“Cristianismo y Revolución”

La revista Cristianismo y Revolución, publicada en Argentina de 1966 a 1971, fue un emblema del catolicismo marxista y una de las fuentes intelectuales de la guerrilla argentina. Dirigida por el ex seminarista Juan García Elorrio hasta su fallecimiento en 1970 y posteriormente por Casiana Ahumada, fue un medio de expresión del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, de varias organizaciones guerrilleras argentinas y latinoamericanas (incluyendo a los Tupamaros) y de agrupaciones obreras de extrema izquierda.

Cristianismo y Revolución es un ejemplo paradigmático de lo que C. S. Lewis llamó el “cristianismo y”, es decir una combinación del cristianismo con otra cosa, hecha de tal modo que toda la atención se centra en esa otra cosa. La lectura del índice completo de los 30 números publicados de Cristianismo y Revolución basta para convencerse de que los responsables de la revista estaban infinitamente más interesados en la revolución que en el cristianismo. No se encuentra en ella ningún tema puramente religioso, sino sólo temas políticos, tratados desde un punto de vista revolucionario, de tendencia marxista.

A continuación citaré los títulos de una pequeña parte de los artículos publicados en esa revista, para dar una idea de su tendencia ideológica:

Revolución Cultural China. Sus 16 principios (Nº 4, Mar. 1967)

Debray, Regis, América Latina. Teoría y revolución (Nº 5, Nov. 1967)

Camilo Torres: Vida, acción y revolución. Testimonio de un comandante del ELN de Colombia (Nº 5, Nov. 1967)

Castro, Fidel, Homenaje al Che (Nº 5, Nov. 1967)

Gutiérrez, Carlos María, Fidel, el cristiano. Reportaje al Nuncio del Papa en Cuba (Nº 6/7, Abr. 1968)

Programa político del FNL de Vietnam del Sur (Nº 6/7, Abr. 1968)

Ponencia de los Sacerdotes Católicos, delegados del Congreso Cultural de La Habana (Nº 6/7, Abr. 1968)

Encuentro Latinoamericano Camilo Torres, Alerta: a los cristianos de América Latina por el viaje del Papa (Nº 8, Jul. 1968)

Camilo o el Papa (Nº 9, Sep. 1968)

La justa violencia de los oprimidos para su liberación. Apelación de sacerdotes al CELAM (Nº 9, Sep. 1968)

Molina, Gabriel, Los guerrilleros de Salta. El desprecio a los que lloran (Nº 11, Nov. 1968)

Méndez, Federico Evaristo; Jouvé, Juan Héctor, Carta abierta a Ricardo Rojo. Los revolucionarios tienen compañeros, no amigos (Nº 11, Nov. 1968)

Illich, Iván, El clero, una especie que desaparece (Nº 11, Nov. 1968)

Kim Il Sung, Che Guevara (Nº 11, Nov. 1968)

Marighella, Carlos, La lucha armada en Brasil (Nº 12, Mar. 1969)

Los curas que se casan. Los curas que se juegan (Nº 13, Primera quincena Abr. 1969)

Fidel Castro explica la Revolución Universitaria (Nº 13, Primera quincena Abr. 1969)

García Elorrio, Juan, Editorial: Los traidores de Medellín (Nº 14, Segunda quincena Abr. 1969)

Gil Solá, Jorge, Quieren guerra, tendrán guerra (Nº 15, Primera quincena Mayo 1969)

La violencia es natural (Nº 15, Primera quincena Mayo 1969)

Solidaridad revolucionaria. Para el juicio del Pueblo (Nº 16, Segunda quincena Mayo 1969)

Eliaschev, José R., Los guerrilleros y los traidores (Nº 16, Segunda quincena Mayo 1969)

Comité Central de Al Fataj, Manifiesto de Al Fataj (Nº 16, Segunda quincena Mayo 1969)

Mendoza: curas por un socialismo latinoamericano (Nº 17, Jun. 1969)

Obispos con Fidel (Nº 17, Jun. 1969)

Cuba y Viet Nam, Discurso de Fidel Castro en apoyo del FNL (Nº 18, Jul. 1969)
La dictadura enfrenta y persigue a los verdaderos cristianos (Nº 19, Ago. 1969)
Castro, Fidel, Fidel se define sobre Perú (Nº 19, Ago. 1969)
Violenta interpelación sacerdotal a los Obispos Brasileños (Nº 20, Sep.-Oct. 1969)
Ho Chih Minh, Su testamento político (Nº 20, Sep.-Oct. 1969)
Revolucionarios brasileños liberados llegan a Cuba (Nº 21, Nov. 1969)
Corrientes: la reacción de Su EminenCIA (Nº 23, Abr. 1970)
Ongaro, Raimundo, La justicia del pueblo sancionará a los domesticados colaboracionistas (Nº 24, Jun. 1970)
Ejército de Liberación Nacional boliviano, Volvimos a las montañas (Nº 25, Sep. 1970)
Chile: Nuevo fracaso del reformismo en América Latina (Nº 25, Sep. 1970)

