Comunión de adúlteros en Reconquista

Con motivo de la noticia acerca del acto realizado por el Obipo de Reconquista, Argentina,Reconquista reflexionamos una vez más sobre el tema de la comunión de los bautizados que están en situación objetiva de adulterio (mal llamados “divorciados vueltos a casar”).

El argumento básico en contra es, como recordamos:

1)    No se puede comulgar en pecado mortal.

2)    El adulterio es pecado mortal.

3)    El que vive maritalmente con otra persona distinta de su cónyuge legítimo, en vida de éste, es adúltero.

4)    Por tanto, esa persona no puede comulgar.

5)    La comunión del que está en pecado mortal sólo es posible tras la confesión al sacerdote, que supone el arrepentimiento por ese pecado.

6)    El arrepentimiento incluye el propósito de enmienda.

7)    El que no se propone dejar de tener relaciones sexuales adúlteras no tiene propósito de enmienda, y por tanto, no está arrepentido.  

8)    Por tanto, no puede confesarse válidamente, ni tampoco, por tanto, comulgar.

La interpretación heterodoxa de la ambigua y poco clara Exhortación Apostólica “Amoris Laetitia” viene a decir algo así:

1)    Para que haya pecado formalmente hablando tiene que haber conocimiento de lo que se hace y libertad. Cuando falta uno de estos factores o ambos, siendo la acción mala por su objeto, o intrínsecamente mala, el pecado es material, no formal.

2)    Para el pecado sea imputable a la persona de modo que ésta pierda el estado de gracia, tiene que ser un pecado formal y no sólo material.

3)    Hay factores que disminuyen o eliminan el conocimiento de la acción que se realiza y/o la libertad con que se la realiza.

4)    Por tanto, esos factores disminuyen o eliminan la imputabilidad de la acción y por tanto, la culpa por la misma, de modo que en esos casos hay pecado solamente material, no formal. En esos casos la persona puede estar en gracia de Dios. 

5)    No se puede comulgar en pecado mortal formal, sí en pecado mortal sólo material. El discernimiento en cada caso determinará si en qué situación se encuentra la persona y por tanto si puede comulgar o no.

Contra esto, imaginemos la siguiente situación: un asesino a sueldo que entiende (con conciencia invenciblemente errónea, o bien, con gran dificultad para entender los valores inherentes a la norma que prohíbe el homicidio) que lo que hace es, en su caso al menos, moralmente lícito y que por otra parte, encuentra gran dificultad en ganarse la vida de otra manera, siendo así que tiene una familia numerosa que mantener. Es bautizado y desea fervientemente participar en la vida de la Iglesia incluyendo la Comunión Eucarística. Su conciencia invenciblemente errónea hace que su pecado sea solamente material, no formal, de modo que está en gracia de Dios

Según lo que sostienen los heterodoxos, entonces, esta persona podría, luego de un adecuado período de discernimiento, acceder a la comunión eucarística, sabiendo toda la comunidad allí presente que se dedica a matar gente por plata para ganarse la vida.

Lo cual es obviamente absurdo.

Por tanto, la tesis heterodoxa no es aceptable.  

No vale aducir que el asesino a sueldo perjudica a terceros, porque para que una acción sea intrínsecamente mala y dé lugar a una situación objetiva de pecado no hace falta que se perjudique a terceros.

Tampoco vale decir que el asesino no podría declarar públicamente su condición, porque nos manejamos simplemente con una hipótesis: si pudiese declararla públicamente, los fieles deberían aceptar que comulgase en medio de ellos sin renunciar a su “profesión”, lo cual es obviamente absurdo.

Y obviamente que lo que se dice del asesino a sueldo se puede decir de cualquier otra acción intrínsecamente mala, por ejemplo, el proxeneta, el pedófilo, el violador, el torturador, el narcotraficante, la prostituta, el lavador de dinero, etc., etc.

No entramos tampoco en otros temas, como el hecho de que la Iglesia no juzga el interior y que nadie puede estar cierto, sin Revelación divina especial, de su estado de gracia.

