Consejos para laicos sobre cómo hacer apologética (Parte 2)

Dos fieras peleando

No es cosa nueva, pero es últimamente que he tenido más tiempo para observar. Cuando comenzó mi interés en la apologética, por el año 2002, recuerdo haber entrado a foros MSN tanto para católicos, como para cristianos en general, y me llamó la atención los continuos debates que se armaban entre católicos y protestantes. Hoy ocurre lo mismo pero con las redes sociales: Facebook, Twitter…principalmente Facebook.

Entiendo muy bien, porque lo he vivido, que ponerse a participar en esos debates puede ser “intoxicante". Se aprende mucho, o mejor dicho, se ve uno obligado a aprender mucho, pero también ocurre, si uno de mantiene allí mucho tiempo, que se corre el riesgo de alienarse, perderse en el camino, exponiéndose en algunos casos a volverse intransigente, intolerante y sectario. 

La razón es que en los lugares destinados para tales encuentros, abundan en gran número aquellos protestantes del tipo “friki": fundamentalistas furibundamente anticatólicos para los cuales la Iglesia Católica es lo peor que puede existir, y para atacarla echan mano de cualquier tipo de recursos. Nosotros los católicos, que por naturaleza buscamos defendernos, nos vemos tentados a caer al mismo nivel, entablándose continuamente batallas campales que nos hacen pecar a ambos cuando caemos en los insultos y las ofensas personales.

Les cuento un secreto: en mi experiencia, estos “friki” del protestantismo no son realmente un peligro para la fe de los católicos. Como un protestante perteneciente a este grupo una vez le vi admitir: en años de debate nunca vio un católico hacerse protestante, por el contrario, muchos se reafirmaron en su fe cuando buscaron respuestas a esas agresiones y las encontraron (yo mismo soy uno de esos casos), e inclusive algunos protestantes se hicieron católicos cuando honestamente se dieron cuenta que estaban equivocados.

La mayoría de los católicos que se hacen protestantes generalmente son católicos no practicantes que tienen algún amigo cristiano evangélico que en un primer momento no les habla mal de la Iglesia Católica, sino que le invita a su Iglesia para tener una experiencia de conversión. Ya en el templo tampoco escucha hablar mal de ella, sino que escucha solo hablar cosas buenas sobre amar a Dios, aceptar a Jesucristo como salvador, o recibe asesoría para superar un problema personal, y ya asistiendo allí asiduamente lo demás es historia.

No es que estos últimos no crean que la Iglesia Católica es mala, sino que son mucho más inteligentes emocionalmente que los primeros, y también más que aquellos católicos que creen que empezar una conversación llamando a nuestros hermanos separados “sectarios” o “herejes” va a lograr otra cosa que no sea que se cierren a cualquier posibilidad de razonar objetivamente y plantearse estar equivocados.

“Los hijos de este mundo son más astutos con los de su generación que los hijos de la luz” (Lucas 16,8) decía el Señor en el evangelio de ayer, cosa que muchas veces se cumple en nosotros por causa de deficiencias en nuestra empatía e inteligencia emocional.

Hace dos años di unos consejos sobre este tema, y en mis próximas entregas voy a compartir algunas impresiones adicionales de lo que en mi opinión son errores que veo cometer continuamente a muchos hermanos católicos que se dedican a hacer apologética y que he cometido yo mismo muchas veces.

P.D.: No he olvidado que tengo pendiente una entrega para responder la pregunta que dejé en el conversatorio

Te recuerdo también que puedes ganar uno de mis libros gratis en su edición digital mientras dure la preventa de mi último libro “El Nuevo Nacimiento en la Biblia y los padres de la Iglesia”

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

16 comentarios

  
José Luis
Por aquellos años pasados yo me encontraba con testigos de Jehová, que aunque no me convenció para que yo formara parte de su grupo, y yo le explicaba del mejor modo que sabía por entonces, sobre la verdadera Iglesia, me dijo algo así así: "Lo que tienes que hacer es estudiar mejor la Biblia", pero él no sabía que yo ya había comenzado.

Comprender la Biblia y poner por obra, especialmente lo que el Señor nos enseña sobre la importancia de la oración, de la contemplación, y todo lo demás valores de nuestra fe católica.

No solamente estoy dedicado a la Biblia, también a los Santos Padres, pero no para ser apologista católico, porque también tengo la experiencia, que hay quienes desean debatir contra la verdad, no la mía, sino de la que aprendemos del Magisterio de la Iglesia Católica. Debatir incluso contra mí, aunque yo no les mostrase desprecia.