Hablan los Montoneros (Nº 26, Nov.-Dic. 1970)

Chile: Por la razón o por la fuerza (Nº 26, Nov.-Dic. 1970)

Habla el Movimiento de Izquierda Revolucionaria: entrevista con Fernando Gutiérrez, del Secretariado Nacional del MIR (Nº 26, Nov.-Dic. 1970)

Una Navidad combatiente (Nº 27, Ene.-Feb. 1971)

Reportaje al ERP (Nº 27, Ene.-Feb. 1971)

J.R.E., España: Euzkadi ta aktatasuna. País vasco libre (Nº 27, Ene.-Feb. 1971)

La Justicia del Pueblo (Nº 28, Abr. 1971)

MR2: El enfrentamiento armado es inevitable (Nº 28, Abr. 1971)

Reportaje a la guerrilla argentina (Nº 28, Abr. 1971)

Duejo, Gerardo, Un programa socialista: única salida real para la clase trabajadora (Nº 29, Jun. 1971)

Chile: Los cristianos en la construcción del socialismo (Nº 29, Jun. 1971)

Si Evita viviera sería Montonera (Nº 30, Sep. 1971)

Dri, Rubén, Ya se acerca la hora de la liberación (Nº 30, Sep. 1971)

Chile: quebrarle la mano al freísmo (Nº 30, Sep. 1971)

Durante su corta vida, la revista argentina Cristianismo y Revolución dedicó bastante espacio al Uruguay. A continuación indicaré los títulos de sus artículos de autores uruguayos o sobre temas referidos al Uruguay.

Spadaccino, Arnaldo, De la Mater et Magistra a la Populorum Progressio (Nº 5, Nov. 1967)

Declaración del MRO (Movimiento Revolucionario Oriental, Uruguay) (Nº 5, Nov. 1967)

Galeano, Eduardo, La protesta en la boca de los fusiles (Nº 6/7, Abr. 1968)

Zaffaroni, Juan Carlos, La juventud uruguaya frente al ideario político de Camilo Torres (Nº 6/7, Abr. 1968)

Seminario de CLASC en Uruguay (Nº 6/7, Abr. 1968)

Llamamiento para la Liberación. Documento de la Jornada de Montevideo (Nº 8, Jul. 1968)
Encuentro Latinoamericano Camilo Torres, Mensaje de Solidaridad con el sacerdote Juan Carlos Zaffaroni del Uruguay (Nº 8, Jul. 1968)

Pbro. Zaffaroni, Juan Carlos, Los Cristianos y la violencia (Nº 9, Sep. 1968)

Tupamaros: 30 preguntas a un Tupamaro (Nº 10, Oct. 1968)

Núñez, Carlos, Estos son los Tupamaros (Nº 15, Primera quincena Mayo 1969)

Giglio, María Esther, Reportaje a un Tupamaro (Nº 17, Primera quincena Jun. 1969)
Los Tupamaros en Uruguay y Marighela en Brasil (Nº 21, Nov. 1969)

Tarreche, Eduardo, Uruguay: 1969: balance de un ejercicio revolucionario (Nº 23, Abr. 1970)

Torturas: rutina pachequista (Nº 23, Abr. 1970)
Indalecio Olivera: el combate de un cura tupamaro (Nº 23, Abr. 1970)

Contreras, Orlando, Tupamaros: poder paralelo (Nº 25, Sep. 1970)

Chato Peredo, Del ELN al MLN (Nº 25, Sep. 1970)

Zabalsa Waksman, José Pedro, Ricardo Zabalsa: tupamaro muerto en Pando (Uruguay) (Nº 25, Sep. 1970)

Comunicado del MLN Tupamaros dado en Buenos Aires (Nº 25, Sep. 1970)

Tupamaros: Reportaje a Urbano (Nº 27, Ene.-Feb. 1971)

Paraguay: el caso Monzón (Nº 30, Sep. 1971)

La mera lectura de estos títulos causa tristeza. ¡Qué gran pena que tantos católicos latinoamericanos se hayan dejado seducir por la falsa ideología marxista, despreciando el tesoro de sabiduría contenido en la Doctrina Social de la Iglesia! El Señor no permita que este grave error se repita.

