Comunión a divorciados, polémica en Vaticano

Fue cuestión de horas. Una reacción en tiempo récord tuvo el Pontificio Consejo para la Familia la mañana de este jueves para salir al paso de una publicación de la prensa italiana. Cayó muy mal, no sólo en ese sino también en otros dicasterios de la Curia Romana, un artículo del diario italiano La Repubblica según el cual el Papa Francisco estaba seriamente pensando en aligerar la prohibición de la Iglesia a dar la comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar. “Todo un invento”, hicieron saber desde el Palacio de San Calixto, sede de ciha oficina vaticana.

comunionDivorciados“El Pontificio Consejo para la Familia declara que no existe fundamento alguno con respecto a la noticia, difundida por algunos órganos de prensa, que se esté preparando un documento sobre la comunión a los divorciados vueltos a casar”. Tres líneas fueron suficientes para acabar con la especulación, que ya se estaba difundiendo en la prensa internacional.

Todo producto del un artículo titulado “El desafío de Bergoglio. Comunión a los divorciados, hace falta una solución”. El texto afirmó que muchos obispos italianos pidieron en días pasados al líder católico encontrar nuevas soluciones para los divorciados vueltos a casar que, en este momento, no pueden recibir la comunión.

“Instancias que Bergoglio recibió encargando a monseñor Vincenzo Paglia, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, de redactar un documento y encontrar una solución. El camino parece ser aquel de la valoración caso por caso. La Iglesia católica podría así revisar la posición de 1994 cuando el entonces cardenal Joseph Ratzinger defendía la imposibilidad de reconocer una nueva unión, ante un primer matrimonio válido”, agregó.

Con la desmentida neta el asunto quedó ahí. O eso parecería. Resulta significativo que a un mes de haber asumido como vicario de Cristo Francisco no ha expresado opinión pública alguna sobre los temas morales delicados como el divorcio, el aborto o el “matrimonio” homosexual. Y eso que tuvo oportunidades coyunturales para hacerlo. Sin ir más lejos en Francia continúa fuerte el debate respecto de las uniones legales entre personas del mismo sexo, con los obispos empeñados en primera línea en defensa del matrimonio tradicional, una batalla que recibió significativos espaldarazos públicos de parte del anterior obispo de Roma, Benedicto XVI.

Con su actitud el pontífice argentino parece marcar una línea muy concreta: la prioridad publica número uno del Papa es pastoral, el confirmar en la fe, promover con todas sus fuerzas un despertar de las conciencias al más profundo y auténtico mensaje evangélico sabiendo que es justamente ahí donde se combate la batalla decisiva, la de la salvación de las almas.

Se trata de la misma posición que tuvo Jorge Mario Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires y que tantas críticas le granjeó. Él nunca quiso lanzarse abiertamente contra la ley del “matrimonio igualitario” en su país y optó por mantener un bajo perfil. Existen quienes nunca estuvieron de acuerdo con esa opción, tanto en la Argentina como en Roma. “La Iglesia renunciataria” le llamaban, acusando en ella una alternativa timorata.

Este asunto merece un análisis más profundo. De todas maneras, en su momento el mismo Bergoglio no tuvo problemas en calificar a la legislación pro-homosexual como “una movida del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios” en una carta dirigida a un grupo de monjas carmelitas.

Su forma de ver estas cuestiones quedó bien plasmada en el libro-entrevista “El Jesuita”, de los periodistas Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti. “Estoy sinceramente convencido que, al momento actual, la decisión fundamental que la Iglesia debe poner en práctica no sea la de disminuir o quitar preceptos, de hacer más fácil esto o aquello, sino la de salir a la calle a buscar a la gente, de conocer a las personas por nombre”.

50 comentarios

  
Néstor
Hoy por hoy no creo que exista nada más "pastoral" que un pronunciamento claro y coherente de la Iglesia en contra de todas esas movidas que quieren infiltrar dentro de la Iglesia misma la cultura de la muerte. A este enemigo no se lo puede matar a indiferencia, exige estar con él o contra el. No hay otra alternativa.
25/04/13 2:05 PM
  
Néstor
Es decir, lo que quieren la ONU, Bill Gates, los Rockefeller y Cía, es que la Iglesia enseñe las mismas cosas que ellos difunden y en las que basan su accionar genocida. Les encantaría que la Iglesia fuese el departamento religioso del Nuevo Orden Mundial, por supuesto que sumisa a los amos del mismo. A esto sólo se puede responder con un "Sí" o con un "No".
25/04/13 3:21 PM
  
Tomás Paz
Parece que se está terminando la primavera...??!!
Concuerdo con la preocupación del autor en señalar algunos silencios...Pero difiero un poco en en la interpretación que aporta: privilegiar lo pastoral. Esta solución implica una separación entre lo doctrinal y lo pastoral. El mayor servicio que la cátedra de Pedro hace a la Iglesia es su magisterio: Pedro se pronuncia y la confusión disipa...
25/04/13 3:32 PM
  
rojobilbao
No hace falta que el Papa se pronuncie sobre cosas que ya quedaron en su día claras. Pero no estaría de más que el secretario de Estado recordase de cuando en cuando que el "matrimonio" gay es perjudicial y que los divorciados que vivan en pecado no pueden comulgar hasta arreglar su vida. Con tanto amor como firmeza.
25/04/13 3:49 PM
  
Arfronsez
Bergoglio no sólo no promovió, sino que prohibió la defensa pública de la vida humana y del matrimonio natural, diciendo que eso es algo "de derechas" (palabras textuales).
25/04/13 3:53 PM
  
Gerardo
Es precisamente para la salvación de las almas salir al frente para orientar a las ovejas y decir sin ambigüedades lo que corresponde.
Así lo hizo Jesús cuando habló precisamente de temas morales.
Querido Papa Francisco deseamos orientación sin ambigüedades!!


25/04/13 4:51 PM
  
Alfonso Carles
En el Acta de Reunión del Consejo Presbiterial Diocesano de Buenos Aires (4 de julio de 2012), consta una intervención del decanato de Boca-Barracas respecto a este tema. Dice así: "Aunque sabemos que no tendrá aceptación esta propuesta, igual la formulamos: ver la forma de que los fieles separados y vueltos a casar, se acerquen a la comunión, concediendo una especie de amnistía. Se avala la afirmación con expresiones del evangelio: “No he venido a buscar a los sanos sino a los enfermos”.

