« San Agustín y el primado RomanoLa Sucesión apóstólica en la Biblia »

27.08.08

¿Quien es la Piedra en Mateo 16,18?

A las 1:05 AM, por José Miguel Arráiz
Categorías : Primado de Pedro

“Saludos amigos de apologeticacatolica.org

Unos amigos protestantes me dijeron que Cuando Cristo dijo a Pedro “Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” él se estaba refiriendo a sí mismo como la Piedra sobre la que edificaría su Iglesia y no a Pedro. Luego me dieron varios versículos donde Cristo es piedra angular de la iglesia y no Pedro. ¿Me podrían ayudar?

Recientemente me hicieron esta pregunta:

Recibe un cordial saludo y gracias por escribirnos.

Para darte mi respuesta para los argumentos de tu amigo, aprovecharé de utilizar las reglas hermenéuticas que un amigo (Fernando García Sotomayor, quien es pastor y director de un seminario protestante en Colombia) me ha compartido.

“Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.» Mateo 16,18-19

Los católicos interpretamos que Cristo se refería a Pedro como la Piedra en este texto, algunos protestantes dicen en Cristo se refería a sí mismo.

Apliquemos la segunda regla hermenéutica que mi amigo pastor me suministró:

Regla SEGUNDA. Es del todo preciso tomar las palabras en el sentido que indica el conjunto de la frase. Es decir, se debe tener en cuenta el significado de una palabra a la luz de todas las frases. Por eso es necesario conocer el pensamiento del autor.

En dicha frase Cristo cambia el nombre a Simón por Pedro (que quiere decir Piedra). ¿Por qué se ha de pensar que Cristo se refería a sí mismo si acababa de cambiar el nombre de Pedro a Piedra? ¿Fue casualidad?

Regla TERCERA. Es necesario tomar las palabras en el sentido que indica el contexto, a saber los versículos que preceden y siguen al texto que se estudia. No se puede hacer doctrina con un solo versículo. Es decir se debe tener en cuenta el contexto del texto para no inventar un pretexto.

El contexto no revela que Cristo se refiriera a sí mismo, sino a Pedro.

Primero porque como se ha hecho notar, es a Pedro a quien cambia el nombre y precisamente por Piedra.

Segundo porque cuando en las Escrituras Dios cambia el nombre a una persona, ocurre un cambio de función o ministerio para ella.

Ejemplos:

A Abram Dios le cambia el nombre por Abraham porque le constituye en padre de muchedumbre de pueblos:

“Cayó Abram rostro en tierra, y Dios le habló así: «Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos. No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, pues padre de muchedumbre de pueblos te he constituido. Te haré fecundo sobremanera, te convertiré en pueblos, y reyes saldrán de ti.” Génesis 17,3-6

A Saraí (esposa de Abraham) Dios le cambia el nombre a Sara que significa “princesa fecunda", “madre de reyes":

“Dijo Dios a Abraham: «A Saray, tu mujer, no la llamarás más Saray, sino que su nombre será Sara. Yo la bendeciré, y de ella también te daré un hijo. La bendeciré, y se convertirá en naciones; reyes de pueblos procederán de ella.»” Génesis 17,16

A Jacob Dios le cambia el nombre por Israel porque “lucho con Dios y los hombres y venció”

“Dijo el otro: «¿Cuál es tu nombre?» - «Jacob.» - «En adelante no te llamarás Jacob sino Israel; porque has sido fuerte contra Dios y contra los hombres, y le has vencido.»” Génesis 32,28

El nombre de Jesús también tiene un significado:

“Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»” Mateo 1,21

Si todos los nombres tienen un significado y los cambios de nombre implican un cambio en la función o ministerio de la persona ¿Por qué ignorar aquí deliberadamente este contexto?

Tercero, porque si vemos los versículos que preceden, Cristo le pregunta a Cristo “quien dice los hombres que soy yo", Pedro le contesta diciendo quien es él y su ministerio: “Tu eres el Mesías, el hijo del Dios vivo". Cristo le retribuye diciendo ahora quien es Pedro: “Tu eres Pedro, y sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia”

Y si seguimos profundizando todavía más el contexto será fácil ver cual es el propósito de ese cambio nombre y cual es ese nuevo ministerio que implica:

Regla TERCERA. Es necesario tomar las palabras en el sentido que indica el contexto, a saber los versículos que preceden y siguen al texto que se estudia. No se puede hacer doctrina con un solo versículo. Es decir se debe tener en cuenta el contexto del texto para no inventar un pretexto.

El versículo que precede a Mateo 16,18 es este:

“A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.» “Mateo 16,18-19

Cristo entrega las llaves del Reino de los cielos a Pedro. Su función será ser el portador de las llaves.

¿Esto se confirma por otras reglas hermenéuticas protestantes?. Si.

Regla QUINTA. Es necesario consultar los pasajes paralelos. Los pasajes paralelos son aquellos que tienen relación, o que tratan de un mismo asunto. El buen estudiante de la Biblia debe adquirir conocimientos exactos sobre las doctrinas y las prácticas cristianas. Las cosas espirituales se explican por medio de cosas espirituales. I. Co. 2:13. Un pasaje paralelo junto a otro conforma lo que se llama una cadena temática. Ejemplo, Prov. 16:4; Mat. 10:37; Lc. 14:26; II. Ped. 3:9.

Un pasaje paralelo a Mateo 16,19 es sin duda Isaías 22

“Aquel día llamaré a mi siervo Elyaquim, hijo de Jilquías. Le revestiré de tu túnica, con tu fajín le sujetaré, tu autoridad pondré en su mano, y será él un padre para los habitantes de Jerusalén y para la casa de Judá. Pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; abrirá, y nadie cerrará, cerrará, y nadie abrirá. Le hincaré como clavija en lugar seguro, y será trono de gloria para la casa de su padre. Colgarán allí todo lo de valor de la casa de su padre - sus descendientes y su posteridad -, todo el ajuar menudo, todas las tazas y cántaros.Aquel día - oráculo de Yahveh Sebaot - se removerá la clavija hincada en sitio seguro, cederá y caerá, y se hará añicos el peso que sostenía, porque Yahveh ha hablado.” Isaías 22,20-25

Dicho texto es una profecía donde Dios instaurará un nuevo mayordomo en Israel (Elyaquím, quien de hecho llegó a ser mayordomo en lugar Sebná. Ver 2 Reyes 18,18; 19,2; Isaías 33,3; 37,2). El mayordomo era un ministro con las llaves del reino. Aunque el resto de ministros también tenían autoridad, la autoridad del mayordomo era superior. Todos ataban y desataban, pero lo que el mayordomo ataba los otros ministros no lo podían desatar y viceversa. (Se refiere esto a la autoridad de tomar decisiones). El mayordomo no era el rey, tenía autoridad conferida de la mano del Rey.

