A los escandalizados por los cardenales "rebeldes"

Cardenales "Rebeldes"

Ahora que tengo más tiempo para observar y participar en las redes sociales, he estado viendo las reacciones que ha habido a la petición que han hecho pública cuatro cardenales al Santo Padre, solicitándole que aclare algunos puntos controvertidos sobre la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia (AL).

Para quienes no están en contexto, la AL es la última exhortación apostólica del Papa en donde aprueba que los divorciados vueltos a casar —que mantienen relaciones sexuales, pero sobre los que pesan circunstancias atenuantes— puedan recibir la comunión. Es de recordar que fue el propio Papa Francisco, en una carta privada a los obispos de Buenos Aires, quien indicó que “no hay otras interpretaciones” y que efectivamente es así, como se entiende de la lectura del capítulo 8 y de la nota explicativa.

Para mí ha sido completamente natural que estos cuatro cardenales hayan hecho primero la consulta al Santo Padre en privado, y ante su renuencia a contestarles la hayan hecho de forma pública.  Pero según he visto, no todos lo han visto así y ha habido opiniones para todo, por lo que hoy quiero comentar las que más me han llamado la atención.

1. Los cardenales hacen lo que hacen porque sienten “envidia”.

Este comentario lo hizo un señor que luego de que se calentara la conversación tuve que mandar a la porra  pedirle “gentilmente” que abandonara mis redes sociales.  En otro impresentable artículo del abominable “Religión Digital”, la redacción les compara con “fariseos” que buscan ponerle una “trampa” al Santo Padre.  Y así como estos muchos comentarios por el estilo.

En lo personal, puedo comprender que haya personas que no estén de acuerdo con estos cardenales, incluso con que estén a favor de que los divorciados que viven en adulterio reciban la comunión, pero lo que me parece absurdo es que estas personas crean poder ver el fuero interno de estos cardenales y suponer que actúan por “envidia”, “deseos de protagonismo”, porque esconden tristes insatisfacciones y cualquier otra tontería que se les haya podido ocurrir.

En la serie de ciencia ficción Star Trek había un personaje (Deanna Troi) de raza Betazoide, que podía leer los sentimientos y pensamientos de los demás, y que de bastantes apuros libró al capitán “Picard” previniéndole de las intenciones de sus enemigos.

Pero hasta donde yo sé ninguno de estos sujetos es betazoide y cualquier juicio negativo sobre las intenciones de otros, sin fundamento moral suficiente se llama “juicio temerario”, que tal como enseña el Catecismo, es pecado. Por tanto, mientras no puedan leer los pensamientos de otros, mejor les haría hacer caso al refrán: “Calladitos, más bonitos”.

2. El Papa tiene razón siempre y no se puede equivocar

A este respecto he notado una hipertrofia en muchos católicos respecto a la comprensión de los alcances de la infalibilidad Papal, pensando que el Papa es infalible incluso cuando no habla excátedra. De esta errónea incomprensión de la doctrina católica da una completa explicación el Periodista, autor y apologista católico Michael Voris que recomiendo al 100%:

Como la doctrina católica enseña, el Papa es infalible sólo en circunstancias muy específicas, y el resto de las veces el Papa puede equivocarse, ya sea cuando desde un avión concede una entrevista a unos periodistas, como cuando platica tomándose un café. Seamos francos, con este pontificado, más de uno temblamos cuando el Papa Francisco sube a un avión.

En la propia AL sobre la cual el Papa es consultado, él mismo comienza diciendo: “Quiero reafirmar que no todas las discusiones doctrinales, morales o pastorales deben ser resueltas con intervenciones magisteriales”, lo que da pie para dudar de si todo o parte de lo que allí sostiene es estrictamente “Magisterio”, y haga más que justificado el recurso de una consulta. 

Tampoco podemos esperar que un tema tan importante se decida por una “carta privada” enviada a los obispos y hecha pública de manera extraoficial.