De los muchísimos temas que se trataron ese día, el Cardenal Bergoglio se limitó a formular la siguiente acotación: "El Arzobispo toma la palabra (...) y expresa que cuando el Santo Padre habla de la hermenéutica de la continuidad no dice que «nada cambió»; pero lo hace para advertirnos del peligro de una hermenéutica de ruptura («antes» y «después» del Concilio). El retoma la tradicional hermenéutica de san Vicente de Lerins y la explica de un modo muy positivo, abriendo las posibilidades y riquezas propias del Concilio. En relación a los casados en nueva unión, ADEMÁS DE TENER EN CUENTA EL N. 86 DE LA FAMILIARIS CONSORTIO, hay que considerar que el Papa manifestó que este es uno de los problemas pastorales serios de la Iglesia actual. Se refirió a ellos también en el último consistorio público; allí un Cardenal lo planteó como una deuda pendiente: la de aportar iniciativas pastorales en respuesta al pedido del Santo Padre sobre este punto. Y NO VA NECESARIAMENTE POR EL LADO DE LA RECEPCIÓN DE LA EUCARISTIA. Es necesario no ser simplistas, hay muchas cosas a resolver. Por otro lado el Papa, en relación con las nulidades matrimoniales, afirmó que la Iglesia no da a vasto para poner los medios al alcance de todos los que están en esta situación. El Papa es consciente de esto también. Debemos aportar iniciativas concretas que ayuden al acompañamiento de estas
personas. Los medios de comunicación se prenden a difundir lo negativo de ciertas posturas. En el Encuentro mundial de familias en Milán el Papa expresó que los divorciados están dentro de la Iglesia;…me pregunto: ¿qué medio periodístico argentino se hizo eco de esta noticia? -Respecto de las iniciativas para el Año de la Fe tener creatividad objetiva. No caer en el “habríaqueismo” (“habría que…” pero no se hace nada…), ni en un experiencialismo subjetivo (“probemos esto”…aunque salga mal y le hagamos daño a la gente…). "

Algunos medios deberían ir a las fuentes antes de publicar lo que se les antoje.
25/04/13 5:19 PM
  
Df.
No pueden comulgar por imperativo de Jesús: el matrimonio es indisoluble y si se divorcían, entonces cometen adulterio.

No pueden comulgar ni eucarística ni espiritualmente, pero sí pueden ponerse ante la misericordia de Dios.

La Iglesia recomienda que los párrocos los ayuden en lo máximo que puedan, que formen grupos de oración, con paraliturgias adaptadas a su situación.

Parece una noticia de periodismo ficción.
25/04/13 5:28 PM
  
Ignacio
Parece ser que si bien podría ser bueno un Papa más pastoral como este en algunos aspectos (como el de atraer nuevamente a la Iglesia a aquellos que están dudosos) es necesario ser fuerte y claro en asuntos como los llamados de moral fundamental: matrimonio (sólo el heterosexual y sacramentalmente celebrado) , familia (tradicional: padre, madre, hijos) y vida (decisión de Dios y no del hombre). Algunos de verdad que hubiésemos preferido (y seguimos esperando) la llegada de un Papa Pío XIII. Raymond Burke, Malcolm Ranjith e incluso Angelo Scola nos daban esperanzas, pero bueno, a seguir esperando. Quizás el próximo aplicará mano fuerte como se necesita, y entonces se necesitará más todavía.
25/04/13 5:43 PM
  
Luis López
A ver cuándo se enteran algunos que ni el Papa, ni el último de los bautizados, ni absolutamente nadie puede alterar la doctrina absolutamente clara del Señor:

"Quien se divorcie de su mujer y se case con otra, comete adulterio contra la primera, y si la mujer se divorcia de su marido y se casa con otro, adultera" (Mc. 10,12)

A Cristo no se le discuten sus mandatos. Se le obedecen como Señor nuestro -el único Señor de nuestras vidas- que es.
25/04/13 6:12 PM
  
guillermo
Estoy de acuerdo con el cardenal Bergoglio , hoy Papa Francisco , sin que eso suponga , desde luego , eludir la obligación magisterial de pronunciarse con claridad sobre los asuntos que atañen a la moral cristiana.Pero lo que nos arrincona en la actualidad es , sobre todo , la propia salida del mundo ( " No quiero , Padre , que los saques del mundo..." )por parte de los creyentes, su autoexclusión voluntaria .Si no evangeliza no tiene sentido ser cristiano. No obstante no estoy seguro de que salir a la calle sea prioritario a salir de nosotros mismos : Pablo, en un proceso doloroso y ayudado por la Gracia , tuvo que salir primero de sí para darse a los demás , hasta poder exclamar con alegría . " No soy yo , sino Cristo que vive en mí ", y ser como una madre para todos.
25/04/13 6:42 PM
  
Luis I. Amorós
Creo que la pastoral en este sentido ha sido desastrosa. la doctrina de la Iglesia es clara, y ha sido pésimamente explicada:

1- El matrimonio es un sacramento indisoluble, y eso vale para todos los casos.
2- Las personas divorciadas civilmente, si no han obtenido la nulidad del sacramento tras expediente canónico correspondiente, siguen casadas ante Dios, y la comunidad apostólica persiste en su solicitud de que busquen la reconciliación.
3- Si uno de los cónyuges es el abandonado contra su voluntad, víctima inocente (no es lo más frecuente, pero todos conocemos algún caso), merece todo nuestro amor y compasión (y ya que estamos, el abandonador merece reprensión), pero eso no modifica lo establecido en el punto 2.
4- Las personas divorciadas no quedan excomulgadas por ese hecho solo, permanecen en la comunión de la Iglesia. Esto hay que recalcarlo, porque mucha gente lo confunde.
5- Aquellos casados canónicamente- divorciados civilmente (o no, ya que estamos) que conviven maritalmente con otra persona, ESTÁN PECANDO CONTRA EL MANDAMIENTO DE CRISTO, que dejó bien claro que el que repudiaba a su mujer y se casaba con otra cometía adulterio. Meridianamente claro y de boca del propio Jesucristo (Mt 10, 11-12).
6- Por tanto, violando un precepto directo de Cristo, se ponen FUERA DE LA COMUNIÓN DE LA IGLESIA. Es decir, se excomulgan sólos.
7- Si el sacerdote conoce esa situación irregular está obligado a no darles la comunión durante la Eucaristía, mientras no se confiesen de ese pecado (cuya absolución, si es como debe, normalmente conlleva cesar esa relación que Cristo tildó de adúltera).
8- Ese "no dar la Comunión" no es más que un signo visible de una realidad que es visible para Dios aunque no lo sea para los hombres.
9- Es un grave signo de deficiencia doctrinal que al adúltero que se ha excomulgado de la Iglesia por su comportamiento, este hecho no le importe, y sí el signo visible de no poder tomar la comunión.

