El “grito de Riobamba” y la teología de la liberación

Corría 1998. El 30 de agosto de aquel año se firmó el “Grito de Riobamba”, un documento que pretendió ser la convergencia de una serie de iniciativas vinculadas al movimiento de la teología de la liberación en América Latina. Dos obispos católicos fueron actores clave para aquella proclama: Samuel Ruíz de San Cristóbal de las Casas (México) y Víctor Alejandro Corral Mantilla, justamente de Riobamba (Ecuador). El primero ya falleció mientras el segundo dejó, apenas este día, de ser prelado en activo.

En un breve comunicado la Sede Apostólica informó hoy que “el Santo Padre aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Riobamba, presentada por Víctor Alejandro Corral Mantilla, en conformidad con el canon 401 § 1 del Código de Derecho Canónico”. Nada más. Según la ley de la Iglesia católica, cuando un pastor alcanza los 75 años debe presentar su dimisión y esperar que el Papa la reciba. Comúnmente pasan algunos meses antes de que ello ocurra y, en la mayoría de los casos, el anuncio de la aceptación de una renuncia coincide con el nombramiento de un sustituto. En este caso no ocurrió así.

De hecho apenas pasaron 11 días del cumpleaños de Corral y ya El Vaticano dictaminó su salida de escena, al menos en teoría porque -en la práctica- seguirá siendo obispo emérito (título honorario para los prelados que se jubilan). A Samuel Ruíz le pasó algo similar, presentó su renuncia el 3 de noviembre de 1999 y se la aceptaron unos meses después, el 13 de marzo 2000. Más de 10 años pasó como emérito, hasta su muerte en enero último.

Ruíz y Corral tienen otras coincidencias. Para empezar ambos recubrieron ministerios episcopales largos. El mexicano guió durante 40 años la diócesis de San Cristóbal, el ecuatoriano hizo lo propio con Riobamba por casi 30 años (cinco como auxiliar – de 1982 a 1987- y otros 24 como titular -de 1987 hasta hoy).

Pero la convergencia más grande de estos dos personajes fue el “Grito de Riobamba”. Una verdadera proclama subversiva que cargó por igual contra el neoliberalismo, la deuda externa, los organismos internacionales así como contra la “centralización y el autoritarismo” de la Iglesia católica.

El documento (se puede leer íntegro aquí) fue firmado por el propio Samuel Ruíz como representante de la “autoritaria” Iglesia católica, Federico Pagura por las Iglesias protestantes y evangélicas, José Comlin por los teólogos, José Oscar Beozzo por los pastoralistas, Magdalena Vandenheen por la vida religiosa y Adolfo Pérez Esquivel por el laicado.

El “Grito de Riobamba” se convirtió en una propuesta superadora de la antigua y originaria teología de la liberación, de la cual Leonidas Proaño (antecesor de Corral Mantilla) fue un importante exponente. Según ese escrito los cultos precolombinos debían convertirse en una fuerza que revolucionara (y purificara) a la religión católica en América Latina. Esto debía ser logrado a través de un “ecumenismo transversal” descristianizado cuyo principal objetivo sería el diálogo con los ritos paganos indígenas y afroamericanos.

De hecho, uno de los compromisos de aquel “grito” fue: “pasaremos del ecumenismo de intenciones, discursos y gestos aislados al reconocimiento mutuo de la Iglesias, depositarias complementariamente de la verdad y santidad del único misterio de Cristo”. He aquí un grueso error: poner en el mismo nivel a todas las iglesias, “depositarias de la verdad”. El posterior documento “Dominus Iesus” -escrito por el entonces cardenal Joseph Ratzinger- aclaró ampliamente el asunto.

¿Y cómo se propuso el grito de Riobamba lograr su objetivo del diálogo espiritual? “Dialogando, macroecuménicamente, con todas las religiosas, más específicamente con las religiones indígenas y afroamericanas, a partir de la fe en un solo Dios y en una sola familia humana, dentro de un espíritu de acogida y de conversión, autocrítico y crítico”.

He ahí las bases de la “iglesia autóctona” de Samuel Ruíz. Suscribiendo al Grito de Riobamba (y otras iniciativas), el finado obispo pensó en un nuevo catolicismo, cuyo centro ya no serían los sacerdotes y los sacramentos, sino los diáconos (casados) y la convivencia fraterna en las comunidades, las “nuevas parroquias”. Falleció sin ver plasmado su proyecto. Hoy otro de sus compañeros salió de escena. Signos de los tiempos que corren.

