Perú: definirá Vaticano el futuro de la “universidad rebelde”

Del Vatican Insider (ITA)

El futuro de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) se encuentra en manos del Vaticano. Pronto la Santa Sede emitirá un pronunciamiento definitivo sobre esa casa de estudios, que se encuentra en abierta rebeldía hacia la autoridad de la Iglesia. De nada sirvió el ultimátum dado por Roma a las autoridades universitarias para que modificasen su reglamento interno y adhiriesen a la legislación eclesiástica vigente. El plazo se cumplió y nada.

Desde 1990 la universidad debió reformar sus estatutos internos para incluir en ellos algunas indicaciones dictadas por la Constitución Apostólica “Ex Corde Ecclesiae”, firmada por Juan Pablo II. Pero los años pasaron y el cambio de normativa nunca se dio. Simultáneamente se abrió un contencioso (que incluyó varios juicios civiles), entre la institución y el arzobispado de Lima, por el control de las propiedades heredadas por el intelectual José de la Riva Agüero.

Ante la reiterada negativa de la Asamblea Universitaria de la PUCP a modificar los estatutos, debió intervenir directamente El Vaticano. Lo hizo a través del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, quien intimó al rector Marcial Rubio a entregar la normativa cambiada antes del 8 de abril. Una decisión que surtió un efecto parcial, porque sí impulsó una reactivación de las negociaciones.

Efectivamente existió un acercamiento entre el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani Thorne y Rubio, con la mediación del nuncio apostólico en el Perú, James Patrick Green. Y la universidad anunció públicamente que, en esas reuniones, se había alcanzado un principio de acuerdo.

Pocos días después y antes que venciese el ultimátum vaticano, el rector intentó someter a votación de la asamblea los cambios negociados al estatuto, pero no logró el consenso necesario. El documento que el funcionario entregó a los asambleístas sostuvo que, de aprobarse la reforma, terminarían tanto los problemas eclesiásticos como judiciales para la universidad. Algo así como una oferta de “borrón y cuenta nueva”.

Pero el supuesto acuerdo se rompió por lo más fino. En parte porque la casa de estudios pretende condicionar la normalización de sus estatutos a un acuerdo global, que incluya acabar con los juicios en su contra. Esa postura tiene una lógica: la ley civil no está de su lado. Pero el arzobispado limeño mantiene una posición opuesta: atender los problemas eclesiásticos y civiles por separado.

En ese contexto no se ahorraron los golpes bajos: el 17 de abril apareció un comunicado de los cinco obispos delegados de la Conferencia Episcopal Peruana ante la asamblea universitaria, en el cual se instó a la partes a reiniciar el diálogo para lograr una “solución integral”. Una postura que coincidió demasiado con la sostenida por la PUCP. Pero en realidad se trató de un boletín apócrifo, no todos los firmantes habían dado su consenso a tal iniciativa.

Finalmente resultó imposible establecer un acuerdo definitivo y entonces cada una de las partes envió, por separado, su reporte al Vaticano: el nuncio Green, el rector Rubio, el arzobispo Cipriani y el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Salvador Piñeiro García-Calderón, arzobispo de Ayacucho.

Como los directivos de la universidad no recibieron respuesta de Roma, difundieron una carta abierta dirigida al secretario de Estado Bertone. En la misma volvieron a exigir una solución global y acusaron de la ruptura en las conversaciones directamente a Cipriani. Es más, reclamaron que el cardenal “deje de ser el interlocutor entre la Jerarquía de la Iglesia y las autoridades de la universidad, pues muestra una reiterada voluntad personal de conflicto y de ventilarlo públicamente”.

Ahora la decisión final está en Roma. Y existen buenas posibilidades que la Santa Sede decida ordenar el quite de los títulos de “pontificia” y “católica” a la casa de estudios. Una decisión nada sencilla, que sería –en varios sentidos- clamorosa. Pero que se presenta, cada vez más, como la única alternativa viable.

11 comentarios

  
Michael
Bertone le haría un favor a la universidad Católica si lo hace, siempre es mejor estar lejos de un estado tan cuestionado como el Vaticano sobre todo en este momento.
07/06/12 12:01 AM
  
maria-a
Mejor que el Vaticano les saque el nombre de Pontificia y Católica, no se lo merecen.
Demasiada paciencia ha tenido la Santa Sede, no hay porqué tirar margaritas a los cerdos.
+
07/06/12 2:22 AM
  
Jorge
Excelente si el Vaticano le quita los titulos, esa universidad es un nido de comunistas resentidos que no quieren dar cuenta de sus altisimos salarios a nadie, hay mucha corrupcion que destapar.
07/06/12 3:27 AM
  
jorge
Estimado Michael

tu comentario sería más apropiado de esta manera:

Bertone le haría un favor a "dicha universidad (ex-católica" si lo hace, siempre es mejor estar lejos de un estado tan cuestionado como el Vaticano sobre todo en este momento...