Naturalmente, no todos los casos son evidentes: puede existir un divorciado que cohabite con otra persona con la que tiene sincera intención de casarse mientras su resolución de nulidad sacramental concluye. En esos casos, puede llevar a cabo una comunión espiritual, como se indica para otras personas con pecados graves aún no absueltos.

El problema es que el común no comprende el valor sacramental del matrimonio canónico, y piensa que si el civil permite la disolución, el canónico "moralmente" está ya disuelto. En la legislación occidental clásica el matrimonio civil se regulaba en función del canónico, pero hace tiempo que ya no. La idea de paridad entre ambos se halla aún en el subconsciente. Se toma el rábano por las hojas.
25/04/13 9:23 PM
  
Tony de New York
A mi me parece URGENTE el problema de los divorcidos vueltos a casarse.


12 Al oír Jesús esto, dijo: “Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos. 13 Pero vayan, y aprendan lo que significa: ‘Misericordia quiero y no sacrificio’; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.”
San Mateo 9, 12-13.
25/04/13 9:43 PM
  
Fred
Según mi experiencia, la polémica de la comunión de los divorciados vueltos a casar, es totalmente falsa.

No conozco ningun divorciado vuelto a casar que vaya con regularidad a la Iglesia. Es más, la mayoria de ellos ni siquiera iba a la Iglesia con regularidad antes de divorciarse.

Sino NO hay una conversión y adhesión a las enseñanzas de Cristo y su Iglesia, lo demás es muy secundario, y es fácil encontrar "peros" a todo lo que no nos gusta.

Para mi entender es una polémica artificial con el único objetivo de quebrar la doctrina de la Iglesia y las enseñanzas claras de Jesuscristo al respecto.
26/04/13 9:40 AM
  
Gonzalo
Sr. Beltramo. La polémica no está "en el Vaticano" sino en los medios de comunicación que se habían hecho ilusiones con un Papa que arrodillara a la Iglesia a los poderes del mundo. Ilusión de todo hombre y tiempo. Que yo se sepa el Papa Francisco ya ha hechos declaraciones explícitas contra la equiparación de las uniones de homsexuales con la institución del matrimonio, y contra la ordenación sacerdotal de mujeres, basándose en la Doctrina ya bimilenaria de la Iglesia y el Magisterio de sus predecesores.
26/04/13 11:25 AM
  
Es que
Gerardo,

Es que Jesús se pasò toda su predicación hablando de los homosexuales.
26/04/13 2:24 PM
  
Es que
Estas omisiones de que acusais al papa, son las mismas que tuvo Jesucristo en su predicación. A lo mejor lo vais a acusar a Èl de tibio.
26/04/13 2:26 PM
  
Néstor
A Nuestro Señor le alcanzó con decir que el que mira a una mujer con mala intención ya cometió adulterio con ella en su corazón. De los homosexuales en su tiempo casi que ni se hablaba, porque normalmente a nadie se le pasaba por la cabeza que se pudiese defender públicamente algo así.O tempora, o mores. Con todo, en San Pablo sí se encuentran algunas indicaciones más explícitas, en el mismo sentido de la ley natural y del Magisterio de la Iglesia de todos los tiempos.
26/04/13 7:02 PM
  
Jorge
Lo más curioso es que mientras muchos divorciados vueltos a casar quieren acercarse a la comunión (cosa muy buena y que ojalá encuentre una solución pastoral), muchos de los que estamos casados no nos preocupamos por recibirla y con una facilidad increíble dejemos de ir a misa.

Me ha hecho pensar a mi esposa y a mí. Tenemos que cambiar y valorar lo que sí tenemos nosotros y otros quisieran poder recibir.

Creo que hay que dedicar también muchas energías a esto... desde el Papa hasta el más humilde catequista rural. Y aprender del deseo de los divorciados vueltos a casar que, muchas veces, son más creyentes que uno.
26/04/13 7:57 PM
  
Israel
Aviso a navegantes: lo que voy a decir no es ningún ataque a nada, ni siquiera una leve crítica. Solamente espero que alguien, más docto que yo, me explique algo que, sinceramente, no logro entender.
Un asesino que se confiesa, puede volver a comulgar. Un pederasta que se confiesa puede volver a comulgar. Una abortista que se confiesa, lo mismo. Y, en cambio, ¿un divorciado y vuelto a casar por lo civil no puede?. Imagino que alguien responderá que hace falta el propósito de enmienda, pero ¿que les vamos a pedir a estas personas?, ¿Que además de romper un matrimonio canónico rompan otro más (y a lo peor otra familia más) para poder comulgar?,
Agradecería aclaraciones (y, con permiso del blogger) me reservo el derecho a hacer nuevas preguntas sobre el tema.
Desde el respeto. Siempre.
26/04/13 9:17 PM
  
Luis I. Amorós
Es que:

Jesús tampoco condenó la esclavitud ni el maltrato conyugal, ni habló contra la especulación financiera, tampoco se expresó contra la zoofilia o la pornografía (ni infantil ni de la otra).
¿Deducimos que no le importaban esas cosas, o que las toleraba?
26/04/13 10:13 PM
  
ACC
Israel: La Iglesia te da la respuesta a esas inquietudes en la exhortación apostólica Familiaris Consortio, del número 83 en adelante. Acá va el link:
http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_exhortations/documents/hf_jp-ii_exh_19811122_familiaris-consortio_sp.html
Saludos
26/04/13 11:14 PM
  
Enrique G. B. A.
Un (pecador) que se arrepiente sinceramente, con propósito de enmienda, si se confiesa y si recibe la absolución del sacerdote, y cumple con la penitencia fijada, puede volver a comulgar.
No recibirá la absolución si queda claro que su voluntad es seguir asesinando, abusando sexualmente de niños o abortando, o si no tiene voluntad firme de no reincidir en lo mismo.
Un divorciado, casado por el sacramento del matrimonio, que casado por lo civil vive en adulterio, podrá volver a comulgar si queda claro, que aunque mantenga el matrimonio civil, no seguirá viviendo como adúltero.
Lo que sucede es que habitualmente, no se corta por falta de voluntad o de fuerzas, la vida adúltera, y si se es sincero, se reconoce ese problema.
Si se puede asistir a misa, donde uno encuentra adúlteros, adúlteras, que reconociéndose pecadores, van a adorar al Señor en su Eucaristía, en ocasiones con una sensibilidad y respeto, que es edificante, que en cuanto a su público pecado, queda en manos de la misericordia de Dios.

