El gurú del Bikram Yoga, acusado de agresión sexual

A punto de derrumbarse se encuentra el imperio de Bikram Yoga, la disciplina ardiente (en todos los sentidos) fundada por el indio Bikram Choudhuri, de 69 años, gurú de esta práctica deportiva de moda en América y Australia que lleva funcionando desde hace unos años, con ilustres practicantes como Madonna y Lady Gaga y que en España ya arrastra a bastantes seguidores. Así lo cuenta El Confidencial.

Las primeras acusaciones sobre el “maestro” se remiten a 2013 y ahora, según informa el New York Times, numerosos estudiantes de yoga de Estados Unidos han abandonado Bikram después de que seis mujeres, la última la pasada semana, hubieran llevado a los tribunales al gurú, quien será procesado en el próximo mes de agosto.

Choudhouri, que a través de sus abogados ha negado categóricamente cada acusación, ha sido tachado en varias ocasiones de acosador sexual. De las denuncias de las mujeres, según el Times, emerge una propensión del maestro a agredir sexualmente a jóvenes estudiantes, dos de las cuales sostienen haber sido violadas durante algunos seminarios de formación para maestros de yoga.

La particularidad del método Bikram, fundado en los años 70, es que se practica en una sala en la que el ambiente llega hasta los 40 grados de temperatura. La práctica de este ejercicio se desarrolla en un microclima extremo, de modo tal que el calor pueda activar positivamente los músculos y el cuerpo entero.

El hecho es que, según las denuncias de las mujeres, el mundo de Bikram Yoga se parece mucho al de una secta. Tras llevar nueve semanas inscritas les viene impuesto qué comer, cómo hablar y qué expresiones faciales usar, así como vestirse.

Además de la maratón de yoga en bikini y prendas mínimas –su fundador lleva un pequeño slip– el curso prevé la realización de varias sesiones mientras se proyectaban películas de Bollywood y durante las cuales se les pedía a las chicas masajear por turnos al gurú delante de las otras estudiantes.

Denuncias de practicantes de yoga

La última víctima, la canadinese Jill Lawler, denunció a Bikram la semana pasada y según cuenta le habría puesto las manos encima después de una extraña sesión de masajes mientras ambos veían una película de Bollywood.

Según amplía la agencia mexicana Reforma, Lawler, quien practicaba yoga, reveló que Choudhury la violó en 2010 durante una sesión de entrenamiento y cuando ella sólo tenía 18 años. “Muchas personas tienen los ojos vendados. Este es su mundo entero (el yoga), no quieren aceptar que esto realmente pasó”, dijo Sarah Baughn, de 29 años y quien demandó a Choudhury en 2013.

Esta última, quien asistió a las clases en 2005, cuando tenía 20 años, relató que las propuestas sexuales del instructor comenzaron en una sesión de entrenamiento y que luego se prolongaron hasta un cuarto de hotel y el hogar del instructor, lugares donde fue agredida.

Choudhury, quien posee autos de lujo y una mansión en Beverly Hills, es el creador del Bikram Yoga (hot yoga), que consiste en 26 posiciones de dicha disciplina en un cuarto caliente. De acuerdo con el rotativo, los abogados del gurú negaron los hechos y aseguraron que las supuestas víctimas sólo buscan un beneficio económico. Los representantes agregaron que, por falta de pruebas, un fiscal de Los Angeles declinó interponer cargos de violación.

Una figura polémica

Sus seguidores aseguran que Bikram Choudhury empezó a practicar yoga con tan sólo 3 años y a los 13 ganó el campeonato nacional de esta disciplina en su India natal. En BBC Mundo leemos que, según cuenta su biografía, a los 20 años se lesionó mientras levantaba pesas y los médicos le dijeron que no podría volver a realizar ejercicio.

Fue entonces cuando creó la serie de 26 posturas que componen el Bikram Yoga y que, según dice, le ayudaron a rehabilitarse por completo en un periodo de seis meses. En 1973 se mudó a California, donde poco a poco empezó a construir una base de alumnos fieles, a la que se irían uniendo famosas estrellas de Hollywood, deportistas y políticos que hicieron que la popularidad del Bikram Yoga no parara de crecer.

En la actualidad hay más de 2.000 escuelas en todo el mundo que enseñan Bikram Yoga, que se realiza en sesiones de 90 minutos en una sala a 40ºC. Además, cada año decenas de personas pagan los 11.000 dólares que cuestan los cursos que Bikram Choudhury imparte para formar profesores de su modalidad de yoga.

Sus abogados han presentado numerosas demandas contra profesores y escuelas a los que acusan de infringir los derechos de autor que, según defienden, Choudhury posee sobre el Bikram Yoga. La justicia estadounidense todavía no se ha pronunciado de manera definitiva sobre si una serie de posturas de yoga puede ser patentada. Mientras tanto, los que quieren impartir Bikram Yoga deben firmar un contrato de franquicia.

Graves acusaciones

En años recientes varios ex colaboradores Bikram Choudhury –quien es conocido por soltar comentarios cargados de connotaciones sexuales durante sus clases– han asegurado que en sus centros de enseñanza impera un ambiente sectario.

Además de la demanda ya señalada de Sarah Baughn, en mayo de 2013, dos demandantes cuya identidad permanece en el anonimato, aseguraron haber sido violadas por Choudhury tras haber sido sometidas a un acoso constante y unos meses después una ex empleada de un centro de Los Ángeles presentó una demanda por amenazas.

Según le dijo a BBC Mary Shea, abogada de las tres primeras demandantes, el objetivo principal de las denuncias de sus clientas es que “eso no le vuelva a suceder a ninguna mujer más y que Bikram Choudhury asuma su responsabilidad por lo que ha hecho”.

“Es algo muy difícil y aterrador para las mujeres denunciar que han sido víctimas de abuso sexual o de una violación. Mis dos clientas estaban sufriendo en silencio y cuando vieron que otras mujeres estaban contando lo que les había sucedido tuvieron el coraje para salir a la luz”, explicó Shea, quien señaló que próximamente van a presentar dos nueva demandas civiles contra Choudhury.

Por su parte, Victor Sherman, abogado de Bikram Choudhury, aseguró en conversación con BBC Mundo que las demandantes tan sólo quieren ensuciar el nombre de su cliente. “Cuando este asunto se dirima frente a un tribunal el señor Choudhury será absuelto. Lo apropiado para un abogado es resolver este asunto frente a una corte y no dando información falsa a la prensa”, dijo Sherman.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.