InfoCatólica / Schola Veritatis / Categoría: Filosofía

3.02.16

La misericordia de Dios en la donación del acto de ser en la creación

La creación de Adán, Miguel Ángel (+1564)

Desde la época de la Cristiandad medieval o quizá antes, el día en que se lee el Evangelio del Anuncio del Arcángel Gabriel a María Santísima, durante el Adviento, es tradición que el Padre Abad da a sus monjes un Sermón Capitular llamado “Super Missus est". El que ahora presentamos es de un Padre Abad benedictino de un Monasterio europeo de clara orientación contemplativa. Él nos ha permitido de buen grado reproducirlo en nuestro blog, pero que ha querido mantener el anonimato.

Dividiremos el Sermón en dos publicaciones con títulos diferentes, tanto por su extensión como por sus temáticas aunque ambas constituyen una síntesis maravillosa.

El primer post se titula La misericordia de Dios en la donación del acto de ser en la creación; y el segundo se llamará Tener misericordia de la Iglesia en este Año de la Misericordia.

La traducción, los destacados en negrita y cursiva son nuestros.


Mis muy queridos hijos:

Pues que todas las obras de Dios proceden de su Misericordia, como Santo Tomás lo ha afirmado en un texto que nos ha sido recientemente recordado (cf. S. Th. I-II, q. 21), nos será fácil colocar nuestra meditación anual del Evangelio de la Anunciación a la luz de la misericordia, en este año, en el cual jubilosos meditamos este gran atributo divino, tratando de hacerlo nuestro: “sed misericordiosos como vuestro Padre celestial es misericordioso“.

Leer más... »

13.10.14

El arte de pensar la verdad

 

“El pensar bien consiste: o en conocer la verdad o en dirigir el entendimiento por el camino que conduce a ella. La verdad es la realidad de las cosas. Cuando las conocemos como son en sí, alcanzamos la verdad; de otra suerte, caemos en error.

 Si deseamos pensar bien, hemos de procurar conocer la verdad, es decir, la realidad de las cosas. ¿De qué sirve discurrir con sutileza, o con profundidad aparente, si el pensamiento no está conforme con la realidad?

 Echase, pues, de ver que el arte de pensar bien no interesa solamente a los filósofos, sino también a las gentes más sencillas. El entendimiento es un don precioso que nos ha otorgado el Creador, es la luz que se nos ha dado para guiarnos en nuestras acciones; y claro es que uno de los primeros cuidados que debe ocupar al hombre es tener bien arreglada esta luz. Si ella falta, nos quedamos a obscuras, andamos a tientas, y por este motivo es necesario no dejarla que se apague. No debemos tener el entendimiento en inacción, con peligro de que se ponga obtuso y estúpido, y, por otra parte, cuando nos proponemos ejercitarle y avivarle, conviene que su luz sea buena para que no nos deslumbre, bien dirigida para que no nos extravíe.

Leer más... »