Les molesta la Palabra de Dios y los obispos que la predican

Todos los asistentes a la Misa de hoy han escuchado las palabras de San Pablo a los fieles cristianos. Palabras que, como bien confesará cualquiera que se precie de ser católico, son inspiradas por el Espíritu Santo. Por tanto, no son la mera opinión particular de un apóstol, aunque ello ya debería de ser lo suficientemente valorado como para tenerlas en cuenta. No, ese párrafo leído hoy lleva la autoridad del mismísimo Espíritu Santo, tercera persona de la Trinidad, que procede del Padre y del Hijo y que junto con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria.

Sin embargo, a algunos que pretenden hacerse pasar por cristianos, les ha molestado que un obispo, concretamente el de Córdoba, haya usado en su carta de esta semana el texto de 1ª de Corintios (1Co 6,13-15.17-20), en el que San Pablo es tajante al pedir a los cristianos que huyan de la fornicación. Ni que decir tiene que se refiere a las relaciones sexuales fuera del matrimonio, incluso las que no implican adulterio.

Que a alguien le extrañe que un obispo use la Escritura para enseñar la doctrina católica sobre una cuestión es tan estúpido como extrañarse de que un profesor de matemáticas use las tablas de multiplicar para enseñar a niños de primaria. Pero es sabido que en materia religiosa, buena parte de los medios de comunicación generalistas, sobre todo los de izquierda, se muestran carentes de sentido común, de conocimiento y en no pocas veces de decencia a la hora de informar sobre los temas de nuestra Iglesia.

El problema es cuando los que hace exactamente lo mismo son, al menos deberían ser, periodistas que sí saben, sí conocen y sí pueden opinar sin hacer el ridículo o quedar en evidencia. Y sin embargo, hemos tenido que leer acusaciones contra el obispo de ser un mojigato y un reprimido por, insisto, repetir lo que decía San Pablo. De hecho, hay quien ha criticado al mismísimo apóstol al sugerir que lo que él afirma en esa epístola es algo que jamás hizo Jesucristo. Ojo, hablamos del mismo Jesucristo que endureció considerablemente la moral sexual cristiana respecto a la ley mosaica, al señalar que era pecado no sólo el contacto carnal ilícito, sino el mero deseo de mantenerlo.

Cuando se falsea a Cristo, cuando se le intenta usar como argumento para atacar la enseñanza de la Biblia y la de un obispo, en realidad se está ocupando exactamente el mismo lugar de Satanás, que también usó la Escritura tentar al mismísimo Señor y para intentar alterar la misión del Salvador. De hecho, es una grave ofensa al Espíritu Santo que inspiró a San Pablo oponer sus enseñanzas a la de Cristo. Eso no lo puede hacer jamás alguien que merezca el nombre de cristiano.

Luis Fernando Pérez Bustamante

20 comentarios

  
clavel
Entonces... que las radios y televisiones que dicen tener ideología cristiana se abstengan de promocionar productos a base de anuncios que animan a la fornicación. De lo contrario son la irrisión de las empresas que usan a tales medios dándoles muchos millones de euros.

---

LF:
Cierto.
15/01/12 2:27 PM
  
Ricardo de Argentina
Don Demetrio ha abierto la Caja de Pandora, y me ha hecho caer en cuenta:

* Que casi nunca se habla de estos temas. Entonces cuando alguien lo hace, y con la autoridad episcopal, cunde la alarma.

* Que cuando en las rarísimas ocasiones que se abordan estos temas, SE LO HACE PARA MATIZAR Y NO PARA ENFATIZAR. Algo así como "Bueno sí, el Evangelio dice eso, pero ahora...". O sea, se convierte la "espada de doble filo" en un mondadientes sin punta, se le saca el sabor a la sal, se diluye el vino , se mundaniza lo que es más contrario al querer y al hacer del mundo.

