InfoCatólica / Sacro y Profano / Archivos para: Noviembre 2010

30.11.10

Las tribulaciones de la diplomacia vaticana

La diplomacia vaticana tiene dos pendientes fijos. En los últimos días las circunstancias han querido convertirlos en tribulaciones. Se trata de Rusia y China. Regímenes vinculados (una ayer, la otra hoy) al socialismo de Estado. A esos países la Santa Sede apostó mucho, y estaba logrando resultados hasta que -en este noviembre negro- todo saltó por los aires.

En Rusia parecía que la distensión entre católicos y ortodoxos miraba a dar buenos resultados gracias a dos figuras claves: Benedicto XVI como Papa de Roma y Cirilo I como Patriarca de Moscú. Tras los años de tensión durante el pontificado de Juan Pablo II y la queja de los ortodoxos por el “proselitismo” de los católicos en su territorio, las aguas se habían calmado… hasta ahora.

Hace apenas un par de semanas el gobierno ruso sacó una ley que desató la furia del arzobispo católico moscovita, Paolo Pezzi. ¿Motivo? Con esa normatividad las autoridades pensaron en conceder a la Iglesia ortodoxa todas las propiedades eclesiásticas confiscadas después de la revolución bolchevique de 1917, inclusive el templo católico de Kalilingrad, reclamado desde hace tiempo por la Iglesia romana.

La molestia del prelado quedó plasmada en una carta: “estoy apenado por la posición evasiva de la Iglesia ortodoxa. Es un grave daño para las relaciones entre las iglesias que, pese a las dificultades, mejoraron en los últimos años”. De hecho, en su momento, la designación de Pezzi fue leída como un giño del Vaticano a Moscú en este intento de distensión. Su antecesor había tenido demasiados altercados con la contraparte.

Leer más... »

Esos ignorantes diplomáticos USA

El sitio de internet Wikileaks sacó al sol los trapitos de Estados Unidos. Su publicación en la web de unos 250 mil informes diplomáticos redactados en las más de 274 embajadas de la Unión Americana en el mundo dejó en evidencia lo que todos sabían: ese país no tiene amigos, sólo intereses. En ese inmenso cúmulo de información salieron a la luz informes sobre el Cónclave de abril de 2005 y la elección de Benedicto XVI. En ellos la diplomacia USA mostró toda su ignorancia.

El 14 de abril de ese año, mientras los vaticanistas hacían sus previsiones y la figura de Ratzinger cobraba fuerza -al menos como un “papable”- al escritorio de la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, llegó un reporte de siete páginas, con la clasificación de “sensible” y titulado “La elección del nuevo Papa”.

Según las consideraciones contenidas en ese dossier, entre los factores que influirían a los cardenales para la elección del sucesor de Karol Wojtyla “el primero es la edad” ya que los purpurados “buscarán alguno no demasiado joven ni demasiado viejo, porque no quieren tener pronto otro funeral y otro Cónclave” aunque “quieren evitar también un papado largo como el de Juan Pablo II”. Además apostaron a que sería elegida “una persona razonablemente saludable”, con “habilidad lingüística” y que “sepa hablar italiano”.

Más adelante el informe otorgó gran importancia al “origen geográfico” del hipotético Papa porque “tras un polaco es previsible que no vendrá un cardenal de Europa del Este”, tampoco “será uno de los 11 estadounidenses por ser ciudadanos de la última superpotencia” ni “será un francés porque muchos recuerdan cuánto los Papas del XIV siglo fueron sospechosos de ser influenciados por la monarquía francesa”.

Leer más... »

26.11.10

Los pasajes ocultos de "Luz del mundo"

La polémica sobre el preservativo y Benedicto XVI de los últimos días oscureció casi todo el resto del contenido incluido en el libro-entrevista “Luz del mundo”, al menos en la prensa internacional. A estas horas la mayoría de las primeras ediciones (en varias lenguas) de la conversación entre el Papa y Peter Seewald se han agotado por la controversia pública desatada. Aún así enteros pasajes del texto han quedado en las sombras, ocultos para el gran público.