27/04/13 12:31 AM
  
Remigio
Para Israel:

es que si un asesino se confiesa, pero no hace penitencia (esto es, repara en al medida de lo posible) su crimen,e sa confesion no le sirve de nada y quizas agrega una culpa adicional a su crimen.

Asi mismo, los divorciados vueltos a casar no pueden recibir la absolucion hasta que reparen el mal que les llevó a ese penoso estado.

Recalco lo que alguien ya comentó: la Iglesia acoge a los divorciados y a los homosexuales y atodos los demas pecadores (si no fuera así, dónde estaríamos todos) ; lo que condena es el pecado de adulterio o inmoralidad sexual, etc.

(pido al sr. moderador que elimine mi comentario si hay otro con uan explicacion mejor, asi como esta nota entre parentesis. Gracias)
27/04/13 2:46 AM
  
Remigio
No seamos ligeros en hablar de lo que hace o dice (o deja de hacer y decir) el Santo Padre Francisco; recordemos que tiene la especial asistencia del Espiritu Santo para dirigir la Iglesia de Jesucristo y confirmar a sus hermanos (o sea, a nosotros) en la Fe, desde el mismísimo dia de su elección en el Cónclave.

Lo que tenemos seguro es que no ha dicho (ni lo dirá, conla Gracia de Dios) nada contra la Doctrina de la Iglesia, que no es mas que el Evangelio de Nuestro Señor.

Recordemos la escena de la adultera a quienes unos hombres (cómo no) iban a apedrear; aquellos hombres talvez pretendian que Jesus despotricara contra la mujer hablando del grave pecado que es el adulterio (y que lo es, de eso estamos claros).

Mas el Señor calló y claro, eso no complació a la turba. Y no es que no considerara grave (quien mas que El para saber lo gravisimo del pecado); pero queria salvar el alma de la mujer (y tambien de sus acusadores) por eso será que se dirigió mas bien a sus corazones al decirles que lance la primera piedra el que este libre de pecado (no necesariamente adulterio.

Me parece que por ahí va la actitud del Papa Francisco, una maravillosa actitud, por cierto.
27/04/13 2:56 AM
  
Es que
Compárese el número de noticias y artículos de este portal dedicados a la homosexualidad con los dedicados al maltrato a la mujer y la homosexualidad.

No se trata de no seguir el magisterio de la Iglesia, sino de imitar a Cristo en la Iglesia! También su escala de valores y sus prioridades.

(Pensar que la homosexualidad no estaba extendida en tiempos de los romanos es desconocer la historia.)
28/04/13 1:29 AM
  
Mundy
La publicación de La Repúbblica, referido a que se estaría pensando en aligerar la prohibición de la Iglesia a dar la comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar, corrió en todo el mundo con la velocidad de la luz y por algo será.
La respuesta de parte del Pontificio Consejo para la Familia negando cualquier similitud de la noticia con la realidad, se extendió por la faz de la tierra con la misma o aún velocidad, y también por algo será.
La respuesta es sencilla, este tema ocupa y preocupa a católicos en todo el mundo, desde laicos, hasta obispos, pasando por todo lo que queda en medio.
Quizás algún día se flexibilice lo hasta hoy existente, pero mientras tanto los que vivimos en esta situación y hacemos del sometimiento al Fuero Externo nuestra bandera y de la Comunión Espiritual nuestra compañera de ruta inseparable tenemos el derecho y el deber de guardar en nuestros corazones la esperanza de que algún día las cosas sean distintas.
Mientras tanto, a partir de la iniciativa del blog La Barca, celebramos cada primer Domingo de Mayo el Día Internacional de los Católicos Divorciados en Nueva Unión, desde 2008 y difundido entre más de 50 países.
Sólo pedimos una oración por nuestra situación y un poco de comprensión, ya que esta situación se le puede dar a cualquiera.

Mundy

labarca@ymail.com
13/05/13 4:14 PM
  
verdin
Lo mejor es no preocuparse por estas cosas.
Quien podrá apartarnos del amor de Dios...será acaso Cristo que murió más aún resucito... o será su Padre que lo entregó por nosotros...?
Si es el deseo de algunos...pues con su pan se lo coman.
17/05/13 2:08 PM
  
lUCIANA
El cardenal Bergoglio exhortó a fomentar la cultura del encuentro que «nos hace hermanos, nos hace hijos, y no socios de una ONG o prosélitos de una multinacional», en la misa de clausura del encuentro de Pastoral Urbana de la región pastoral de Buenos Aires.
Ante delegados de las 11 diócesis que la conforman y participaron de un encuentro de Pastoral Urbana en la UCA, el primado argentino criticó con dureza a quienes «han clericalizado la Iglesia».
«La llenan de preceptos, y con dolor lo digo, y si parece una denuncia o una ofensa, perdónenme, pero en nuestra región eclesiástica hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio», aseveró en medio de aplausos.
«Éstos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo haber mandado a su hijo al remitente, tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen», cuestionó.
Bergoglio insistió en que «clericalizar la Iglesia es hipocresía farisaica», por eso Jesús enseña el otro camino: «Salir a dar testimonio, salir a interesarse por el hermano, salir a compartir, salir a preguntar. Encarnarse».
También criticó «la mundanidad espiritual», esa de «hacer lo que queda bien, de ser como los demás, de esa burguesía del espíritu, de los horarios, de pasarla bien, del status».
«No a la hipocresía. No al clericalismo hipócrita. No a la mundanidad espiritual -sentenció-. Porque esto es demostrar que uno es más empresario que hombre o mujer de evangelio. Sí a la cercanía. A caminar con el pueblo de Dios. A tener ternura especialmente con los pecadores, con los que están más alejados, y saber que Dios vive en medio de ellos».
«Que Dios nos conceda esta gracia de la cercanía, que nos salva de toda actitud empresarial, mundana, proselitista, clericalista, y nos aproxima al camino de Él: caminar con el santo pueblo fiel de Dios», concluyó.
23/06/13 4:39 AM
  