Entonces es hasta gracioso ver cómo un público acostumbrado a las rebajas, a los indultos y las dispensas, reacciona cuando se le dice que NSJC dijo... lo que dijo. Sin más.
15/01/12 2:28 PM
  
Raúl
¿Todavía a estas alturas alguien se sorprende de la actitud de estos señores? ¿Son verdaderos periodistas? Si lo fuesen buscarían informar rectamente y no tendenciosamente. Sólo buscan el escándalo, la polémica, el regodearse macabramente en el escándalo y en la triste situación de los pobres pecadores...
¿Son verdaderos católicos? ¡Que va!... Lo suyo es un "modus vivendi", una forma de asegurarse la "pela" y para ello si hay que revolcarse como los puercos en el escándalo, pues a revolcarse. Y si toca a denigrar, atacar, confundir, y lo que haga falta para mantenerse en el "puesto", pues adelante.
¿Les duele el Cuerpo Místico? ¿Les duele la Iglesia? ¿Les duelen los intereses de Cristo y de su Iglesia?. No, sólo les duele su ombligo, su bolsillo, su "ideología"... ¡Es patético y perverso todo esto! Por cierto, ahora ya no respetan ni la memoria de Madre Teresa. ¡Qué asco da todo esto!
15/01/12 3:27 PM
  
maria-a
Comparto tu posición LF y la de Ricardo de Argentina, Raúl y clavel.

Bendiciones!
15/01/12 4:16 PM
  
Percival
Y hay que notar algo: ni el Espíritu Santo ni San Pablo argumentan desde una "negatividad" de la sexualidad, sino desde la positividad de su condición de cuerpo rescatado onerosamente (a precio de la sangre de Cristo), convertido en templo del Espíritu, y ligado a la resurrección y a la eternidad.
La sexualidad en un contexto de dignidad humana y cristiana. Como puede y debe ser.
Los que banalizan y destruyen el sentido humano de la sexualidad y, al final, al hombre mismo son no sólo los fornicarios efectivos, sino hoy, quizás más que nunca, los fornicarios ideológicos: los que entregan su alma, vida y corazón al relativismo y la moralidad a conveniencia.

---

LF:
Los fornicarios ideológicos es una muy buena definición para describir a esa gente. Yo iría más allá de la ideología. No olvidemos que Yavé describía la idolatría -el seguir a falsos dioses y no cumplir la ley- como fornicación espiritual de su pueblo.
15/01/12 4:51 PM
  
juan manuel ramilo costas

Voy a enviar un correo electronico a don Demetrio para expresarle mi apoyo y para que sepa que estoy con el, por ser una roca firme sobre la que Dios edifica su Iglesia.
15/01/12 5:04 PM
  
Renée
Luis Fernando, digamos las cosas por su nombre.

¿Quiénes son los que se escandalizan cuando se recuerda el Sexto y el Noveno Mandamiento?

Pues los Fornicarios y los Adúlteros. ¿Quiénes más podrían ser?

Lo que sucede es que ahora la pureza y otras virtudes se han convertido en tema tabú. Y muchos se mueren de miedo de hablar claro... porque también pecan a sus anchas.
15/01/12 5:17 PM
  
Llanos de Alba
Totalmente de acuerdo, nunca un Mensaje "fue tan oportuno", llevamos mucho tiempo hablando de ello y las consecuencias de la no práctica del mismo.
15/01/12 5:33 PM
  
yonylee
Totalmente de acuerdo contigo, solo te ha faltado nombrar al que utilizando las Escrituras y deformándolas se asemeja al mismísimo Satanás. Estoy seguro que te estas refiriendo al Sr. Bastante de R.D. Tenemos que decir sus nombres para que al menos los que leen los periódicos digitales fieles al magisterio, como INFOCATOLICA, sepan que cuando van a leer a estos personajes, están recibiendo enseñanzas contrarias a la Fe y a la moral que enseña el Magisterio. Así podrán ir prevenidos y al menos estos lobos con piel de cordero no harán tantos estragos en el rebaño ¿No te parece Luis Fernando? LPZ.



---

LF:
No doy nombres porque no hace falta y porque esos argumentos son usados por muchos heterodoxos.
15/01/12 5:50 PM
  
Ricardo de Argentina
Lo que dice Percival tiene mucha miga, y yo lo expresaría de esta manera :
Sexualismo compulsivo ideológico=Cultura de la Muerte.
Sexualidad querida por Dios = Cultura de la Vida.
15/01/12 6:28 PM
  
Nova
Je... pues eso no es lo único que ha dicho el Espíritu Santo, a través de San Pablo, respecto a este asunto. Vean:

"La Voluntad de Dios es vuestra santificación: Que os abstengáis de la fornicación; que cada uno sepa guardar su cuerpo en santidad y honor, no con afecto libidinoso, como los gentiles, que no conocen a Dios; que nadie se atreva a extralimitarse, engañando en esta materia a su hermano, porque vengador en todo esto es el Señor, como antes os lo dijimoa y atestiguamos; que no nos llamó a la impureza, sino a la santidad". (1 Tes, 4, 6-7).