¿Por qué Cristo utiliza esta figura? Lo más lógico es pensar que Cristo quiere utilizar un ejemplo de su tiempo para que todos entendieran la nueva función de Pedro: Ser el nuevo mayordomo de su Reino. Así como los antiguos reyes de Israel tenían un mayordomo, Cristo designa al suyo: a Pedro.

Todas estas reglas las ignoran los protestantes en la práctica.

¿Por qué la interpretación protestante es errada?

Te diré ahora porqué la interpretación de que Cristo es la Piedra específicamente en Mateo 16,18 es incorrecta. La razón es porque los protestantes aplican un patrón fijo de significados a los elementos metafóricos. Esto es un exabrupto a cualquier exégesis seria. Me explicaré.

En la Escritura entre todos los géneros literarios que podemos encontrar están las metáforas. En una metáfora se compara un elemento literal y se le asocia un significado.

Ejemplos:

“…Yo soy la luz del mundo…” Juan 8,12

“…Yo soy el buen pastor…” Juan 10,11

“…Yo soy la puerta…” Juan 10,9

“…Yo soy la vid verdadera…” Juan 15,1

Ejemplos abundan, pero no es necesario citar más porque todos conocemos cuales metáforas hay en la Sagrada Escritura. En estas metáforas se utiliza una palabra o un objeto en sentido simbólico. No se hace referencia al objeto literalmente, pero sirve para sugerir una comparación.

En este sentido Cristo no es literalmente luz, tampoco literalmente un pastor, mucho menos nosotros literalmente ovejas. Demás está decir que tampoco el Señor es una puerta ni una planta (una vid), sin embargo las metáforas nos ayudan a entender por medio de este tipo de comparaciones una realidad.

Una vez aclarado esto, hay que entender que si bien en la Biblia hay muchas metáforas, los elementos utilizados en ellas no tienen un significado fijo. Es un error pensar que porque en Juan 8,12 se diga que Cristo es Luz del mundo, cada vez que en una metáfora aparezca la palabra luz, se refiere a Él. Un ejemplo claro lo tenemos en Mateo 5,14 donde Cristo nos dice: “Vosotros sois la luz del mundo”

Eso es lo que hacen los protestantes. Tratan de buscar muchas metáforas donde Cristo es la piedra (o Roca), para tratar de establecer la tesis de que cada vez que se mencione la palabra piedra en la Escritura se refiere indiscutiblemente a Cristo.

En Isaías 51,1 por ejemplo, dice: “mirad á la piedra de donde fuisteis cortados” , y en esta metáfora la piedra no es Cristo sino Abraham. El pasaje continúa “…y á la caverna de la fosa de donde fuisteis arrancados. Mirad á Abraham vuestro padre,”

En 1 Pedro 2,5 se nos llama a nosotros “piedras vivas”

Un ejemplo también lo tenemos en otro texto donde el fundamento es los apóstoles y profetas y Cristo figura de Piedra angular:

“Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo;” Efesios 2,20

Sin embargo en otra metáfora el fundamento es Cristo

“ Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.” 1 Corintios 3,11


¿Hay una contradicción?, no, sino que son diferentes metáforas. En la primera (Efesios 2,20) se compara la Iglesia con un edificio, allí todos venimos a ser representados figurativamente como Piedras (los creyentes, los apóstoles y Cristo también, ya que figura aquí como Piedra angular). En la segunda (1 Corintios 3,11) ya no se habla de la Iglesia sino de cada creyente que construye su vida en base a sus obras. Estas (obras) si están edificadas sobre el fundamento (que es Cristo) recibirán su recompensa. (Recomiendo leer completos los capítulos citados para entender mejor el contexto).

En el pasaje que nos aboca (Mateo 16,18 ) también se compara la Iglesia con un edificio, pero en esa metáfora Cristo está figurando como el constructor, no como parte de la construcción, lo vemos cuando utiliza el verbo “edificar” y lo conjuga en primera persona: “Edificaré”.Nosotros somos las piedras que Cristo va colocando, Pedro la primera.

El error en este sentido es mezclar las metáforas o querer establecer un significado constante para un elemento literal en todas ellas. Con ese método se puede probar cualquier cosa, tomas una palabra de aquí, buscas el significado simbólico, y luego saltas allá, y el contexto de cada pasaje “bien gracias".

Es importante señalar también que la Piedra angular de una construcción no es la piedra sobre la que se edifica la Iglesia. La primera piedra sobre la que se edifica una construcción está en la base, la piedra angular está en la parte superior y es la que le da consistencia a todas las demás. (En una construcción, por ejemplo, en una pirámide, realmente hay 5 piedras angulares, pero la que generalmente se refieren con la Piedra angular es la que está en la cúspide, no la que está en la base). Así podríamos construir una metáfora general donde es si se simboliza la Iglesia con un edificio espiritual, Cristo puede figurar como Piedra angular, Pedro y los apóstoles como fundamento, siendo Pedro la primera Piedra sobre la cual se edifica (el mayordomo) y nosotros piedras vivas que conforman el resto del edificio.

A pesar de esto los protestantes ignoran el claro significado de Mateo 16,18 y se ven obligados a torcerlo para no aceptar el Primado de Pedro.

“La paciencia de nuestro Señor juzgadla como salvación, como os lo escribió también Pablo, nuestro querido hermano, según la sabiduría que le fue otorgada. Lo escribe también en todas las cartas cuando habla en ellas de esto. Aunque hay en ellas cosas difíciles de entender, que los ignorantes y los débiles interpretan torcidamente - como también las demás Escrituras - para su propia perdición. Vosotros, pues, queridos, estando ya advertidos, vivid alerta, no sea que, arrastrados por el error de esos disolutos, os veáis derribados de vuestra firme postura.” 2 Pedro 3,15-17

Recomiendo leer también:

¿Donde Jesús llamó a Pedro “Papa"?

Mateo 16,18, el Primado de Pedro y los Padres de la Iglesia

42 comentarios

Comentario de Guillermo Sánchez
Los argumentos de este post están refutados por la propia Escritura, que es muy clara respecto a este asunto, como se puede comprobar en este artículo:

(enlace eliminado por el blogger)
27/08/08 8:19 AM
Comentario de Eidher
He refutado estos argumentos en mi blog y en el foro cristiano. Sólo quiero decir que el autor ignora la doctrina protestante, pues Mateo 16:18 debe contextualizarse en todo el capitulo y notar que Jesús se refería a lo que dijo Pedro y no a Pedro ni a si mismo.