También un ateo, "si te pillo te estampo la cara contra la pared", me hizo hasta reír, porque no me esperaba que en Internet podían expresarse con esa violencia. Pero ni me burlé luego ni le respondía nada más.

Como decía, aprendo de los Santos Padres, porque me aclaran muchísimas cosas que yo no tenía claro en determinados textos.

No pueden dar buen ejemplo de fe, de ciertos apologistas, que se dicen cristianos, católicos, pero se ríen y se burlan de quienes están metidos en la oscura ignorancia y no quieren salir a la luz. No, el apologista católica, de nuestros días. Además de sus conocimientos de la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia Católica, necesita tener largos momentos ante el Santísimo, para que todo lo que pueda ofrecer al prójimo sea desde la medida de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que es manos y humilde de corazón.


Jesús es el mejor modelo a seguir para todos nosotros, y tenemos siempre la posibilidad de conocerle cada vez mejor estudiando la Sagrada Biblia, participar de los sacramentos, vivir la fe de la Iglesia Católica como camino de salvación eterna, siempre que perseveremos en la Santísima Voluntad de Dios.

Herejías, herejes, cuando se dice también que "Dios no existe" es decir, del ateísmo, es una herejía. No tiene sentido ser ateo.

Me he encontrado con mormones y testigos de Jehová (como he referido) que hablando con ellos, han llegado a perder la paciencia, y a punto de agredirme, porque yo no perdía los nervios cuando les hablaba de la doctrina católica. El tal testigo de Jehová, recuerdo aquella mañana, que yo estaba ante una iglesia, no faltaba mucho para abrir, hablando con uno de esos testigos de Jehová, se enfadó mucho, hasta que hablando me iba escupiendo. Gracias a Dios, abrieron la iglesia y pude entrar.

Y de nuevo con los mormones, casi una hora hablando en la calle, y ninguno nos poníamos de acuerdo, pero en ese momento me llamaron por el móvil, y esos mormones dieron un respiro de alivio porque ya nos despedíamos. Por cierto, en el mismo día, me encontré con esa pareja de mormones en tres sitios distintos, y siempre me repetía la misma presentación, a la cuarta vez ya no quería parar y seguir mi camino.

Ellos hablan y hablan, pero no suelen poner demasiada atención a lo que se les dice. Y pienso, que no querrán olvidarse de las palabras que han memorizado para hablar con las personas que se encuentren.
19/09/16 4:09 PM
  
José Luis
Una aclaración, la cuarta vez fue en la misma semana, no el mismo día.
19/09/16 4:14 PM
  
Néstor
¡Hermosa foto! :)

Saludos cordiales.

----------------------
JM. jejeje, sí: Dos fieras peleando.
19/09/16 4:40 PM
  
Alejandro Galván
A ver, los Testigos de Jehová tienen un "guión" muy estricto (pero MUCHO, inicio, desarrollo y sobre todo, despedida) que se ven obligados a seguir: aunque ya se hayan pasado tres horas hablando contigo, y nada, si te vuelven a encontrar ESTAN OBLIGADOS a empezar de cero. Si tu te paras, ellos tienen que seguir el guión.

----------------------
JM: Si, los testigos de Jehová son un caso particular, porque al ser toda una secta en todo el sentido de la palabra, tienen como dicen un guión muy bien preparado, y ese guión les dice, que si se encuentran con alguien capaz de debatirles al que no puedan convencer en un primer momento, pasar a la casa siguiente y no invertir más tiempo allí. Sus líderes saben que no lograrán convencer a todos, y como los políticos astutamente se dirigen a sólo un "segmento" de la población, aquella que saben que es su votante potencial.
19/09/16 5:03 PM
  
Feri del Carpio Marek
Es importante la apologética para defender la fe católica frente a los protestantes. Pero la apologética que cada vez se está haciendo más necesaria, y que además es más desafiante, es la debemos hacer frente a los ateos/agnósticos, porque ellos suelen cuestionarnos cosas que muchas veces damos por sentado, y que no aparecen en debates con otros cristianos, y que suelen requerir bastante conocimiento y entendimiento de la fe para responder.

-----------------
JM: Por supuesto, la apologética es importantísima y cada vez más necesaria.
19/09/16 5:08 PM
  
Manuel Mata
-------EDITADO---------

JM: Ya, no se te ocurrió una mejor idea que venir a colgar un vídeo de los abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica. ¿Que tenía sólo 73 visitas y necesitabas más? Bueno, ya tienes 74, aunque no se si cuenta verlo unos 5 segundos.

