La Santa Misa –estructura básica y algunas oraciones

La consagración

Este trabajo no tiene más pretensiones que ayudar a los fieles que están familiarizándose con la Santa Misa a conocer su estructura básica y a aprender las oraciones más largas que deben rezar todos los participantes, con o sin el sacerdote celebrante, según el caso. Omito las oraciones “del pueblo” más cortas (por ejemplo “Amén”, “Y con tu espíritu”, etc.) porque se aprenden más fácilmente. Quiera Dios que esta simplísima introducción sea de alguna utilidad para algunos lectores.                

I. Estructura básica de la Misa

Rito inicial

  1. Canto de entrada (introito)
  2. Saludo inicial
  3. Acto penitencial
  4. Gloria (en los domingos del tiempo de Navidad, del tiempo de Pascua y del tiempo ordinario, y en las solemnidades y fiestas)
  5. Oración colecta

Liturgia de la Palabra

  1. Primera lectura
  2. Salmo
  3. Segunda lectura (en los domingos y las solemnidades)
  4. Evangelio
  5. Homilía
  6. Credo (en los domingos y las solemnidades)
  7. Oración de los fieles

Liturgia Eucarística

  1. Presentación de los dones (ofertorio)
  2. Oración sobre las ofrendas
  3. Plegaria Eucarística (incluye la consagración)
  4. Rito de la Comunión
  5. Oración después de la comunión

Rito de conclusión

II. Oraciones largas del pueblo

Primera forma del acto penitencial: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.

Gloria: Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo; Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;
porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, sólo Tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

Credo: Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Oración previa a la oración sobre las ofrendas: El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su Nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.

Santo (al final del prefacio, primera parte de la plegaria eucarística): Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo.

Oración posterior a la consagración: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!

Padre nuestro (al principio del rito de la comunión): Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. 

Oración posterior al Padre nuestro: Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

Cordero de Dios (después del Padre nuestro y del rito de la paz): Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

Oración previa a la comunión: Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme. 


InfoCatólica necesita vuestra ayuda.


Para suscribirse a la revista virtual gratuita de teología católica Fe y Razón, por favor complete y envíe este simple formulario. Recomendamos dejar el formato HTML. Se enviará automáticamente un mensaje a su email pidiendo la confirmación de la suscripción. Luego ingrese a su email y confirme la suscripción, presionando el enlace correspondiente.


Libros de Daniel Iglesias Grèzes disponibles en Amazon:

  1. Todo lo hiciste con sabiduría. Reflexiones sobre la fe cristiana y la ciencia contemporánea (impreso)
  2. Todo lo hiciste con sabiduría. Reflexiones sobre la fe cristiana y la ciencia contemporánea (ebook)
  3. Columna y fundamento de la verdad. Reflexiones sobre la Iglesia y su situación actual (impreso)
  4. Columna y fundamento de la verdad. Reflexiones sobre la Iglesia y su situación actual (ebook)
  5. Proclamad la Buena Noticia. Meditaciones sobre algunos puntos de la doctrina cristiana (impreso)
  6. Proclamad la Buena Noticia. Meditaciones sobre algunos puntos de la doctrina cristiana (ebook)

2 comentarios

  
Alfredo de Argentina
Muy bueno. Gracias Daniel.
08/01/17 4:04 PM
  
Ricardo de Argentina
Muy buena guía sobre la Misa Novus Ordo.

Creo pertinente aclarar que la imagen que ilustra la entrada corresponde a una Misa Vetus Ordo, donde creo que la estructura difiere. Por ejemplo tiene una parte llamada "Canon", que entiendo corresponde a lo que aquí se denomina "Plegaria Eucarística".

---

DIG: Gracias, Ricardo. La Misa Novus Ordo (forma ordinaria del rito romano) también se puede decir "ad Orientem", como parece ser el caso en la imagen. Y en la forma ordinaria del rito romano hay cuatro plegarias eucarísticas principales (además hay otras autorizadas para determinados tipos de Misas). La Plegaria Eucarística I es el antiquísimo Canon Romano.
09/01/17 4:40 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.