31.07.16

El remedio a la crisis de Occidente: La Cristiandad

Vitral de la Catedral de Chartres, Imagen de Nuestra Señora

En este post, queremos ofrecer para la reflexión de nuestros lectores una Homilía sorprendentemente actual , a pesar de haber sido pronunciada en la Catedral de Chartres, Francia, hace más de 30 años. Su autor es Dom Gérard Calvet (+2008), fundador y primer Abad de la Abadía Sainte Madeleinte de Le Barroux (Provence, Fracia), con ocasión del término de la peregrinación “Notre Dame de Chrétienté” (Nuestra Señora de la Cristiandad), el lunes de Pentecostés del año 1985.

La Homilía, como verán, ofrece una clave de lectura luminosa y realista acerca de la situación que vive Europa en el momento presente.

La traducción de esta homilía es nuestra, así como los destacados en negrita y cursiva. Se puede leer el original francés en este sitio:

http://notredamedesneiges.over-blog.com/article-qu-est-ce-qu-une-chretiente-78542971.html


Queridos peregrinos de nuestra Señora,

He aquí que ustedes están reunidos en compañía de sus ángeles guardianes , presentes ellos también por miles, los cuales saludamos con afecto y agradecimiento, al término de este ardiente peregrinaje, lleno de oraciones, de cantos y de sacrificios. Ya ciertos, de entre ustedes, han recobrado el alba blanca de la inocencia bautismal. ¡Qué felicidad!

Leer más... »

25.07.16

50 años de Magníficat-Una Voce-Chile

II Congreso Summorum Pontificum-Chile

Con Esperanza desde la Tradición.

50 años de Magnificat-Una Voce Chile

Entre el 21 y el 23 de julio de 2015 se realizó en Santiago de Chile el primer Congreso Summorum Pontificum por iniciativa de los Pbros. Milan Tisma (Arquidiócesis de Santiago) y José Lucio Cáceres (Prelatura de Illapel), quienes contaron con la invaluable colaboración de los Pbros. Carlos Bolelli (Arquidiócesis de La Serena) y Marcelo Guzmán (Diócesis de San Bernardo). Su organización fue posible asimismo gracias a la colaboración de la Asociación de artes cristianas y litúrgicas Magnificat, capítulo chileno de la Federación Internacional Una Voce, así como de generosos bienhechores.
 
La actividad contó con la presencia de congresistas de Chile, Argentina, Perú, Bolivia y Francia, lo cual le imprimió un fuerte carácter internacional. En total estuvieron presentes dieciocho sacerdotes y siete seglares. Dado que el lugar elegido fue la Casa Nuestra Señora de la Dehesa, un antiguo monasterio trapense situado en la comuna de Lo Barnechea, algunos congresistas tuvieron régimen interno y otros participaron en las conferencias o talleres como asistentes externos. Particularmente destacable fue la visita de Guillaume Ferluc, colaborador de Paix Liturgique, quien viajó especialmente desde Roma, donde reside, para participar en el encuentro y quien tuvo acertadas e interesantes intervenciones durante todo el congreso.
 
Además de las actividades de formación para sacerdotes, entre ellas un entrenamiento litúrgico para celebrar según la forma extraordinaria del rito romano, y de una Misa cantada en la iglesia Nuestra Señora de la Victoria, el congreso contó con diversas ponencias de carácter académico. La conferencia inaugural fue pronunciada por el Cardenal Jorge Medina Estévez, Prefecto que fue de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos (1998-2002), quien centró su intervención en el sentido sacrificial de la Santa Misa. La segunda conferencia estuvo a cargo del Profesor Augusto Merino Medina, Vicepresidente de la Asociación Magnificat, quien trató el tema de la reforma litúrgica impulsada después del Concilio Vaticano II. La tercera intervención correspondió al profesor Dr. Mario Correa Bascuñán, quien trató el tema de la situación jurídica de la forma extraordinaria después del motu proprio Summorum Pontificum promulgado en 2007. La cuarta conferencia fue dictada por el Dr. Luis González Catalán, organista de la Asociación Magnificat, quien abordó la naturaleza, fines y cualidades de la música destinada al culto divino, así como algunas sugerencias prácticas para la ejecución musical en el contexto de la forma extraordinaria. La quinta conferencia estuvo a cargo del Pbro. Milan Tisma, capellán de la Asociación Magnificat, el cual ofreció un testimonio de su experiencia como párroco que desde hace años celebra en ambas formas del rito romano, favoreciendo el enriquecimiento que deseaba Benedicto XVI. La conferencia de clausura fue pronunciada por el profesor Dr. Julio Retamal Favereau, presidente y fundador de la Asociación Litúrgica Magnificat, y trató sobre la bimilenaria historia del rito romano y el carácter orgánico que ha tenido su desarrollo.  
 
Este año se ha previsto una segunda versión del congreso, esta vez organizado íntegramente por la Asociación Magnificat como parte de las celebraciones por su quincuagésimo aniversario.  Fue el domingo 7 de agosto de 1966 cuando por primera vez un grupo de fieles se reunió en la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria de la ciudad de Santiago de Chile, la que entonces pertenecía a un convento de clarisas, para asistir a la Santa Misa celebrada por el P. Miguel Contardo Egaña SJ conforme a la última edición de los libros litúrgicos de rito romano aprobada por San Juan XXIII. Al entonces joven historiador Julio Retamal Favereau y al compositor Alfonso Letelier Llona, primer presidente de la asociación y quien dos años después recibiría el Premio Nacional de Artes, se debe la conformación del grupo de personas que ha permitido la conservación de la liturgia tradicional de la Iglesia en la arquidiócesis de Santiago durante estas cinco décadas.
 