Además, lo que resuelva el Vaticano no lo hará propiamente como Estado,pues aquella universidad está bajo el régimen del Estado Peruano, sino como autoridad de la Iglesia.
07/06/12 4:54 AM
  
José
Seria lamentable que la PUCP pierda el título de Pontificia y Católica. La PUCP es un ejemplo de tolerancia y respeto a la opinión libre, así como de solidaridad y conciencia social, tal como nos enseño Jesucristo. Es un ejemplo de vivir la fe sin imponer sino mediante el ejemplo. Lamentablemente el sector conservador de la Iglesia quiere tomar el control del centro de estudios, imponiendo "su verdad" tal como lo hizo con el Padre Gastón Garatea. Soy católico, pero estando así las cosas, creo que es mejor perder los títulos y no los valores que tiene esta universidad.
07/06/12 8:30 PM
  
Tony de New York
"La PUCP es un ejemplo de tolerancia y respeto a la opinión libre, así como de solidaridad y conciencia social, tal como nos enseño Jesucristo."

La 'tolerancia' NO es doctrina, ni es absoluta. La izquierda ATEA utiliza y manipula la palabra 'tolerancia' solo cuando les conviene.

'opinión libre' Si como no! Al Cardenal Cipriani no lo toleran ni le dan oportunidad de dar su 'opinión libre' en los medios de comunicacion de la PUCP.

La universidad TIENE y DEBE de someterse a la AUTORIDAD de la eglesia.
07/06/12 10:04 PM
  
Esteban
El Vaticano debió de hacer a un lado al Cardenal Cipriani, creo que es evidente que tiene intereses personales en el control de esa Universidad

"Pero el supuesto acuerdo se rompió por lo más fino. En parte porque la casa de estudios pretende condicionar la normalización de sus estatutos a un acuerdo global, que incluya acabar con los juicios en su contra. Esa postura tiene una lógica: la ley civil no está de su lado. Pero el arzobispado limeño mantiene una posición opuesta: atender los problemas eclesiásticos y civiles por separado."

Una pena que la Santa Sede tenga que respaldar a un sujeto como Cipriani, quien fuera aliado y amigo personal del dictador Fujimori, que guardó silencio ante la esterilización de mujeres indígenas,y que se hizo famoso por su frase lamentable sobre los derechos humanos
08/06/12 7:01 AM
  
Angel
En respuesta a José: Con todo el respeto que te mereces (yo también soy católico, por si acaso): O eres ingenuo o mientes descaradamente. Toda la jerarquía de la PUCP desde hace muchos años, lo único que hace es hacer apología en contra de la Iglesia. Y tú lo sabes muy bien. Y un ejemplo de ello es la deslealtad del Padre Garatea que ha vendido su fe a la ideología izquierdista que contamina esa universidad. Para muestra un botón: el Rectorado de la PUCP (luego de la sanción al Padre Garatea) le ha asignado otro cargo como "reconocimiento a su labor educacional" notándose claramente que esto ha sido hecho por pura beligerancia contra el Cardenal Cipriani (Primado del Perú).
Y una cosa más: Si tú fueras católico de verdad, no estarías hablando de "sector conservado" de la Iglesia. ¿Qué? ¿Entonces tú eres del "sector liberal" de la Iglesia? Vaya catolicidad la tuya, digna de un alumno de la PUCP; porque, en el fondo no existen católicos conservadores o liberales sinó "buenos" y "malos" católicos. Lamento informarte, José, que tu "liberalismo" no le hace ningún bien a la Iglesia y si todo el mal que la ideología de izquierda siempre le ha hecho a la causa de Dios.
08/06/12 7:49 AM
  
Simpson
@Esteban.
Los intereses que tiene el Cardenal en la PUCP son los de la Iglesia. Pero claro, como es el único que se ha atrevido a plantar cara a una situación de abuso de los "okupas" de la PUPC, le están cayendo encima carros y carretas.

Muestras una clara inquina por tu parte y mala fe desempolvando ataques personales y calumnias cien veces aclaradas y firmemente desmentidas por Cipriani, pero claro, no hay peor sordo que el que no quiere oir.
14/06/12 1:21 AM
  
Lorena Diez
No veo la hora que le quiten esos huachafos nombres de Pomtificia y Católica. La uninversidad es Universal.
21/06/12 11:24 PM
  
Daniel
Cada vez el catolicismo se desmorona mas y mas, todo por su prepotencia, que acaso creen que siguen en el medioevo donde su palabra era ley? por suerte los tiempos han cambiado y la gente ha empezado a abrir los ojos y ya no se deja manipular tan ciegamente, el sector ultraconservador de la iglesia catolica cree que tiene la razon absoluta, por favor! totalmente intolerantes, todo aquello va en contra de los valores que se enseñan en la PUCP, asi que si les quitan el titulo seria mas como una limpieza.
y dejen de razgarse las vestiduras cuando hablan de izquierda, piensen un poco y sean mas flexibles y abiertos a otroas maneras de pensar
30/06/12 1:28 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.