Por otro lado, la historia de la Iglesia está repleta de situaciones donde el Papa tuvo que ser confrontado y resistido, como lo hizo el propio San Pablo cuando dejó testimonio en la propia Escritura que San Pedro “era digno de reprensión” (Gálatas 2,11).  Cuando el Papa Víctor, en pleno siglo II, quiso excomulgar a las comunidades joaninas por la fecha de la Pascua, recibió una avalancha de peticiones para que no hiciera tal cosa y rectificó. Cuando el Papa Zósimo rehabilitó al hereje Pelagio, la totalidad de los obispos norteafricanos le pidieron que rectificara y también lo hizo. Hay incluso casos más escandalosos, como el de Juan XXII que enseñó en su Magisterio ordinario una herejía, de la que al final se retractó por la presión que recibió. El Papa Formoso fue después de muerto desenterrado, juzgado y condenado por otro Papa.

(El Papa Formoso y Esteban VI», por Jean-Paul Laurens - Musée des Beaux-Arts)

Si todos aquellos católicos se hubiesen quedado callados, o pensando que el Papa siempre tiene razón por el mismo hecho de ser Papa, quizá hoy fuéramos pelagianos o no creyésemos en la visión beatífica de los santos. Esto lo digo, por supuesto, como hipérbole, porque fue más bien el don de Dios al conceder la indefectibilidad a la Iglesia la que impidió que estos Papas y sus errores trascendieran y quedaran sólo como una anécdota de la historia.

3. ¿Son rebeldes?

Por tanto, a la pregunta de si son rebeldes, si nos regimos por la máxima bíblica de pensar siempre bien antes que mal de los demás, tendremos que aceptar que simplemente están cumpliendo un deber, al obrar conforme les dicta su conciencia en busca del bien de la Iglesia y del propio Santo Padre.

A muchos de nosotros, en el caso de estar equivocados nos gustaría que nos lo dijeran, ¿o a ti no?. Es más bien un servicio y un favor que hay que agradecer  que cumplan con su deber cristiano de defender aquello que creen sinceramente que es la verdad.

Podemos estar o no de acuerdo con ellos, pero no negarles su legítimo derecho a consultar, y resistir en caso de que eso les dicte su conciencia. Y agrego: antes de caerles a piedras, tengan en cuenta, que como ellos pensaba también Juan Pablo II, piensa Benedicto XVI, y pensaron todos los Papas antes que ellos. 

—————————————————————————————————————–

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

41 comentarios

  
Juan Mariner
301. (AL)Para entender de manera adecuada por qué es posible y necesario un discernimiento especial en algunas situaciones llamadas «irregulares», hay una cuestión que debe ser tenida en cuenta siempre, de manera que nunca se piense que se pretenden disminuir las exigencias del Evangelio. La Iglesia posee una sólida reflexión acerca de los condicionamientos y circunstancias atenuantes. Por eso, ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada «irregular» viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante.


308. AL Pero de nuestra conciencia del peso de las circunstancias atenuantes —psicológicas, históricas e incluso biológicas— se sigue que, «sin disminuir el valor del ideal evangélico, hay que acompañar con misericordia y paciencia las etapas posibles de crecimiento de las personas que se van construyendo día a día», dando lugar a «la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible»[355]. Comprendo a quienes prefieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna. Pero creo sinceramente que Jesucristo quiere una Iglesia atenta al bien que el Espíritu derrama en medio de la fragilidad: una Madre que, al mismo tiempo que expresa claramente su enseñanza objetiva, «no renuncia al bien posible, aunque corra el riesgo de mancharse con el barro del camino»[356]. Los pastores, que proponen a los fieles el ideal pleno del Evangelio y la doctrina de la Iglesia, deben ayudarles también a asumir la lógica de la compasión con los frágiles y a evitar persecuciones o juicios demasiado duros o impacientes
17/11/16 7:52 PM
  
Ricardo de Argentina
Excelente, José Miguel.
He buscado algún punto de esta entrada para destacar pero no lo he encontrado, pues está parejamente irreprochable y encomiable.
Muchas gracias.
17/11/16 7:56 PM
  
Juan Stuse
El gravísimo problema de fondo que mucha gente "buena" no ve es que la interpretación "oficial" de la exhortación AL está causando una indefensión total de Jesús en la Eucarstía.
Se está dando ya en muchos lugares una profanación continua del cuerpo y la sangre de Cristo que nos compromete a todos los cristianos conscientes de su presencia bajo las especies.
Pero la falta de fe, o de respeto, a Jesús en las sagradas formas no podemos consentirla como enseñanza ni como práctica, venga de donde venga. La defensa de la Eucaristía está por encima de cualquier otra consideración, sea la que sea.
17/11/16 8:09 PM
  