Lo que en realidad sucede, entonces, es que hay una oposición objetiva entre la situación tanto del adúltero como del asesino a sueldo o de cualquier otra persona que se realiza una acción intrínsecamente mala, es decir, mala por su objeto, y el Sacramento eucarístico.

Y que en esos casos, la persona decide con entera conciencia y libertad imponerle al Sacramento y a la Iglesia toda esa situación objetivamente contraria a la esencia del Sacramento mismo.

Y comete por tanto un pecado formal de sacrilegio, además del escándalo a que somete a la comunidad eclesial.

Por eso la Exhortación Familiaris Consortio, en su n. 84, pone el acento en la dimensión objetiva tanto del Sacramento como de la situación del que se acerca a recibirlo:

“La Iglesia, no obstante, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía. Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía, los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.

La reconciliación en el sacramento de la penitencia —que les abriría el camino al sacramento eucarístico— puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, —como, por ejemplo, la educación de los hijos— no pueden cumplir la obligación de la separación, “asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos”.”

En caso, por tanto, de que no se haya exigido a estas personas que comulgaron en Reconquista la previa expresión de su propósito sincero de enmienda en el Sacramento de la Reconciliación, es decir, de su resolución de separarse de su pareja adúltera o en adelante convivir con ella como “hermano y hermana”, lo que se hizo ahí fue un horrendo sacrilegio con el que se ha ofendido ante todo a Dios Nuestro Señor, y en segundo lugar, a la Iglesia toda, así como se ha puesto en camino de condenación eterna a esas mismas personas a las que se pretendía tratar “misericordiosamente”.

 

26 comentarios

  
Raúl de Argentina
Nestor, excelente artículo. Solamente aclararía, sobre el final, que los PRIMEROS que se ponen en camino de condenación por este disparate, son los pseudo- pastores que llevan a la gente a estos sacrilegios.

----------------------------------

Muchas gracias y muy cierto: en su caso ni siquiera pueden alegar que hay causales subjetivas de inimputabilidad.

Saludos cordiales.
14/06/17 2:55 PM
  
Luis Fernando
Nos escandalizamos si un pagano profana la Eucaristía y no tanto si lo hace un obispo dando de comulgar a adúlteros impenitentes.

Es peor lo segundo. Mucho peor.

----------------------------

En efecto, es mucho peor.

Saludos cordiales.
14/06/17 2:57 PM
  
Silvia sueyro
Estos pastores llevan a error a estas personas, piensan, que seran responsables de la Vida Eterna de cada alma?.Estan cegados espiritualmente.
14/06/17 4:08 PM
  
María José
Sé que se pregunta mucho, pero si un obispo es sacrílego, si un cura es sacrílego, sus misas posteriores son válidas??? Un católico con conocimiento de causa, puede comulgar de sus manos?? A quién recurrir?? Dónde denunciar??
Y esto es una llamada de socorro, infocatolica puede con sus medios denunciar o solo informar??
Gracias y mis oraciones

--------------------------------

El hecho de que el celebrante esté en pecado mortal no invalida el Sacramento. Otra cosa, por ejemplo, es si cambia la fórmula de la consagración o utiliza algo que no sea pan y vino.

La denuncia, pienso yo, se puede hacer por carta a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el sitio web del Vaticano está la dirección de la misma.

Saludos cordiales.
14/06/17 4:25 PM
  
Haddock.
Manda narices, que estas abominaciones se produzcan en un lugar llamado "Reconquista"

------------------------------

Pues sí, manda.

Saludos cordiales.
14/06/17 4:46 PM
  
Juan Andrés
"El mundo moderno está lleno de viejas virtudes cristianas vueltas locas. Las virtudes han enloquecido porque se han visto aisladas las unas de las otras y vagabundean a solas. Y así, a algunos científicos les importa la verdad; y su verdad es inmisericorde. Pero así también a algunos humanistas sólo les importa la misericordia; y su misericordia (mucho siento tener que decirlo) a menudo es falsa. Por ejemplo, el Sr. Blatchford ataca al cristianismo porque él está enloquecido con una virtud cristiana: la meramente mística y quasi-irraccional virtud de la caridad. Tiene la rara idea de que se nos hará más fácil perdonar los pecados diciendo que no hay pecados que perdonar.
El Sr. Blatchford no es sólo un cristiano primitivo, también es el único cristiano primitivo al que debieran haber devorado los leones. Pues en su caso, la acusación pagana es enteramente verdadera: su misericordia equivaldría a la disolución y a la anarquía.
Él es en verdad el enemigo de la raza humana—por ser tan humano. (Chesterton, Ortodoxia, hace más de cien años, nada ha cambiado, pero los Blatchford tienen cargos eclesiales muy importantes)

---------------------------

Tal cual. Esas "verdades locas" son para Chesterton, justamente, las herejías.