En medio de la zozobra mediática tomé la decisión de sentarme y comenzar la lectura del documento como cualquier cristiano, desde el índice. Traté de quitar de mi mente la parcialidad de las anticipaciones editoriales y los prejuicios del criticismo periodístico.

Mi primera sorpresa no apareció al leer las respuestas del Papa a los interrogantes de Seewald en los pasajes iniciales, sino mucho antes. El prefacio escrito por el autor alemán, de apenas poco más de 5 páginas, resulta un interesante ejercicio de reflexión. Leerlo es obligado para comprender todo lo demás.

Pero, sobre todo, demuestra que Seewald no enfocó su diálogo con Benedicto XVI como un interlocutor complaciente, sino todo lo contrario. Deja en claro que, en su cara a cara con el obispo de Roma, siempre pretendió hacer las veces del periodista incisivo antes que del amigo incondicional. Y eso se agradece, por el resultado final.

Leer más... »

24.11.10

Condones, afán informativo y margen de error

El debate mundial sobre las palabras de Benedicto XVI respecto del uso del condón en casos extremos y como “primer paso hacia la humanización de la sexualidad” crece de hora en hora. En este contexto de presión mediática el trabajo se torna delicado y el margen de error -para quienes vivimos del periodismo- se eleva notablemente. Esta vez me tocó a mí. En el anterior post de este blog, por un malentendido, atribuí al vocero del Vaticano, Federico Lombardi, un gesto que no cometió y por ello es mejor aclarar.

Originalmente escribí que el director de la sala de prensa vaticana había intentado disuadir al Papa de aceptar la entrevista con Peter Seewald cuando este le preguntó si no consideraba “un riesgo enorme” la publicación de un libro como “Luz del mundo” en un “ambiente mediático como el presente”, es decir negativo para la Iglesia católica.

Esa interpretación (mía) fue errada porque, como me hizo notar el mismo Lombardi esta tarde, él habló de ese tema con el pontífice pocas horas antes del lanzamiento mundial del texto, que se llevó a cabo el martes en la sala de prensa del Vaticano.

Sólo mi conclusión fue equivocada, porque la frase en cuestión efectivamente existió como también fueron reales las preocupaciones del jesuita por el impacto mediático que podrían tener las palabras de Benedicto XVI, sobre todo aquellas ligadas a los temas más delicados.

Leer más... »

23.11.10

Benedicto XVI no es un ingenuo

“Santidad, en el ambiente mediático actual ¿no cree que un libro como este es un riesgo enorme?”. Con esas palabras Federico Lombardi se dirigió a Benedicto XVI pocas horas antes del lanzamiento mundial del libro-entrevista de Peter Seewald sobre temas de candente actualidad. El vocero vaticano temía el impacto que las palabras del Pontífice podían tener en un escenario hostil. Recibió como respuesta una sonrisa cómplice de un Papa que sabe lo que hace.Esa frase del portavoz buscaba más bien sondear el ánimo del pontífice que persuadirle de algo, visto que ya estaban prontas a salir al mercado decenas de miles de copias de un documento de extraordinario valor.

“Benedicto XVI no es un ingenuo. Sabía que sus palabras podían ser malinterpretadas y que se iba a hablar de los condones”. El jesuita Lombardi no fue esquivo esta vez. Durante la conferencia de prensa de presentación de “Luz del mundo. El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos” dijo claramente que el pasaje donde el pontífice justificó el uso de los preservativos en casos extremos no fue un error o una “burrada”, como algunos católicos prefirieron creer de primera mano.

El portavoz aseguró que las palabras del líder católico pretendieron poner en marcha una discusión que involucra a toda la humanidad. Las definió como un “gesto de coraje comunicativo”. No sólo eso, reveló también que la nota aclaratoria que él mismo firmó y publicó el domingo (se encuentra aquí) fue revisada por Joseph Ratzinger en persona.

Como ya lo dijimos en este espacio: el Papa no es un improvisado. Por el contrario, es una persona realista. Así quedó en claro en otro párrafo de “Luz del mundo” en el cual se refirió a la encíclica de Pablo VI “Humanae Vitae” (1968), el documento del magisterio que plasmó la doctrina de la Iglesia sobre los anticonceptivos artificiales. Al respecto apuntó:

Leer más... »