Oriol
Francamente, no creo que lo de Formoso sea modelo de nada. De todos modos, tiene razón en que no tiene sentido criticar a los cuatro cardenales por haber planteado sus cuestiones. Tienen perfecto derecho a hacerlo, incluso si no se está de acuerdo con ellos.
17/11/16 8:26 PM
  
Ricardo de Argentina
Me da toda la impresión de que muchos que despotrican contra os cuatro valientes cardenales, parecerían tener escrúpulos en admitir la sola posibilidad de que estemos gobernados por un mal papa. ¿No se percatan quienes tales escrúpulos padecen, que eso configura una papolatría indebida, absolutamente impropia en fieles hijos de la Iglesia? Porque es tan posible (y deseable) que en determinado momento histórico estemos gobernados por un buen papa, como su contraria.
Hay al respecto una conocidísima anécdota que ilustra esto que digo:
---

El emperador francés Napoleón engullía con sus ejércitos a los países de Europa con la intención final de dominar totalmente el mundo. En aquel entonces dijo una vez al Cardenal Consalvi: "¡Voy a destruir su Iglesia!". El Cardenal le contestó: "No, no podrá".
Napoleón, con sus 150 cm. de altura, dijo otra vez: "¡Voy a destruir su Iglesia!"
El Cardenal dijo confiado: "No, no podrá. !Ni siquiera nosotros hemos podido hacerlo!"
Si los malos Papas, los sacerdotes infieles y miles de pecadores en la Iglesia no han tenido éxito en destruirla desde su interior -le estaba diciendo implícitamente al general- ¿cómo cree que Ud. va a poder hacerlo?
El Cardenal apuntaba a una verdad crucial: Cristo nunca permitirá que Su Iglesia fracase. El prometió que las puertas del infierno no prevalecerían sobre Su Iglesia, que la barca de Pedro, la Iglesia que navega en el tiempo hacia su puerto eterno en el cielo, nunca se volcará, no porque aquellos que van en ella no cometan todos los pecados posibles para hundirla, sino porque Cristo, que también está en la barca, nunca permitirá que esto suceda. Cristo sigue en la barca y Él nunca la abandonará."
17/11/16 8:34 PM
  
JORGE ALBERTO CHYTT
Muy bueno el comentario que haces , seria bueno que de la misma santa sede salga un comunicado aclarando el tema, digo , para que nadie se prenda de esta mala interpretación que "cometimos" al juzgar a los Cardenales. Un abrazo en Cristo y adelante !!!!
17/11/16 9:01 PM
  
Renato banda
Completamente de acuerdo creo el papa Fransisco no excluye a nadie como lo haría Nuestro SEÑOR JESUCRISTO y los cardenales son prueba de ello.como lo an manifestado sólo cumplen con su labor.
17/11/16 9:07 PM
  
Miles Christi
Gracias por tu artículo,muchos pensamos tal cual,somos fieles y obedientes al Papa Francisco y al Magisterio de la Iglesia pero muchos han caído en el extremo de creer que un Católico no puede discernir y razonar y sobre todo defender lo que la Iglesia ha enseñado por siglos y que viene de Dios,y si eso es causa de críticas y ataques no debe extrañar a nadie pues somos discípulos de Cristo que fue perseguido y torturado nadie puede ser más que nuestro Maestro.
Que corresponde ? Orar por el Papa Francisco y por la Iglesia,pedir que el Espíritu Santo asista a todos los pastores que cuidan de su pueblo.
Los ataques externos han tomado fuerza,pero los internos de relativistas y modernistas esos son los que hieren más.
Y pues a ser firmes y valientes,es a Dios a quien daremos cuentas de nuestros actos.
Pido a Dios por todos nosotros
17/11/16 9:10 PM
  
Luis Fernando
Cuando el Papa Víctor, en pleno siglo II, quiso excomulgar a las comunidades joaninas por la fecha de la Pascua, recibió una avalancha de peticiones para que no hiciera tal cosa. Rectificó.

Cuando el Papa Zósimo rehabilitó al hereje Pelagio, la totalidad de los obispos norteafricanos le pidieron que rectificara. Y rectificó. Para bien de toda la Iglesia.

Pues si hay que hacerlo hoy igual, se hace.