Precisamente uno de los consejos que voy a dar en esta serie trata de eso: de lo que no hay que hacer a la hora de defender la fe: atacar la doctrina a base de los fallos humanos.
20/09/16 7:41 AM
  
Luis López
Lo digo con cierta ironía, pero los protestantes han sido muy importantes para mí en un aspecto. Probablemente, sin sus controversias y argumentos nunca me hubiera puesto a leer con pasión la Biblia. a amarla y estudiarla. Y a reforzar, con la Sagrada Escritura, el don de mi fe católica, y comprobar a la vez la falta de fundamentos de sus objeciones al catolicismo (por lo general confunden la fe católica con actitudes erróneas, equívocas o inmorales de algunos católicos) .

Y es curioso, estoy cansado de leer en foros protestantes o vídeos de YouTube a excatólicos -algunos incluso sacerdotes y monjas católicos- que dicen que nunca como católicos leyeron la Biblia, y que tras su lectura se hicieron protestantes. ¡Asombroso el hecho que sacerdotes con varios años de ministerio, digan que nunca leyeron la Biblia!

Paradójicamente, las conversiones de los protestantes al catolicismo, suelen proceder precisamente de profundizar en la Sagrada Escritura, de gentes que conocen perfectamente la Biblia, resultando que al fin muchos protestantes descubren el callejón sin salida que es el protestantismo. Basan toda su fe en un Libro -la Biblia- creado y compilado por la Iglesia Católica, y honestamente tienen que acabar reconociendo que sólo la Iglesia Católica -no una Iglesia irreal o invisible- fue la que creó ese Libro, y es la única garante de su Verdad salvadora.
20/09/16 10:55 AM
  
perallis
Dariamos un gran paso en nuestra formación católica si leyesemos y estudiasemos el Catecismo. Yo he empezado y lo recomiendo.
20/09/16 11:46 AM
  
Héctor
CATOLICISMO PRIMITIVO ¿Qué paso con esta publicación?

---------------------------
JM: En camino...
20/09/16 1:45 PM
  
Héctor
Don Miguel
¿continuara con la publicación sobre Catolicismo Primitivo?

Dios lo bendiga

---------------------
JM: Por supuesto, es parte de un libro del que tengo ya avanzados varios capítulos.
20/09/16 1:48 PM
  
Manuel Mata
Spotlight, Catolica
1.271.620 visualizaciones

https://www.youtube.com---EDITADO------

--------------------------
JM: Sí, ya entiendo que quiere hablar del tema de la pederastia, pero no es este el lugar ni el momento (porque no es el tema) para promocionar vídeos ni trailers de ese tema.
20/09/16 6:16 PM
  
jordi
Opino que no es lo mismo la apologética para Hispanoamérica que para España, sobre todo por cuestiones históricas, jurídicas, sociológicas y psicológicas.

Que yo sepa, los dos países más marianos, España y México, son los que han sufrido
con mayor virulencia el ataque de los anticatólicos, en especial España, con más de 1300 años de lucha contra musulmanes, protestantes, masonería liberal y el comunismo.

Habría que diferenciar dos tipos de apologetica:

1. La primera, la apologética dirigida hacia aquel que ha elegido el mal y el malo de manera consciente y con conocimiento: por así decirlo, el Cuerpo Místico de Satanás, en sus dos cabezas, la astuta y subrepticia, empática y simpática, y la abiertamente beligerante y violenta.

2. La segunda, dirigida hacia aquellos que han elegido el mal con una libertad disminuida, en más o en menos, por diversas circunstancias: sería por ejemplo la iglesia de la oveja perdida, bien porque esta herida, bien por cualquier otro tipo de circunstancia que no muestra malicia.

20/09/16 10:13 PM
  
Vladimir
Una buena porción de hermanos protestantes, piensan y dicen que, la Iglesia Católica, por albergar tantos pecadores y pecados, no tiene derecho a hablar ni a enseñar nada sobre la Palabra de Dios.
Si esto fuera así, ninguna otra comunidad cristiana lo podría hacer tampoco, pues en todas, sin excepción, abunda el pecado, como es lo usual ahí donde hay seres humanos.
Lo afirmo con conocimiento de causa: tanto en mi vecindario como en mi institución de trabajo, me relaciono con una considerable cantidad de protestantes y noto que entre ellos están presentes las mismas patologías morales que se ven en las comunidades católicas: adicción a la pornografía, promiscuidad, infidelidad y adulterio, homosexualidad, abuso de menores, negocios fraudulentos, drogadicción, indiferencia ante las necesidades ajenas, mentira, falsedad y chismes; etc, etc, etc.
El gran pecado de los protestantes, es que se erigen en jueces de los demás, usurpando una potestad que sólo le corresponde a Dios.
Bendiciones en Cristo, María y José.
21/09/16 3:58 PM
  
