesia terrena), que emplea la ambigüedad como sus maestros, para prevenir la reacción de la Verdad, y acusarla de "intolerante" (que es lo que debe ser la verdad frente a la mentira). Y Cañizares (ese tenido por "conservador" y "reaccionario") y el resto de la clerecía ansiosa por ser políticamente correctos y hacerse perdonar su mitra, no se comportan sino como bobos útiles de esa maniobra.

Vale lo mismo el ejemplo para la fornicación de heterosexuales, pero en el acto homosexual ese pecado está agravado por el uso contranatura de los genitales.

No pocos prelados están cooperando con la doctrina del empoderamiento sexual, contra los mandamientos explícitos de Dios en el antiguo y nuevo testamento, y las enseñanzas de la Iglesia hasta que el enemigo penetró a través de las ventanas abiertas y comenzó a destruir desde dentro el edificio (el visible, claro, el otro nunca podrá).

-------------------
JM: En la entrevista queda claro que el Cardenal Marx no se refiere a las relaciones amistosas entre dos hombres, sino a relaciones homosexuales que no precisamente viven en castidad.
31/03/17 12:34 PM
  
DylanBob
AVISEN POR ESTE MEDIO AL CARDENAL MARX QUE SIGUIENDO SUS ENSEÑANZAS EN CHANGE.ORG SUBIREMOS UNA PETICIÓN PARA PEDIR PERDÓN A LOS FARISEOS POR LAS PALABRAS DE CRISTO SOBRE ELLOS. LOS LLAMÓ "SEPULCROS BLANQUEADOS" POR FAVOR!!! QUÉ BARBARIDAD...
31/03/17 3:22 PM
  
DylanBob
ESTIMADO EJIAS... TE DIGO CONOCIÉNDOTE: ESTÁS MUY CERCA DE CONDENARTE. TIENES TIEMPO TODAVÍA. CON CARIDAD DE HERMANO. DIOS TE AMA.
31/03/17 3:25 PM
  
DylanBob
Cristo es Rey y Señor. Rey del Mundo. Cómo pretende José que la Iglesia no pida a los Estados que CUMPLAN lo ordenado POR la AUTORIDAD MAYOR que les dio ese poder (respuesta de Jesús a Pilatos)... Piense por favor antes de argumentar...
31/03/17 3:29 PM
  
Renzo
"Todo católico tiene el deber moral de instaurar el Reinado de nuestro Señor Jesucristo y de velar por el bien del prójimo, y eso implica enseñar firmemente que todo aquello que está mal, lo está."

El problema de esa forma de pensar, Sr. Arráiz, es querer llevarla a la práctica incluso contra la voluntad del prójimo o, lo que sería peor, contra la vida del prójimo por lo de "salvarle el alma aunque sea por encima de su vida".

Saludos.

-----------------------------
JM: Nunca la doctrina católica ha enseñado que se debe salvar a las personas a la fuerza. Ya desde el AT Dios decía "Te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida, para que vivas, tú y tu descendencia..." (Deuteronomio 30,19), hasta el NT "...para que todo el que crea tenga por él vida eterna." (Juan 3,15).

Quien sí quiere imponer sus ideas por la fuerza es la putrefacta sociedad actual, que por un lado clama que hay libertad de expresión, pero por el otro censura y ataca un autobus por recordar conceptos básicos de biología. Yo no veo católicos agrediendo y atacando a nadie, a diferencia de los colectivos LGTBI que asaltan Iglesias, las profanan (caso reciente en Argentina por ejemplo), etc. Así que no me venga con esas tonterías.
31/03/17 3:42 PM
  
Lindor Covas

" Sex or not sex that is the question ? " habria dicho Whakespeare..
31/03/17 5:03 PM
  
Juan
Yo lo veo desde otro ángulo. La Verdad y su búsqueda. A Sócrates lo mataron, lo matamos, por buscar y amar la verdad y la sabiduría.
Dice el Señor: Del santo Evangelio según san Juan 14, 1-6: Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.
Catecismo de la Santa Iglesia Católica:
I. La vida del hombre: conocer y amar a Dios:
1 Dios, infinitamente perfecto y bienaventurado en sí mismo, en un designio de pura bondad ha creado libremente al hombre para hacerle partícipe de su vida bienaventurada. Por eso, en todo tiempo y en todo lugar, se hace cercano del hombre: le llama y le ayuda a buscarle, a conocerle y a amarle con todas sus fuerzas. Convoca a todos los hombres, que el pecado dispersó, a la unidad de su familia, la Iglesia. Para lograrlo, llegada la plenitud de los tiempos, envió a su Hijo como Redentor y Salvador. En Él y por Él, llama a los hombres a ser, en el Espíritu Santo, sus hijos de adopción, y por tanto los herederos de su vida bienaventurada.