Saludos cordiales.
14/06/17 5:30 PM
  
Palas Atenea
Haddock: Reconquista, provincia de Santa Fe, es el lugar de nacimiento del P. Castellani, para más INRI.

--------------------------------

Podemos imaginarnos cuál sería su reacción ante esto.

Saludos cordiales.
14/06/17 5:34 PM
  
Jordi
Herejía y excomunión (1)

A. La consecuencia de dar comunión sacrílega a los adúlteros incontinentes es la herejía del obispo, por lo que queda excomulgado automáticamente sin necesidad de juicio y sentencia (cánones 751, 1364 y 194), dado que el obispo tiene conocimientos teológicos y jurídicos, previos y suficientes, como para saber que viola unas verdades divinamente reveladas que traen como consecuencia la excomunión. No hace falta contumacia, pues ya tiene perfecto conocimiento jurídico-teológico por su competencia y capacidad: se autojuzga y autocondena.

Deja de ser obispo al momento, pierde la comunión visible (no la invisible, conservada por el bautismo), queda reducido exiguo mínimo, no debe ser obedecido por laicos y consagrados desde ya, debe de cesar y abandonar el cargo episcopal y la Conferencia episcopal, así como otro cargo u oficio, no puede hacer misas ni confesiones, debe ser removido lo más pronto posible por la autoridad eclesial.

14/06/17 5:45 PM
  
claudio
Estimados no me asombro de nada, luego de la noticia y la foto observé que en la ceremonia se había invocado las Instrucciones de Obispos de Buenos Aires, busqué las mismas y dicen en su punto central que dice:
"6) En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible. No obstante, igualmente es posible un camino de discernimiento. Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía (cf. notas 336 y 351). Estos a su vez disponen a la persona a seguir madurando y creciendo con la fuerza de la gracia".
Por de pronto se exige haber tenido un trámite de nulidad matrimonial que dudo se haya intentado en los casos de la nota, además algún tribunal o autoridad que "reconozca" que en un caso concreto hubo limitaciones (deberían ser objetivas no subjetivas caso contrario no serían limitaciones sino elecciones) que atenúen (no que eliminen) la responsabilidad y la culpabilidad (en los hechos pasar del pecado mortal a uno que no lo es, cómo se logra modificar la naturaleza del pecado y quien lo hace eso no se explica -sic...-), en esos casos (quiero ver dónde encuentran uno de verdad no uno inventado, un "casus vero") AL abre la puerta a los Sacramentos del Perdón y de la Eucaristía. (Eso es un disparate ya que los Sacramentos no pasan por la "puerta" de AL sino por la puerta del corral de Cristo).
Pregunto: Todo ese proceso invocado como justificación por el celebrante se dio en la realidad o fue suplantado por unas "charlas post matrimoniales discernitorias llevada a cabo sin la presencia de la otra parte del matrimonio anterior" ?. En qué estado queda la parte que no participó de ese discernimiento ?.

-----------------------------

No parece que ahí diga que debe intentar antes la nulidad, sino que simplemente pone la hipótesis de que no hay forma de obtenerla.

Las limitaciones a que se refiere el texto son precisamente subjetivas, al menos las que consisten en causales de inimputabilidad, las cuales no es que sean elecciones, sino precisamente lo que atenúa o elimina el carácter de "elección" de un acto.

En lo demás totalmente de acuerdo.