Eduardo
Estoy totalmente de acuerdo con los análisis teológicos que se plantean acerca de la palabra de N.S. Jesucristo al respecto. Estar en una nueva unión luego del matrimonio canónico es una situación de desobediencia a Su palabra. PERO: ¿En que parte de los Evangelios se encuentra la condena N.S.J. al castigo de la excomunión por este motivo? ¿Porqué no se hace extensivo a situaciones muchísimo más graves y frecuentes? ¿Escasean las piedras de molino para los que escandalizan Su rebaño? Hace siglos que recibimos piedras de quienes no están para nada libres de pecado y lo declaran en cada misa celebrada. ¿No se estará filtrando el mosquito y tragándose un rebaño de camellos?
25/06/13 3:03 PM
  
Luis
soy un catolico divorciado, sin hijos desde hace mas de 10 años, mi ex me dejo por otro... como sufri, lo que me costo rehacer mi vida uff. Hoy estoy en pareja, ella aún mas catolica que yo,tambín sin hijos, Dios la puso en mi camino (Dios nos unio), junto a ella termine mis estudios de derecho (me recibi de abogado)y me siento realizado; sin embargo, estamos sufriendo terriblemente por que nuestra iglesia nos excomulga en caso de querer vivir juntos y formar una familia...
Para aquellos que citan con tanta liviandad lo que algun ser humano escribio allá por el 500 0 600 despues de cristo, quiero decirle que Dios creador del cosmos y del universo mismo es tan grande y antiguo, que hace ver pequeña y joven a mi querida iglesia catolica.
10/07/13 6:36 AM
  
Jose Luis

Para Remigio, con todo el respeto que merce su comentario:
La eucaristia es una medicina del alma, para los que necesitan cura que somos todos (el que este libre de pecado que tire la primera piedra)), no es un premio que se da a los que están sin pecado, o bien, prometen no volver a pecar (como si un asecino, violador, ladrón o mentiroso podria prometer no volver a pecar. Talvez pequen inmediatamente despues de haberse confesado, "incluso con mas rapidez de la que tarda un divorciado, que reconstruyo su vida, en llegar a su casa").
Me indigna el poder que se arroga uno u otro papa para poner tales o cuales condiciones a su recepción, es como el medico que receta un medicamento solo a quien este sano, o bien, a quien prometa sanarse y no volver a enfermar.
(Sr. Moderador, por favor me gustaria que ponga mi comentario. GRACIAS.)
24/07/13 8:00 AM
  
Antonio Saavedra
Echo en falta la doctina y práctica en la Iglesia católica oriental en que los divorciados parece que SÍ pueden participar y comulgar.
La recuerdo en la memoria, pero no tengo los enlaces correspondientes.
Gracias.
31/07/13 12:52 AM
  
Móni
Somos todos Hijos de Dios, nos acoge, nos envuelve y nos recuerda que somos sus criaturas... Soy divorciada, con un hijo, me case para toda la vida, y no es que esté orgullosa de ser una divorciada. Desde muy niña he participado en grupos apostólicos y quien me iba a decir a mí que los mismos miembros de la iglesia me excluirían por ser una divorciada. Alguien pregunta porqué?, Alguien se interesa por tu situación? por ayudarte? por intentar encauzar? Me resulta que muchos hablan con mucha ligeresa y con todo el perdón, muchos creo que no saben de lo que hablan. La iglesia debe adentrarse en la sociedad, no solo hablo del clero, sino del pueblo como iglesia.. Es una pena que despues de todos los sacrificios que hiso Jesús, de todo el legado que nos ha dejado, de las enseñanzas, nuestro corazón rechace a cualquier hermano en Cristo porque sea un pecador. Aunque así lo sea, Jesús me abraza y me demuestra que me Ama cada día, lo veo reflejado y así lo siento en mi corazón. Aprendamos a vivir sin juzgar. Quienes somos para decirle a alguien que puedo o no puede hacer??
23/08/13 4:10 PM
  
santiago
a todos: yo soy un catolico divorciado en nueva unión con dos hijos frutos de ésta nueva unión; niños SANTOS; la mayor de 12 años ya ha tomado la comunión y YO seria inmensamente feliz si uno o los dos algún día se pudieran entregar a Dios como religiosos (monja o sacerdote) como alguna vez quizás lo pude hacer yo...mi historia del matrimonio fue y es una pesada prueba y CRUZ que tengo que sobrellevar...no comulgamos con mi mujer actual por no ofender a DIOS, pero es dura la abstinencia sacramental pues ni siquiera podemos confesar nuestras culpas; a pesar de lo que digan.. no nos sentimos contenidos, más allá de alguna que otra buena intención por parte de la pastoral; tampoco queremos hechar culpas a nadie;no es ni será jamás ésa nuestra intención...lo único que desearíamos algún día es poder CONFESARNOS Y COMULGAR CON NUESTROS HIJOS ... pero el no encontrar respuestas hace que vayamos entrando en una especie de depresión; se de una inmensa cantidad de sacerdotes cuyos padres están en dicha situación; como se sentirán ellos? que triste y difícil realidad para la Iglesia de nuestros dias...la Iglesia rechazó mi juicio de nulidad antes de mi nueva union por motivos que hasta hoy no entiendo( aún cuando solo estuve 8 meses casado con una persona que no era religiosa, era agnostica y me abandonó sin importarle nada y hasta con premeditación...pero el tribunal no falló a favor mío al cual si le importaba de los dos su futuro sacramental)me aconsejaron apelar el fallo pero me harté y lo dejé tal cual, luego la vida me trajo ésta familia hermosa que tengo ahora y en la que oramos y adoramos a DIOS a diario...se de algunos casos de nulidad que ha otorgado la Iglesia, en mi misma ciudad con matrimonios de más de 30 años, con hijos y en los cuales se otorgó la nulidad para que dicha persona se pudiera casar con un personal del obispado (?)....se que hay injusticias...sólo le pido a DIOS : misericordia...y perdón por el traspié que tuve pero que fue involuntario y no querido pero del que quedé MARCADO hasta el día de Hoy...quisiera llevar una vida de votos en castidad para poder recibir los sacramentos...pero no soy lo suficientemente fuerte...además creo que recibir así la comunión permitida ( en secreto) no es digno, es denigrante ...es como hacer algo SANTO a escondidas cuando tendría que ser todo lo contrario...que DURO resulta todo...siento en mi corazón que sólo del Señor y sólo de EL vendrá algún día la respuesta y la solución...no de los hombres.Os pido a todos perdón. Recemos...pero con FE.
25/08/13 3:37 AM
  