2 Para que esta llamada resonara en toda la tierra, Cristo envió a los apóstoles que había escogido, dándoles el mandato de anunciar el Evangelio: "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28,19-20). Fortalecidos con esta misión, los apóstoles "salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban" (Mc 16,20).

3 Quienes con la ayuda de Dios, han acogido el llamamiento de Cristo y han respondido libremente a ella, se sienten por su parte urgidos por el amor de Cristo a anunciar por todas partes en el mundo la Buena Nueva. Este tesoro recibido de los Apóstoles ha sido guardado fielmente por sus sucesores. Todos los fieles de Cristo son llamados a transmitirlo de generación en generación, anunciando la fe, viviéndola en la comunión fraterna y celebrándola en la liturgia y en la oración (cf. Hch 2,42).
Pasión de Señor:
Jesús contestó: Tú lo dices: yo soy Rey. Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz. Pilato le dijo: ¿Qué es la verdad?
Aquí veo el meollo del asunto. Cristo es la Verdad y es a Él a quién tenemos que enseñar. Lo de este Mundo: la LGTV, el marxismo, el capitalismo, lo políticamente correcto, es decir la verdad de los doctores de la ley, de los fariseos, de los sumos sacerdotes, de Pilatos, de los de antes y de los de ahora no es la verdad y no son la verdad. No somos de este mundo y no debemos enseñar su verdad sino a Cristo, única Verdad. Si nos hacemos del mundo, mundanos, traicionamos el Señor, nosotros sal,nos volveremos sosos y solo serviremos para que nos pisoteen. Si enseñamos que el pecado no existe, que es un invento de los curas para trincar a la gente, que es cosa del antiguo testamento y que ancha es Castilla. Si todo es misericordia y el Evangelio está en continua revisión. Si Dios Misericordioso, o mejor misericordino, nos vino a librar de la ley y todo es según nuestras emociones, deseos y conciencia, estoy harto de que los curas me digan estas majaderías y sea más dificil encontrar confesor que el papa te llame por teléfono
01/04/17 2:31 AM
  
Juan
Siento que sea tan largo el comentario anterior. Si terguiverso el Santo Evangelio. Si lo reduzco a lo que que mí me dé mi real gana y sobre todo a lo que les dé la gana a lo que mandan me habré hecho pecado y me atendré a las consecuencias. Dice el Señor: " Pero si alguien escandaliza a uno de estos pequeños que creen en mí, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo hundieran en el fondo del mar.

7 ¡Ay del mundo a causa de los escándalos! Es inevitable que existan pero ¡ay de aquel que los causa!" Es palabra del Señor.
01/04/17 2:38 AM
  
Juan
Pedir perdón de no predicar y vivir la doctrina católica como está recogida en los Concilios y resumida en el Catecismo de la Iglesia Católica. De no cumplir los mandamientos. ¿De lo demás, porqué?
01/04/17 2:41 AM
  
Juan
Hace algunos años metieron en la homosexualidad a un chiquillo, un chavea, decimos aquí, de unos once años. Eran gente de otra religión distinta a la católica. Como no eran curas o religiosos católicos, no hubo nada que hacer. Ni hablando con el famoso juez de tribunal tutelar de menores de la ciudad se pudo solucionar nada. Esto no fue lo más grave , sino que el chico se dio cuenta de que estaban captando niños, adolescentes y jóvenes para mandarlos a países extranjeros y prepararlos para realizar acciones mandadas por los dirigentes de esta religión, acciones terribles. Se salió con problemas, pero para siempre quedó tocado con la homosexualidad. Con dieciocho años recién cumplidos lo mataron. Ni los jueces, ni las fuerzas del orden, ni Colegas, ni la LGBT , ni...Nadie de éstos quiso hacer nada. Sólo la familia indefensa como el crio. Consulté en internet los casos de pederastia en la época. Estaban de moda la denuncia de los caso del clero y religiosos en Alemania y EE.UU. Los datos facilitados por las policías de esos países era que en uno los cometidos por los clérigos y religiosos católicos era del 0,5% y en el otro del 0.05%. ¿Que pasa con los 995 casos o con los 9995 casos restantes? ¿están bien, de esos no se denuncia nada?
¿Por lo que se ve los massmedia y los que mandan están de acuerdo? Ver la denuncia que ha salido en poquísimos medios, actualmente de la pederastia y prostitución organizada actualmente en centros de menores españoles. Ya salió hace unos años en Centros Portugueses. Pueden comprobar esto en internet.
01/04/17 3:17 AM
  
Renzo
[.....]

