Nuevo director y consejeros "reformistas" para la Legión

Lo dicho. Las opiniones se dividen, dentro y fuera de la Legión, como consecuencia del “mea culpa” entonado por el Capítulo General con respecto al delincuente de su fundador, Marcial Maciel Degollado. Los escépticos tienen muchos y muy válidos argumentos para desconfiar. Es lógico sostener que resultó muy fácil para los Legionarios pedir perdón por hechos ocurridos hace mucho tiempo y, en su mayoría, cometidos por alguien ya fallecido.

Eduardo-Robles-Gil-Legion-Cristo_MILIMA20140206_0054_11Es verdad. Siempre existirá quien esté pronto a rasgarse las vestiduras y a poner todo en duda, no sin razón. Incluso la honestidad de un documento como el que analizamos en el post anterior. Es tan inmenso el daño causado a la Iglesia católica por Maciel y quienes lo protegieron, que cualquier reconocimiento de culpa puede antojarse insuficiente. Y quizás lo sea.

Pero eso no quita aquello que existe y es real. A saber: el reconocimiento público, formal y objetivo de los delitos, actos abominables y abusos del fundador; así como una solicitud de perdón por cada una de estas cuestiones. Y más, una aceptación de la cultura interna malévola que debe ser extirpada y que permitió el perpetuarse de la ignominia.

Podrá parecer poco pero lejos está de serlo. Es un paso importante, pero tampoco cabe lanzar las campanas al vuelo. Porque esta operación “reset y reinicio", desde un “punto final” sobre la figura de Maciel, deja muchos cabos sueltos. Algunos, da la impresión, quedarán ahí para siempre. Entre ellos destaca el “nodo encubridores". Se ha “reprobado firmemente” a quienes taparon, pero nunca se ha dicho quiénes fueron. Sin descargo, es obvio, terminan por pagar “justos por pecadores".

El tema da para un análisis más profundo y este no es el caso. Porque aquí queremos ofrecer otra cara de una misma moneda. Este jueves, al mismo tiempo que se dio a conocer la declaración de “mea culpa", se informó sobre la elección de los nuevos superiores de la congregación. Un anuncio que evidenció un detalle: el Papa Francisco intervino personalmente y ordenó integrar en la cúpula a dos personajes “notables” del ala interna “reformista", aquella que ha pugnado insistentemente por un cambio.

Una inclusión con mensaje. El pontífice cambió así las “cartas sobre la mesa” en la Legión, dejando en claro que nadie puede decir que todo está de maravilla. ¿Será suficiente? Sólo el tiempo lo dirá. Por que esta es una “nueva” historia que recién comienza.

Nuevo director y consejeros “reformistas” para la Legión
Del Vatican Insider

Los Legionarios de Cristo tienen nuevos superiores. A partir de hoy el director general será el sacerdote mexicano Eduardo Robles Gil. Él deberá conducir la congregación en una nueva etapa que busca dejar atrás los escándalos del pasado. Un proceso de renovación que cuenta con el apoyo decisivo del Papa Francisco, quien colocó en puestos claves a dos sacerdotes considerados como “reformistas”.

Más de 15 días tardó en llegar el visto bueno del Vaticano a la elección del nuevo superior, ya que las votaciones para conformar el nuevo gobierno de la Legión tuvieron lugar el pasado 20 de enero durante el Capítulo General.

Esas dos semanas produjeron un resultado: el Papa Francisco intervino personalmente en la elección y ordenó incluir a dos sacerdotes considerados “reformadores” como miembros del Consejo General, el órgano de gobierno del instituto religioso.

Se trata de Juan José Arrieta, quien será también el vicario general y por lo tanto tendrá un rol de primer nivel, además Juan María Sabadell, quien hace algunas semanas publicó una carta abierta pidiendo perdón a las víctimas del fundador, Marcial Maciel Degollado.

La mañana de este jueves el secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, José Rodríguez Carballo, comunicó personalmente la confirmación del Vaticano a los elegidos.

Desde el 8 de enero pasado 61 delegados de la congregación participan en el Capítulo General Extraordinario que tenía justamente entre sus objetivos designar a los nuevos directivos. El Capítulo también eligió al mexicano José Gerardo Cárdenas Jiménez como administrador general y al alemán Clemens Gutberlet como procurador.