Maria
Soy divorciada y casada en lo civil en 2° nupcias. Mi 1° matrimonio duro 10 años, donde sufrí mucha
violencia física y psicológica, aún estando embarazada. El sacerdote de mi parroquia me acompañó mientras estuvo, pues confesaba a mi ex luego de que me atacaba y estaba muy preocupado por la situación. Me divorcié,mi ex pareja formó otra pareja enseguida; esperé más de 2 años, comulgué mientras tanto, hasta que rehice mi vida.Me casé en lo civil con una maravillosa persona que me valora trata como tal, cuida y quiere a mis hijos de mi matrimonio anterior y con él tenemos una hermosa nena, que esta por recibir su primera comunión. Respeto los preceptos de la iglesia, no comulgo, aunque me duele el alma por no participar de la comunión. Me hice a un lado en las actividades de la iglesia cuando me separé para evitar a AQUELLOS que van a la iglesia, y aún siendo adúlteros, te señalan con el dedo.Reconozco que mi entendimiento es con DIOS y sólo de Él, si he pecado, recibiré mi absolución. Mientras tanto, rezo por aquellos que aun teniendo la posibilidad de cumplir con los sacramentos, no lo hacen y se dedican a juzgar a otros...
19/09/13 12:43 AM
  
Ignacio
Santiago:

Dios no es como lo pinta la I. Católica.

Estás en paz.

Saludos
Otro católico
19/09/13 1:21 AM
  
Ignacio
Por suerte llegó el propio Papa a desmentir la desmentida: efectivamente pidió que se acoja a los divorciados y a los convivientes.

Y eso, claro, genera bronca a algunos.
19/09/13 1:24 AM
  
Andrea
Creo que sólo Dios reconoce el verdadero pesar y dolor de las personas que vivimos en pecado y no podemos comulgar, por habernos "equivocado",una parte de esta equivocación la tiene la misma sociedad que nos condena, no nos condena Dios, nos condena la sociedad, y la otra parte es culpa propia, pero de ésta se mucho, basta y sobra con cada conciencia, no se necesita del dedo acusador del prójimo. Nunca me alejé de la Iglesia ni culpé a Nuestro Señor por el error, estoy convencida de que Él me ama y me perdona, yo no me perdono por encontrarme en esta situación, al momento de casarme no lo hice pensando en que luego me separaría...uno es artífice de su destino pero jamás lo forjaría para luego sentirnos mal. No poder comulgar me llena de tristeza, y hago mi comunión espiritual aunque no sea lo mismo, no deseo el mal a nadie para cambiar mi situación al contrario deseo una feliz vida y mucha salud al que fué mi marido y es padre de mi hijo, y si debo continuar hasta el día que me muera en esta situación así lo prefiero, yo tengo pareja y vivo en familia, y cuando mi madre me dijo que nuestro Papa modificaría esta condición para poder comulgar se me alegró el corazón , solo deseo que ésta Iglesia comience a "reclutar" fieles, a acercar hermanos a Ella, sólo la unión logrará cambiar este mundo, la Iglesia no confía plenamente en la Misericordia de Dios, en el poder de su perdón, se acerca a las prisiones donde personas en su arrepentimiento confiensan y son liberados del pecado ante Dios y comulgan, los divociados, separados arrepentidos del error, no tenemos la misma chance porque para ello debemos abandonarnos a vivir del recuerdo del error, condenados a no rehacer la vida, formando así personas tristes, fracasadas.... sin ganas de vivir... pero con la opción de comulgar ( no creo que esa sea la verdadera voluntad de Dios)... Él es generoso, siempre tiene algo mejor para nosotros.
Sé que hay que amar a Dios sobre todas las cosas y resignar lo que nos hace vivir en pecado, pero dar amor sano podría ser una alternativa para seguir amando a Dios aún mas.
19/09/13 5:17 PM
  
Maria Delia
Recordemos la infinita misericordia de Dios que cubre la multitud de los pecados, prueba mas que suficiente de ello es que nos envio a su Hijo unico para que muera en la cruz por el perdon de nuestros pecados y nuestra salvacion. Reflexionemos esto para los Santos Evangelios que hablan sobre esa Misericordia infinita prevlezcan sobre los evangelios donde Jesus plantea cuestiones doctrinarias. Cuando les pide a sus discipulos (nosotros hoy) que " sean perfectos, como mi Padre Celestial es perfecto" , esta pidiendo algo teorico, un ideal, porque no prtenderia que sus discipulos serian como Dios, el unico Ser Perfecto. Cuando al joven rico le pide que deje todos sus bienes materiales porque era la unica manera de seguirlo, el joven rico se aleja apenado porque no comprende que Jesus en realidad le pide que sea desprendido de corazon.
Jesus viene por todo, pero se conforma con poco porque conoce nuestra naturaleza caida e imperfecta. De otra manera no existirian los Evangelios de la Misericordia.
Dentro de ese contexto debemos comprender el tema de la indisolubilidad del matrimonio.
Jesus nos pide que el Sacramento lo recibamos con intencion de perpetuidad. Ese es el ideal, pero jamas dijo que no perdonaria a los que divorciados y vueltos a casar que cometen adulterio. De hecho perdono a la mujer adultera.
Si los catolicos no abrimos el corazon y la mente a esta realidad estamos quedandonos solos y lo que es peor es que estamos muy equivocados porque no entendimos a Jesus que asumio todos nuestros pecados en la Cruz,. El redimio todos nuestros pecados, incluso el adulterio. Ningun pecado quedo afuera de su Redencion. Las personas divorciadas y vueltas a casar podran arrepentirse del error y fracaso de su primer matrimonio, no se puede pedir que se arrepientan de lo que vino a ser un remedio y solucion en sus vidas.
19/09/13 8:49 PM
  