Daniel Iglesias Grèzes


InfoCatólica necesita vuestra ayuda.


Para suscribirse a la revista virtual gratuita de teología católica Fe y Razón, por favor complete y envíe este simple formulario. Recomendamos dejar el formato HTML. Se enviará automáticamente un mensaje a su email pidiendo la confirmación de la suscripción. Luego ingrese a su email y confirme la suscripción, presionando el enlace correspondiente.

10 comentarios

  
Miguel Antonio Barriola
"La historia es maestra de la vida", enseñó profundamente Cicerón y el filósofo español - norteamericano Jorge Santayana expresó también muy sabiamente: "Los que olvidan la historia están condenados a repetirla". De modo que es un gran servicio el de Daniel, refrescando todo aquel "heroico", pero totalmente equivocado entusiasmo revolucionario, que envenenó hasta la teología, seminarios, obispos en el "Continente de la Esperanza", que se convirtió en "el parto de los montes", ya que, si miramos por los resultados, se ha de lamentar tanta pérdida de tiempo, energías y organización: curas abandonando el ministerio a raudales, estudiantes de colegios católicos terminando con metralleta en mano, calificados de "juventud idealista" por más de un "teólogo" (¿ - ?) y, en la actualidad, más de un esfuerzo de tales desvíos por levantar cabeza bajo otras caretas: pueblos originarios, feminismo, ideología de género y tantas pretendidas "liberaciones" enrevesadas que, llaman al capricho "derechos humanos"...
¿Cuándo se oye en tales círculos hablar de "deberes humanos?
Quiera Dios que rememorando desastres no tan antiguos, entremos en el sentido común y no nos dejemos encandilar por espejismos muy propagandeados, pero que en el fondo son nefastos.
14/07/15 12:34 PM
  
Ayante
Tienes razón. Pero es necesario ir al fondo del problema. La doctrina social de la Iglesia es absolutamente desconocida. A día de hoy no se predica, anuncia ni enseña casi en ningún sitio. Y los católicos, como ovejas sin pastor, oscilan entre los extremos erróneos de la antropología neomarxista (ideología de género, etc) y el economicismo calvinista (capitalismo transnacional).
El desvarío marxista al que aludes fue una pena, ciertamente. Pero fue la reacción febril a una patología: las aberraciones antihumanas y anticatólicas de la burguesía liberal guiada por la masonería a las prácticas del capitalismo anglosajón.
Además, después del expolio de la Iglesia perpetrado en España y en toda Hispanoamérica por los poderes liberales masónicos, hay que reconocer que la Iglesia se alió, siquiera por necesidad, con la parte la burguesía liberal que se acercó a ella después de los procesos revolucionarios.
En fin, todo es muy complicado. La solución está en volver a proclamar la doctrina social católica, que aúna la libertad y la justicia social, la propiedad privada y la responsabilidad para con el bien común, etc.
14/07/15 12:51 PM
  
Almudena
Me acabo de enterar que Su Santidad el Papa Francisco se lleva consigo a Roma el Cristo con Hoz y Martillo que le regaló Evo Morales. Dice que a el no le ha ofendido. Y que ´´conocía bien la apuesta de Espinal por una liberación marxista, ¡liberación marxista!, y que era su pensamiento, era un hombre especial, con tanta genialidad humana y que luchaba. Él tenía buena fe´´ .
Esto son palabras del Papa en rueda de prensa en el avión de vuelta a Roma.
Quizá la revista que nos comenta también está llena de buena fe.
Yo no sé como lo verá usted D. Daniel, pero yo mal, muy mal, por no decir más.
14/07/15 2:48 PM
  
Roberto Ibarra
Daniel

En Chile se publica desde hace ya mas de 50 años la Revista "Mensaje" fundada por San Alberto Hurtado SJ para difundir el mensaje de Jesucristo Resucitado. Pues bien, desde hace ya mas de 30 años se transformó también en una publicación ideológica -política que pretende dar fundamento teológico a todas las nuevas doctrinas heterodoxas que cunden por latino américa. Ella seduce a muchos que creen ver en su línea editorial a la "nueva Iglesia" a la "Iglesia renovada" al llamado "proyecto de Jesús" . LO triste es que no existe fidelidad a su Fundador, y menos aun a la Iglesia. Difundió por años las heterodoxas publicaciones y conferencias del ex Padre Ariel Álvarez, incluso estando ya con prohibición del Obispo de Santiago del Estero para la enseñanza católica. Bueno, cosas de la Compañía de Jesus... La Paz.
14/07/15 5:19 PM
  