---------------------------
JM: Se equivoca si cree que voy a perder el tiempo debatiendo con apologías pro-LGTBI. Este post es una reflexión dirigida a católicos.
01/04/17 10:52 AM
  
Echenique
Pues ahora es el Cañizares quien dice que hay que pedir perdón, sin precisar porqué ni a quienes en concreto. Así nos va. Todos cediendo y ellos, con el demonio, ganando.
01/04/17 11:28 AM
  
Miguel García Cinto
Gracias José Miguel por su artículo tan esclarecedor, algunos muy pocos, pretenden sin conseguirlo arrimar el ascua a su sardina, me refiero a que preteden defender su subjetividad.
Sus post son bastante claros, se expresa sin ambages.
Que el Señor le bendiga.
Paz y Bien.

---------------
JM: A la orden Miguel, saludos.
01/04/17 5:10 PM
  
Miquel
Ya està bien de tanto pedir perdòn y mas en lo de los homosexuales. Que dejen de decir tonterias algunos obispos
03/04/17 1:01 AM
  
María de las Nieves
A los homosexuales merecen el amor al prójmo como cualquier persona , pero nuestro respeto y amor hacia ellos no nos permiten identificarnos con sus actos intrínsecamente desordenados. La iglesia debe predicar la verdad, las personas en su dignidad y decir lo que es pecado.

Son ellos los que eligen ser y vivirse de esa forma, el resto seguimos otra forma de vivir, la homosexualidad sI es verdadera está orientada hacia Jesucristo Amor.

.No hay acto conyugal ,no hay complementariedad, lo que si se pueden es amar como hermanos en Cristo Jesús ,rezar juntos al mismo Dios. La castidad es para todos .
03/04/17 10:10 PM
  
jose 2 católico español
Querido colega profesional:
Hay una forma de demostración por reducción al absurdo y en derecho se usa el "sensu contrario" para desmontar un sofisma.
La Iglesia de católica romana del cardenal alemán Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga, debe pedirme perdón por ser heterosexual y no permitirme copular con cualquier mujer (soy jurídicamente varón, nacido varón y a mi edad seguire siendo varón heterosexual hasta la muerte) que se hubiera dejado, por no permitirme tener varias mujeres (con una voy sobrado como católico) como los moros, por amenzarme con el infierno si caía en el 9º mandamiento (mis vecinas están de miedo en la piscina cada verano)...
Si lo que he escrito es una estupidez, lo que ha dicho el cardenal sobre los homosexuales o evasexuales es una ESTUPIDEZ de hereje.
Dios nunca nos deja solos.
03/04/17 11:46 PM
  
Jorge Cantu
El que comete actos homosexuales, o cualquier otro pecado grave, debe arrepentirse y pedir perdón a Dios por medio de la confesión.
07/04/17 5:40 AM
  
misael
Que pidan perdón los gobiernos del mundo por su mucha corrupción.
Que pidan perdón los médicos y enfermeros por sus muchas negligencias.
Que pidan perdón los sindicatos por representar, entre otros, a trabajadores vagos y maleantes.
Que pidan perdón los clubes de fútbol por los muchos millones que se "negocian" con traspasos.
Que pidan perdón los medios de comunicación por ser una auténtica ramera al servicio del mal.
Que pidan perdón los musulmanes por sus millones de asesinatos.
Que pidan perdón los comunistas por sus multitud de genocidios.
Que pidan perdón las eléctricas españolas, por robar a manos llenas a los españolas con sus negocios con políticos.
Podría estar hasta mañana escribiendo... ¿ por qué la ICAR tiene que estar pidiendo perdón incluso, cuando solamente ha estado en consonacia con los tiempos ? ¿ O es que en en el mundo, la discriminación homosexual, sido sólo cosa de la ICAR ?


¿ Pedirán perdón los homosexuales por sus muchos delitos sexuales y contra la fidelidad ? ¿ Pedirán perdón por sus grotescas marchas del dia del orgullo guei ? ¿ Pedirán perdón por las burlas que hacen a la ICAR ?

Cuando veo un prelado asumir las posiciones que pretenden humillar a la ICAR inicialmente me viene a la cabeza que es un enemigo que actúa desde dentro. En la política española lo hemos visto miles de veces. Políticos, ocupando cargo en el gobierno central, que sólo se "solidarizan" y comprenden las posiciones nacionalistas, cuando España, en su conjunto, no tiene quien la defienda.
16/04/17 8:24 PM
  
gustavo perez
Excelentes los argumentos que sustentan el artículo. La doble moral, el "buenismo" ingenuo e insulso de una Iglesia arrodillada ante el mundo de lo políticamente correcto. La desgracia es que todo esto goza del amparo y la tutela del propio Papa y sus jesuitas y una cáfila de obispos trepadores y carreristas que buscan quedar bien con los de este mundo...
¿Qué les diría san Pablo quien escribió a los romanos "no os configuréis con este mundo...?
16/04/17 11:46 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.