Analia
Dios mío. El que este libre de pecado que tire la primera piedra. Nadie nació para sufrir Hasta la muerte. Prefieren un marido golpeador sólo por seguir dentro de la iglesia católica y así poder comulgar? Mi fe para DIOS Y PARA LA VIRGEN sigue hoy más fuerte que siempre. Y soy divorciada y tengo otra pareja así como soy Yo una pecadoRA todos somos pecadores en la tierra. Al final sólo DIOS ES EL ÚNICO CAPAZ DE JUZGAR
20/09/13 2:14 PM
  
EDUARDO V
A LOS HERMANOS QUE OPINAN DESDE LA DOCTRINA Y EL DOGMA, DEBO DARLES LA RAZÓN. A LOS QUE VIVEN EN COMUNIÓN Y EN COMUNIDAD LES PIDO MISERICORDIA Y PRUDENCIA. SI, SOMOS MUCHOS LOS QUE HEMOS SABOREADO ESA VIDA, Y HOY, POR DESICIONES LIBRES Y EQUIVOCADAS, VIVIMOS FUERA DE LA COMUNIÓN Y LA COMUNIDAD. Y PUEDO GARANTIR. NO ES LINDO.
Y DEBO ADVERTIRLES, "QUE EL PECADO NOS RONDA COMO FIERA HAMBRIENTA", NADIE ESTÁ EXCENTO NI SEGURO. PEDRO APOSTOL FALLÓ, Y FUÉ PERDONADO. SAN DIMAS PECÓ, Y FUE PERDONADO, MARÍA MAGDALENA, SAN AGUSTÍN Y ETC ETC, FUERON PERDONADOS. ACASO LOS DIVORCIADOS NO MERECEMOS UNA OPORTUNIDAD? CUAL LEPROSOS EN LA IGLESIA, BUSCAMOS UN HIJO DE DIOS, QUE SE COMPADEZCA.
21/09/13 4:13 AM
  
Mundy
¿TE SUMAS?
Los días 1, 2 y 3 de Octubre serán las reuniones del Consejo de Cardenales con el papa Francisco, este grupo más que selecto de cardenales tendrá la función de asesorar al sumo Pontífice en la reforma de la curia de El Vaticano.
Estos 8 súper asesores quizás traten algunas otras cosas en sus encuentros, ya que la velocidad que le está imprimiendo el Papa a su gestión es más que una invitación al impulso y entre esos temas latentes está la situación de los divorciados en nueva unión, quizás en estos tiempos más mencionada que en las últimas décadas.
Desde La Barca (www.labarcaglobal.blogspot.com) blog hecho POR y PARA católicos divorciados en nueva unión de todo el mundo convocamos para el día 1º de Octubre, a las 12:00 hs., de cada país, a unirnos en una oración común por el éxito de las reuniones y fundamentalmente por el resultado de las mismas.
Descontamos la unión fraterna a la propuesta, al menos en los 62 países (ver listado en La Barca) que visitan el blog y que han acompañado desde el 2009 la celebración del Día Internacional de los Católicos Divorciados en Nueva Unión.
Sumarse y difundirlo es una forma, quizás, de poner en práctica las palabras del Papa en la JMJ – Río, es una forma de HACER LIO.

PD: Si te sumas, aunque sea en silencio, genial, si lo aparte lo difundes mucho ,mejor y si cuelgas un comentario en el Blog sería mejor aún, así nadie se queda con dudas respecto a que esta problemática no tiene fronteras.
27/09/13 3:47 AM
  
Maruchapa
Soy mexicana. La vida es corta y el Señor nos quiere cerca deEl y disfrutando de su presencia salvifica.
La iglesia católica tiene claroscuros , lo vemos a través de la propia historia . Yo la amo como a mi familia con todas sus disfunciones. Con la certeza de que por encima de ellas esta el amor de mi Padre Dios hacia mi y mis hermanos.
Mi experiencia en la curia fue nefasta, Llena de trampas y corruptelas por parte del tribunaly ya los perdone, son parte de esa disfunción.Exhorto a mis hermanos DVC (divorciados vueltos a casar) que se sientan Profundamente amados por el señor de la misericordia y que amén a su pareja actual como Dios lo manda y se entreguen con todo . La comunión sacramental es hermosa y útil , pero es lo de menos cuando el señor se hace presente con su amor en la cotidianidad de una segunda oportunidad .
Sólo El sabe, sólo El sabe !!!! Y hay una gran cantidad de maneras de estar en la Iglesia como bautizado (a). Ánimo!!!! Estad alegres en el señor... Dios nos va a juzgar por el amor .

Abrazo fuerte desde Mexico
27/10/13 3:31 PM
  
Juan Fierro
La iglesia acoge y perdona a un pedofilo,es mas, les da asilo y los esconde, y no es capaz de permitir el divorcio, la fe católica es una contradicción en si misma y un adoctrinamiento perverso sin permitir opiniones diferentes o criticas, si no, son pecadores.
03/11/13 8:06 AM
  
CLAUDIA
MI OPINION ES QUE SE ACEPTE LA COMULGACION POR SEGUNDA VEZ YA QUE LAS PERSONAS SIEMPRE COMETEMOS ERRORES Y DIOS NOS PERDONARA Y NO ES COSA DE OTRO MUNDO, POR QUE HAY VECES LÑS PERSONAS COMETEMOS ERRORES SIN PENSAR DOS VECES NOS CASAMOS YA SEA POR CAPRICHO U OBLIGACION O PROBLEMAS QUE OCURREN EN CADA HOGAR QUE ES UN MUNDO MUY DIFERENTE DE CADA PERSONA, Y POSTERIOR O AL ULTIMO SIEMPRE SE PRESENTA LA PERSONA IDEAL QUE EN VERDAD AMAS Y QUE ES TODO PARA TI Y CUAL ES EL OBTACULO DEL QUE NO PUEDES COMULGARTE ANTE DIOS, ENTONCES YO DIPO QUE SE DE UNA SEGUNDA COMULGACION POR AL FINAL ENCONTRAMOS A UNA PERSONITA QUE EN VERDAD SE AMA Y EL SUEÑO ES CASARSE ANTE DIOS PARA SU BENDICION
17/01/14 7:21 PM
  
Angel
El problema siempre se toma desde el punto de vista de la recepción o no del Sacramento de la Comunión.
Pero POR FAVOR no olvidemos que el grave problema es la imposibilidad de recibir el Sacramento de la Reconciliación. Nos está negado el amigarnos con Cristo salvífico por el error cometido, aunque en una segunda nupcia se recomponga el primer error.