Es más, si leéis Galatas 2,11, veréis que San Pablo plantó cara a San Pedro, prestando con ello un gran servicio a toda la Iglesia.

No tiene nada de malvado que un grupo de sucesores de los apóstoles haga algo parecido ante un sucesor de Pedro.
17/11/16 10:06 PM
  
Menka
El Papa es infalible no solamente cuando habla ex cathedra, sino en el ejercicio de su Magisterio Ordinario si tiene intención de enseñar a toda la Iglesia.

Juan XXII no enseñaba ninguna herejía, ya que la visión beatífica de los santos todavía no era proclamada como un dogma. Por otra parte, reconocía que estaba dispuesto a rectificar si le mostrasen que está en el error. De donde, no tenía pertinacia. En cuanto se lo enseñaron, rectificó.

En los casos de otros Papas tampoco hubo ninguna pertinacia, algo necesario para que su postura se considere como herejía. Lo de Estaban VI totalmente grotesco, aunque no emitió ningún veredicto sobre la doctrina en general.

Aquí Francisco no contesta durante dos meses. Eso es totalmente inaudito y nunca visto en la Iglesia.

La situación ha subido de tono de forma inimaginable.

-----------------------------
JM: Las condiciones para que una enseñanza se considere ex cathedra e infalible están mencionados en el decreto del Vaticano I:

1. El Pontífice debe enseñar en su carácter público y oficial de pastor y doctor de todos los cristianos, no privadamente como teólogo, predicador o conferencista, ni tampoco como príncipe temporal, ni siquiera como mero ordinario de la diócesis de Roma. Debe quedar claro que habla como cabeza espiritual de la Iglesia.

2. Es, por lo tanto, sólo es infalible cuando enseña doctrina de fe o moral en ese carácter.

3. Debe además ser suficientemente evidente que él pretende enseñar con la plenitud y finalidad de su suprema autoridad apostólica. O sea, que él desea determinar algún punto de doctrina de forma final e irrevocable, o definirlo en el sentido técnico. Hay varias fórmulas reconocidas gracias a las cuales se manifiesta la intención de definir.

4. Por último, para que una definición sea ex cathedra debe quedar claro que el Papa pretende que aquella sea obligatoria para toda la Iglesia.


Más allá de que fuera definido dogmáticamente la visión beatífica de los santos, es una doctrina claramente enseñada por el Magisterio Universal de la Iglesia como verdad revelada durante toda su historia. No ha un dogma que por ejemplo afirme que Cristo resucitó realmente, y no por eso es menos herética la afirmación de que no resucitó sino en el corazón de sus discípulos, etc.

Lo que no hubo en el caso del Papa Juan XXII fue pertinacia, lo que hace que su herejía no fuese formal.
17/11/16 11:09 PM
  
Presbítero
La misericordia empieza por los de dentro. ¿O vamos a negarles la misericordia a los cuatro cardenales y predicar la misericordia a los extraños? Si no amas a tu hermano que ves, ¿cómo vas a amar a Dios que no ves?
Hay tanto fariseismo en algunos medios "católicos".
17/11/16 11:31 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Constantemente me preocupa, en medio de tan turbulenta situación de la Iglesia, que su Supremo Pastor atienda a "teologías de rodillas" germánicas, responda el mismo día, que "no hay otras explicaciones" a los obispos bonaerenses, que indique a Schönborn, como el mejor intérprete de AL y, hasta el momento y que yo sepa, no se haya interesado por la multitud de perplejos, que anhelan la "Claritatis laetitia". ¿Desechará el pastor el "olor de esta multitud de ovejas"?
Por lo mismo, se ha de agradecer a estos cardenales, que, cual otro Pablo frente a Cefas o Hilario ante Liberio, Bernardo en carta a su anterior novicio Eugenio III,o Catalina de Siena en su trato con los papas de Aviñón, han sabido hacerse portavoces de gran parte de los católicos, que se ven desorientados muy profundamente.
17/11/16 11:47 PM
  