Con el nombre de Asociación Magnificat esta agrupación de fieles pasó a formar parte como capítulo chileno de la recién constituida Federación Internacional Una Voce, siendo una de las primeras asociaciones surgidas en el mundo. A fin de organizar mejor el servicio que presta, en 2014 la Asociación se constituyó como una corporación de derecho privado conforme a las reglas civiles, adoptando el nombre de Asociación de Artes Cristianas y Litúrgicas Magnificat. Su presidencia sigue correspondiendo a D. Julio Retamal Favereau. La asociación está hoy presente en las redes sociales a través de un blog, una página de Facebook y una cuenta de Twitter.  
 
Para celebrar su medio siglo de existencia, la Asociación Magnificat ha organizado diversas actividades. Las más importantes de ellas es el II Congreso Summorum Pontificum que se celebrará entre el 5 y el 7 de agosto en la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, situado en el barrio Bellavista de Santiago, el que contará con la presencia de dos invitados internacionales, el estadounidense Christopher Ferrara y el español Miguel Ayuso, y concluiría con una Misa solemne. 
 
Para los enlaces: 
 
 
El congreso de este año
 
 
 

30.06.16

La falsa tranquilidad del rechazo a la cruz o la verdadera paz en la voluntad de Dios

Dom Columba Marmion

En este post, compartimos con nuestros lectores una hermosa carta del gran maestro de la vida espiritual, Beato Columba Marmión (1858-1923), a una dirigida espiritual carmelita. La carta ha sido traducida por nosotros del original en francés, la cual fue tomada del libro “Columba Marmion, Correspondances”, Paris, F.-X. de Guibert, 2008.


Enero de 1902

Mi querida hija en Jesucristo,

Al rezar por usted he comprendido que la única cosa que nuestro Señor pide de usted es la sumisión completa y confiada a la santa Voluntad de Dios . Fuera de esta santa Voluntad todo es ilusión y peligro, por más que usted crea encontrar paz o consuelo. La Santa Escritura nos dice “Sunt viae quae videntur hominibus rectae, quarum finis usque ad profundum inferni demeregit” ("Hay caminos que parecen rectos a los hombres, pero que culminan en lo más profundo del infierno”, Proverbios 16, 25). Nuestro Señor la llama a usted a su amor perfecto, pero encuentra en usted mucha resistencia que impide su operación y aflige su Sagrado Corazón. Esta resistencia viene de 3 causas:

Leer más... »

14.06.16

No hay conocimiento de Dios en la tierra

San Pio X

En este post, compartimos con nuestros lectores algunos importantes fragmentos de la carta encíclica Acerbo nimis, sobre la enseñanza del Catecismo, del Papa Pio X (del 15 de abril de 1905).


Los secretos designios de Dios Nos han levantado de Nuestra pequeñez al cargo de Supremo Pastor de toda la grey de Cristo en días bien críticos y amargos , pues el enemigo de antiguo anda alrededor de este rebaño y le tiende lazos con tan pérfida astucia, que ahora, principalmente, parece haberse cumplido aquella profecía del Apóstol a los ancianos de la Iglesia de Éfeso: “Sé que… os han asaltado lobos voraces que destrozan el rebaño” (Hc 20,29).

Leer más... »

27.05.16

Recibir la Comunión en pecado según el Santo Cura de Ars y 3

En este post, publicamos la tercera y última parte del Sermón del Santo Cura de Ars sobre la comunión indigna.


Sí, hijos míos, si pudiera describirles todas las consecuencias de un sacrilegio, ni uno de ustedes se atrevería a comulgar . Es narrado por san Godofredo, que era obispo de Amiens, que les había prohibido a los sacerdotes dar la absolución durante las fiestas de Pascua a todos los que habían comido carne durante la cuaresma. Un libertino, que era culpable de este delito, es decir que había comido carne, tomó el vestido de una mujer con el fin de engañar a su confesor. Este artificio le resulta, pero para su desgracia: porque cuando hubo recibido el cuerpo de Jesucristo, una fuerza invisible lo derribó, comenzó a espumar como una persona rabiosa, revolviéndose por tierra y murió en su furor. No, no, hijos míos, cualesquiera que sean los terrores que las comuniones indignas puedan poner en el corazón del hombre por los castigos espantosos que nos atraen, todavía no es nada si los comparamos a aquellos de los que Jesucristo hace caer sobre las almas; y estos castigos son ordinariamente, el endurecimiento durante la vida y la desesperación a la hora de la muerte. El buen Dios, en castigo de sus abominaciones, abandona a este desgraciado a su ceguera; el demonio, que le engañó durante su vida, se deja percibir sólo en el momento en que prevé que el buen Dios lo abandona; va de crimen en crimen, de sacrilegio en sacrilegio, acaba por no pensar más en eso y se traga la iniquidad como el agua; por fin, a pesar de todo el tiempo que tuvo y los socorros de la gracia, muere en el sacrilegio como vivió.

Leer más... »