Saludos.

27/08/08 9:16 AM
Lo que dijo Jesús no es piedra {lithos griego o lapis latino) sino petra que significa ROCA o sea a base de um edifício sobre el cual se asienta el fundamento. Y sigamos: sobre esta misma roca [taute te petra], que no puede ser otra que la única roca de la que se habla e que es la de Simón que ya es Roca por la declaración do propio Jesús. Sobre la pidera angular, tenemos el testimonio de 1Pd 2, 6, citando Is 28, 16: Eis que pongo en Sión una pedra [lithos] angular [akrogoniaios ] escollida y preciosa. quien en ella cree no será confundido., citado por Rm 9, 33.
27/08/08 11:58 AM
Comentario de Jaime S.
El término arameo que Jesús emplea es KEFA=ROCA. .
Kefa era un nombre de YAHWEH , pues se decía "la Alianza esta asentada sobre la ROCA que es Yahweh". Y de ahí viene que se le llame "ROCA" "Baluarte" (por ejemplo en los Salmos).
La Iglesia está asentada sobre la nueva Kefa que es Cristo; pero lo asombroso es que Jesús diga a Pedro que éste es la Kefa para la Iglesia. Es decir, que Cristo sostiene la Iglesia a través de Pedro, del oficio petrino. No hay duda de que es así y que así lo entendieron los Apóstoles. Cuando se tiene que traducir al griego el nombre de Pedro mantienen Kefa para que no se pierda el sentido original; yasí se translitera en CEFAS. Es preferible no traducirlo por piedra. Jaime S.
27/08/08 1:09 PM
Comentario de Eleuterio
Eidher

Francamente, me parece bastante absurdo lo que dices.

De tu blog he copiado esto:

"El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.
(Mat 16:15-19)

Si logramos interpretar según el contexto, vemos que cuando Jesús dice "sobre esta roca edificaré mi iglesia" no se refería a Pedro, ni a si mismo, aunque Jesús es la Piedra angular de la Iglesia según veremos más adelante, Jesús se refería a lo que había dicho Pedro: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente", eso es evidente porque la Iglesia de Cristo no se pudo haber fundamentado sobre los hombres, en este caso Pedro, porque los hombres somos pecadores y Dios quiere una Iglesia perfecta, sin mancha ni arruga."

Por tanto lo que tratas de decir es que, cuando Jesús se dirige a Pedro y le dice lo que le dice es que, en verdad, no estaba refiriéndose a Pedro sino a Cristo mismo.

Esto, como es fácil ves, es algo extraño.

Todo el contexto es lo siguiente:

Mateo 16
1 Se acercaron los fariseos y saduceos y, para ponerle a prueba, le pidieron que les mostrase una señal del cielo.
2 Mas él les respondió: «Al atardecer decís: "Va a hacer buen tiempo, porque el cielo tiene un rojo de fuego",
3 y a la mañana:' Hoy habrá tormenta, porque el cielo tiene un rojo sombrío." ¡Conque sabéis discernir el aspecto del cielo y no podéis discernir las señales de los tiempos!
4 ¡Generación malvada y adúltera! Una señal pide y no se le dará otra señal que la señal de Jonás.» Y dejándolos, se fue.

5 Los discípulos, al pasar a la otra orilla, se habían olvidado de tomar panes.
6 Jesús les dijo: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y saduceos.»
7 Ellos hablaban entre sí diciendo: «Es que no hemos traído panes.»
8 Mas Jesús, dándose cuenta, dijo: «Hombres de poca fe, ¿por qué estáis hablando entre vosotros de que no tenéis panes?
9 ¿Aún no comprendéis, ni os acordáis de los cinco panes de los 5.000 hombres, y cuántos canastos recogisteis?

10 ¿Ni de los siete panes de los 4.000, y cuántas espuertas recogisteis?
11 ¿Cómo no entendéis que no me refería a los panes? Guardaos, sí, de la levadura de los fariseos y saduceos.»
12 Entonces comprendieron que no había querido decir que se guardasen de la levadura de los panes, sino de la doctrina de los fariseos y saduceos.
13 Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?»

14 Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas.»
15 Díceles él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?»
16 Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.»
17 Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.»
20 Entonces mandó a sus discípulos que no dijesen a nadie que él era el Cristo.
21 Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día.
22 Tomándole aparte Pedro, se puso a reprenderle diciendo: «¡Lejos de ti, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!»

23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!
24 Entonces dijo Jesús a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.
25 Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará.
26 Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?

27 «Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno según su conducta.
28 Yo os aseguro: entre los aquí presentes hay algunos que no gustarán la muerte hasta que vean al Hijo del hombre venir en su Reino.»"


Esta versión es de la Biblia de Jerusalen

Ahora, la versión de la Biblia Reina-Valera de 1960:

"Mateo

Capítulo 16

16:1 Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo.
16:2 Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles.
16:3 Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis!
16:4 La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue.
16:5 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.
16:6 Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.
16:7 Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan.
16:8 Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan?
16:9 ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis?
16:10 ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis?
16:11 ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos?
16:12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.
16:13 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?
16:14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas.
16:15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.
16:20 Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.
16:21 Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.
16:22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.
16:23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.
16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
16:25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.
16:26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
16:27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
16:28 De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino"

Francamente, mirando el "contexto" no parece que Jesús se refiera, al decir eso de "piedra" que a otro que Pedro con el que habla, primero y luego, también (cuando le dice lo de Satanás)

En fin, que creo yo que lo que se trata de hacer, que, además, es algo que salta a la vista, es hacer recaer la apreciación de la edificación de la Iglesia sobre Cristo para, así, no hacerla recaer sobre Pedro porque si se admite esto último se tendría que admitir su Primado y todo lo que eso conlleva.

No hace falta tantas disquisiciones para llegar a tal conclusión ni tantas acusaciones de falta de objetividad ni de nada por el estilo: es sencillo, simple, demasiado fácil.

Yo creo que José Miguel, como siempre hace, argumenta bien pero también sé que al ser, yo mismo, católico, estoy equivocado desde el principio, ¿verdad?

Dice esto:
"16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos."

Y dice lo que dice (te digo, que tú eres, a tí...) y no lo que quieres que diga. Las cosas son como son y como, muchas veces, nos gustaría que fuesen.
27/08/08 1:24 PM
Respecto a esto: "Los argumentos de este post están refutados por la propia Escritura les recomiendo meditar entre la diferencia que existe entre su propia interpretación y lo que dice la Escritura. Podemos cometer el error de idolatrar nuestro juicio privado.