Saludos cordiales.
14/06/17 5:52 PM
  
Jordi
Herejía y excomunión (2)

B. La razón es que viola estas verdades de fe:

1. Subvierte la moral católica general, absoluta y universal, al legitimar la moral del caso individual o de situación, condenada por Pío XII

Los Mandamientos del Decálogo son imperativos de imperativos, de cumplimiento obligatorio y vinculante para toda la hombre, en todo tiempo, lugar y condición

2. Subvierte la supremacía absoluta de la Ley de Dios, imponiendo la supremacía absoluta de la decisión tomada en conciencia individual, propia de la masonería y el protestantismo (Catecismo 1776-1794)

3. Omite los actos morales intrinsece malum semper et pro semper, comportamientos intrínsecamente perversos, pecados objetivos que dañan la dignidad humana, independientes de la subjetividad, responsabilidad e imputabilidad en grado de eximente, atenuante o agravamiento (Catecismo 1753-56 y 2357, Gaudium et spes 27, Humanae vitae 14, Veritatis splendor 79-83)

4) Es sacrilegio dar la comunión, la absolución y la extremaunción a un fornicario adulterino sin continencia (Catecismo 1650, Familiaris consortio 84, Sacramentum Caritatis 29, canon 915, Código de Derecho Canónico, Declaración sobre la admisibilidad a la Sagrada Comunión de los divorciados que se han vuelto a casar, 24 junio 2000)

5) Es heresiarca al aplicar el numeral 305 y nota 351 del Capítulo VIII de “Amoris Laetitia: da la comunión a adúlteros incontinentes
14/06/17 5:53 PM
  
claudio
Estimado, la referencia es temporal dice claramente que "cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad", de su simple aplicación principio de no contradicción y de congruencia, si no se pudo es porque algo externo lo impidió, pero se intentó, si no hubo intento de obtener la nulidad no significa que no se pudo sino que no se intentó y esa es una diferencia esencial por el efecto, demuestra que alguien entendía que había una nulidad y intentó obtenerla, el poder o no es ajeno ya que en muchos casos es obvio que había nulidad pero en otros muchos más no la había porque el matrimonio anterior era válido, lo que agrava significativamente la conducta. Saludos

---------------------------

Puede ser, pero no creo que estos Obispos exijan que previamente se haya intentado una declaración de nulidad, porque además no creo que estén restringiendo su "praxis misericordiosa" al solo caso en que hay presunción de nulidad. Los principios en que se basan (la no imputabilidad, etc.) se aplican igualmente a casos de matrimonios válidos que luego "no funcionaron", dando lugar a los mal llamados "divorcios" y los mal llamados "nuevos matrimonios".

Saludos cordiales.
14/06/17 7:52 PM
  
Vladimir
El punto es que todos estos desorientados (pastores y fieles) se saben con la aprobación del Papa, y por eso, no les interesan mayores discernimientos, ni les importa un bledo la desaprobación de los demás.

----------------------------------

Es que la postura del Papa no consta todavía, en forma clara y explícita, en un documento magisterial dirigido a la Iglesia universal.

Saludos cordiales.
14/06/17 8:32 PM
  
Peroi Ripen
Más confundido me encuentro con tata opinión, alguien puede aclarar mi pregunta.
Todos los homosexuales sí o no pueden recibir la Comunión.
Todos los Sacerdotes que viven una vida homosexual o, públicamente con una mujer, pueden recibir la comunión?
Hay alguna ley eclesiástica que permita la comunión a ellos?
Es lo mismo con los divorciados y vueltos a casar que con los Sacerdotes
En pecado mortal continuo,?
Peroi.

------------------------------

La persona con tendencias homosexuales, como todas las demás, puede recibir la Comunión si no tiene conciencia de pecado grave sin confesar. Las relaciones homosexuales constituyen pecado grave, así que si tiene conciencia de haberlas realizado tiene que arrepentirse, confesarse y proponer firmemente no tenerlas más, para poder comulgar.

Eso vale para cualquier bautizado, sea sacerdote o no.

En el caso del pecado público y cuando no hay arrepentimiento ni propósito de enmienda se debe negar la comunión, salvo en el caso de que la comunidad no conozca la situación, porque se debe proteger también la buena fama de las personas, incluso si son pecadoras.

