México: alerta amarilla por reforma sobre libertad religiosa

Una alerta amarilla se encendió en las últimas horas tanto en la Conferencia del Episcopado Mexicano como en la nunciatura apostólica en la Ciudad de México. ¿El motivo? La ansiada reforma al artículo 24 de la Constitución de ese país, que debería convertirse en un histórico paso adelante en materia de libertad de conciencia y de religión, pero que corre el serio riesgo de naufragar en el marasmo de un mal heredado jacobinismo decimonónico.

En este espacio dimos amplio seguimiento al tema (aquí y aquí). Pese a tratarse de una reforma mutilada, producto de un debate durado años y cargada de pesados consensos políticos, podría nunca ser promulgada si se mantiene la tendencia negativa registrada en los últimos días en varios Congresos de los estados de la República. Como todas las modificaciones a la Carta Magna en México, no basta con el voto favorable del Parlamento federal para que entre en vigor (léase Cámara de Diputados y Senado). Para ser efectiva requiere de la aprobación de, al menos, 17 de los 32 Parlamentos de las entidades que conforman la Federación.

El problema es que la reforma ya cosechó seis no. La rechazaron en Coahuila, Morelos, Michoacán, Zacatecas, Baja California y Oaxaca. Y podría sufrir reveses en otros estados como Veracruz y Yucatán. A pocas semanas de la elección para presidente, prevista para la primera semana de julio, ninguno de los partidos políticos quiere dar un paso en falso y en ese contexto el tema de la libertad religiosa puede ser una “papa caliente”.

Pero resulta contradictorio y hasta provocador el papel jugado en todo este proceso por los “hijos putativos” de Benito Juárez, los modernos herederos del indígena que en el siglo XIX obtuvo tanto educación como ciencia gracias a las órdenes religiosas y que, una vez en la Presidencia del país, impulsó leyes para despojar de todo bien posible a la Iglesia. A nivel nacional ellos condicionaron la aprobación de la reforma al artículo 24 constitucional a otro cambio en la Carta Magna, el del artículo 40, para incluir en el mismo el término “laico” al sistema de gobierno, ya “representativo, democrático y federal”.

Esos mismos partidos que acordaron en la Ciudad de México una cosa, en los estados del país están haciendo todo lo contrario. No sólo están rechazando o dando largas a la modificación en pro de la libertad de conciencia, al mismo tiempo están aprobando expeditamente el Estado laico. Como ya ocurrió en Sinaloa.

Así las cosas es real la posibilidad que, al finalizar todo este proceso, no sólo la libertad religiosa quede fuera de la Constitución sino que ese mismo texto podría sacralizar jurídicamente el laicismo militante.

Serafines susurran.- Que gran interés captó en México la precisión del Vaticano sobre el estado del proceso canónico contra el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, acusado en Oaxaca de abusos sexuales contra menores. Tanto que la información exclusiva manejada en Sacro&Profano y Notimex el viernes último fue leída por el mismo arzobispo oaxaqueño, José Luis Chávez Botello, en una rueda de prensa el domingo (como se puede apreciar en el video de abajo).

Ese mismo día también rompió el silencio el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, el enviado de la Santa Sede que condujo la investigación sobre las denuncias en 2010 y quien, luego de tres meses de pesquisas, no pudo dar con testimonios irrefutables sobre la culpabilidad del imputado.

Ambos prelados completaron el cuadro de lo aquí expuesto con preciosos datos. Por ejemplo, Chávez Botello reveló que, bajo su jurisdicción, se condujeron tres investigaciones en dos pueblos distintos y ninguna arrojó pruebas. Además constató que los 10 sacerdotes denunciantes, ante él y ante El Vaticano, nunca aportaron documentos o revelaciones objetivas que sustentasen sus dichos. Por el contrario, se mostraron siempre urgidos porque el arzobispo sancionase al imputado basándose únicamente en sus argumentaciones.

Víctor Sánchez, por su parte, confirmó que nunca emergieron indicios contundentes a cargo de Hernández pese a que sus indagaciones se extendieron por unos tres meses. Y puso un acento relevante: dijo que a los curas acusadores “no les gustaron los resultados” de sus diligencias.

Ahora resulta claro que la Santa Sede mantiene el caso abierto. Es tiempo que los familiares de las supuestas víctimas o los sacerdotes que se movieron para llevar su denuncia a los medios de comunicación den un paso adelante y aporten los testimonios necesarios para alcanzar la verdad. Sólo así se podrá condenar al culpable. Si lo es, evidentemente.