He ido también al sitio de Eidher a ver que es lo que presenta como "refutación" y no he encontrado sino el mismo error que comentado por mi de tratar de asociar un patrón fijo de significados de elementos metafóricos.

Por último, aclaro que en mi blog no acepto enlaces a páginas protestantes No deseo que mi sitio ayude a publicitar sitios no católicos o a ranquearlos mejor en los busadores. Así, que si van a comentar, haganlo por un comentario breve, pero no por un URL que eliminaré (y a quien persista, lo banearé)
27/08/08 2:04 PM
Aclaro: Lo que no acepto es enlaces a sitios no católicos. Enlaces a sitios 100% católicos todos los que quieran, pueden reventar el blog con ellos si así lo desean.
27/08/08 2:13 PM
Comentario de Eidher
Religión en libertad? banear? :S
ok, no sabía que publicaban la url del sitio. Mi interés no es publicitar ni ranquear nada, por eso no lo nombré en el comentario.

Eleuterio, ya lo dijeron roca es diferente de piedra.

Saludos.
27/08/08 3:59 PM
Religión el libertad no es equivalente a publicidad gratuita, y mi blog no pretende ser un medio para eso.

En el idioma de Jesús -arameo-, Roca no es diferente de Piedra, tu sabes bien que el nombre dado a Pedro fue Kefa, (por lo cual en tu misma traducción de la Biblia llaman a Pedro "Cefas") y también sabes que en ese idioma no hay tal distinción.


27/08/08 5:46 PM
Comentario de Eidher
Ya dije que mi interés no es publicitar ni ranquear nada. Mejor enfoquemonos en el debate.

La roca sobre la cual Jesús edificó su iglesia es lo que había dicho Pedro: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente". No digo que es Cristo, el cual es piedra angular, sino la verdad declarada por Pedro, pues creer esto nos permite ser parte de la iglesia de Cristo.
27/08/08 6:14 PM
Comentario de JOSÉ RAMÓN
¿Por qué los intérpretes hacen tantas disquisiciones.- Jesús nunca quiso ser oscuro; todos teniamos que entenderle, incluso los que no poseemos conocimientos teológicos, ni hermenéuticos bíblicos.- A mí me basta leer el Evangelio con ojos humanos y leo que Jesús designó a Simón como la Piedra sobre la que edificaría a la Iglesia.-Cuiando tengo dudas miro a Jeús con mi intelecto escaso,.....y me basta.-Parece simple mi pensamiento pero creo que no lo es.-¡Sólo tu Gracia me basta!.-
27/08/08 6:32 PM
Felicitaciones a José Miguel Arraiz por su magnífico post que creo satisfará a cualquier lector sin prejuicios.
Aclaro que no soy "experto" en exégesis bíblica ni tan siquiera profesional. Digamos que me preocupo como aficcionado (quizás mediocre) en algunos temas bíblicos.
Sobre el tema en cuestión conozco las traducciones protestantes (Reina-Valera, Biblia d las Américas) en las que se traduce .. " tú eres Pedro..y sobre esta Roca..." Pienso que para disociar lo más posible los dos nombres. Aunque en los manuscritos griegos con que contamos se lea ..Pétros y Petra , nombres evidentemente relacionados y que inducen a pensar en la equivalencia.Pero en Juan 1,42 se lee " tu serás llamado Cefas que quiere decir Pedro" en las Biblias protestantes citadas. Lo mismo en 1 Col. 1,12 y 15,5 así como en Ga. 2, 11. (Kefas en los tres lugares de los textos griegos según la edición crítica de Bover y O`Callaghan BAC 2005 y en otras ediciones críticas). Parece que el texto de Mt 16,18 TENDRÍA que remitir a Kepas en el arameo que muy posiblemente usó Jesús en sus palabras a Pedro. Luego lo pronunciado por Jesús sonaría algo así como "tú eres Kepas y sobre esta Kepas etc... Creo que si se lee así el dicho de Jesús no hay lugar a ambigüedad ninguna que permita la doble interpretación protestante ( o bien la fe de Pedro o bien el mismo Jesús que en otro lugar es llamado en 1 Pedro 2,4-5 "Piedra viviente" como los fieles que también son " piedras vivientes" , o como en Efesios 2.20 en que se llama a Xto piedra angular, o sea la piedra del arco de una bóveda y no una piedra basal o sea del fundamento de una construcción que levanta el mismo Cristo "oikodumeso"= aedificabo= edificaré).
Digo lo anterior porque justo todo eso me llevó a comprar la famosa "Biblia Peshita en español" que ví en una feria del libro en La Coruña. Es una traducción de la Bilbia en siríaco, como se llamó en un momento de la historia al arameo. Como es lógico fui al versículo que nos ocupa pensando en encontrar algo así como " Tú es Kepas y sobre esta Kepas.. ". Pero aunque "los nombres de personas y lugares no coinciden con las versiones del hebreo o griego" (dice en una explicación preliminar)...en casos particulares de los nombres de personas más conocidas en la Biblia se tradujo convencionalmente aun cuando su nombre en arameo sea diferente". Por consiguiente leemos en la traducción española "Tú eres Pedro y sobre esta Roca" igual como se ve que en las dos traducciones bíblicas citadas.
A mí me vino a la cabeza el dicho de D. Miguel de Unamuno ( dicho injusto la mayoría de las veces) que apostilla en una de sus obras "si es que la exégesis y la honradez se compadecen" En este caso parece que da en el blanco.
Añadiré que la Biblia cititada se llama "Biblia Peshita en español" y está editada por el "Instituto cultural Alef y Tau" de Hermosillo, (Sonora) México.
Es justo que añada que está magnícamente editada, en piel y cantos dorados. El volumen es flexible en papel Biblia. Pienso que es una Biblia pensada para leer y manosear y hasta para amar (por su presentación externa). Justo lo contrario que algunas de nuestras Biblias católicas y que además son numerosísimas con discrepancias notables entre ellas.
Tengo que decir que los libros aceptados de la Peshita se corresponden al canon protestante y judío dejando los llamados deuterocanónicos o apócrifos,como los llaman, que sí formaron parte de la Peshita, pues esta en gran parte es una traducción de la "Septuaginta" que citaron llos primeros padres y hasta creo que el mismo Cristo y los apóstoles alguna vez (quizás esté equivocado y ruego que se me corrija si viene al caso)
27/08/08 6:37 PM
Precisamente Punto.

Respecto a lo que dices, aprovecho de comentar que la vez que debatí este tema con protestantes en el foro de las sociedades bíblicas unidas (donde estaba uno de los protestantes con más preparación con los que me he debatido), si bien negaban la primacía de Pedro, reconocían que la interpretación de que Cristo se refería a sí mismo como la piedra en Mateo 16,18 era forzada.

