Una lectura inolvidable: Hechos de los apóstoles de América

Hechos de los apóstoles de AméricaHoy quiero hacer un regalo a los lectores: voy a recomendarles un libro excepcional. Nada hay en este mundo terreno que esté libre de defectos, así que este libro también debe de tenerlos, como cualquier obra humana. Sin embargo, yo no los he encontrado. Si no lo han leído aún, cómprenlo ahora mismo. Me lo agradecerán.

Se trata del libro Hechos de los apóstoles de América, escrito por D. José María Iraburu y publicado por la Fundación Gratis Date. El autor dice en el prólogo que “lleva en el corazón a la América hispana” y se nota. Es un libro que, además de ser interesantísimo, claramente está escrito con cariño.

Es una mirada de fe a una de las grandes gestas de la Humanidad: la conquista y, sobre todo, la evangelización de América. Su título, Hechos de los apóstoles de América, deja muy claro el enfoque que tiene la obra. No se centra en la economía, como esa Historia paganizada y pretendidamente científica que se estudia en nuestro país y que cree que, a la postre, todo se reduce al dinero. El P. Iraburu pone su mirada ante todo en lo verdaderamente importante, en lo que contribuye al auténtico progreso humano, que es la fe católica.

Aunque el libro trata la conquista, la colonización, la organización civil y los grandes acontecimientos históricos, su estructura está basada en los grandes apóstoles americanos. Sobre todo los santos. Y qué santos. Son historias impresionantes, que se le clavan a uno en la imaginación y que recordará toda su vida. Los miles de kilómetros andados por el Beato Junípero Serra, a pesar de su cojera, para evangelizar en California. La pequeñez y sencillez de San Juan Diego, tan parecidas a las de la Señora del Cielo que se le apareció. La alegría de los cantos y bailes de San Francisco Solano. La humildad de San Martín de Porres. Los numerosos mártires que regaron con su sangre la evangelización americana, desde el Canadá hasta el Río de la Plata. Obispos santos, frailes santos, seglares santos. Una multitud.

Como hemos dicho, es una mirada de fe y, por ello, no se ocultan las sombras de la conquista de América. El título del capítulo sobre el más famoso de los conquistadores es, en ese sentido, muy significativo: Hernán Cortés, pecador y apóstol. Los conquistadores eran soldados, con todo lo que eso implica de derramamiento de sangre, rudeza y ambición. Aún así, sin embargo, el libro muestra la fe auténtica que tenían esos conquistadores españoles, a pesar de sus pecados, y su deseo sincero de dar gloria a Dios y transmitir la fe a los pueblos indígenas.

No es extraño que incluso los pecadores tuvieran fe, porque podían contemplar con sus propios ojos el ejemplo evangélico de los santos, que les mostraban al mismo Jesucristo, amando a sus enemigos y dando la vida por ellos. El P. Junípero Serra, por ejemplo, cuenta cómo había dejado dicho al Virrey que, si los indios paganos o incluso los mismos indios bautizados le mataban, no se les ejecutase en represalia, sino que se les corrigiese y perdonase “en cumplimiento de nuestra ley, que nos manda perdonar injurias, y procúrese no su muerte, sino su vida eterna”.

Este libro constituye un antídoto eficaz tanto contra la leyenda negra anglosajona como contra los indigenismos paganizantes actuales. En efecto, una de sus mejores cualidades consiste en que recoge una enorme cantidad de textos de la época, frases de los diversos santos, documentos históricos, relatos de los propios conquistadores y evangelizadores, etc. Al leerlos, uno puede encontrarse, sin intermediarios, con la verdad sobre la gesta de la evangelización de América, más allá de los prejuicios ideológicos. Podemos leer de primera mano la brutalidad espeluznante de muchas prácticas paganas, las guerras y rencillas entre los indios, la descripción del sacrificio y las obras maravillosas de los evangelizadores, la alegría de los indígenas al abrazar el cristianismo, el heroísmo y los pecados de muchos conquistadores y el sincero deseo de los Reyes de España de proteger a los indios americanos.

A todas estas excelencias del libro se une otra común a todos los libros de la Fundación Gratis Date: su precio más que asequible. Son sólo 15,5 euros para un libro de más de quinientas páginas (y los que no puedan pagarlo en América pueden obtenerlo gratis). Para conseguirlo, basta enviar un correo electrónico a fundacion@gratisdate.org indicando el nombre y la dirección postal del solicitante y le enviarán las instrucciones para ingresar el dinero.

Si por mí fuera, no se ordenaría ni un solo seminarista en Hispanoamérica que no hubiera leído este libro. Ni en España tampoco. Cualquier pastoral en América que olvide la realidad que describe esta obra está necesariamente condenada al fracaso.

No me cabe duda de que, en su larga vida como sacerdote, el P. Iraburu ha trabajado duro en la viña del Señor, gastándose y desgastándose por las almas en muchas obras buenas. Sin embargo, si no hubiera hecho nada más, creo que bastaría este libro para considerarle un benefactor de la Iglesia. No se lo pierdan.

12 comentarios

  
Luis Fernando
Ese libro es una auténtica pasada. Doy fe de ello.
28/07/12 1:47 PM
  
RockyMarciano
Gracias por la reseña, Bruno.