7 comentarios

  
king crimson
Les recomiendo leer el articulo del Profesor Bernardo Bátiz "La Iglesia y el Estado Laico" publicado en el suplemento. del periódico La Jornada llamado La Jornada Semanal, está muy interesante. Y respecto a los sacerdotes pederastas, por favor ya no los protejan, entreguelos a la justicia.
20/06/12 1:50 AM
  
Cesar Candelaria
Soy un hijo putativo de Juárez, tenemos argumentos lo suficientemente sólidos como para rechazar la pretendida reforma al articulo 24, la Iglesia debe entender que el pueblo mexicano no quiere que se le califiquen sus convicciones, exigimos que los temas de de permanezcan en el fuero interno del hombre y que la doctrina de cada iglesia sea practicada en los templos o en su defecto en el hogar de cada individuo en su libre devoción, no en los espacios públicos donde convergen creyentes y no creyentes, católicos y no católicos, jóvenes y ancianos por igual, exigimos respeto, "NO tolerancia" a todos aquellos que nos manifestamos libres de presiones dogmáticas clericales, Juárez estudio de la manera citada por el hecho de que en esos años en el país el monopolio de la educación pertenecía a la jerarquía catolica, si no eras católico sencillamente no se te permitía estudiar, no se te permitía ser sepultado en un panteón (campo santo), cabe mencionar también que uno de los actos que indigno a Juárez fue el hecho de usar las fuerzas armadas para cobrar el diezmo a los indígenas, privilegio que pretenden recuperar por medio del ejercito, (¿O no es ese el motivo por el cual tienen capellanías en el ejercito?), no se engañen, Dios y patria no se mezclan.
Twitter@csr_augusto
20/06/12 5:47 PM
  
Esteban
Creo que nuevamente esto refleja la falta de visión que históricamente ha tenido el episcopado mexicano. Por querer pedir de más (en la propuesta original sugerían que se dieran clases de religión en las escuelas) los resultados fueron contraproducentes (lo mismo pasó en el siglo XIX, cuando las leyes de Reforma, que son resultado de que el episcopado alentara un levantamiento en armas contra el gobierno, y como consecuencia la Constitución del 57 que era moderada, se vio alimentada por leyes anticlericales, lo mismo pasó luego del Porfiriato, cuando respaldaron al gobierno de Huerta, consecuencia la Constitución del 17
21/06/12 12:24 AM
  
Esteban
Cesar: Perdón pero tu quieres que se permita manifestar a los no creyentes de manera libre, como ya lo hacen, pero quieres que el culto católico este encerrado en los templos?, perdón pero eso es intolerancia, y completo desconocimiento de la realidad social y cultural de México, según entiendo para tí las procesiones, las fiestas patronales, las peregrinaciones, deberían ser un delito?

Sobre lo otro que mencionas, es mentira que la Iglesia tuviera el monopolio de la educación, si quieres date una vuelta a la página de la Historia de la Educación en México de la UNAM, ahi sabrás que la Educación no estaba en manos exclusivas de la Iglesia, y si bien en las escuelas públicas se enseñaba el catecismo y elementos religiosos, es porque se desconocía otro método pedagogico diferente. Y finalmente en los tiempos de Juárez los únicos que no eran católicos, con todo respeto eran los extranjeros. Y a Juarez no le interesaban mcuho los indigenas, pues con sus leyes no solo afecto a las sociedades coorporativas de la Iglesia, sino también a las sociedades indígenas, eso fue la llamada Ley Lerdo
21/06/12 12:33 AM
  
Persona Informado
Lo invito a documentarse mejor, la reforma atenta contra el Estado laico y otorga privilegios a la Iglesia mayoritaria contrario al principio de laicidad que dice que todas las iglesias son iguales sea cual sea el número de fieles que tenga; la reforma es un retroceso para México y lo ha dicho gente de mucho estudio en materia de relación entre Estado-Iglesia. Por cierto la reforma quiere regular los pensamientos con las convicciones éticas y lo ético nace en lo interno del ser humano, por qué la iglesia quiere regularlo?
18/07/12 8:19 PM
  
Andrés Beltramo
Estimado "Persona Informado"

Le agradezco su comentario aunque le recomiendo que se informe usted más, lea directamente el texto de la reforma y saque sus propias conclusiones. Por su comentario puedo intuir que usted no está tan informado como sostiene.

La reforma, así como fue aprobada por los senadores, en ningún momento establece diferencia entre una Iglesia y otra. Habla de libertad religiosa en general. ¿Cómo puede entonces sostenerse que beneficiaría sólo a la Iglesia católica? El texto tampoco se refiere al número de fieles que tenga tal o cual denominación religiosa, así que es aplicable para todos. Y luego, la reforma en ningún caso "regula" las convicciones éticas, sólo reconoce que todos tienen derecho a la libertad de conciencia y de religión.

Con estos simples ejemplos queda bastante claro que valdría la pena documentarse más antes de formar la propia opinión, ¿no cree? Saludos.
19/07/12 10:55 AM
  
Antonio Sanchez
Todos los seres humanos somos hermanos, hijos muy amados de un mismo Padre que es Dios y Jesús, y así también de una misma Madre que es María, que también nos ama mucho, y somos también compañeros y amigos, pues sabemos muy bien que no somos enemigos, que bueno que todos, estemos de acuerdo con este ideal tan maravilloso de Jesús. Si el estado laico no es católico, ni religioso, ni ateo, ni masón, Etc., no es porque esté en contra de alguna religión o alguna ideología; sino porque con la ayuda de Dios, de Jesús y de María, resguarda y protege a todos los ciudadanos por igual, en contra del diablo y de sus demonios, pues esos si son nuestros enemigos, los cuales nos quieren destruir y perder.
"Amor y paz en Dios a todos.".
24/09/12 5:07 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.