InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Papa Roma

31.03.13

(212-3) El Papa Francisco y el Apocalipsis

La elección del Papa Francisco ha ocasionado en el pueblo cristiano reacciones muy diversas. Aunque predominando ampliamente la alegría y la aceptación, la gratitud hacia Dios y el abandono confiado en su providencia, no han faltado reacciones hostiles, especialmente en el mundo católico más extremadamente «tradicionalista».

Y digo tradicionalista, en un contexto exclusivamente eclesial, no político, distinguiendo esta palabra de otra semejante, tradicional. Porque si todos los católicos vivimos la fe apoyándonos en sus tres fuentes fundamentales, Biblia, Tradición y Magisterio (Vat. II, Dei Verbum 10), todos los católicos somos bíblicos, tradicionales y dóciles al magisterio apostólico. De tal modo que quien no es tradicional, no es católico.

Internet, como siempre, ha sido el medio de comunicación más rápido a la hora de expresar esta diversidad de reacciones ante la elección del Cardenal Jorge Mario Bergoglio como Papa Francisco. Concretamente, al día siguiente de la elección, o a los dos o tres días, junto a las manifestaciones de gozo y confianza que se produjeron, ya no pocos tradicionalistas se expresaron públicamente con acentuada reticencia o con franco rechazo. Y sus escritos, como he podido comprobar, han causado en no pocos católicos una perplejidad y angustia muy graves.

Leer más... »

20.03.13

(212-2) Dios proteja al Papa de los ataques de Satanás y de todos sus otros enemigos

Ya Satanás ha iniciado la persecución contra el Papa Francisco, apenas iniciado su ministerio. También Jesús tuvo su primer encontronazo con Satanás en el comienzo mismo de su ministerio público, o para ser más exactos, cuando se disponía en el desierto para iniciarlo. Terminó aquel primer combate con el mandato irresistible de Cristo: «apártate, Satanás» (Mt 4,10). Espanta Jesús al diablo como a un perro, que ha de largarse con el rabo entre las patas, humillado. Pero volverá a atacarle más tarde, en «la hora y el poder de las tinieblas» (Lc 22,53). Es evidente que si Satanás odia a Cristo, odia al Vicario de Cristo en la tierra. La Virgen de Fátima anuncia en 1917 graves «persecuciones contra la Iglesia… el Santo Padre tendrá mucho que sufrir».

Leer más... »