1.05.08

¡Qué bien se está con Ella!

“Si quieres encontrar a Jesús con seguridad, búscalo entre los brazos de María” (R Andrés Prevot)

Comienza el mes de mayo y, como viene siendo habitual en mi familia, lo empezamos buscando alguna ermita o santuario cercano para hacer una romería, a ser posible con un grupo de amigos. Y allá vamos.
Hoy éramos un grupo grande, que, como solían decir nuestras abuelas, “daba gozo vernos”. Mamás dando papillas a sus pequeños, padres cocinando paellas para todos, niños jugando al fútbol, y adolescentes, uff! … adolescentes “tirando” de su cuerpo, que ya es todo un logro para una mañana de primavera. Pero eso si, todos empeñados en dirigir nuestra oración a la Virgen para agradecerle sus sonrisas y para rogarle su intercesión para cambiar todas esa roña del corazón, que muchas veces nos empeñamos en esconder.

Leer más... »

30.04.08

Genio femenino

Cuando me llamo Luis Fernando para participar en los blogs de Religión en Libertad debo confesar que me sentí halagada. ¡Yo, una madre de familia y sin especiales conocimientos teológicos, escribiendo de “estos temas” junto a colaboradores de tan alto nivel!

Por un momento me sentí fuera de lugar y me embargó el miedo y la responsabilidad del reto que se me presentaba, pero como decía Juan Pablo II, en la vida nada pasa por casualidad.

Espero que nadie pretenda encontrar en mis artículos grandes tratados filosóficos, ni debates teológicos de envergadura. Yo solo sé hablar de temas cotidianos que ocupan y preocupan al común de los mortales - la familia, el amor, la maternidad, los jóvenes, la amistad, el trabajo, el compromiso, la educación de los hijos, el dolor,… -. Eso sí, desde lo que creo debe ser la visión de una mujer católica que se sabe comprometida con Dios, con la Iglesia y con la sociedad. Una mujer normal y corriente que reconoce con orgullo su “genio femenino” y que asume la responsabilidad de “dar gratis, lo que ha recibido gratis”.

Una mujer, admiradora de otras mujeres intuitivas, serviciales, piadosas, valientes,… En una palabra, mujeres imprescindibles, que tienen mucho que enseñarme y que enseñarnos todavía, y por las que vale la pena escribir este blog.

Leer más... »