Una "opera prima" parida con dolor

Brrr, brrr. La vibración constante del teléfono celular no me dejaba concentrar. Sonaba y sonaba. Finalmente decidí responder sin siquiera mirar quién era. Del otra lado sólo escuché: “Andrés, ¿es verdad?”. Respondí sin pensar: “Sí, es verdad, el Papa renunció. Estoy en El Vaticano y aquí es una locura. No puedo hablar ahora, te llamo luego”. Y pum, corté. Así nació esta historia.

Del otro lado del tubo estaba mi amigo, diplomático y colega periodista César Mauricio Velásquez. Corría el 11 de febrero y esa fue la primera llamada que recibí tras presenciar la noticia más impactante de mi carrera: una dimisión papal. Benedicto XVI había decidido dejar el ministerio petrino y los medios a nivel internacional se habían vuelto locos. Durante toda aquella tarde y noche mi teléfono no paraba de sonar.

Poco más de 24 horas después mi bandeja descargó un correo electrónico de César con una sencilla frase: “¿Hacemos un libro? A cuatro manos, sobre la renuncia del Papa”. Lo demás queda para el anecdotario. Ese libro ya vio la luz y se llama “De Benedicto a Francisco. Los 30 días que cambiaron la historia”.

En un principio teníamos en mente una sola cosa: parir un relato periodístico capaz de reflejar la magnitud histórica de la dimisión de Joseph Ratzinger. Esa era la gran noticia y el libro fue concebido en torno a ese acontecimiento. Al menos en un principio. Aquellos días fueron tan intensos que difícilmente los podremos olvidar. Durante el día escribíamos despachos de agencia sin parar, correteábamos cardenales, seguíamos las conferencias de prensa cotidianas del vocero vaticano Federico Lombardi, actualizábamos el blog y nuestro perfil en Twitter, cubríamos varios enlaces de radio (con estaciones de México y Argentina) y hasta respondíamos a entrevistas con cadenas de televisión de diversos países.

Para el libro sólo nos quedaban las noches y, a menudo, las madrugadas. Así se plasmó una crónica periodística desde el corazón de aquellos 30 días que cambiaron la Iglesia. Porque entre el 11 de febrero y el 13 de marzo transcurrió exactamente un mes. La noche de ese miércoles, cuando el cardenal protodiácono Jean-Louis Taurán anunció al mundo el nombre de Jorge Mario Bergoglio, todos nuestros planes saltaron por los aires. Bueno, no todos, pero sí una buena parte.

En plena fase de elaboración completamos lo trabajado y equilibramos el texto. La elección del primer pontífice latinoamericano de la historia lo ameritaba. Así se gestó “De Benedicto a Francisco”. Intentamos hacer un recuento ágil, que explicase -con información inédita y privilegiada- cuáles fueron las dinámicas que determinaron la renuncia de Joseph Ratzinger y la sorpresiva elección del arzobispo de Buenos Aires.

¿Qué hubo detrás de la inesperada dimisión? ¿Cómo se generó, paso a paso, la noticia más sorprendente del año? ¿Porqué renunció Benedicto? ¿Qué papel jugaron el “vatileaks”, los escándalos y las presiones mediáticas? ¿Hasta qué punto afectó la salud del anciano pontífice? ¿Cómo se vivieron en Roma los días previos al Cónclave? ¿Qué influyó en el ánimo de los cardenales? ¿De qué manera se fueron alineando las ideas, los conceptos y las voluntades hasta llegar al acuerdo sobre la figura de Bergoglio? ¿Por qué fallaron los pronósticos de la mayor parte de los “vaticanistas”?

Preguntas que todos nos hicimos, en mayor o menor medida. Resulta increíble que, desde el 11 de febrero hasta la fecha, apenas hayan pasado poco más de tres meses. Para mí han parecido cinco décadas. O una eternidad. Una inexplicable aceleración del tiempo que tratamos de atrapar en un rompecabezas, compuesto por las respuestas a esas y otras interrogantes. Así nació esta “opera prima”. Ahora – con satisfacción y una pisca de inquietud- la comparto con todos ustedes, más capacitados que yo para ofrecer un juicio crítico.

Editado por Planeta, lleva ya algunas semanas de venta en Colombia donde puede encontrarse en las principales librerías del país. Es más, en algunos negocios como este ha sido incluido en la honrosa categoría de “más vendidos”, o este otro lo tiene entre sus “recomendados”. En ambos sitios puede comprarse vía internet. Adicionalmente está a la venta en las tiendas de prestigio de Perú y, desde hace algunos días, también en Chile. En Brasil está a punto de llegar, con una traducción al portugués. Estamos haciendo la lucha para llevarlo a Argentina y México, ahí es cuestión de esperar. Mientras tanto para conseguirlo en Italia o España sólo vía internet en Coletti. Y, en caso que pasen por Roma, no duden en buscarlo en el local de esa librería ubicado en Vía de la Conciliación, a unos pasos del Vaticano.

Para saber más: “De Benedicto a Francisco”

2 comentarios

  
Maria
Felicitaciones por su opera prima, Sr. Beltramo!.Lo que me animo a escribirle es ver que la gente solo hace comentarios sobre los textos polemicos que Ud. escribe. Nadie bien intencionado como para felicitar a un miembro de infocatolica por un paso mas en su carrera profesional?. Una pena.
Enhorabuena!!
25/05/13 9:32 AM
  
Tineo
Enhorabuena por su libro y por el trabajo informativo y de análisis de la actualidad de la Iglesia Católica que realiza. Gracias!
26/05/13 11:00 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.