Antonio L
Interesante, que resuenen estos temas, pero me impresiona que no se hable de la deslegitimación evidente y cesante del sistema capitalista. No por ser un nihilista revolucionario,

veamos: la propuesta del Sumo Pontífice Romano
en Laudato si´pronuncia "Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes de mercado. En realidad el acceso al agua potable y segura es un derecho universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición de los demás derechos humanos..."Laudato si´30 (2015)p. 25 Ediciones San Pablo

En el compendio de la doctrina social de la Iglesia en el apartado 347 inciso a) subtitulado el papel del libre mercado, que está fundamentado en la "centecimus annus" de San Juan Pablo II

menciona "El libre mercado es una institución socialmente importante por su capacidad de garantizar resultados eficientes en la producción de bienes y servicios.(...)Existen buenas razones para retener que en muchas circunstancias "el libre mercado sea el instrumento más eficaz para colocar los recursos y responder eficazmente a las necesidades" p.p. 193-194 (2004) Libreria Editrice Vaticana Pontificio consejo Justicia y Paz.

Cómo se puede ver, el contexto histórico cuando se escribieron fueron diferentes. Hoy Laudato si´ es Doctrina social de la Iglesia, y se complementa con el magisterio social. Pero parte de una realidad polarizada y degradante de la economía de mercado.

Y seamos sinceros Laudato sí´ se acerca y supera en muchos aspectos a las doctrinas progresistas y neomarxistas. Creo que por eso los grupos conservadores de la Iglesia no la ven con agrado. eso creo.

---

DIG: He rechazado el liberalismo teológico, filosófico, político y económico en varios posts de este mismo blog. No hablo aquí del liberalismo porque no es el tema de este post. Por lo demás, si usted anda a la caza de un católico liberal al que criticar, eligió un mal lugar para buscarlo. No creo que encuentre uno aquí en InfoCatólica.
14/07/15 7:55 PM
  
Mª Virginia
Es lógico, Daniel: porque a los que tienen "espíritu" marxista, como éste es intrínsecamente perverso, es decir diabólico, su oficio es la mentira, el doblez, y en esta sintonía las medias verdades tienen asidero, pero no la verdad total. Y así nos venderán sus discursos pretendiendo "salvar el mundo", pero se olvidan de salvar el alma.
14/07/15 8:00 PM
  
Lector de Argentina
Para captar el efecto que tuvo esa publicación, un testimonio elocuente es lo que Mario Firmenich, jefe de Montoneros, respondió, al ser entrevistado por el historiador Felipe Pigna, ante la pregunta "¿Cómo surge la organización Montoneros?"

Había un denominador común en muchos de esos grupos de nuestra generación. Cuando digo “nuestra generación” me refiero a nuestra generación de la Juventud Peronista. Había una Juventud Peronista anterior a nosotros que no había tenido exactamente esta composición. Pero en el caso de nuestra generación fue muy común la influencia generalizada de sectores de izquierda postconciliares, de sectores católicos progresistas que en esa época se llamaban postconciliares. Después con el tiempo se dio lugar a la teología de la liberación, cosa que en esa época no existía. Lo que existía era el impacto del Concilio Vaticano II y de las encíclicas de Juan XXIII y luego de Pablo VI. Entonces en la generación nuestra que teníamos en la segunda mitad de la década del ’60, todos por debajo de los veinte años había tenido influencia en diversos lugares del país grupos que no tenían interrelación entre sí, habían tenido esta influencia por un lado, y la influencia del peronismo estrictamente político por otro. En el caso particular del grupo al que yo pertenecí, que era el grupo que constituimos con Medina, Carlos Mangues, Emilio Maza, Carlos Cartoy Martínez, Norma Arrostito, etc., este grupo venía de la revista Cristianismo y Revolución, en particular. Se había nucleado alrededor de una figura que había liderado, un carismático un referente de este pensamiento el cura Mugica, que había tenido como referente, primer conductor organizativo a Juan García Elorrio. Y que alrededor de la revista Cristianismo y Revolución se generó una propuesta que dio lugar a un proyecto político organizativo que se llamó primero “Comando Camilo Torres” e inmediatamente, al poquito tiempo, cambió el nombre por “Comando peronista de liberación”. Este es el origen de la organización.