Menka
En el Magisterio Ordinario se pueden cumplir las condiciones indicadas.
Pío XI lo recuerda en Mortalium Animos:
“Pues, el Magisterio de la Iglesia (observación: no se distingue entre “ordinario” o “extraordinario”) el cual por designio divino fue constituido en la tierra a fin de que las doctrinas reveladas perdurasen incólumes para siempre y llegasen con mayor facilidad y seguridad al conocimiento de los hombres aun cuando el Romano Pontífice y los Obispos que viven en unión con él, lo ejerzan diariamente (observación: esto es de tremenda importancia: diariamente), se extiende, sin embargo, al oficio de proceder oportunamente con solemnes ritos y decretos a la definición de alguna verdad, especialmente entonces cuando a los errores e impugnaciones de los herejes deben más eficazmente oponerse o inculcarse en los espíritus de los fieles (observación: es decir, no se trata de verdades de mayor o menor categoría, eso acabó de denunciar el Pontífice, sino se trata de la necesidad de confirmar con más seguridad a los fieles frente a algunos errores que les podrían hacer daño), más clara y sutilmente explicados, puntos de la sagrada doctrina.

Mas por ese ejercicio extraordinario del Magisterio no se introduce, naturalmente ninguna invención, ni se añade ninguna novedad al acervo de aquellas verdades que en el depósito de la revelación, confiado por Dios a la Iglesia, no estén contenidas, por lo menos implícitamente, sino que se explican aquellos puntos que tal vez para muchos aun parecen permanecer oscuros o se establecen como cosas de fe los que algunos han puesto en tela de juicio.”

En cuanto a Juan XXII, no tenía intención de enseñar a toda la Iglesia. Ni siquiera tenía escrito ningún documento sobre ello, tan solamente tres homilías, las que no sostenía firmemente. Aún así rectificó.
Y para que en el futuro no se llegue a situación como la suya, su sucesor proclamó el dogma de la visión beatífica.

Por lo demás, nos falta ver el desenlace. Recemos. La Iglesia es de Dios.

---------------
JM: He señalado las condiciones según el CVI para una declaración infalible que corresponden al Magisterio extraordinario al cual la cita que propone hace referencia. No tiene sentido que comente el texto diciendo que no se distingue entre magisterio ordinario y extraordinario, cuando en el párrafo siguiente lo dice: "por ese ejercicio extraordinario del Magisterio...etc.". Repito: el CVI es el que define dogmáticamente las condiciones para que un pronunciamiento papal sea excátedra.

Y nadie está diciendo que Juan XXII intentara enseñar a toda la Iglesia, lo que he dicho es que erró en su Magisterio "ordinario", para ejemplificar que los Papas, incluso en su magisterio ordinario se pueden equivocar, como ha pasado en los casos mencionados.
17/11/16 11:54 PM
  
Trabucaire
Mucho me temo que los que van contra estos Cardenales tienen problemas graves con la Fe Católica.
18/11/16 12:14 AM
  
Leonardo Zapata
Excelente. Solo sugeriría cambiar la versión del vídeo actual por esta otra: https://www.youtube.com/watch?v=Vlz1UKPtF3A , que aunque es de un poco menor calidad, se leen mucho mejor sus subtítulos (al menos ese es mi caso). No necesita publicar este comentario. Bendiciones.
18/11/16 12:37 AM
  
Edwin Duarte
No encuentro en AL dónde dice que: los divorciados vueltos a casar —que mantienen relaciones sexuales, pero sobre los que pesan circunstancias atenuantes— puedan recibir la comunión. Me pueden indicar el numeral donde eso aparece?

-----------------------------
JM: El texto en cuestión es este (negritas son mías):

"A causa de los condicionamientos o factores atenuantes, es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado (entiéndase por ejemplo, el adulterio) —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia.

En ciertos casos, podría ser también la ayuda de los sacramentos (aquí se admite que en "ciertos casos" en donde los que viven en situación objetiva de pecado grave, entiéndase otra vez, "adulterio", pueden recibir los sacramentos). Por eso, «a los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor»: Exhort. ap. Evangelii gaudium (24 noviembre 2013), 44: AAS 105 (2013), 1038. Igualmente destaco que la Eucaristía «no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles» ( ibíd, 47: 1039)."
18/11/16 12:53 AM
  
Ricardo de Argentina
Los comentarios de Presbítero y de Mons. Barriola son excelentes.
18/11/16 1:01 AM
  
Jesus Moreno
Exacto, calladitos se ven más bonitos, el hacer pública la carta es una falta de misericordia. Siempre hay otros caminos.