La designación de los nuevos superiores marca el final de la era de aquellos que heredaron el poder directamente de Marcial Maciel Degollado. En 2005 Alvaro Corcuera había sido elegido superior sucediendo en el puesto al fundador.

Nacido en 1952 en la Ciudad de México, Eduardo Robles Gil ingresó en la Legión de Cristo en 1977 y fue ordenado sacerdote en 1983 en su ciudad natal. Trabajó principalmente en España, Brasil y México. En México fue director de colegios, administrador territorial durante dos años y director de varias secciones del movimiento “Regnum Christi”. Colaboró en la fundación de ambas instituciones en Brasil.

En enero de 2011 fue nombrado por el cardenal Velasio De Paolis, delegado pontificio para la reforma de la congregación, como miembro de la Comisión de Acercamiento para atender a las personas afectadas por Maciel. En agosto de 2013 asumió el cargo de director territorial de México, en el cual se desempeñaba hasta ahora.

“Acepté ser director general porque tengo muchísima confianza no solamente en Dios y en la Iglesia, sino también porque confío en las personas: en los legionarios, los consagrados y las consagradas, en los miembros del Regnum Christi Ellos están dando su vida según el estado y condición a la que han sido llamados. Si yo considerara que estoy solo, no hubiera podido aceptar”, dijo Robles en declaraciones difundidas por la congregación.

5 comentarios

  
Legionario del CES
Queda clara la disonancia entre la elección de los capitulares y la elección del Papa Francisco, o sea, todavía no se les puede dejar solos
07/02/14 2:44 AM
  
JVO
Estimado Andrés,
No comparto tu optimismo. Es insólita la soberbia de los LC, siguen sin reconocer que muchos de ellos encubrieron y ayudaron a Maciel. Muchos de ellos se transformaron en violadores de niños (ver carta JJ Vaca a Maciel).

Es infantil creer que Maciel actuó solo. Basta tener un poco de voluntad para investigar y muchos caerían. Si el papa y el "nuevo gobierno" no piden una exhaustiva investigación interna, con penas severas para los culpables, nada cambiará.

Por último, da una inmensa rabia que el Papa nos venga a decir que "se solucionó el problema LC y el único culpable era Maciel". Los laicos no somos tan tontos…………………………………….
07/02/14 6:13 PM
  
Pepe R.
Basta ya de fustigar a la Legión y al Regnum Christi. Son realidades muy sólidas y buenas de la Iglesia católica, que han reaccionado bien al problema planteado por el fundador.
Se ve que algunos sólo estarían contentos con la disolución del Movimiento. Pero son los mismos que con toda seguridad querrían una Iglesia aislada socialmente.
La espiritualidad del Regnum Christi enriquece a la Iglesia. Y el trabajo que desarrollan es altamente positivo para los creyentes de muchos países.
Así pues, pasemos página y centremos el foco en lo mucho que tienen que hacer no para parecer mejores, o para hacer penitencia del pasado, sino para que el Reino de Dios sea una realidad aquí y ahora en el corazón de los hombres.
10/02/14 1:15 PM
  
JVO
Pepe
¿Dirías basta ya si abusan de un hijo tuyo y ni siquiera se investiga el caso?

Estoy muy en desacuerdo contigo en que el Regnum y los LC sean buenas obras.

El "carisma" de los fundadores se traspasa a los miembros, y si bien hay algunos sacerdotes buenos en el LC, también hay varios pederastas, y/o defraudadores, y/o mentirosos, etc.

Creo que a la Iglesia le haría muy bien que en casos como el LC se separe la paja del trigo y se apliquen las penas que correspondan.

La impunidad logra que muchos fieles se alejen asqueados de la Iglesia, y que dentro del LC la convivencia sea difícil.

JVO
10/02/14 2:40 PM
  
Ruso
¿Dejarlo y aquí no ha pasado nada?, las cosas no son así Pepe, no me fío de quienes no reconocen su culpa a nivel individual. El día que vea a Corcuera y a los demás diciendo "yo hice esto, yo oculté lo otro...", en vez de disculpas generales que camuflan las culpas individuales.

De momento me alegro de haber aconsejado a un amigo que no dejase ir a su hijo al seminario menor con los legionarios. Ahora está en el diocesano y muy contento.
11/02/14 12:00 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.