www.elhistoriador.com.ar/entrevistas/f/firmenich.php

14/07/15 10:38 PM
  
Juan Carlos
da terror ver esos titulares llenos de violencia, odio, cero fe en Dios y todavia denominar "cristiana" a esa revista!!
ya me explico mucho mas de donde viene esta crisis en la Iglesia catolica en latinoamerica principalmente. Dicen que en muchos paises de latinoamerica las guerrillas marxistas prosperaron gracias a la manipulacion que ciertos religiosos hicieron de los fieles catolicos. Desde fidel castro bajando de las montañas con una medalla de la virgen del cobre pasando por camilo torres y lo demas es una larga, sangrienta y triste historia llamada "teologia de la liberacion". "Una lucha armada atea no tendria futuro" dijeron "pero pongamosle un tinte cristiano y tendremos exito" Y al final despues de tanta violencia y muertes la "iglesia popular" logro que latinoamerica se librara de de la miseria, marginacion, malos gobernantes? la respuesta es NO.
14/07/15 11:02 PM
  
Jaime Fernández de Córdoba
Tanto el liberalismo, que tanto conviene al sistema de producción capitalista como el comunismo, como cualquier otra ideología, en mayor o menor medida, matan el alma.
El liberalismo termina al final proclamando que la mayoría es quien decide entre el bien y el mal. Pone a la sociedad y a la democracia en el lugar de Dios.
El capitalismo se basa naturalmente en el afán de lucro, y al estar indisolublemente unido a la competencia, triunfa el más sinvergüenza e inmoral. Tiene además a la usura como compañera.
El marxismo, como sistema económico sólo ha traído miseria. Pero esto es lo de menos. El marxismo es contra Dios; su objetivo es destruir el cristianismo. El propio Marx fue satanista en su juventud, y hay indicios de que en realidad nunca dejó de serlo. Sus poemas a Satán, su convencimiento de haber perdido ("vendido" sería más exacto) su alma apuntan en esa dirección. Marx nunca pensó, porque la sociedad de su tiempo no estaba preparada para ello, que podría utilizar banderas (entonces apenas existentes, aunque en Alemania se hacía ya campaña a favor del aborto y la pederastia abiertamente) como el homosexualismo, el aborto o el animalismo. Frente a la "tesis" capitalista, creó la "antítesis" comunista para llegar a la "síntesis" anticristiana. Cien millones de muertos y suma y sigue. Pobreza y más pobreza. Odio a la religión. Y aún se compra su mensaje de un mundo feliz donde reina la justicia y la igualdad. ¡Qué buenos sentimientos les inspiran! ¡Cómo se desviven por los débiles y oprimidos!
El diablo cumple al pie de la letra; pero exige un pago puntual de la deuda. Los hijos de Marx fueron parte del trato, su alma no bastaba para la promesa de Satán: un sistema que sería el azote más terrible para los fieles, que conmovería la historia del mundo y la cambiaría para siempre.
15/07/15 12:08 PM
  
Antonio L
Gracias, por su respuesta, pero creo que mi comentario no iba en ese sentido. Es más considero una contradicción el termino "catolicismo liberal" aunque no falta por ahí el que defienda esa postura.

En realidad, no puedo negar que mi comentario es crítico, en el sentido, que señalo. Las dos encíclicas (Laudato si y centecimus annus), me parecen que son tan distintas, que pueden ser planteadas como contradicciones. No es una afirmación, pero si una observación.

Quien quiere revisarlo y sacar sus implicaciones, pues adelante. O agachar la vista y continuar, pues también.

"Yo por mi parte me siento con más "espacio de maniobra" con Laudato Si. ¿o acaso, fue igualmente controvertida centecimus annus, en los círculos conservadores tanto católicos como no católicos, como si lo ha sido Laudato Si?".

Me gustaría su replica en ese sentido. No me parece suficiente,con que mencione que ha criticado al liberalismo. Keynes también lo crítico, y no por eso cuestiono al libre mercado.

PD. No era mi intención "cazar católicos liberales". Y no visito mucho está web, pues se me hace conservadora -si con esto basta para etiquetarme de progresista, pues bien, no me inmuta- (no es un juicio, sólo una descripción, sin ofender). Pero admito que de vez en cuando hablan por aquí de Chesterton y me agrada.

saludos cordiales



---

DIG- Estimado Antonio:

Acerca de la crítica católica al liberalismo, he publicado por ejemplo este artículo:
http://infocatolica.com/blog/razones.php/1201231102-el-liberalismo-segun-juan-pab

He estudiado la Centesimus Annus. Defiende la libertad económica y condena el liberalismo económico, cuyo error es absolutizar la libertad económica, haciendo de ella un ídolo.

No he leído entera la Laudato Si', pero no creo que, más allá de diferentes estilos y matices, discrepe sustancialmente con la Centesimus Annus en este punto.

(Conviene que los comentarios se atengan al tema del post. Este comentario está fuera de tema, pero igual lo publico y respondo).
19/07/15 12:31 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.