A propósito de ese debate, está aquí:

Debate sobre el primado de Pedro en el foro de las sociedades bíblicas unidas


27/08/08 6:58 PM
Comentario de Eidher
JOSÉ RAMÓN

Las cosas del Espíritu se disciernen con el Espíritu, no con el intelecto humano, he ahí el error.
27/08/08 6:59 PM
Sin embargo con esa excusa nisiquiera los protestantes se terminan de poner de acuerdo en cual es la piedra en Mateo 16,18:

- La fe de Pedro
- Cristo mismo
- Pedro en representación del colegio apostólico.

Y como te he demostrado en otras ocasiones, las diferencias en otros temas de quienes dicen discernir con el Espíritu, no paran allí.
27/08/08 7:05 PM
Y aunque no es el tema, interesante a este respecto, es el comentario del pastor evangélico Rick Wade, quien respecto a la actitud de "Yo interpreto mejor la Biblia porque lo hago con el Espíritu Santo y por eso lo que interprete es oráculo divino":

"Primero, somos una iglesia individualista. Una actitud bastante predominante en la iglesia es que "yo, mi Biblia y el Espíritu Santo" es todo lo que necesitamos para entender el cristianismo. En la mayoría de los debates de hoy, ¿cuál es la palabra final? "Bueno, a mí me parece que ..." Está considerado de mala educación o aun arrogancia decir a alguien que está equivocado, especialmente en el área de la religión y la moral. Esta actitud ha penetrado en la iglesia también. Se considera que es descortés y pretencioso decir que lo que alguien ha comprendido de la Biblia está mal, no importa cuán amablemente y amorosamente se dice esto. Pensamos: "¿Por qué necesitamos que otra persona nos diga lo que quiere decir la Biblia?". Hemos dejado que el individualismo modernista se arraigue en nuestras psiquis al punto que creemos que somos, individualmente, los árbitros finales de la verdad.

Sin embargo, algunas de las consecuencias de esta actitud son la desunión en la iglesia y la posibilidad de la intrusión de enseñanzas falsas, al intentar los individuos entender la fe por su cuenta. Si bien no hay duda de que somos responsables individualmente de estar en la Palabra y de tratar de entenderla, aprendemos de un estudio de la historia de la iglesia que es el intérprete solitario de las Escrituras quien puede extraviarse fácilmente. El teólogo Harold O. J. Brown señala que "el estudio solitario, aislado de la comunión de creyentes que buscan la guía del Espíritu Santo y sin ninguna conciencia de la fe de la iglesia a lo largo de las edades, es a menudo la fuente de serios errores". "Los evangélicos deben enfrentarse al hecho de que la Biblia pertenece a la iglesia", dice Robert Webber. "Es la iglesia viva la que recibe, guarda, transmite e interpreta las Escrituras. En consecuencia, el enfoque individualista moderno de la interpretación de las Escrituras debería ceder ante la autoridad de lo que la iglesia siempre ha creído, enseñado y transmitido en la historia". Como señala Daniel Williams: "Los protestantes deben reconsiderar la obra del Espíritu Santo en la historia de la vida de la iglesia en el mismo grado que en la vida del creyente individual. Porque es con la iglesia que se formó el nuevo pacto de Dios". El Espíritu está trabajando para construir el cuerpo de Cristo, y no sólo individuos. Cada uno de nosotros necesita la iglesia. "


Nota: el pastor Rick Wade se graduó de Moody Bible Institute con un B.A. en Comunicaciones (radiodifusión) en 1986. Se graduó con honores en 1990 de Trinity Evangelical Divinity School con un M.A. en Pensamiento Cristiano (teología/filosofía), donde sus estudios culminaron en una tesis sobre la apologética de Carl F. H. Henry. Rick.

El artículo completo puede ser ubicado AQUI


27/08/08 7:12 PM
Comentario de Eidher
La roca en Mateo 16,18 es la fe de Pedro
Cristo es la piedra angular.
Pedro como piedra en representación del colegio apostólico también es una interpretación valida. No son excluyentes.
27/08/08 7:13 PM
Respecto a esto:

"La roca sobre la cual Jesús edificó su iglesia es lo que había dicho Pedro: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente". No digo que es Cristo, el cual es piedra angular, sino la verdad declarada por Pedro, pues creer esto nos permite ser parte de la iglesia de Cristo. "


Si te fijas, ya a esto comenté que siendo que Pedro identifica a Cristo como el Hijo del Dios vivo, es lógico que Cristo ahora identifique a Pedro: La piedra sobre la que Él edificará la Iglesia.

Evidentemente para nosotros Pedro fue escogido por su fe, pero el ministerio de las llaves y de apacentar el rebaño fue entregado a Pedro fue encomendado a Él principalmente.

A esto el catecismo explica:


CIC 424 Movidos por la gracia del Espíritu Santo y atraídos por el Padre nosotros creemos y confesamos a propósito de Jesús: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mt 16, 16). Sobre la roca de esta fe, confesada por San Pedro, Cristo ha construido su Iglesia (cf. Mt 16, 18; San León Magno, serm. 4, 3;51, 1;62, 2;83, 3).

CIC 552 En el colegio de los doce Simón Pedro ocupa el primer lugar (cf. Mc 3, 16; 9, 2; Lc 24, 34; 1 Co 15, 5). Jesús le confía una misión única. Gracias a una revelación del Padre, Pedro había confesado: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". Entonces Nuestro Señor le declaró: "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella" (Mt 16, 18). Cristo, "Piedra viva" (1 P 2, 4), asegura a su Iglesia, edificada sobre Pedro la victoria sobre los poderes de la muerte. Pedro, a causa de la fe confesada por él, será la roca inquebrantable de la Iglesia. Tendrá la misión de custodiar esta fe ante todo desfallecimiento y de confirmar en ella a sus hermanos (cf. Lc 22, 32).

CIC 553 Jesús ha confiado a Pedro una autoridad específica: "A ti te daré las llaves del Reino de los cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos" (Mt 16, 19). El poder de las llaves designa la autoridad para gobernar la casa de Dios, que es la Iglesia. Jesús, "el Buen Pastor" (Jn 10, 11) confirmó este encargo después de su resurrección:"Apacienta mis ovejas" (Jn 21, 15-17). El poder de "atar y desatar" significa la autoridad para absolver los pecados, pronunciar sentencias doctrinales y tomar decisiones disciplinares en la Iglesia. Jesús confió esta autoridad a la Iglesia por el ministerio de los apóstoles (cf. Mt 18, 18) y particularmente por el de Pedro, el único a quien él confió explícitamente las llaves del Reino.