Respecto al Obispo, basta con leerse la Segunda Carta de San Pablo a Timoteo para entender que no ha hecho más que cumplir con su deber de Pastor de almas.
15/01/12 8:00 PM
  
Ricardo de Argentina
Acado de leer en otro portal un artículo "bastante" imbécil, adonde se asegura que llegar virgen al matrimonio "no es lo mejor", y que dentro del matrimonio son lícitas todas las marranadas que la imaginación parir pudiera. Y más también. Amén de otras tonterías por el estilo.

Pues está visto que lo dicho por Don Demetrio no pudo haber caído más oportuno y necesario.
15/01/12 11:11 PM
  
Hermenegildo
La reacción ante la carta del Obispo de Córdoba es incomprensible; ¿acaso cree esta gente que la doctrina de la Iglesia sobre la castidad ha cambiado últimamente?
15/01/12 11:48 PM
  
Asclepio
Las santas palabras de Don Demetrio, Obispo de Córdoba nos recuerdan el profundo y verdadero sentido ético, religioso, moral, humano y biológico de la sexualidad.

Un sentido que en lo fundamental, es el verdadero y puro amor entrañable entre la mujer y el hombre unidos para siempre en una sola carne ( espíritu ) y Sacramentalmente ante el sagrado altar de su venerado Dios.

Solo esta sexualidad que normalmente conduce y lleva a la procreación según el mandato divino: " Creced y multiplicaos " Gen. 1:28, es la que debe merecer dignidad, admiración y respeto a nuestra inteligente especie homo sapiens saspiens creada, cristianizada y felizmente redimida por Dios con el alto precio de su sagrada sangre.

Una sexualidad humana, siempre realizada dentro del templo del Espíritu Santo que es el hombre.

La VERDADERA sexualidad no es el simple acercamiento de los sexos, sino además, el trabajo creador de la mujer y del hombre que forjan las FAMILIAS cristianas y su responsable maternidad y paternidad para reproducir la vida humana y mejorar nuestra especie en las sucesivas generaciones y de manera santa y agradable a los ojos del Dios omnipotente creador del hombre, del mundo y de todas las cosas.

" La fecundidad del amor conyugal no se reduce sin embargo a la sola procreación de los hijos, aunque sea entendida en su dimensión específicamente humana: se amplía y se enriquece con todos los frutos de vida moral, espiritual y sobrenatural que el padre y la madre están llamados a dar a los hijos y, por medio de ellos, a la Iglesia y al mundo ". ( Exortación Apostólica, Familiaris Consortio. Beato Juan Pablo II ).

Esta es la mejor manera de regenerar con fuerza la vida social y de nuevamente evangelizar la tierra, en busca de conseguir un mundo realmente civilizado, digno y mejor en todos los órdenes.

Me parece muy bien la idea de mandar correos electrónicos a Don Demetrio y decirle que sus preclaras palabras son como siempre las doctrinalmente sabias, acertadas y correctas; y muy inteligente y con claridad nos indican el camino de la VERDADERA sexualidad querida por Dios; y que además, todos los católicos estamos incondicionalmente muy cercanos a él.

Su correo es:

secretariogeneral@diocesisdecordoba.com

Saludos.



---

LF:
Seguro que él lee tu comentario.
16/01/12 10:29 AM
  
Miguel
Gracias D. Demetrio por su valentía y claridad.
Juan Pablo II fue un maestro del amor verdadero y nos dejó un legado maravilloso en sus celebres catequesis sobre la Teología del cuerpo que aún están por descubrir. Incluso el mismo Juan Pablo II creó un Instituto Pontificio que lleva su nombre para estudiar, profundizar y difundir la belleza y verdad del amor humano, la sexualidad, el matrimonio y la familia. Este Instituto imparte sus cursos de formación en varias partes del mundo y particularmente en España en Valencia, Madrid, Barcelona, Málaga y Burgos con gran éxito. El verano pasado, el I.P. Juan Pablo II presentó en la capital de España, en los actos culturales de la JMJ una extraorinaria exposición sobre la Teología del cuerpo que fue visitada por numerosos grupos de jóvenes peregrinos y familias... se abren caminos para la esperanza.
16/01/12 11:47 AM
  
Pepito
Fornicar, adulterar, prostituirse, son expresiones que se utilizan muy frecuentemente en la Biblia para describir de modo muy gráfico las infidelidades del pueblo judio respecto de Dios.