Jordi
El problema de los protestantes son tres, aunque se reducen a uno:

1. El plurimorfismo anárquico, con docenas de miles de grupos protestantes con diferentes "dogmas" (más bien, dogmas anticatólicos), y sus miles y miles de denominaciones, no denominaciones e interdenominaciones.

2. Su pobre base común: los protestantes sólo se consideran una comunidad bíblica, que comparte la Biblia protestante (más pequeña que la católica), con su propia traducción, y la interpretación de cada uno.

3. Que en cada mochila de todo protestante hay un cayado de pastor (y un bastón de general), es decir, que todo protestante tiene la soberanía rupturista para poder separarse y crear su propia comunidad, con sus "dogmas" y denominación propia.

----

Por eso el mundo protestante tiene éxito, pues todas las comunidades están en competitividad de mercado las unas contra las otras.

La comunidad que obtiene la fórmula del éxito sociológico, entonces domina el mercado.

Cuando ésta se desgasta, resurge otra, y cada comunidad de moda siempre sigue el mismo ciclo o patrón de nacimiento, fulgor, muerte y sustitución por otra denominación, que arremete con fuerza en el mundo plural y magmático protestante.
23/09/16 2:23 PM
  
Vladimir
Estoy seguro de que lo que voy a decir ya está inventado, no lo estoy creando yo.
Una regla muy útil, entre otras muchas, que debe practicar el apologeta es esta: "se deben atacar los argumentos erróneos, no las personas".
Lamentablemente, los ataques entre sí, es lo que más abunda en los diálogos apologéticos.
La defensa de la Verdad, sin respeto por el opositor: por lo menos a mí no me convence mucho.
Bendiciones.
23/09/16 11:27 PM
  
Augusto
''Una buena porción de hermanos protestantes, piensan y dicen que, la Iglesia Católica, por albergar tantos pecadores y pecados, no tiene derecho a hablar ni a enseñar nada sobre la Palabra de Dios.''

Respuesta: Con esto, caen en la antigua herejía donatista. Pero este es el carácter del puritanismo farisaico. Además, la Iglesia es Santa, pero sus hijos cometen pecados (1 Jn 1,8). San Pablo Apóstol dijo ser el primero de los pecadores (1 Tim 1,15), él que ha perseguido la Iglesia de Dios (Hechos 26,10-11/ 1 Cor 15,9/ Gal 1,13-22/ Fp 3,4-7/ 1 Tim 1,12-13). Supuestamente los donatistas juzgarían a San Pablo, teniendo en cuenta su vida pasada, como lo hicieron con San Agustín.

''Si esto fuera así, ninguna otra comunidad cristiana lo podría hacer tampoco, pues en todas, sin excepción, abunda el pecado, como es lo usual ahí donde hay seres humanos.''

Respuesta: La ley, en verdad, intervino para que abundara el delito; pero donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia (Rm 5,10). Resulta que estas personas no quieren sacar la viga de sus ojos (Mt 7,5). Algunos actúan como legalistas apedreadores, a pesar de que dicen ser predicadores de la gracia.

''Lo afirmo con conocimiento de causa: tanto en mi vecindario como en mi institución de trabajo, me relaciono con una considerable cantidad de protestantes y noto que entre ellos están presentes las mismas patologías morales que se ven en las comunidades católicas: adicción a la pornografía, promiscuidad, infidelidad y adulterio, homosexualidad, abuso de menores, negocios fraudulentos, drogadicción, indiferencia ante las necesidades ajenas, mentira, falsedad y chismes; etc, etc, etc.''

Respuesta: Comparto la misma experiencia. Este juicio temerario, la maledicencia e la calumnia por parte de algunos es cosa de santurrón.

''El gran pecado de los protestantes, es que se erigen en jueces de los demás, usurpando una potestad que sólo le corresponde a Dios.
Bendiciones en Cristo, María y José.''


Respuesta: No se dan cuenta que Solo Dios es que conoce los corazones y que solo Dios es El Justo Juez.

Saludos desde Brasil. Paz y Bien!
30/09/16 8:53 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.