-------------------
JM: Adolece según veo de una grave deficiencia en su comprensión de lectura. Yo no he dicho lo que ha entendido. Coloquialmente se diría "O es, o se hace..."

Los cardenales han seguido el consejo evangélico (Mateo 18,15) de primero tratar el asunto en privado, al no obtener respuesta, lo han presentado ante toda la Iglesia, que es lo que a continuación dicta el Evangelio. No sé como se puede calificar el despropósito de decir que hacer pública la carta es una falta de misericordia. Más bien a esta opinión es que le encaja el famoso refrán.
18/11/16 2:44 AM
  
Juan Francisco
Muy buen artículo. Concuerdo completamente con el comentario de Juan Stuse: mientras estamos en dimes y diretes que parecieran no tener fin, lo catastrófico es lo que se está permitiendo hacer con Nuestro Señor en la Eucaristía en nombre de la falsa misericordia buenista.
18/11/16 3:54 AM
  
Eagleheart
- Seamos francos, con este pontificado, más de uno temblamos cuando el Papa Francisco sube a un avión.

Sin duda. Pero así como tiene facilidad para hablar con micrófono no ha tenido facilidad para responder a 4 Cardenales.

¡Saludos!
18/11/16 4:38 AM
  
Juan
Toda la verdad en toda la caridad... ahora bien, ¿es acaso un pecado pedir que el Pastor, en el ejercicio de su ministerio, sea claro y evite la confusión de las interpretaciones? ¿No hubo demasiado daño adentro de la Iglesia por "el silencio obediente"? Por favor, hay que madurar en el sentido de pertenencia y corresponsabilidad... preguntarle al Papa no es minar su autoridad.
18/11/16 5:16 AM
  
Gregory
Coincido plenamente en que no son rebeldes lo que hacen es completamente legitimo. Piden una aclaratoria y eso es valido.
18/11/16 5:38 AM
  
cristina moreno
Si el próximo miércoles estuviera en la audiencia general, y el Papa pasara cerca, le gritaría: "¡Por Dios santísimo, Santidad, conteste de una vez...!!!!"
18/11/16 9:13 AM
  
Echenique
----EDITADO--------
JM: Lástima, empezando su comentario ya se ha vetado usted mismo. ¿Iglesia Bergogliana? Eso no existe. Existe la Iglesia Católica.
18/11/16 9:16 AM
  
Menka
------EDITADO--------
JM: No voy a redundar sobre este tema indefinidamente. Ya dejé clara mi posición.
18/11/16 9:40 AM
  
Carmen
Pienso Sr. Arráiz que cualquier persona por muy poco cultura religiosa que tenga, pero que con sencillo corazón quiera ser buen cristiano y católico comprende los graves "errores" que está cometiendo el actual Papa. Por eso creo que quién no comprende que estos cardenales han hecho lo que tenían que hacer, es que tienen un grave problema con su fe, como bien dice Trabucaire en su comentario.
18/11/16 9:44 AM
  
Daniel Iglesias
Preguntas para los críticos de estos cuatro Cardenales: ¿Hacer cinco simples preguntas doctrinales al Papa pidiéndole que responda oficialmente a cada una de ellas con un Sí o un No, para que nadie tenga más dudas sobre su magisterio pontificio acerca de esas cuestiones es una falta de respeto al Sumo Pontífice? ¿Hemos llegado al punto en que hacer una simple pregunta al Papa se considera una falta de respeto? ¿No es apropiado que las dudas (dubia) las planteen algunos Cardenales, más que simples fieles (que también podrían hacerlo)?

Una observación: el periodista citado es Michael Voris, no Vortex. The Vortex es el nombre de su programa diario.

----------------
JM: Gracias por avisar, ya lo corrijo.
18/11/16 10:33 AM
  
Catholicus
Muy bueno José Miguel.

