¿Has sido víctima de un vidente o brujo? Envíanos tu testimonio

Si has sido víctima de cualquier tipo de estafa espiritual, económica, familiar… a cargo de un vidente, adivino, brujo, chamán, curandero… envíanos tu testimonio a ries.secr@gmail.com para que pueda ayudar a otras personas.

Recientemente, en la ciudad de Zamora (España) se anunció una curiosa conferencia. Llevaría por título, según informaba un medio digital local que dio cobertura a su protagonista, la vidente autodenominada Therasia, “La evidencia de la videncia”. En los carteles se leía: Descubre el misterio que encierra la videncia… ¿Realmente hay tantos videntes? ¿Es cierto… todo lo que se cuenta? ¿Te atreverías a viajar al más allá?”.

Como el lugar previsto de celebración era la Alhóndiga, centro cultural de titularidad municipal, Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), se dirigió al Ayuntamiento de Zamora planteándoles la inconveniencia de amparar una actividad así en un espacio público, algo de lo que se hicieron eco algunos medios locales. Porque la vidente cuenta con consulta privada y líneas de tarificación especial (costosa) para el ejercicio de la videncia.

El Ayuntamiento de Zamora decidió, finalmente, suspender la actividad en el espacio municipal, y la conferencia terminó celebrándose en el Hotel NH de la ciudad. La vidente aprovechó para cargar contra Luis Santamaría y aludir a la Edad Media, la caza de brujas y diversos términos semejantes.

La ausencia de prevención

Algunas personas se han dirigido a la RIES y al propio Santamaría para agradecer “que se suspenda este despropósito”. Otros han señalado que se ha hecho una publicidad gratuita a la vidente, “más de la que merece”. El sacerdote explica, sin embargo, que “si bien es cierto que, gracias a la diligencia del Ayuntamiento, se ha evitado la realización de esta conferencia de difusión de un engaño en un espacio público, la actividad tuvo lugar igualmente”, y “el problema es que la vidente se ha presentado como una víctima de la intolerancia, cuando lo que nos propusimos fue informar y prevenir a la población.

Porque “la videncia, la astrología y cualquier tipo de adivinación supone un negocio multimillonario en España, un negocio que juega con las debilidades y vulnerabilidades de las personas. De hecho, la misma vidente Therasia afirmaba en la entrevista que concedió a un medio local zamorano que acuden a ella “sobre todo las personas que se sienten perdidas en su vida y no saben qué decisión tomar, cuál es la solución; para ello, su necesidad más imperiosa es confiar en un vidente”.

Los medios de comunicación informan con frecuencia de las estafas realizadas por distintos videntes, adivinos, brujos, chamanes… que se aprovechan de sus “clientes” (víctimas) y de sus situaciones complicadas “para efectuar lo que supone una estafa integral, ya que no sólo se quedan con su dinero, sino que tenemos que contar con las consecuencias sociales, familiares, psicológicas y espirituales, explica Luis Santamaría.

Una llamada a las víctimas

Por eso, desde la secretaría española de la RIES se hace una llamada a las personas y familias que hayan sido víctimas de videntes, adivinos, brujos, chamanes, curanderos… para que envíen su testimonio, para lograr así una recopilación de estos casos y que puedan servir para elaborar materiales informativos y preventivos para la población en general.

Porque, como señala Santamaría, “en otros países se han publicado libros que alertan sobre este tema, mostrando los testimonios de víctimas de los fraudes esotéricos y paranormales. El sufrimiento es grande y muchas veces incomprendido, a lo que se añade la vergüenza de dar a conocer este tipo de estafas. Sería bueno que en España y en el mundo hispanohablante pudiéramos contar con este tipo de materiales”.

Un ejemplo es el de Francesco Bamonte, que publicó en Italia en el año 2000 el libro Cosa fare con questi maghi? Come liberarsi dalla superstizione e difendersi dai truffatori (Áncora Editrice). Una obra que fue traducida al portugués en 2012 con el título Bruxos, adivinhos, quiromantes, cartomantes (Paulinas).

Las personas que quieran aportar sus experiencias y testimonios pueden dirigirse a esta dirección de correo electrónico: ries.secr@gmail.com

4 comentarios

  
chico
Si no crees en la Iglesia católica, que es la única verdadera, creerás en cualquier cosa. Pero, creerás. no tienes más remedio, porque el hombre está hecho por Dios para creer en la Iglesia católica, para creer. Y si no, pues creerás en cualquier cosa. Es imposible vivir si no se cree en algo, en alguien. Porque la base de todo conocimiento es la fe: Fe en el hombre, o Fe en La iglesia.
11/04/17 2:26 PM
  
Palas Atenea
¿Hay forma de ser víctima de un vidente o brujo sin meterse de antemano en el embrollo? A mi jamás se me ha dirigido ninguno.
Más bien soy víctima de mis propios pecados, todos ellos producto de mi libre albedrío que ha dado la espalda a Dios.
11/04/17 8:13 PM
  
Verónica
Los que sacan los cuartos no son los más peligrosos. Los peligrosos de verdad son los que no dan la cara, y los peores aún los que se hacen pasar por católicos. Gente tan metida en el satanismo y esoterismo, con tal falta de arrepentimiento, que ni siquiera reaccionan ante el agua bendita o el Santísimo Sacramento, y es muy difícil pillarlos, pues sin un mínimo de arrepentimiento o buena voluntad, no hay manera de calarte a esa gentuza.
11/04/17 10:36 PM
  
José Santos Rodriguez Morales
Pues hemos de saber que toda consulta a este tipo de practicas ocultas nos lleva a un camino de muerte,el maligno puede dar toda clase de "beneficios" pero el pago por sus favores es muy alto e involucra nuestra propia alma y su condenación si no nos arrepentimos y nos reconciliamos con Dios nuestro Señor.
12/04/17 6:13 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.