InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: Pastoral

15.04.17

(161) Isaías 53: el capítulo prohibido entre los judíos; la Cruz disimulada entre los católicos.

ViernesSantoEntre los innumerables pecados que Nuestro Señor tomó sobre Sí, no dudo que uno de los más lacerantes debe haber sido el silenciamiento o “devaluación” de su Pasión por parte de quienes nos llamamos cristianos.

No es necesario pisotear una cruz o blasfemar, si a la hora de dar testimonio de Cristo como único y verdadero Mesías, preferimos quedarnos tras la dimensión moral de su mensaje -por supuesto, indispensable-, tratando de no incomodar con “detalles escabrosos” sobre los sufrimientos y muerte del Cordero, en torno a la cual, al fin y al cabo, gira el mundo entero y la historia universal, con o sin conciencia de ello.

En este viernes santo, nos pasma comprobar cada vez más la indiferencia del mundo paganizado, sus risas, su música, sus fiestas y su consumismo desenfrenado, que son como nuevas burlas y desprecios al Siervo Sufriente. La búsqueda insaciable del descanso “merecido” (sic) en la Semana que ya ha perdido hasta el nombre de Santa en numerosas naciones otrora cristianas, nos hace recordar cómo hace pocas décadas, hasta los incrédulos y mundanos conservaban al menos la observancia de las formas del respeto sagrado a este Día, que hoy ni siquiera es contemplado por muchos católicos “practicantes”.

El clima sociocultural era entonces algo casi tangible, respirable, y admitido públicamente con la misma naturalidad con que hoy se admite su profanación… ¿Hasta qué punto nos seguiremos acostumbrando, tolerándola en nuestras familias primero, y luego en nuestros medios más próximos, como el trabajo, la enseñanza, el vecindario..?

Deberíamos comprender que si los enemigos de Dios se las ingenian tan bien y con tanto esmero para desterrar la Cruz de hospitales, cárceles, escuelas, tribunales y todo sitio público en general, es porque no se puede separar la profesión cristiana de aquel bendito Leño, sin adulterar profundamente esa fe.

Pero el respeto humano todo lo corrompe, y por la pendiente resbaladiza de la “tolerancia” y pretextos multicolores (“se van a asustar”, “es un lenguaje muy duro”, “no van a comprenderlo”, “aún no están preparados”, “la realidad es plural…”) recalamos insensiblemente en la franca apostasía.

Cuando se ha dejado de predicar la salvación a los judíos, llegando a afirmarse dentro de la propia Iglesia que “su primera alianza es suficiente para salvarse”, nada debe ya extrañarnos en el púlpito, la catequesis, el hogar…

Por eso me ha parecido muy elocuente el video que compartimos, tomado del blog de Sagradas Escrituras del p. Horacio Bojorge s.j. ¿Cómo extrañarnos de que los rabinos oculten las principales verdades y profecías sobre el Mesías, Nuestro Señor, si los propios católicos ya no se atreven siquiera a sugerírselas?..

Yo en este Viernes Santo, pido con profunda esperanza, por nuestra propia conversión; por la de los herejes; por la de los enemigos de la fe -dentro y fuera de la Iglesia-, y especialmente por la conversión de los judíos.

Dios quiera darnos abundantes apóstoles -como los tan genuinos y entusiastas del video- que predicando la Verdad completa, puedan acelerar esta bendita y esperada Hora.

——————————————————————

Infocatólica agradecerá vuestra generosa colaboración; le sugerimos cómo hacerlo.

23.02.17

(158) "Seamos fuertes, nada de conciliación...!"

Poder global y religión universalEn un mundo en que la mentira es poderosa, la verdad se paga con el sufrimiento. Quien quiera evitar el sufrimiento, mantenerlo lejos de sí, mantiene lejos la vida misma y su grandeza; no puede ser servidor de la verdad, y así servidor de la fe.”(S.S. Benedicto XVI, 28/6/2008)

Mons. J.C. Sanahuja estaba terminando la ampliación -a más de 400 páginas- de su exhaustiva obra “Poder global y religión universal”, cuando se enteró del cáncer que en poco más de un mes lo llevaría a presentar todas sus obras ante el Señor.  Los editores se afanaron para que él pudiese verlo, pero la imprenta entregó los ejemplares un par de días después de que él se marchara, como si fuera un testamento, que tal vez -¡Dios lo quiera!- haga resonar con más fuerza sus advertencias y exhaustivos informes sobre el tiempo que se nos ha dado vivir. En su edición del 2009, el propio autor declaraba que “el esfuerzo realizado para ordenar estas notas y apuntes me sería compensado si como consecuencia de su lectura, algunos rezaran más, pensaran más y actuaran sin respetos humanos para romper el corset de lo políticamente correcto, de los lugares comunes y del encantamiento mundano”.

Leer más... »

10.02.17

(157) Minimalismo mariano -de blasfemias y sacrilegios tolerados, consentidos y promovidos-

soledadDebemos profesar una ferviente devoción a la Santísima Virgen, si queremos conservar esta hermosa virtud; de lo cual no nos ha de caber duda alguna, sí consideramos que ella es la reina, el modelo y la patrona de las vírgenes […]. San Ambrosio llama a la Santísima Virgen señora de la castidad; San Epifanio la llama princesa de la castidad; y San Gregorio, reina de la castidad"[..]

(S. Juan M. Vianney, Sermón sobre la pureza).

La virginidad de María tiene tanto más valor y belleza cuanto que Cristo no sólo se la reservó celosamente después de haber sido concebido en ella sino que eligió por madre a una Virgen que previamente estaba consagrada a Dios 

(S. Agustín Sobre la virginidad).

A veces uno necesita callar un poco a fin de recobrar fuerzas para seguir adelante, porque se hace muy cuesta arriba mirar para uno y otro lado y encontrar aquí un enemigo, allá un traidor, allí un tonto útil a este circo romano redivivo…

Leer más... »

13.01.17

(155) Defensa del pudor y pedagogía del corazón (Antonio Caponnetto)

alegoria del pudorGracias a la generosa disponibilidad de algunos colaboradores del C.F. San Bernardo de Claraval -en este caso, de mi querida ahijada Manuela Pinzón-, estamos tratando de digitalizar algunas de las muchas conferencias que integran los ya 19 Encuentros de Formación Católica de Bs.As., y que hasta ahora sólo disponíamos en archivos de audio (* al pie el temario completo).

Dado que en Buenos Aires estamos en pleno verano, en que campea la impudicia en modas y costumbres, parece oportuno que sea ésta la primera que publiquemos, correspondiente al Encuentro de diciembre 2016.

De paso, a quienes conociéndolo poco, creen que Antonio Caponnetto sólo se ocupa de temas históricos y polémicos, valga esta muestra de una temática moral y espiritual para profunda edificación y regocijo de nuestros lectores.

Leer más... »

8.01.17

(153) Preparando las estampitas...o Lutero contra sí mismo (y II)

 testigo1En el segundo post sobre este tema presentamos algunos testimonios más -que revelan su pensamiento y actitudes- de este personaje, al que hoy se pretende reconocer como “testigo del Evangelio”, acoplándose así a la pérdida de sentido común del mundo, que hoy impone el absurdo como norma de pensamiento universal.  En defensa no sólo de la fe, pues, sino del principio lógico de no contradicción (algo no puede ser blanco y negro al mismo tiempo, y por tanto, no se puede odiar lo católico siendo a su vez “modelo” para los católicos), esperamos contribuir sencillamente a la Verdad, que es Una.

Y como una condición de la unidad y el entendimiento mutuo debería ser, entre otras, la univocidad de los términos que empleamos, habría que preguntarse ante todo qué se entiende por “testigo del Evangelio”. Viendo la historia, vemos que quienes así son reconocidos se han destacado en todos los tiempos especialmente por su humildad, pues “Dios resiste a los soberbios” (1 Pe 5,5; Sant 4,6).

En el personaje que nos ocupa, por el contrario, si hay una nota que lo caracteriza es

Leer más... »