(Yo lo único que no tengo nada claro es que sea bueno forzar una respuesta ahora desde Roma. Mira que si responden....
Casi mejor dejar pasar la cosa hasta otro pontificado)
18/11/16 11:07 AM
  
Roniel Aledo
No quiero desviar el tema pero tengo que decir que ningún Papa nunca jamas ha sido Hereje ni ensenado herejía. El Papa Formoso fue un BUEN Papa, su sucesor que los ¨juzgo¨despues de muerto estaba bajo el control de las Mafias Romanas. Aun asi Ninguno de los 2 fue Hereje ni ensenaba Herejia. Y sobre Juan XXII tampoco enseno herejía pues entonces lo de la visión beatifica era Doctrina abierta, osea NO había proniciamiento Oficial sobre la doctrina y cada cual podía opinar lo que quisiera. Juan XXIII defendió su opion NO como Papa sino como Teologo Privado. Los mismo hizo Santo Tomas de Aquino con la Inmaculada Concepción a la que se opuso: decir eso en su época NO era Herejia. En Conclusión los papas SI pueden errar en su juicio practico (mudarse a Avignon, Coronar a Napoleón, nombrar a un Pedofilo Cardenal, etc, etc,) pero no pueden ser herejes ni ensenar herejía en sus documentos oficiales dirigidos a Toda la Iglesia Universal.

---------------------
JM: Si bien la visión beatífica de los santos no había sido declarada como dogma, era doctrina del Magisterio universal de la Iglesia. Es evidente que no hubo herejía formal porque no hubo pertinacia, pero si la negación de una verdad de fe aceptada universalmente por la Iglesia, de allí las reacciones y presiones que recibió.

Ahora bien, respecto a la posibilidad de que el Papa caiga en herejía tenemos:

- La mayoría de los teólogos están de acuerdo en que puede caer en herejía material y su herejía material podría incluso aparecer en su enseñanza no infalible, aunque Dios le da una ayuda especial para evitar esto (CEC 892), pero también la mayoría cree firmemente que nunca podría aparecer en su enseñanza infalible. (CEC 891)

- En cuanto a que si el Papa podría caer en herejía formal, los teólogos están divididos porque no están de acuerdo en dos cosas: 1) en si La gracia prometida por Cristo a Pedro excluye la posibilidad de un Papa caiga en herejía formal, 2) y si lo hace, por ser un papa herético perdería su oficio como consecuencia del pecado de herejía.

En ambos casos, ninguna de estas posibilidades niega el dogma de la infalibilidad Papal, porque como explicó el padre José María Iraburu, un papa que cae en herejía formal deja de ser Papa.

Una explicación más detallada del tema puede ser leída AQUI.

18/11/16 11:53 AM
  
Néstor
Es que no lo dice formalmente. Una cuestión así no se puede resolver con expresiones generales en una nota al pie de página. Por eso los Cardenales pueden preguntar, no tendría sentido preguntar por algo claramente dicho. "Entiéndase" es justamente eso, interpretación. Lo grave del asunto es que el documento es ambiguo, no decide lo que tendría que decidir, y así abre la puerta a que en la práctica cada uno haga lo que quiera. Por eso los "dubia", porque es necesario un pronunciamiento claro, que sólo puede ser, obviamente, de acuerdo con la doctrina de la Iglesia.

Saludos cordiales.
18/11/16 12:18 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Excelente y muy oportuno post. Muchísimas gracias, José Miguel Arráiz. Que el Espíritu Santo te siga iluminando.

Jesus Moreno: Jesús respondió: «Os digo que si éstos callan gritarán las piedras.» (Lc 19,40). Evidentemente los cuatro cardenales no querían escuchar los gritos de las piedras y por eso hablaron. Por otra parte, me parece que no se entiende muy bien lo que significa la palabra "misericordia". Bendiciones.
18/11/16 12:35 PM
  
Menka
La bula Cum ex apostalatus oficio de Pablo IV enseña que un hereje proclamado Papa tendría su elección invalidada, o sea, realmente no sería Papa.

De forma que si se mostrase que una determinada persona que se presentaba como Papa enseña error, es muy posible que no lo era nunca.

Esto al margen de si un Papa puede caer en herejía o no.
18/11/16 1:46 PM
  
Vladimir
Es:
"calladitos, menos feitos"
18/11/16 2:42 PM
  
Jorge
Esta comparación de los católicos ortodoxos con los fariseos es el nuevo mantra de los progres. Ignoran una diferencia abismal.

Los fariseos, que siguen la ley divina según fue dada por Dios a Moisés, le tienden una trampa a Jesús y éste, que es el Mesías y viene a darnos una Nueva Ley, les dice que el divorcio no fue querido por Dios desde el principio, sino que fue tolerado por la “dureza de corazón” del hombre no redimido.