7 comentarios

  
Leonardo Brasil
Que se vá! Não só a pessoa, mas o projeto ideológico que trai o Evangelho em nome do politicamente correto.
Sobre a santidade, meta contínua da igreja, nem uma menção! Nem uma linha!
28/02/11 8:41 PM
  
Tony de New York
Según Catholic hierarchy en 1990 habían 38 sacerdotes diocesanos,para el 2004 solamente 40. Las vocaciones sacerdoteles parece que no fue su fuerte.

Triste final.
01/03/11 12:22 AM
  
Semper Fidelis
Pavoroso legado del obispo Samuel Ruiz: Chiapas el primer estado de México donde los hermanos herejes protestantes separados alcanzan la mayoría. Y el número de diáconos, que sobrepasaron a los sacerdotes, con una agenda oculta y no tan oculta, de ir haciendo al sacerdocio, laico.
01/03/11 3:49 AM
  
Blanca
También hoy, cosa curiosa, la Conferencia Episcopal de Bolivia anuncia que el arzobispo de Santa Cruz, Julio Cardenal Terrazas CSsR, viajará a Roma para presentar renuncia de su oficio como prelado de esa jurisdicción. Este 7 de marzo cumple 75 años... Toda la Iglesia en Bolivia sabe que el Prelado y cardenal es el más alto exponente de esa corriente en Bolivia.
01/03/11 4:29 AM
  
Esteban
De verás que verguenza Andrés como te gusta patear el cadaver de Don Samuel Ruiz, cuando patearas a Norberto Rivera, encubridor de pederastas, simoniaco (te acuerdas de las papas del Papa o cuando vendieron la Virgen de Guadalupe?) y teologo de la prosperidad? a Sandoval Iñiguez confesor de narcos, plutocrata, y encubridor de pederastas (cuando le dedicaras un articulo a los escandalos en el seminario de Guadalajara, o la casa Alberione, donde "curan" (encubren) sacerdotes pederastas, y donde trabajó el obispo de Orizaba, autor de esa grandilocuente frase de que "somos guadalupanos, y la Virgen María nos cuida de que no hagamos cosas así de graves" y "Manoseos sí ha habido. La familia ha comprendido, por el mismo cariño que tienen por el sacerdocio, por la Iglesia; los ha vuelto más tolerantes”."

(Además de que es mentira que no hay violaciones de sacerdotes en México, es blasfemia usar a la Virgen Maria para esconderse)
Independiente de todo, Don Samuel Ruiz en lo doctrinal y en lo moral siempre estuvo con el Magisterio de la Iglesia

Semper Fidelis es mentira que en Chiapas sean mayoría los protestantes, y si han aumentado es por el financiamiento que a las sectas les dio el gobierno mexicano y la CIA, para contrarrestar a la Iglesia católica por "Peligrosa y suversiva" (vease Reporte Rockefeller). Si algo distinguió a Don Samuel Ruiz es que fue un obispo que realizó visitas pastorales constantes a toda su diocesis que creo un equipo de miles de catequistas para que la Iglesia tuviera presencia regular en muchas de las zonas chiapanecas, donde los sacerdotes no iban. Si hoy Chiapas no es enteramente protestante, es gracias a la labor de Samuel Ruiz y sus catequistas, el único pecado de Don Samuel fue enseñarles a los indigenas que eran sujetos con derechos algo que esta en la Doctrina Social de la Iglesia por cierto.
01/03/11 5:29 PM
  
Brunildo M.
En Chiapas quizá hay tantos protestantes gracias al apoyo que dio el PRI al Instituto Lingüístico de Verano, que llegó al estado para estudiar las lenguas autóctonas pero no es una institución laica sino religiosa de filiación protestante.

Es verdad que Samuel Ruíz tuvo que dejar el cargo por su edad pero también es cierto que el papa si hubiese querido lo habría dejado, como hizo con Jan Sandoval Iñiguez de Guadalajara cuya opción es por los ricos, pero a Ruíz lo quitaron de funciones, y el papa hubiese podido dejar en funciones también si hubiese querido a ese obispo Corral, pero sus ideas en pro de los pobres como las de Ruíz no resultan convenientes para el proyecto de los jerarcas máximos de la iglesia católica.
18/03/11 1:07 AM
  
Francisco Gallegos
Senor Beltramo,
Quisiera que usted viva en la dioceses de Riobamba por un tiempo y luego vea lo que ha escrito. Yo entiendo que el Vaticano le da de comer, pero la verdad existe también. Se nota su agenda en lo que escribe, su posicion, su lado.
Dominus Iesus no aclaró mucho; mas bien destruyó los históricos pasos ecuménicos que se dieron desde el Vaticano II hasta los 2000's.
09/05/12 2:58 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.