Incluso a un profeta como Oseas, si no me equivoco, le manda Dios que se case con una prostituta y que tenga hijos de prostitución, para ser signo y ejemplificación de que Dios ama a su pueblo a pesar de sus infidelidades y fornicaciones.

Estoy totalmente de acuerdo con lo apuntado por LF, Percival y otros comentaristas, de que la peor fornicación es la ideológica, por la cual entregamos nuestra mente a ideas extrañas y contrarias a las que Cristo y su Iglesia proclaman y enseñan.
16/01/12 1:22 PM
  
ambrosio mera del camino
No, Luis Fernando, se eguivoca usted con su artículo. Lo gue la Iglesia católica tiene gue hacer es adaptarse al espíritu del mundo. Nos lo dice nada menos gue el bloguero y ultraprogre católico -usted diría "seudocatólico- Juan Cejudo, en un artículo gue reproduce hoy lunes l6-l-20ll- "Redes Cristianas".

Al señor Cejudo, me figuro gue como a la inmensa mayoría de la progresía católica -gue para eso son precisamente la progresía católica o dizgue católica-, le preocupa gue la sociedad esté secularizada, las iglesias vacías, y la moral católica toda amenzada por las medidas de laicismo radical y filomasón de Zapatero. De resultas gue precisamente por eso propone a los obispos y al Papa mismo gue hagan algo, para así fortalecer a la Iglesia universal, gue ya se le ocurrió nada menos gue al genial Oscar Wilde: "La mejor manera de vencer la tentación es cayendo en ella".

Traducido o adaptado a la realidad de la Iglesia católica y de la fe: si la gente en masa ha apostatado porgue la gente en masa se ha rendido a los cantos de sirena del consumismo, el materialismo, el hedonismo, o la promiscuidad sexual, "adaptemos" la Iglesia al espírutu "mundano" del mundo. Así será más fácil ser católico, volverán a llenarse las iglesias, Zapatero se hará más rico aún si por fin publica sus memorias gue venderán humo a cambio de pingües beneficios económicos, y todos tan contentos.

Sin embargo, ni siguiera eso sería así de ser aplicado en la Iglesia católica, pues sabido es gue la mayoría de las comunidades protestantes progres o liberales en gue se pone en práctica todo ese particular "aggionarmiento" de la fe (aborto, contracepción, aceptación de la homosexualidad...), están cada día gue pasa más desérticas, más vacías.

Lo increíble de todo esto es que este señor y otros tantos como él digan lo gue dicen y se gueden tan panchos, creyéndose ellos católicos progres, adultos, solidarios y chachipirulis, al tiempo gue lo acusan a uno de integrista. Esto es lo alucinante.

---

LF:
Cuando yo digo que repiten el evangelio de Satanás, no me equivoco.
16/01/12 3:17 PM
  
medj
¿Será casual que con la crisis que padece el catolicismo, desde dentro mismo de éste algunos cuantos soslayen los pecados sexuales, Y que la Palabra de Dios fustigue enérgicamente las infidelidades a Él del Pueblo Elegido, o aún de la Iglesia en el Apocalipsis, aludiendo a pecados “sexuales” (adulterio, fornicación, adúltera, ramera, prostituta, infidelidad)? Yo sospecho que no, y que tal vez sea más que una metáfora redonda de las infidelidades atinentes a muchos aspectos de nuestra religión y práctica religiosa. Saludos cordiales
17/01/12 4:48 AM
  
Alioshka
Por aportar algo, no hace mucho que en dos confesiones distintas me aconsejaron masturbarme, que no tenía importancia y era una forma de disminuir el deseo sexual. Me reí de ello por no llorar, más cuando lo que les planteaba era falta de deseo por parte de mi mujer, y me pregunto ¿les dirán lo mismo a nuestros adolescentes? Señor, ¡ven pronto!
19/01/12 8:48 AM
  
Sergio
Es muy fácil de entender. Cuando una persona ve a un hombre a una mujer que le atrae: ¿por qué le atrae? Por que su instinto le dice que es un buen hombre o una mujer con el/la que reproducirse. Toda relación sexual que no conduce a la procreación engendra demonios que dominan el mundo.

---

LF:
Ni el peor de los pecadores, ni el peor de los violadores engendra demonios, sino seres humanos a los que Dios quiere salvar.
21/01/12 7:46 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.