Dos mil años después, estos cuatro cardenales (y muchísimos más que no han querido hacer pública su postura aún) le recuerdan al Papa Francisco las enseñanzas de Jesús, reveladas en su totalidad por Él mismo y custodiadas y transmitidas por la Tradición. Por el principio de no contradicción, la única salida para Francisco es corregir su error, a no ser que estemos ante un nuevo mesías, con autoridad para cambiar las enseñanzas de Jesús y establecer una Nueva Ley según los vientos que soplan, que es una idea con la que muchos fantasean.
18/11/16 3:24 PM
  
grego
Vamos a ver hagan sus apuestas.
2 opciones:
A) se equivoca Jesús, la tradición, todos los demás papas, muchos de ellos santos. Y tantos que han vivido su matrimonio con heroicidad, fieles a la gracia y la voluntad de Dios.
B) se equivoca Francisco.
Yo visto así, apuesto sin duda por la B
18/11/16 6:20 PM
  
Alejandro
Queridos amigos, de todo lo que ha pasado y pasa desde hace ya tres años, solo les pregunto como otro cristiano católico parte de la misma comunidad de salvación que es la Iglesia, con el agravante de haber recibido el orden y tener que sostener la fe de mis feligreses: ¿Que hago?, por favor ¿Que hago?
18/11/16 9:02 PM
  
Juan Mariner
Hombre, Daniel Iglesias, hay preguntas que no se responden con un categórico Sí o No, porque la Exhortación admite una interpretación "caso por caso". Las preguntas son del todo impertinentes y van directo a socavar la autoridad del Papa, a ponerle en aprietos y en entredicho.

Y, ojo, ningún reparo tienen algunos obispos críticos en que comulguen politicastros abortistas, antifamilia, divorcistas o homosexualistas. Recordemos a los peperos españoles siempre agasajados por los obispos de la CEE o al incalificable (abortista y lo demás me lo guardo) democristiano Andreotti que entraba y salía del Vaticano sin llamar.

---------------
JM: "Lúcida" lógica, si hay obispos que permiten comulgar a los abortistas, no habría por qué impedírselo a los que viven en adulterio. Lo que hay que oir.
18/11/16 10:12 PM
  
davidp83
La Iglesia, no obstante, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su práxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía. Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía, los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.
La reconciliación en el sacramento de la penitencia -que les abriría el camino al sacramento eucarístico- puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, «asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos»
juan pablo ii. familiaris consortio, n.84
19/11/16 6:44 AM
  
Ricardo de Argentina
Transcribo del blog del P. Ravasi la respuesta de la Dra. Cernea cuando se la consultó acerca de la actitud de los 4 cardenales:
---

P. Javier Olivera Ravasi: ¿Qué opina de esta Carta que, recientemente, cuatro cardenales han dirigido al Papa Francisco, pidiendo una clarificación respecto al documento post-sinodal Amoris Laetitia?

Dra. Anca Maria Cernea: Como fiel católico le doy gracias a Dios por la existencia de tales jerarcas y le pido a Dios que los bendiga y los proteja y espero que el Papa responda. Yo creo que es una manera heroica de cumplir su deber de jerarcas y de servir a la Iglesia, porque lo hacen para servir a la Iglesia, no lo hacen para crear discusiones.
19/11/16 1:10 PM
  
Roberto Guillermo Gamero Ortiz
Ha habido una formación integral de parte de los Sacerdotes para las personas que han contraído matrimonio? Conozco me consta que hay parejas que se casaron en total ignorancia de lo que es un matrimonio, mucho menos cristiano han habido y no se si aun muchos vacíos para tener una buena formación matrimonial.....no se cumpliría aquí en los 4 Cardenales las Palabras...atan cargas pesadas pero ustedes no las tocan...parece que la Obediencia solo es para los pobres e ignorantes.. (opinión personal)
21/11/16 4:05 AM
  
Roberto Guillermo Gamero Ortiz
Hoy día, hay mucha manipulacion y desinformación, muchos toman nombres catolicos pero en esencia no lo son y solo buscan hacer daño a la Iglesia lo peor es que dominan la tecnologia y se dan el lujo de público ar solo los comentarios que les favorecen a sus intenciones...por sus frutos conoceréis los lobos
21/11/16 4:44 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.