En ese caso, por lo que leí, la persona no debe comulgar, pero si lo hace, el sacerdote no puede negarle la comunión porque la perjudicaría públicamente en su buena fama. El que comulga en esas condiciones, obviamente, comete un sacrilegio.

Si es el sacerdote mismo el que está en esa situación, entonces corresponde al Obispo del lugar tomar las medidas necesarias. En todo caso eso no afecta la validez de la Misa, como ya dije.

Saludos cordiales.
14/06/17 11:26 PM
  
Alberto el retrogrado reaccionario y rigido
Es evidente para mi que eso no es un hecho aislado en una diocesis marginal donde el obispo se ha vuelto loco. Está perectamente planificado y de nosotros y de nuestra reacción depende que eso se nos imponga en todas las diocesis o echen marcha atrás.
15/06/17 9:53 AM
  
claudio
La historia es muy interesante y seguramente verídica, pero en Tintalandia tenemos que jugar con las cartas que se han repartido y tratar de evitar males mayores. Por eso por mi parte prefiero no entrar en ciertos temas.

Saludos cordiales.

15/06/17 8:57 PM
  
Roberto
Nestor. La verdad es que no sabemos si todos los que aquel día comulgaron lo hicieron en pecado mortal. Luego del proceso de discernimiento de 6 meses se han acogido a la instrucción del papa Santo Juan Pablo II. La verdad , solo ellos y Dios lo sabe. Nosotros a orar por el Obispo, que pudo hacer lo mismo en forma privada, pero sospecho que quiere causal escándalo. Tu ejemplo del asesino a sueldo excelente. El tema de fondo es que ese Obispo y muchos otros bautizados no creen en los actos intrínsecamente malos. La verdad es que no consideran igual de mortal al adulterio que al homicidio, de allí que tu argumento - aunque bueno - no los convence. La Paz.

-----------------------------------

Es cierto, yo al menos no conozco dato ninguno fehaciente de que no hayan formulado propósito de enmienda en la confesión antes de la comunión, pero si vamos a las probabilidades, son de que no lo hayan hecho, porque de lo contrario no se entiende la publicidad que se da al caso. Todos los días hay que gente se confiesa y comulga del modo en que se debe hacer en la iglesia.

Y el ejemplo del asesino a sueldo sirve precisamente para eso, para que reconozcan que para ellos hay dos clases de pecados mortales distintas, o hay pecados mortales que no son mortales, o no hay actos intrínsecamente malos, o el adulterio no es intrínsecamente malo, o sea, cosas todas contrarias claramente a la doctrina católica.

Saludos cordiales.
15/06/17 9:03 PM
  
hornero (Argentina)
"Es que la postura del Papa no consta todavía, en forma clara y explícita, en un documento magisterial dirigido a la Iglesia universal." ¿Pero va a esperar que las "periferias" se infecten del error. Todos hablamos escandalizados, o no, de este sacrilegio, el Papa es responsable de evitar el escándalo y la confusión entre Pastores, sacerdotes y fieles. ¿Si no lo hace él, quién lo debe hacer? Por eso, aunque a algunos no les guste, tomamos la defensa de la Verdad bajo nuestra propia responsabilidad.

------------------------------------

En mi opinión es muy de desear que el Papa conteste las "dubia" de los cuatro Cardenales. Mientras lo hace o no, a nosotros nos toca, con la gracia de Dios y a pesar de nuestros pecados y debilidades, proclamar a los cuatro vientos la verdad de la doctrina católica, a la espera de que Dios Nuestro Señor se apiade de su Santa Iglesia.