El libro completo puede leerse en línea y también descargarse gratuitamente:

http://www.gratisdate.org/nuevas/hechos/default.htm
28/07/12 2:13 PM
  
Francisco José Delgado
Se trata, sin duda, de un libro que presenta la verdad de la expresión que se usó en la época, al decir que la Evangelización y Civilización (que no colonización) de América fue la obra más prodigiosa de Dios, después de la Creación del mundo y su Redención por parte de Jesucristo.
Por otro lado, creo que una pastoral que olvide la realidad que describe esta obra está, en América, necesariamente condenada al fracaso. Tristemente esto es algo que por acá se confirma a diario.
28/07/12 2:26 PM
  
Bruno
Rocky:

Sí, no lo había puesto porque la experiencia me dice que lo que se puede leer en Internet, a menudo no se lee, sobre todo si es tamaño libro.

En cambio, si uno hace el pequeño esfuerzo de pedir el libro físico, ya tiene un incentivo que, unido a la mayor comodidad, suele hacer que el libro se lea.

Saludos.
28/07/12 2:34 PM
  
Bruno
Francisco José Delgado:

Me ha gustado la frase sobre la pastoral. Voy a añadirla al artículo, con su permiso.
28/07/12 2:35 PM
  
Fernando
Estimado Bruno
Yo soy bastante ignorante, pero hay algo de lo que estoy seguro: yo no sería lo que soy sin la impresionante obra evangelizadora de España. Hispanoamérica es lo que es porque es "española". Yo soy un orgulloso argentino y, aunque haya pasado de moda y hoy se difundan no sé qué historias de los "pueblos originarios", me siento orgulloso de llamar a España "la Madre Patria" como nos enseñaban en la escuela.

28/07/12 2:45 PM
  
RockyMarciano
Bruno:

Te sorprenderías de la cantidad de libros completos que he leído en el ordenador.

La descargar de Gratis Date en PDF es más difícil de leer en una tableta o lector de libros electrónicos, pero el .ZIP contiene varios ficheros HTML que se leen con toda comodidad, ajustándose al ancho de la pantalla.

Por otra parte, me imagino que el libro impreso llevará un pequeño margen para financiar la fundación. También se puedeh hacer donativos directamente con Paypal en:

http://www.gratisdate.org/donativos.htm

Saludos.
28/07/12 3:35 PM
  
Eleuterio
Humildemente yo también recomiendo la lectura de estos particulares Hechos de los Apóstoles. En su día ya comenté lo que Dios me dio a entender pero ahora, viendo que Bruno también lo recomienda, pues mucho me alegro de todo esto.

Y es que hay santos, en el antiguo y buen sentido de la expresión, que están entre nosotros.
28/07/12 5:02 PM
  
José María Iraburu
Gracias, Bruno,
por la recomendación de este libro mío. Subrayo dos cosas que dices, porque me parecen importantes.

+Los "Hechos de los Apóstoles de América" está escrito con la mismísima orientación con la que San Lucas escribió los Hechos de los Apóstoles al comienzo de la Iglesia. La atención y descripción de los hechos se centran en la acción del ESanto que, por la mediación de los Apóstoles, sobre todo Pedro y Pablo, va encendiendo la llama de la fe en Cristo y de la caridad eclesial en hombres y pueblos.

+Una Iglesia local ha de crecer siempre fiel a sí misma, como un árbol. El concilio Vaticano II ponía como clave de la renovación de los institutos religiosos una recuperación de "la primigenia inspiración y una adaptación de éstos a las cambiadas condiciones de los tiempos". La renovación de las Iglesias locales de América hispana ha de hacerse guardando fidelidad a su propia identidad personal. Pero esto require conocer bien y apreciar su pasado, la historia de sus orígenes. Unas Iglesias que desconocieran su propia historia o, más aún, que se avergonzaran de ella no podrían crecer, sino que estarían condenadas a una decadencia y falsificación estéril.

Gracias, Bruno.
29/07/12 10:01 AM
  
Strauch
Me alegra mucho, Bruno, que traigas este libro a colación porque es una auténtica maravilla.

Lo he difundido en mi entorno, a quienes se lo he regalado han quedado cautivados y me he reservado unos cuantos para gente especial, que disfrute con obras de este calado.

De lo más auténtico que he leído en mucho tiempo, y de las obras que me han hecho sentirme más orgulloso de ser católico y español.

Sé lo que piensa el padre Iraburu sobre ello, pero con todos mis respetos esta obra merece mucha difusión, edición de lujo y cabecera en todas las librerías católicas y no católicas de España e Iberoamérica. Es un arma preciosísima para arrebatar nuestra mejor historia de las zarpas del complejo histórico, producto de la asunción papanata de los dogmas anticatólicos de la historiografía anglosajona e iluminista.

Ferviente recomendación: no dejéis de leerla.

PAX CHRISTI,
29/07/12 7:17 PM
  
Silverio Osorio
Saludos, gracias por la reseña. Espero encontrarlo en la biblioteca.
www.elceremoniero.blogspot.com
09/09/12 4:03 AM
  
Javier Están
P. José María: el libro es una maravilla. Estoy escribiendo una novela (de fantasía) en el que incluyo referencias a muchos santos y buscando a los americanos me topé con tu libro en internet. No pensaba leerlo entero, sino sólo informarme sobre los santos típicos hispanoamericanos: Padre Clavet, San Martin de Porres... Pero leyendo, leyendo, no puedo parar de leerlo, aunque sea en trozos dispersos. Prosa estupenda y directa y documentación y citas asombrosas. En cuanto tenga tiempo (trabajar, tener una hija pequeña y escribir una novela a la vez, me tienen "matao") me la pienso comprar.
Ni que decir tiene que cuando tenga la novela editada (en la que cito esta obra) os haré llegar un ejemplar. Calculo que a un año vista.
Javier Están.

Gracias a Bruno por la referencia y el artículo estupendo también.
15/11/14 6:45 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.