Triduo Pascual: Viernes Santo

Resultado de imagen de viernes santo para niños

En manos de Dios

 

Desde el costado, desde esa herida que contiene el mundo porque bendice, que vierte agua como savia y sangre como vida, que ilumina porque es causa de la luz y respuesta de Dios; desde ese costado desde donde el Padre cruza con el Hijo la mirada y consuela su dolor, desde donde surge la divinidad como fuente de donde mana la gracia; desde ese costado donde la fe tiene sustento y la esperanza nacencia, desde donde la primavera del amor no cesa de emerger y dar fruto y ser; desde el costado, cima de la entrega, contempla el mundo, ese siglo que lo declara culpable. 

Deja, por eso, en manos de Dios, de su Padre y Padre nuestro por adopción, lo que queda de Él, Espíritu todo, para que el Creador complete su promesa, salve y justifique a sus hijos, perdidos, hasta ahora, emponzoñados con el regusto amargo de un placer que no les llenaba más que en su hacer. En las manos de Dios da, envía, deja su Espíritu y, ahora, en ese instante, Dios Padre, Hijo, Jesús y Espíritu Santo reconstituyen, en un solo instante todo lo perdido para entonces enviarnos al Paráclito esperando que comprendiésemos lo que significada; en las manos de Dios dejaba el fuego que había venido a traer, la desazón entre quienes no querían seguirlo, la quemazón del alma de los que lo olvidaban, de quienes ante Su vida sólo oponían su presente que ignoraba el mensaje del Hijo del hombre. Por eso esa encomienda lo era en la seguridad de ser escuchada y ser, a continuación, sostenida en el corazón de Dios, de ver los planes del Padre cumplidos por no haber hecho caso omiso a la misericordia y el perdón que sus semejantes necesitaban porque no sabían lo que hacían… 

Y tenemos, en ese darse tan sin medida que es cauce por el que hacer discurrir nuestro devenir, que es molde del que ser su forma, algo en lo que poner nuestro corazón, un ser en el que fijar nuestras expectativas de hermanos suyos y, por eso, hijos de Dios, del único que es Hacedor, del único que es Único, en el que podemos residenciar nuestra esperanza y manifestar nuestro amor con los demás siendo, así, con justicia, dignamente suyos, permaneciendo en Él y Él en nosotros, como bien dijo nuestro hermano Cristo.

Y podemos, así, entregar nuestro espíritu, pero con una entrega no exenta de dicha, ni ausente, en ella, la gracia. Ese espíritu que nos da fuerza, iluminación, sabiduría y hasta temor es lo que, de nosotros, desde su cruz, a punto de volver al Padre, Jesús; ese Espíritu que nos guió y nos guía, que condujo al pueblo elegido y que, desde Su venida, nos conduce a nosotros, a cada uno que se deja enamorar y amar por la calidez de su humildad y por la compañía de su persona; ese Espíritu nos trasmite dándonos, así, el inquebrantable quicio donde apoyarnos en nuestro cansancio, el cayado que el salmista inmortalizó, la mano acariciadora que nos consuela; ese Espíritu nos da el exacto nombre de su Trinidad, el viento que, cual brisa, nos limpia de pecado y de oprobio inferido a Quien es Santo. 

Porque de esa quietud, de ese permanecer sostenido por Dios entre los maderos ensangrentados con Su gracia, emana la lucidez y el bien, la virtud y el fin, el futuro que nos da y el presente deseado, de esa quietud santa, de esa mirada que alcanza ese cielo interior que le sostiene, nos ha dicho “ven, acércate que te quiero, que quisiera decirte algo, que tengo un mensaje de mi Padre; que te espera la dicha y el Reino; que tan sólo has de aceptar este amargo cáliz porque de él la luz cubrirá tu mundo de camino señalando la senda justa que te lleve a Él. Ven porque Yo soy el que soy, porque Elohim me envió desde siempre, porque muero por ti, porque con esto te quiero decir que te amo, que de este dolor yo puedo escanciar dicha… y tú también”.

Y entregó, por amor, su espíritu al Padre.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

 

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La sangre de Cristo es semilla de cristianos fieles.

…………………………….
Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.