CIC 881 El Señor hizo de Simón, al que dio el nombre de Pedro, y solamente de él, la piedra de su Iglesia. Le entregó las llaves de ella (cf. Mt 16, 18-19); lo instituyó pastor de todo el rebaño (cf. Jn 21, 15-17). "Está claro que también el Colegio de los Apóstoles, unido a su Cabeza, recibió la función de atar y desatar dada a Pedro" (LG 22). Este oficio pastoral de Pedro y de los demás apóstoles pertenece a los cimientos de la Iglesia. Se continúa por los obispos bajo el primado del Papa.


Así, los católicos armonizamos ambas interpretaciones, pero no tenemos que torcer la Escritura para discimular el significado del cambio de nombre a Pedro en función de su ministerior, al cual fue elegido en virtud de su fe.
27/08/08 7:22 PM
Comentario de Eidher
Eso de que las llaves las tenga Pedro es ilógico, pues Pedro como mortal murió y de ser así estaríamos perdidos, pues murió quien tenía las llaves y ya no podríamos entrar.
27/08/08 7:33 PM
Eso de que las llaves las tenga Pedro es ilógico, pues Pedro como mortal murió y de ser así estaríamos perdidos, pues murió quien tenía las llaves y ya no podríamos entrar.
PermaVínculo 27.08.08 @ 19:33

Tb a Moisés le sucedieron quienes tenían la potestad de enseñar y aclarar sus enseñanzas y preceptos. Ellos sabían que se sentaban en la cátedra de Moisés y estaban auxiliados de lo alto porque eran sus sucesores.
El mismo Xto avala su magisterio al decir " En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que todo lo que os digan que guardéis, guardadlo.." (Mt.23,2).
De igual manera los papas eran conscientes de que utilizaban el poder de las llaves dado a Pedro. hasta el punto que la misma silla o cátedra de Pedro se usó durante siglos para enseñar y dirimir cuestiones, o sea el poder de las llaves. De ahí viene la expresión " ex cathedra". Cristo no dejó a su Iglesia más desabastecida que lo hiciera Moisés con Israel. Al fin y al cabo fue el nuevo Moisés y aun más grande que él (Jn.1,17).
27/08/08 9:47 PM
Ciertamente la roca es la confesión de fe de Simón. Cuando algunos católicos se empeñan en "probar" que Jesús dijo "sobre Simón edificaré mi Iglesia" yerran y fallan, pues no es ese el sentido recto del texto y tampoco es la forma común de entenderlo que tuvieron los Padres de la Iglesia.

El ministerio de las llaves tampoco es exclusivo de Pedro, se aplica a todos los demás apóstoles.

Dicho esto:

a-Jesús vinculó estrechamente a Simón, al llamarlo Satanás, con la sugerencia tentadora que Simón le propuso. Igualmente Jesús vinculó estrechamente a Simón con la confesión de fe hasta el punto de cambiarle el nombre y asociar de manera inseparable al que confiesa con lo confesado: "tú eres piedra, y sobre esta Piedra..."

b-El ministerio de Pedro está atestiguado también en la tradición joánica, en el cuarto evangelio en el que aparece también Pedro confesante, Pedro revestido de su ministerio frente al rebaño y Pedro-Satanás incapaz de responder a Jesús con el mismo verbo griego (agapo) con el que éste le pregunta sobre la magnitud de su amor.

No estriba la discusión en Pedro ni en el Papa sino en la existencia de un ministerio petrino como fuerza configuradora de la Iglesia ya desde sus orígenes, ciertamente en sus primeros años pero también a lo largo de toda la historia.
27/08/08 11:15 PM
Pedro recibió las llaves, pero evidentemente cuando murió otro siguió con su ministerio.

El problema de rechazar esto, es que se desconoce totalmente el significado y las implicaciones de lo que es un MINISTERIO.

El oficio de las llaves es algo que permanece en la Iglesia.
28/08/08 3:41 AM
"Cuando algunos católicos se empeñan en "probar" que Jesús dijo "sobre Simón edificaré mi Iglesia" yerran y fallan, pues no es ese el sentido recto del texto y tampoco es la forma común de entenderlo que tuvieron los Padres de la Iglesia."


El asunto es que no eres tu precisamente quien para decretar cual es el sentido recto del pasaje.

Y respecto a la posición de los padres de la Iglesia respecto al primado de Pedro, si quieres te puedo invitar a un foro donde estamos analizando el tema, a ver como te va...(Aunque yo ya he hecho varios post de este tema y pienso hacer más)
28/08/08 3:44 AM
Comentario de Eidher
Todo parece indicar que para los católicos solamente hubo un apóstol, Pedro, y una sola línea apostólica, ignorando a los discípulos de Pablo, por ejemplo, que si son nombrados en las Escrituras.
28/08/08 5:08 AM
Si todo lo que te queda del argumento es la falacia de muñeco de paja, dejo a que te conteste un ilustre católico:

“Si la sucesión de obispos es tomada en cuenta, cuanto más cierta y beneficiosa la Iglesia que nosotros reconocemos llega hasta Pedro mismo, aquel quien portó la figura de la Iglesia entera, el Señor le dijo: “Sobre esta roca edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella!”. El sucesor de Pedro fue Linus, y sus sucesores en orden de sucesión ininterrumpida fueron estos: Clemente, Anacleto, Evaristo, Alejandro, Sixto, Telesforo, Higinio, Aniceto, Pío, Sotero, Eleuterio, Victor, Ceferino, Calixto, Urbano, Ponciano, Antero, Fabián, Cornelio, Licio, Esteban, Sixto, Dionisio, Felix, Eutiquiano, Cayo, Marcelino, Marcelo, Eusebio, Miltiades, Silvestre, Marcos , Julio, Liberio, Damaso, y Siricius, cuyo sucesor es el presente obispo Anastasio. En esta orden de sucesión, ningún obispo donatista es encontrado”. San Agustín, Contra epistolae Mani 4, 5