El grave problema no es la imposibilidad de recibir el amor infinito de Cristo en la hostia Sagrada sino el saberse condenado pepetuamente por el error.

Nadie, a no ser quien vive esta tragedia logra comprender el dolor infinito de saberse sin futuro por amar.

En definitiva lo que se castiga en el divorciado en segunda unión es que ha logrado volver a amar.

¿No es un contrasentido para la doctrina del amor que es tan propia de nuestra Santa Iglesia?

Por otra parte, lo que en definitiva se condena, ni siquiera es la segunda unión, sino la relación sexual en la segunda unión. Dado que quien viva con su nueva pareja como hermano, en total castidad, podria comulgar si no invita al escándalo.
Entonces...¿se condena la seguna unión, se condena el aprender a amar y ser amado o se condena la práctica sexual en la segunda nupcia?

Además planteo, el sincero arrepetimiento, y el propósito de enmienda que se manifiesta en la reconstitución del amor en un vínculo sano y pleno no sólo para la nueva pareja sino para los hijos de ambos ¿no es válida?

Una persona que como se ha manifestado en este foro, es abandonada o es profundamente lastimada, tanto ella como sus hijos, ¿merece la condenación eterna porque ha tenido la desgracia de ser elegida por un desgraciado si es que tiene el coraje de volver a amar y dejarse amar?

Tal vez debería dejarse herir perpetuamente, debería dejar a sus hijos abandonados a la violencia física o mental, o debería renunciar a su vocación matrimonial y quedarse sola de por vida, porque ha cometido el error de un primer casamiento inadecuado.

¿Este es el amor y el perdón de Cristo o es la interpretación que hacen su seguidores?

¿Cristo consideraría adulterio a quien se escapa del dolor y rehace su vida con piedad y humildad?

¿Cristo nos negará la entrada a su Casa Celestial por intentarlo de nuevo?

Repito, el problema para nosotros no es la Comunión, eso es una sanadora consecuencia del Sacramento fundamental que es la Reconciliación.

Dios perdona, la Iglesia parece que no.
21/03/14 11:11 PM
  
jos
Del santo Evangelio según san Marcos 10, 1-12

En aquel tiempo Jesús se marchó a la región de Judea, y al otro lado del Jordán, y de nuevo vino la gente donde él y, como acostumbraba, les enseñaba. Se acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, preguntaban: «¿Puede el marido repudiar a la mujer?» Él les respondió: ¿Qué os prescribió Moisés?» Ellos le dijeron: «Moisés permitió escribir el acta de divorcio y repudiarla» Jesús les dijo: «Teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón escribió para vosotros este precepto. Pero desde el comienzo de la creación, Él los hizo varón y hembra. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y los dos se harán una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió, no lo separe el hombre» Y ya en casa, los discípulos le volvían a preguntar sobre esto. Él les dijo: «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio»
24/07/14 1:03 AM
  
Eduardo
Me parecen redundancias innecesarias las citas de las palabras de NSJC, ya que una mínima formación en los evangelios nos llevan allí. ¿Alguien me podría señalar dónde encontró en los evangelios la pena de excomunión para esta precisa desobediencia expresada siquiera de forma sutil por NSJC? ¿Dónde se ubica el lugar geográfico donde se arrojan al mar los que escandalizan niños, con una piedra de molino atada al cuello? Abundan muchos seguidores de Savonarola y Torquemada. Pocos escriben con caridad a la vista en este foro y otros muchos con manos listas para lapidar. Las esperanzadoras palabras de Jesús a la adúltera las vemos transformadas en diatribas sin piedad contra quienes transgreden algunos de sus muchos mandatos. Muchos filtrando mosquitos y tragándose el camello.
29/08/14 2:43 PM
  
Eduardo
Lo que se argumenta para no acceder a la absolución en el caso de los divorciados en nueva unión, bajo el sacramento de la Confesión (o Reconciliación), no es el adulterio cometido, éste se perdona si estás arrepentido. A la semana siguiente puedes volver con el mismo pecado y otra vez te absolverán. Lo que se castiga es la contumacia, es decir el hecho de expresar arrepentimiento de haber pecado, pero que sabes que seguirás en la misma condición después de salir del confesionario. Suena lógico. Pero lo mismo o peor aun, vale por ejemplo para el presidente de una compañía tabacalera, todos sus empleados y todos los que venden cigarrillos, puesto que saben a conciencia el daño mortal que producen a sus consumidores activos y pasivos, los que salidos del confesionario saben perfectamente que seguirán en lo mismo. Excomunión para todos ellos por contumacia. Es sólo un ejemplo, hay más y más cercanos de lo que creeríamos. A reglón seguido de las palabras de los evangelios sobre el matrimonio, se encuentra lo siguiente: “Hay unos que nacen eunucos, otros que son hechos eunucos y otros que se hacen eunucos por el Reino de los Cielos”. Obviamente se refiere a la castidad y a la privación de la tentación y no a una prescripción quirúrgica. Hay una evidente tendencia maniqueísta y atenida a lo textual según conveniencia en aquellos que apuntan con una viga en el ojo. “El que quiera ser el primero, hágase el último”. Podría citar en este foro, partes del Código de Derecho Canónico que rayan en la morbosidad, por ejemplo cuando se trata de probar un matrimonio no consumado. Quien ha estudiado el tema, sabe de lo que estoy hablando, lo que por caridad a los lectores jóvenes no voy a reproducir. Hay un pasaje bellísimo de los evangelios: Jesús en la barca ante la tormenta. Él se levantó y ordenó a la tormenta: “¡Calla, Enmudece!” Y sobrevino una gran calma. Les deseo mucha Paz.
30/08/14 9:17 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.