Saludos cordiales.
16/06/17 1:23 AM
  
Juan Manuel Rubio González
A todas estas consideraciones sobre si el pecado se atenúa o desaparece por la ignorancia de la norma, o por no conocer su importancia o por no caer en la cuenta de que el acto realizado cae en alguna categoría afectada por la norma moral, les falta una consideración sobre para qué sirven el Papa, los obispos, presbíteros y cualquier otra persona que quiera el bien del prójimo y la gloria de Dios: para enseñar la verdad, dirigir hacia la verdad, orientar hacia la salvación.
Si un adúltero se presenta ante un pastor diciendo que quiere comulgar porque la vida lo ha tratado muy mal, y quizás su primer matrimonio fue nulo pero no lo puede demostrar, y ahora tiene hijos con su segunda oportunidad y los pobrecitos… lo que tiene que decirle ese pastor de la Iglesia es que el matrimonio es indisoluble y no vale que cada uno decida por su cuenta y riesgo si el suyo es válido o no, que la unión de alguien casado con quien no es su cónyuge es adulterio, el adulterio es pecado mortal y en pecado mortal no se puede comulgar. A partir de aquí caben tres posibilidades:
1ª El adúltero no se lo cree, por lo tanto no es católico ya que no acepta unos puntos doctrinales bastante sencillos y bien asentados. Como no es católico no hay ningún motivo para admitirlo a la confesión ni a la comunión.
2ª El adúltero se lo cree pero no quiere obrar en consecuencia. Ahora ya sabe, si no lo sabía antes, que lo que hace es pecado mortal y, por tanto, que ni siquiera debe solicitar confesión ni comunión.
3ª El adúltero se lo cree y obra en consecuencia. En realidad ya no es adúltero porque se ha arrepentido y quiere dejar ese modo de vida. ¿Qué problema hay para que confiese y comulgue?

----------------------------

Exacto, así es. Interpreto su punto 2º como que el adúltero no debe solicitar confesión ni comunión mientras no se arrepienta de su pecado.

Saludos cordiales.
16/06/17 6:10 PM
  
Numantino el transalpino
O sea, que tidos estamos excomulgados. Hasta el papa. Algo falla aqui, no crees colega? A ver si vas a ser tu el excomulgado. 😅

----------------------------

Sin duda que algo falla. Y que es posible que ya se hayan producido varias excomuniones "latae sententiae". Pero no veo cómo es posible incurrir en excomunión por decir que no se puede comulgar sin propósito de enmienda por los pecados graves cometidos. Más bien lo veo por sostener lo contrario.

Saludos cordiales.
18/06/17 1:04 PM
  
Noticias de fondo
En AL, el Papa lleva la situación hasta un punto cuya conclusión no tiene que ver con el desarrollo. Supongamos que la persona está en pecado mortal en sentido material y se produce un proceso de discernimiento. Lo obvio de tal proceso, es que la persona comprenda que está en pecado mortal en sentido formal. Lo que hace el Papa es que el proceso de discernimiento es del sacerdote, no de quien acude a él. Así, es el sacerdote quien llega a la conclusión de la situación del pecado (material en el caso) y procede a darle la comunión toda vez que, entonces NO ESTÁ EN PECADO MORTAL. El proceso, según AL no continúa en el sentido de moverlo a semejante "creyente" de esa situación. Por el contrario es de respeto y ... dale nomás.

-----------------------------

En realidad, AL no lo dice explícitamente, sino que es ambigua al respecto. Y eso es lo que está ocasionando la grave crisis por la que pasa la Iglesia actualmente, con episcopados enteros enfrentados entre sí.

Saludos cordiales.
20/06/17 5:43 PM
  
antonio
Es asi absurdo!!!!!dar el Santisimo Cuerpo de Cristo, con Su rostro S, sufriente, pero lleno de Majestad, frente al que tiemblan los angeles, y yo, fruto de la unica Misa, Re Santisima Misa,el SANTISIMO SACRIFICIO, en el medio de la consagración que agradeceria que fuera más prolongada, para contemplar el amor infinito de Dios, su Humildad, infinita, en un pequeño pan, ESTA EL!!!!!!no jesucito, como lo rebajan los modernistas,San Pio X, reducir a Cristo Impiamente a un simple hombre no DIOS!!!°!!!!!Pascendi. Jesus Eucaristia, Maria,reducen todo un humanismo, que no es el Católico, la falta de temor de Dios, de reverencia, lo que hay que dirigir en una Iglesia, es nuestra mirada, al SAGRARIO, reabandonado, aún por los buenos.
Es Infantil e inedita,dar la Eucaristia, fruto de semejante amor, para sacar de su estado de debilidad, a cualquiera, desde un adultero a un violador etc.Argumento Inédito en 2016 años de la Iglesia. Moral de Situación condenada magistralmente por Pio XII, y condenada, con bellleza, es una belleza leerlo.
Que Dios lo Bendiga y bendiga a la Iglesia, clarisimo!!!!y ABSURDO!!!!
AL INFINITO!!!!!!y la falta de fe en la EUCARISTIA, el buenismo, que es mandar almas al infierno, y por sus frutos se conocen es lo mismo que ocurre en la Pontificia Academia para la Vida.un verdadero desastre para la humanidad.Viole, viole, hay que sentir, hay que sentir, pensar después, axioma modernista,Refutado por Socrates, martir de la VERDAD!!!leerlo para aprender a pensar.
21/06/17 12:05 AM
  
antonio
Siempre es un gusto leerlo a Jordi, lo que sabe!!!!!!es asi.
21/06/17 12:06 AM
  
antonio
El SEÑOR, que Grande, eres!!!!!!!!!la Persona VIVA!!!!!!!! en un trocito de Pan, al que le debemos todo, TODO, todo lo que tenemos y hacemos es un inmenso Don de El, HUMILDAD apabullante, como uno no va a sufrir, frente a SEMEJANTES Maltratos,TU que humanizas al MUNDO, todo, la belleza de la Cartas de Pio XII, son para el bien, La Doctrina que nadie puede quebrar, sin daño, en en su muerte, final, condena suena actualmente mal, pero los no creyentes, harian bien en leerlas, los jueces, calificar una situación!!!!Nos Enfrentaremos a EL!!!!!!!!, confio en la Re Santisisima Virgen Maria, mi salvación, frente a todos los dones que uno recibe, la Indignidad es infinita.

Que Dios lo bendiga y lo haga con la Iglesia.
22/06/17 12:25 PM
  
Grego
Resumo lo que me parece principal del razonamiento: un adulterio está definido cómo pecado que objetivamente siempre es intrínsecamente grave siempre para todos (lo cual ya es contradictorio objetivamente de por sí con la Sagrada Comunión eucarística, causa suficiente para no deber tomarla), pues falta al Decálogo, y esto lo debe saber obligatoriamente alguien católico casado por la Iglesia.

Añadir primero que, si un católico se casa sin saber siquiera que se requiere la fidelidad exclusiva, cosa muy inverosímil pero bueno, peca gravamente al consentir "utilizar" el sacramento del matrimonio fraudulentamente (¿o también estaba "impedido" para formarse mínimamente acerca del mismo...?).

Segundo es que el matrimonio ser nulo, pero si no existe declaración de nulidad nadie es quién para presuponerla y liberarle de su compromiso matrimonial.

Tercero, y esto me parece se tiene poco en cuenta para rematar y no dejar absolutamente ningún "hueco" libre, es que si en ultimísimo caso una persona recasada por lo civil no pudiera obtener la nulidad por circunstancias objetivas invencibles y alguien, mal hecho en todo caso creo, arriesgara su juicio subjetivo y le diera la Santa Comunión, no estaría teniendo en cuenta que si no fuera adúltero sería fornicario por no tener sacramento del matrimonio válido con la persona con la que convive maritalmente.

No veo pues que discernimiento habría que aplicar (haciendo de abogado del diablo y poniéndome en el lugar de los que quieren dar la comunión a estas personas) para comulgar. Todo camino estaría cerrado a menos que para un bautizado equiparemos el matrimonio civil al canónico y/o "casemos" a quién no tiene nulidad de su anterior matrimonio, clara aberración y ruptura de la fe. Y entonces, subjetivamente, ¿qué límite habría para que cada uno no hiciese lo que le diera la real gana (comúnmente llamada hoy en día conciencia) con los sacramentos de la Confesión, la Eucaristía y el Matrimonio...?

---------------------------------

Lo que pasa es que a la fornicación simple se le aplicará, por lógica, el mismo criterio que al adulterio objetivo: causales de inimputabilidad subjetiva, que hacen, dicen, que la persona siga en gracia de Dios a pesar de estar comprometida habitualmente con la realización de actos intrínsecamente malos.

En el fondo la cuestión es que lo intrínsecamente malo, aún si fuese solamente material, no puede ser lícitamente realizado en ninguna circunstancia.

Supongamos por ejemplo que alguien cree con conciencia invenciblemente errónea que debe robar para vivir. No por eso los demás dejan de estar obligados a impedirle que robe y a castigarlo si lo hace.

Es cierto que en un juzgado alguien puede salir libre a pesar de haber realizado hechos delictivos, si se prueba que no está en sus cabales. Pero nadie alega algo así para los mal llamados "divorciados vueltos a casar".

Saludos cordiales.
26/06/17 11:20 AM
  
Grego
Sí, esa pensé que iba a ser la respuesta.

Pero entonces seamos honestos y digamos que prácticamente cualquiera sea cual sea su relación de pareja-triángulo o lo que sea, y ésta heterosexual u homosexual, puede comulgar previo "discernimiento" de su inimputabilidad subjetiva... Con lo que al final te cargas, no hay otra, cualquier norma objetiva, derivada de los Mandamientos y el Magisterio, para poder comulgar. Con lo que la Eucaristía y la Confesión se convierten en algo totalmente al arbitrio del sacerdote y/o del fiel de turno. Con lo que no estaremos ya en la Iglesia Católica, o al menos estaremos viviendo dentro de Ella como no católicos.

No hay ninguna razón, en esta dinámica, para poner el límite en los mal llamados "divorciados vueltos a casar". Y no hay criterio alguno que nos lleve a poner el límite en ninguna otra situación. Debería hablarse más de ello, no ciñéndose tan estrictamente a la cuestión, para que se pueda ver mucho mejor el gran daño que hace esta nueva disciplina "oficial" en tantas Diócesis ya...

Y sí, lo intrínsecamente malo es percibido como tal al menos todavía por la gran mayoría de los que mínimamente viven su fe coherentemente. Con lo cual ya de por sí es un escándalo público que se administre públicamente la Eucaristía a alguien en una situación así. Por lo que, aún concediendo que un sacerdote pueda juzgar el fuero interno de las personas para calificar la gravedad del pecado (algo muy peligroso, desaconsejable y arbitrario igual como normal), no haría falta ese juicio o discernimiento exterior porque ya habría razón suficiente para no dar la Comunión.

No encuentro ninguna buena explicación posible para que esto no se haya dejado claro en "Amoris Laetitia", evitando todo esto. Es muy difícil pensar que no sea pues debilideradamente ambigüa.

------------------------------------

En efecto, ése es el tema del "post", que con ese criterio cualquiera puede en principio comulgar haciendo cosas objetivamente contrarias a la fe y la moral y sin propósito de enmienda, y por eso el ejemplo del asesino a sueldo y demás casos posibles. Pidamos a Dios que nos dé su gracia para que se pueda revertir esta triste situación.

En realidad, si en Europa llegó a haber durante siglos una sociedad católica, fue sobre la base de mucho martirio y de mucha santidad. Y el mismo buen funcionamiento de la Iglesia depende también de eso.

Saludos cordiales.
26/06/17 3:55 PM
  
artillero
Después de leer el artículo y los 25 comentarios anteriores, viendo las "dubia" y aseveracioners tan serias que se hacen, ¿como es que el Papa no ha disipado las dudas que su AL han creado? Si ustedes con su nivel exponen estas situaciones, que son personas formadas , ya me dirán en que estado de abandono estamos los católicos de a pie. ¿Tanto le cuesta a SS el aclarar simplemente unas páginas de su encíclica y con ello acababa con este foco de reclamantes y a la vez daba sosiego a los que estamos a ciegas? No me explico esa dejadez por alguien a quien la palabra misericordia es lema.?

------------------------------------------

Sólo hay dos alternativas para el futuro: o viene el Señor Jesucristo por segunda vez en medio del actual caos eclesial prolongado en el tiempo, o viene el Señor por segunda vez luego de una gran renovación de la Iglesia, liberada de la peste del relativismo y la apostasía. Ambas alternativas son en definitiva buenas, así que oremos para que el Señor nos sostenga.

Saludos cordiales.
26/06/17 7:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.