28/08/08 6:27 AM
Comentario de Guillermo Sánchez
¿Por qué se elimina el enlace de mi comentario, mientras que otros comentaristas ponen su URL, que está visible (la mía no)? ¿Es una norma del blog que no aparezcan enlaces?
28/08/08 9:01 AM
Los comentaristas han dicho ya todo lo que se puede decir del tema. Yo me pregunto ¿qué hubiera sido de la Iglesia sin autoridad,por no haber sucesión apostólica,sin un punto de referencia o servicio a la unidad de la misma? Hoy no existiría la Iglesia,sería todo un cúmulo de grupos contradictorios excomulgándose mutuamente sin cesar. Un caos. Al fin TODO sería protestantismo.
Leo Mateo 10:2:"Los nombres de los doce Apóstoles son éstos:el primero Simón,llamado Pedro,..." Parece que en la Iglesia que fundó el Señor debe haber un primero, no para ser servido,sino para servir,como vínculo de Unidad en la única Iglesia.
28/08/08 11:30 AM
En un comentario anterior expliqué que enlaces permito en mi blog y cuales no, y también las razones del porqué.
28/08/08 2:05 PM
Comentario de Guillermo Sánchez
Si el pasaje de “Tú eres Pedro” se pudiera aplicar legítimamente a una institución que desde Pedro hasta hoy hubiera garantizado la sucesión apostólica, no existirían dudas de que esta sucesión habría sido clara y continua desde el principio. Pero no hay constancia ni en la Escritura ni en otras fuentes históricas de que Pedro fuera nada parecido al “primer papa”. En fechas tan tardías como el siglo V, Agustín de Hipona, el mayor de los teólogos católicos de los primeros siglos de la era cristiana, deja que sus lectores interpreten si Cristo dice que él mismo es la roca o si dice que Pedro es la roca (Retracciones I. 21. 1). Siendo que él apoyaba al papado, para entonces no deberían existir dudas sobre a quién se aplica el texto. Pero las había, porque hasta muy tardíamente el obispo de Roma no comenzó a aplicarse ese texto para “demostrar” su autoridad sobre los demás obispos.

Por supuesto, la supuesta lista de obispos de Roma que el papado exhibe no tiene base histórica. El término “papa” se utiliza muy tardíamente; y, como veremos, en época apostólica y posterior no había un obispo para cada ciudad. Los personajes a los que se considera “primeros papas” debieron de ser simples obispos (episkopoi) de comunidades cristianas de Roma, sin ninguna jurisdicción sobre las iglesias de toda la ciudad, ni mucho menos sobre la iglesia universal.

En el mismo siglo V Juan Crisóstomo, patriarca de Constantinopla, dijo que Jesús había prometido poner el fundamento de la iglesia sobre la confesión de Pedro, y no sobre Pedro; también dice que Cristo mismo es verdaderamente nuestro fundamento (Comentario sobre Gálatas, 1: 1-3; Homilías sobre 1 Timoteo XVIII. 6. 21). Según Eusebio, historiador de la iglesia primitiva (siglo IV), Clemente de Alejandría escribió que Pedro, Santiago y Juan no lucharon por la supremacía en la iglesia en Jerusalén, sino que escogieron a Santiago como dirigente (Historia eclesiástica II. 1). Otros padres de la iglesia, Hilario de Poitiers, enseñaron lo mismo. Por lo tanto, en la época en que el obispo de Roma era ya una autoridad importantísima, todavía no se consideraba que Pedro hubiera sido el primer obispo de Roma, ni mucho menos el “primer papa”.

Cuando se buscó apoyo bíblico para las pretensiones del obispo de Roma a su primacía en la iglesia, las palabras pronunciadas por Cristo en esta ocasión fueron sacadas de su contexto original e interpretadas en el sentido de que Pedro era "esta roca". León I (siglo V) fue el primer obispo de Roma en pretender que había recibido su autoridad de Cristo por medio de Pedro. Resulta imposible de creer que si esto es realmente lo que Cristo quiso decir, ninguno de los otros discípulos hubiera descubierto ese hecho, ni tampoco ningún otro cristiano (ni siquiera los obispos de Roma) durante cuatro siglos después de que Cristo pronunciara esas palabras.

Una de las mejores evidencias de que Cristo no designó a Pedro como la "roca" sobre la cual habría de construir su iglesia, es quizá el hecho de que ninguno de los que oyeron a Cristo en esta ocasión (ni siquiera Pedro) así lo entendió mientras Jesús estuvo con ellos, ni después. Si Cristo hubiera establecido a Pedro como principal entre los discípulos, éstos no habrían disputado repetidas veces por el primer puesto (Lucas 22: 24; Mateo 18: 1; Marcos 9: 33-35; etc.).
29/08/08 10:13 AM
Comentario de Guillermo Sánchez
Ahora veo que la URL de mi web ha salido en mi comentario anterior sin pretenderlo yo, pues había quedado "grabada" en la plantilla de mi comentario anterior. Lo digo por si el moderador toma ese dato para banearme.
29/08/08 10:17 AM
Guillermo

Otra regla que tengo (aunque no había mencionado y aprovecho de hacerlo ahora) es no admitir COPY & PASTES en mi blog.

Y hago la mención por ese comentario extenso que te haz copiado de un sitio adventista. (Ya sabes, el de la escuela sabática)

Los argumentos que tu en esta ocasión haz copiado, los he tratado en otro post, por ejemplo: El fundamento histórico del primado lo analizo en detalle en:

El Primado Romano en la historia, parte I

Y las objeciones respecto a San Agustín y el primado Romano las trato en:

El Primado Romano en la historia, parte II

También en:

San Agustín, ¿Interpretaba la Biblia como los Protestantes?

San Agustín, ¿Interpretaba la Biblia como los Protestantes? Parte II

Luego sueltas el disparate de que la interpretación de las palabras de Cristo en Mateo 16,18 refiriendose a Pedro como la roca es una novedad del siglo V, ignorando como ya Tertuliano siglos antes se enfrentaba a esta interpretación y el mismo San Agustín habla de como era frecuente entre padres de la Iglesia (Y el mismo la profesó y la consideraba también válida).

Y ni se diga eso de que San Juan Cristóstomo no reconocía el primado del obispo de Roma. No debes confundirte. Que él y otros padres hicieran uso de ambas interpretaciones, no quiere decir que rechazaran a los obispos de Roma como sucesores de Pedro. Así por ejemplo, San Juan Crisóstomo, en su Homilía 88 sobre el evangelio de Juan escribe: "Era el principal entre los apóstoles, era como la boca de los otros discípulos y la cabeza del cuerpo apostólico. Jesús, al decirle que debe tener en adelante confianza, porque la mancha de su negación está ya borrada, le confía el gobierno de sus hermanos. Si tú me amas, sé jefe de tus hermanos" y sobre el sacerdocio II habla explícitamente de los sucesores de Pedro: "
¿Y por qué vertió su sangre? Para rescatar a esas ovejas que ha confiado a Pedro y a sus sucesores"


Lee los artículos que tengo del tema, y documentate, porque solo copiar lo que dice un sitio adventista sin verificarlo, te expone a cometer errores como los que acabas de cometer.

Por lo pronto, me haz dado una idea para un nuevo post.


29/08/08 2:12 PM
Comentario de Eidher
Supongamos que hay una sola línea apostólica desde Pedro, pero esa línea se rompió en el momento en que dos obispos se autoproclamorn papas y se excomulgaron mutuamente o cuando en la época de la pornocracia el papado se corrompió, o cuando papas negros se dedicaron a quemar "herejes", que en realidad eran cristianos, en la época de la inquisición. Creo que la línea apóstolica más bien es una cadena rota.
29/08/08 5:08 PM
Bueno bueno, veo que como la evidencia bíblica y patrística de la sucesión apostólica es tan evidente e indiscutible, la solución que te queda es salir con aquella de "como nosotros no tenemos sucesión apostólica, pues entonces nadie!!!"

Te cuento que el hecho de que hayan habido algún antipapa (incluso creo recordar que han habido momentos en la historia en que ha habido más de 1 antipapa), eso no le quita legitimidad al que si lo es.

Me imagino que pensando así, cuando San Pablo excomulgó a Himeneo y Fileto, ellos hubieran podido excomulgarlo a él y San Pablo hubiera perdido su ministerio.....

Y más absurdo es mencionar que haya habido un Papa indigno para sugerir que la sucesión se rompe por esta causa. Quizá no hubo alguien tan brillante en la época de los apóstoles que le hiciera notar eso a Pedro, cuando decidió que debería haber un sucesor para Judas Iscariote.
29/08/08 5:40 PM
Comentario de Eidher
La biblia muestra que los apóstoles tenían discipulos, pero no habla de una sola línea de sucesión apostólica sobre la cual recaería el liderazgo de la iglesia. Eso es extrabiblico.
29/08/08 7:19 PM
Comentario de Luis Fernando
La Biblia muestra muy claramente la sucesión apostólica en Tito y Timoteo. Otra cosa es que algunos no lo quieran ver. Pero eso no es problema de la Biblia sino del que quiere ser ciego teniendo la luz delante.

Por cierto, ¿adivinan quién intervino para solucionar con autoridad el problema interno de la iglesia en Corintio a finales del siglo I?

Una pista: no fue el único apóstol que quedaba con vida.

Otra pista: no fue el obispo de ninguna de las iglesias de fundación apostólica más cercanas a Corinto.
29/08/08 9:49 PM
Comentario de Eidher
Tito y Timoteo no están en la lista de papas.
29/08/08 10:23 PM
Y como los argumentos nuevamente fallaron, nuevamente cambio de dirección y brinca que brinca.

Por cierto, la sucesión apostólica no se refiere solo a los papas.

29/08/08 11:36 PM
Comentario de Cordura
Es bastante triste comprobar cómo el amo del blog censura a los críticos, por respetuosos que sean (me refiero sobre todo a Guillermo Sánchez, que está siendo sistemáticamente perseguido). Eso, en el fondo, no hace sino evidenciar la poca seguridad en sus ideas de dicho amo.

Por lo demás, resulta sorprendente que alguien pueda afirmar que “la Biblia muestra muy claramente la sucesión apostólica en Tito y Timoteo”... Luis Fernando, ¿podrías explicarnos cómo lo muestra?

Un cordial saludo.
30/08/08 3:34 PM
No veo necesario hacer melodrama.

No pretendo perseguir "sistemáticamente" a nadie, simplemente he aprovechado de aclarar que:

1) No deseo que se publiciten enlaces a sitios protestantes en mi blog (Si otro blogger lo permite, bien, yo no)

2) No deseo que se coloquen COPY & PASTES en mi blog.

La razón para ambas cosas es la misma: Pretendo evitar que cualquiera empiece a pastear (cosa que es muy fácil de hacer) las toneladas de artículos que pueden ser encontradas en la Web. (No pretendo perder el tiempo contestando a todo eso, siendo que a quien lo postea nada de esfuerzo le toma ponerlo), y tampoco deseo publicitar o ranquear sitios protestantes.

La finalidad de mi blog es promover la fe católica, no publicitar Webs protestantes.

30/08/08 9:40 PM
Comentario de Eidher
la sucesión apostólica no se refiere solo a los papas pero demuestran que ignoran a los demás sucesores o les restan importancia.
31/08/08 3:18 AM
Si te hace feliz creer eso, pues que le vamos a hacer....

Se feliz...
31/08/08 5:37 AM
Comentario de Luis Fernando
¿Que ignoramos a los demás?

A ver, los obispos son vicarios de Cristo, no del Papa. Cada uno de ellos.

El obispo es el pastor en su diócesis. Tiene plena autoridad para gobernarla. Ciertamente ha de estar en comunión con el Papa, pero el Papa no es más "obispo" que el resto. Pasaba igual con los apóstoles. Ninguno era "más" apóstol que los demás. Pero sólo uno de ellos era el "protos", sólo uno de ellos recibió un ministerio personal más amplio que el resto. El sacramento del orden tiene su grado más alto en el episcopado, no en el papado.

Cuando se plantea la ruptura de la sucesión apostólica en Roma debido a los conflictos habidos entre Papas y anti-papas, se suele olvidar que tanto unos como otros ya eran obispos antes de acceder o pretender acceder a la silla de Pedro. Por tanto, no hay ruptura alguna. El sacramento ya estaba dado.

Pero bueno, supongo que es una pérdida de tiempo explicar esto a quien ni sabe ni quiere saber.

Cordura, Pablo da a Tito y Timoteo:
1- Autoridad eclesial
2- Autoridad doctrinal
3- Autoridad para ordenar a otros.

01/09/08 1:10 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.

José Miguel Arráiz

José Miguel Arráiz

Ingeniero en computación, casado y con tres hijas, actualmente cursando una maestría en gerencia empresarial. Formado cristianamente en el Colegio La Salle de Barquisimeto, ha sido miembro del grupo musical de su parroquia y posteriormente catequista. En 1998 comenzó su interés por la apologética católica y fundó el sitio web que hoy tiene por nombre ApologeticaCatolica.org, cuya finalidad es difundir la fe católica en su integridad protegiendo a los hijos de la Iglesia de los avances del protestantismo, el sincretismo y el relativismo.

En este blog

Ayuda a Infocatólica

Sitios recomendados

Apologética Católica

.

.

.

.

.

Libros recomendados





Síguenos por...


ApologéticaCatolica.org en Facebook ApologéticaCatolica.org en Google+ ApologéticaCatolica.org en Twitter
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso